Un caballo de seis puntos

El caballo, dado su peculiar desplazamiento, es una de las piezas más afectadas por la posición que ocupa en el tablero desde su misma salida, así, si en la Apertura van a las casillas laterales, pudiendo ir a las centrales, les denominamos directamente “burros” o si entorpecen el desarrollo del alfil les decimos “Caballo tapón”. Por este motivo, si bien de principiantes se estable un valor absoluto de 3 puntos para el caballo que lo equipara al alfil, rápidamente hemos de demostrar al aficionado que el caballo pocas veces vale 3 puntos: a veces algo más, y otras, algo menos.

Para mostrar casos donde el caballo vale más de 3 puntos pueden presentarse el Mate Taimanov o el Mate de la Coz ya vistos en TX. Pero si deseamos presentar caballos que por su mera posición valen mucho más que su valor absoluto, hay partidas como la presente que ayudan a asimilar esta lección.

Lajos Portisch vs Tigran Petrosian (1976)

1.d4 d5 2.c4 c6 3.cxd5 cxd5 Estamos en la variante del cambio de la Defensa Eslava que conduce a esquemas simétricos.

4.Cc3 Cf6 5.Cf3 Cc6 6.Af4 e6 7.e3 Ad6 8.Ag3 O-O La retirada a g3 es una pillina forma de romper la simetría posicional que favorece la defensa negra. Evidentemente, si las negras toman ahora, se abre de par en par la chimenea h por donde posteriormente bajará Mamá Noel. Y de no tomar, hay una tensión latente en d6 y en el punto e5.

9.Ad3 Te8 10.Ce5 Axe5 11.dxe5 Cd7 La evolución de las piezas blancas es modélica para trabajar posiciones similares: las blancas situaron una pieza centinela en el punto fuerte e5, cosa que las negras no pueden tolerar forzando así el cambio. Para una mirada principiante, cabe preguntarse por qué las blancas entran en una combinación donde se le doblan peones; la respuesta es que ese peón en e5 como todo peón avanzado central, dificulta la defensa rival y en este caso, crea una casilla débil en d6 que como veremos será muy cómoda para un Caballo.

12.f4 Db6 13.O-O Dxe3+ 14.Rh1 Db6 Las blancas han entregado el peón doblado sobrante de e3, pero a cambio lo tienen todo dispuesto para emprender un ataque al enroque rival que precisará de algunos tiempos para recomponer su defensa.

15.Dh5 Cf8 Ya tenemos a Mamá Noel en la chimenea y eso que no está abierta. Ante la presencia del peón avanzado e5, el caballo negro ha de defender h7 no desde el natural f6 sino desde el incómodo f8, que por otra parte dificulta una escapatoria del rey.

16.Tf3 Cg6 Y aquí tenemos a la torre evolucionar por la tercer horizontal para ayudar a Mamá Noel a bajar por la chimenea. Vistas las maniobras blancas, las negras buscan taponar la diagonal al tiempo que oxigenan a su rey.

17.Af2 Dd8 Qué tiempo más rico…

18.Cb5 Cce7 Las columnas abiertas llaman a las torres; las diagonales a los alfiles; y los huecos a los caballos. El hueco de d6 es el mejor lugar para ubicar a este caballo.

19.Cd6 Ad7 Y aquí tenemos a un Caballo que vale al menos 6 puntos, o así lo juzgó el segundo jugador.

20.Ah4 Db6 Las blancas son muy conscientes de que ese Cd6 vale más; incluso, prescinden de hacer caja en b7 porque ya tienen en mente un plan de ataque cuya combinación cuenta con el apoyo que da ese Cd6 para una futura entrada de dama en f7 con mate.

21.Th3 h6 22.Af6 Dxb2 La jugada de Ah4 ya anticipaba este toque que deshace el enroque negro como un castillo de naipes.

23.Tf1 Cf5 24.Axf5 Y las negras abandonan porque todos los caminos conducen a la derrota tras Axg7. Debe apreciarse como no vale Cxf4 con doblete y amenaza de mate en g2 por la entrada de Dxf7 apoyada por el caballo de d6, ni ahora ni antes.

Fresno de Cantespino: el placer de jugar en verano

Desde tierras segovianas, nuestro colaborador J.M. Villanueva nos remite una breve crónica de un encantador encuentro estival que va camino de convertirse en una cita obligada para quienes gustan de jugar ajedrez entre amigos y por pura diversión.

El pasado Domingo 7 de julio, se celebró en Fresno de Cantespino el IV torneo de Ajedrez, englobado dentro del circuito provincial segoviano, donde en periodo estival semanalmente se celebra un torneo en distintas localidades.

Un total de 46 participantes llegados desde el propio municipio, la provincia, provincias cercanas e incluso no tan cercanas acudieron al evento matutino.

Jugadores que dan sus primeros pasos en el mundo del ajedrez y jugadores que han ganado campeonatos autonómicos, jugadores cuasi retirados y jugadores que compiten con sus jóvenes selecciones autonómicas, disputan sus partidas con ilusión y sana competitividad sin dar complicaciones al eficaz equipo arbitral de Sebas Armesto y Mónica Martínez.

Como novedad del torneo, se realiza un campeonato/sorteo de mates en dos con gran aceptación entre los participantes entre ronda y ronda. El premio un divertido libro de problemas de ajedrez: Divertimates.

El campeón del trofeo resulto el MC madrileño Alberto García Dorado con 5.5 puntos en 6 partidas.
Tras él con 4.5 ptos, un grupo de 7 jugadores: el joven Víctor Arce, Rafael Higueras, Marcos Polo, Víctor M. Cernuda, Bienve Minguela, Alberto Bernardo y Bernard Tanarro.
Los locales José M. Villanueva y Carlos Villamil (con omnipresente camiseta de Zuri Baltza) se quedaron cerca, con 4 ptos.

Este año se han añadido premios adicionales y el que más disfrutó al recibir un premio fue el que recibió una excelente botella de vino.

Tras el torneo y la entrega de premios presidida por el anterior alcalde Rafa Fernández y el concejal Pedro Pascual, que han acogido con gran ilusión el torneo de Ajedrez dando todo tipo de facilidades, el ayuntamiento ofreció un ágape a participantes y acompañantes que, desde tiempos de la reina Urraca de Castilla, en tierra de cocineros no se puede salir mal del pueblo.

El enroque ratonera

Cuando no nos hemos formado suficientemente bien en táctica, solemos contemplar el enroque rival como auténticas fortalezas inexpugnables; este punto de vista permanece inalterable si nuestros rivales tampoco han hecho los deberes al respecto; de esta guisa, llegamos a los torneos donde todos nos enrocamos sin saberlos atacar ni defender y el resultado de la partida depende de descuidos o en el mejor de los casos, en asuntos que nada tienen que ver, curiosamente con lo primero que se debe atender, a saber: la posición del rey propio y del rival.
Sin embargo, esta ingenua perspectiva cambia bruscamente a nada que nos tropecemos con oponentes solventes que nos propinen una pastilla de espabilina, precisamente, por enrocar sin saber atacar o defender su estructura. Es entonces, que experimentamos como esa fortaleza, se troca en una auténtica ratonera. Un buen ejemplo nos lo brinda el triple Campeón del Mundo, ante uno de los mejores jugadores del siglo XX, lo cual, debería ser suficiente motivo para prestar atención a este particular en el aula y en el club.
En mi obra El enroque ¡Uy! Qué miedo, recientemente reeditado por Chessy, me ocupo con profusión de esquemas, ejemplos y explicaciones de este tema de forma sencilla y pedagógica.

Mikhail Botvinnik – Lajos Portisch (1968)

1.c4 e5 La Apertura Inglesa tiene por objeto aprovechar la iniciativa del bando blanco en impedir la sana respuesta negra d5 para hacerse con el flanco de dama; su problema es que las negras juegan cómodamente e5 que puede comportar esquemas de la Siciliana con colores cambiados; además de que al ser una Apertura de flanco es sencillo realizar planteamientos simétricos sin demasiado riesgo.

2.Cc3 Cf6 3.g3 d5 4.cxd5 Cxd5 5.Ag2 Ae6 6.Cf3 Cc6 7.O-O Cb6 8.d3 Ae7 Si se observa el esquema del diagrama es parecido a una Dragón.

9.a3 a5 10.Ae3 O-O 11.Ca4 Cxa4 12.Dxa4 Ad5 Pese a las medidas tomadas por las negras para impedírselo, el primer jugador ha logrado evolucionar por el flanco de dama. Las negras ahora buscan contrarrestar al poderosos Ag2.

13.Tfc1 Te8 14.Tc2 Af8 15.Tac1 Cb8 Las negras incitan a la glotonería contando con una jaula para la torre; pero no han sopesado bien el comportamiento travieso de la torre enjaulada…

16.Txc7 Ac6 17.T1xc6 bxc6 Las blancas, contra pronóstico, sacrifican la torre libre en vez de la torre enjaulada, porque esta torre va a crear más problemas dentro de la jaula que fuera.

18.Txf7 h6 No vale tomar Rxf7 por 19 Dc4+

19.Tb7 Dc8 20.Dc4+ Rh8 Y aquí tenemos al enroque que más que una fortaleza se parece a una ratonera: una torre en séptima del rival; una dama vigilando la casilla g8 por la diagonal débil; un hueco en g6 para que salte el caballo…

21.Ch4 Dxb7 22.Cg6+ Rh7 23.Ae4 Ad6 El rey negro está dentro de un fotomatón.

24.Cxe5+ g6 25.Axg6+ Rg7 26.Axh6+ 1-0

Getaria: ejemplo de colaboración entre el ajedrez y nuestros mayores

Desde Getaria, el joven y entusiasta club local nos hace partícipes de una más de sus muchas iniciativas emprendidas, en esta ocasión, un acuerdo de colaboración entre el Ajedrez y las personas mayores, iniciativa que abre una puerta imaginativa y sobre todo autogestionaria a la falta de locales adecuados para la práctica de nuestro amado juego de mesa, sin necesidad de tener que depender continuamente de pápá estado y mámá institución subvencionaría. Posiblemente, esta idea acabe como todas las demás, incorporando alguna fórmula culinaria al estilo de Asterix y Obelix. Os dejo con la misiva remitida a TX desde la organización.

Egun on!
El pasado, lunes, 1 de Julio, protocolizamos la firma de un Convenio de Colaboración entre dos entidades sin ánimo de lucro de Getaria, el Club Deportivo «Elkano – Getaria», y la Asociación de Jubilados, Pensionistas y Minusválidos de Getaria.

Dicha Asociación cede el uso de una parte de sus instalaciones al Club Deportivo para que puedan utilizarlas.como sede de entrenamiento, y guardar allí el material deportivo, y en contraprestación el Club Deportivo impartirá cursos gratuitos de ajedrez a los miembros de la Asociación.

Una colaboración satisfactoria para ambas entidades, y que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Getaria.

La nueva sede del Club Deportivo «Elkano – Getaria» se encuentra situada en la parte alta de la Casa del Mar, y cuenta con magníficas vistas al puerto y la costa de Zarautz.

Patxi Julen Palencia
Presidente del C.D. Elkano – Getaria

Gemelos ajedrecísticos

En Genética, el estudio de gemelos ha proporcionado infinidad de datos para el avance científico; resulta curioso entonces, el poco caso que hacemos en Ajedrez a esas posiciones cuya estructura es similar, especialmente en el caso de las celadas, cuyo campo podría denominarse “Trampología”.
Un excelente caso de posición gemelar nos lo brinda una conocida celada de Leonhardt distinta a la que directamente fue bautizada con su nombre y ya aparecida en TX, de la que deben tomar buena nota quienes emplean la Apertura Central, pues es muy fácil caer en ella si no te la han explicado con antelación.

NN – Paul Saladin Leonhardt, 1903
1 e4 e5; 2 d4 exd; Aquí tenemos la Apertura Central. El plan es desarrollar rápidamente el flanco de dama para enrocar de largo y emprender un ataque a la bayoneta por el flanco de rey donde supuestamente se habrá enrocado el oponente.

3 Dxd Cc6; 4 De3 Cf6; 5 Ac4 Ce5; El desarrollo rutinario Ac4 típico de las aperturas de rey, en esta ocasión contradice el plan antedicho y posibilita pillerías como este intrépido salto de caballo que ya busca enredar a quien no conoce bien el esquema de juego elegido.

6 Ab3 Ab4+; 7 c3 Ac5; El natural avance c3 ha dejado débil la casilla d3, detalle este que está conectado con el brusco salto de Ce5, lo que permite este descarado ataque del alfil a la dama que no puede tomar por doblete.

8 Dg3 Axf2 Finalmente, las blancas desplazan la dama a la típica casilla g3 y caen de lleno en la trampa basada en los dobles de caballos: de nuevo en d3 de tomar con dama y en e4 de capturar con rey.

Pues bien, aunque parezca increíble, la misma idea, por idéntico procedimiento e igual resultado acontece en otros esquemas de apertura, de modo que, si se conoce esta celada, es posible que su ingeniosa artimaña igualmente pueda ejecutarse en diagramas aparentemente distintos. Disfrutemos de uno de sus gemelos:

Petterson vs Erik Jakob Larsson, (1963)

1 e4 c5; 2 d4 Cxd; 3 c3 e5 Las blancas han empleado el Gambito Morra contra la Defensa Siciliana. Como se puede observar la casilla d3 ha quedado débil por el avance c3; sobre esta semejanza cabe empezar a trabajar temas similares a los que aparecen en la celada anterior.
4 Cxd exd; 5 Dxd Cc6; 6 De3 Cf6; ¡Uy! Esto ya se parece bastante a la celada anterior…
7 Ac4 Ce5; estoy seguro que de haber conocido las blancas la partida anterior se hubieran pensado dos veces este desarrollo enlatado.
8 Ab3 b6; Las negras parecen conocer la idea y preparan el camino.
9 h3 Ac5; 10 Dg3 Axf2+