Ajedrez y Filosofía: dos pasiones enfrentadas

Si el Ajedrez enseñara a pensar, la mayoría de los ajedrecistas serian filósofos; y si la Filosofía enseñara a razonar correctamente, la mayoría de filósofos serian buenos ajedrecistas; como quiera que no sucede ni lo uno ni lo otro, así nos explicamos el poco caso que mutuamente se hacen universos aparentemente afines, por cuanto siendo como son ambas disciplinas marcadamente cerebrales, racionales, reflexivas, ilustradas, silenciosas, minoritarias y aún reposadas, choca sobremanera la paupérrima representación de la tropa filosófica en el ajedrez y no digamos de la panda ajedrecista en la Filosofía, observación esta mía que también cabe disculpar por el carácter celoso y absorbente que dichas materias, cual amantes enfrentadas, demandan de las distraídas mentes por ellas atraídas. Sin embargo, en honor a la verdad, hemos de reconocer que, aun pocos, los ejemplos son de categoría como lo prueban Benjamín Franklin, David Hume o Jean-Jacques Rousseau, autores consagrados del pensamiento muy aficionados al tablero, o el insigne Emanuel Lasker quien además de ser el más longevo Campeón Mundial de ajedrez fue un destacado Filósofo.
El texto puede ser escuchado en la sección Escaque 65 del Rincón del ajedrez, un formidable espacio radiofónico dirigido por, Manuel Azuaga, dedicado con entretenida profesionalidad al maravilloso mundo de las 64 casillas que podeis visitar pinchando en la siguiente dirección:
https://www.ivoox.com/escaque-65-filosofia-ajedrez-dos-pasiones-enfrentadas-audios-mp3_rf_43620165_1.html

Un comentario sobre “Ajedrez y Filosofía: dos pasiones enfrentadas”

  1. La Fª es la etapa inicial, la que busca y se hace preguntas con mas o menos sentido crítico, es la etapa en la que uno piensa que hay una laguna en las aplicaciones y la desarrolla y la crea, en este caso el juego del ajedrez ( quien lo inventaría, y ojo¡¡ cuando?? no ha sido en la revolución industrial) y luego va en busca de otra posible aplicación.

    Los griegos, portentosos filosofaron sobre las divinidades pero no tuvieron mucho éxito, pero en muchos aspectos incluso matemáticos o físicos ( es impresionante la repercusión práctica de Arquimedes) son plenamente vigentes

    De todas maneras somos esclavos de los números, presentes en todas las disciplinas y en el día a día, a no ser que el azar nos libere de ellos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *