La Inmortal Postal

La modalidad del Ajedrez Postal, dada su naturaleza paciente ha proporcionado al juego numerosas joyas a manos de ajedrecistas que en la competición viva nunca destacaron. Entre dichas joyas, sobresale la que se ha dado en denominar “La Inmortal Postal”, partida a la que no le falta de nada: jugadas extrañas; sacrificios de dama; coronaciones; y mate in extremis.
Su visionado puede aprovecharse para explicar cómo se jugaba a esta modalidad antes de la llegada de Internet.

Sundin, Karl Arvid – Andersson, Erik
Correspondencia 1964
1.e4 e6 2.d4 d5 3.Cc3 Ab4 4.e5 Dd7 5.Ad2 b6 6.f4 Ce7 7.Dg4 g6 8.Ab5 c6 9.Ad3 Aa6 10.Axa6 Cxa6 11.De2 Db7 12.Cf3 Tb8 13.Rf2 Axc3 14.bxc3 c5 15.Db5+ Cc6 16.Tab1 0–0 17.g4 Ca5 18.f5 Cc4 19.f6 Cc7 20.Db3 Dc6 21.Ah6 Tfc8 22.h4 a5 23.h5 a4 24.hxg6 fxg6 25.Cg5 axb3 26.f7+ Rh8 27.Cxh7 bxc2 28.Cf6 cxb1=D 29.f8=D+ 1–0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *