Radio Euzkadi fue la Txalupa y funcionó trece años seguidos-Reflexiones de Nelson Bocaranda sobre la dictadura de Maduro.

Miércoles 13 de febrero de 2019

Este miércoles se ha celebrado el día de la radio. Y hoy me tocaba acudir a la tertulia mañanera de Radio Euskadi con Dani Álvarez, director del consolidado y prestigiosos espacio radiofónico Boulevard, que como ha sido el día de la radio han colocado un container enfrente de la Diputación de Bizkaia en la Gran Vía mientras la marchosa, eléctrica y aguda Mayra Martín hacía entrevistas a los transeúntes que con cara de curiosidad nos observaban como compadeciendo a los que estábamos dentro de esa especie de churrería de las ondas colocada allí a pesar de los seis grados del principio de la mañana. Y tengo que decir que ha sido una buena idea porque además de los temas del día, juicio y presupuestos, Dani Álvarez me ha preguntado por algo muy querido para mí como fue la Txalupa, es decir aquella Radio Euzkadi clandestina que funcionó entre Caracas y Santa Lucía en Venezuela por espacio de trece años y haciéndolo todos los días en programa de media hora. Trece años.

Aquel montaje técnico, con unos armatostes transmisores a los que llamábamos Pedro y Pablo, comprados a la empresa petrolera Shell utilizados para contactar con sus refinerías en las Antillas holandesas y con una antena romboide, fue obra de José Joaquin Azurza compañero del barrio del Antiguo donostiarra de Txillardegi. Jota Jota, como le llamábamos, tuvo que irse a Venezuela pues la policía le seguía los talones ya que había interrumpido Radio Sebastián un domingo de regatas, puesto el Himno Vasco y gritado a pulmón batiente, ¡Gora Euzkadi Askatuta!. Y apunto lo de Txillardegi porque Julen Madariaga en su análisis histórico del nacimiento de ETA, para el programa del Gobierno Vasco, decía que ante la pasividad del PNV, ellos habían ido a la lucha armada. ¿Pasividad ante la lucha armada?. Pues no. Beligerancia contra ella y sobre todo apostar por la radio y la cultura. Por la guerra de las ondas con las armas de la información. Pero esa es otra historia, que desgraciadamente se desconoce.

Me tocó estar al frente de aquella Txalupa del 69 al 75 algo que condicionó mis estudios de Economía ya que me apasionó tanto el medio que me cambié a Comunicación Social y ahí sigo.

Se pueden contar mil historias de aquellos años de plomo y persecución y de tratar de romper la barrera del sonido de la censura, pero claro, aquello era una dictadura como la que ahora vive Venezuela. Para que haya gentes que digan que Venezuela no tiene nada que ver con lo vasco. Si, si. Dos ejemplos. Mantuvo un gobierno como el de Aguirre y Leizaola en el exilio, una radio clandestina, apoyo al euskera y edición de libros y la revista Gudari. Pero en fin.

La actual radio Euzkadi es una referencia hoy muy consolidada que tiene ya 83 años de vida si no nos consideramos los Adanes de la política vasca. Nació con la transmisión desde el Carlton del primer mensaje de Gabon del Lehendakari Aguirre, en diciembre de 1936, siguió en Barcelona, continuó en Mouguerre (Bayona) y acabó su clandestinidad en 1977 en la Venezuela democrática de aquellos años. La actual es la quinta etapa de una obra colectiva. Hoy institucional y con funcionarios. Las anteriores se hicieron por amor al arte.

¿Y por qué la llamábamos La Txalupa?.

Para despistar. Había en Caracas un grupo, EGI, que actuaba paralelamente al funcionamiento del Centro Vasco, pero cuyos componentes eran todos socios y para no dar pistas hablábamos de La Txalupa, que también servía para que la policía española nos siguiera los pasos en algún acantilado del Golfo de Bizkaia. Y yo, tenía el nombre de guerra de Ignacio Romero, habiendo sustituido en este trabajo a Alberto Elosegui (Pablo Romero) verdadero motor de aquella inmensa quijotada abertzale. Los permisos los consiguió Iñaki Zubizarreta, el mantenimiento vía sablazos lo hizo el bergarés Jokin Inza y el mentor de todo fue Xabier Leizaola que al final de su vida fue presidente del Consejo de Administración de Deia. Y todo eso hecho por un grupo férreo de unas treinta personas juramentadas en no decir nada a nadie. Y así pudo funcionar diariamente como un reloj, funcionando incluso el día en el que, incendiado el estudio, una grúa me sacó del tercer piso.

¿Cómo no me iba a parecer increíble el estar hoy conversando delante de la Diputación de Bizkaia otrora un lugar lleno de parásitos franquistas que gobernaban Bizkaia despóticamente y que no habían dicho ni esta boca es mía a pesar de habernos quitado Franco a Gipuzkoa y Bizkaia el Concierto Económico por haber sido “provincias traidoras” al Movimiento Nacional.

De todas formas la imagen del juicio a los consellers y presidenta del Parlament catalán también me retrotrajo al siniestro Tribunal de orden Público, el odioso TOP, que nos quiere recordar que España es una e indivisible y que mucho cuidado con ponerlo en duda…..

¿Así le trató Maduro a Arkaitz Rodriguez?

Desde el pasado día 3 hasta el 7 de febrero estuvieron alojados en el Gran Hotel Meliá Caracas un grupo de “invitados internacionales” del régimen de Maduro a los que no solo se les pagó su estancia y comidas sino los traslados y la seguridad desplegada para acompañarlos a ver la “prosperidad, el desarrollo, el abastecimiento alimentario, la calidad de los servicios hospitalarios, la atención a los asegurados y la magnífica  vida nocturna en los restoranes  y bares del Teleférico El Ávila.

Sus atenciones en Miraflores, las visitas a Fuerte Tiuna y a las tiendas que importan y venden con dólares enchufados incluidas en el “paquete rojo rojito” de apoyo a la “robolución vencedora”. Los gastos cubiertos por el ministerio de relaciones exteriores donde Jorge Arreaza (¿dicen las malas lenguas que es recién padre en el “Imperio” y de allí la frecuencia de su viajes a la ONU?) fue su anfitrión. Cada uno tenía una habitación individual y el gasto total del grupo fue de BS 84.340.800,00. Los invitados fueron argentinos, bolivianos, cubanos, españoles y de otros países europeos. Todos si, miembros de partidos o grupos de izquierda. Premio a su “pasión revolucionaria”.

Bloomberg lo dijo.

“El Tesoro estadounidense busca identificar las cuentas usadas por el gobierno de Maduro para evitar su conversión a dinero en efectivo. Según la agencia los funcionarios del Tesoro dijeron a los inversionistas que la prohibición de los Estados Unidos sobre el comercio de deuda venezolana está, en parte, diseñada para evitar ventas que podrían beneficiar al autoritario régimen. Las restricciones son arrolladoras porque en este momento el Tesoro no puede estar seguro de qué transacciones podrían proporcionar dinero al régimen o a funcionarios de alto rango, dijeron.

Los observadores de Venezuela han sospechado durante mucho tiempo que miles de millones de dólares de los bonos del país, la mayoría de los emitidos hace años, se mantienen en cuentas locales controladas por personas relacionadas con la administración o por entidades estatales como el Banco Central de Venezuela, el Banco de Venezuela y el Banco de Desarrollo de Los Andes. Dichas notas se examinaron en mayo de 2017, cuando Goldman Sachs Asset Management compró $2.800 millones en valores de PDVSA a través de un corredor, proporcionando efectivo a un régimen con problemas financieros que llevó a cabo una represión mortal contra las protestas callejeras.

El Tesoro se reunió con los inversores a principios de la semana pasada para explicar el alcance de las sanciones y escuchar las inquietudes. Cerca de $ 60 mil millones de bonos venezolanos están en mora. Funcionarios han estado revisando las cuentas intermedias desde Miami a la ciudad de Panamá y las Islas Caimán para buscar conexiones con las cuentas sospechosas, dijeron las fuentes. Si bien hay optimismo, las sanciones recientes que prohíben en gran medida el comercio de la deuda venezolana han sido efectivas para reducir las ventas que podrían beneficiar al gobierno, la prohibición debería ser reevaluada si la transición política toma más tiempo de lo esperado, dijeron. Los EE. UU. y docenas de otras naciones han respaldado al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino, y los funcionarios consideran que recortar el financiamiento es un componente crítico para presionar a Maduro a que abandone el cargo de manera pacífica.

Hasta el año pasado, aproximadamente $ 17 mil millones en bonos venezolanos estaban en cuentas locales, de acuerdo con la firma de corretaje con sede en Nueva York Torino Capital”. Por todo esto lo que mas abajo expongo. Además con lupa están vigilando todas las transacciones desde o hacia Venezuela. De allí las prohibiciones desde varios bancos estadounidenses a sus tarjetahabientes locales para que no utilicen esos instrumentos para hacer compras en dólares en las tiendas recientemente instaladas en varias ciudades que solo aceptan moneda extranjera,(€ y $) y tarjetas de EE. UU. y Europa .

¿Diálogo uniformado?

Tomo estos párrafos del portal Konzapata de nuestro colega Juan Carlos Zapata por lo oportuno que es para el momento tan difícil que vivimos en Venezuela. Él analiza los mensajes que el senador republicano Marcos Rubio ha colgado en las redes sociales debido a su cercanía con el presidente Donald Trump en el tema venezolano. Sobre todo porque el senador cubanoamericano marca la pauta de acción del ala trumpista para nuestro país. Un tuit suyo decía: “El futuro de la democracia en Venezuela está en gran medida en manos de 6 hombres y los nombró con sus cargos respectivos: “Vladimir Padrino López, el Comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb) Remigio Ceballos, el Comandante General del Ejército, Jesús Rafael Suárez Chourio, el Comandante de la Infantería de Marina, Giuseppe Alessandrello Cimadevilla, el Comandante General de la Fuerza, Aérea Edgar Valentín Cruz Arteaga, y el Comandante de la Guardia Nacional, Antonio Benavides Torres”. Y de una vez Marco Rubio les dice lo que por esta vía otros les están diciendo: “Que no habrá purga. Y que la democracia, la futura democracia, los necesita”.

Así lo sentenció en una conferencia en el centro de pensamiento conservador Heritage Foundation, en Washington. Zapata insiste en que “es verdad que hay contactos directos con militares. Y esto lo han reconocido líderes de la oposición. Los contactos son al más alto nivel. Ya no se trata de la conspiración clásica. Porque en estos momentos, los puentes de transmisión han avanzado en la calidad de los acercamientos. Es la negociación de las garantías y la amnistía lo que está en marcha. Y lo que debe operar es que los oficiales de la Fuerza Armada involucrados en estos asuntos tengan éxito en la comunicación hacia sus colegas de armas”. Fin de la cita.

Estrategia en Europa.

Hay que ver los programas de las televisoras de Francia , Alemania y otros países europeos donde la izquierda -que se ha chuleado por 20 años al rojo gobierno venezolano- domina o participa en sus programas para saber las baterías que tiene coordinadas el gobierno de Maduro para defenderlo y atacar al “autoproclamado” Guaidó.  Desde el excandidato francés Melenchon (chulete de postín y de repetido turismo millonario por Venezuela) y el chulete, ahora de oro, Ignacio Ramonet montando operativo en Francia para defender a Maduro tras usufructuar por años las canonjías de Chávez y del actual mandatario en Miraflores.

Los misiles rusos.

Durante sus ahora frecuentes actividades militares, Maduro expresó “vamos a hacer la inversión suficiente para que Venezuela tenga todos los sistemas de defensa antiaérea y antimisilística, en manos de los milicianos y lo soldados hasta los más modernos del mundo, Venezuela los va a tener porque Venezuela quiere paz”. Ordenó hacer las inversiones necesarias para fortalecer el Comando de Defensa Aeroespacial Integral (CODAI), “para que Venezuela tenga todo su sistema de defensa antiaérea y antimisilística”. Esta fue su reacción cuando se enteró que un informe estadounidense en torno a una eventual intromisión en Venezuela alertaba de los radares y misiles rusos que debían ser destruidos antes de violar el espacio aéreo venezolano. De allí que llamó a Rusia para posiblemente negociarlos. Hay que recordar que debemos miles de millones a ese país en materiales de guerra y petróleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *