Crónica del 12 Torneo Interescuelas de Castro Urdiales

El pasado Domingo tuve el placer de acercarme por mi antiguo colegio para ver jugar a los equipos de las escuelas cántabras en un espacio adecuado para ello con abundante patio para que los txikis pudieran corretear y aliviar tensiones entre partida y partida. A continuación doy paso a la crónica remitida por la Federación Cántabra de ajedrez con el permiso de la Escuela Municipal de Castro.
El domingo 9 de febrero se disputó la edición número doce del torneo de ajedrez «inter-escuelas» de Castro Urdiales, que es todo un referente en la modalidad de juego por equipos. Año tras año se dan cita en esta bella localidad cántabra un buen número de escuadras que viene a pasárselo bien en una mañana repleta de ajedrez.
El clima templado y soleado con que nos obsequió la mañana del domingo en Castro, sirvió también para que los -a menudo abnegados- acompañantes pudiesen disfrutar de la oferta de ocio que la villa castreña tiene a su disposición.
El desarrollo del ajedrez en la zona oriental de Cantabria tiene un auténtico referente en la Escuela Municipal de Ajedrez de Castro, donde gracias al trabajo desarrollado por Pedro, Maxi y todo su equipo, va dando sus frutos. En este torneo, sin ir más lejos, han sido capaces de presentar seis equipos a la competición, algo que tiene mucho mérito y del que todos deben sentirse orgullosos. Se nota que es un grupo muy sano, con un ambiente estupendo entre todos ellos, algo que se explica fácilmente teniendo en cuenta el carácter de los responsables de todo ello. Os felicitamos por el trabajo realizado en este aspecto y les animamos a que sigan en esa línea.
Este año, la competición consistió en un único torneo en el que jugaron tanto los equipos de Sub 12 como los de Sub 16, teniendo en cuenta, de cara al podium final las categorías de forma diferenciada.
Desde el punto de vista deportivo, todos los resultados, así como la clasificación, pueden ser consultada en el chess-results del torneo. Los primeros clasificados en cada categoría han sido los siguientes:
Sub 12
• Torres Blancas
• Piélagos «A»
• Colegio Cumbres «B»
Sub 16
• Piélagos «2»
• Real Club de Regatas
• Piélagos «1»
Todos ellos recibieron como premio un trofeo que es representativo de Castro Urdiales, y que consiste en una pequeña escultura de lugares representativos de la villa. Un hermoso trofeo que servirá para tener un recuerdo extraordinario de esta jornada.
Al margen de los resultados deportivos que cada uno pueda haber conseguido desde el punto de vista individual o colectivo, este torneo se plantea como una jornada de convivencia y socialización en torno al ajedrez. En ese sentido, se han atendido todos los detalles para hacerlo posible, como es el almuerzo a mitad de mañana, las chuches y las medallas para todos los participantes.
Desde el punto de vista organizativo, debemos felicitar a la Escuela Municipal de Ajedrez de Castro y la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Castro Urdiales. Tanto Pedro como Maxi son capaces de rodearse de un buen número de colaboradores que, de forma perfectamente coordinada, se encargan gracias a su trabajo de hacer posible un magnífico torneo como es el de Castro Urdiales, ¡enhorabuena a todos!

A la caza del rey

Gustan los reyes salir de caza como deporte y poco ejercicio les supone su práctica de no verse convertidos ellos mismos en presa para deleite del público añorante de ver correr la regia sangre, cual ancestral sacrificio de regeneración. Este recóndito placer social pocas veces satisfecho por los magnicidios, tiene su reflejo sobre el tablero en esas partidas donde por medio de un sacrificio –generalmente de extracción – se da inicio a una trepidante caza del rey rival al que se persigue hasta la extenuación, pero en una lid mucho más justa que las por los reyes planteadas, pues de poder escapar al mate, suele quedar su bando vencedor.
La caza de rey que vamos a visionar a continuación, suma mayor interés por acontecer el sacrificio inicial muy lejos de la posición del rey al que se va a dar caza y aparecer la misma a muchas jugadas vista; lo cual indica que se trata de una intuición muy especulativa que añade tensión a toda su persecución.

Bai Jinshi – Ding Liren, Liga China 2017

1. d4 Cf6 2. c4 e6 3. Cc3 Ab4 Estamos en la agresiva Defensa Nimzo-india.
4. Cf3 0-0 5. Ag5 c5 6. e3 cxd4 7. Dxd4 Cc6 La captura de dama obedece al dominio que sobre la columna central van a tener las blancas y a la presión sobre el peón rival de d7.
8. Dd3 h6 9. Ah4 d5 10. Td1 g5 Las negras buscan librarse de la presión sobre su peón central, pero para ello se ven forzadas a correr riesgos en el enroque.
11. Ag3 Ce4 Liberadas de la presión, las negras muestran el poder de su estrategia inicial y lo molesto que puede ser la clavada de Ab4.
12. Cd2 Cc5 Aquí 12 AxC no da mucho; el cambio de un alfil por el caballo no es compensado por el doblaje de peones dado que las blancas pueden deshacerse de uno de ellos cuando lo deseen y en consecuencia, no representan problema al respecto. Eso sí, estéticamente quedan feas.
13 Dc2 d4 Lo que son las cosas, el peón presionado es ahora quien presiona ¡Y rompe!
14. Cf3 e5 15. Cxe5 dxc3 Esta clase de sorpresa aparecen en clavadas relativas.
16. Txd8 cxb2 + 17. Re2 Txd8 Aquí las blancas debían haber regresado con su torre a d2. Ahora asistiremos a una caza del rey espectacular.
18. Dxb2 Ca4 Con este salto lateral, las negras ganan un preciado tiempo para jaquear al rey rival en c3 y desplazarlo a f3 donde se verá acorralado por sus propias piezas. Pero queda mucho por hacer.
19. Dc2 Cc3 + 20. Rf3 Td4 Jugada pilla donde las haya por amenazar mate en una y no poderse tomar ante el doblete de caballo.
21. h3 h5 Las blancas ponen sencillo remedio al mate pero las negras insisten sobre el mismo tema.
22 Ah2 g4 + Quizá hubiera habido algo más de vidilla devolviendo calidad con e4 Txe4; 23 DxT, etc.
23. Rg3 Td2 24. Db3 Ce4 + 25. Rh4 Ae7 + 26. Rxh5 Rg7 En una caza al rey tras sacrificar la dama es preciso ser muy preciso; esta jugada de rey obedece a quitar casillas al rey rival y posibilitar un jaquetazo por el pasillo horizontal de la octava a la olvidada torre de a8.
27. Af4 Af5 28. Ah6 + Rh7 Las blancas han conseguido algo de oxígeno y tienen un subidón.
29. Dxb7 Txf2 30. Ag5 Th8 Y aquí tenemos a la torre voladora para amenazar mate con la retirada de rey.
31. Cxf7 Ag6 + 32. Rxg4 Ce5 + Y las negras abandonan ante un mate imparable 0-1

El molinillo

Se trata de una maniobra táctica que aprovecha en extremo el tema de la Descubierta de modo reiterado. Es habitual verlo con alfil y torre en cooperación y es por ello que tiene conexión con los mates Pilsbury (Visto en TX) cuando por detalles no es posible culminarlos con mate. A continuación veamos uno de los casos más famosos extraído del encuentro Torre – Lasker, Moscú 1925.
Posición
Blancas: Rg1; Dh5; Te1; Tg3; Ag5; Ce3; h2,g2,f2,d4.b4.a2
Negras: Rg8; Db5; Te8; Ta8; Cf8; Ab7; h6,g7,f7,e6,d6,a7
En esta posición la partida continuó así:
25. Af6 Dxh5 26. Txg7+ Rh8 27.Txf7+ Las blancas simplemente repiten este esquema de jaques a la descubierta, tomando tantas piezas como puedan con su torre.
27.(…) Rg8 28.Tg7+ Rh8 29.TxA+ Rg8 30.Tg7+ Rh8 31.Tg5+ Rh7 32.TxD.

