Sobre las condiciones de Juego

 

Jugar en tan excepcionales condiciones como hacen en la Final del Gran Slam de Bilbao, es algo que está al alcance de muy pocos...¡Bolsillos!

 

J.M. Villanueva, Árbitro de la Federación Vasca de Ajedrez, nos ofrece esta vez una excelente reflexión sobre las condiciones más adecuadas para la práctica de nuestro juego. Merece la pena prestarle atención.

El ajedrez es un juego que precisa de un alto grado de concentración mientras se practica. Muchas veces esa concentración se puede ver alterada por motivos externos que nos incomodan durante la partida: ruido en la sala de juego, tableros o piezas descoloridas y viejas, mesas y sillas en mal estado, falta de iluminación en la sala, aire rancio, etc.

El acondicionamiento del local, así como el equipamiento, deberán reunir las condiciones apropiadas para el nivel de la competición y todos debemos colaborar en ello.

Local

La verdad es que cuando jugamos, jugamos en cualquier sitio dependiendo de las circunstancias: en locales cerrados, en frontones, en la calle, …

Ya quisiéramos todos jugar en condiciones como las de la urna que hemos visto por Bilbao, al alcance sólo de unos privilegiados. Sin embargo, las más de las veces, nos tenemos que acoplar a lo que haya pero siempre que se cumplan unas mínimas condiciones.

Condiciones ambientales adecuadas:

Temperatura: agradable, no conviene pasar ni frío ni calor. En este caso se recomiendo una temperatura de 22 a 24ºC.

Ventilación: conviene que haya un ligero movimiento del aire pero sin corrientes, que no se note.

Humedad: los ambiente húmedos o muy secos no son muy cómodos ya que nos permite respirar correctamente. Se recomienda una humedad del aire entre el 20 y el 60%.

Iluminación: buena luminosidad sin sombras, mínimo 300 luxes. Asimismo sin deslumbramientos ni directos ni indirectos.

Capacidad: la sala de juego deberá tener amplitud suficiente, proporcional al número de jugadores y árbitros así para el público asistente. En algunos casos se recomienda 2m2 por jugador y si el evento es grande se puede reducir a 1,7m2.

Silencio: el ruido incluido el de los otros jugadores no nos deja concentrarnos. Una alfombra puede eliminar el ruido molesto e incluso una nueva normativa para ciertos campeonatos indica llevar calzado de suela blanda.

Fácil acceso: tanto a la propia sala de juego como a los servicios.

Equipamiento

Aparte del local de juego también hay que tener en cuenta:

Tableros en buen estado, de madera o material similar, pintados o acabados en colores mates, para evitar el reflejo de la luz. Los cuadros de 4,5 a 6 cm de lado

Piezas, homogéneas (no mezclemos juegos) del modelo Staunton o similar de los número 5 ó 6, guardando armonía con el tamaño del tablero.

Mesas, medidas mínimas de 70×70 acorde al tamaño de los jugadores. También pueden ser mesas corridas respetando espacios entre jugadores y facilitando el acceso a las sillas.

Sillas, cómodas y de altura proporcional a las mesas de juego.

Planillas, del tamaño adecuado sobre todo a la hora de anotar las jugadas.

Relojes, fáciles de usar..

Por una vez que no se cumplan unas condiciones adecuadas no pasa nada; Pero estar todos los días así no puede ser bueno.

Referencias.
Reglamentos de la FVA, FEDA y FIDE
The Chess Organiser´s Handbook, Steward Reuben
Normativa RD 486/1997

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *