Cuando la guardameta sube a chutar

Ya hemos tratado en TX algún que otro caso (ver El Rey viajero) en que la partida se resuelve sorpresivamente con un paciente plan en el que el rey sale de su enroque para sumarse al ataque en el enroque del oponente.
Hoy rizamos el rizo al traer una partida disputada por dos de las mejores jugadoras del siglo XX, donde las negras emplean tan peligrosa cuanto bella maniobra, después de sacrificar la dama.
La partida tiene distintos motivos pedagógicos de cara a ilustrar sobre el ataque y la defensa del enroque; sin embargo, la visualización de esta partida debe centrase precisamente tras el sacrificio de las negras 28…Dxf3, tras el cual, la jugadora que conduce las negras, atrapa a su rival en una red de mate y da inicio su plan de subir a chutar a portería contraria.

Chantal Chaude de Silans – Clarice Benini
Moscú (1949)

1.d4 d5 2.c4 c6 3.Cf3 Cf6 4.Cc3 dxc4 5.a4 Af5 6.e3 e6 7.Axc4 Ab4 8.O-O O-O 9.Ce2 h6 10.Cg3 Ah7 11.De2 Cbd7 12.e4 De7 13.Ce5 Tad8 14.Cxd7 Txd7 15.e5 Cd5 16.Ch5 Rh8 17.f4 Cb6 18.Ae3 Cxc4 19.Dxc4 Td5 20.Dc1 Tfd8 21.Tf3 Dh4 22.Th3 Dg4 23.f5 Axf5 24.Cf4 Txd4 25.Axd4 Txd4 26.Tf3 Ad2 27.Dc5 Axf4 28.h3 Dxf3 29.Df8+ Rh7 30.gxf3 Td2 31.Db4 g5 32.Dxb7 Rg6 33.Te1 Axh3 34.Db8 Rh5 35.Dg8 Rh4 36.Dxf7 Rg3 37.Dh5 Ae3+ 0-1

Fantomas contra la caja fuerte

A comienzos del siglo XX varias novelas se inspiraron en ladrones de guante blanco que traían de cabeza a la policía y aristocracia de medio mundo con sus fechorias. Entre los muchos personajes que con el tiempo se convirtieron en auténtica leyenda cinematográfica merece destacarse a Fantomas.

Pues bien, la presente partida – Premio de Belleza de la Olimpiada de Londres (1927) – me ha recordado el laborioso ingenio que esta clase de cacos debían desplegar para salvar todas las medidas de seguridad y hacerse con el preciado botín que se halla en la mejor y más vigilada caja fuerte. En el caso que nos ocupa, la caja fuerte está representada por la posición de las negras y Fantomas es quien conduce las pizas blancas.
Rara vez en TX se proponen partidas que rebasen los treinta movimientos, por cuanto no suelen ser muy didácticas de cara a mantener la atención del alumnado. Pero, con este encuentro podemos hacer una excepción si la presentamos del siguiente modo:
-Como el esfuerzo de un ladrón llamado Fantomas que desea abrir una caja fuerte.
-Prestando especial atención a las maniobras blancas para atacar el enroque y las artimañas negras para su defensa.
-Pasando por alto algunas jugadas.
-Mirando la partida a cámara rápida, sobre todo la apertura.

Yates, Frederick – Asztalos, Lajos 1927
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 d6 8.c3 0–0 9.h3 Ca5 10.Ac2 c5 11.d4 Dc7 12.Cbd2 Cc6 13.d5 Cd8 14.Cf1 Ce8 15.g4 g6 16.Cg3 Cg7 Tras plantearse una conocida línea de la Apertura Española, asistimos a la lucha por el control de la casilla f5 una de las entradas más custodiadas al banco.
17.Rh2 f6 Fantomas, ha estudiado la situación y se dispone a poner en marcha su plan.
18.Ae3 Cf7 19.Tg1 Ad7 20.Tg2 Rh8 21.De2 Tg8 22.Cd2 Dc8 23.Tag1 a5 Fantomas, antes de ponerse manos a la obra, de modo paciente realiza todos los preparativos para no tener sorpresas de última hora. Por su parte, el banco no escatima esfuerzos en seguridad y hasta pone en marcha detectives de contravigilancia al objeto de que el caco no esté del todo tranquilo.
24.f3 b4 25.c4 Db7 26.Rh1 Taf8 27.h4 Dc8 28.h5 g5 29.h6 Ce8 30.Cf5 Ad8 Despacio, pero sin pausa, Fantomas ha logrado su primer propósito: entrar en el banco. Pero todavía le queda abrir la caja fuerte, recordemos, una de las mejores y más seguras del mundo.
31.Th2 Tg6 32.Tg3 Axf5 33.exf5 Txh6 34.Txh6 Cxh6 35.Dh2 Cg8 36.Th3 Tf7 Fantomas, se ha visto obligado a sacrificar parte de su material para abrir brecha en las paredes que custodian la caja fuerte, pero el banco ya tenía prevista esta contingencia contra butroneros. Fantomas deberá emplearse más a fondo.
37.Aa4 Ae7 38.Ce4 Dd8 39.Rg1 Cc7 40.Df2 Ca8 41.Th1 Cb6 42.Ac6 Af8 43.b3 Tg7 44.Dh2 Ae7 Vistas las excesivas medidas de seguridad, Fantomas opta por otro camino: ha encontrado un modo lateral para penetrar en la cámara acorazada con un simple taladro en forma de alfil. También aprovecha el tiempo para disponer mejor sus herramientas antes de hacer saltar por los aires toda la infraestructura de la caja fuerte. Por otra parte, asegura la retaguardia avisado de que la policía está sobre sus pasos.
45.Dh5 a4 46.Rg2 Db8 47.Ae8 Dd8 48.Ag6 h6 Parece que el trabajo del taladro alfil empieza a dar sus frutos.
49.Af7 Af8 50.Axg8 Txg8 Pero, parece también que las medidas de seguridad están funcionando. ¿Habrá calculado mal su golpe maestro Fantomas?
51.Df7 Ag7 52.Dg6 Tf8 53.Axg5 Tras esta carga explosiva, Fantomas consigue su propósito y escapa con más de ¡¡¡UN MILLÓN DE DÓLARES!!!

Enroque Largo salvador

Los riesgos de mantener al rey en el centro, aumentan conforme avanza la Apertura y nos adentramos en el denominado Medio Juego, siendo el punto más vulnerable el peón f, objeto de toda suerte de estratagemas desde el sencillo Mate Pastor hasta sacrificios de extracción, pasando por variantes complejas como el Fegatello o celadas del estilo Divorcio Real.

Por lo general, estando el rey en el centro cuando un rival entra tomando en f7 o f2, el rey atacado pocas opciones tiene de salir airoso. Sin embargo, hay ocasiones en que el entusiasmo del atacante pasa por alto eso que denominamos Jugadas Intermedias y en el caso que hoy presentamos la misma resulta ser un Enroque Largo que salva al rey de múltiples variantes de mate y con una posición saludable en una partida bella para los amantes del sacrificio, el juego de iniciativa y el ataque.

T. Espig – Möhring, Leipzig 1973

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.d4 exd4 4.c3 dxc3 Aquí tenemos el entretenido Gambito Göring de la Apertura Escocesa.

5.Ac4 b5 6.Ab3 b4 La captura en b5 otorga a las negras un juego enérgico en la columna b.

7.O-O Aa6 8.Te1 Df6 9.e5 Df5 Las blancas a cambio de dos peones tienen a su rey protegido; una torre en la columna central haciendo rayos X al rey rival que se mantiene en el centro, un poderosos alfil pinchando en f7, centro abierto de par en par con dominio absoluto de las columnas centrales…

10.Cg5 cxb2 La blancas se lanzan al ataque sobre f7 y hacen caso omiso de la llegada temática del peón negro a b2; con ello se contaba desde el inicio del Gambito.

11.Axf7+ Dxf7 Las negras se permiten esta jugada por tener entrada en a1 capturando torre y recuperando la dama en posición óptima tras los cambios. Pero esto ya estaba previsto por el primer bando que cree tener un poderoso as en la manga…

12.e6; Si las negras continúan con 12…bxT=D mate en dos; si las negras continúan con retirada de dama por ejemplo 12…Df5 mate en una; etc. La situación del rey negro ciertamente es desesperada. Pero aquí aparece la denominada Jugada Intermedia que escapaba a los cálculos blancos o lo que en lenguaje coloquial de club decimos ¡¡¡Encontrada!!! en forma de Enroque Largo.

12…O-O-O Este movimiento poco usual es salvador y aunque la partida continua con distintas chanzas, la ventaja negra material poco a poco se consolida.

13.Axb2 Df5 14.Cf7 dxe6 15.Cxd8 Cxd8 16.Cd2 Cf6 17.Tc1 Ab7 18.Ae5 Cd5 19.Da4 Cc3 20.Axc3 bxc3 21.Txc3 Ac5 22.Cf3 Tf8 23.Td1 Cf7 24.h3 Ce5 25.Tb3 Ab6 0-1

Fallido cambio de damas

El recurso a la simplificación cuando estamos siendo sometidos a fuerte ataque es un tema conocido de la defensa experimentada; más todavía si se lleva ventaja material. Pero al ajedrez se juega pensando y no sirve emplear irreflexivamente los principios ajedrecísticos de estrategia; estos han de ayudar al pensamiento, pero no sustituirlo. Cuando empleamos los principios aprendidos de modo automático sin atender a los detalles de la posición acontecen sorpresas como la acaecida a las negras que juzgaron suficiente forzar un cambio de damas para ganar la partida y de inmediato la perdieron.

Tisdall – Lee, London 1981

1.d4 e6 2.e4 c5 3.Cf3 cxd4 4.Cxd4 Cf6 por inversión de jugadas estamos en la Defensa Siciliana.

5.Cc3 Ab4 6.e5 Ce4 7.Dg4 Cxc3 Esta salida de dama, es un motivo temático de contrajuego y guarda semejanzas con ideas de la Variante Winawer de la Francesa.

8.Dxg7 Tf8 9.a3 Cb5+ 10.axb4 Cxd4 11.Ad3 Db6 12.Ag5 Cf5 13.Axf5 exf5 14.O-O-O Dg6 Aquí tenemos a las negras jugando a forzar el cambio de damas que eliminaría el peligro del ataque blanco y de paso, dada la ventaja material tras la simplificación el resto de la partida sería un caminito de rosas…

15. e6 d5 No se podía tomar la dama en g7 por mate en tres tras 16 exd+; no se podía tomar 15…dxe por mate en una; no se podía tomar 15…fxe por mate en una; etc.

16. Txd5 Cc6 17. e7 Cxe7 18. Td8+ 1-0

Rey castigado en el rincón

De niños, cuando nos portábamos mal en clase, era castigo habitual mandarnos al rincón. Curiosamente en ajedrez, no son pocas las ocasiones en que el rey halla refugio precisamente en los rincones, sobre todo cuando el enroque presenta una brecha en la muralla de peones. Es cierto que en un rincón, las posibilidades de atacar al rey se reducen por cuanto las vias de acceso están restringidas; pero, por la misma razón, se ven muy reducidas las vias de escape en caso de un simple jaque, no siendo pocos los casos en que acontecen mates en el rincón como el Mate Árabe o el Mate de la Coz. El caso que viene a continuación ilustra de modo magistral los riesgos de llevar el rey al rincón y el modo supremo de aprovechar tal circunstancia con una sorprendente Jaula de Rey.

Rossolimo – Livingstone, New York 1961

1.e4 d5 2.exd5 dxd5 3.Cc3 Da5 estamos en la línea principal de la Defensa Escandinava.

4.d4 Cf6 5.Cf3 Ag4 6.h3 Dh5 Este brusco desplazamiento de dama de un flanco a otro por el pasillo de la quinta horizontal, es una de las virtudes de este sistema defensivo. Obviamente, las blancas no pueden tomar alfil.

7.Ae2 Cc6 8.O-O Axh3 9.gxh3 Dxh3 Las negras confian en tener compensación de pieza por dos peones del enroque rival.

10.Cg5 Dh4 11.d5 Ce5 12.Ab5+ c6 13.dxc6 bxc6 14.Cd5 O-O-O La amenaza Cfg4 debe esperar ante el mate de Cc7. La posición es excitante: el blanco tiene dos piezas atacadas; una de ellas clavada. Los dos bandos tienen hecho trizas sus respectivos enroques…

15.Aa6+ Rb8 16.Af4 Txd5 Las blancas meten al rey negro en un fuego cruzado de sus alfiles, asunto muy peligroso en el enroqué largo como demuestra el Mate Boden. Pero las negras creen tenerlo todo controlado con la captura de torre en el centro del tablero.

17.Axe5+ Ra8 Las negras no pueden tomar el alfil por mate en una. Con todo el rey negro juzga confortable su retirada al rinconcito, dadas las múltiples amenazas sobre el rey y dama blancos.
18.c4 Dxg5+ Rossolimo, se ha percatado de que el rey negro en el rincón se halla en una Jaula, situación que no duda en explotar echando el resto.

19.Ag3 Txd1 20.Taxd1 Cd5 Con esta jugada las negras confían en anular las amenazas.

21.cxd5 c5 De dejarse tomar en c6, el peligro ahora sería la coronación del peón o mate.

22.b4 c4 Ahora de tomar en b4 vendría Tc1 y de dejarse tomar en c5 luego vendría Tb1 seguido de Ab7 tras jugadas previas como d6 etc.

23.Td4 e5 24.dxe6a.p. Axb4 25.Td7 Tb8 Las negras consiguen zafarse de un problema vertical, pero les sobreviene otro horizontal.

26.Tfd1 Ae7 Las negras intentan evitar las dobles amenazas de mate la que viene por Td8 y la que viene por Ab7.

27.exf7 c3 28.f8=D y las negras no pueden evitar el mate tras Ab7+ etc. 1-0