Pena de penalti en Mallorca

No recuerdo muchas críticas mías a Aritz Aduriz. Quizá alguna por alguna tarjeta que le sacaron debido a sus protestas. No mucho más.

Penalti y homenaje (Foto: Marca)

Pero si alguien piensa que este comentario es para criticarle que deje de leer porque no es así. En realidad esto va a ser una reflexión en alto. Creo que Aritz no debió tirar el penalti. Quizá alguno consideréis ventajista la frase, pero en me descargo diré, que la dije en cuanto el árbitro pitó la pena máxima. » Por favor, que no lo tiré Aduriz, que lo tiré Rulo. Por favor, por favor…»

Me encanta Aritz, como seguro a todos vosotros, tira los penaltis muy bien y el tanto por ciento de acierto es muy elevado. A pesar de eso, considero que ayer no era el día más apropiado. En San Mamés mucha parte del público, sobre todo los que llevamos yendo muchos años, tenemos la creencia de que cuando en los prolegómenos del partido hay algún homenaje, siempre acabamos palmando. No sé si la creencia tiene mucha base científica, si está apoyada en datos, pero es algo que siempre comentamos. ¡No, un homenaje no! Por algo será. Quizá, por esto mismo, creo que Raúl García debería haber sido el que lo lanzase. En Mallorca a nuestro delantero centro se le quiere con locura. De hecho, al empezar el partido le hicieron un homenaje. Simplemente ese detalle pienso que podía hacer que el «Zorro» emocionalmente no estuviese igual que en otra situación. Solo por eso. Lo falló, pero soy consciente que también lo podía haber metido… y aunque lo hubiese hecho, yo me quedaría con la misma sensación de que no debería haber tirado él el penalti.

Pero que quede claro que no es una crítica. No tengo ninguna duda que Aritz estaba convencido que él era el más indicado para tirarlo. Que lo iba a meter. Pero como es normal, el que lo tira es el que tiene posibilidad de fallarlo y así fue. Una pena. Por supuesto, el jugador al acabar el partido se sintió dolido y apenado por sus compañeros, y por los aficionados que fueron hasta allí, a los que pidió disculpas, ya que él había fallado.

Dos preguntas que dejó en el aire. ¿La decisión está en manos del jugador o podía haber sido el entrenador el que dijese quién lo tiraba? ¿La llamada jerarquía es la que hace que quizá Garitano ayer no tuviese nada que decir?

Para acabar decir que había que haber repetido el penalti porque un jugador mallorquín estaba casi a la altura del punto de penalti cuando Aritz chutó. Pero ya era demasiado pedirle al árbitro…

Y así, el Athletic está con un punto más y gracias, porque también podíamos haber perdido. De hecho, durante todo el segundo tiempo estuve con la sensación de que lo íbamos a perder. Así que… bienvenido sea el punto y…

¡Aúpa Athletic!

Gran derbi del Athletic

Así sí Athletic. Así sí.

Raúl en estado puro (Foto: Marca)

Así se juega un derbi. Saliendo a comerte a los rivales a los que no les dejas ni respirar y mucho menos sacar el balón con un poquito de criterio. Asfixiados pasaron los blanquiazules todo el primer tiempo. La Real era un muñeco ante los rojiblancos. Y esto que estoy diciendo se puede ver claramente demostrado en las estadísticas. 10 tiros del Athletic frente a ninguno de la Real. Ahí es nada. La Real parecía una mera comparsa que se tenía que limitar a conseguir un penalti inventado por el árbitro de turno, que pitan facilísimo siempre en nuestra contra, pero que esta vez el VAR echó por tierra. Falta fuera del área. Y seguido otra parada del VAR para ver si es penalti una posible mano de Íñigo Córdoba. ¿Por qué revisan esa jugada y no revisaron la semana pasada la mano en el área del Getafe? Vaya usted a saber.

La Real no hizo más y nosotros sí. dos goles como dos soles. Un Capa en estado de gracia que, de nuevo en un saque de banda, tras una internada, pone un perfecto balón que Iñaki se limita a empujar a la red. Y Raúl García, que no quiere que Aduriz sea el único que hace maravillosos goles, se inventa un tiro medio vaselina desde el borde del área, que es una pasada. Un grande, Raúl es un grande.

