Merecido y agónico triunfo contra el Girona

Empezaba a creer en brujas y hados en nuestra contra, cuando Aritz metió el gol de penalti a lo Panenka en el minuto 91.

Aritz salvador (Foto: EFE)
¡Qué tensión y qué injusto me estaba pareciendo que estuviésemos todavía empatando a cero el partido! Aritz hizo justicia y ¿quién sino él podía hacerlo? Vaya temple, cuando toda la grada, todos los aficionados e incluso muchos de sus compañeros estábamos aterrorizados (Iker, protagonista del penalti, no quiso ni mirar). Gol y la comunión con la grada de todo el partido que estalla en un grito único. ¡Athletic! Y de premio: ¡3 PUNTOS!
Un muy buen partido de los rojiblancos, con un equipo saliendo a morder, jugando por bandas, centrando al área y rematando a puerta,… algo que parece sencillo pero que habíamos hecho muy poco con Berizzo. Su sistema no les iba a los jugadores y se ve que Gaizka Garitano en lo poco que lleva aquí, ya ha dado más con la tecla que el argentino. Faltan cosas, claro, sobre todo defensivamente, pero así jugando vamos a ganar muchos partidos. Nuestros chicos hicieron 25 remates, de los que 10 fueron entre los 3 palos, cosa impensable hace 7 días. Además, todo, teniendo delante al Girona, equipo muy rocoso, que llevaba toda esta Liga sin perder un solo partido fuera de su casa. Dato importantísimo que da mucho más mérito a lo logrado. Un soplo de moral que tiene que animar a los jugadores y que debe ser definitivo. Se puede.
Gorka Iraizoz estuvo tremendo y mucha culpa de llegar con estos sufrimientos al último minuto fue suya. Vaya paradones hizo, en el primero y el segundo tiempo. Gracias a Aritz, con el penalti no pudo, ¡menos mal!
De los nuestros puedo destacar a muchos, pero sobre todos a dos, a Capa y a Córdoba. Han hecho que las bandas fuesen protagonistas y que el Girona sufriese con sus internadas. Además no podemos olvidar que casi no jugaban con el Totto. Muy bien, dos jugadores recuperados.
Dani García también tremendo junto con Beñat muy bien (hasta que le duró la gasolina, y le sustituyó Gaizka por San José).
Aritz muy incisivo e incluso le hicieron un penalti en el último suspiro del primer tiempo. Le dieron en la rodilla y lo derribaron. Al árbitro no le pareció. Iraizoz impidió que metiese gol antes de meter el penalti.
Ahora, seguimos en descenso, pero empatados a puntos con el Villarreal, y a 3 puntos del Leganés, hay que seguir trabajando y pensar que se puede también golpear a domicilio, aunque sea en Mendizorroza contra un Alavés muy fuerte. Se puede y hay que ir a por ellos.
¡Aupa Athletic!
P.D.: La Catedral y su publico ayer de 10. Comunión total entre grada y jugadores. A seguir así.

Un Athletic incapaz en la Catedral

El partido contra el Barcelona no lo pude ver y por eso la semana pasada no escribí.

Celebrando lo único posible (Foto: EFE)
Por contra, el pasado viernes sí que estuve en San Mamés viendo el derbi contra la Real. Otro batacazo como lo fue el partido contra el Villarreal de hace dos semanas. De hecho he vuelto a leer el comentario que escribí sobre dicho partido y toda la primera parte del mismo la podría volver a introducir ahora para decir lo que pienso sobre este nuestro Athletic en casa. El Athletic tiene un problema, o peor todavía, dos o tres. Los equipos contrarios parece que nos han tomado la matrícula, saben cuáles son nuestras debilidades y simplemente esperan a que caigamos de maduros. Los partidos jugados hasta ahora han demostrado que con que el equipo contrario se cierre y juegue de una manera ordenada, los problemas que nos crean son tan grandes que el equipo es incapaz de solucionarlos. La lentitud en el juego, la falta de ideas, la falta de profundidad, la carencia de un 9 de referencia que sea letal cara puerta… esto último claro, mientras Aduriz no esté en disposición de jugar los 90 minutos completos. Y quizá nuestro mayor problema, los errores de bulto que cometemos, y lo peor de todo la cantidad de ellos que hacemos. Errores de los que parece no se libra ningún jugador, errores muy repartidos entre todos. No sé si eso les consolará… a mí me deprime profundamente. La Real más pobre, triste y escasa que viene a San Mamés en muchos años, con siete u ocho bajas, que tuvo suficiente con jugar ordenadita y con hacer una sola jugada y un solo tiro a puerta, en todo el partido, para hacernos TRES GOLES. Sí. Increíble pero cierto. Sin hacer nada les regalamos los 3 puntos con una generosidad preocupante. Y no hubo ni desidia ni dejadez por parte de los nuestros, al revés, se dejaron el alma, corrieron muchísimo, lo intentaron de todas las formas,… pero todo muy previsible, e improductivo. Con diferencia lo mejor del partido fue Aduriz y sus 22 minutos sobre el cesped. Metió un gol que anularon por… milímetros… o porque es el Athletic, remató un córner que obligó a Moyá a hacer acto de presencia, le incordió en otra jugada… lo poco que estuvo creó más peligro que ningún otro. Pena que no es incombustible, que tiene muchos años, y sobre todo, que no tiene recambio. Enorme problema que habrá que solucionar. Como habrá que arreglar la incapacidad que tenemos en casa y todos estos problemas que he mencionado, y ahí es donde entra el entrenador. Berizzo algo tendrá que pensar. O introducir cambios en las posiciones de los jugadores, o introducir caras nuevas (Guruceta, Vicente,…), o cambiar de sistema, o lo que sea… pero así, no se puede seguir porque nos vamos al hoyo.
Si son fichajes es el club el que tiene que trabajar o pensar,… y quizá olvidarse de orgullos tontos y absurdos, y si deportivamente nos viene bien un jugador que se quiso ir, Fernando Llorente… pues traerlo. Ya sé que es totalmente impopular lo que estoy diciendo pero si viene bien deportivamente, y si está en forma, es del género tonto no intentarlo. Porque algo necesitamos y es urgente. El precipicio está demasiado cerca como para andarnos con remilgos. Hablo del bien deportivo. Que no está bien y no iba a aportar nada, pues nos olvidamos de él, pero si pudiese aportar… yo lo traia sin pensar.
Y ahora tenemos dos semanas por delante para que el entrenador y los jugadores trabajen a tope en la búsqueda de soluciones. El Eibar espera y aunque fuera estamos jugando mejor, nada es fácil. A seguir trabajando.
¡Aúpa Athletic!

Unai Simón se consolida

Curiosamente de mis últimos cuatro comentarios escritos en este blog, tres tienen como protagonista a porteros del Athletic. Y no siempre es el mismo, sino que han sido tres porteros distintos.

Unai parando (Foto: Javier Zorrilla, EFE)
Desde que Valverde decidió alternar en la portería a los tres cancerberos de los que disponía, ¡enorme sorpresa para todos!, no hemos salido de una, para inmediatamente entrar en otra. Eso sí, en todas con un factor común, que el que se planta en la portería rojiblanca lo hace realmente bien, por lo que podemos concluir que Lezama es una gran factoría de porteros. De todas formas, no estaría nada mal que se acabasen los sobresaltos.
Mi amigo Miguel Ángel Puente comentó ayer en un tweet qué Unai Simón debería invitar a comer a Remiro y a sus representantes, como agradecimiemto, y estoy totalmente de acuerdo con la broma, porque el favor que le han hecho ha sido monumental. Nada menos que la oportunidad de debutar en Primera… , después de pensar que su sitio estaba en Elche de cedido. Eso sí, una vez recibido el favor, él ha sido el que se lo ha currado y ha demostrado que puede ser su puesto en propiedad, a base de paradas. Muy buenas paradas. Pocas, pero convincentes y encima en el mejor escenario posible, la Catedral, y contra el Real Madrid. Les avinagró el sábado haciendo que perdieran dos puntos. No sabían ni que teníamos portero y ahora resulta que todos saben hasta su nombre.
Ay… Remiro, Remiro,… has tenido un poquito de mala suerte, como también ha tenido mala suerte Iago, con su lesión. Seguramente hubiese sido titular… pero… toda la buena suerte ha sido para Unai.
Ahora sólo falta ver cómo discurre todo. Aunque tal y como está jugando el cachorro, y aunque renueve Alex (¡ojalá!), a ver quién es el guapo que le quita el puesto.
De nuevo puedo acabar diciendo… que… ¡bendito problema el tener unos porteros tan buenos!
Y para acabar, tengo que alabar el trabajo coral de todo el equipo el sábado ante un Real Madrid, superado por momentos pero con una calidad enorme individual, que jugador por jugador dan sopas con honda a los nuestros. Pero… no pudieron mas que empatar… ni siquiera con la labor de zapa del árbitro, sobre todo en el segundo tiempo. ¡Grandes, leones! Y…
¡Aupa Athletic!

San Mamés ovaciona a Puyol y a Joaquín

La catedral este fin de semana ha vuelto a demostrar que está con los buenos jugadores.

Puyol junto a Iribar (Foto: Athletic Club)
En este caso los ovacionados han sido Puyol y Joaquín. El primero de ellos al recibir el premio One Club Man que por cuarto año consecutivo entrega el Athletic a un jugador qe haya destacado y pertenecido siempre a un mismo club. Premio que es un acierto de esta Directiva porque sirve también además de para premiar una fidelidad, algo fundamental en nuestra filosofía, para extender o ampliar el radio de acción en el que se nombra a nuestro club. Los anteriores premiados han sido Matt Le Tissier, Sepp Maier y Paolo Maldini. Esta vez el elegido ha sido un catalán Carles Puyol que lo tenía bien merecido y así lo demostró el público de San Mamés con su enorme ovación. Además de aplaudirle muchísimo, me emocioné. Me gustó que en el vídeo que pusieron al inicio del homenaje, (vídeo de Athletic TV) apareciese el momento en que Xavi y él, al dar la vuelta de honor tras ganarnos la Copa del Rey en Valencia, sacaron la ikurriña y la bandera del Athletic, mientras nos aplaudían. Gran detalle por su parte. Algunos que discutían el darle el premio a él decían que es más fácil quedarse en un club como el Barça en donde se ganan títulos. Que era más genuino el premio a Le Tissier… Pues igual sí pero… es muy difícil siempre encontrar alguien como Matt, asi que a mí dárselo a Puyol me parece perfecto. Y tampoco me importaría dárselo a Xabi Prieto, que este año se retira tras pasar toda su carrera en la Real, porque lo merece igual que los otros.

Joaquín devuelve los aplausos al público (Foto: la Liga)
Sobre Joaquín decir que en el descanso del partido me preguntó mi hija que por qué se le tiene cariño a este jugador bético. Le contesté que supongo que será por su calidad, por su simpatía y por los años que lleva en la élite. Además de porque siempre ha sido un jugador noble en el campo y nada marrullero. Añadí que si le cambiaban en el segundo tiempo seguramente saldría ovacionado. Y, efectivamente, así fue. Una ovación casi tan grande como la que se llevó Puyol. Grande y merecida. Él salió encantado y así lo ha dicho, tras el partido, en las redes sociales. Siempre ha hablado bien de San Mamés y en esta situación no podía ser menos. San Mamés dictó sentencia como muchas otras veces. Y seguro que ahora alguien me salta con la coletilla esa de que a Iniesta le pitamos. Sí, sí se le pita. Es un excelente jugador pero aquí no se olvida aquella vez en que simulo más de la cuenta y consiguió que expulsasen a Amorebieta. ¿Que somos un poco rencorosillos? Pues sí. ¿Que el jugador también lo es? También… y lo digo por sus posteriores declaraciones menospreciando San Mamés, lo que supongo que también echó más leña al fuego y más motivos para pitarle. Sí, a Iniesta se le pita, ¡a ver si no vamos a poder hacerlo!… Como hacemos lo contrario y aplaudimos a su compañero Xavi, incluso en un mismo partido, y así lo demostramos el año pasado que la pitada a uno y la ovación al otro fueron consecutivas ya que Xavi sustituyó a Iniesta en el segundo tiempo. Quizá a mí en el caso de Iniesta me hubiese gustado más la indiferencia, pero… San Mamés es así. Aquí se ha aplaudido también a jugadores del Madrid, y lo destaco porque es un equipo, al que no hace falta ni que lo diga, que aquí se le tiene bastante “paquete”… por ejemplo a Raúl, y muchos años antes a Juanito… y a muchos más. Se seguirá haciendo. Y estaré orgullosa de que así sea. Porque sí, porque es La Catedral.
¡Aúpa Athletic!

¡Qué tristeza de Athletic!

Ayer el Levante, cuarto por la cola y suspirando conseguir puntos para librarse de la quema, vino a la Catedral y se llevó los tres prácticamente sin despeinarse, metiéndonos un 1 a 3.

Impotencia (Foto: Athletic Club)
Lamentable. Esperpento. Y lo que es peor seguimos sin tener conseguida la salvación matemática. Este año porque ha habido tres equipos horribles atrás, si no las estaríamos pasando canutas también clasificatoriamente hablando. El juego es un despropósito pero hay un colchón grande de puntos. ¡Menos mal!
De todas formas el análisis por parte del Club debe ser profundo. Y no solo análisis, también debe haber acción. No se puede seguir en este inmovilismo que reflejamos y que da mucho miedo. 2 años completos sin fichar a nadie, y quedándote con lógicamente, los mismos jugadores 2 años más mayores y, seguramente, tan acomodados como para no ver peligrar sus puestos. Enorme error en un equipo como el nuestro. Si no hay competencia no hay tensión y es muy fácil relajarse. ¿Quizá ha pasado esto? No lo sé seguro, pero lo que sí sé es que no se puede volver a repetir. Hay que fichar a alguien más que esos dos fichajes en diferido (tan graciosos) que ha hecho el Club. Dicen que Dani García está hecho. Necesitamos más. Así como necesitamos quitar jugadores que llevan mucho tiempo sin aportar nada. ¿Se va a hacer? Esperemos que sí. Porque la gente parece que está bastante harta, y lo que es peor, desencantada. Es muy complicado ir a La Catedral casi sabiendo que vas a ver… un bodrio. Ayer 25.000 personas más o menos. Y me libraré muy mucho de criticar a los que no van. Más bien debería aplaudir a los que van… pero como yo estoy incluida quedaría feo… Además vivo en Bilbao… así que tiene menos mérito ir.
Sobre el partido poco o nada que decir. Golazo de Raúl y nuestro, nada más. Tras los tortazos en forma de faltas magistrales de Bardhi y barreras de chiste rojiblancas, el Athletic, fue un ejercicio de impotencia, querer y no poder. Y para rematar el sonrojo, el golazo de Morales dejando en evidencia otra vez a Unai Núñez para poner el 1 a 3. ¡Qué horror!
Y así… de esta guisa… el sábado que tenemos que ir a Anoeta. ¡Cuánto mejor estaríamos de vacaciones ya! Y ¿qué versión vamos a dar? ¿La buena, que sólo ha aparecido 2 o 3 veces esta temporada, la peor o la paupérrima? Se me acaba el optimismo, me lo han quitado a base de sopapos pero…
¡A por la Real y aúpa Athletic!