El pollito Casado – La Junta Electoral muda y Euskaltel

Jueves 11 de abril de 2019

El pollito de la campaña

Pablo Casado es el pollito de esta campaña. Quiere ser el correcaminos y estar en todas partes, hablando de todo, y ésto le deja poco para la reflexión y la elaboración de un mensaje coherente. Un día habla de las manos manchadas de sangre, otro le pone a Getxo en Gipuzkoa, el de más allá paraliza las transferencias y a todas horas su único mensaje es la de la unidad de España. Como el pollito. Cada pasito, una cagadita.

¿Qué dice la Junta electoral ante los debates?

Nada. Solo le importan los lazos amarillos o que TV3 no hable de partidos políticos, pero nada ante un abuso de poder como es concebir una campaña electoral como un debate entre partidos de ámbito estatal. Y no es así. Aquí se eligen diputados y senadores, no presidente de gobierno, y cada voto vale. Y sin embargo nada dice en relación con esta anomalía electoral. Pero es que España es así y eso del estado autonómico es solo para presentarse en el exterior. Para nada más.

Euskaltel

Un amigo me dice. «Recordemos que Euskaltel es fruto de un acuerdo político del año 1996 entre el PNV y el PP cuando Aznar gana su primera legislatura. Euskaltel es para mí, sin duda alguna, SEÑA DE PAÍS. Por lo tanto, instrumento para hacer Alta Política. Euskaltel debería ser una empresa tecnológica, puntera y de pura creatividad. Las telecomunicaciones, los temas de marca, los arraigos, la fiscalidad, son asuntos que no se tienen que limitar exclusivamente a la verbalización. Necesitan de acciones políticas consistentes que las acompañen.

¿Quién no se ha emocionado viendo una jornada del Tour de Francia, cuando un ciclista del Euskaltel-EUSKADI subiendo el Tourmalet y marcado en su culotte EUSKADI- BASQUE COUNTRY, con un montón de Ikurriñas en manos de gente vasca disfrutaban de la fiesta y hacían una campaña extraordinaria por Nuestro País?. Nunca comprendí las razones que llevaron a Euskaltel a eliminar su mejor marca de publicidad, el equipo ciclista, o a frenar su despliegue de fibra óptica, elemento diferenciador contra sus competidores. Quizás fuese la entrada de los fondos, dichosos fondos que estrujan los balances, para sacar hasta la última gota del beneficio. Los fondos, mayormente, no piensan a largo, piensan a corto. Cuando entran en alguna empresa ya están pensando en cuándo saldrán del accionariado.

Teníamos Gamesa, ahora es Siemens.

Atentos a Euskaltel. No la dejemos marchar. Es nuestra y la debemos cuidar con acciones políticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *