Una respuesta tranquila

La partida de hoy, donde la actual joven Campeona del Mundo Ju Wenjun, vence al veterano Nigel Short, estuvo precedida por los desafortunados comentarios de este astro del tablero sobre la incapacidad del cerebro femenino para el juego de ajedrez. No es la primera, ni será la última vez que las ajedrecistas hacen tragar sus palabras a sus colegas masculinos.
Al margen de este chascarrillo, la partida es merecedora de aparecer en TX por el juego didáctico que ofrece al presentar dos modos opuestos de estrategia en la Apertura, saliendo reforzado el procedimiento ortodoxo que es el primero en que debemos formarnos, a saber:
-Se debe abrir por el centro
-Se debe ocupar el centro con peones
-Se debe desarrollar las piezas por el centro
-Se debe ganar espacio
-etc.
A parte de esto, el encuentro tiene golpes tácticos sencillos de explicar donde la estrella es la intermedia, yendo de sorpresa en sorpresa, con un ritmo dinámico que hace de sus movimientos un fuego de artificio.
Pero, sobre todo, puede ser un buen ejemplo de cómo responder de modo tranquilo y pausado las ofensas, dándose la feliz circunstancia de que el desencadenante del desenlace de la partida es a su vez una jugada tranquila.

Ju Wenjun – Nigel Short, Nueva Zelanda, 2016
1.d4 e6 Ya desde el primer movimiento observamos dos modos distintos de afrontar la Apertura; ciertamente ambos bandos abren por el centro, pero mientras las blancas ocupan su centro con peón, las negras dan opción con su tímido avance a que el rival obtenga el denominado “Centro perfecto” e4-d4. Esto tiene consecuencias como mayor espacio para las blancas.
2.c4 b6 El tímido avance e6 obliga a las negras a buscar una salida a su alfil por fiancheto lo cual supone sacar la pieza de modo lateral en vez de central e implica un nuevo movimiento de peón que no trabaja para el centro.
3.e4 Ab7 4.Ad3 Ab4+ 5.Rf1 c5 6.a3 Aa5 El movimiento de rey, aunque raro, aparece en varias líneas de apertura; en este caso su desplazamiento deja al alfil de b4 sin ocupación y más que un alfil malo, es un alfil tonto que ahora debe quedarse en la banda.
7.Cf3 Ce7 El dominio blanco central con sus peones impide a las piezas negras salir de modo natural. De este modo, mientras el caballo blanco no tiene miedo de salir al trote, el caballo negro evita exponerse a molestos a que lo pinchen en e5.
8.Af4 Ca6 Ahora obsérveseel diagrama: las blancas tienen centro, piezas centralizadas, y espacio. Las negras, por el contrario, tienen tres de sus piezas en la banda y posición restringida.
9.d5 O-O 10.Ad6 Te8 El correcto despliegue de las piezas blancas posibilita ponerle una camisa de fuerza a las negras incidiendo en la casilla débil d6 por medio de bloqueo.
11.h4 ! Cc8 Una de las ventajas de no enrocar consiste en poder realizar un “Ataque a la bayoneta” sobre el rival sin necesidad de perder tiempos colocando bien las torres, porque la torre desde su posición inicial ya trabaja en la tarea. Por su parte, las negras para librarse de la camisa de fuerza en forma de Ad6 han de retirar su caballo a la fea posición de la primera fila, sumando así otra pieza a la periferia del tablero.
12.Ag3 exd5 13.exd5 Df6 Con los cambios centrales, las negras han logrado algo de oxígeno: su torre ocupa la columna central; hay un Mate del Pozo latente en e1; la Dama desde f6 enchufa los Rayos X sobre el Rey blanco y ataca b2…pero la mala disposición de sus piezas, no ayuda a sacar provecho de estas bazas.
14.Dc2 h6 La óptima posición de las piezas blancas, como veremos permite jugadas como esta que defiende y ataca a la vez, ganando tiempos con ello.
15.Cbd2 Cd6 16.h5 Axd2 Las negras deben realizar maniobras para recolocar sus piezas, tiempos que aprovechan las blancas para ganar espacio en el flabco de rey con un avance h5 que fija la posición del enroque e impide futuras estratagemas de bloqueo mediante el conocido método de “Peones amigos”. Las negras también se ven forzadas a ceder la pareja de alfiles.
17.Cxd2 b5 18.cxb5 Cc7 Las negras buscan activarse.
19.Dc3 !Dg5 El ofrecimiento tranquilo de cambio de damas es una genialidad, detonante auténtico de cuanto va a suceder a continuación, pues en el aire está el caballo negro de d6; un tema recurrente en las distintas combinaciones de respuesta a la inesperada tranquila jugada blanca.
20.Axd6 Dxd5 Las negras recuperan algo de material y amenazan pieza y mate.
21.Ce4 Cxb5 Las blancas con su caballo defienden tanto el mate como la pieza. Las negras responden con un doble y captura de otro peoncito.
22.Dc4 Dxc4 423.Axc4 Cxa3 Las blancas por medio del cambio de damas se quitan de encima la presión; sin embargo, las negras cuentan con artimañas en forma de “intermedias” que obligarán a no bajar la guardia ni un instante.
24.Axf7+ Rxf Pero las blancas también contaban en la recámara con una intermedia, acaso más bella que la de la partida por cuanto no hace ruido al tratarse del denominado “Sacrificio silencioso”, a saber: Cf6. Con todo, la intermedia en f7, añade emoción al desenlace de la partida.
25.Cxc5 Axg2+ Podía resultar mejor Cc2 seguida de Ae4 con algunos truquitos, pero de nuevo las negras buscan enredar con otra intermedia dado que tenían dos piezas amenazadas y siguieron el principio infantil de morir matando.
26.Rxg2 Cc4 27.Ag3 Cxb2 Las negras tienen la esperanza de poder resistir gracias a su cartilla de ahorro en forma de peón pasado alejado del rey rival. Pero una pieza es una pieza.
228.Cxd7 a5 29.Ce5+ Rg8 30.Thb1Y Short se comió sus comentarios en forma de arroz tres delicias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *