Fresno de Cantespino: el placer de jugar en verano

Desde tierras segovianas, nuestro colaborador J.M. Villanueva nos remite una breve crónica de un encantador encuentro estival que va camino de convertirse en una cita obligada para quienes gustan de jugar ajedrez entre amigos y por pura diversión.

El pasado Domingo 7 de julio, se celebró en Fresno de Cantespino el IV torneo de Ajedrez, englobado dentro del circuito provincial segoviano, donde en periodo estival semanalmente se celebra un torneo en distintas localidades.

Un total de 46 participantes llegados desde el propio municipio, la provincia, provincias cercanas e incluso no tan cercanas acudieron al evento matutino.

Jugadores que dan sus primeros pasos en el mundo del ajedrez y jugadores que han ganado campeonatos autonómicos, jugadores cuasi retirados y jugadores que compiten con sus jóvenes selecciones autonómicas, disputan sus partidas con ilusión y sana competitividad sin dar complicaciones al eficaz equipo arbitral de Sebas Armesto y Mónica Martínez.

Como novedad del torneo, se realiza un campeonato/sorteo de mates en dos con gran aceptación entre los participantes entre ronda y ronda. El premio un divertido libro de problemas de ajedrez: Divertimates.

El campeón del trofeo resulto el MC madrileño Alberto García Dorado con 5.5 puntos en 6 partidas.
Tras él con 4.5 ptos, un grupo de 7 jugadores: el joven Víctor Arce, Rafael Higueras, Marcos Polo, Víctor M. Cernuda, Bienve Minguela, Alberto Bernardo y Bernard Tanarro.
Los locales José M. Villanueva y Carlos Villamil (con omnipresente camiseta de Zuri Baltza) se quedaron cerca, con 4 ptos.

Este año se han añadido premios adicionales y el que más disfrutó al recibir un premio fue el que recibió una excelente botella de vino.

Tras el torneo y la entrega de premios presidida por el anterior alcalde Rafa Fernández y el concejal Pedro Pascual, que han acogido con gran ilusión el torneo de Ajedrez dando todo tipo de facilidades, el ayuntamiento ofreció un ágape a participantes y acompañantes que, desde tiempos de la reina Urraca de Castilla, en tierra de cocineros no se puede salir mal del pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *