Ataque a la Bayoneta

Momento previo al sacrificio del alfil en h7.
Momento previo al sacrificio del alfil en h7.

Antiguamente, cuando era preciso matar al enemigo mirándole a la cara clavándole el filo de la bayoneta en el estómago, los generales ordenaban a la infantería ir a su encuentro a la carrera. Pues bien, de esta imagen en la que los soldados son enviados a la batalla y sobre todo, a una muerte segura desde sus trincheras contra la formación debidamente alineada del enemigo, al objeto de abrir brecha para una posterior acometida del resto de la tropa, se sacó la descriptiva metáfora de “Ataque a la bayoneta” para aludir a cualquier ataque con peones que se haga con intención de debilitar la posición contraria o abrir líneas de ataque sin importar lo que le suceda a dichos peones que se sacrifican en pos de dichos objetivos.

Los más claros ejemplos de un Ataque a la bayoneta nos los proporcionan partidas con enroques opuestos. A continuación una Obra Maestra de cómo opera esta estrategia de Ataque.

Rubinstein – Teichmann, Viena 1908

1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 Cbd7 5.e3 Ae7 6.Cf3 O-O 7.Dc2 b6 c5 Rubinsteín ha entrado en su Variante de la Defensa Ortodoxa

8.cxd5 exd5 9.Ad3 Ab7 10.O-O-O c5 Puede parecer de locos enrocarse por donde las negras precisamente suelen atacar estando como está la columna desprotegida del peón c y teniendo las negras la opción de ruptura en c5. Pero las blancas, deliberadamente han elegido jugar una partida de enroques opuestos, y eso es una ventaja anímica que puede pillar por sorpresa al rival.

11.h4 c4 Empieza el Ataque a la Bayoneta.

12.Af5 Te8 13.Axf6 Cxf6 El cambio de un alfil por un caballo obedece en este tipo de posiciones a dos factores: el primero eliminar a uno de los caballos defensores del enroque; segundo, despejar la casilla por donde habrán de subir los peones en su ataque demoledor.

14.g4 Ad6 Otro peón a la carga.

15.g5 Ce4 aquí tenemos una ventaja de esta estrategia: los peones pinchan a las piezas enemigas y ganan tiempo en la iniciativa.

16.h5 De7 17.Tdg1 a6

18.Axh7+! Rxh7 Obsérvese cómo este sacrificio temático ha sido posible gracias a la previa labor de deshacerse del clásico Caballo Defensor de f6. Ahora este sacrificio de pieza proporcionará a las blancas varios tiempos de ataque en un planteamiento donde, la iniciativa, es pieza de más.

19.g6+ Rg8 20.Cxe4 dxe4

21.h6! f6 aquí tenemos al Peón Minero encargado de abrir de par en par al enroque rival.

22.hxg7 exf3 Y ¡Misión cumplida! El Ataque a la Bayoneta de las blancas ha funcionado y tras abrir brecha la infantería, ahora entran a saco las piezas pesadas.

23.Th8+ Rxg7 24.Th7+ Rg8 25.Df5 c3 26.Txe7 1-0

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *