Un Athletic horrible pierde contra el Girona

Si ya el Athletic le regaló los 3 puntos al Girona en un encuentro horroroso en la primera vuelta, ayer hizo lo mismo, pero en La Catedral. Lo único bueno es que esta temporada no tenemos que volver a jugar contra ellos. ¡Qué horror!

En fin… (Foto: Pablo Viñas y Borja Guerrero)

Ya para el minuto 4 nos habían metido el primer gol. Un golazo en la ejecución, pero ante el que nuestros defensas no pusieron mucha oposición. Y no era su primera jugada de peligro. El golpe fue duro, y se demostró en los siguientes minutos, con una serie de jugadas a las que solo les faltaba la música de la serie Benny Hill. Todo un despropósito. Por ejemplo, Vesga chutando en el área pequeña propia y dándole a un contrario, yendo el rebote a puerta, haciendo lucirse, con mayúsculas, a Unai. Paradón. Tras otra buena parada de nuestro salvador, seguido, llegó el primer gol en propia puerta, esta vez de De Marcos. Ver para creer. 20 minutos de chiste, lamentables y un 0 a 2 en contra. La defensa como un flan (mal Paredes, mal Yeray, mal De Marcos), y el equipo, en medio campo, desaparecido en combate. No hubo noticias ni de Vesga ni de Muni ni de Sancet. Nada. Se seguía atacando pero de aquella manera. Yuri consiguió animarnos un poco con su gol. Parecía posible remontar pero la película cómica (o más bien de terror) no había acabado. Le anularon a Iñaki un gol por fuera de juego, que es donde suele estar siempre. Pero para dejarme mal por el comentario, en el VAR sacaron unas líneas, que en fin…. Ya está bien con los actos de fe que hay que hacer para darles la razón a los árbitros, en las decisiones que toman. No se debería haber anulado. Encima, el Girona a lo suyo sacó un balón parado maravillosamente puesto y Vesga «impecable», marcó en propia y 1 a 3, al filo del descanso.

Podíamos pensar que era imposible que las cosas fuesen peor, pero se siguieron acumulando las desgracias. Simón lesionado, no salió tras el descanso. Julen le sustituyó, luciéndose, nada más empezar la segunda parte, tras otro agujero defensivo más grande que el de la capa de ozono. El centro del campo no se veía por ningún lado, salvo para demostrar que el balón parado es más una lacra que algo positivo. Incluso hubo murmullos del público, por lo lamentable de alguno de ellos. Iker estuvo especialmente horrible. Iñaki desaparecido, salvo por lo negativo de una jugada, que reflejó lo que hace a menudo, el tomar la peor decisión posible. Estaba atacando junto a Berenguer, en ocasión peligrosa, y se le puso delante, siendo él el que interceptó el tiro de Álex, que tenía toda la pinta de ir a gol. Íñaki lo despejó. Ver para creer. Además, si no es poco lo anterior, lo despejó, estando en fuera de juego. Desesperante. Horrible.

Yeray se fue lesionado. Morcillo salió de suplente pero en una falta a favor, que no pitaron, se rompió la clavícula y nos quedamos con 10. Pobre.

El de siempre, Raúl, que salió tras el descanso, pilló otro despropósito, esta vez de ellos y fusiló a gol, con rabia, que si llega a pillar al portero lo empotra en la red también. 2 a 3 y emoción final, pero… Nada más. Otro fiasco, justo cuando si se hubiese ganado estaríamos hoy en puestos europeos, pero… el vértigo de tener cerca el objetivo les va fatal a nuestros chicos. Cuando lo tienen al alcance de la mano sueltan el petardazo de turno. Y he perdido la cuenta de las veces que han hecho esto mismo. Los motivos serán distintos cada vez, pero siempre pasa algo. Quizá necesitan un psicólogo, o ahora, igual hay que decir un «coach». Pues marchando varios «como se llame «, porque los necesitamos.

Y así de esta guisa, con esta «moral» y con estas lesiones, (se me ha olvidado decir que Raúl también tiene un esguince en el hombro, y que Nico, no jugó, por otro esguince en la rodilla,…) nos llega el miércoles la idea de semifinales de Copa contra un Osasuna, que nos ha adelantado en la clasificación, gracias a su triunfo de ayer contra el Sevilla. Pues nada, al mal tiempo, buena cara. Hay que pensar que son distintas competiciones y que ésta es la que nos va. ¡A por Osasuna! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic vuelve venciendo al Sestao

Buenas vacaciones las que me he tomado de escritura, durante este Mundial, pero vuelvo a la carga para comentar el paso a la siguiente eliminatoria de Copa de nuestro Athletic, que ayer a la noche eliminó al Sestao River, en un partido en el que venció por 0 a 1, pero no convenció. Como diría Caparrós: «Clasificación amigo, clasificación».

Alegría de Raúl (Foto: Athletic Club)

De este partido no nos acordaremos ni siquiera la semana que viene, así que ¡que más da! Clasificarse era lo importante y se ha logrado.

El campo era más pequeño y no parecía estar muy bien (o no entiendo por qué se resbalaban tanto los nuestros). El rival era muy correoso. En los primeros minutos, el equipo de Primera división parecían ellos y el de Segunda Federación, nosotros. ¿Lo esperado? Pues no. Pero los entrenadores dicen y Ernesto no es una excepción, que estos partidos son peligrosos, y todos los sabemos. Sobre todo, Raúl García, que nunca hace prisioneros. Le da igual jugar contra el Bayern que contra el Apurtuarte. En el minuto 30, para acabar con el dominio de los de la margen izquierda, a una falta sacada perfectamente por Zárraga, entró con todo y no siendo nada fácil, en posición acrobática, metió el único gol del partido. Raúl es un seguro. En el primer tiempo junto con Nico fue lo mejor de su equipo. Guruzeta también se dejó ver, con un taconazo por la izquierda y un muy buen centro desde la derecha. Pena que el entradón de un contrario lo mandase al vestuario mucho antes de tiempo. Tarjeta amarilla, que bien podía haber sido roja. Esperemos que no sea nada. Le sustituyó Iñaki.

El segundo tiempo, fue de dominio inicial rojiblanco pero duró poco. Hubo alguna jugada mal acabada o que ni siquiera llegó a puerta por algún pase último defectuoso. Estamos acostumbrados a ellos, pero que también lo hagan con el Sestao duele más, por la categoría en la que juegan. Habrá que decir que son líderes de ella y que lo están haciendo muy bien, pero no es consuelo. Eso sí, bien por ellos, porque hasta el último minuto, ni los jugadores rojiblancos ni Valverde las tenían todas consigo. Y no hubiese sido descabellado una prórroga. Menos mal que no fue el caso.

Por decir algún nombre propio, vi más flojo de lo normal a Yeray. Falló unas cuantas, lo que no suele ser habitual. En positivo, Nico también en el segundo tiempo se dejó ver bastante y pena, que no aprovechó el pase de su hermano, porque se adelantó perfectamente al defensa, aunque el balón se le fue alto. Pena los pocos minutos que le dio el entrenador a Villalibre. 8 y 3 de descuento. Así poco va a poder hacer. ¡No te desanimes y a seguir trabajando, Asier!

Y el jueves que viene vuelve la Liga, nada menos que contra el Betis en su casa. Palabras mayores. Partido para el cual el Club ha preparado una fiesta previa en el mismo campo de San Mamés, para iniciar los festejos del 125 aniversario del Club, y poder ver el partido en pantallas gigantes. La entrada es libre. El no tener que reservarla me da un poco de reparo porque igual es un lío de gente. Confío en que esté bien organizado y que no haya muchas aglomeraciones, ya que cada vez las llevo peor, quizá porque me parecen innecesarias, cuando se podría evitar si las entradas se sacaban con anterioridad. Pero… Ellos sabrán. Espero que todo vaya bien, y lo importante, sobre todo, que el Athletic pueda dar cuenta de los béticos y así seguir en los puestos altos de la clasificación. ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic a la siguiente ronda de Copa

Un tiempo le duró el Alzira al Athletic. Los rojiblancos salieron a solventar rápidamente la eliminatoria, sin que se produjese ningún tipo de sorpresa.

Titular ayer (Foto: EFE)

La intensidad del equipo en todas las acciones hacía que llegasen antes que los jugadores valencianos. La primera oportunidad la tuvo Asier, que gozó de nuevo de una titularidad, pero su control, media vuelta y remate no tuvieron premio ya que el portero hizo un alarde de reflejos. Una pena. Pero al de poco se desquitó con un soberbio pase que dejó solo a Berenguer ante el portero. Gol y tranquilidad, a pesar de lo cual siguieron insistiendo, hasta que esta vez el asistente fue Álex, que dejó un buen balón para Nico que a la segunda no perdonó. 0 a 2.

El segundo tiempo fue otra cosa debido a la relajación del Athletic, que dejó despertar a los valencianos y se plantaron unas cuantas veces frente a Agirrezabala, al que dieron mucho trabajo, eso sí, bien solventado. Tenemos buen portero suplente, muy bueno y cada vez que juega lo demuestra. Fenómeno. También tuvo Asier un uno contra uno pero otra vez el portero acertó y le sacó el remate con la cara. Necesita un gol Asier. De todas formas, no considero que hiciese mal partido porque también se dejó ver en defensa sacando unos cuantos balones de cabeza de jugadas a balón parado. En una conducción se le fue el balón largo y desaprovechó un contraataque. Coincidió en el campo unos minutos con Williams, que también dispuso de un pase de Guruzeta extraordinario de gol, pero que Andreu, de nuevo, desbarató esta vez con el pie. Para acabar con el tema de Asier, decir que voy a seguir solicitando oportunidades para él, las merece.

El marcador no se movió más, aunque hubo tiros de Yuri, Lekue,… . Este primero mencionado, al final recibió un golpe y parece que su tobillo sufrió. Dejó al equipo con 10 los últimos minutos. Esperemos que no sea nada, porque es lo único que le faltaba al hombre, volver a caer lesionado.

Y ahora, vacaciones, porque algún iluminado ha decidido llevar un mundial, en medio de la temporada, a un país en el que no se respetan los derechos humanos. Pero que como son muy ricos, a algunos les habrán llenado los bolsillos de dinero. Esto cada vez es más asqueroso.

De nuestros jugadores van 3, preferiría que no fueran (egoísmo puro) pero… a aguantarse tocan. Eso sí, les deseo lo mejor a los 3, aunque supongo que sí Nico lo hace bien, nos va a salir un ojo de la cara el tema, o simplemente igual se vuelve imposible su renovación. Ésta es una de las razones por las que preferiría que no fueran. Pero…

Sobre el resto de jugadores, que descansen y que luego se preparen a tope para la vuelta, que estamos en puestos de Champions y habrá que intentar mantener Europa.

¡Aúpa Athletic!

¡El Athletic a semis en plan estelar!

¡Espectacular! ¡Qué manera de pasar a semifinales de la Copa! ¡Extraordinario!

Zorionak Álex (Foto: Borja Guerrero)

Otra noche mágica la vivida en La Catedral, que contra estos equipos se viste de gala, aunque no esté el aforo completo. Un espectáculo, la animación.

El equipo rojiblanco ha hecho una nueva proeza, eliminando al todo poderoso Real Madrid, ganándole el partido, pero además teniéndolo maniatado, prácticamente los 90 minutos. Como dijo Marcelino, se jugaron la mayoría en su campo y Julen Aguirrezabala, nuestro portero, estuvo casi de adorno. En pocos partidos habrá estado tan tranquilo y con tan poco trabajo. De hecho, salvo un tiro de Rodrygo (minuto 28), no se acercaron mucho más hasta el minuto 94, con el tiro cruzado de Isco.

Quizá esto que voy a decir no le guste a Marcelino, pero ayer sí que el Athletic salió desde el minuto 1 a por los blancos. La sensación es que se especulaba menos que en la final de la Supercopa. Otra vez la presión adelantada de los nuestros, como contra el Barcelona, les creó muchísimos problemas a los de Ancelotti, para intentar sacar el balón controlado y llegar a nuestro campo. El dominio era absoluto rojiblanco. Encima, se llegaba arriba, aunque sin tampoco oportunidades claras, claras. Pero tuvimos bastantes más que ellos. Dos tiros de Dani García, el primero despejado por Courtois, y el segundo por un defensa. Iñaki otra, pero sacó Lucas Vázquez, Nico y Muni a punto de llegar a dos balones, el contrataque en el que se lesionó Nico. Muy buen primer tiempo y a un enorme nivel muchos jugadores. Pena lo del pequeño de los Williams, pero hasta el 43 demostró que es muy buen jugador, un auténtico peligro para las defensas, ante las que hace cosas distintas, que le permiten desbordar y ser un quebradero de cabeza. A ver si no es para mucho, aunque tuvo mala pinta. El Madrid, de peligro solo creó lo mencionado de Rodrygo.

El segundo tiempo, siguió con el mismo guión. La presión súper alta, que provocaba perdidas de los blancos o recuperaciones rojiblancas. Eso sí, el miedo en el cuerpo siempre latente, por la calidad que atesoran ellos. Y porque sin jugar un buen partido, en cualquier momento, una individualidad te podía mandar a casa. No llegó, y supongo que también, gracias a que no estaba Benzema. Menos mal, es su mejor jugador y han notado su falta muchísimo.

El partido que estaban haciendo Dani García y Vesga, igual que contra el Barcelona, estaba siendo para enmarcar. Estos jugadores que tenían una estadística horrible jugando juntos, hicieron de nuevo, un PARTIDAZO. Y encima, en el minuto 88, Mikel volvió a cortar otro balón, y asistió a Álex al borde del área. Éste se giró y le hizo un roto a Nacho, para poner con la izquierda el balón en la cepa del poste largo, imposible para el estupendo portero belga. Golazo de Berenguer, de lo cual me alegro INFINITO, porque es su primer gol esta temporada. Lo llevaba buscando desde el partido 1, pero no había manera. A partir de éste gol, fuera ansiedad, ya tiene el primero y van a venir seguidos el resto, como el pasodoble. Zorionak, Álex!

Tampoco me olvidó de Íñigo Martínez y de Yeray Álvarez. ¡Vaya nivel! Y eso que he de reconocer que yo hubiese puesto a Vivían, porque le veo un puntito por encima. Pero me encanta que me dejen mal los jugadores.

Y la comunión entre la grada y los jugadores, estalló en un júbilo indescriptible. Empecé a llorar con el gol y me cabreé con los 6 minutos de descuento. Señor Gil Manzano, solo hubo 5 cambios, ¡solo 5! No se atendió a nadie, no se perdió nada de tiempo y solo se revisó el VAR una vez. ¡Qué asco, cómo se les ve el plumero siempre!. Sufrí hasta que pitó el final y seguí llorando. Emoción, orgullo, alegría,… La fuerza de este equipo es grande y la chulería de ganar al Barcelona y al Real Madrid,… !Buah! Y además, merecidísimos los dos partidos. A dos grandes, y sobre todo a un Real Madrid, lleno de internacionales,… Pero en realidad, para qué nos vamos a engañar, los más grandes son los nuestros, porque siguen consiguiendo lo que parece imposible, una y otra vez. Muy, muy, muy merecido. Zorionak Athletic!

Y luego al mediodía el sorteo. A ver si hay suerte y toca la vuelta en casa. No pido más, jejeje, ni menos. Los 3 que quedan (Betis, Valencia y Rayo Vallecano) serán muy difíciles, pero si la vuelta es en casa… A soñar. Y si no es en casa, también… a soñar.

Y el próximo lunes, otra vez en San Mamés, contra el Espanyol. ¡A por ellos! Y… como siempre…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic vuelta al empate en Mendizorroza

Los rojiblancos sacan su lado más gris para enfrentarse al Alavés en su campo, sumando un nuevo triste empate, como triste fue el juego que desarrollaron durante los 95 minutos

Embarullado (Foto: Pablo Viñas)

Casi sin tirar a puerta es imposible conseguir gol y así discurrió prácticamente el encuentro entero. De hecho, en los primeros 45 minutos no hubo ni un solo tiro entre los tres palos. Y si a ello le unimos que defensivamente siguen fuertes, y con Unai Simón haciendo una parada buenísima, casi siempre, dejamos la portería a cero, lo que ya nos da el empate de rigor. Pero falta la chispa del fútbol.

Nos las prometíamos muy felices la semana pasada cuando contra Osasuna el equipo jugó en ataque más que bien. Y encima se vio refrendado, entre semana, aunque fuese contra un equipo categoría inferior, en Copa. Unido a que en los 4 últimos partidos se habían conseguido 9 goles, ya echamos todos las campanas al vuelo pensando que se acabó el problema con el gol. Pero no. Ayer de nuevo, como muy bien dijo Marcelino, en la rueda de prensa posterior, al llegar a los 3/4 de campo, se tomaba siempre la opción errónea. Qué había que tirar se pasaba, que había que pasar se chutaba, que era ir hacia adelante pues iban hacia atrás, siendo en muchos casos el último pase muy malo. No tengo la cifra de los errores o pérdidas, pero tuvo que ser altísimo.

Uno de los que más lo intento fue Muniain, sobre todo cuando se metía por dentro, o incluso cuando se iba a la banda izquierda para producir superioridades, intentando sorprender a Alavés. Pero, Mendilibar es perro viejo y no lo ha permitido. Iker estuvo muy activo e hizo seguramente los mejores pases, pero a la vez, perdió un montón de balones.

Una faena que fijo el equipo lo notó negativamente fue la pérdida en el minuto 2 de Unai Vencedor por lesión. Marcelino comentó el sábado que estaba tocado y al caer lesionado, supongo que mi cabreo sería igual al de un montón de aficionados. Sí está renqueante no le saques… Ya. Pero nos aclaró el entrenador que nada tenía que ver la lesión (problema en los isquios) con sus molestias de esta semana (en el tobillo). Así que, perdón por pensar mal de ellos. De todas formas, repito que el equipo lo notaría seguro, aunque Zárraga, su sustituto no estuvo mal. A ver si es para poco la lesión, porque llevaba un tiempo a muy buen nivel. Eso sí, lo hemos perdido para la Supercopa, y seguramente para el de Copa. Faena.

Berenguer volvió a pasar casi desapercibido. Pena su tiro a puerta, se colaba pero sacó una buenísima mano Pacheco. A ver si mete un gol rápido para quitarse el agobio que seguro que tiene. ¡Ojalá más pronto que tarde!

Por último, destacar a Íñigo Martínez, que está siempre barriendo en el área cualquier problema que se presente. ¡Que siga así!

Y el jueves, contra el Atlético de Madrid en la Supercopa. Ayer los colchoneros empataron a 2 contra el Villarreal en un muy buen partido de ambos equipos. Será muy difícil pero… ¡a por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!