San Mamés ovaciona a Puyol y a Joaquín

La catedral este fin de semana ha vuelto a demostrar que está con los buenos jugadores.

Puyol junto a Iribar (Foto: Athletic Club)
En este caso los ovacionados han sido Puyol y Joaquín. El primero de ellos al recibir el premio One Club Man que por cuarto año consecutivo entrega el Athletic a un jugador qe haya destacado y pertenecido siempre a un mismo club. Premio que es un acierto de esta Directiva porque sirve también además de para premiar una fidelidad, algo fundamental en nuestra filosofía, para extender o ampliar el radio de acción en el que se nombra a nuestro club. Los anteriores premiados han sido Matt Le Tissier, Sepp Maier y Paolo Maldini. Esta vez el elegido ha sido un catalán Carles Puyol que lo tenía bien merecido y así lo demostró el público de San Mamés con su enorme ovación. Además de aplaudirle muchísimo, me emocioné. Me gustó que en el vídeo que pusieron al inicio del homenaje, (vídeo de Athletic TV) apareciese el momento en que Xavi y él, al dar la vuelta de honor tras ganarnos la Copa del Rey en Valencia, sacaron la ikurriña y la bandera del Athletic, mientras nos aplaudían. Gran detalle por su parte. Algunos que discutían el darle el premio a él decían que es más fácil quedarse en un club como el Barça en donde se ganan títulos. Que era más genuino el premio a Le Tissier… Pues igual sí pero… es muy difícil siempre encontrar alguien como Matt, asi que a mí dárselo a Puyol me parece perfecto. Y tampoco me importaría dárselo a Xabi Prieto, que este año se retira tras pasar toda su carrera en la Real, porque lo merece igual que los otros.

Joaquín devuelve los aplausos al público (Foto: la Liga)
Sobre Joaquín decir que en el descanso del partido me preguntó mi hija que por qué se le tiene cariño a este jugador bético. Le contesté que supongo que será por su calidad, por su simpatía y por los años que lleva en la élite. Además de porque siempre ha sido un jugador noble en el campo y nada marrullero. Añadí que si le cambiaban en el segundo tiempo seguramente saldría ovacionado. Y, efectivamente, así fue. Una ovación casi tan grande como la que se llevó Puyol. Grande y merecida. Él salió encantado y así lo ha dicho, tras el partido, en las redes sociales. Siempre ha hablado bien de San Mamés y en esta situación no podía ser menos. San Mamés dictó sentencia como muchas otras veces. Y seguro que ahora alguien me salta con la coletilla esa de que a Iniesta le pitamos. Sí, sí se le pita. Es un excelente jugador pero aquí no se olvida aquella vez en que simulo más de la cuenta y consiguió que expulsasen a Amorebieta. ¿Que somos un poco rencorosillos? Pues sí. ¿Que el jugador también lo es? También… y lo digo por sus posteriores declaraciones menospreciando San Mamés, lo que supongo que también echó más leña al fuego y más motivos para pitarle. Sí, a Iniesta se le pita, ¡a ver si no vamos a poder hacerlo!… Como hacemos lo contrario y aplaudimos a su compañero Xavi, incluso en un mismo partido, y así lo demostramos el año pasado que la pitada a uno y la ovación al otro fueron consecutivas ya que Xavi sustituyó a Iniesta en el segundo tiempo. Quizá a mí en el caso de Iniesta me hubiese gustado más la indiferencia, pero… San Mamés es así. Aquí se ha aplaudido también a jugadores del Madrid, y lo destaco porque es un equipo, al que no hace falta ni que lo diga, que aquí se le tiene bastante “paquete”… por ejemplo a Raúl, y muchos años antes a Juanito… y a muchos más. Se seguirá haciendo. Y estaré orgullosa de que así sea. Porque sí, porque es La Catedral.
¡Aúpa Athletic!

¡Qué tristeza de Athletic!

Ayer el Levante, cuarto por la cola y suspirando conseguir puntos para librarse de la quema, vino a la Catedral y se llevó los tres prácticamente sin despeinarse, metiéndonos un 1 a 3.

Impotencia (Foto: Athletic Club)
Lamentable. Esperpento. Y lo que es peor seguimos sin tener conseguida la salvación matemática. Este año porque ha habido tres equipos horribles atrás, si no las estaríamos pasando canutas también clasificatoriamente hablando. El juego es un despropósito pero hay un colchón grande de puntos. ¡Menos mal!
De todas formas el análisis por parte del Club debe ser profundo. Y no solo análisis, también debe haber acción. No se puede seguir en este inmovilismo que reflejamos y que da mucho miedo. 2 años completos sin fichar a nadie, y quedándote con lógicamente, los mismos jugadores 2 años más mayores y, seguramente, tan acomodados como para no ver peligrar sus puestos. Enorme error en un equipo como el nuestro. Si no hay competencia no hay tensión y es muy fácil relajarse. ¿Quizá ha pasado esto? No lo sé seguro, pero lo que sí sé es que no se puede volver a repetir. Hay que fichar a alguien más que esos dos fichajes en diferido (tan graciosos) que ha hecho el Club. Dicen que Dani García está hecho. Necesitamos más. Así como necesitamos quitar jugadores que llevan mucho tiempo sin aportar nada. ¿Se va a hacer? Esperemos que sí. Porque la gente parece que está bastante harta, y lo que es peor, desencantada. Es muy complicado ir a La Catedral casi sabiendo que vas a ver… un bodrio. Ayer 25.000 personas más o menos. Y me libraré muy mucho de criticar a los que no van. Más bien debería aplaudir a los que van… pero como yo estoy incluida quedaría feo… Además vivo en Bilbao… así que tiene menos mérito ir.
Sobre el partido poco o nada que decir. Golazo de Raúl y nuestro, nada más. Tras los tortazos en forma de faltas magistrales de Bardhi y barreras de chiste rojiblancas, el Athletic, fue un ejercicio de impotencia, querer y no poder. Y para rematar el sonrojo, el golazo de Morales dejando en evidencia otra vez a Unai Núñez para poner el 1 a 3. ¡Qué horror!
Y así… de esta guisa… el sábado que tenemos que ir a Anoeta. ¡Cuánto mejor estaríamos de vacaciones ya! Y ¿qué versión vamos a dar? ¿La buena, que sólo ha aparecido 2 o 3 veces esta temporada, la peor o la paupérrima? Se me acaba el optimismo, me lo han quitado a base de sopapos pero…
¡A por la Real y aúpa Athletic!

Triste despedida del Athletic de la Europa League

No por ser lo esperado ha sido menos doloroso.

Bonita presentación pero poco fúlbol (Foto: Athletic Club)
Nadie dábamos un duro porque el Athletic pasase está eliminatoria y ayer se confirmaron todos los negros augurios. Con la boca pequeña decíamos que se podía conseguir un 2 a 0, pero nada en el juego del equipo de esta temporada nos llevaba a pensar que eso fuese posible. Una quimera. El Olympique de Marsella nos ha pasado por encima en los dos partidos. Han sido lo que se llama vulgarmente dos paseos militares. Ayer casi sin despeinarse nos ganaron 1 a 2, pero quedó la sensación de que si hubiesen necesitado meternos 3 o 4 goles lo podían haber conseguido sin grandes problemas, con que hubiesen apretado un poquito más. La cantidad de rondos que nos hicieron, acompañados por los olés cantados por la gentuza que vino de Marsella, alargó el bochorno hasta que el árbitro nos alegró pitando el final del partido.
No como resumen, pero sí como ejemplo del desaguisado que pudimos ver anoche en la Catedral, voy a comentar una jugada. Un balón, enésima pedrada lanzada por Iturraspe, que por supuesto no llega a su destinatario, De Marcos, el cual queda totalmente fuera de sitio; para evitar el contrataque del Olympique, Aduriz hace una falta clarísima y le sacan la segunda tarjeta amarilla, por tanto, expulsión. Triste que Aduriz salga de esta competición, de la que es el tercer máximo realizador, con una expulsión. Pero… es lo que pasa cuando se protesta tanto… te toman la matrícula… y… por otra falta te pueden expulsar. Impotencia quizá. No estoy cargando las tintas en Aritz… ni mucho menos. Lucha, lo intenta, pelea,… pero… también se confunde.
A todo esto, encima hay que unirle la mala suerte… ayer dos lesiones más. Rico… uno de ellos. ¿Se ha precipitado la vuelta? Parece que sí. Como con Balenziaga… pero como el centro del campo está hecho unos zorros… igual todos hubiésemos adelantado su vuelta. Si no estuviese para jugar no lo habría hecho así que… mala suerte. Yeray… más mala suerte… Dos menos contra el Barça… buf… ¡qué no nos pase nada! ¡qué no salgamos de Barcelona muy damnificados! No pretendo deprimir a nadie pero la situación es la que es. Eso sí, por supuesto,…
¡Aúpa Athletic!
P.D.: ¿Cuánto van a tardar los dirigentes de la Europa League o de la FIFA o del órgano competente en impedir viajar por Europa a los ultras violentos? ¿Cuántas desgracias más tienen que ocurrir? ¿Al familiar de qué dirigente le tiene que pasar algo para que se intente solucionar toda esta vergüenza? ¡YA ESTÁ BIEN!

Sí se anima en San Mamés, si…

Hace solo 4 días que una parte del público de San Mamés pidió qué Cuco  Ziganda se fuese del equipo.

De Marcos celebra su buen gol (Foto: EFE)

No fue un grito mayoritatio pero sí más extendido de lo normal. Y eso que se ganó el partido. 4 días después, el equipo sale de La Catedral entre aplausos, a pesar de haber perdido dos puntos, pues solo se ha consiguido el empate, eso sí, frente al Valencia, cuarto clasificado de esta Liga y un muy buen equipo. Aplausos finales que venían precedidos durante prácticamente todo el segundo tiempo de ánimos y cánticos repetitivos para intentar arengar a nuestros chavales. Y a lo que voy, con el título es precisamente a esto. En cuanto el equipo hace un poco de juego, en cuanto nos ofrecen dos jugadas de ataque seguidas, nos venimos todos arriba y se anima bastante más de lo que es normal desde que nos hemos trasladado de casa. Llevamos una temporada infame y en poco tiempo hemos pasado de pedir la cabeza del entrenador, a animar bastante. ¿Contradictorio? No. Simplemente yo lo veo como una respuesta a lo que ofrecen los jugadores. Sí el equipo da o juega, la afición se entrega de forma clara. Si no, sólo animan los de siempre. No es que me guste, pero es lo que hay. Y mientras no se consiga arreglar lo de la grada de animación en una esquina… habrá que rezar para que los jugadores jueguen algo, y así el público responderá.

En que el público se anime también influye el árbitro y como ayer Luis Manzano fue un auténtico desastre, con ello aportó su granito de arena a la animación. Del programa Cuarto Milenio es que el 3 del Valencia no se fuese a su casa con tarjeta. ¡Qué manera y variedad de repartir! Por bajo, por alto, en carrera, en parado defendiendo, atacando… una máquina el tío. Y sus compañeros no le iban a la zaga… De hecho, tres de los nuestros acabaron sangrando. Y ¡sólo les sacó dos tarjetas! Gil Manzano eres muy malo, e incluso diría que malvado, porque la falta que pitas a favor del Athletic, cortando un contrataque de Iñaki Williams pareció hecho a bastante mala idea. Harta estoy. Pero gracias árbitro por hacer que San Mamés anime más. Toda ayuda es poca.

Para acabar decir que el mejor partido del Athletic este año hizo que volviese la comunión entre el equipo y la grada. Bienvenido sea y como no va a ser la última vez que ocurra, el Athletic con más juego y más apoyo va a ir hacia arriba seguro.

¡Aúpa Athletic!

El Athletic peor ya imposible

El ir a San Mamés se está convirtiendo en un acto de fe, o más bien en un acto de inconsciencia.

El equipo está para pocas florituras (Foto: Athletic Club)

Este equipo no juega absolutamente nada y lo peor de todo es que da igual el rival que tengamos enfrente. La Unión Deportiva Las Palmas ha puesto mucha voluntad, pero calidad más bien poca. A pesar de eso ha conseguido llevarse un punto de la catedral casi sin despeinarse. Nuestro centro del campo es un solar en el que nadie es capaz de crear absolutamente nada. Así, salvo un milagro, es muy difícil ganar un partido. Ya podemos ponernos las pilas en verano para introducir varias novedades en este centro del campo tan paupérrimo. Con Beñat ha mejorado un poco en el segundo tiempo pero ha sido tan poco que casi no lo notamos.

Y para colmo de males, una ocasión de gol clarísima que vuelve a tener nuestro delantero Williams y que incomprensiblemente, la vuelve a desperdiciar cuando tenía totalmente solo a su izquierda a Aritz Aduriz, que por supuesto, no ha entendido que su compañero no le pasase el balón, como no lo ha entendido absolutamente nadie de todo San Mamés. Fatal Iñaki. Necesita el gol como el comer pero eso no justifica de ninguna manera la jugada de hoy. Así se lo ha reprochado Aritz y así se lo reprocho yo. Considero que ha ayudado a perder dos puntos. Duro, pero es así.

Por cierto, Córdoba, a pesar de los pocos minutos jugados, ha vuelto a aportar más que muchos de sus compañeros. ¿Volverá a desaparecer de las alineaciones?

Por último, el arbitraje ha sido desquiciante y horroroso. Un ejemplo: ¿por qué no ha sacado tarjeta al portero de ellos si ha tirado al suelo sin balón a Aritz? Lamentable también.

Ahora a Moscú… ¿con el mismo ánimo que los que van al matadero? Pues espero que no. Dejarse el alma sé que lo van a hacer, porque trabajar trabajan un montón. Eso sí, espero que con más acierto que hasta ahora.

¡Aúpa Athletic!