Un Tal inmortal

Mijaíl Tal, octavo Campeón del Mundo de Ajedrez, está considerado uno de los más fuertes jugadores de ataque de todos los tiempos, de modo que, es difícil elegir de entre sus espectaculares triunfos uno sólo que despunte con dicho honor. Con esta dificultad de selección me he inclinado por la siguiente partida al vencer Tal con la línea que lleva su nombre en la Variante Scheveningen de la Siciliana, un sencillo plan para quienes disfruten con una guerra sin cuartel.

M. Tal – B. Larsen, Semifinal de Candidatos, 1965

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 e6 5.Cc3 d6 6.Ae3 Cf6 7.f4 Ae7 8.Df3 O-O Con la salida de dama a f3, las blancas entran en la línea Tal de la Variante Scheveningen de la Siciliana (B82); pongo la referencia porque es un plan sencillo: la dama se sitúa en el flanco donde se dispone a castigar el enroque rival; deja via libre a su rey para el enroque largo; y lanza sus peones hacia el rey negro ganando tiempo gracias a la presencia del Cf6.
9.O-O-O Dc7 La dama negra debe retirarse de los rayos X de Td1; Dc7 no es lugar elegido aunque sea temático para la dama siciliana, porque de haber ido a a5 o b6 los saltos de caballo la pondrían en dificultades.

10.Cdb5 Db8 11.g4 a6 12.Cd4 Cxd4 Tras estos movimientos alguien podría preguntarse por qué las blancas no jugaron en directo 10 g4; la explicación está vinculada a temas tácticos concernientes a la posición de la dama negra tras un eventual e5 de las negras, un tema para analizar con profundidad poniendo atención en la diferencia de los diagramas resultantes.
13.Axd4 b5 14.g5 Cd7 Estamos en el típico planteamiento de enroques opuestos: los peones se lanzan contra la posición del rey rival sin otra intención que ganar tiempos de ataque expulsando piezas rivales de su defensa y provocar rupturas en sus líneas defensivas.

15.Ad3 b4 Los alfiles blancos parecen dos misiles.

16.Cd5 exd5 Y aquí tenemos al Brujo de Riga haciendo su magia. Esta entrega de caballo es un sacrificio posicional que busca abrir la diagonal contra h7, tener control de la columna central y puntos de apoyo en casillas débiles cortacircuitando todo el centro negro.

17.exd5 f5 Las negras buscan activarse en su defensa y optan por este avance en vez de por g6 al prever el clásico minero con h5 y la apertura de la chimenea h o la ruptura en f5 y el pinchazo en f6.

18.Tde1 Tf7 19.h4 Ab7 20.Axf5 Txf5 21.Txe7 Ce5 Las blancas tras controlar la columna han penetrado en la séptima fila, detalle que habla por si solo de cómo las están pasando las negras.

22.De4 Df8 23.fxe5 Tf4 Las blancas se hallan en una especie de Buffet libre donde pueden elegir qué comer y con buen criterio toman el caballo centralizado para crear peón pasado.

24.De3 Tf3 25.De2 Dxe7 26.Dxf3 dxe5 27.Te1 Td8 28.Txe5 Dd6 Las negras tienen puestas sus esperanzas en un final con alfiles de distinto color para entablar, pero dos peones de más es demasiada ventaja. El resto de la partida merece ser vista por la combinación final.

29.Df4 Tf8 30.De4 b3 31.axb3 Tf1+ 32.Rd2 Db4+ 33.c3 Dd6 Y tras estos movimientos anodinos, vuelve a aparecer el Mago de Riga.

34.Ac5 Dxc5 Sacrificio de desviación.
35.Te8+ Tf8 36.De6+ Rh8 37.Df7 Se anuncian mates varios. 1-0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *