Castigo a la dama rabiosa y a sus pastorcillos

No son pocos los monitores que habiendo observado lo difícil que es convencer a los escolares para que dejen de jugar el Mate Pastor una vez se les ha enseñado este mate básico de apertura y aún  de que desarrollar la dama al inicio es perjudicial a sus intereses, toman la drástica decisión de dejar de impartir esta enseñanza, al menos en los momentos tempranos de su periodo de principiante. Pero este no es el camino adecuado para la buena instrucción de su alumnado.

La enseñanza del Mate pastor es adecuada por varios motivos:
1º Para que no se lo den.
2º Para trabajar la coordinación de piezas.
3º Para trabajar la correcta defensa.
4º Y para demostrar lo malo que es salir con dama al inicio de partida.

Por lo general, la mayoría de monitores hace bien los tres primeros pasos; empero, el cuarto punto queda muy deficientemente cubierto en el aula. Con el objeto de proporcionar alguna herramienta con la que satisfacer este cuarto requisito a impartir con ocasión de trabajar el Mate pastor (Ya dado en TX) y a fin de que los monitores muestren lo malo que de verdad es ir a a dar este mate si enfrente hay un jugador con experiencia o avanzado, es que presento esta miniatura que de aprenderla será de gran provecho para repeler tan ingenuo modo de tacar al inicio de la partida.

Adow – Borisov, San Petersburgo, 1889

1 e4 e5; 2 Dh5 Cc6; La prematura salida de la dama rabiosa, suele dar buenos resultados ante principiantes, pero una vez se conoce el truco, la dama paga caro en tiempos y desarrollo su osadía. La respuesta negra es con mucho la mejor jugada en esta posición, pues además de defender al peón e5, permitirá posteriormente propinar alguna que otra coz a la dama cuando esta se halle en f3 o b3.
3 Ac4 g6; 4 Df3 Cf6; Las blancas empeñadas en el tema pastoril buscan el camino vertical toda vez les han entorpecido el paso por el diagonal. Las negras defienden la entrada en f7 con desarrollo sin mayor problema.
5 Db3 Cd4; Las blancas percatándose de que su dama entorpece la salida de su caballo a f3 ven óptimo desplazarse a b3 pinchando de nuevo en f7, pero las negras sorprenden al atacar a la dama y permitir la entrada del alfil en f7 dado que ello le dejará a las blancas con dos piezas tocadas y viéndose forzadas a ceder el alfil tras la secuencia 6 Axf7+ Re7; 7 Dc4 b5;
6 Dc3 d5; Las negras han de aprovechar la situación comprometida de la dama rápidamente poniendo en juego todos sus efectivos.
7 Axd5 CxA; 8 exC Af5; Las negras ya entran sin remedio en c2, pero las blancas no lo saben todavía y creen que hay fácil remedio.
9 d3 Ab4; Y hemos aquí el castigo recibido por la Dama rabiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *