Guruzeta y 10 más, ganan al Valladolid

Dormimos y amanecemos en puestos de Champions tras el triunfo de ayer por 3 a 0, contra el Valladolid, en La Catedral.

Grande (Foto: Pablo Viñas)

Guruzeta se quedó muy a gusto volviendo a meter dos goles. Su segundo doblete, en su primer año en Primera división (primero con continuidad porque ya estuvo en la 18/19, aunque acabo bajando al filial), y lo que es más importante, a pesar de llevar solo 200 minutos jugados. Si la semana pasada con su gol ya se puso en los terroríficos números de marcar cada 44 minutos un bacalao, con los dos de ayer ha dejado el registro en uno cada 39 minutos. Ahí es nada. Ernesto, ¿estás escuchando? Toma nota. Ayer fue su primera titularidad. Y tiene los mejores números de todas las ligas europeas. Jugó como delantero centro. Algunos que le han visto más, dicen que él funciona mejor, sobre todo de segundo punta. Igual tienen razón. No lo sé. Pero lo que es indudable es que tiene gol. Y teniendo en cuenta la cantidad de oportunidades que tenemos que hacer para meter, estaría bien que Txingurri le utilizase más, de aquí en adelante. ¿Por qué? Pues no hay más que ver los minutos que ha jugado, mucho trabajo no es, porque solo son 200, y a partir de ahí, echar cuentas. Ayer en el primer gol ya demostró que lo suyo no es casualidad. Inició él la jugada de ataque dejándole el balón de cabeza a Sancet, demostrando inteligencia, y tras ello fue hacia zona de remate. De mientras, Oihan abrió para Williams, que vio a Gorka pidiendo el balón en el área, y se lo pasó. De primeras chutó con la izquierda, tiro de gol, pero Masip se lució. El mismo Gorka, cogió el rechace y con la derecha elevó por encima del portero. Dos tiros seguidos, los dos entre los 3 palos y cada uno con una pierna distinta. No hay nada más que decir, señoría. En este caso, no hay más que decir, Ernesto. Bueno sí, por si fuera poco, en el segundo tiempo se saca de la chistera otro gol, dificilísimo, teniendo a dos defensores encima, estando escorado y cruzando lejos del alcance del buen portero catalán. Como las comparaciones son odiosas no las voy a hacer, pero espero que siga jugando con más asiduidad. La pregunta es, si Ernesto será capaz de hacerlo. Con Villalibre no lo ha hecho, a pesar de ser el que más goles metió en pretemporada, no le da casi bola. Aunque, ayer le dio 15 minutos, en los que se dejó ver, rematando de primeras un balón que salió por encima del larguero por muy poco. Por favor, Txingurri, que queremos jugar con delanteros centros, delanteros centro de verdad. Sácalos más.

Otro comentario dirigido al entrenador: No pasa nada por dejar a tus supuestos titulares en el banquillo. Es más, si no están bien, como es el caso de algunos, es mejor hacer eso, que que estén en el campo. Así, repartes minutos, tienes a más jugadores enchufados, nadie se apoltrona, y todos se dejan los cuernos por intentar jugar. El equipo lo agradece, como ayer. Otro ejemplo es Vivían. Íñigo es buenísimo, pero es evidente que este año no está a su nivel, ni de lejos. Y tenemos a Dani, que es muy fiable y que cumple o incluso más que cumple, cuando juega. Encima, ayer metió su primer gol de esta temporada. No pasa nada por dejar a Iñigo en el banquillo. Ni a Muniain, ni a Berenguer, ni a Yuri,… No pasa nada.

También quiero destacar a Oihan, volvió a jugar un muy buen partido, y a Vesga, que cortó, trabajó y aportó muchísimo.

Para acabar decir que aunque va a ser efímero, ¡qué bien sienta dormir en puestos tan altos! Terceros. Mientras dura, vida y dulzura. De todas formas, no se me olvida el petardazo de Girona, y visto esto, me cabrea aún más, pero… Es lo que hay… Ahora parón de Liga hasta el 30 de diciembre o el 2 de Enero, pero tenemos la Copa, el próximo domingo. Super importante, en la que no nos podemos relajar ni medio segundo porque si te relajas te pintan la cara, así que… ¡A por el Alzira! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Barça tumba al Athletic

En el minuto 12 el Barcelona ya había hecho el primer gol. Mal pintaba el partido. A pesar de seguir siendo optimista la realidad nos aplastó con un equipo, el blaugrana, en modo apisonadora, por lo que para el minuto 21 ya tenían 3 goles en el casillero y finiquitado el encuentro.

Por los suelos (Foto: AFP)

Miedo daba que fuese un auténtico escándalo. Pero el Barcelona levantó el pie del acelerador y empezó a pensar en el Bayern. Normal. No necesitaba más. En estos 21 minutos muchos estuvieron mal, pero Yuri se llevó la palma. No veía tan mal a un jugador desde hace mucho tiempo. Tampoco me gustó lo poco que jugó la semana pasada y ahora es fácil decirlo, pero parece una osadía sacarlo el primer partido de titular contra este equipo, sobre todo sabiendo que en su banda iba a estar Dembelé. Está lento y él basa mucho su juego en la velocidad. Sí ésta desaparece nos queda el jugador de ayer. Hay que reconocer que no tuvo la ayuda necesaria de Berenguer, pero Dembelé lo dejó en evidencia cada vez que lo encaró. Creo que sólo le ganó una disputa en todo el partido. Los blaugranas tontos no son, olieron la sangre y todos los ataques o casi todos vinieron por esa banda. Y así Dembelé consiguió 1 gol y 3 asistencias. Supongo que para Yuri será mazazo moral, pero hay que recuperarlo fisicamente. Eso sí, no lo sacaba de titular contra el Villarreal, porque necesita más tiempo para estar a su nivel.

A pesar, también de dar un par de pases al contrario, el mejor de los nuestros me pareció Yeray, que creo evitó males mayores con algunos cortes providenciales. A Íñigo Martínez le sigo viendo muy flojo. En el primer gol, aunque la marca es de Yuri, ni siquiera salta para entorpecer un poco. También regaló al Barcelona varios pases sin oposición. Le necesitamos en forma como el año pasado. Y si va a estar así de flojo, que juegue Vivian.

Por sacar algo positivo, ademas de Yeray, vuelvo a mencionar a Raúl, que salió al final del partido, pero quitó un balón a Ter Stegen, que no acabó en gol por nuestra impericia, pero Raúl de diez.

Por cierto, primera titularidad de Oier Zárraga. Me alegré y espero que este encuentro, no haya sido el último. Sería muy injusto que ocurriese eso.

Para colmo de males, en esta porquería de partido, se lesionaron Herrera, y su sustituto Dani García. Sendas lesiones musculares, que a ver hasta cuándo los alejan del terreno de juego.

Y poco más se puede decir. Pero sí voy a sacar una conclusión. No nos podemos regodear en la derrota, porque en este campo es lo que casi siempre pasa. Sus jugadores no es que sean buenos, es que son buenísimos, así que a limpiarse las heridas y a trabajar para que éste sea el último borrón del campeonato. Hasta ahora en la Liga no hemos estado así de mal, ni parecido. Se puede mucho más, y vamos a volver al juego alegre y combinativo que nos han brindado en varios partidos de los anteriores. Diría que en la mayoría. Así que, no caigamos en el desánimo. El Villarreal, próximo rival, nos querrá superar en la clasificación. Hay que impedírselo… ¡A por el Submarino Amarillo! Y…

Aúpa Athletic!!

El Atlético de siempre nos derrota en La Catedral

Fiel al estilo de su igualmente desagradable entrenador, el Atlético ejerció de lo que es y se volvió a llevar el gato al agua.

Giménez en su línea (Foto: Oskar M. Bernal)

Un único tiro a puerta le sirvió para llevarse el partido. Es su juego, su estilo y les funciona desde hace mucho. Ayer también. Así nos adelantan en esa tercera plaza de la clasificación y nos hacen volver a poner los pies en la tierra. Para el Athletic fue un quiero y no puedo, sobre todo a partir del gol en el segundo minuto del segundo tiempo.

En la primera parte, como nos tiene acostumbrados, Iñaki desaprovechó, como la jornada anterior contra el Sevilla, un remate de cabeza, totalmente solo, ante Oblak. ¿No lo podría mejorar entrenándolo? Esa jugada podía haber cambiado el partido pero… También lo podía haber cambiado, otra, si el árbitro hubiese sido valiente y hubiese expulsado a uno de los jugadores más sucios de toda la Liga, José María Giménez, cuando en una ida de olla importante le suelta una patada sin sentido a Iñaki, cuando el balón era ya inalcanzable para él. Delante de la nariz del linier, pero… este equipo tiene bula y se quedó en amarilla. Pero que no me digan que iba a jugar el balón, porque lo que iba era a hacer daño, que es lo que suele hacer este individuo. Ya nos lesionó hace un montón de años (en el 2014) a Guillermo, pisándole el tobillo con saña, alejándolo de los terrenos de juego, un par de meses. Un angelito que por llevar la camiseta que lleva acaba partidos que no debería. Así mismo, Vesga creo que recibió otro par de pisotones (digo creo porque estos no los he visto repetidos en la tele) y no sé quién se los propinó.

Entre los nuestros hubo bastantes jugadores flojos, además del ya citado, Iñaki, Nico, lo intentó todas las veces que pudo, pero Reinildo no le dejó ni a sol ni a sombra y lo anuló por completo. Muniain muy desafortunado en pases y en el balón parado que sacó. Por primera vez fue el primer sustituido, aunque por lo que he leído fue debido a algunas molestias. Entró Raúl García por él y la intensidad y las situaciones de peligro aumentaron. De Marcos falló bastantes pases. Íñigo no es el que era. Por otro lado, siempre me queda la sensación que Ernesto hace los cambios tardísimo. En el 80 hizo otros dos, saliendo al terreno de juego Zárraga y Villalibre. Pocos minutos para ellos, pero también se notó algo su presencia. Pero el arreón final no sirvió más que para que el portero suplente del Atlético, Grbic que salió por la lesión de Oblak, se luciera. Por cierto, la chulería de este ùltimo, al pasar olímpicamente del árbitro y salir por el centro del campo, en vez de por detrás de portería ¿no es una desconsideración grave y supone algo más que amarilla? ¿O es que por ser del Atlético puede salir por donde quiera, pasando del árbitro? Por no hablar de que cada decisión del árbitro suponía tener a 8 jugadores colchoneros protestándole y de las pérdidas de tiempo continuas. Pero es su juego y les funciona. ¡Qué les aproveche! Equipo con mucho oficio se llama, y con una calidad individual grande de bastante de sus jugadores, que te pueden ganar, sin grandes alardes, como ayer.

A pesar de eso me quiero quedar con lo positivo, en homenaje a un amigo que nos ha dejado antes de tiempo y que es lo que siempre hacía, sacar lo positivo de todo. Alberto hubiese dicho que el Athletic no le perdió la cara al partido en ningún momento, y que de hecho podíamos, casi deberíamos haber empatado al final, con esas oportunidades que tuvimos, la de Iñigo, la de Raúl, la de Vesga,… Y que a pesar de lo buenos que son ellos, también lo somos nosotros, y el siguiente partido contra el Getafe lo haremos mejor y ganaremos. Y así va a ser. De todas formas, me hubiese gustado que el Athletic te hubiese brindado un mejor resultado en este partido, para poder decir, ¡Va por ti, Alberto! Pero en el siguiente sí que será bueno y lo celebraremos, alegrándonos contigo, aunque no sepamos donde estás. El Athletic es sobre todo familia, y una parte de ella se ha ido contigo. Ahora en mi caso, no recibiré tras enviarte mi comentario del Blog tu siempre respuesta de: «Rulando por toda la geografía Athleticzale, de norte a sur de la peninsula». Yo siempre te contestaba: Mil gracias, Alberto. Y lo repito hoy, mil gracias, Alberto, porque sé que de ahora en adelante, se lo pasarás a San Mamés, y a todos los demás santos para convertirlos a la fe zurigorri, si es que no lo están ya. Se te echará de menos aquí. MUCHO. Abrazos enormes a Miren, Ainhoa y Mikel, así como al resto de familiares y a todo el montón de amigos que sé que dejas. Goian Bego.

Y, hoy más que nunca…

¡Aúpa Athletic!

Rock and gol en La Catedral

¿De dónde ha salido este equipo?

Alegría (Foto: Pablo Viñas)

Ayer tardé, en hacerme esa pregunta 37 segundos. Lo que tardó el Athletic en realizar su primer ataque eléctrico. El Almería sacó de centro para iniciar el partido y trenzó una buena jugada llegando al borde de nuestra área, donde Lekue recuperó, pasó a Dani, éste a Álex, que le devolvió a Íñigo, y otra vez a Dani, que pasó a Iker, que combinó con Iñaki, para otra vez tocarla Álex, y de nuevo Iñaki, pero ahora, en el borde del área, túnel al defensa, se interna y chuta fuera. De esos balones al menos 5 al primer toque. En 9 pases, repito, y participando 5 jugadores. Una preciosidad de jugada que si podéis, os recomiendo que veáis. Rock and roll, en estado puro. Y tranquilos porque no os voy a narrar todas las jugadas, pero hubo otras muchas igual de bonitas. Ello me lleva a preguntar de nuevo: ¿de dónde ha salido este equipo? El año pasado sí que hubo algunos, incluso unos cuantos partidos muy buenos, pero este ritmo, este hambre, este juego, no se vio de una manera tan continuada, ni disfrutamos tanto ni tan seguido. Yo estuve encantada con Marcelino, aunque siempre me quejaba de algunas titularidades por decreto y de algunas veces que había conformismo. Pero a la vez, también quería que siguiese en el cargo. Madre mía. ¡Vaya ojo clínico el mío! Y ahora… encantada con la transformación, «Ernesto de mi vida», ¡lo que estás consiguiendo! y que siga así.

Para el minuto 6 le hicieron un penalti escandaloso a Nico, que no pitaron. Lo del VAR, empieza a parecer un chiste malo. Y para el 17, ¡ya teníamos dos goles! El primero, vía conexión Williams, que «virgencita, virgencita se conserven cómo están». Y el segundo de Oihan, a pase de De Marcos. Y yo seguía frotándome los ojos. No sé si os pasó lo mismo. ¡Qué gozada!

Rubi, el entrenador del Almería, dijo que veía al Athletic como un conjunto al que le encantaría parecerse y que estaba siendo el tercer mejor equipo de la Liga en este arranque. Razón tiene. Siete partidos llevamos y tenemos 16 puntos. Y hemos pasado de ser un equipo con problemas de cara a puerta, a ser un ciclón goleador.

El segundo tiempo nos trajo algo similar, aunque aquí sí que vi un poco de desbarajuste defensivo en varias jugadas que podían haber salido caras. Unai hizo dos buenas paradas (en el primer tiempo también hizo otra). A pesar de ello, vimos dos goles más, los Williams en otra conexión, ahora al revés. Centra Iñaki, y por insistencia Nico, bacalao. El cuarto de penalti, que hicieron a un Vesga recién saltado al campo. Hambre de todos jugadores porque que el penalti se lo hagan a Vesga es un dato llamativo. Las ganas son de todos y el hambre de gol, de participar, de meter gol es una gozada. Y como en el colegio, a mí me hacen el penalti, entonces lo tiró yo. Mikel Vesga cogió el balón y puso el 4 a 0 definitivo. Ver para creer.

Por cierto, 3 partidos seguidos ganados. Algo que no conseguíamos desde el año 2019. Nada menos que hace 3 años. Así que…. No quiero echar las campanas al vuelo, porque esto no ha hecho más que empezar, pero como ya creo que dije la semana pasada, ¡qué nos quiten lo bailado! Ver presionar a los jugadores en el minuto 90 como lo hacen,… Buf…

Destacar a los jugadores es complicado por la cantidad de nombres que hay que decir. Oihan descomunal, igual que los hermanos, Iker, también creo que hizo su mejor partido hasta ahora. Lekue, De Marcos, Unai Simón, Álex,… Dani García,… El que haya tantos jugadores te da un plus que te hace difícil tener los pies en el suelo, pero lo voy a intentar.

Y la semana que viene vamos a Sevilla, plaza siempre dificilísima, pero visto el nivel, optimismo no nos va a faltar. ¡A por los hispalenses! Y…

¡Aúpa Athletic!

Partidazo y triunfo frente al Rayo

En Gol TV dijeron que hasta ahora ha sido el mejor partido de la temporada. No he visto el resto, pero estoy segura de que tienen razón, porque al montón de goles, 3 a 2, a favor del Athletic, hay que añadir 4 goles anulados, dos por equipo, y un buen montón de oportunidades. Un gustazo de ver si eres aficionado al fútbol, aunque si eres del Athletic o del Rayo, igual se puede poner alguna peguita, jejeje.. Al tiempo, pero vamos a disfrutar de lo visto y sobre todo de los 3 puntos que nos apuntalan en los puestos nobles de la clasificación.

Los Williams on fire (Foto: Oskar M. Bernal y Juan Lazkano)

El primer tiempo del Athletic, o por lo menos, desde el minuto 5 en adelante, fue un escándalo. De disfrutar de lo lindo. Salvo ese error de Iñigo, impropio de él, ya que la confianza excesiva hizo que le comiese la tostada el delantero y les pusiese el gol en bandeja. Mal Iñigo, muy mal. Hasta ese momento, los únicos 3 goles recibidos por el Athletic en Liga venían de errores garrafales de nuestros centrales. Comenzó Yeray, al siguiente partido continuó Vivían, y ayer Iñigo. Los dos primeros, curiosamente partiendo de ser, seguramente, unos de los mejores jugadores del equipo del inicio del campeonato, pero… hasta el mejor escribano echa un borrón. A partir de ahí, el Athletic fue un vendaval de juego, llegadas, goles, oportunidades. Una auténtica maravilla, seguramente, propiciada por la forma de jugar del Rayo de nuestro querido jugador, Andoni Iraola, que es valiente en su juego, especula poco y siempre va a proponer, pero yendo hacia arriba. Quizá esa presión tan adelantada dejó más huecos de los apetecidos por ellos, y fue una gozada para la velocidad de los Williams, que lo aprovecharon a las mil maravillas. Bueno, los hermanos y también Sancet, Yeray, Dani,… Estos 2 últimos protagonistas principales, por sus asistencias, con sendos pases al espacio a los dos hermanos. El primero, Dani, para Iñaki, que consiguió igualar el partido, con control y definición perfecta (no voy a decir solo cuando lo hace mal), y el segundo, Yeray, para Nico, que ya lleva dos goles en dos partidos seguidos. Y que no pare. Buena forma de celebrar el ser seleccionado por Luis Enrique (un poco exagerado, creo, pero me alegro infinito por él). Espero que no se le suba a la cabeza. Ayer volvió a jugar un muy buen partido y se entendió a las mil maravillas con su hermano. Se intercambiaron posiciones, Iñaki caía a banda, y ambos fueron casi indetectables para los defensas vallecanos. Fueron una pesadilla difícil de parar. ¡Y que sigan!

Así mismo, quiero destacar a Dani García, que empezó la temporada como suplente, pero que ha sabido aprovechar muy bien los problemas físicos de otro destacado en los partidos iniciales, Vesga. Ambos sospechosos habituales para los aficionados del Athletic, sospechosos en general, y como diría un amigo, en tribuna, también. Ambos están cerrando bocas y me alegro por ellos y por el equipo. Otro problema para Ernesto, cuando vuelva Vesga, que debe elegir entre ambos. Ayer Dani soltaba el balón más rápido de lo que yo le recuerdo y con más acierto. El equipo lo agradeció.

Berenguer sigue en estado de gracia y además de asistir a Sancet, para el segundo gol, internada y pase perfecto atrás, también le dio un pase maravilloso a Iker, que solo el paradón de Dimitrievski, impidió que se convirtiera en el cuarto gol de la noche. Pena. Pena enorme, porque en el segundo tiempo el Rayo nos metió en más problemas de los deseados. Se hizo con el balón y los nuestros empezaron a sufrir más. Muni falló otro tiro a puerta. Y para colmo de males salió al campo Falcao. ¡Qué tortura! Tardó dos minutos en hacer una obra de arte, con la ayuda de Iñigo al que se le adelantó demasiado fácil. ¡Vaya Killer! Íñigo, dos borrones en un partido son muchos. Pero sé que van a ser los últimos. Repito, golazo y a sufrir. Un muy buen equipo este Rayo, pero no consiguió empatar. Hubiese sido injusto, pero… también es injusto que siendo el mejor equipo que ha pasado por La Catedral no se lleve ningún premio, y que el Espanyol, que no jugó casi nada, se llevase los 3 puntos. Así que… nosotros a disfrutar con lo nuestro. Aunque, me gustaría sufrir un poco menos. El resultado con un poco más de acierto podía haber sido de escándalo, pero perdonamos y luego viene Paco con las rebajas. Menos mal, que en este caso se quedó en 3 a 2.

Por último, aunque suelo hablar poco de los rivales, en este caso, no pudo dejar de comentar el partidazo que me pareció que hizo Isi Palazón. Hasta pesadillas he tenido con él. Estaba en todos los lados. Y ¡vaya tiro al travesaño que hizo! Todavía está temblando. También tuvo otros dos muy buenos, uno de ellos despejado por Unai, aunque iba a fuera, y el otro, arriba, por muy poco. Además, de todo el juego que repartió, se ofrecía continuamente a los compañeros y distribuía con criterio. Muy bien.

Y ahora, a coger estos 15 días sin Liga, desde la tranquilidad de tener 13 puntazos, de 18 posibles. El siguiente partido el Almería el 30 de septiembre (otra vez en La Catedral), a las 21:00. ¡Queda mucho! Pero como siempre…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Mateu Lahoz, no te aguanto.