Y en el segundo tiempo, aunque los rojiblancos no pudieron mantener el ritmo de la primera parte, no sufrieron tampoco mucho ya que la Real su primer tiro a puerta lo hizo en el minuto 83 y el segundo, en el minuto 97. Nada más. Bueno, entre medio hubo un gol anulado por claro fuera de juego. El Athletic tuvo más oportunidades que la Real también en este segundo tiempo, con otros cinco tiros a puerta. Pena, que alguna de las jugadas no estuviesen bien finalizadas porque les podían haber caído unos cuantos goles más. Pero tampoco hay que pasarse. Un dos a cero está fenomenal. Sobre todo porque leyendo la prensa donostiarra esta semana pasada parecía que el partido lo tenían ganado ellos sin jugar, por la enorme calidad de sus jugadores, que… nuestros jugadores, con un buen partido, no les han dejado demostrar. Calidad que sí hemos visto en Capa, Yuri, Dani y Raúl García, que han estado inmensos los cuatro.

Bien Athletic, muy bien. Y ahora llegamos al parón plenos de moral, que siempre viene bien.

¡Aúpa Athletic!

Don ARITZ ADURIZ

Este comentario que voy a escribir podía estar única y exclusivamente compuesto por las tres palabras que he puesto en el título y por la siguiente foto.

Grande Aritz (Foto: EFE)

No sería necesario más. Todos lo entenderíais. !Qué mejor forma de comenzar la temporada que como lo ha hecho el gran Pichichi rojiblanco! Este hombre nos deja sin palabras. No se le puede pedir más. Ha salido al campo en el minuto 85, cuando el Barcelona llevaba achuchándonos y agobiándonos todo el segundo tiempo. No conseguíamos salir de nuestra área. Pero el primer balón que le llega a nuestro ariete lo convierte en una maravilla visual, estética y plástica que no nos vamos a cansar de ver. ¡GOLAZO!. Un balón que viene de Capa, fortísimo y que se le queda atrás. Nada, no importa. Aduriz se saca de la chistera una media chilena ante la que Ter Stegen sólo puede quitarse el sombrero y aplaudir. ¡EXTRAORDINARIO! Y si la comunión entre los aficionados y los jugadores había sido durante todo el partido impresionante, a partir de ahí se convierte en la locura. Que el público estaba rendido a Aritz, antes de este partido, es evidente y lo demuestra el hecho de que ayer también desde que salió se le estaba cantando su canción. Y él como agradecimiento nos regaló un gol que seguro que a ninguno de los que estábamos ayer en San Mamés se nos olvidará. Ni a los que estábamos ni a los que no estaban.

Aritz Aduriz, grande y único.

Tres puntos que conseguimos en el inicio liguero contra el Barça de Ernesto Valverde, sin Messi, pero plagado de grandes jugadores. Primer tiempo muy bueno del equipo con dominio claro rojiblanco y buenas oportunidades que no se materializan. El Barcelona tuvo dos palos, uno de ellos tras una excepcional parada de Unai Simón, una de las sorpresas de la jornada.

Como bien comentó Gaizka Garitano en rueda de prensa tras el partido, en el segundo tiempo el dominio fue absoluto del Barcelona, ya que el Athletic no pudo mantener esa presión tan alta inicial durante los segundos 45 minutos. Por ello, se sufrió y se sufrió mucho, pero tampoco el Barcelona hizo grandes oportunidades (algunas de Rafhina y de Rakitic, los mejores blaugranas). El equipo supo estar muy ordenado y bien cerrado, y ya teníamos el arma secreta final preparada, para dinamitar y decantar el partido a nuestro favor. Aritz al campo, golazo y 3 puntos que saben a gloria, por ser casi siempre imposibles de obtener contra el Barceñona.

¡Aúpa Aritz eta aúpa Athletic!

Triste final para el Athletic

Ayer titulaba mi comentario en el blog diciendo que este partido era una final para el Athletic.

Penoso (Foto: Deia)

No podía estar más confundida. El partido ha sido todo lo que no tiene que ser una final. Jugar otra vez, un primer tiempo completo sin tensión y sin ambición te puede costar muy caro, como de hecho ha pasado. El Sevilla tampoco estaba haciendo absolutamente nada. Pero un gol de Ben Yedder (aunque casi podíamos decir que era de Dani García) a falta de 2 minutos para acabar el primer tiempo ha sido suficiente.

En el segundo tiempo el Athletic ha estado mejor pero de nuevo ha sido insuficiente. La impotencia, la escasez de ideas y también la falta de pericia de cara a gol nos han penalizado. La ha tenido Raúl, la ha tenido Aritz, y, sobre todo, en el anteúltimo minuto la ha tenido Íñigo Martínez, pero el palo ha evitado su primer gol en el Athletic y, de paso, nuestra clasificación a la Europa League. En la misma jugada en Sevilla nos ha rematado, 2 a 0.

Quizá no hemos merecido ir a Europa. Los partidos de los últimos meses han sido bastante flojos. Y haber dejado los deberes para el final, contra el Sevilla y encima en el Sánchez Pizjuán, que nunca es una plaza propicia, a mí no me invitaba al optimismo. De hecho, con este pobre encuentro, nos quedamos con cara de tontos, ya que el Espanyol sí que ha hecho los deberes, ganando en su campo a la Real, y consiguiendo esa séptima plaza que podía haber sido nuestra.

De todas formas y viendo de dónde veníamos, dónde estábamos en Navidades, es imposible que critique a Garitano. Gaizka ha conseguido un auténtico milagro. Sacar al Athletic de la más absoluta de las miserias futbolísticas, puesto de descenso incluido, y llevarle hasta este último partido en el que incluso podíamos haber conseguido un puesto en Europa. Y aunque nos cueste decirlo porque este último partido te deja muy mal sabor de boca, creo que es obligado decir bien alto y claro un:

¡Enhorabuena buena, Gaizka!

Tienes que ser muy buen entrenador para haber resucitado a este equipo tal y como estaba. A ver si el año que viene lo redondeas con una gran temporada entera, desde el principio, y no quitándole 14 partidos como en ésta.

¡Aúpa Athletic!

Triste Athletic en Getafe

A pesar de lo poco que ha hecho el Getafe esta tarde en el Coliseum se ha llevado los tres puntos.

Pena la lesión de Ibai (Foto: EFE)

Pero podemos decir que el Athletic ha hecho todavía menos.

La puesta en escena de los rojiblancos ha sido buena, dominando en los primeros minutos gracias al trabajo de la banda derecha y, sobre todo, a los balones puestos al área por Ibai Gómez. Una pena su lesión porque ha tenido que ser sustituido por Susaeta y ha dado la sensación de que a partir de ese momento el equipo ya no funcionaba. Markel muy muy flojo. Visto su partido se entiende que Garitano cuente poco con él. El Getafe tampoco estaba muy creador. Sólo ha habido una jugada de peligro en todo este primer tiempo. Un balón que le queda franco a Córdoba pero que su remate sale flojo y al centro.

En el segundo tiempo el que ha dado el pasito hacia adelante ha sido en Getafe que ha empezado a dominar el partido. Mata ha tenido una clara que ha salido lamiendo el poste. Y a falta de 10 minutos Ángel, que había salido del banquillo, se ha encargado de finiquitar el encuentro ganándole la espalda a Yeray y chutando fuera del alcance de Herrerín.

Garitano ha intentado a la desesperada sacar a Aduriz, pero el equipo no es capaz de ponerle ni un solo balón en los minutos que ha estado en el campo. La única buena noticia del choque, de hecho, ha sido la reaparición de Aritz.

En definitiva, un pobre Athletic ha desperdiciado en Getafe una preciosa oportunidad de acercarse a los puestos Champions. Desde luego, para meterse ahí arriba hay que hacer más, mucho más, que lo demostrado hoy por el equipo. Así que a ponerse las pilas para que el próximo fin de semana volvamos a conseguir los tres puntos contra el Rayo, que vendrá a San Mamés con el agua al cuello y a darlo todo.

¡A por el Rayo! Y…

¡Aúpa Athletic!