Autocelada en Escandinava

En mi obra Aprende a hacer trampas al ajedrez, dedico un breve capítulo a un tema poco explorado por la bibliografía especializada que he dado en denominar “Autocelada” por tratarse de una combinación en la que se cree introducir al rival en una celada, cuya secuencia, empero, obliga al rival a ganarle. Un buen ejemplo de una Autocelada la hallamos en la Defensa Escandinava, acaso como revancha de la anterior entrada de TX “Magnífica autocelada”.

1 e4 d5; 2 exd Dxd; 3 Cc3 Da5; 4 d4 g6; 5 Cf3 Ag4; Como se puede apreciar, aquí las blancas ponen en juego artimañas de la Celada del Invitado (ya vista en TX).

6 Ac4 c6; Las blancas sitúan su alfil esperando que las negras no se den cuenta de su intención de sacrificar en f7. Por supuesto, las negras no les disuaden de tan magno despropósito y juegan un temático c6.

7 Axf7+ RxA Las blancas muy ilusionadas con lo que creen “despiste” del rival realizan el sacrificio de extracción confiando en su salto de caballo sin atender los detalles del diagrama.

9 Ce5+ DxC y tras 10 dxD AxD; 11 RxA las blancas quedan con pieza de menos en una combinación iniciada por ellas mismas.

Castigo a la dama rabiosa y a sus pastorcillos

No son pocos los monitores que habiendo observado lo difícil que es convencer a los escolares para que dejen de jugar el Mate Pastor una vez se les ha enseñado este mate básico de apertura y aún  de que desarrollar la dama al inicio es perjudicial a sus intereses, toman la drástica decisión de dejar de impartir esta enseñanza, al menos en los momentos tempranos de su periodo de principiante. Pero este no es el camino adecuado para la buena instrucción de su alumnado.

La enseñanza del Mate pastor es adecuada por varios motivos:
1º Para que no se lo den.
2º Para trabajar la coordinación de piezas.
3º Para trabajar la correcta defensa.
4º Y para demostrar lo malo que es salir con dama al inicio de partida.

Por lo general, la mayoría de monitores hace bien los tres primeros pasos; empero, el cuarto punto queda muy deficientemente cubierto en el aula. Con el objeto de proporcionar alguna herramienta con la que satisfacer este cuarto requisito a impartir con ocasión de trabajar el Mate pastor (Ya dado en TX) y a fin de que los monitores muestren lo malo que de verdad es ir a a dar este mate si enfrente hay un jugador con experiencia o avanzado, es que presento esta miniatura que de aprenderla será de gran provecho para repeler tan ingenuo modo de tacar al inicio de la partida.

Adow – Borisov, San Petersburgo, 1889

1 e4 e5; 2 Dh5 Cc6; La prematura salida de la dama rabiosa, suele dar buenos resultados ante principiantes, pero una vez se conoce el truco, la dama paga caro en tiempos y desarrollo su osadía. La respuesta negra es con mucho la mejor jugada en esta posición, pues además de defender al peón e5, permitirá posteriormente propinar alguna que otra coz a la dama cuando esta se halle en f3 o b3.
3 Ac4 g6; 4 Df3 Cf6; Las blancas empeñadas en el tema pastoril buscan el camino vertical toda vez les han entorpecido el paso por el diagonal. Las negras defienden la entrada en f7 con desarrollo sin mayor problema.
5 Db3 Cd4; Las blancas percatándose de que su dama entorpece la salida de su caballo a f3 ven óptimo desplazarse a b3 pinchando de nuevo en f7, pero las negras sorprenden al atacar a la dama y permitir la entrada del alfil en f7 dado que ello le dejará a las blancas con dos piezas tocadas y viéndose forzadas a ceder el alfil tras la secuencia 6 Axf7+ Re7; 7 Dc4 b5;
6 Dc3 d5; Las negras han de aprovechar la situación comprometida de la dama rápidamente poniendo en juego todos sus efectivos.
7 Axd5 CxA; 8 exC Af5; Las negras ya entran sin remedio en c2, pero las blancas no lo saben todavía y creen que hay fácil remedio.
9 d3 Ab4; Y hemos aquí el castigo recibido por la Dama rabiosa.