Tan solos como Gary Cooper

Domingo 17 de noviembre de 2019

En 1952 se estrenó un western memorable y atípico dirigido por Fred Zinnemann: High noon (el título en castellano fue Solo ante el peligro). Transcurría en un pequeño y tranquilo pueblo del Oeste norteamericano. El sheriff Will Kane (Gary Cooper, ya entrado en años) se entera de que el bandolero Frank Miller, a quien tiempo atrás había capturado, llegará para tomar venganza. En la estación de tren lo esperan ya varios secuaces. El sheriff busca el apoyo de las autoridades del pueblo, pero el alcalde y el antiguo comisario le dan la espalda, y el juez reniega de sí mismo: guarda la Biblia y descuelga de la pared la bandera. Todos lo abandonan. El drama moral es genuino: su asistente fluctúa entre la lealtad y el miedo, su joven esposa Amy Fowler (la bellísima Grace Kelly) se debate entre sus arraigadas convicciones pacifistas (es cuáquera y ha perdido a su padre y hermano en una balacera) y la amenaza tangible que se cierne sobre Kane. El pueblo no ignora que debe al sheriff su orden y prosperidad, pero no lo ayuda ni defiende. Algunos hasta celebran el regreso de Miller. Mientras el reloj avanza inexorablemente hacia el mediodía, Will acude a su cita con el destino, pero no como un héroe convencional de Hollywood, arrogante y confiado, sino como un hombre de carne y hueso, lleno de dudas y temores. Es un héroe reticente. Habría querido salir del pueblo con su mujer antes de la llegada de Miller, pero a la postre cumple con su deber. Cuando llega la hora triunfa (después de todo, es Gary Cooper), pero el final no es feliz: arroja su insignia al piso y se marcha con Amy, dejando tras de sí la estela de su decepción y amargura.

¿Se nos permite utilizar esta metáfora para recordar lo que sucedió la noche del debate electoral cuando Pedro Sánchez preguntó a Casado, Rivera e Iglesias sobre lo que les parecía promesa de ilegalización del PNV propuesto por Espinosa de los Monteros y Ortega Smith?. Los tres callaron. Y es que la política se ha achatarrado y ha perdido grandeza y decibelios el discurso de la defensa de los valores democráticos ante una derecha desvergonzada y sin complejos. Vuelve la España de Machado que te hiela el corazón. Nada nuevo. Calvo Sotelo lo pidió en el Congreso en 1935 y dos años después Franco ilegalizó al PNV y el Comité de No Intervención calló, sin olvidarnos que hace dos semanas el PP y el CDS apoyaron una iniciativa de Vox en la Asamblea de Madrid en la misma sintonía de onda de lo propuesto con aquella mayoría absoluta de Aznar que tuvo de amanuense, nada menos que al ex secretario general del Parlamento Vasco, Ignacio Astarloa, cuyo respetable aita daba clases de euskera en el batzoki de Madrid, pero esto no fue impedimento para que este personaje actuara contra los suyos para tan triste y execrable cometido. Y lo hicieron. El objetivo era encarcelar al Lehendakari Ibarretxe. Introdujeron tres artículos en el Código Penal en diciembre de 2003 para castigar con la cárcel la convocatoria o apoyo a un referéndum. Dos años más tarde, con Zapatero de presidente y gracias a la presión del Grupo Vasco, esos artículos fueron derogados. En campaña, Sánchez ha dicho que va a recuperar lo hecho por el dúo Aznar y Astarloa.

Ante eso choca que el director de Gara, Iñaki Soto, con su reiterada obsesión contra Iñigo Urkullu saliera diciendo que esta nueva propuesta “de tipificar como delito votar, salga adelante o sea un globo sonda, va más allá de las preferencias particulares y obsesiones del lehendakari Urkullu. Y, Soto alarmado nos avisa sobre lo que nos viene encima y que cada vez “queda menos aire democrático para respirar políticamente”. Se olvida Soto del dato que he apuntado que mientras EGIN y GARA publicaban los comunicados de ETA justificando sus asesinatos y la IA decía que no iba al Congreso, el PNV estaba ahí y lograba se derogaran estos artículos. Lo malo es que no contentos con la acusación de Soto, otro clásico de Gara, Ramón Sola, recordaba que Patxi López había sido Lehendakari gracias a la ilegalización de la IA y “el PNV dejó pasar sin dar batalla, cuando Iñigo Urkullu ya presidía el EBB”.

Curiosa esta obsesión de la IA por blanquear su historia, acusar a los demás y falsear la realidad. No es verdad lo que dicen Soto, Sola y Gara. No les dejamos solos, como al sheriff, todo lo contrario. Recuerdo como uno de los plenos más broncos de mi vida aquel del 26 de agosto de 2003 cuando tras el atentado de Santa Pola por parte de ETA se debatió en el Congreso instar al gobierno a solicitar del Tribunal Supremo la ilegalización de H.B., Euskal Herritarrok en una sesión que más parecía una escena del día del Juicio Final pero allí estuvo el Grupo Vasco argumentando y votando en contra y siendo aplastados como un paquete de cacahuetes ante una apisonadora., ya que fueron 295 votos afirmativos, diez en contra y 29 abstenciones, entre ellas las de CIU, las que lo aprobaron, repito, allí estuvo el PNV, pero no la IA que ni iba ni se le esperaba. El portavoz del gobierno Aznar, Miguel Ángel Rodríguez tras aquella sesión dijo que nos deberían acusar del siguiente atentado, ”España dará vuestros nombres y no admitirá telegramas de pésame. Ha quedado claro. No son vuestros muertos”

Nunca la IA agradeció nada, como siguen haciéndolo ahora, y lo malo es que son contumaces en su error, como lo que aconteció cuando Juan M. Atutxa, Gorka Knorr y Conchi Bilbao, miembros de la Mesa del Parlamento Vasco “desobedecieron” con argumentos democráticos a la autoridad judicial por parte de la fiscalía y del sindicato (o lo que sea) Manos Limpias por negarse a cumplir la orden del Tribunal Supremo de disolver el Grupo Parlamentario formado por Batasuna, Sozialista Abertzaleak. Atutxa como Gary Cooper siempre estuvo en contra de la violencia de ETA pero defendió la institucionalidad y como demócrata dijo. ”la manipulación y el engaño de determinadas formaciones políticas y algunos medios de comunicación llega al extremo de considerarme connivente con aquellos que precisamente tratan de segar mi vida. Se hace muy difícil llegar a la noche a mi casa llevando bajo el brazo un periódico que afirma cuanto antecede y al mismo tiempo estar con mi servicio de seguridad planificando el horario y la ruta que hemos de seguir la mañana siguiente para llegar con vida al Parlamento Vasco”.

Bueno pues hace quince días la Sala II del Supremo anuló la sentencia que condenó por un delito de “desobediencia” a los tres parlamentarios como consecuencia de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo que declaró vulnerado su derecho a un proceso equitativo. Doce años después y tras conocerse la noticia EH-Bildu calló. No iba con ellos. Como calló tras el debate que los ilegalizó y tras la derogación de los artículos del código penal, aunque, lo más grave es que una cosa es callar y otra como en el caso de Soto y Sola en Gara, acusar de lo contrario.

Le vi el lunes 11 de noviembre en ETB a un eufórico Otegi alegrarse por los resultados electorales de Bildu y anunciar que tendrán Grupo Parlamentario propio en el Congreso. Lo de ellos, decía, es un cohete y van a ir a cantar las cuarenta. Muy bien. Es mejor así que cuando nos señalaban con el dedo como traidores por tratar de hacer política en Madrid en el Congreso pero en relación con lo de tener Grupo Parlamentario no dejé de sonreir. Fue en 1979 cuando con aquella UCD y PSOE de entonces, en clave inclusiva, el PNV logró que para tener Grupo Parlamentario había que tener cinco diputados o el 15% de la circunscripción en la que la sigla se había presentado. Fue un traje hecho a medida del Grupo Vasco. Nos querían jugando en el Bernabeu de la política española y aprobaron esto para nosotros y para CIU, algo que le viene como anillo al dedo a Bildu. Ya ven. Ese PNV al que tratan por todos los medios de sustituir les sigue facilitando las cosas, aunque todavía no se logre que en buena ley, porque está en su ADN revolucionario el que por lo menos reconozcan lo evidente. Es bastante escandaloso pero es su percal. Como le ocurrió a Gary Cooper.

5 comentarios sobre “Tan solos como Gary Cooper”

  1. Lo que dice el artículo sobre la IA es cierto, creo, pero también creo que el bilduzale está mas evolucionado que eso, la sociedad va por delante de los políticos EHBILDU tendrá que atenerse a su base electoral, le guste mas o menos a algún dirigente, que de todo hay.

    EN MADRID PIDIENDO LA ILEGALIZACION DEL PNV ESOS SON GOLPISTAS Y PRETENDEN CON ELLO UN GOLPE DE ESTADO O NO?

  2. Anda, Anasagasti, estáis rabiosos, estáis muy nerviosos y os pica mucho el hecho que EHBildu haya subido en votos, en escaños, en porcentaje de voto y van a tener grupo parlamentario propio. Vosotros no habéis conseguido el séptimo escaño y, encima, habéis bajado casi 18.000 votos. Empieza vuestro declive. Ya era hora que a la MAFIA VASCA os llegara la hora. De ahí las declaraciones repugnantes y deplorables de Ortuzar en El Diario Vasco. Somos decenas de miles de vascos que estamos deseosos veros caer en picado, veros humillados en el fango…sois el cáncer de Euskadi, la escoria supina, la mafia vasca que ha vivido del cuento de ETA toda su repugnante vida. Usasteis a ETA mientras pedíais, como en Araba, comisiones ilegales para enriqueceros. Asquerosos y perros sarnosos.

  3. A ver… tu «frase-mantra» repetida en artículos varios es verdad a medias y manipula: «Franco ilegalizó al PNV»… Franco ilegalizó todos los partido menos Falange, pero tú lo dices como si solo lo hubiera hecho con el tuyo; es una frase manipuladora.

  4. Cuando el PNV pidió, antes que nadie, el cierre del diario Egin
    Ikusle | 02/03/2018

    Años antes de ser ilegalizado por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en julio de 1998, el PNV había iniciado una intensa campaña contra el diario Egin, al que acusaban de estar “supeditado” a los intereses de ETA.

    Durante los años 1993 y 1994, los entonces lehendakari, José Antonio Ardanza, y el consejero de Interior, Juan Mari Atutxa, encabezaron las críticas contra el diario abertzale, al que vinculaban con ETA. Otros dirigentes del PNV, como el propio Xabier Arzalluz, y las juventudes del partido, Euzko Gaztedi Indarra (EGI), también se sumaron a la campaña contra el medio de comunicación.

    Ikusle ha recogido algunas de las declaraciones más relevantes realizadas desde en el entorno jeltzale contra Egin y que iniciaron su proceso de ilegalización.

    José Antonio Ardanza

    “La desaparición de EGin sería un favor para la higiene democrática”.

    Juan Mari Atutxa

    “Esta intervención ataca el terror en sus orígenes, en sus fuentes de financiación y muestra con total claridad el carácter mafioso de ETA y las significativas coincidencias existentes entre esta red y entidades tan importantes para el mundo de HB como su propia Mesa Nacional, el diario Egin, Egunkaria y el sindicato LAB”.

    “Todas las mañanas explota una pequeñísima bomba, de unos cincuenta gramos de amonal, que es Egin”

    “Lo que escriben ciertos profesionales de ese periódico (Egin) perjudica directamente a los ciudadanos que leen sus articulos”.

    “Primero, una actuación drástica, gubernativa. Segundo, una actuación judicial, nunca descartable. La tercera, y la que prefiero, es la respuesta de la propia sociedad, su renuncia y rechazo, a través de la no adquisición del diario y la no inserción de publicidad”.

    “Egin es además un caldo de cultivo para que surjan elementos que acaban delinquiendo en lo más horrendo y atroz, que es el terrorismo”.

    Juan Mari Atutxa: “Pido el ahogo económico y el boicot institucional” (en alusión al diario Egin).

    “Los demócratas siempre nos alegramos de poner a disposición judicial a un presunto delincuente, en este caso a José Benigno Rei (Pepe Rei)”.
    “Egin ha tenido mucho que ver en la existencia de gente que se ríe de la muerte de otros”·

    “La empresa editora (de Egin) va a tener unas garantias juridicas de las que no disponen las victimas de ETA” (Tras el cierre del periódico).

    La realidad de Gary Cooper y las obsesiones de los «demócratas»
    Iñaki, que tenemos memoria

  5. Pues, sinceramente, suscribo todos los comentarios que gente demócrata, sensible con el sufrimiento humano de aquellos tiempos, escribió sobre egin.
    Obviamente Garzón no se apoyó en estos comentarios para su ilegalización, sino que buscó fundamentos más jurídicos, no opiniones más o menos certeras. Por lo que vincularlo es una manipulación.
    Lo que se escribía en egin era, sencillamente, detestable a mínima sensibilidad humana que se tuviera. Y formaba parte de la galaxia revolucionaria que gravitaba en torno a ETA.
    Bildu, gracias a Navarra y al fanatismo con el que se vota, mantiene una estabilidad electoral que no se merma con la bajada de participación. Lo detestable de bildu es como mantiene su preponderancia en ciertas comarcas vascas en base a su mentira y engaño tradicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *