El plus de Raúl García

¿Quién nos iba a decir a los aficionados rojiblancos que un jugador como Raúl García, se iba a convertir casi en uno de los más admirados del equipo?

Raúl García siempre en mi equipo (Foto: Athletic Club)

Antes de venir al Athletic, muchos eran los que no lo querían traer ni locos, o los que le tenían un paquete considerable. Yo misma me tengo que incluir en el segundo grupo. Pero… tardó en conquistarme, francamente, muy poco. A mí y a la mayoría. De hecho de su primer partido en San Mamés salió ovacionado, que es como ha salido la mayor parte de las veces que le han sustituido. Tiene un gen competitivo que ya me gustaría a mí que lo tuviesen todos los jugadores del Athletic. Nunca se da por vencido. Lucha hasta el último momento y no se deja guardada dentro una gota de sudor.

Es un auténtico profesional, del que nunca voy a dudar. Empezó dubitativo la temporada, pero no tardó en entonarse y en estos últimos partidos, es con mucha diferencia, el que más y mejor nos está sacando las castañas del fuego. De hecho, los 4 últimos goles del equipo los ha metido él. Vamos, que le debemos todos los últimos puntos que hemos sacado, nada menos que 7.

Además es un jugador que tiene visión de juego y da asistencias y pases medidos a los espacios, al pie, a la cabeza…

La presión que ejerce hace perder muchos balones al equipo rival. Se coloca muy bien y también se desmarca muy bien. Ve el juego y la jugada antes de que se produzcan, lo que le permite anticiparse muchas veces.

Además su actitud es contagiosa y empuja a los compañeros a luchar como él. Por lo que no sólo es bueno como jugador sino como integrante de un equipo.

A pesar de todas estas virtudes que estoy escribiendo, y que seguro que me olvido de alguna, el próximo sábado contra el Atlético de Madrid en San Mamés, no le sacaba de titular. Puede parecer contradictorio… pero… a las pruebas me remito. Con mucha diferencia contra su ex equipo ha hecho los peores partidos con nuestra camiseta. Ya he dicho, y lo repito por si acaso, que no dudo para nada de su profesionalidad. Pero… algo le pasa contra el equipo de Simeone. No sé qué, pero… le ha pasado en todos los partidos jugados hasta ahora… así que… si yo fuese Garitano, no le ponía de titular. Repito, me parece uno de los mejores del equipo, quizá el segundo mejor, después de Aduriz, pero frente al Atlético… cambia. Eso sí, si al final juega ojalá me deje fatal y haga el partido de su vida. ¡Ojalá!

Y acabo diciendo… ¡Raúl García, siempre en mi equipo!

¡A por el Atlético! Y…

¡Aúpa Athletic!

Williams, ¡te esperábamos en La Catedral!

¡Cómo es posible que un solo partido nos deje tan contentos a todos los aficionados del Athletic!

Celebrando su primer gol (Foto: AFP/EFE)
Alegría que nos va a durar toda la semana por muchos motivos.
Por fin Williams ha marcado en San Mamés, tras 770 días y 41 partidos sin hacerlo. Encima lo ha hecho por partida doble y a lo grande marcándose dos golazos, y dejándonos a todos otra vez con la boca abierta, por la exhibición en su segundo tanto. Control, velocidad, esquinar al portero y definición. Perfecto. ¡Cuánto lo echábamos de menos! Y ¡qué mal lo habrá pasado él durante todo este tiempo! Hoy incluso ha conseguido llevarse un par de balones por alto emulando a Aduriz. Ha sido sin duda su mejor partido en La Catedral. Y encima todo ello teniendo como rival al Sevilla, tercero en Liga y que venía sin perder desde octubre, nada menos que 16 partidos. Lo que, por supuesto, aumenta el mérito.
Pero Williams no ha sido el único destacado. Al contrario, ha sido acompañado por el gran nivel que han demostrado también muchos de sus compañeros. Dani García, Capa, Iñigo Martínez, Íñigo Córdoba, Yuri,… y también Iago, que ha tenido dos buenas intervenciones, Muni,…
Debut de Ibai en el minuto 65, que ha sustituido a De Marcos y ha recibido una enorme ovación, Ha vuelto a casa y va a aportar muchísimo. Hoy ya ha dejado unos cuantos detalles. ¡Qué bien!
Hoy el Athletic ha dado un gran paso, pero el camino es largo. Gran paso, por la moral que supone, por el rival, porque vemos que saben jugar y definir, porque son más consistentes y porque hay más equipos en la pomada, lo que da tranquilidad. Muchos motivos para estar contentos. Garitano lleva poco tiempo pero ha dado con un montón de teclas bien afinadas. ¡Perfecto!
El partido del próximo domingo en Villarreal fundamental, no se nos da muy bien ese estadio pero… hay que romper maleficios y empezar bien la segunda vuelta. No me olvido de la Copa… pero… lo del miércoles está casi imposible. De todas formas…
¡Aúpa Athletic!

P.D.: Del… «Y Llorente ¿qué?, y Llorente ¿qué?,…» hablaré mañana y no será en contra del jugador, sino a favor del Athletic.

Inocente Athletic tira dos puntos a la basura

Javier Clemente, cuando llegó al Athletic como entrenador, en situación crítica, creo recordar que comentó que le parecía difícil de entender que tuviese que explicar a los jugadores cosas que eran el ABC del fútbol y que se suponía deberían saber.

Aritz crack. ¡Vaya penalti! (Foto: EFE)
Pues bien, voy a elegir tres jugadas de ayer, que demuestran que alguien también les tiene que enseñar, ahora, ya, a los jugadores que tenemos en la plantilla, lo que hay que hacer. Cosas que toda la grada y todo aficionado al fútbol sabe.
Va a ser una entrega de premios a la torpeza.
Primero, no saber que los pases tienen que ser muchas veces, la mayoría, adelantados para que el jugador atacante tenga espacio para correr y poder superar en velocidad al contrario, sin tener que conducir el balón pegado al pie, que siempre es más difícil, salvo que seas Messi. Ayer Williams, teniendo la banda con espacios, le dio un pase en «paralelo» a Capa que casi lo trastabilla y lo manda al suelo. Por supuesto, perdimos el balón. Pero … ¿tan difícil es hacer el pase adelantado? De este modo, la medalla de bronce es para Iñaki, que por cierto, vaya partidito se «cascó».
Segundo, si lo que se quiere es perder el tiempo para que acabe el partido lo normal es intentar mantener el balón el mayor tiempo posible sin que los rivales lo tengan, ya que así jamás te podrán crear peligro. Vamos, lo que se sigue llamando el ABC del fútbol. En éstas estamos, cuando San José recibe en banda un balón estando total y absolutamente sólo, con mediocampo por delante para poder entretenerse e ir… tranquilamente a la zona del córner. Es más, la grada le grita: «¡al córner, al córner!» Pero Mikel, como profesional que es, con una gran experiencia, piensa que como tiene dos compañeros cerca del área, lo mejor es soltar ya el balón. Y digo soltar a propósito, porque eso es precisamente lo que hizo, soltarlo. Perpetró un pase horroroso directamente a las manos del portero, que encantado de la vida por el regalo, soltó un pepinazo poniendo de nuevo el balón en nuestro campo. Así que la medalla de plata de la inocencia va para Mikel San José, que si algún año quiere recuperar la titularidad debería estar un poco más despierto, porque consiguió arañar al reloj exactamente… ¡4 segundos! Buen trabajo. Es más estaba en duda de si la medalla de oro era para él, pero al final no ha tenido ese honor.
Tercero, en situaciones de agobio y peligro los jugadores que están defendiendo deben ser contundentes y expeditivos a la hora de sacar el balón. Sobre todo si estás en los últimos segundos, a punto de llevarte los 3 puntos a tu necesitado zurrón. Así que la medalla de oro al final va para Dani García por intentar sacar la pelota, dentro del área, en el minuto 92, «con el tacón», sí señores, ¡CON EL TACÓN!. Incluso, también el ABC del fútbol te dice que es mejor un córner en contra que un pase a vete a saber quién. Sobre todo, si el pase a vete a saber quién es precisamente a un contrario y ¡dentro del área! Incomprensible. Pues eso es lo que hizo Dani García, que seguramente fue uno de los mejores del partido pero… con ese regalo… Además, después del error, se queda fuera del campo habilitando a todo el Valladolid que ya no están en fuera de juego. De hecho, pensamos que el gol era en posición incorrecta pero… no. Gracias otra vez a Dani. En fin.
Estas jugadas son solo 3 ejemplos, pero hay muchos más protagonizados por otros compañeros, vamos… que he puesto éstos como podía haber elegido otros. Y no es por cebarme con esos 3 jugadores, porque ya he dicho que Dani hizo muy buen partido, pero les ha tocado a ellos mi elección.
Conclusión: sin conocer, o aplicar el ABC del fútbol es muy difícil que salgamos del hoyo. Así que… tirón de orejas a los jugadores, a seguir trabajando (muchísimo), y a sacar esto adelante entre todos.
Ahora tenemos 15 días por delante para comernos el tarro, lamentarnos… y sobre todo para que se nos pase el enfado, porque es de los grandes. Pero… también y, sobre todo, para pasar unas felices fiestas, en buena compañía, por lo que os digo a todos:

ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!!!

Y, por supuesto,…

¡AÚPA ATHLETIC!

Punto de Mendizorroza merecido, pero escaso

El partido de ayer a la noche fue soporifero, pero teniendo en cuenta la situación en la que nos encontramos no nos podemos poner muy exquisitos y hay que ir a lo importante, que por supuesto es que conseguimos un punto, y sobre todo, en un campo en el que el Alavés lleva, nada menos, que 8 meses sin perder.

Íñigo Córdoba sigue de titular (Foto: EFE)
Es decir, que tan mal no lo debimos hacer, cuando los babazorros sólo consiguieron hacer una ocasión de gol durante los 90 minutos. Nosotros alguna más sí, pero no como para echar cohetes. Conseguimos arañar un punto, y como dijo el mismo Gaizka, tras el partido, así es como se sale de los puestos de abajo: luchando, sufriendo y punto a punto.
En el primer tiempo los rojiblancos tuvieron más control y alguna llegada más, pero se fallaron los últimos pases y las entregas. Beñat estuvo especialmente desafortunado en el pase. Hubo internadas por banda, sobre todo por la izquierda, en la que Córdoba le sigue dando la razón a Gaizka por darle la oportunidad. Pena que también falló en el último pase, así como Yuri. Íñigo le ha quitado el puesto a Muniain y yo de momento no se lo devolvía. En el segundo tiempo su incidencia fue menor y ahí sí que Garitano lo sustituyó por Muni pero Iker tampoco funcionó.
En el segundo tiempo, las imprecisiones de ambos equipos fueron más notorias y ninguno controló el partido en ningún momento. Oportunidades pocas y pases errados muchos. También Beñat muy mal en las entregas, asi como Susaeta. Ambos también sacando los balones parados realmente mal. Williams sustituyó a Adu y no aportó nada salvo una internada que desbarató él mismo en un último pase errado. Supongo que Aritz estaría cansado y por la edad que tiene lo querrá cuidar el entrenador, porque el cambio era difícil de entender desde otra perspectiva, ya que mantener a Markel tal y como estaba… en fin. Pero es Gaizka el que tiene todos los datos. Confianza plena en él, sobre todo porque está demostrando que sabe de qué va esto.
3 partidos lleva con dos victorias y un empate. En los 3 partidos han mantenido la portería a cero. Algo impensable hace dos semanas. El Alavés en su campo genera muchas oportunidades y ayer fue incapaz, así que algo se hizo bien. El juego fue basto y burdo, con globos y patadones a tutiplén pero… igual es que el derby lo exigía. Un punto que puede servir sobre todo si el próximo sábado ganamos al Valladolid. Poco a poco, pero con paso firme. ¡A por el Valladolid! Y…
¡Aúpa Athletic!
P.d.: Me encantaría que Ibai viniese en el mercado de invierno. Poner balones con criterio da puntos y él los pone. (No creo que venga pero… )
¡Ah… y no me olvido de Mateu Lahoz! Para nosotros siempre es una tortura. ¡Qué tarjeta le saca a Dani García en el minuto 14, para tenerlo condicionado todo el encuentro! Y ellos haciendo lo mismo, seguido a la tarjeta, y más cerca del área… y peligrosa… nada nada. Aviso verbal.
¿Y qué me decís de la patada que le dan por detrás a Yeray? Falta sí, pero tarjeta… ¡Qué va! Mateu, como siempre que nos toca, HORROROSO. Siempre igual.

Merecido y agónico triunfo contra el Girona

Empezaba a creer en brujas y hados en nuestra contra, cuando Aritz metió el gol de penalti a lo Panenka en el minuto 91.

Aritz salvador (Foto: EFE)
¡Qué tensión y qué injusto me estaba pareciendo que estuviésemos todavía empatando a cero el partido! Aritz hizo justicia y ¿quién sino él podía hacerlo? Vaya temple, cuando toda la grada, todos los aficionados e incluso muchos de sus compañeros estábamos aterrorizados (Iker, protagonista del penalti, no quiso ni mirar). Gol y la comunión con la grada de todo el partido que estalla en un grito único. ¡Athletic! Y de premio: ¡3 PUNTOS!
Un muy buen partido de los rojiblancos, con un equipo saliendo a morder, jugando por bandas, centrando al área y rematando a puerta,… algo que parece sencillo pero que habíamos hecho muy poco con Berizzo. Su sistema no les iba a los jugadores y se ve que Gaizka Garitano en lo poco que lleva aquí, ya ha dado más con la tecla que el argentino. Faltan cosas, claro, sobre todo defensivamente, pero así jugando vamos a ganar muchos partidos. Nuestros chicos hicieron 25 remates, de los que 10 fueron entre los 3 palos, cosa impensable hace 7 días. Además, todo, teniendo delante al Girona, equipo muy rocoso, que llevaba toda esta Liga sin perder un solo partido fuera de su casa. Dato importantísimo que da mucho más mérito a lo logrado. Un soplo de moral que tiene que animar a los jugadores y que debe ser definitivo. Se puede.
Gorka Iraizoz estuvo tremendo y mucha culpa de llegar con estos sufrimientos al último minuto fue suya. Vaya paradones hizo, en el primero y el segundo tiempo. Gracias a Aritz, con el penalti no pudo, ¡menos mal!
De los nuestros puedo destacar a muchos, pero sobre todos a dos, a Capa y a Córdoba. Han hecho que las bandas fuesen protagonistas y que el Girona sufriese con sus internadas. Además no podemos olvidar que casi no jugaban con el Totto. Muy bien, dos jugadores recuperados.
Dani García también tremendo junto con Beñat muy bien (hasta que le duró la gasolina, y le sustituyó Gaizka por San José).
Aritz muy incisivo e incluso le hicieron un penalti en el último suspiro del primer tiempo. Le dieron en la rodilla y lo derribaron. Al árbitro no le pareció. Iraizoz impidió que metiese gol antes de meter el penalti.
Ahora, seguimos en descenso, pero empatados a puntos con el Villarreal, y a 3 puntos del Leganés, hay que seguir trabajando y pensar que se puede también golpear a domicilio, aunque sea en Mendizorroza contra un Alavés muy fuerte. Se puede y hay que ir a por ellos.
¡Aupa Athletic!
P.D.: La Catedral y su publico ayer de 10. Comunión total entre grada y jugadores. A seguir así.