El vendaval Athletic arrasa al Getafe

Supongo que todos los athleticzales nos estamos frotando los ojos ante el juego de nuestro Athletic. Si nos lo cuentan no lo creemos. Y, de hecho, casi no lo creemos, ni incluso viéndolo.

Los mejores del partido (Foto: Pablo Viñas)

El efecto Marcelino está siendo milagroso por todo. Para empezar de los 5 partidos que lleva ya con el equipo se han ganado, nada menos, que cuatro y los cuatro seguidos. Y encima contra qué rivales. Madrid y Barcelona, que nos dan una Supercopa, que nadie esperaba. Una ronda de Copa, contra el Ibiza, y en Liga, contra el Getafe, ayer, al cual se le dio un meneo importante, en un segundo tiempo para enmarcar, en el que metieron 4 goles, más uno del primer tiempo, que culminaron la manita, a un equipo muy difícil, y que con Bordalás, nunca había recibido esa cantidad de goles. 5 a 1. Y con un juego rápido, combinativo, imaginativo, audaz,… que estos mismo jugadores, no sabemos muy bien, dónde lo tenían guardado. Y luego, a veces decimos que no es importante el entrenador. Pues igual, no, pero en este caso es evidente que sí. No sé si ha sido cuestión de mentalidad, si es por sus cambios tácticos, si es por la elección de los jugadores, si es porque estaban acomodados, o por todo a la vez. Pero están ocurriendo cosas que no se explican muy bien. Por ejemplo, por lo general, todos los comentaristas de televisión cuando el Athletic va a sacar algún balón parado, o de córner o de falta lateral, siempre suelen comentar el enorme peligro que crea nuestro equipo y yo pensaba… ¿De qué año están hablando? ¿A qué Athletic se refieren? Sí, y sí era una característica nuestra, pero que en los últimos años, no hacíamos más que desperdiciar, una falta sí, un córner también. Llega Marcelino y llevamos creo 4 goles así. 4. Con un Muniain a nivel estelar. Así que… que alguien me lo explique. Bueno, no es necesario, con que lo sigamos explotando me vale. En estos partidos, hay una falta a favor y piensas que igual conseguimos algo… Cambio radical. Ilusión. Desde luego, la palabra es ilusión, porque es una auténtica gozada ver al equipo.

Curiosamente, empezamos de la peor forma posible, ya que en el segundo 20 Cucurella ya nos había metido un gol de cabeza. Error en el despeje de Yeray, y pase extraordinario de Aleñá, que dejó solo al pequeño jugador del Getafe. A pesar de eso, fueron capaces de volver a entrar en el partido. Yendo hacia arriba sin que el golpe les afectase. De hecho, casi inmediato se pitó un penalti a nuestro favor, pero el VAR echó para atrás la decisión. Seguido, la conexión entre Iker y Raúl funcionó de nuevo y gol, tras salto acrobático de Raúl, que está de dulce. Golazo.

Como dijo Raúl al acabar el partido, igual quien consiguió el triunfo fue Unai Simón, deteniendo un penalti a Mata en el minuto 30. Le puede dar moral y venir muy bien. Pudo ser un golpe duro, pero no fue así, gracias a Unai. Con empate se llegó al final del primer tiempo.

Y en el segundo, para delicia de todos los aficionados rojiblancos, llegó el recital del equipo. Y para el minuto 15 ya teníamos dos goles más, el primer gol de Yeray, buena forma de celebrar su cumpleaños (remate de cabeza a un balón parado), y el segundo de Raúl, también, remate de cabeza portentoso, a pase de Balenziaga. Y es que tenemos a todos los jugadores a un nivel muy alto. Pena la lesión de Mikel Balenziaga, que ha aprovechado la baja de Yuri, con nota. Nota, por el nivel que está dando, y por ante qué rivales. Volviendo a Raúl, lleva 5 goles en 5 partidos. Con Gaizka casi no contaba este año y, aquí le tenemos de vuelta, goleando y participando muchísimo, como antes, en la creación y también en la recuperación. Muy bien. También, tengo que destacar el enorme trabajo de Iker Muniain, el renacido. Hizo un partido muy bueno con Gaizka, pero es que con Marcelino, está que se sale, participando continuamente en el juego, creando muchísimo peligro, y lo del balón parado, buf… Sigue así, Muni.

El cuarto gol vino tras recuperación de De Marcos, enorme también, que pasó a Muni, éste a Iñaki y, preciosa asistencia, del hombre al que siempre achaco que falla en el último pase. ¡Me encanta que me dejen mal! Perfecto Iñaki. Y Berenguer, primer balón que toca saliendo del banquillo y, a la cazuela.

Y ya el quinto, para acabar de deleitarnos a todos, fue un contraataque maravilloso, pared incluida, entre Unai López y Villalibre, solucionada con una delicatesen del primero, para evitar que el balón se perdiese, porque se le había quedado retrasado, y darle un pase en profundidad a Asier, que levantó la cabeza para ver a Óscar, que entraba como un Miura. Colocó el pie y gol. Y nosotros, delante de la televisión, frotándonos los ojos y no queriendo despertar de este sueño en el que estamos. ¡Qué gozada ver jugar así al Athletic! No tengo ni palabras. Este equipo ilusiona, y si normalmente los aficionados somos ciclotímicos, subimos y bajamos, en una espiral de emociones, es que ahora… estamos en la gloria. Equipo,… a seguir así. Jejeje. Ya sé que es mucho pedir, pero… después de que nos habéis enseñado que sabéis y podéis hacerlo, por favor, no paréis, que esto es una maravilla.

Y efectivamente, como esto no para, el jueves ya tenemos el próximo partido, en este caso de Copa, contra el Alcoyano, equipo de moda por eliminar en la anterior ronda al Real Madrid. Supongo que habrá que sufrir. Ya vimos contra el Ibiza que fácil no va a ser, así que a ponerse el mono de trabajo y sin confianzas… ¡a por el Alcoyano! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Qué le pasa a Iñaki Williams?

Buena pregunta y me gustaría que alguien me la contestara.

Mal Iñaki (Foto: EFE)

Lo está jugando todo. Se ha perdido en esta Liga muy pocos minutos y es con diferencia el jugador que menos está aportando. Lo increíble es que casi siempre acaba los partidos y si le quitan, es a falta de pocos minutos. Está claro que es el ojito derecho de Gaizka y que va a seguir jugando, lo haga como lo hago. Y esto para mí es un enorme error. Si un jugador no está bien, no pasa nada, o no debería pasar nada, por pasar por el banquillo, para dar entrada a alguien que pueda aportar y para, véase: descansar, mejorar, ver mejor las cosas, incluso para cabrearse y volver con mayores ganas. No sé, algo. Para mí es inconcebible que siendo uno de los que menos aporta esté siempre en el campo. Además creo que es contraproducente para él. Tiene que tener clarísimo que es titular indiscutible y eso no le hace ningún favor. Ayer otra vez perdió muchos de los balones que tocó y no hizo casi nada productivo. Tuvo tres jugadas que me enfadaron sobremanera. Las tres en el segundo tiempo. Una nada más empezar, en la que un balón parado del Athletic, fue rechazado por la defensa hacia atrás y salieron todos los jugadores corriendo en dirección contraria a la portería, tanto del Athletic como del Valencia, excepto Iñaki, que se quedó tranquilamente mirando la jugada, cerca del portero, como un espectador más. Sus compañeros recuperaron el balón y lo metieron otra vez hacia la portería, consiguiendo un «superfuera» de juego (así lo han llamado en Radio Nervión y me ha gustado), porque, claro, lo estaba a 3 metros. Y esta jugada la repite muchas veces. Parece que tiene desconexiones o en otros casos, que vuelve de los ataques andando, de paseo, impidiendo o destrozando algún posible contrataque, por su situación en el campo. Mal. Muy mal. La segunda jugada era en defensa de una falta en ataque de los valencianistas. Se ha retrasó tanto en el golpeo de balón que habilitó a 3 contrarios, que si no hubiese sido por él, hubiesen estado en fuera de juego, pero él mismo rompió la línea defensiva de sus compañeros. Y la última, y más incomprensible, en un ataque nuestro Yuri se estaba internando por la banda y ya iba hacía el área, e Iñaki corrió como loco hacia Yuri, dejando la portería totalmente hacia su derecha, es decir, imposibilitándole el pase a su compañero, que si le pasaba, su remate a gol hubiese sido, completa y absolutamente imposible. Yo le estaba viendo y estaba pensando pero… ¡¡¡a dónde vas!!! Y estos son solo 3 ejemplos en el partido de ayer, pero hay muchas más cosas. La cantidad de balones que pierde por hacer controles malos es también preocupante. El último pase que da en cualquier contrataque es… Buf… Los pases no los suele dar en ventaja o adelantados. Y de cabeza va como va… Todos lo vemos. Gaizka lo tienen que ver también. La pregunta es ¿por qué lo juega casi todo? Debe haber alguna razón que se me escapa. La única que se me ocurre es que como es bueno el entrenador está esperando que en algún momento empiece a rendir según sus posibilidades. Pero… ¿hasta cuando vamos a tener que seguir esperando? Otros compañeros que podrían jugar en su lugar tienen que estar desesperados. Viendo cómo lo hace, si ellos, a pesar de eso no juegan… No van a jugar nunca. Y esto es malo para el jugador, para los compañeros y para el equipo.

Y lo comento porque sé que lo puede hacer muchísimo mejor y lo debe hacer muchísimo mejor. Tiene que mejorar sus carencias a base de entrenamientos y debería tener que luchar por un puesto en el equipo. No jugar por llamarse como se llama o por tener el contrato que tiene, sino por méritos propios y rendimiento actual, no rendimiento pasado.

Asier Villalibre ayer volvió a marcar, enseñando un movimiento de delantero centro, que es el que me hubiera gustado ver a Williams en la jugada que he comentado anteriormente. El Búfalo de Gernika debe jugar de titular. El otro día contra el Celta fue sacrificado, y no por hacerlo mal el partido anterior (que fue de los mejores), sino por ¡vete tú a saber que razón!Me desconcierta Garitano con sus alineaciones y con sus cambios o no cambios, incluso me desespera. Ayer fue otra más, cuando quitó a Asier para sacar a Raúl, cuando podía haber quitado al mismo Iñaki, o a Muniain. Pero… Y ya en el colmo del despropósito, cuando nos empataron a dos y sacó a Núñez por Iker,… Inexplicable, incomprensible, alucinante,… Vamos… Así como la titularidad de Dani García y Mikel Vesga, que está más que demostrado que no dan buen resultado juntos. Unai López, mejoró al equipo en el segundo tiempo al sustituir a Mikel. El equipo empezó a ser mucho mejor que los ches. Dejamos vivo, otra vez, a un grupo que parecía, un cadáver futbolístico. Otra vez dos puntos a la basura. En fin… una pena.

Y ahora contra el Real Madrid renacido. ¡Qué bien! Pero… ¡A por los blancos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Balón de oxígeno para el Athletic

Ayer el Athletic sobre la campana consiguió tres estupendos puntos, que no nos deben impedir ver la realidad.

Bien cachorros (Foto: Pablo Viñas)

El equipo necesita una renovación y un rejuvenecimiento de la plantilla, y a Gaizka, por lo hecho hasta ahora, no le veo capaz de llevarla a cabo. Además de considerar, que sigue empecinado en algunos errores, que un partido sí y otro también, se ve que no funcionan. Todo hace que siga pensando, a pesar de los 3 puntos, que este entrenador no puede seguir, porque va a ser un alargar la agonía.

Ayer el Sevilla nos pasó por encima durante 60 minutos y, lo peor de todo era comprobar, que lo hacía con una facilidad pasmosa. El Athletic era un muñeco en sus manos que parecía totalmente muerto. El error del Sevilla fue dejarnos vivos. Tuvieron alguna oportunidad más para rematar el partido y eso hubiese sido definitivo, porque la sensación era que nos iban a caer un carro de goles. Pero ahí entra en juego una de las mayores virtudes de este equipo, la fe y la capacidad de lucha e insistencia. Por muy mal que estén las cosas siguen peleando hasta el final. ¡Chapeau!

Gaizka sí que apostó algo más de lo que nos tiene acostumbrado por los jóvenes y lo aplaudo. Pero si miramos los minutos de los meritorios en su conjunto vemos que son muy escasos, cuando por lo bien que lo están haciendo, deberían tener más oportunidades, sobre todo, porque algunos de los que juegan siempre no están muy sobrados, precisamente.

Oier Zárraga dejó algún detalle de su calidad, pero tuvo la mala suerte de estar en el campo cuando el Sevilla nos estaba, literalmente, aplastando.

Muniain no salió de titular, algo que llevaba pidiendo, por su rendimiento, unas cuantas semanas, y también mejoró al equipo, gracias a que no jugó en banda derecha, donde no aporta prácticamente nada, pero donde el entrenador le pone, una y otra vez. El no jugar de inicio también influiría. Buen aliciente. La rabia con la que celebró el gol supongo que lo atestiguan.

Morcillo, sí titular, fue otra vez uno de los mejores, incluso hasta el minuto 60 fue uno de los pocos que creó algo de peligro.

Repito que el Sevilla cometió el error de dejar al león herido y no muerto. Eso y los cambios que realizó Lopetegui, como él mismo reconoció al acabar el partido, e incluso el partido que jugaron entre semana, hicieron que se obrara el milagro. Por supuesto, también el empuje de nuestros jugadores. Todo influiría. El caso es que el Sevilla se echó para atrás y ahí perdió el partido. Supongo que se estarán tirando de los pelos porque han perdido una oportunidad ideal.

Por otro lado, espero que Gaizka se ponga los 25 últimos minutos de partido unas cuantas veces repetidos, para ver cómo sus jugadores rinden mejor en determinados puestos.

Espero también que Dani García se ponga las pilas, aunque sepa que con Garitano va a jugar sí o sí, porque los cachorros vienen pegando fuerte. También espero que Unai Vencedor tenga paciencia, por que calidad tiene de sobra, y lo único que le está faltando son las oportunidades.

Enhorabuena al equipo por su fe y lucha, a Garitano por acertar con los cambios y las posiciones de algunos jugadores, y tranquilidad a los sufridores hinchas rojiblancos, porque qué bien se encara la semana con 3 nuevos puntos.

Ahora a pensar en el Valladolid y a refrendar lo conseguido.

¡Aúpa Athletic!

Balón de oxígeno para el Athletic

Garitano salvado por la campana y por la remontada de sus jugadores a los que les sobra fe, pero les faltan muchas cosas.

Bien cachorros (Foto: Pablo Viñas)

A pesar del triunfo quiero empezar el comentario repitiendo que lo mejor para el equipo sería destituir a su entrenador. Sé que no lo van a hacer y me parece un alargar la agonía que estamos pasando. No me parece el entrenador apropiado para hacer la renovación que tan necesaria es en este equipo. Apuesta poco por los jóvenes y es un error. Ayer, les dio más minutos y lo aplaudo, pero insiste en errores que nos penalizan repetitivamente.

Estos 3 puntos le dan aire a él y al equipo, y qué bien viene, porque en los puestos de abajo hace mucho frío.

Durante los primeros 60 minutos del partido el Sevilla nos pasó por encima y el roto podía haber sido mayor porque alguna oportunidad más tuvieron. El dominio era absoluto y, lo que es peor, parecía que lo hacían con una facilidad pasmosa. Solo cometieron el error grave de dejarnos vivos. Eso, y que el partido que han tenido entre semana también se dejó notar. ¿Se echaron para atrás por cansancio? ¿Fue el Athletic el que les achuchó? O ¿Fue error de ellos por intentar cerrarse? No sé. Quizá un cúmulo de todo, pero nos vino fenomenal.

Williams volvió a jugar de inicio y se mantuvo en el campo todo el partido. Su aportación, importante, fue la asistencia a Sancet para culminar la remontada. Genial. Pero no hizo más en todo el partido. Gaizka le seguirá sacando, y le seguirá situando en punta aunque aporte poco. La salida al campo de Asier Villalibre se notó porque mejoró al equipo. Así como la salida de Unai, ambos salieron juntos. Unai sustituyó a Zárraga que dejó algún detalle de calidad, pero tuvo la mala suerte de estar en el campo mientras el Sevilla nos pasaba por encima.

Muniain no jugó de inicio, lo cual también aplaudo. Su salida al campo se notó, sobre todo porque no jugó en la banda derecha dónde se pierde y se pierde siempre. Quizá hoy el entrenador haya visto que debe jugar en otro sitio. ¡Ojalá!, aunque la tozudez de Gaizka me hace dudar.

Eso sí, estará contento porque los cambios fueron definitivos al participar en los dos goles, pero tampoco estaría de más que volviese a ver los últimos 25 minutos de partido y ver cómo rinden más sus jugadores y en qué posiciones.

Por supuesto, no puedo más que aplaudir la fe de los leones y su pundonor para ser capaces de salir del agujero negro en el que estaban metidos y revertir el partido, hasta golpear así al Sevilla, que supongo que verá el resultado como una oportunidad perdida, ya que el vapuleo que nos estaban dando estaba siendo de órdago a la grande. Pero… el león herido golpea bien.

También quiero destacar a Jon Morcillo, por su desparpajo y su toque de balón, la mayor parte del peligro que crearon los rojiblancos vino de su participación.

¡Ah! Y Sancet, salir y besar el santo. Primer balón que tocó y el gol de la remontada. ¡Enhorabuena!

Dani García ya sé puede poner las pilas, aunque con Gaizka lo tiene fácil porque juega siempre, pero… cuidado que los chavales vienen pisando fuerte. Pena no haber visto a Vencedor y espero que tenga paciencia. Calidad le sobra. Lo que le faltan son oportunidades.

Y la semana que viene a Valladolid, a hacer buenos estos puntos.

¡Aúpa Athletic!

3 puntos contra el Eibar balsámicos

Necesitábamos los 3 puntos más que el comer, porque la sensación que quedó tras el partido del Granada fue horrible y nos hemos pasado dos semanas dándole vueltas a lo mismo.

Unai López reivindicando su sitio (Foto: Borja Guerrero)

El partido no fue para echar cohetes, pero normalmente en Eibar suele ser así. Partido trabado, con muchas disputas, y que el balón suele estar fundamentalmente por el cielo. Muy aburrido. Pero siendo lo que todos esperábamos el Athletic fue mejor y tuvo más oportunidades. De hecho, además de meter dos goles legales, metió otro que le anularon a Williams. Por cierto, las líneas del VAR, vaya cachondeo. Se las inventan y dicen si es fuera de juego o no… pero con esas mismas líneas te dicen lo contrario y te quedas igual. Alucinante. Vuelvo al gol anulado a Iñaki, que fue una pena porque le podría dar moral y quizá lo podría hacer mejorar en su juego en general. Lo digo porque sus primeros 40 minutos fueron bastante calamitosos. Eso sí, al casi finalizar el primer tiempo, hizo la asistencia a Unai López en el primer gol, en un perfecto pase atrás. Perfecto. Gol muy bonito en el que también participó Morcillo, que siempre produce o saca algo. Bien el chaval, que incomprensiblemente fue sustituido nada más empezar el segundo tiempo, para sacar a Villalibre. Muy bien Asier. Muy bien. Se está ganando los minutos que juega y merece más, bastantes más minutos. Mejoró a Iñaki, que a partir de salir el «Búfalo», se le vio más participativo. De todas formas, yo hubiese sustituido a Iñaki en vez de a Jon, porque éste último estaba ofreciendo más.

A Unai López también hay que destacarle, aunque en los primeros 30 minutos casi no olió un balón porque le sobrevolaban por encima, ya que todo eran pases largos de los centrales. Esperemos que Garitano vea que debe ser titular porque es el que más combina hacia adelante y mejora a Dani. En el centro del campo no se pueden poner dos personas como Dani y Vesga juntos, porque falta creación. A ver si lo ha visto ya Gaizka. Destacar que Unai ya ha metido más goles que el año pasado entero. Genial. Garitano dijo tras el partido que Unai «tiene que tener más compromiso con el gol» para ayudar en la aportación a sus compañeros. Pues ya sabes Gaizka, ¡cuánto más juegue, mejor!

Por último, decir que me dio un poco de pena Núñez porque el gol de Kike García le dejó retratado. En estas dos semanas que no se ha hecho otra cosa que hablar de su tema… de que quiere más minutos y si no salir cedido… y va y… pues eso. Que todos hemos pensado en sus declaraciones y visto el fallo le diría como le dijo Raúl García: «aquí hay que trabajar y pelear y si quieres algo de verdad, hay que intentar agarrarlo». Así que que se deje de hablar y que se gane el puesto en el campo. Es bueno, pero sus compañeros también. Ayer cometió un fallo que no va más lejos, pero con sus declaraciones,… para que nos vamos a engañar, cualquier error se ve más.

Y ahora a seguir trabajando, no sólo Núñez, sino todos, que el jueves ya jugamos contra el Cádiz. A por los gaditanos y …

¡Aúpa Athletic!