Entre pitos y flautas

La “Crisis de la Pitada” en la final de Copa tomó carta de naturaleza esta semana. Se convirtió en un hecho que quizá protagonice los libros de historia en un futuro próximo. Y puede que constituya la trama de la siguiente entrega de “Torrente, el brazo tonto de la ley”.

Solo le ha faltado pronunciarse al respecto a la Conferencia Episcopal, la Asociaciónde Criadores de Ganado Bravo y a la Unión MilitarDemocrática. Se comenta que Rajoy pidió a Merkel en la Cumbre del G8 que, además de intervenir en el problema de la deuda española, se posicionara sobre la “Crisis dela Pitada”. Merkel le preguntó a ver si no tenía otro pito que tocar.

En las tertulias de radios y televisiones, la “Crisis de la Pitada” ha ocupado más espacio que los roces con Gibraltar, la extensión de la pobreza infantil o la huelga en el sector de la educación. Baste indicar que la “Crisis de la pitada” ha hecho sombra al mismísimo divorcio de Belén Esteban. Con eso queda todo dicho.

Mientras, pasan por lo bajini la suspensión de la cotización de Bankia y su agujero de 20.000 millones, la amenaza de Rouco de reducir las acciones de beneficencia dela Iglesia si se ven obligados a pagar el IBI, los dislates de la cúpula judicial…

Sí se van de rositas, silbando.

SUPERTORPEZ

Lunes 21 Munilla

El Obispo de Donostia relaciona la televisión nocturna con las pasiones humanas. “Y qué razón tiene. El demonio catódico es perverso, verdad. Ven esas bazofias de sexo y violencia en el televisor y luego les posee un irrefrenable deseo de silbar: silban obscenamente en sus camas, silban en grupo como animales…Anatemaaa” confiesa un vicario clandestino del Opus VI-VII.

Martes 22 Educación

“Educación no es gasto, es inversión” es el lema bajo el que se manifiestan profesores y estudiantes. Segúnla Delegacióndel Gobierno, la manifestación se desarrolló sin incidentes “hasta que unos incontrolados silbaron violentamente a las fuerzas del orden, que se vieron impelidas a intervenir para defender su propia integridad”.

 Miércoles 23 Basuras

Las JJGG de Bizkaia rompen el acuerdo de basuras con Gipuzkoa. “Fatal. Era un acuerdo que teníamos firmado. Tomaremos represalias. Habrá peajes especiales para los bilbaínos en Donostia, o, peor, organizaremos una pitada bajo el pendón de Bizkaia. ¡Se van a enterar!” amenaza un señor con bigote y pendiente de aro.

Jueves 24 Irán

La república islámica de Irán saca a la luz su programa nuclear. “Todo es para uso energético y civil. Nada de ojivas atómicas. ¿Para qué las queremos? Hemos inventado algo más definitivo: los misiles de silbidos. Llegados al objetivo sueltan unos altavoces que reproducen una pitada que destroza cualquier resistencia” detalla un ingeniero bajito. “También tenemos ninjas silbantes, son tremendos” añade.

Viernes 25 Gibraltar

La policía marítima de Gibraltar se enfrenta a lanchas de la Guardia Civil a cuenta de los pescadores que faenan en aguas de Algeciras. “Esto puede desembocar en un conflicto de primer nivel. Estamos hartos de las agresiones. Se nos acercan por popa y se ponen a silbar la bandera, cuentan hasta con gaiteros de largo alcance” dice Pepe Verdel, sargento de la benemérita.

 

El Cencerro de la Semana

Esperanza Aguirre

Poseída por el espíritu Daoíz y Velarde propuso la suspensión de la final dela Copasi se silbaba al himno o al Príncipe. Se esté de acuerdo o no con la pitada, eso es como amputarte un brazo para curar un uñero. Pero Espe es así, enorme, desproporcionada, una mezcla de Agustina de Aragón y Paco Martínez Soria. Al Rey le llama “Juan Carlo” porque la “s” es una consonante silbante. Está como un silbo.

Las frases de la semana

“Dicen que la situación de Grecia ha hundido la Bolsa de Madrid. Desde luego ¡qué poca confianza en nosotros mismos!”

Eva Sora y Espe Culadora, brokers

“Es falso que hayamos contratado a Agatha Ruiz de la Prada para diseñar la equipación del año que viene”

Jordi Butt i Farrá, directivo del CF Barça

“Estoy harto de decirle a la gente que soy futbolista y no actor de comedias porno”

Sex Fábregags, famoso

 

En twitter: ‏@AsieryJavier_HG

Un comentario sobre “Entre pitos y flautas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *