El aurresku de Arantzazu a su aita.

Sábado 6 de julio de 2019

En Deia Iban Gorriti, con una foto muy adecuada, glosó la figura de Txomin Saratxaga, así como Arantzazu Amezaga con un artículo cuyo título lo decía todo “Te vas al cielo pleno de libros“. Txomin, hombre fuerte de la clandestinidad bajo la dictadura, lo hubiera querido así. Sin embargo duele que una gran personalidad como la de él no hubiera tenido la dimensión mediática que su meritoria vida requería. Aquí si no eres cantante, futbolista, o un granuja, no se entera nadie que te has ido ni que los éxitos de esta sociedad están cimentados en vidas de entrega como la de Txomin Saratxaga. Y quienes más van a adolecer de esa falta de conocimiento es una juventud que todo lo ve a través de su móvil.

Porque Txomin no estuvo cuando la luz iluminaba el camino. Estuvo cuando todo eran sombras y riesgos y él, con otros, se la pasaban encendiendo velas en la oscuridad para decir dos cosas. Hay esperanza y ganaremos. Como así fue.

En el tanatorio de Basurto pudimos ver a sus fieles “enlaces”, burukides y amigos de toda una época junto al presidente del EBB, Andoni Ortuzar, el burukide Aurrekoetxea y el consejero Erkoreka, Iñigo Camino, Amaia Agirre, Txema Montero, Irune Zuluaga. Pero también a Rafa Aguirre, Txato Fernández, Zarra, Domeka Elezkano, Iñaki Bilbao, Amaia Gaztelu, Javier Menika, Sota, y esos veteranos que notas que tras ellos hay decenas de historia de clandestinidad y que han sentido de verdad la muerte de Txomin pues tenían veneración por él.

El funeral fue el viernes en la Iglesia Santa María de Mercadillo de Sopuerta de donde es originaria la familia. La Iglesia se llenó y el coro comenzó entonando el Agur Jaunak, finalizando con el Begoñako andra mari. Al final de la misma, su hija Arantzazu leyó una preciosa glosa sobre su aita y Rafa Aguirre nos dijo que si Sabino Arana se hubiera reencarnado lo hubiera hecho en Txomin. Terminada la ceremonia y fuera de la Iglesia su hija Arantzazu, se había cambiado de ropa para ello, bailó un aurresku ante su madre Sorkunde Arregi, que tenía las cenizas de su aita en las manos, su hermano Txomin y toda la familia Saratxaga Ramírez y Arregi que estaba al completo. Fue un momento de gran emoción que culminó con el Euzko Gudariak.

Pudimos saludar a la presidenta del BBB Itxaso Atutxa, Josu Bergara ex Diputado general y compañero de BBB, a Ricardo Ansotegi, Juan José Pujana, asimismo compañero del BBB. José Antonio Torrontegi ex alcalde de Munguia, Iñaki Lozano quien en su imprenta lo hacía todo. Iñaki Etxeberria y Arantza Olalde, Fede Bergaretxe y su esposa Maite, el hijo de Andoni Olabarri Zigor y su esposa, la madre de la alcaldesa de Sopuerta, Balta Errasti y su hermano, Josu Olazaran y Agustin Elorza, Eugenio Ibarzabal y Sara, los dos Sotas, Izaskun Trabudua, Esteban y Unai Ziarreta, Ruperto Ormaza, Javi Menika, Iñigo Landa con Jon Etxeberria Muguruza, Carlos Laraudogoitia, Alfonso Herrero, Danel Solabarrieta, Juan Beitia, Koldo Anasagasti, Luis Corra, Pepelu Jimenez, Javier Goirigolzarri y Epalza, familiares, amigos, colaboradores de Kirikiño y de toda una vida de trabajo y clandestinidad y a clásicos de los de toda la vida y de los que no conoces el nombre.

Recomiendo leer la entrevista que le hizo Miel Elustondo para el libro Resistencia. Allí se cuenta su papel en el juicio de Burgos, como una vez fue al confesonario del obispo Pablo Gurpide y le dijo que en las comisarías se torturaba, su contribución al nacimiento de la exitosa Feria del Libro y Disco Vasco de Durango, su intento de hacer algo parecido en Navarra en Miranda de Arga, la creación de la plataforma Betiko Lagunak, y un sinfín de acciones que ilustran sobre lo que fueron aquellos años de hierro.

Txomin Saratxaga ya no está con nosotros. Honremos su memoria siguiendo la estela de un luchador que nunca buscó ninguna medalla y que solo se sentía premiado con el trabajo bien hecho por Euzkadi. G.B.

3 comentarios sobre “El aurresku de Arantzazu a su aita.”

  1. Cómo debe ser Iñaki, honor a quien honor merece.
    Es necesario que se escriban éstas notas postumas que nos recuerdan y nos enseñan quienes fueron aquellos que tanto lucharon.
    Eskerikasko

  2. Homenaje merecido a un gran hombre, pero no falto de hipocresía, o no lo expulsasteis del partido a perpetuidad?

  3. Yo no.Solo decirte que en el tanatorio estuvo Ortuzar y en el funeral Itxaso Atutxa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *