Zas en toda la boca: ¡MinistrAs!

Esta vez sí: 11 mujeres y 6 hombres en el Gobierno del estado español. Yo que me revelo como una compulsiva contadora del número de mujeres y hombres cuando se trata de comprobar cómo están compuestos los gobiernos, las tertulias televisivas, los consejos de dirección de las empresas y un largo, largo etcétera, esta vez no ha hecho falta. El ya de facto gobierno de España será mayoritariamente femenino y me atrevo a decir que feminista. Independientemente de mis diferencias con el PSOE, hay que reconocer que desde hace décadaas las mujeres de este partido han hecho mucho por el feminismo y el avance en los derechos de las mujeres. Y eso hay que ponerlo en valor. No me escucharán nunca quitárselo a todas aquellas mujeres que tanto en las instituciones como en la calle, hayan luchado por ello.

Creo sinceramente que la decisión de Pedro Sánchez por apostar por un gobierno no ya en paridad ( y menos en ese ridículo equilibrio 60/40 que alguien se inventó hace tiempo) sino con una clara apuesta por la mayoría de mujeres, es merecedora de reconocimiento. Ningún gobierno lo ha hecho hasta ahora y nadie había sido tan audaz . Y esto, pienso que va a marcar una nueva era. También es posible que alguna de estas mujeres nos defrauden… pero miren, estoy hasta allí de que me defrauden los hombres, así que no tengo duda de que peor no lo van a hacer. Estoy segura.

Una era que no es que comenzara el 8 de Marzo con millones de mujeres en las calles, sino que empezó mucho tiempo antes y ese 8M sólo fue la cristalización de tantos y tantos años de lucha, tantos y tantos años de discriminación, tantos años de asesinatos y violencias machistas… en definitiva, tantos y tantos años hartas de ser ciudadanas de segunda.

No se crean que soy una ilusa que piensa que el mundo va a cambiar de un día para otro. Pero permíntanme recordar a los negacionistas que esto ya no hay quien lo pare. Y lo mismo que sentí una gran felicidad el día que echamos a Rajoy, hoy siento un placer inmenso por darle un zasca en toda la boca a todos aquellos que no  se cansan de decir que no hay mujeres suficientes, que las mujeres a la hora de la verdad no dan un paso al frente, o como me dijo aquel director que tuve hace ya tiempo: «es que las mujeres no valen para ser directivas porque en el momento que son madres lo dejan todo por sus hijos». Solo tuve una respuesta: «tienes una hija y a ver qué dices cuando su jefe le diga un día lo que tú me estás diciendo a mi»… No me replicó.

Así que machirulos del mundo hagánselo mirar porque ya no vale esta mierda de excusas machistas y retrógradas. Hay mujeres más que suficientes y eficientes (muchas madres, por cierto) para gobernar, para llevar ministerios de peso, para dirigir, para tener poder y para todo aquello que nos de la gana decidir. Dejen ya de ponernos a cada paso el techo de cristal por encima de nuestros méritos y valor.

Ahora solo falta y ya va siendo hora, que la próxima presidenta, la proxima lehendakari y las principales figuras de los partidos politicos sean mujeres. Hagamos historia cada cual a su nivel. Demuéstrenlo con hechos, porque de otra manera todo será postureo. Yo mientras tanto, voy a disfrutar de este momento temiendo también que las críticas serán feroces para todas estas mujeres que le dieron un puñetazo al cristal y lo hicieron añicos. Para eso lamentablemente tenemos que estar preparadas pero nunca, nunca calladas.

TTIP:¿Por qué tanto silencio?

Preguntarse por qué hay un casi vacío informativo alrededor del Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión (TTIP) sería un tanto ingenuo. Las razones parecen claras: hay demasiados intereses económicos que pretenden pasar por encima de los principios democráticos y de los derechos de la ciudadanía europea.

Este tratado que se está negociando entre la Unión Europea y los Estados Unidos  está rodeado de una más que sospechosa opacidad y falta de transparencia. Este tratado, anuncian los lobistas económicos, tiene como objetivo simplemente, (para quien me quiera entender), «eliminar los obstáculos comerciales para facilitar la comercialización de bienes y productos entre la UE y los EEUU». Pero lo que esconde en definitiva, es que además se lleva por delante nuestros derechos laborales y entraña serios peligros para los mercados públicos y las normas de seguridad y ambientales de la UE, y nos arrebata, pretendiendo que no nos demos cuenta, cuantiosos avances sociales conseguidos durante años y años de lucha y reivindicación.

TTIP 1

En Mayo de 2014 PP y PSOE con la ayuda de UPyD, CIU y PNV rechazaron en el Congreso someter a referéndum el TTIP que entonces ya estaba siendo negociado en secreto entre EEUU y la UE. Con ello vetaron de cuajo la participación civil, por entender seguramente que no iba con ella: «son asuntos empresariales de alto nivel, pensarían, y hay mucho dinero en juego». ¿Sería así? Me resisto a pensar que fuera pura ignorancia, porque la realidad es que el tratado es un ataque frontal a la soberanía democrática en pos de los beneficios empresariales de las multinacionales y de los que más tienen (banca, multinacionales, oligopolios…)  Es decir, ¡los de siempre!

Desde colectivos y medios alternativos se está intentando denunciar la falta de transparencia de dicho tratado y se están haciendo análisis exhaustivos de cómo el TTIP afectará a nuestras vidas, si al final se aprueba. Los análisis más exhaustivos tienen que ver con los derechos laborales, medioambientales (afectando enormemente a nuestros alimentos) y a los animales. Sin embargo, pocos son los análisis que se están haciendo con perspectiva de género, tan necesarios siempre. Los y las expertas coinciden en que hay que profundizar en este tema y que son necesarias más voces que pongan sobre la mesa qué consecuencias tiene el tratado para las mujeres. Estefanía Rodero, socióloga y miembro de ATTAC, escribía hace un par de meses en Pikara Magazine un análisis imprescindible al respecto, que evidencia todos aquellos tratados que EEUU ni siquiera ha ratificado a nivel internacional. Sin ir más lejos, es la única democracia que no ha ratificado la Convención sobre la eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), y entre los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que no ha firmado, se encuentran entre otros, el que defiende la Igualdad de remuneración entre mujeres y hombres. Tratados como el TTIP ponen en riesgo estos derechos porque intentan igualar nuestras regulaciones a las del «todopoderoso yanqui»… a la baja.

TTIP2

Y esto es sólo una parte. Así que les invito a que lean al respecto en publicaciones alternativas y algunos periódicos que afortunadamente se hacen eco del tema, porque si esperan verlo en los informativos en la televisión, olvídense. La invisibilización es total. Del mismo secretismo que se está alimentando la negociación del tratado, se están alimentado los medios y en las redacciones todo lo que llega al respecto, debe ir directo a la papelera.

El silencio mediático es evidente. Un silencio que como sabemos tiene un  precio que alguien habrá pagado. Pero hay algo que no se puede acallar y es la protesta ciudadana: 1,5 millones de firmas se han colado por las rendijas del sistema oponiéndose al tratado y las plataformas en contra del mismo crecen cada vez con más apoyos. El 18 de abril es la Cita mundial contra el #TTIP y otros tratados comerciales. #NOalTTIP.  Esperemos que ese día no se invisibilice el clamor popular, ya que será el momento de decir la verdad. Esta vez gritando por las calles de toda Europa, porque se puede parar, porque hay esperanza! Y a eso, no le pone freno nadie.

En Euskadi, se ha constituido la Plataforma EH TTIP-ARI EZ/ NO AL TTIP EN EH 

Pasionaria: la gran olvidada.

A veces sueño que vivimos en un mundo donde las personas no son pobres ni ricas. Un mundo en el cual hay empleo para todas, donde mientras la corrupción sale por la ventana, el buen vivir entra por la puerta, donde cuidamos y amamos a nuestro planeta, y donde mujeres y hombres viven en perfecta Igualdad. Cuando despierto me doy cuenta de que lo que soñaba era definitivamente un mundo al revés, como aquél que cantaba tan bonito y tan bien Paco Ibáñez.

Y si alguien soñó algo completamente distinto y un mundo al revés fue la legendaria e histórica dirigente del Partido Comunista Dolores Ibárruri, vizcaína nacida en Gallarta en 1895 a la que se dedicaba apenas unas líneas en algunos medios el pasado noviembre con motivo de la conmemoración de los 25 años de su muerte. Mujer apasionada y controvertida que a su lucha política, unió la de los derechos de las mujeres para demostrar que  éstas, fuesen de la condición que fuesen, eran seres libres para elegir su destino.

https://www.youtube.com/watch?v=KEUCk-xCyXk

Hija de mineros pronto tuvo que abandonar muy jovencita los estudios. Ya había superado el curso preparatorio para entrar en la escuela de Maestras para estudiar Magisterio, cuando tuvo que ponerse a trabajar como sirvienta y costurera porque su familia no tenía recursos económicos para pagar sus estudios. Sólo tenía 10 años. Santiago Carrillo diría mucho tiempo después: «Pensó en hacerse maestra y acabó siéndolo de millones de seres.»

Con 20 años se casa con un líder minero socialista y empezó a introducirse en el Marxismo adoptando dicha ideología para luchar por la clase obrera. En 1917 triunfa la Revolución Rusa y le produce un gran impacto ideológico. Así que de alguna manera empieza a desarrollar su vocación política. Es en 1918 cuando utilizó por primera vez el seudónimo Pasionaria que eligió ella misma para un artículo publicado durante la Semana Santa de aquel año en la prensa obrera: “El minero vizcaíno”.

Gran oradora dicen que embelesaba a la audiencia cuando arengaba a las masas en sus mítines.Una oratoria que sedujo a milicianas y milicianos, al proletariado y a toda persona que la escuchaba. Seguro que tuvo detractores, pero su personalidad y forma de dirigirse a la gente eran fascinantes y de una fuerza tremenda. Tenemos la gran suerte de poder acceder, a pesar de su escasa calidad, a diferentes testimonios de su voz.

Deslumbrada por la Revolución Rusa, que para ella significaba la verdadera revolución obrera y del proletariado, participó junto con la agrupación socialista de Somorrostro en la escisión del PSOE que dio lugar al nacimiento del Partido Comunista de España (PCE) en 1920. Un PCE del que llegó a formar parte de su Comité Central en 1930; un año más tarde se trasladó a Madrid para trabajar en la redacción del periódico del Partido, Mundo Obrero.

[

Su militancia combativa le llevó a la cárcel varias veces y eso acrecentó aún más su fama. Había sido recién proclamada diputada por Asturias en 1936, cuando estalla la Guerra Civil. Y fue durante la misma que desplegó toda su actividad de propaganda a través de su oratoria apasionada y coherente, convirtiéndose así en un símbolo de la España republicana:

Tras perder la guerra, se exilió a Rusia desde donde dirigió el partido durante 18 años, hasta que Santiago Carrillo la desplazó en 1960. A partir de entonces ostentó el cargo honorífico de Presidenta del Partido hasta su muerte. Regresó a España después de la muerte de Franco, cuando sus ideales pro-soviéticos, apenas tenían respaldo. Ella siguió fiel a sus ideas.

Fue sin duda una mujer que merece estar en primera línea de la historia aunque realmente ha sido una gran olvidada de la misma. Una mujer valiente y brillante con una vida que no fue fácil desde muy pequeña. Además, llegó a tener 5 hijas y un hijo. Las chicas, excepto Amaia, murieron muy pequeñitas. Rubén en la Batalla de Stalingrado. Un sufrimiento que como madre le acompañó toda su vida.

Su papel de símbolo popular la convirtió en protagonista de poemas y canciones de Pablo Neruda, Miguel Hernández, Rafael Alberti, entre otros. Este último escribió esto tan bonito para ella:

¿Quién no la quiere?

No es la hermana,

la novia ni la compañera.

Es algo más: la clase obrera,

madre del sol de la mañana.

Murió a los 94 años en Madrid rodeada de su familia y de miembros del PCE. Siempre fue muy respetada en el Partido. Un partido netamente masculino, donde fue admirada y posiblemente envidiada porque fue la única mujer en un mundo de hombres. Decia Irene Falcón: “siempre había un respeto tremendo hacia Dolores, por su carácter y por su inteligencia también. Es decir, que ninguno se ha atrevido a reprocharle algo, o de haber dejado al marido… eso, en aquella época no. El machismo vino después”.

Ese machismo que vino luego, debe ser el que nunca se termina de marchar, y en política, si cabe, un poco más. Así que en honor y recuerdo de tantas mujeres que en aquellos duros años pelearon con coraje por un mundo mejor, tantas Rosarios, Ana Marías, Cármenes, Begoñas, Josefas… y tantas Lolas y Dolores, le pido permiso a Pasionaria para dedicarle desde este post, el himno por excelencia de las Lolas… estoy segura de que a ella le hubiera gustado…

¡Recordarte ha sido descubrirte! También puedes oirlo en nuestro programa de radio «No somos recién llegadas» dedicado a visibiizar mujeres a lo largo de la historia.