Nuestro gran Unai Simón, Trofeo Zamora

Todas las palabras que diga sobre Unai, para expresar lo que su figura representa para el Athletic, se van a quedar cortas.

Grande (Foto: Athletic Club)

Ayer me alegré cuando consiguió el Trofeo Zamora, casi tanto como con la consecución de la Copa del Rey. Unai se merece eso y más. Además por el hecho de no haber sido él el portero de la Copa, me hace especialmente ilusión este título, porque es un enorme reconocimiento a su labor de todo el año. Ayer en su partido en Vallecas, volvió a dejar la portería a cero y Ernesto le cambió en el minuto 62, para no tentar a la suerte. Las normas del trofeo así lo permitían, y ya, haga lo que haga Ter Stegen, hoy, da igual, ya que el trofeo es suyo. Un portero del Athletic consigue el Zamora 54 años después. El anterior el gran Txopo, Don José Ángel Iribar. Nada más y nada menos. Unai ha venido a sustituirle. Ha conseguido que la mitad de los partidos jugados en Liga su porteria quede a 0. 18 veces nada menos, algo que está al alcance de muy pocos elegidos. Sí, ya sé que es un trabajo en equipo, pero es él el que está ahí detrás y el que recibe los goles, en ultima instancia, y el que para los balones que le llegan. Además, ayer sus compañeros no es que estuviesen muy acertados. La salida de balón desde atrás fue horrorosa y hubo bastantes entregas directas a los delanteros. Dieron bastante miedo, pero la falta de puntería del Rayo ayudó, y el resto lo solventó Unai, sin mayores problemas. Simón este año nos ha dado muchísimos puntos con sus paradas, algunas de ellas, alucinantes. Encima, si todo esto no fuese suficiente, acaba de renovar su contrato hasta el año 2029, sin claúsula de rescisión. Acababa en el 2025, pero ya lleva un montón de tiempo diciendo que él se queda aquí hasta que el Athletic quiera. ¡Qué más queremos oír los athleticzales! Es humilde y muy buen compañero, cómo ha llevado la Copa sin jugar, cómo aconsejó a Julen en la tanda de penaltis de la final, cómo vivió la misma, cómo lo celebró dejándole el protagonismo a su compañero, cómo lo disfrutó… Es un referente, y una figura en la que mirarse. Que uno de los mejores porteros del mundo se quiera quedar con nosotros pudiéndose ir a cualquier equipo es… buf… no hay palabras. Unai Simón, un grande entre los grandes, y encima del ATHLETIC. Una maravilla. Eskerrik asko, Unai!

Encima en el minuto 62 salió a sustituirle Julen y también consiguió dejar la portería a cero. Vaya dos porterazos tenemos.

Uno de los que el año que viene no va a estar en el equipo, además de los sabidos Iker y Raúl (por cierto, buen segundo tiempo el suyo ayer), es Dani García que jugó el encuentro completo.

Gracias, Dani (Foto: Athletic Club)

Ante su despedida, de la que nos hemos enterado está semana, mi admiración más absoluta. Otro profesional que lo ha dado todo por el equipo. Un currela del fútbol, honrado, de los que mete la pierna, la cabeza y lo que haga falta por recuperar o jugar el balón. Una figura que hemos necesitado y que él ha cubierto muy bien durante 6 años. Este año, el último, que como él mismo ha reconocido, ha sido muy duro, por haber contado mucho menos para el mister. Las apariciones estelares de Ruiz de Galarreta y de Beñat Prados, unido a una lesión larga que tuvo, fueron la puntilla. Me da muchísima pena que no pudiésemos despedirlo como se merece, el fin de semana pasado en La Catedral, pero parece que el mismo jugador se ha pasado de prudente, no queriendo inmiscuirse en la despedida de Iker y Raúl. Una pena de verdad, porque yo también me hubiese dejado las manos aplaudiéndole. Muchísima suerte allá donde vaya, que espero que sea en la Liga Española, para poder aplaudirle, lo que no hemos podido hacer ahora, cuando venga a San Mamés. Mila esker, Dani!

Y el resultado final del partido, que ayer parecía lo de menos, fue 0 a 1. Gol de Nico, que recibió un pase atrás de Berenguer que se inventó una maravilla de jugada dentro del área. Álex es uno de los pendientes para renovar. Esperemos que lo haga porque lo contrario sería una gran pérdida. De Ander Herrera, tampoco sabemos nada, pero yo seguramente no le renovaba y de hacerlo a la baja, bajísima, y por objetivos o partidos jugados, que estos dos años que ha estado aquí, con lo que ha estado lesionado, lo poco que ha jugado nos ha salido carísimo. Asier Villalibre parece que va a salir, a pesar de que le queda un año de contrato. Si por mí fuera se quedaba, porque es una figura de delantero centro centro, que no tenemos y que en algunos partidos te puede venir muy bien, pero entiendo que el jugador no quiera.

Para acabar decir, que nuestros chicos han logrado una nueva victoria, que les ha llevado hasta los 68 puntos. Una barbaridad. Solo se consiguieron más, cuando nos clasificamos para la Champions, con 70 y el 4° puesto. Esta vez hemos quedado quintos. Temporadón. Sobresaliente sin duda. Campeones de Copa, quintos en Liga, el año que viene a Europa League y Trofeo Zamora. Impresionante. Zorionak a todos! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: No sé ni que decir ante la noticia de que Iñaki Williams se ha pasado dos años jugando al fútbol teniendo un cristal de dos centímetros dentro de su planta del pie. ¿Cómo es posible? Y que llevaba un mes con molestias… Pues nada, que le pongan otro cristal en la otra planta, porque vaya dos años que nos ha dado. Muy buena temporada la de Iñaki, que ha mejorado lo hecho en la anterior. Zorionak, Iñaki!

Y por último, vaya mala suerte que tiene Yuri en los finales de temporada. El año pasado fractura de tibia y éste se luxó el hombro y tuvo que ser sustituido. Suerte y que se lo más leve posible.

Triunfo perfecto del Athletic contra el Sevilla

Último partido en La Catedral de esta temporada y si todos los athleticzales hubiésemos inventado nuestro guión ideal, seguro que no hubiese sido tan perfecto como fue en realidad.

Goleadores: Raúl e Iker (Fotos: Oskar González y Borja Guerrero)

Ni en los mejores sueños lo hubiésemos imaginado así. El Sevilla equipo que no se jugaba nada, dejó su calidad en cuentagotas y no inquietó excesivamente. Lo que unido a que el Athletic sí se jugaba la quinta plaza y al pundonor de este equipo durante toda la temporada, hicieron que para el minuto 17 una internada por banda del incombustible Óscar, y un pase suyo excepcional, fuese rematado de forma inapelable por nuestro Gladiator particular, Raúl, que no encontró otra mejor forma de despedirse, que cabecear como un obús a la red. Hace 9 años, que parece que fue ayer, debutó en San Mamés, de la misma manera, también con gol. ¡Eskerrik asko, Raúl!

Iker, que no quería ser menos, fusiló un pase de Nico con la derecha, para poner en el marcador el 2 a 0, solo dos minutos después. Perfecto. Muniain debutó con 16 años contra el Young Boys, también en casa, pero no marcó en su primer partido y sí después, en la vuelta, en Suiza. ¡Qué mejor forma de jugar su último partido en Bilbao que marcando! ¡Eskerrik asko, Iker!

Y con este resultado acabó el partido, aunque entre medias también tuvimos más buenas noticias. Una es que volvió a jugar Jauregizar, saliendo desde el banquillo, para sustituir al mismo Iker, que por supuesto, se llevó una atronadora ovación y el cántico de Iker, Iker. Jauregizar volvió a demostrar en jugadas puntuales que tiene algo especial, y que aunque este año ha jugado poquito, el año que viene va a pisar fuerte, seguro. Otra es que debutó Aingeru Olabarrieta y pudo enseñar su desparpajo.

Unos se van y otro que llega (Foto: Athletic Club)

Debut, con pocos minutos pero con victoria. Seguro que no lo olvida, aunque el año que viene juegue en el Bilbao Athletic. Tambien tengo que hablar del partido de Julen Agirrezabala. Al inicio del comentario he dicho que el equipo hispalense enseñó su calidad con cuentagotas, pero cuando lo hizo, ahí estaba Julen para impedir que nos aguasen la fiesta. Por lo menos 3 paradas de mucho mérito. Una de ellas impresionante. Mantuvo la portería a cero de nuevo. ¡Madre mía, como la tenemos cubierta! ¡De no creer! La semana que viene Unai se jugará el trofeo Zamora en Vallecas, contra el Rayo, con Ter Stegen y Remiro. Si Unai no recibe gol, lo gana, sin hacer más cuentas, pero si recibe ya los cosas varían, según lo que hagan los otros dos porteros. Si alguien quiere conocer las variables en un tweet de Adurizpedia se explican muy bien. Os lo introduzco aquí por sí queréis pinchar en el link.

Asier sustituyó a Raúl, que como Iker, recibió la ovación de la tarde, y el cántico de Rulo, Rulo.

Y ovación enorme que se llevó también el equipo entero al acabar el encuentro, para agradecerles la temporada que nos han ofrecido. Se había certificado el quinto puesto, lo que supone 7,2 millones más que si se acabase sexto. Ahí es nada. Quinto y una semana antes de acabar la Liga. Ni en los mejores sueños hubiésemos imaginado eso. Menos, viendo el debut contra el Real Madrid en La Catedral, también, en la Liga, que además de ser una derrota fue un baño en toda regla. Pues bien, ese fue el único partido que el equipo ha perdido esta temporada (en San Mamés), en ambas competiciones . A partir de ahí, ha sido una auténtica maravilla. Se ha empañado un poco al final con algunos empates, que deberían haber sido victorias pero los árbitros no les han dejado. A pesar de ello, impresionante el equipo en casa. Impresionante. Encima no me olvido del triunfo en La Copa, así que podíamos haber estado 3 días aplaudiéndoles o 4, o 5, o….

Por haber aplausos también hubo para un rival, Jesús Navas que se retiró lesionado en el minuto 44. Hizo bien Quique Sánchez Flores en sustituirlo antes del descanso, porque así nos dio la oportunidad de darle la ovación que se merecía. Ha dicho esta semana que se retira, aunque luego parece que será en diciembre cuando lo deje, pero por si acaso… San Mamés le agradeció su carrera. Por supuesto, me uní al aplauso. El propio jugador además de devolver los aplausos en el campo, también los agradeció a través de las redes sociales.

El público tampoco se olvidó de corear el nombre de Álex Berenguer, que no sé que decidirá, pero ayer le quedó claro, otra vez, que le queremos aquí.

Poco antes de acabar el partido pusieron un mensaje en los marcadores para que no se abandonase San Mamés. Y de nuevo, se hizo otra despedida a Iker Muniain, al que se entregó un cuadro con su camiseta. Por cierto, bonito detalle del Sevilla que regalo a Iker otra camiseta,en este caso del Sevilla, con el número de sus partidos jugados (560). Se la dio Jesús Navas.

Y el colofón perfecto fue que Iker paso el testigo de capitán a Don Óscar De Marcos, y se aprovechó para anunciar que ha renovado y que sigue el próximo año. Imposible mejor final y más emotivo. Ya tenemos asegurado que el año que viene el Athletic va a tener el mejor capitán posible. Zorionak, Óscar! Zorionak, Athletic! Zorionak, athleticzales! Mejor no se puede acabar en casa.

Solo falta la guinda, el colofón la semana que viene contra el Rayo, donde el objetivo es que Unai Simón no reciba gol. A ver si lo consiguen. ¡A por ello! Y…

¡Aúpa Athletic!

Cuadra Fernández quita 2 puntos al Athletic

Ya empieza a no ser mala suerte los resultados que obtenemos cuando nos arbitra este señor.

Malvado de libro (Foto: Pankra Nieto)

Quizá influyen otras cosas, a lo mejor algo tiene que ver que haya nacido en Hortaleza, Madrid, y que según dice el ex-árbitro Estrada Fernández, «se sabe su simpatía por el Atlético de Madrid», como consta en un artículo de El Desmarque de Bizkaia, cuyo enlace os introduzco aquí. De hecho, casualidad, de los 12 partidos que le ha arbitrado al equipo colchonero, repito «casualidad», no ha perdido ninguno y ha ganado 10. Entre esto, y que la RFEF quiere que los que vayan a la Champions sean los de siempre, pues que más quieres. Todo se traduce en un arbitraje lamentable, no vayamos a acercarnos al equipo madrileño en la clasificación. Y voy a empezar por la última jugada, la del penalti que se pita por la mano de Yuri en el área, una mano que viene de un rebote, que supuestamente no debían ser pitados, porque de rebote no es penalti, pero claro,… Cuando me conviene la pito y cuando no no. De hecho, Marcelino, que tras el partido dijo que estaba enfadado por la expulsión de Comesaña, añadió que si fuese del Athletic, también estaría enfadado por el penalti final. Hasta Marcelino lo dice, así que, más claro agua. Pero es que antes de eso hay dos penaltis como dos casas en los que no solo no los ve el árbitro, sino que es que ni siquiera entra el VAR. Uno a Sancet, enorme. Y otro a Nico, que éste es incluso doble. Una barbaridad. Abajo las imágenes.

(Imágenes de televisión)

Mas claros es difícil que sean. La expulsión de Comesaña también de chiste, pero como habían sacado tarjeta a Beñat por pisotón, hace lo mismo con Comesaña, y al ser la segunda, agur. Por cierto, en el primer partido de Liga contra el Real Madrid, no se pitó un penalti contra los blancos a pesar de un pisotón, porque dijeron que nuestro jugador ya había hecho el pase y el pisotón fue posterior. Es decir, la jugada igual igual que la de Beñat, pero «casualidad» contra el Real Madrid no fue penalti, pero hoy algo similar, en nuestra contra, sí lo es. Es decir, un cúmulo de despropósitos. Una vergüenza. Me alegro que nuestro jugadores hayan protestado y que sus declaraciones tras el partido demuestren su hartazgo. Bien por Sancet y por Ander Herrera.

Sobre el resto del encuentro, decir que el Villarreal me ha encantado. Su primer tiempo me ha parecido muy bueno, pero el Athletic, a pesar de todas las celebraciones de esta semana, le plantó cara. Ambos equipos tuvieron oportunidades para abrir el marcador. Muy buen primer tiempo de ambos. Quizá un punto por encima el submarino amarillo, pero… tampoco mucho.

El segundo estuvo marcado por la expulsión y que quedasen ellos con 10. Los rojiblancos fueron a por todas hasta que llegó el gol de Sancet, con el exterior, tras asistencia de cabeza buenísima de Guruzeta. Se siguió controlando el partido, pero el Villarreal no lo dio por perdido, y no se notó que estaban con uno menos, por lo que supongo que a nosotros nos pesaron las celebraciones de la Copa. Eso sí, si no llega a ser por el trencilla nos llevamos los 3 puntos. Una pena. O una vergüenza, como os parezca. Algo que ha impedido que está semana se culmine con 3 puntos, que nos hubiesen puesto a la sombra de los colchoneros. Para apoyar mi comentario con otro argumento, si tenéis posibilidad, buscar el penalti clarísimo que hizo el Atletico de Madrid frente al Girona en el primer tiempo (el sábado) y que , oh, sorpresa, tampoco pitaron. Lo he visto en el programa Teledeporte, y han comentado, todos los participantes, coincidentes, que penalti claro, y que no entendían como no había entrado el VAR. Otra vergüenza, pero todas confluyen en lo mismo, que el Atlético vaya a la Champions, quizá porque con la deuda que tiene si no entra en los 4 primeros puestos va a tener más que problemas. Harta de esta Liga y de sus mamoneos.

Acaba así, una semana fantástica, que nos ha traído la Copa número 25, y una celebración con la Gabarra, espectacular. Algo inolvidable, de lo que hablaré en breve, cuando se me pase un poco la resaca que tengo, o que tenemos.

Y la semana que viene, otro partido en San Mamés, está vez contra el Granada. !A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic gana en Las Palmas

Llevaban desde enero sin ganar un partido a domicilio, lo cual decimos como si fuese algo terrible, cuando otros años lo habitual era puntuar muy poco fuera. Pero el ganar tantos partidos, este año, es lo que tiene. Te acostumbras a lo bueno y ya no quieres bajarte de ahí.

Otro gol de Guru (Foto: Athletic Club)

Ayer el Athletic volvió a la senda del triunfo en una plaza nada sencilla, ya que allí este año solo han podido ganar Real Madrid, Barcelona y Rayo Vallecano. Es un equipo que juega muy bien y en La Catedral, en la primera vuelta, les ganamos sobre la campana, con gol in extremis de Unai Gómez, tras un partido muy bueno de ellos. Un equipo difícil, al que curiosamente, se le ha ganado con bastante solvencia. No fácil, pero sí con relativa tranquilidad, aunque con dos partes bien diferenciadas.

El primer tiempo, el dominador del partido fue nuestro equipo. No tuvo el balón, porque la posesión fue de ellos, pero no conseguían salir de la presión alta fácilmente, y cuando llegaban arriba perdían el esférico sin crear ningún peligro. Por contra, nosotros tuvimos algún acercamiento más peligroso, hasta que Guruzeta volvió a enchufar una a pase de Nico. Gorka, máximo anotador del equipo, pero siendo especialista en marcar en San Mamés. Al finalizar el partido, él mismo dijo que Aspiazu (segundo de Ernesto) le está metiendo las gomas, para que también meta fuera de casa. Dicho y hecho, porque en los dos últimos desplazamientos ha marcado en los dos. Que siga así. Tiene 11 en Liga, más que los dos máximos artilleros del año pasado, que fueron empatados a 10 tantos, Oihan e Iñaki. Y todavía faltan por disputar 10 partidos, así que el ideal será que aumente la cuenta, que seguro que sí. Tras el gol de Gorka, el Athletic siguió a lo suyo y llegó el descanso.

En el segundo tiempo, las cosas cambiaron por el paso al frente de la U.D. Las Palmas. Empezó a jugar más arriba, y los rojiblancos tuvieron que dar un pasito atrás, pero su juego solidario entre todas las lineas, y el trabajo a destajo de todos los jugadores, impidió que el peligro fuese excesivo. A eso le unimos que en el minuto 66, Unai Gómez, que hacía poco que había sustituido a un Sancet (con poca presencia en el juego), sacó un corner con rosca y muy tocado, que Coco (en disputa con Dani Vivian) introdujo en propia meta, poniendo el 0 a 2 en el marcador, que dio más tranquilidad a los bilbaínos y más nervios a los insulares. Lo siguieron intentando pero sin fortuna. De hecho, metieron un gol a tiro de Marvin, pero lo anularon porque tocó en la mano de Sandro. Por cierto, este último me pareció de lo mejor de ellos. Todos los ataques pasaban por él y fue el que en más problemas nos metió. También tuvieron ellos otra oportunidad, pero ya en el descuento, y Simón con una maravilla de parada, sacando el pie derecho, de manera increíble, les aguó la posibilidad de hacernos sufrir, por los menos, los 4 últimos minutos. Lleva 14 porterías a cero. Una barbaridad. En 28 partidos ha recibido 26 goles. Lleva un temporadón. ¡Grande, Unai!

El que no está fino es Oihan, que no sé lo que le pasa pero no participa en el juego como antes. Valverde dijo en la rueda de prensa posterior que le sustituyó porque «pensaba que con los espacios que nos iban a dejar Unai nos podía ir bien, pero Oihan está bien”. A mí no me lo parece. Pierde más balones, y esa habilidad que tiene para dar el pase perfecto, entrelíneas, al compañero en el momento adecuado, en los últimos partidos no se ve. Le esperamos, le necesitamos porque es jugador diferencial, pero tiene que dar más al equipo.

Pena la lesión de Yuri, que al ser en su regreso tras la lesión anterior, nos lleva obligatoriamente a preguntarnos, si no se han precipitado con su vuelta. ¿Mala gestión? Supongo que el jugador y todos los responsables le verían para jugar, que habrá sido mala suerte, pero… Ahora a ver para cuándo se recupera y si podrá estar bien para la final. Por otro lado, teniendo en cuenta quién lo sustituyó, se volvió a demostrar que Ernesto no confía mucho en Imanol, a pesar de que el otro día lo hizo bien. Prefirió poner a Vivían, de lateral derecho, aún teniendo tarjeta ya, mientras que el izquierdo quedó para Lekue que había sustituido a De Marcos, poco antes. Ánimo, Imanol.

Y con estos 3 puntos aprovechamos la derrota del Atlético de esta jornada y nos acercamos a 2 puntos. Perfecto. Esta vez no hemos desaprovechado la oportunidad de acercarnos a puestos Champions. Y eso que no era la plaza más propicia para lograrlo, lo cual da el doble de mérito a lo conseguido. ¡Chapeau Athletic!

Y la semana que viene, en casa, a seguir en esta línea, en este caso contra el Deportivo Alavés. ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic lo borda y ¡a Sevilla!

A lo bueno nos acostumbramos rápido, y es una maravilla.

Alegría desmedida (Foto: Borja Guerrero)

Llevamos 3 finales en los últimos cinco años, lo cual es una auténtica barbaridad, unos datos que son de asustar y que me hace estar enormemente orgullosa del equipo, por mucho que en el caso de la Copa, no hayamos podido culminarlo desde hace 40 años. Vamos a tener otra oportunidad. Veremos lo que pasa. Pero de momento a disfrutar del paso dado. Porque no siempre se logra, de hecho, recuerdo que el año pasado nos quedamos a las puertas contra Osasuna, con ese gol postrero de ellos en la prórroga. Este año veníamos del partido de ida con un 0 a 1 a favor, bueno pero no definitivo, sobre todo porque era contra el Atlético de Madrid, muy acostumbrado a estas lides, de mucha calidad, y que siempre está ahí arriba. Pero este Athletic está de dulce y anoche lo bordó. No dejaron a los colchoneros ni media oportunidad de nada. Sí que empezaron ellos mejor el partido, reconocido por el mismo Ernesto en rueda de prensa, pero ayer nos tocó estar certeros. Tuvieron ellos dos acercamientos sin exito, pero ya para el minuto 12, Iñaki con una volea preciosa, metió un golazo a pase de su hermano, lo que quizá tranquilizó a los rojiblancos. Si a eso le añadimos que en el minuto 41 los hermanos se intercambiaron los papeles, pero con el mismo resultado, Iñaki pase atrás certero, que el pequeño culmina. Lo que llevó a un 2 a 0 esplendoroso en el marcador para ir al descanso. Ni en nuestros mejores sueños. Este año ya se le había dado un baño al Atlético en San Mamés, también hace relativamente poco, pero ni el más optimista esperaba eso.

El segundo tiempo, no fue lo esperado, ya que lo lógico hubiese sido que los de Simeone saliesen con el cuchillo entre los dientes, pero fue al revés. Así salieron los nuestros. Se sucedieron las oportunidades hasta que Guruzeta, otro que está en un estado de forma excepcional, anotó el tercero. Para aumentar el delirio de un público de récord (máxima asistencia de La Catedral en un partido de fútbol), con 52061 gargantas gritando, ¡A Sevilla oe, a Sevilla oe,…». Bueno, tengo que reconocer que 52060 gritando eso porque a mí me dio cosa celebrarlo antes de tiempo. Soy de las segurolas. Jejeje. Se pudo hacer más sangre, pero no sé consiguió. Eso sí, hay que decir que el Atlético no estuvo para nada afortunado, porque oportunidades sí tuvieron, pero ahí estaba otra vez un gran Julen para aguarles todo intento de reacción. Ni siquiera el gol del honor les dejó. Grande, Julen. Como grandes también Vivian y Paredes, como Ruiz de Galarreta y Beñat, como el otro Íñigo, como Óscar, como Sancet, que sigue sin ser el que era, pero que también asusta. Todos grandes, porque ante todo está el equipo. Conclusión; la eliminatoria quedó solventada con un 4 a 0 total, clarificador y que no da posibilidad a la duda. Aunque al Atlético hay que reconocerle que en la ida no le acompañó la suerte porque las tuvieron de todos los colores. Pero… nuestra defensa, nuestro portero, nuestro equipo entero no estuvieron por la labor. Así, de este modo, de a lo bajini nada, han conseguido 3 finales en 5 años. ¡Qué pasada! Y 7 finales en 15. ¡Vaya dato! Zorionak a los leones por el nuevo logro, y ahora solo me queda pedirles que lo culminen, claro, pero para eso queda mucho tiempo y antes nos tenemos que encargar de la Liga, y este mismo domingo, nos visita otro Miura, en este caso el Barcelona. Así que casi sin tiempo para descansar, pero con la moral por las nubes… ¡a por el Barça! Y…

¡Aúpa Athletic!