Por Santa Lucía… ¿empieza a alargar el día?

POR SANTA LUCÍA…
…no habrá baserritarra que el 13 de diciembre, festividad de Santa Lucía, pase sin decirnos aquello de “Por Santa Lucía, comienza a alargar el día” o cualquiera de las muchas variantes de la frase en cuestión. Porque les gusta poner en práctica y exhibir su capacidad de memorización con este tipo de eventos del calendario. Gozosos porque ven que así suben un pequeño escalón más de sus ciclos anuales, de sus vidas, como siempre han hecho porque vieron hacer. Gente que durante siglos observó el cielo sin tener más que aportar que esa tradicional frase y creencia popular. Creencia falsa pero cierta a la vez.

Tampoco hay que ir muy allá para intuir que en esas fechas de cambio solar se celebrarían con arraigados ritos de carácter pagano y que la Iglesia la integraría en sus creencias remodelándola y atribuyéndola nada menos que a Santa Lucía, la patrona de las luces y la visión por excelencia.Tanto que hubo que inventar posteriormente la leyenda de que se le arrancaron los ojos, algo de lo que no existe noticia alguna, para sí reforzar esa unión con la luz, cuyo mismo nombre sugiere.

Laudioko Sta Luzia baselizako xehetasun bat

Pero vayamos al calendario…

En principio, todos sabemos ya que la fecha en empezará a alargar el día será el solsticio de invierno, que puede caernos entre el 20 y el 23 de diciembre. Aunque el más reconocido y celebrado es el día 21, que casualmente es el que nos toca este año. Pues bien: por eso precisamente hacemos el cambio de estación, porque empieza a alargar el día. Así es que no le demos más vueltas y no os embarulléis con lo que os echo encima ahora.

LA DE CAL
Realmente el error en la fecha “popular” y la “científica” proviene de un reajuste hecho entre calendarios en 1582 y que hizo que ese año se pasase directamente del 4 al 15 de noviembre, comiéndose varios días. Y de ahí el desajuste que no ha sido capaz de actualizar el refranero popular.

LA DE ARENA
Pero igual de cierto es que la realidad del solsticio es mucho más compleja de lo que nos cuentan ya que existe un liante de aúpa llamado “perihelio”. Huid de él porque cuando más sepáis de él más os va a complicar la existencia.

vela

¿Y en qué nos afecta el “perihelio” ese? Pues que mientras por las fechas de Santa Lucía ya comienza a alargar un poco la puesta del sol, la tarde, el amanecer sigue atrasándose y restando horas de luz totales. Sólo comenzará a amanecer antes ya pasadas las Navidades y sus Reyes Magos. Y el cómputo total de horas de luz, la suma de todo, ese sí, empezará a alargar a partir del 21. Así es que es un lío. Pero la tarde ya avanza como bien nos desvelan nuestros baserritarras…

Sin más, que Santa Lucía nos conserve la vista… porque seguro que no os habéis enterado de nada de lo que os he contado. Si es que hay veces que no hay como la fe para creer sin entender…