El Getafe se le atraganta al Athletic

En el minuto 2 nos las prometíamos muy felices con el gol de Iñaki (muy bien en el control y en la finalización), tras extraordinario pase de Ander Herrera, que aprovechaba bien su primera titularidad.

Espejismo (Foto: AFP)

Pero fue un espejismo, porque se le permitió al Getafe entrar en el partido y a pesar de cargarse de tarjetas, todas ellas clarísimas, también consiguió el gol del empate, de manera bastante sencilla, despiste nuestro, suerte de ellos y buena finalización también de Aleñá. El Athletic no estaba cómodo. Iker, Oihan, Nico (salvo un chispazo), Iñaki, De Marcos, Lekue sin acierto y con bastantes errores en pases, e Iñaki que volvía a rematar de cabeza, fácil para el portero. Pena.

El segundo tiempo podía haber cambiado si el árbitro hubiese mandado a la caseta con una segunda amarilla clarísima a Iglesias, pero el minuto 52 era muy pronto para algo así, encima en su casa. También tengo que ser justa y añadir que en varias ocasiones el árbitro no pitó falta contra el Athletic, cuando en la repetición se vio de forma nítida que sí lo eran.

Esta vez Ernesto sí movió rápido el banquillo, y 3 a la vez. Normal porque no estaba bien el equipo. Fuera Muniain, De Marcos y Sancet. Dentro Berenguer, Yuri y Raúl. Se volvió a notar la presencia del último citado, rematando todo lo que le llegaba y haciendo un soberbio gol (muy difícil, con la zurda y tirándose al césped para llegar a rematar), a pase de Nico, que en esa jugada dejó sentado a su par. Nos volvíamos a poner por delante, pero de nuevo la impericia, y la incapacidad de aguantar el empuje del Getafe, hizo que tras un resbalón de Lekue, llegase el balón a Munir, que estaba solo, solisimo, porque Yuri no aparecía ni en la imagen de la televisión (me alegro de su vuelta, pero espero que recupere su mejor versión). Y sobre este último gol mencionado, mi pregunta es que si estamos ganando un partido fuera, ¿cómo es posible que te pillen así de desguarnecido? Por otro lado, no me olvido que también hay que dar las gracias ya que podía haber sido peor, por dos errores groseros de Unai a la hora de sacar el balón, que fue milagroso que no terminasen en gol.

Cuando no puedes ganar, o más bien, en este caso, cuando no sabes ganar, tampoco hay que hacerle ascos al empate, y con él nos quedaremos. Un puntito, además en un estadio, el Coliseum Alfonso Pérez, que se nos da fatal.

Y ahora a Barcelona a intentar aumentar su crisis y sobre todo a que no paguen con nosotros los platos rotos. A ver si aprovechamos que estarán más cansados porque juegan su partido el jueves. Ah, y a ver si hay suerte, porque con los jugadores que tienen si están acertados cara a puerta te pueden hacer un roto. ¡A por el Barça! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Atlético de siempre nos derrota en La Catedral

Fiel al estilo de su igualmente desagradable entrenador, el Atlético ejerció de lo que es y se volvió a llevar el gato al agua.

Giménez en su línea (Foto: Oskar M. Bernal)

Un único tiro a puerta le sirvió para llevarse el partido. Es su juego, su estilo y les funciona desde hace mucho. Ayer también. Así nos adelantan en esa tercera plaza de la clasificación y nos hacen volver a poner los pies en la tierra. Para el Athletic fue un quiero y no puedo, sobre todo a partir del gol en el segundo minuto del segundo tiempo.

En la primera parte, como nos tiene acostumbrados, Iñaki desaprovechó, como la jornada anterior contra el Sevilla, un remate de cabeza, totalmente solo, ante Oblak. ¿No lo podría mejorar entrenándolo? Esa jugada podía haber cambiado el partido pero… También lo podía haber cambiado, otra, si el árbitro hubiese sido valiente y hubiese expulsado a uno de los jugadores más sucios de toda la Liga, José María Giménez, cuando en una ida de olla importante le suelta una patada sin sentido a Iñaki, cuando el balón era ya inalcanzable para él. Delante de la nariz del linier, pero… este equipo tiene bula y se quedó en amarilla. Pero que no me digan que iba a jugar el balón, porque lo que iba era a hacer daño, que es lo que suele hacer este individuo. Ya nos lesionó hace un montón de años (en el 2014) a Guillermo, pisándole el tobillo con saña, alejándolo de los terrenos de juego, un par de meses. Un angelito que por llevar la camiseta que lleva acaba partidos que no debería. Así mismo, Vesga creo que recibió otro par de pisotones (digo creo porque estos no los he visto repetidos en la tele) y no sé quién se los propinó.

Entre los nuestros hubo bastantes jugadores flojos, además del ya citado, Iñaki, Nico, lo intentó todas las veces que pudo, pero Reinildo no le dejó ni a sol ni a sombra y lo anuló por completo. Muniain muy desafortunado en pases y en el balón parado que sacó. Por primera vez fue el primer sustituido, aunque por lo que he leído fue debido a algunas molestias. Entró Raúl García por él y la intensidad y las situaciones de peligro aumentaron. De Marcos falló bastantes pases. Íñigo no es el que era. Por otro lado, siempre me queda la sensación que Ernesto hace los cambios tardísimo. En el 80 hizo otros dos, saliendo al terreno de juego Zárraga y Villalibre. Pocos minutos para ellos, pero también se notó algo su presencia. Pero el arreón final no sirvió más que para que el portero suplente del Atlético, Grbic que salió por la lesión de Oblak, se luciera. Por cierto, la chulería de este ùltimo, al pasar olímpicamente del árbitro y salir por el centro del campo, en vez de por detrás de portería ¿no es una desconsideración grave y supone algo más que amarilla? ¿O es que por ser del Atlético puede salir por donde quiera, pasando del árbitro? Por no hablar de que cada decisión del árbitro suponía tener a 8 jugadores colchoneros protestándole y de las pérdidas de tiempo continuas. Pero es su juego y les funciona. ¡Qué les aproveche! Equipo con mucho oficio se llama, y con una calidad individual grande de bastante de sus jugadores, que te pueden ganar, sin grandes alardes, como ayer.

A pesar de eso me quiero quedar con lo positivo, en homenaje a un amigo que nos ha dejado antes de tiempo y que es lo que siempre hacía, sacar lo positivo de todo. Alberto hubiese dicho que el Athletic no le perdió la cara al partido en ningún momento, y que de hecho podíamos, casi deberíamos haber empatado al final, con esas oportunidades que tuvimos, la de Iñigo, la de Raúl, la de Vesga,… Y que a pesar de lo buenos que son ellos, también lo somos nosotros, y el siguiente partido contra el Getafe lo haremos mejor y ganaremos. Y así va a ser. De todas formas, me hubiese gustado que el Athletic te hubiese brindado un mejor resultado en este partido, para poder decir, ¡Va por ti, Alberto! Pero en el siguiente sí que será bueno y lo celebraremos, alegrándonos contigo, aunque no sepamos donde estás. El Athletic es sobre todo familia, y una parte de ella se ha ido contigo. Ahora en mi caso, no recibiré tras enviarte mi comentario del Blog tu siempre respuesta de: «Rulando por toda la geografía Athleticzale, de norte a sur de la peninsula». Yo siempre te contestaba: Mil gracias, Alberto. Y lo repito hoy, mil gracias, Alberto, porque sé que de ahora en adelante, se lo pasarás a San Mamés, y a todos los demás santos para convertirlos a la fe zurigorri, si es que no lo están ya. Se te echará de menos aquí. MUCHO. Abrazos enormes a Miren, Ainhoa y Mikel, así como al resto de familiares y a todo el montón de amigos que sé que dejas. Goian Bego.

Y, hoy más que nunca…

¡Aúpa Athletic!

3 importantes puntos para el Bilbao Athletic frente al Tudelano.

Ayer los cachorros en Lezama consiguieron vencer a un rival directo en la lucha por el descenso.

Luis Bilbao uno de los más incisivos (Foto: Borja Guerrero)

Aun siendo los únicos merecedores del triunfo, congratula ver que la suerte también puede caer de tu lado, y ganar un partido gracias a un gol de rebote en el minuto 88. 1 a 0 y a respirar un poquito más.

Sin entrar mucho en detalles, los rojiblancos fueron los que más lo intentaron a lo largo de todo el partido. Durante el primer tiempo, las ocasiones más peligrosas vinieron por la banda izquierda, que en ataque estaba ocupada por Luis Bilbao, un jugador diferente, que ofrece profundidad, mediante pases, algunos buenísimos. En esa banda, por parte del Tudelano, un tal Iván se hinchó a hacerle faltas.

En el centro del campo, el que más destacó fue Gerenabarrena, del mismo año que Luis. ¡Da gusto ver que hay futuro!

Los navarros se limitaron a salir alguna vez, pero diría que tímidamente y salvo una ocasión, en la que también desde la izquierda, casi sobrepasan a Iru, éste fue capaz de sacar una buena mano para desviar lo suficiente el esférico.

En el segundo tiempo, Patxi Salinas no tardó en hacer los cambios y en el 55 puso a jugar a Malcom, Diarrá y Guruceta, por Goti, Rementería y Pascual. Pasando Luis a punta de ataque, dejando la banda a Malcom, al cual el mencionado Iván, cosió a faltas, sin que ninguna se llevase tarjeta, aunque fuese por reiteración. Las internadas, en este tiempo, vinieron, sobre todo, por la derecha, protagonizadas por Diarrá y por Álvaro Núñez. Alguna buenísima, pero en concreto, una doble ocasión fue rechazada, increíblemente, ambas veces por la defensa.

Salió Artola por Luis y más tarde, en el 85, Ewan por Gerena. Y cuando parecía que todo iba a quedar así, el recién incorporado Urain, con mucha fe, fue a presionar la salida del balón, alargó la pierna y el despeje del defensa, con enorme fortuna le pegó en la pierna y el balón fue a la escuadra. Increíble. A partir de ahí, en los minutos que quedaban, pocos, el Tudelano se volcó y tuvo alguna oportunidad. Lo que me lleva a dar las gracias al entrenador contrario por no haber ido a por el partido desde el principio, ya que en esos 6 minutos fueron mucho más peligrosos que en el resto. No entiendo que en su situación en la tabla se conformasen con un empate. Pero… ellos sabrán. Gracias otra vez.

Así se respira un poco más y se recuperan del golpe moral de la semana pasada y ese 4 a 0 en contra. Se puede y lo van a lograr. ¡Aúpa cachorros!

Y sobre los mayores, comentar que la semana pasada fui incapaz de escribir sobre el empate del Getafe en San Mamés, ya que me parecía volver a repetir algo que había dicho en muchos partidos anteriores… 200 oportunidades sin premio, que desesperan al más pintado, yo incluida, y que supusieron un golpe moral a las aspiraciones europeas. Pero… Como los demás equipos también fallan, ahí seguimos a 4 puntos del Villarreal, así que… mientras hay vida hay esperanza. A por ello y…

!Aúpa Athletic!

Los problemas de Athletic, Mateu, Fekir y Pellegrini

Por si alguien al leer el título piensa que voy a justificar la derrota del Athletic en algo relacionado con el árbitro, ya aviso que no.

Desafortunados (Foto: EFE)

La derrota del Athletic ha sido por deméritos propios. Por los problemas que menciono en el título, que no son otros que fallar en los últimos pases, en las últimas decisiones, sobre todo, y mucho también, porque los remates a puerta son bastante malos. Males que se repiten durante toda la Liga y no parece que Marcelino encuentre la solución. Y, muchas veces tenemos la tentación de pensar que la solución está en el jugador que el entrenador no utiliza. Y como no soy menos, pues me gustaría ver a Villalibre de titular. No digo que vaya a solucionar nuestros problemas, pero seguro que algo puede aportar, si le das algo más que 10 minutos, que es lo que a veces tiene. Ayer no, ayer ni siquiera eso, simplemente no jugó. Que saliese Raúl García (que no fue titular) antes que él, puede ser entendible (bueno, por lo menos para mí), pero que le tome la delantera Nico Serrano… . Ya sé que no juegan en el mismo puesto pero… Me sorprendió, y supongo que para Asier sería un «pequeño palo». Por contra, le tenemos a Iñaki, que sí aporta, pero hasta el último pase o la definición. Ahí se le funden los plomos y no hay manera. Sé que el otro día metió gol y que es el máximo goleador del equipo con 7 goles, pero teniendo en cuenta que lleva 2032 minutos, que ha disputado los 28 encuentros de la competición liguera y que de ellos, 23 ha salido de titular… Vamos, que debería llevar el doble de goles, por lo menos. Con estos números de tu delantero centro titularísimo, es muy difícil que el Athletic pueda conseguir llegar a Europa. Por comparar con el rival de ayer, el Betis ha marcado en Liga 50 goles y nosotros 32. Dato clarificador. También sé que el resto de delanteros deberían llevar más goles y que la culpa es compartida, pero Iñaki por lo minutos jugados es el centro de la crítica. Si estamos ahí arriba en la tabla es por el sistema defensivo del equipo y su solidez, aunque últimamente no conseguimos dejar la puerta a cero, lo que unido a la falta de pegada que tenemos, nos ha hecho perder algunos de los últimos partidos, como los últimos 4 jugados fuera de casa (3 de Liga y 1 de Copa). ¿Hemos dicho adiós a Europa? En un alarde de optimismo diré que no. Que quedan 30 puntos y 30 son muchos, y ¿quién sabe? Cosas más raras se han visto. Además como dato a favor, tenemos más partidos en casa que fuera. 6 frente a 4. Vamos, que no descarto, de momento, el conseguirlo. El viernes la primera final contra el Getafe. Prueba de fuego ante otro equipo que no deja jugar y que es correoso donde los haya. Este fin de semana ha protagonizado contra el Valencia un ”maravilloso ejemplo» traducido en un 0 a 0, con 40 faltas y 11 tarjetas amarillas. Así que ya sabemos lo que nos espera.

Y el árbitro ayer era Mateu que ya sabemos cómo nos suele tratar, pero… para sorpresa, ayer no fue el caso. Estuvo, para lo que es él con nosotros, bastante aseado. Lo único que le achacó es que con Fekir no acertó, y por supuesto, no me refiero a la roja que le sacó, que fue de libro. Sencillísima de pitar por clara y porque la patada a Iker fue delante de sus narices. Acertó. Dónde se confundió es en dejarle actuar con anterioridad. Es un jugadorazo pero cerebro, parece que tiene más bien poco, y que se le va la pinza con asiduidad, es una evidencia. Ayer, antes de ser expulsado, dio dos manotazos, creo que ambos a Vivian, y cometió una falta, patada por detrás, y en ninguna de las 3 acciones le sacó tarjeta. No lo entiendo. A Yuri sí en el minuto 10, merecida, pero las del bético también las merecían, por lo menos el primer manotazo y la falta por detrás. Pero… los misterios insondables de Mateu nos llevan a esto. Si le llega a sacar tarjeta antes quizá no hubiese pasado lo que ocurrió después. De hecho, a Yuri sí se la mostró, y al de pocos minutos, hizo otra entrada y a todos se nos heló la sangre, pensando que acababa en la calle, por ser quién era el árbitro Pero no, porque la falta fue falta pero no de tarjeta. De todas formas, Yuri ya no fue el mismo y estuvo bastante desafortunado, supongo que por estar condicionado. Con buen criterio el entrenador lo sustituyó. Eso sí Mateu no pudo evitar la expulsión de Fekir porque era de libro y la tuvo que llevar a cabo. Y aquí es donde voy a hablar de Pellegrini, entrenador de los verdiblancos, y de sus declaraciones. Al acabar el partido sobre la expulsión dijo literal: «No es la primera vez que después de pegarle 20 patadas reacciona». Perdona, de 20 patadas nada. Es más, el Athletic en todo el partido solo hizo 12 faltas, por 17 ellos. Y a Fekir, se le hicieron faltas como a cualquier delantero de la Liga. Y es él, el que hizo más faltas ayer. Además añade: «Es un jugador que aguanta el balón, que no se tira al piso, y de 20 faltas que le hacen 10 no las señalan. Reaccionó. Es entendible, sin justificárselo». Pues para no justificárselo lo disimula bastante. Si dice que es entendible es como si lo justificase. Muy mal el entrenador diciendo eso. Fatal. A Fekir se le va la olla, pierde los papeles y hace lo que hace. Una pena que el Athletic no fuese capaz de aprovechar, ni siquiera esa inferioridad numérica. Una pena.

Y ahora 5 días de descanso y el viernes a por la final mencionada ya. ¡A por el Getafe! Y…

¡Aúpa Athletic!

.

Nuevo fiasco del Athletic

Esta vez en el Coliseum Alfonso Pérez, ante otro equipo en puestos de descenso.

El mejor (Foto: Athletic Club)

La misma película casi con los mismos protagonistas y, por supuesto, el mismo resultado. Empate a cero. Empate a nada. Si el Athletic quiere llegar a Europa no se puede permitir estos traspiés. Estoy de acuerdo con Marcelino en lo que dijo en la rueda de prensa post partido. Sí, el Athletic es un equipo muy fiable. Muy difícil de batir. Pero añado yo, que con empates no llegamos a Europa ni a ningún sitio de fuste. Además ayer el mejor del partido fue Unai Simón, es decir, tampoco es que fuésemos muy fiables. De nuevo gracias a él, nos llevamos un punto. 3 paradas importantes. La última, impresionante.

Mientras él destaca, Iñaki Williams vuelve a demostrar que no es delantero centro. Ya no sé ni lo que es. En el primer tiempo desaprovechó una ocasión clarísima. Una contra llevada espléndidamente por su hermano, que le puso el balón al pie, al pie bueno, encima, pero que él por enésima vez no supo controlar. Para colmo hizo un recorte y se colocó el balón para rematar con la izquierda. Y claro, el tiro que hizo fue… lo que fue… Un desastre. Es desesperante. Y encima acaba casi todos los partidos. Ayer en el minuto 75 sacaron el cartelón de los cambios con su número, y pensé que qué bien. Es muy duro, sí, pero, es como lo veo. Mi gozo en un pozo porque fue un error. El sustituido era Raúl, que tampoco estaba muy productivo, pero pensé que más que Iñaki ya podía aportar en esos últimos minutos. Pero no. Ahí siguió. Cuando cambiaron a Nico también pensé que mejor que hubiesen quitado a Iñaki, porque junto con Unai, Nico fue lo mejor del Athletic. A pesar de eso el sustituido fue el menor de los Williams, aunque quedaba poquísimo para el final.

Esto último mencionado es quizás una de las mayores pegas que le pongo Marcelino. Hace los cambios tardísimo. Hubiese sacado Sancet, a Petxarroman y a Álex Berenguer mucho antes de lo que lo hizo. Sí quieres algún revulsivo no les puedes dar solo 15 ó 7 minutos. O peor, 1 minuto, que les dio a Vesga y a Morcillo.

Y, para acabar, que esto es como el día de la marmota, como el otro día me comentaba uno de los lectores de este blog, desperdiciando otra nueva oportunidad, que nos aleja más de Europa, decir que haciendo tantos pases al contrario, controles defectuosos, despistes defensivos, rematando horrible,… con tantos errores y tan repetitivos, es imposible lograr más de lo que logramos. No nos ganan, pero tampoco lo hacemos nosotros. Mal. Así muy mal. Y le pido a Marcelino que siga apostando por los jóvenes. Zárraga a pesar de no salir en su sitio, algo aportó. Quiero ver más a Sancet, y si hay que dejar a Iñaki en el banquillo se le deja. Nico tiene que jugar sí o sí, por lo menos, si sigue como lo está haciendo. Petxarroman de inicio también me gustaría.

Y ahora, a enfrentarnos con los 3 primeros clasificados, para recuperar todo el montón de puntos que hemos perdido con los colistas, y los equipos de media tabla. Peor que contra los de abajo no creo que lo hagamos. Aunque vete a saber si puntuamos. ¡A por el Sevilla! Y…

¡Aúpa Athletic!