La Inmortal de Txiki Xake

El género de las Inmortales parece un terreno reservado a los más grandes jugadores de la historia, cuyos encuentros acontecen en los más prestigiosos torneos, donde se despliega un juego más que aceptable por parte de quien es derrotado para terminar con una combinación asombrosa donde abundan los sacrificios y toda suerte de temas tácticos. Y sin embargo, no siempre es así: la misma Inmortal de Anderssen – Kieseritzky fue un encuentro amistoso; en otras ocasiones las piezas son conducidas por jugadores de segunda fila, se cometen fallos clamorosos con el Df5 de Dufresne en la Siempreviva, etc. Pues bien, en un rincón de Euskadi llamado Arrigorriaga, en un encuentro amistoso, entre dos amigos absolutamente desconocidos para el listado FIDE, aconteció una partida que me atrevo a calificar de Inmortal, donde el juego del bando derrotado, aun siendo más que dudoso, explicadas las razones que lo motivaron, no desluce en nada la maestría con que el oponente vence y convence.
Por la amistad que me une al vencedor, es que me he permitido bautizar con el nombre del blog esta miniatura.

Esteban Becerro Rio – Enmascarado, Arrigorriaga, 2019

1 e4 e5; 2 Cf3 Cc6; 3 d4 exd4; Aquí tenemos la Apertura Escocesa un modo de desviar al peón de rey de su tarea primordial de frenar a su oponente con vocación de avanzar en el terreno rival.
4 Ac4; Y aquí tenemos al Gambito Escocés un juego tremendamente pillo donde asoman entre otras artimañas celadas pastoriles.
4…Ab4+ Y aquí tenemos a las negras tras tomarse un escocés. Hay dos tipos de jaque: los que asustan y los que ayudan; este es de los últimos. Pero dar este jaque viene respaldado por esa idea de desarrollar atacando ¡y que mejor ataque hay que dar un jaque! Además…de interponerse con el peón, se captura y se queda el negro con peón de más. No parece mala.
5 c3 dxc3; Lo dicho. Las negras comen con la tranquilidad que de tomar las blancas con caballo, no parece haber problemas con peoncito de más. Y de tomar con peón, su estructura con peones aislados y uno de menos no parece nada halagüeña.
6 0-0 cxb2; Las blancas, recordando posiciones similares de otras ingeniosas travesuras de inicio, se desvía de los cálculos negros y pone su rey a salvo. Las negras, por su parte, entienden que al tomar en b2 se quedan con dos peones de más y confían en que una defensa correcta les dará la victoria; o en su defecto, que su rival no sepa sacar provecho de su posición activa.
7 Axb2 Af8; Tras esta jugada, está claro que las negras más que confiar en una defensa correcta, esperan el fallo del oponente. El movimiento se explica porque el segundo bando observa el pinchazo en g7 propinado por Ab2 y ahora cae en la cuenta que de jugar Cf6 hay problemas con el avance e5. Por otra parte, empieza a ver los temas pastoriles con Dd5 etc. Las negras esperan que tras el regreso Af8 podrá sacar sus piezas y, aunque lentamente, hacer valer su ventaja material.
8 Te1 d6; Pero Esteban, esta vez está inspirado y coloca su torre ejerciendo un fuerte Rayos X sobre el rey negro que permanece en el centro. Su idea es que las negras no puedan desarrollar su Cf6 sin más; ni puedan avanzar su peón dama por descubierta. Pero las negras adelantan su peón a d6 confiando en temas de simplificación.
9 e5 dxe5; 10 Cxe5 DxD; Aquí tenemos el tema de la simplificación que las negras aguardaban desde que jugaron d6. La intención negra es que tras el cambio de damas los peones le darán ventaja, eliminados los problemas del desarrollo.
11 Axf7+; ¡¡¡Sorpresa!!! Las blancas se percatan de una curiosa secuencia y ejecutan un golpe maestro.
11…Re7; Las negras temen cosas raras de irse a d8 como TxD+, posición que juzga muy peligrosa. Re7 parece una jugada más tranquila y aún ganadora recordando otras triquiñuelas, pues el Af7 y la Te1 de las blancas están en situación comprometida.
12 Cg6+ Pero como muy bien exclamó mi amigo Yago Gallach ¡Hasta el rey más noble se aparta ante un jaque doble!
12…RxA; Las negras respiran aliviadas y creen que lo tienen todo resuelto.
13 CxT++ Pero mate.
Una preciosidad de miniatura.

Una partida divina

Al visionar la presente partida, una de las mejores de la historia, uno padece todos los síntomas propios de hallarse frente a una genuina experiencia de divinidad, a saber: quietud, silencio, admiración y anonadamiento. En consecuencia, nada mejor puedo hacer que recomendarles su reproducción sin atreverme a comentar ni lo más mínimo.

Ivanchuk – Yusupov, Bruselas, 1991

1. c4 e5 2. g3 d6 3. Ag2 g6 4. d4 Cd7 5. Cc3 Ag7 6. Cf3 Cgf6 7. O-O O-O 8. Dc2 Te8 9. Td1 c6 10. b3 De7 11. Aa3 e4 12. Cg5 e3 13. f4 Cf8 14. b4 Af5 15. Db3 h6 16. Cf3 Cg4 17. b5 g5 18. bxc6 bxc6 19. Ce5 gxf4 20. Cxc6 Dg5 21. Axd6 Cg6 22. Cd5 Dh5 23. h4 Cxh4 24. gxh4 Dxh4 25. Cde7+ Rh8 26. Cxf5 Dh2+ 27. Rf1 Te6 28. Db7 Tg6 29. Dxa8+ Rh7 30. Dg8+ Rxg8 31. Cce7+ Rh7 32. Cxg6 fxg6 33. Cxg7 Cf2 34. Axf4 Dxf4 35. Ce6 Dh2 36. Tdb1 Ch3 37. Tb7+ Rh8 38. Tb8+ Dxb8 39. Axh3 Dg3; 0 – 1

La Inmortal de Schlechter

La doble entrega de torre en la primera fila es un recurso táctico asociado a la categoría Inmortal desde el celebérrimo encuentro de Anderssen – Kieseritzky; en consecuencia su presencia en una partida eleva la misma a dicha categoría, más todavía, si el final va acompañado como en el caso presente de una bella combinación trufada de recursos tácticos y amenazas de mate. Por ello, es una partida agradecida de seguir y muy útil para excitar la capacidad táctica del alumnado.

B. Fleissig – C. Schlechter, Viena 1895
1.b4 e6 El movimiento de las blancas, fue bautizado por Tartakower con el nombre de «Apertura Orangután», por recordarle a un ejemplar del Zoológico de Nueva York.
2.Ab2 Cf6 3.a3 c5 Descubierto el chiste inicial de tomar en b4, las blancas se ven obligadas a realizar otro movimiento lateral. Las negras con buen criterio interrogan a b4 sobre su extraña situación.
4.b5 d5 El diagrama es muy elocuente acerca de las desventajas de jugar de modo tan extravagante.
5.d4 Da5+ La quinta jugada blanca hace sospechar que el orangután no sabe en qué jungla se ha metido. Y las negras castigan su aventura.
6.Cc3 Ce4 7.Dd3 cxd4 Que la dama ande metida en tareas defensivas tan temprano no augura nada bueno…
8.Dxd4 Ac5 Las negras inician un ataque que cuenta con el conocido tema táctico de entregar las dos torres a cambio de tiempos de ataque, desarrollo y desplazar a la dama rival a un rincón desde donde no podrá intervenir en el final de partida.
9.Dxg7 Axf2+ 10.Rd1 d4 Las negras entregan su primera torre y con ese tiempo que no se emplea en la defensa de la torre se utiliza en pinchar al caballo que debe aguantar en c3 para evitar mate en e1.
11.Dxh8+ Re7 12.Dxc8 dxc3 13.Ac1 Cd7 Y aquí tenemos el segundo sacrificio de torre. Con esta segunda entrega, las blancas desplazan a la dama rival al rincón y la dejan fuera de juego. Hecho lo cual, la dama negra podrá hacerse dueña de la columna d por donde dará el mate.
14.Dxa8 Dxb5 Las negras amenazan mate en dos.
15.Af4 Dd5+ Y ahora seguirá una bella secuencia.
16.Rc1 Ae3+ En este movimiento negro se dan a la vez dos temas tácticos: despeje de la casilla y sacrificio silencioso.
17.Axe3 Cf2 Las negras despejada la casilla de f2 llevan allí su caballo para amenazar mate en d1 provocando una desviación del alfil.
18.Axf2 Dd2+ Desviado el alfil que protegía la entrada de dama en d2, el mate es sencillo de entrever.
19.Rb1 Dd1+ 20.Ra2 Dxc2++ 0–1

La Inmortal Uruguaya

Los tesoros ocultos del ajedrez no siempre se hallan bajo espesas capas de tiempo que las relegan al olvido; en ocasiones, su ocultación es debida a nuestro eurocentrismo que nos hace vivir de espaldas a otras realidades como es la latinoamericana, asunto del todo comprensible entre eslavos, anglosajones pero de difícil disculpa entre nosotros. La presente partida disputada a mediados del siglo XX en el Campeonato de Uruguay, es una auténtica Obra Maestra para ilustrar cómo explotar un enroque abierto del rival.

Molinari, Bruno – Cabral, Luis Roux, Montevideo 1943
1.d4 Cf6 2.Cf3 d5 3.c4 c6 4.Cc3 Cbd7 5.e3 e6 6.Ad3 dxc4 7.Axc4 b5 8.Ad3 a6 Estamos en la Variante Merano de la semi Eslava.
9.0–0 c5 10.b3 Ab7 11.De2 Db6 12.Td1 Ae7 13.a4 b4 14.Cb1 Tc8 15.Cbd2 cxd4 16.Cc4 Da7 17.Cxd4 0–0 18.Ad2 a5 19.Cb5 Da8 Tras varias jugadas de costumbre, las blancas se han decidido por hacerse con el flanco de dama con su caballería. Pero las negras se disponen a sacar petróleo de su diagonal blanca contra el enroque rival.
20.Cbd6 Axg2 21.Cxc8 Txc8 Las negras han sacrificado calidad, pero a cambio tienen una diagonal más grande que la de Barcelona.
22.Te1 Af3 Las negras, antes de nada, bloquean el enroque abierto vigilando con su alfil las débiles casillas blancas.
23.Df1 Dd5 Obsérvenos la enorme diferencia que hay entre una dama forzada a defender a su rey y la que se dispone a dar mate en una desde el centro del tablero.
24.e4 Txc4 Ante el mate directo por la columna g, las blancas no pueden tomar la dama.
25.bxc4 Dh5 De nuevo las negras amenazan el mismo mate desde otra casilla.
26.Af4 Cg4 27.Ae2 Cde5 Las blancas buscaban una simplificación que aliviara la presión. Pero la posición de piezas negras es óptima y no se puede jugar más con menos piezas.
28.h3 Ac5 29.Ag3 Cxf2 El juego forzado de las blancas no auguraba nada bueno. No se podía tomar el caballo de g4 por mate del pozo en h1.
30.Axf2 Dg5+ 31.Rh2 Df4+ 32.Ag3 Ag1+ El golpe Maestro que trabaja sobre el tema de la obstrucción y encerramiento de rey.
33.Dxg1 Cg4+ Y las blancas abandonaron ante el mate inminente.

La inmortal Ucraniana


La presente partida correspondiente al Campeonato de Ucrania de 1937, es una de esas Bellas Desconocidas, cuyas jugadas elevan una suntuosa catedral. Esta Inmortal, merece ser más a menudo representada en el aula por su sencillez de ejecución y posibilitar a los más jóvenes seguir su desarrollo a nada que hayan conocido los temas tácticos elementales. Como de costumbre, aquí sólo los señalaremos para no empañar con excesivos detalles su brillante sobriedad.

Korchmar, Efim – Poliak, Evsey, Kiev 1937
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Cc3 Cf6 4.Ab5 d6 Estamos en la Defensa Steinitz contra la Apertura Española.
5.d4 exd4 6.Cxd4 Ad7 7.0–0 Cxd4 8.Axd7+ Dxd7 9.Dxd4 Ae7 10.Td1 0–0 11.e5 Ce8 Las blancas explotan el tema de la clavada de d6.
12.Af4 a5 Las blancas continúan presionando sobre d6
13.Td3 Ta6 Mientras las blancas emplean el pasillo horizontal para el ataque, las negras se ven forzadas a trabajar el mismo recurso para la defensa de d6.
14.Te1 Df5 Las blancas ocupan la columna abierta y las negras aprovechan para desclavarse.
15.Cd5 Ad8 16.exd6 Cxd6 La disposición de piezas de uno y otro bando habla por si sola de quién está mejor. No es preciso mirar la caja.
17.Tg3 f6 18.Ah6 Tf7 Las negras se defienden como gato panza arriba creyendo estar a salvo en una Caja Fuerte: la torre defiende g7; y el caballo defiende la entrada en e8.
19.Cb4 axb4 Primero un despeje de casilla por medio de sacrificio de pieza.
20.Dxd6 Dd7 Y después, por medio del tema Destrucción de la Defensa, el susto que amenaza mate en pocas.
21.Dd5 Rf8 Las negras mueven el rey ante la fuerte entrada de la torre blanca en g7 al tener la torre clavada. Y no pueden tomar la dama por mate en pocas con el mismo tema de antes.
22.Txg7 Dxd5 Pero la entrada en g7 era más enérgica de lo que parecía. Si las negras tomaban Txg7 cae la dama.
23.Tg8+ Rxg8 24.Te8+ Tf8 25.Txf8++ 1–0