Unai López coge galones

Unai, el mejor contra el Granada (Foto: Pablo Viñas)

Nunca es tarde si la dicha es buena y en este caso lo es. Unai López a base de partidos jugados de manera consecutiva como titular está demostrando el fútbol que tiene en sus botas. Seguramente el partido del domingo pasado ha sido el más completo de este jugador desde que está en la plantilla. Se habla siempre de la importancia que tiene la cantera y de lo difícil que es que salgan jugadores de Lezama. La frase es discutible, pero lo que es indiscutible es que si la gente no tiene oportunidades de manera continuada es muy difícil poder llegar a triunfar. Este año esa continuidad se la está dando a Unai López y bien que lo estamos notando en su juego. El domingo acabó el partido, lo cual no suele ser muy habitual, ya que Garitano en el minuto 70 suele elegirlo como uno de los primeros cambios que hace. Pero el domingo era casi imposible quitarlo porque estaba siendo el mejor del partido. Me alegré muchísimo por él. Es de los jugadores que se ha tenido que ganar las alubias también fuera y eso seguramente le ha curtido. Perfecto, pero si esta temporada no se le hubiese dado bolilla… Ahora está demostrando que vale, que tiene sitio, pero porque se le está dando continuidad. Si no es dificilísimo. Gaizka ha dicho este fin de semana en rueda de prensa que Unai ha aprendido otras cosas como robar balones, defender, bascular,… Sí, claro. Pero lo ha podido hacer porque lleva muchos partidos en el equipo titular. El domingo hizo su mejor partido con nosotros y no solo por dar un maravilloso pase de gol a Yuri, u otros pases similares a Córdoba o a Raúl, sino también por recuperar bastantes balones, por ofrecerse a sus compañeros, por bajar hasta la defensa a buscar el balón y luego subirlo, por dar cobertura a sus compañeros cuando salen de su sitio,… Todo esto lo hizo y durante 90 minutos. ¡Enhorabuena Unai!

Pero estas oportunidades que le está dando a Unai o incluso al mismo Córdoba también las pido para otros jugadores. Así se crece y así se sabe si alguien vale o no. El mismo Oihan Sancet puede demostrar lo que vale, si sigue jugando aprovechando que Muniain está lesionado. Lleva ya dos partidos como titular y aunque este último ha cometido bastantes más fallos, no pasa nada, es lo normal, están aprendiendo. También demostró que tiene juego y desparpajo. Errores y aciertos. Lo normal. Pero por mejorar a base de jugar, espero que vuelva a hacerlo el domingo contra el Betis en Sevilla.

Y a ver a quién le toca la oportunidad para sustituir a Raúl García. Por supuesto no me alegro de su sanción, de hecho creo que Raúl García es uno de los jugadores más insustituibles de este equipo, pero sí que quiero ver a otro de los jóvenes de titular. Llámese Villalibre, llámese Kodro, llámese Lekue, o no tan jóvenes, llámese Ganea , o llámese Ibai. Con todos estos nombres no me refiero a que pueden sustituir a Raúl , sino a cualquier otro cambio que se dé en el equipo. Vamos, que quiero oportunidades para todo el mundo, no solo para Unai y para Íñigo Córdoba. Y si se dan tendremos un equipo seguramente más potente, porque el banquillo también lo será, al estar preparado a base de minutos. Es muy difícil conseguir algo importante en la Liga si solo cuentas con 12 ó 13 jugadores. Estoy convencida que tenemos muchos jugadores de calidad en la plantilla, y no sólo los que están jugando ¡Aprovechémoslos!

Y a la vez vamos a disfrutar del puesto que ocupamos en la clasificacion. Los quintos empatados a puntos con el cuarto. 13 puntos de los últimos 15 posibles. Una barbaridad. Y que siga el domingo, otra vez, a la hora de comer… ¡A por el Betis! Y…

¡Aúpa Athletic!

Ibai tiene sitio

Mi titular en este comentario está puesto en contraposición a uno que leí la semana pasada, algo así como, Ibai sin sitio en el Athletic.

Ibai protagonista positivo (Foto: AFP)

Cuando lo leí ya estaba en desacuerdo, y el domingo en el partido el mismo jugador demostró que ese titular no tenía validez. Si Muniain la semana pasada se enfadó con El Correo y un titular similar, no creo que el de Santutxu estuviese tampoco muy contento. Así que su partido yo lo tomé como un zasca en toda la boca para el que escribió el artículo.

El del domingo fue su primer partido de titular en la temporada. Partido que jugó completo, algo que ocurre por primera vez desde que vino el año pasado del Alavés. Jugar contra sus ex compañeros también le puede dar quizá un valor añadido al hecho de haber jugado bien, porque podía haber estado más nervioso. Ibai tuvo que salir presionado, ya que al no haber jugado más que 17 minutos hasta ese momento, podía dar la sensación de que tenía que demostrar más que el resto de jugadores. Él mismo comentaba esta semana que estaba esperando su oportunidad para demostrar que tenía sitio. Presión propia y presión del público que parece que a otros jugadores les perdona más si fallan.

Jugó todo el primer tiempo por la banda izquierda. Pero curiosamente en los primeros 30 minutos casi todo el juego del Athletic estaba pasando precisamente por la banda contraria. Eso sí, juego sin casi peligro. Lo que son las cosas, la primera jugada que se hace por la izquierda y Yuri ve muy bien el desmarque de Ibai, que se interna hasta la línea de córner, y le hace un pase atrás perfecto a Williams, al que hacen penalti. Genial. Además, en ese primer tiempo, puso algún saque de esquina complicado para Pacheco, el portero del Alavés.

En el segundo tiempo Garitano le cambio de banda y le puso por la derecha, intercambiando su puesto con Muniain. Desde aquí puso un par de balones buenísimos que a punto estuvieron de rematar, uno Williams y otro Iker. También participó en la jugada del segundo gol, ya que su fortísima volea fue rechazada por Pacheco, cosa que aprovechó Iker para empujar a la red. Así mismo, y como nos tiene acostumbrados Ibai tiro dos veces a puerta, algo que les está pidiendo el entrenador , pero que pocos jugadores del Athletic hacen.

Conclusión: buen partido del de Santutxu, que espero le sirva para coger confianza y para que Gaizka le dé más minutos. Cuanto más difícil lo tenga Gaizka para elegir a los jugadores, mejor para el Athletic. Y está claro, que Ibai SÍ TIENE SITIO.

También me alegro por la vuelta de Íñigo Lekue a los terrenos de juego. Jugó los últimos minutos del partido, reapareciendo tras una sucesión de lesiones que lo han maltratado. Esperemos que hayan sido las últimas, y que pueda volver a disfrutar en el campo y a demostrar lo que puede dar. ¡Suerte, Iñigo!

Por último, y que no menos importante, recordar que estamos líderes. ¡LÍDERES! Ahí es nada. Ni más ni menos. Líderes. ¡Enhorabuena! A disfrutarlo. Pero también… a seguir peleándolo mañana en Leganés. Y… por supuesto…

¡Aúpa Athletic!

Gran derbi del Athletic

Así sí Athletic. Así sí.

Raúl en estado puro (Foto: Marca)

Así se juega un derbi. Saliendo a comerte a los rivales a los que no les dejas ni respirar y mucho menos sacar el balón con un poquito de criterio. Asfixiados pasaron los blanquiazules todo el primer tiempo. La Real era un muñeco ante los rojiblancos. Y esto que estoy diciendo se puede ver claramente demostrado en las estadísticas. 10 tiros del Athletic frente a ninguno de la Real. Ahí es nada. La Real parecía una mera comparsa que se tenía que limitar a conseguir un penalti inventado por el árbitro de turno, que pitan facilísimo siempre en nuestra contra, pero que esta vez el VAR echó por tierra. Falta fuera del área. Y seguido otra parada del VAR para ver si es penalti una posible mano de Íñigo Córdoba. ¿Por qué revisan esa jugada y no revisaron la semana pasada la mano en el área del Getafe? Vaya usted a saber.

La Real no hizo más y nosotros sí. dos goles como dos soles. Un Capa en estado de gracia que, de nuevo en un saque de banda, tras una internada, pone un perfecto balón que Iñaki se limita a empujar a la red. Y Raúl García, que no quiere que Aduriz sea el único que hace maravillosos goles, se inventa un tiro medio vaselina desde el borde del área, que es una pasada. Un grande, Raúl es un grande.

Y en el segundo tiempo, aunque los rojiblancos no pudieron mantener el ritmo de la primera parte, no sufrieron tampoco mucho ya que la Real su primer tiro a puerta lo hizo en el minuto 83 y el segundo, en el minuto 97. Nada más. Bueno, entre medio hubo un gol anulado por claro fuera de juego. El Athletic tuvo más oportunidades que la Real también en este segundo tiempo, con otros cinco tiros a puerta. Pena, que alguna de las jugadas no estuviesen bien finalizadas porque les podían haber caído unos cuantos goles más. Pero tampoco hay que pasarse. Un dos a cero está fenomenal. Sobre todo porque leyendo la prensa donostiarra esta semana pasada parecía que el partido lo tenían ganado ellos sin jugar, por la enorme calidad de sus jugadores, que… nuestros jugadores, con un buen partido, no les han dejado demostrar. Calidad que sí hemos visto en Capa, Yuri, Dani y Raúl García, que han estado inmensos los cuatro.

Bien Athletic, muy bien. Y ahora llegamos al parón plenos de moral, que siempre viene bien.

¡Aúpa Athletic!

Tercera victoria consecutiva del Athletic

El milagro Garitano sigue su curso y continúa dando los puntos de tres en tres.

Como dijo él ayer ya hemos conseguido la permanencia con estos 43 maravillosos puntos que en enero nadie pensaba que los íbamos a tener tan pronto. Estamos de dulce. Seguramente este partido con Berizzo se hubiese perdido, o seguro empatado. Pero con Gaizka se está teniendo también esa suerte que nos faltó anteriormente. Penalti claro en el descuento sobre Muniain al que pisan de manera clara. Pueden protestar los jugadores, el presidente y el entrenador del Levante lo que quieran, pero el penalti es clarísimo. Penalti que nos da los 3 puntos.

Volviendo al inicio decir que en el primer tiempo el Athletic jugó francamente bien y dominó de arriba abajo a los levantinos, que peligro sólo generaron con la falta que iba a gol pero que Iago se encargó de sacar con una buena parada. Córdoba fue en este periodo un vendaval, que dio dos asistencias como dos soles para que los rojiblancos se pusieran dos a cero, y viviesen un tiempo plácido, con otras tantas oportunidades generadas. Pena que no se materializase otra. Bueno, se me ha olvidado comentar que al Levante le anulan un gol al final del primer tiempo. Pero la falta sobre Herrerín en el remate del córner es clara. Bien anulado.

El segundo tiempo por el contrario es claramente del Levante que se metió en el partido gracias a un penalti nada más empezar. Penalti raro y dudoso pero penalti. Además, empezamos a tener problemas físicos y Raúl y Capa tuvieron que abandonar el terreno de juego. Beñat con la reserva también fue cambiado y entró un Iturraspe que parece que está más fuera que dentro. Da la sensación de que salió a jugar porque no había más remedio. Digo esto porque supongo que Gaizka Garitano no confía mucho en él. Lo extraño, desde mi punto de vista es que en la convocatoria no estuviese Nolaskoain. Pero ahí tuvo que salir Ander. El dominio era ya del Levante y aunque sin mucho peligro… ahí llegó otro córner en el ultimo minuto, y esta vez sí le roban la cartera, a Yeray, que hasta ese momento había estado imperial. Inmenso el central pero… con este lunar final. Menos mal que Muniain se encargó de que no nos acordemos más de ese fallo, ya que metió el penalti en el descuento para dar los tres puntos a su equipo. 3 puntazos que hacen que vayamos a Getafe con un objetivo claro, acercarnos a los madrileños en la clasificación. ¡Quién nos iba a decir que ibamos a estar así!

¡A por el Getafe! Y…

¡Aupa Athletic!

Los resultados invitan a soñar al Athletic

Los fines de semana saben mucho mejor si vienen acompañados de una victoria del Athletic, y éste así ha sido, encima, pudiéndolo disfrutar desde el viernes.

Los dos destacados (Foto: Athletic Club)

Si a eso le añadimos que hemos ido viendo, poco a poco, día a día, como los rivales directos de los rojiblancos han ido perdiendo u empatando sus partidos,… vamos… alegría total. La jornada ha sido redonda. Los puestos europeos están relativamente cerca. A tres puntos la Europa League y a 6 puntos la Champions. Soy de las que sigue diciendo que hay que ir partido a partido, pero tampoco puedo negar la evidencia y olvidarme de dónde estamos situados. Mejor que la semana pasada y ya veremos… qué ocurre ésta.

De momento, este fin de semana hemos solventado la jornada trayéndonos los tres puntos de Girona, algo que casi podemos denominar como de milagro, porque por lo que he leído en los distintos medios de comunicación y redes sociales (gracias a Adurizpedia de twitter, un crack), el Athletic llevaba 12 años sin ganar en Catalunya. Ahí es nada. Encima por si fuera poco, el Girona se adelantó en el primer tiempo. A lo que añadimos que el Athletic llevaba sin poder remontar un partido fuera de casa desde hace 4 años… Vamos… todo en contra… pero como siempre decimos, las estadísticas están para romperse y así lo hicieron los leones. En mucha parte, gracias a Raúl García y a Iñaki Williams, pareja que resultó fundamental para nosotros y letal para los catalanes. Entre los dos fabricaron los dos goles y los remataron. Raúl en su línea de crack, metiendo un pase extraordinario entre líneas, de esos pases que sólo ven los muy buenos jugadores, para dejar solo a Yuri, que a su vez le puso el balón a Iñaki para que, aunque no es su fuerte, metiese el gol de cabeza. Empate. Y seguido, sin dar tiempo, a los también rojiblancos, a despertarse del mazazo, internada y centro de Iñaki para que el más listo de la clase, Raúl se le adelante al defensa y remate de cabeza picado, impidiendo al portero detenerlo. 1 a 2 y a mantener el resultado, eso sí, sin grandes agobios porque el Girona, tras hacer una buena parte más que meritoria, no pudo mantener ni el ritmo ni el nivel. Triunfo y para casa más contentos que un niño con zapatos nuevos.

Así que, el milagro de Garitano nos hace muy difícil el no soñar con Europa, pero por otro lado, sin ilusionarnos mucho, ya que no se nos olvida de dónde venimos. Una mezcla rara.

Eso sí, pronto vamos a saber cuáles son los objetivos reales ya que esta misma semana tenemos dos partidos, por supuesto, fundamentales. Miércoles, Levante en La Catedral y domingo, el Getafe en Madrid. Poco a poco y partido a partido, pero con ambición máxima.

¡A por el Levante! y …

¡Aúpa Athletic!