Gran paso del Athletic femenino hacia el título de Liga

El sábado por la mañana en el Cerro del Espino el Athletic femenino jugó un intenso partido para ganar los tres puntos frente al Atlético de Madrid.

Gran piña (Foto: Athletic Club)
Gran piña (Foto: Athletic Club)
Era la cita clave de los tres compromisos que quedaban para acabar la Liga. El más complicado sobre el papel por la categoría del rival. las madrileñas no defraudaron y plantearon un partido difícil con una presión altísima, intentando no dejar pensar a nuestras jugadoras, las cuales cada vez que tenían el balón se encontraban con dos contrarias cerca achuchando. Las chicas del Atlético, para los que no viesen el partido y se quieran hacer una idea son como los chicos de su mismo equipo. Es decir, se dejan el alma en cada balón y en cada jugada. Las nuestras no se quedan atrás, pero siempre dificulta el juego tener a uno u dos perros de presa muy cerca. El primer tiempo fue de control de ambos equipos. No había superioridad de ninguno y los ataques se sucedían, así como un par de oportunidades por cada bando, pero las porteras hicieron bien su trabajo. Hasta que llegó el gol de las nuestras tras un pase a Erika, de Maite Lizaso, que la primera convirtió en oro bajando al suelo con la derecha en un control perfecto, para definir con la izquierda suave y pegado a la cepa del poste. Minuto 40, y parte del trabajo estaba hecho.
El Atlético no se iba a dar por vencido y de hecho empató a la vuelta de vestuarios, poniendo en problemas a las bilbainas, con un tiro al palo de Sonia. No entró. Como tampoco entró otra oportunidad de ellas, ni una de Yulema Corrés. Hasta que llegó el corner sacado por Iraia a la cabeza de Irene Paredes que estaba en el segundo palo. Gol y delirio por ver más cerca el título liguero que se resiste desde hace tanto tiempo. A partir de ahí a mantener el resultado, con los lógicos agobios porque las madrileñas son un equipo muy peligroso. Final del partido y suspiro de alivio por lo logrado.
Ahora quedan dos citas sobre el papel más sencillas, pero aquí ya se sabe que no se puede adelantar nada. Contentas por lo logrado, y por el gran trabajo hecho en Madrid, pero «buru belarri lanean», para sacar los otros dos duelos sin confianzas.
Por cierto, ya son equipo Champions la próxima temporada. Zorionak!!!!
Aurrera neskak! Aupa Athletic!

El Athletic femenino pincha con el Levante

Me ha costado titular el comentario porque no sabía qué escribir para que no fuese negativo. No puede, falla, pincha,… Por si no he acertado lo explico ahora.

La portera Noelia la mejor del partido (Foto: Athletic Club)
La portera Noelia la mejor del partido (Foto: Athletic Club)
Al Athletic le faltó un poco de suerte. Lo normal es que hubiese ganado el partido pero… no puedo ser. Hablando de falta de suerte, como ejemplo máximo está el tema de las lesiones. Para el minuto 15 Maite Lizaso ya tuvo que abandonar el terreno de juego doliéndose de la rodilla. Esperemos que no sea nada. Lo siguiente, y también muy importante, de cara a entender el resultado, es que el Levante me gustó y mucho. Acertó con la manera de jugar para que al Athletic le costase tener más ocasiones. Sobre todo el primer tiempo, que fue igualadísimo. Hicieron una presión muy fuerte y muy adelantada de modo que a las defensas les costó hacer lo que normalmente hacen, llevar el balón hasta los tres cuartos de campo combinando y buscando las mejores opciones de pase. El levante mordía y eso no se pudo hacer tan cómodamente. De hecho, las levantinas tuvieron en este primer tiempo varias oportunidades que vinieron todas ellas de nuestros fallos, errores en pases muy cerca del área propia. A punto estuvieron un par de veces de adelantarse en el marcador, pero tanto las rectificaciones oportunas de las defensas como el buen trabajo de Ainhoa, muy atenta todo el partido, lo impidieron. También Noelia, portera de ellas, impidió un par de goles con intervenciones de mérito. Sobre todo una que le sacó a Vanesa Gimbert, con la mano izquierda, a media altura, demostrando unos enormes reflejos.
El segundo tiempo fue otra cosa. El Athletic salió con el cuchillo entre los dientes y a marcar rápido, lo que hizo que los primeros 15, 20 ó 25 minutos fuesen una sucesión de oportunidades para las nuestras. La más clara el penalti pitado por manos. Vanesa engaño muy bien a Noelia pero luego tiró por el palo contrario pero fuera. Un duro golpe que les costó asimilar y aprovechó el Levante para sacarse un poco el dominio rojiblanco e incluso tener alguna oportunidad clara a manos de Charlyn. Se convirtió el partido en un correcalles que me dio un poco de miedo, pero de nuevo las rojiblancas se asentaron para acabar el segundo tiempo completamente volcadas en busca del gol. No pudo ser, aunque una falta sacada perfecta por Iraia, en los últimos segundos, la remataban de cabeza pero de nuevo a las manos de Noelia, la mejor del partido.
Una pena porque el juego desplegado lo lógico es que hubiese dado para más, pero por otro lado, un muy buen Levante ha sido el que se lo ha impedido. Ahora a por las dos salidas seguidas, contra el Valencia y el Barcelona, a que el difícil calendario no nos afecte, y a que podamos seguir manteniendo la renta, o incluso aumentarla.
¡Aupa neskak y a por el Valencia!