Marmitako de alubias blancas con bonito

Marmitako de bonito con alubias blancas_deia FotorAlguien preguntará ¿si el marmitako está tan bueno con patatas qué haces metiéndole unas pochas?.
Pues se me ocurre a modo de ejemplo que si seguiríamos apostando por los dibujos de Altamira tirando de brocha rupestre hubiese sido muy difícil llegar hasta nuestros días y al entrar a la casa de mi madre encontrarse con esa sonrisa picarona de la Giaconda.  Por supuesto que también cuelgan marinas y el Gernika de Picasso que no falte y juro por lo que más quiero que hasta ahí llegan las ilustres láminas de la pinacoteca familiar que aún no se ha visto salpicada por esa clásica estampa de caza inglesa, rectangular y grande de …muy grande!!!, con sus caballos, sus perros de caza, los zorros y los jinetes con su chaqueta roja y pantalón inmaculado.  (muy jaleado el tema hace un tiempo por las comunidades de propietarios como pintura de portal)
Me he extendido, lo sé …, lo mismo me pasa con las raciones pero a lo que íbamos, sencillamente a mi la patata que no venga frita no me gusta y dicho esto confieso que este plato me lo sugirió un amigo en una cena hace bien poco donde en alegre “charleta” nos pusimos a filosofar sobre el mundo del bocado.  El propuso como acompañante para el marmitako de bonito una ricas alubias blancas y me pareció perfecto.  Prometí intentarlo y así soy yo, toda promesa que realizo sobre una marmita:  cumplo.  Como estábamos en plena expansión creativa, Nico también nos habló sobre unas propuestas totalmente rompedoras en la categoría de cócteles y ahí sí que nos inició a los comensales en el posible origen del coctel molotov …, no cuento más porque no estoy autorizada,
Ahora es el momento de que toméis nota de los ingredientes, os aseguro que el plato merece la pena, indispensable como siempre el delantal y a la de una, a la de dos y a la de tres: empezamos.
Marmitako de bonito con alubias blancas etiqueta

INGREDIENTES (para 4 personas):  1/2 kg de alubias blancas, 1 cebolleta, 1 pimiento verde, 1 guindilla, 1 tomate, 1 chorro de aceite, sal, perejil, 2 ó 3 pimientos choriceros (1 cucharilla de pulpa de choricero) y pimienta (opcional).  Para el pescado:  1 rodaja de bonito, 2 dientes de ajo, 1 ramita de romero, 1 trozo de cebolleta, 1 toque de pimentón (dulce o picante, a nuestro gusto), 1 rama de perejil, sal, unos granos de pimienta y aceite.
Marmitako de bonito con alubias blancas _IngredientesFotor
ELABORACION
Marmitako de bonito con alubias blancas elaboración_Fotor Preparamos el bonito:
El día anterior limpiamos retirando las pieles y las espinas.
Seguido lo incorporamos en un bol con los ajos troceados, el romero, la cebolleta picada, el pimentón, el perejil en rama y unos granos de pimienta negra.
Sazonamos y cubrimos con aceite.
Sacamos unos minutos antes de incorporar a la olla y colocamos los trozos sobre un colador para que se escurra bien el aceite.
Reservamos.

Preparamos las alubias.
Ponemos a cocer las pochas en una cazuela con agua.  Incorporamos la verdura limpia. El tomate y la cebolleta enteros y el pimiento y la guindilla cortadas en dos.
Echamos un chorrito de aceite y sazonamos.
Dejamos a fuego lento durante 1 hora.
Pasado este tiempo retiramos la verdura, las pasamos por la batidora y este puré lo añadimos a cazuela.
También incorporamos la pulpa de los choriceros.
Probamos las alubias y si están en su punto añadimos los tacos de bonito que tenemos reservado, dos cucharadas de aceite del marinado, subimos el fuego y dejamos que hierva fuerte durante tres minutos.
(Si las alubias todavía las notamos un poco tiesas, las dejamos unos minutos más y luego añadimos el bonito como hemos detallado)

Emplatamos, espolvoreamos en el plato perejil recién cortado y si tenemos una ramita de romero se la colocamos.

Han quedado muy buenas, espero que os animéis a disfrutar de este marmitako rico, rico.
Marmitako de bonito con alubias blancas_Collage_Fotor Marmitako de bonito con alubias blancas 2Marmitako de bonito con alubias blancas 3a>

Bonito marinado con toque de romero

Bonito marinado con toque de romero deia
Preparamos un entrante que en casa nos apasiona de la mano del “George Clooney de las escamas del Norte”, emparentado con la bonita (miro alrededor y ésa tengo que ser yo) … y no resta importancia el hecho de que esté sola hoy en mis fogones porque a este bonito según lo asome marinado a la mesa (no apostéis porque seguro que perdéis), ésta estará repleta de mis “bonitas” metiendo ruido con los tenedores.
¡Qué fieras! …, siempre con hambre, …. ¡me encantan!.
Yo ya llevo el delantal puesto hace un rato, así que rápido, colocaos en situación que empezamos.

Bonito marinado con toque de romero etiqueta Bonito marinado con toque de romero CollageINGREDIENTES (para 3 personas): 1 rodaja de bonito, 1 rama de perejil, 4 dientes de ajo, 1/2 cebolleta, 1 limón pequeño, romero fresco (unas hojitas), pimienta negra, tabasco o ají, soja, crema balsámico, aceite de oliva virgen extra y sal.
Bonito marinado con toque de romero 4 Collage_Fotor ELABORACION:
Limpiamos el atún y desespinamos sacando los 4 lomos.
Salpimentamos bien el pescado y lo incorporamos a un recipiente con cierre hermético.
Echamos el ajo pelado y troceado, también la cebolleta, la rama de perejil y unas hojitas de romero (poco, con cuidado porque es muy aromático).
Cortamos 1 limón (si es grande con medio es suficiente) y presionamos para que suelte el zumo en el pescado, echando los trozos al bol, seguido 1 toque de tabasco o ají, 1 toque de soja y cubrimos con aceite de oliva.
Cerramos y hasta el día siguiente (mínimo 12 horas).
Abrimos y colocamos el pescado sobre un colador metálico para que escurra bien.
El aceite del marinado lo reservamos colado.
Limpiamos bien el atún y fileteamos.
Rectificamos si es preciso tanto la sal como la pimienta y emplatamos.
Colocamos unas hojas de romero para que aromatice el plato, vertemos una cucharada del aceite del marinado y ponemos unas gotitas de balsámico.
Y a comer!!!, … si os gustan los marinados, éste os va a encantar.
Aproveche !!
Bonito marinado con toque de romero 3 Bonito marinado con toque de romero 2 Collage Atún marinado con toque de romero

 

Rabo de buey en salsa

2013-02-17 20.56.58

Rabo de vaca, realmente es de vaca, así que un título engañoso lo sé, pero es lo que hay.  Se trata de una engañifa tan extendida que creo que a estas alturas hasta las vacas que serían las grandes olvidadas,  si no tuvieran colgadas esas ubres que permiten a los más machotes hacer chistes de estas hembras precursoras del top less, prácticamente no oíriamos hablar de ellas.  Excepto la leche,  lo sé …  y más últimamente que como exigen los tiempos, las vaquillas se han reinventado con ella, es llegar al rincón lácteo en toda gran superficie que se precie y resulta un sin vivir , entre las enteras, las semidesnatadas o las desnatadas y eso sólo con el tema de la grasa, porque luego están las que tienen más calcio, o con las que descubres que existe un ácido que se llama fólico (y no es un insulto) y …  están ya para finalizar, las que tienen Omega y claro,  una que algo ha estudiado sabe que éstas vienen de Grecia, pero,  ¿cuanto tarugo que hay por ahí se desencantará tras tomarse todo el litro de leche y descubrir que dentro no hay ningún reloj?, …porque hay una generación (y eso muchos los sabemos),  que  Omega siempre ha marcado las horas.
Bueno, tras este preludio se nota que adoro a las vacas, mi familia ha tenido vacas y de pequeña junto a mis primos nos tocaba ir a por ellas muchas tardes.   Allí llegábamos donde andaban pastando y no era fácil, tercas eran un rato y cuando se resistían a ir hacia la cuadra las enseñábamos unas varas y corrían como cosacas.  Luego mi tío las ordeñaba y nosotros jugando nos acercábamos y él nos apuntaba con la teta y nos salpicaba.  ¡Qué risas, qué recuerdos!
De nuevo volvamos al rabo, que por cierto a mi me lo ha troceado el carnicero y lo tengo ya con ganas de que empiece la faena.  Así que nos ponemos el delantal de luces, vamos calentando los fogones y ahora antes de entrar en salsas, entonemos un tenue mugido a nuestras terneras en señal de respeto.
Empezamos:

INGREDIENTES (para 6 personas)

Para el adobo:
Harina de arroz
1 rama de Perejil
Ajo deshidratado
Pimentón de la vera dulce
1 pizca de Jengibre
1 pizca de Romero
1 pizca de Orégano
Pimienta blanca, verde y negra

Elaboración del guisado:
3 kg. de rabo de vaca
3 cebollas rojas
2 cebollas blancas
1 puerro
3 zanahorias
6 dientes de ajo
1 pimiento rojo
1/2 taza de café
sal
1/2 l. de agua
Aceite

ELABORACION:
Una vez preparado el adobo, pasamos por la mezcla los trozos y doramos en una sartén con un poco de aceite.
Reservamos.
En la sartén a fuego suave ponemos aceite e incorporamos bien picado la cebolla roja, la cebolla blanca, el pimiento rojo, puerro y los ajos para que se poche poco a poco.
Cuando tengamos la verdura pochada, escurrimos bien el aceite.
En la olla  presión ponemos el rabo, incorporamos el agua, toda la verdura pochada,  1/2 café, sazonamos y cerramos.
El fuego alto, hasta que empiece a salir el vapor, en ese momento bajamos la temperatura.
Dejamos la olla durante 60 minutos.
Pasado ese tiempo, cerramos el fuego y dejamos enfriar.
Abrimos la olla y comprobamos que la carne se despega del hueso.
Sacamos la carne a una cazuela y le incorporamos la salsa pasándola por el chino.
Rectificamos con la sal y un toque de pimienta negra y que repose unas horas.
A comer!!!!  Una salsa con un toque picante, con un color apetitoso por la mezcla de las verduras blancas doradas y los rojizos y naranjas del pimiento y la zanahoria y por último el punto muy suave del tono y aroma del café.  On egin.


GALERIA DE IMAGENES:

Ingredientes para el adobo, harina de arroz, perejil, pimentón, ajo y pimientas.
Ingredientes para el adobo, harina de arroz, perejil, pimentón, ajo y pimientas.
Pasamos el rabo por el adobo
Pasamos el rabo por el adobo
Pochamos la verdura, ajo, zanahoria, pimiento rojo, cebolla roja y cebolla blanca,
Pochamos la verdura, ajo, zanahoria, pimiento rojo, cebolla roja y cebolla blanca,
A reposar.
A reposar.
A comer!!!
A comer!!!