El Athletic gana aburriendo soberanamente

Si Garitano se permite el lujo de ser Don Erre que erre un partido sí y otro también, voy a imitarle y voy a seguir su camino siendo Doña Erre que erre repitiendo mi cantinela: ¡Hay que echar a Garitano!

Kodro lo mejor (Foto: Athletic Club)

Es francamente difícil jugar menos al fútbol que el Athletic. Ayer volvió a salir con la dupla en el centro del campo de Dani García y Mikel Vesga, cuyas estadísticas son terroríficas. De once partidos solo uno ganado hasta ayer, que se ganó, por lo que pasan a ser dos. Pero si se ganó, desde luego no fue gracias a ese centro del campo, que crear, lo que se dice crear, no son muy capaces, salvo el aburrimiento más absoluto. Son los dos muy defensivos, sólidos, pero hacía arriba no miran mucho. Lo sabemos todos. Todos menos Gaizka. O ¿si lo sabe y lo que quería era mantener el 0 a 0 en el primer tiempo? No sé pero ver eso… es cuando menos desesperante. Nuestros defensas conscientes de que Dani y Vesga no son capaces de subir el balón se dedicaron a tirar pedradas que sobrevolaron el centro del campo y no llegaron a ningún sitio. Ni sé los balones que desperdiciaron así.

Hay que echar a Garitano.

Todo ello contra el Huesca, un equipo recién ascendido que está en puestos de descenso. En el que destaca Mikel Rico, ¡cuánto me alegro por él!, que fue el que movía el juego. Estuvo a punto de pillar un remate en el área. Menos mal que el balón no le llegó. Según Gaizka en rueda de prensa… No hemos visto sus partidos (los del Huesca), que es un equipo muy difícil. Pues sí, Gaizka, será muy difícil pero está en descenso.

Hay que echar a Garitano.

En el segundo tiempo la cosa cambió solo por el hecho de que el entrenador, ahora sí, se decidió a sacar a Unai Vencedor por Dani. Cambió fundamental porque Unai mira hacia arriba, y porque con su juego, más rápido, además, mejora a Vesga, que parece otro. 15 minutos buenos de los nuestros con alguna internada, pero… sin culminar y sin tirar un simple balón entre los 3 palos. El Huesca reaccionó y se igualó otra vez el match, pero igualarse a nada, poco juego, triste, jugadores desaparecidos, y lo mejor, que vinieron los cambios. Hete aqui que el pobre Asier, recibió una nueva tarascada que lo lesionó y tuvo que dejar el campo. Ya anteriormente, en un salto impresionante en el área, se dio un cabezazo con un contrario que le hinchó el pómulo. Es un bravo y a mí me da gusto verle en el campo. Nos va a dar muchas alegrías. Decía, que al dejar el campo Villalibre, sorpresón porque salió a jugar uno de los defenestrados, Kenan Kodro, que llevaba jugados 14 minutos en toda la Liga. Y que os recuerdo, que según Garitano, no es delantero centro. Pues para no ser delantero centro, no lo hizo nada mal. Salió en el 65 y en el 83 consiguió bajar con el pecho un balón en el área, que no era fácil, por como venía y porque tenía a un defensa encima, a pesar de eso, se dio la vuelta, para encarar al portero obligando al defensor a agarrarle y a hacer penalti. Perfecto. Y más perfecto después porque cogió él el balón para tirarlo. Es decir, no sólo habilidad técnica para hacer lo que hizo, sino que encima, valentía y sangre fría, para no jugando nunca, ser capaz de tomar esa responsabilidad. Chapeau. ¡Y además gol! Me alegro infinito por él. Se lo merece, porque aguantar ese menosprecio (decir que no es delantero centro) por parte del entrenador no tiene que ser agradable. Zorionak Kenan!!! Poco después se animó a tirar a puerta y sin contar el penalti, fue el primer tiro entre los tres palos de todo el partido, de un buen partido según el entrenador, y era… ¡el minuto 90! Por cierto, muy buen tiro. Está claro que los defenestrados son los que este año le están salvando el pellejo. Pero… no Gaizka, no, no fue un buen segundo tiempo, no.

Hay que echar a Garitano.

Otro de los desaparecidos era Jon Morcillo, cuya participación ayer fue de nuevo primordial. Salió al campo en el minuto 75, y fue él que recuperó el balón (posiblemente en falta), e inició la jugada del penalti. Él le pasó a Álex y éste metió por alto el balón a Kodro. Y además, puso el córner del 2 a 0 de Núñez, balón perfecto, tocado, una joya para cualquiera porque facilita el gol. Es increíble que no esté de titular. Increíble. Llegó a pensar que Gaizka igual se quiere inmolar, sino no me lo explico.

Hay que echar a Gaizka.

El Huesca no mereció tanto castigo. Pero tras el penalti se hundieron un poco y el Athletic encontró más huecos… Pero en los 7 minutos que quedaban. ¿Por esto dice Gaizka que jugaron buen 2° tiempo? ¡Qué horror!

Relacionado con esto comentaros que este lunes asistí en San Mamés a una de las reuniones previas de la Asamblea de Compromisarios, en la que nos comentaron (creo que fue el contador Jon Ander de las Fuentes el que lo dijo), que habíamos recibido dos millones menos de euros a causa de las últimas clasificaciones ligueras del equipo. Un compromisario, con muy buen criterio, le preguntó al presidente que a ver si eran conscientes que sus actuaciones o inacción en el tema deportivo con respecto a Garitano, estaba teniendo repercusiones económicas. A lo que yo añado, graves repercusiones económicas. Por supuesto, la respuesta fue muy larga, pero… manzanas traigo.

No podemos esperar, no hay juego y no hay plan. Estos jugadores pueden dar más. Señor presidente, y señores de la Junta Directiva, ¡hay que echar a Gaizka! Ya no lo repito más.

Y a disfrutar todos con los 3 puntos y del fin de semana, que siempre, a pesar de los pesares, se ve mejor todo sí ha ganado nuestro equipo.

¡Aúpa Athletic!

P. D.: Perdonad que haya sido tan repetitiva pero ya os había avisado que yo también soy Doña Erre que erre.

Hay que echar a Garitano.

¡Aúpa Athletic!

Triunfo soporífero del Athletic en Butarque

«Clasificación, amigo» que diría el bueno de Caparrós.

Reaparición de Rico (Foto: EFE)

El Athletic ha conseguido traerse los tres puntos en su enfrentamiento con el Leganés en Madrid, en un campo en el que en esta Liga todavía no había ganado ninguno de los seis primeros clasificados. Por algo será y está claro que Garitano lo sabía, por eso cementó todavía más de lo normal el equipo, poniendo una defensa de tres centrales. Visto el resultado como si llega a poner ocho. Tres puntos como tres soles, que nos acercan al objetivo. Eso sí, jugar, jugar, lo que se dice jugar al fútbol, no es que se hiciese mucho. Me da igual porque el partido fue muy parecido al que jugamos contra el Getafe y de allí volvimos con cara de tontos porque los también madrileños, sin hacer prácticamente nada, se llevaron los tres puntos. Pues esta vez nos ha tocado a nosotros.

Y venimos con los tres puntos curiosamente gracias a un golazo de cabeza de En-Nesyri, el delantero centro del Leganés, que estoy convencida que se confundió de portería, porque lo hizo todo perfecto: desmarque, salto, giro de cabeza y balón a la escuadra. Golazo. Pero… en su propia puerta. Inexplicable. Se tuvo que confundir. El remate fue tras saque se córner de Lekue, que no era el primero que ponía y muy bien los dos. El anterior lo remató Íñigo Martínez pero al centro de la portería.

A destacar, por novedad, la reaparición de Mikel Rico en detrimento de Beñat que ni siquiera estaba en el banquillo. Enorme trabajo del de Arrigorriaga, pero destruyendo, no creando. También lo tenía difícil para crear porque los balones le pasaban por encima de la cabeza, ya que el juego de su equipo, fundamentalmente era en largo. Bueno juego, juego no. Lo que hacían, fuese lo que fuese, era en largo. Pero insisto, en que me da igual, porque nos hemos venido con los tres puntos.

Aduriz jugó casi todo el partido aunque estaba pidiendo el cambio a gritos. ¿Igual hubiese sido mejor partido para Kodro? Da igual, hecho está. ¡Como para ponerle pegas a Garitano! ¡Chapeau el trabajo que está haciendo!

Y ahora el sábado contra el Alavés, al que también hay que ganar, con juego, sin juego, con gol de Abelardo en propia o como sea pero… todo sea por el objetivo. Y encima, es que los resultados de los rivales directos están acompañando. ¡A por el Alavés! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic termina la tortura

Me ha costado mucho escribir esta semana. De hecho pasan cuatro días desde el último partido oficial de esta temporada, pero como iba a escribir casi lo mismo que el partido anterior he esperado, por lo menos, hasta que hubiesen finalizado toda la labor.

Despedida contra el Santutxu (Foto: Athletic Club)
Ayer ganaron al Santutxu 4 a 0 en la fiesta del centenario del equipo bilbaino. Un resultado positivo… estamos en racha.
Perdonadme la coña pero es que este año ha sido muy duro. Y más duro que hubiese sido si no hubiese habido esos tres últimos equipos de la clasificación que se han empeñado en hacerlo rematadamente mal. Mucho peor que nuestros chicos rojiblancos. Gracias de verdad a ellos.
La segunda peor clasificación de la historia. Ahí es nada.
Esta misma semana hemos conocido al primer damnificado… Saborit al que no se le renueva el contrato. De Kike Sola ni digo nada.
Creo que mañana van a presentar al nuevo entrenador. Espero que siga con las bajas, aunque éstas nos salgan más caras. De este terrible año yo solo salvaría a los porteros (otra vez digo: gracias Kepa por quedarte), a los centrales, a Rico, a Córdoba, a Muni y en algún momento a Raúl, a Aritz y a Markel. Los demás… buf…
Eso sí, en cuanto digan el nuevo entrenador y empiecen a incorporar alguna cara nueva (por favor, por favor, que sean varias e importantes), me ilusionaré como siempre y esperaré lo mejor de éstos y de los nuevos jugadores. En su mano está conseguirlo… y lo espero sin excusas de… es que este entrenador no ha sabido sacar lo mejor de mí. No. No. Tú eres el que tiene que dar lo mejor por estos colores. Tú.
Agur, Cuco (Foto: Athletic Club)
Y sobre Cuco Ziganda despedirle y decirle que le deseo lo mejor. Aquí ha tenido además de muy mala suerte con las lesiones, una clara desconexión con los jugadores que creo ha derivado en lo que hemos sufrido todos. Un Athletic sin alma, sentido de equipo o juego definido. Un desastre vamos. Pero culpas… compartidas desde luego, con los ya mencionados jugadores y con esta directiva que no ha hecho los años anteriores ninguna incorporación, abocando al equipo a lo que ya intuimos que iba a pasar viendo el último año de Txingurri Valverde. Lo dicho Ziganda, mucha suerte, y gracias por todo, porque aunque nada ha acompañado eres Athletic 100 × 100, y un señor que se ha callado mucho. Mila esker por tu dedicación en todos estos años, tanto de jugador, como de entrenador.
Ahora el Club a ponerse las pilas y a levantar esto, que falta hace.
¡Aúpa Athletic!

Triste despedida del Athletic de la Europa League

No por ser lo esperado ha sido menos doloroso.

Bonita presentación pero poco fúlbol (Foto: Athletic Club)
Nadie dábamos un duro porque el Athletic pasase está eliminatoria y ayer se confirmaron todos los negros augurios. Con la boca pequeña decíamos que se podía conseguir un 2 a 0, pero nada en el juego del equipo de esta temporada nos llevaba a pensar que eso fuese posible. Una quimera. El Olympique de Marsella nos ha pasado por encima en los dos partidos. Han sido lo que se llama vulgarmente dos paseos militares. Ayer casi sin despeinarse nos ganaron 1 a 2, pero quedó la sensación de que si hubiesen necesitado meternos 3 o 4 goles lo podían haber conseguido sin grandes problemas, con que hubiesen apretado un poquito más. La cantidad de rondos que nos hicieron, acompañados por los olés cantados por la gentuza que vino de Marsella, alargó el bochorno hasta que el árbitro nos alegró pitando el final del partido.
No como resumen, pero sí como ejemplo del desaguisado que pudimos ver anoche en la Catedral, voy a comentar una jugada. Un balón, enésima pedrada lanzada por Iturraspe, que por supuesto no llega a su destinatario, De Marcos, el cual queda totalmente fuera de sitio; para evitar el contrataque del Olympique, Aduriz hace una falta clarísima y le sacan la segunda tarjeta amarilla, por tanto, expulsión. Triste que Aduriz salga de esta competición, de la que es el tercer máximo realizador, con una expulsión. Pero… es lo que pasa cuando se protesta tanto… te toman la matrícula… y… por otra falta te pueden expulsar. Impotencia quizá. No estoy cargando las tintas en Aritz… ni mucho menos. Lucha, lo intenta, pelea,… pero… también se confunde.
A todo esto, encima hay que unirle la mala suerte… ayer dos lesiones más. Rico… uno de ellos. ¿Se ha precipitado la vuelta? Parece que sí. Como con Balenziaga… pero como el centro del campo está hecho unos zorros… igual todos hubiésemos adelantado su vuelta. Si no estuviese para jugar no lo habría hecho así que… mala suerte. Yeray… más mala suerte… Dos menos contra el Barça… buf… ¡qué no nos pase nada! ¡qué no salgamos de Barcelona muy damnificados! No pretendo deprimir a nadie pero la situación es la que es. Eso sí, por supuesto,…
¡Aúpa Athletic!
P.D.: ¿Cuánto van a tardar los dirigentes de la Europa League o de la FIFA o del órgano competente en impedir viajar por Europa a los ultras violentos? ¿Cuántas desgracias más tienen que ocurrir? ¿Al familiar de qué dirigente le tiene que pasar algo para que se intente solucionar toda esta vergüenza? ¡YA ESTÁ BIEN!

Este Athletic está para el desguace

Yo pensaba que había sido muy dura hablando del Athletic en las pocas líneas rápidas mías que publicó en el Desmarque Bizkaia nada más acabar el partido Asís Martín. ¡Qué va!

Impotencia (Foto: Borja Guerrero)

Leyendo el comentario Un monumento a la estupidez de Juan Carlos Latxaga en su blog Juego de cabeza, veo que me he quedado corta. Tiene mucha razón, es real lo que dice, pero al leerlo suena fortísimo. Estando de acuerdo con su final en el que dice que el problema del Athletic no obedece a ausencias y presencias puntuales yo añadiría que el problema básicamente es de creación. Nuestro centro de mandos del equipo está para el desguace. El entrenador no hace mas que probaturas cambiando, poniendo, defenestrando, sustituyendo, volviendo a dar la titularidad… a los jugadores que tiene para esos puestos centrales. Y de muy pocas formas le ha funcionado, porque los jugadores lo están haciendo realmente mal, salvo por momentos  y con nombres puntuales. Iturraspe algo (no ayer, desde luego)… Rico más tiempo, y… nada más. Vesga, San José, buf… vaya añito llevan. Beñat mal, pero es que está saliendo de una lesión. Pero a los demás… ¿qué les pasa? Para el desguace. Muchos llevan pidiendo la cabeza de Ziganda hace mucho tiempo. Pero yo pregunto… ¿Qué entrenador sería capaz de sacar algo del equipo tal y como están los jugadores del centro del campo? La creación de cualquier jugada e incluso pase con sentido es una quimera… y de eso la culpa la tienen los que están en el cesped. No el del banquillo.

Además si lo comentado fuese poco problema, tampoco nos podemos olvidar de la falta de gol tan increíble que tenemos. Aritz Aduriz nos está salvando de muchas pero… ¿qué más tenemos? Sabín Merino… no hace otra cosa que desaprovechar oportunidades. Iñaki lo juega todo pero… su efectividad de cara a puerta  es bajísima,… aportar este año más bien poco… Kike Sola… entró ayer en convocatoria porque no había más. Así muy lejos no se puede llegar.

Y los laterales también tienen lo suyo… Saborit… ni carne ni pescado. También da la sensación que está desaprovechando la temporada. Lekue… está fallando mucho defensivamente… y claro si le ponen de lateral basicamente lo que tiene que hacer es defender…

Dependemos de Raúl y Aduriz, que entre los dos tienen 70 años. Y claro… de vez en cuando se nota. Y que no nos falten porque… madre mía lo que los necesitamos.

Si os dais cuenta he repartido estopa a saco… pero… es lo que hay. ¿Otro entrenador?… ¿qué queréis que os diga? No creo que es el problema. El problema es mucho más profundo y ya pueden empezar a solucionarlo en despachos y con dinero porque… mala pinta tiene.

Ayer Itu y San José se convirtieron en protagonistas negativos al perpetrar esa jugada de tebeo, que fue el inicio del fin… el inicio del primer gol. ¡Qué horror! ¡Qué despropósito! Ayer ellos, pero en otros partidos han sido otros. No creo que haya otro equipo en Primera División que pierda el balón tan a lo tonto como lo hacen nuestros jugadores. Pases a un metro o a dos… ¡ala!… al contrario… o a banda directamente, como ayer un montón. En fin… malos tiempos para la lírica.

Y ¿positivo? Pues sí. Algo hay. Los porteros, Kepa y Iago, ambos lo están haciendo muy bien. También los centrales, ayer el mejor fue Íñigo Martínez y el segundo mejor… a pesar del borrón del segundo gol, fue Unai Núñez. Xabi Etxeita lo que está jugando lo está haciendo bastante bien. Yeray se está reincorporando y contra el Spartak lo bordo. Susaeta, aunque ayer no estuvo bien, está siendo de lo mejorcito del equipo esta temporada. Óscar De Marcos saliendo de distintas lesiones se nota lo que aporta el equipo. Córdoba fue como un rayo de luz en la penumbra y esperamos buenas cosas de él. A ver si juega más.

Vamos… qué cosas buenas sí que tenemos. Y la más importante es que a bastantes de los jugadores que lo están haciendo mal este año les hemos visto jugar bien otras temporadas… así que… confiemos, mientras llegan los refuerzos el año que viene.

Y el jueves toca competir en la Europa League. Y como en todos los partidos anteriores quiero acabar deseando que nuestros chicos empiecen a jugar a algo, al fútbol quizá. ¡Vamos Athletic que lo sabéis y podéis hacer mejor!

¡Aupa Athletic!