El reto viral de mudar la cama

A la cama hamburguesa, al tener conservantes, no hay que cambiarle el tranchette más que cuando saca el Athletic la gabarra.

Martes, 24 de marzo, undécimo día después del cristo. Siguiendo con mi tratamiento de choque para fomentar la colaboración familiar, me dirijo a la innombrable en su jerga y le propongo «el reto viral» de cambiar las sábanas. Me mira en plan: «Ah, ¿pero se lavan?». «En realidad son pirolíticas, pero los años bisiestos suelo cambiarlas». Me quedo observando porque esto promete. Pone la bajera, encima el protector del colchón, luego la sábana. Error. Pone el protector del colchón, pero con la felpa hacia abajo. Mecachis, casi, casi. Error. Pone el protector bien -a falta de la final de la Copa, tiro una bengala-, luego la sábana y encima la bajera. Me callo como una perra para echarme unas risas viendo cómo intenta meterse ahí esta noche. Nunca imaginé que se pudieran hacer más combinaciones con tres telas que con los números de la Bonoloto. Por cierto, a estos chavales ¿qué narices les enseñan en el instituto? A mediodía le digo que lave su vaso y me pregunta que si con la parte amarilla o verde del estropajo. Me duele tanto la tripa de reírme que suspendo el tratamiento de choque, que si no mañana voy a tener agujetas.

PD: La innombrable quiere aclarar, y yo lo suscribo ante el crío, que levanta acta notarial, que todas estas cosas que escribo me las invento yo, que estoy para encerrar. Ay, que no, que ya estoy encerrada.

Arantza Rodríguez

10 comentarios en «El reto viral de mudar la cama»

  1. Tienes un gran DON, el de sacarnos unas cuantas carcajadas a las y los en-CERRADOS,en esta situación que no tiene ni pizca de gracia. En-HORABUENA. Eskerrik ASKO

  2. Y quien te ha dicho que tienes que cambiar las sabanas? joder, con lavarte las manos y la cara es suficiente.
    Las sabanas joder y si no tienes sabanas que haces no duermes.
    No cambiar las sabanas tiene su intringulis, que no se dice abiertamente, pero todo el mundo sabemos que con el tiempo van generando un pedigri especial dentro del que nadie se atreve a entrar (ni los virus), tu estas dentro de tu cama en tu salsa y cuando coges el virus pues lo coges cuando sales de ella y vas a lavarte las manos, asike ya sabes ten fe y menos exhibicion de recursos, sabanas …….

  3. la que tiene agujetas de tanto reír soy yo!! ay jajajajaajaja
    y toda esta risa no cae en saco roto 🙂 que lo sepas
    hasta pronto, un besazo virtual y de lejos muaka!!

  4. Pero de donde sales tu con tanto arte?
    Es que voy a pasar tu blog, con tu permiso, a mis estresados compañeros que con el TELETRABAJO no tenemos tiempo ni de reir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *