¿Por qué soy del Athletic?

Más que un sentimiento (Foto: Athletic Club)

Llevamos más de 15 días de confinamiento, por tanto, 15 días sin fútbol, y en mi caso, más bien, 15 días sin ver al Athletic. En este tiempo no he escrito nada, pero como esto igual se alarga, he pensado que voy a explicar (si es que eso se puede) por qué soy del Athletic. Pero para contaros eso necesito tiempo y espacio. Es decir, no lo puedo explicar o contar en un solo comentario. Necesito varios, no sé cuántos. Desconozco si va a ser interesante para vosotros, pero con que a varios os guste u os haga pensar en por qué lo sois vosotros… ya me vale y habré conseguido el objetivo que quería. Retrotraeros también en el tiempo, y si alguien quiere compartir sus vivencias con todos, aquí tiene su espacio dentro de los comentarios posteriores. Allá voy yo con lo mío.

En este mismo blog, Athletic-Bihitzez, ya he puesto otras veces que si tengo que decir una palabra que defina lo que para mí puede ser el Athletic, esa palabra es familia. Por varios motivos, pero quizá el principal, o por lo menos, el primero en el tiempo, es que el sentimiento Athletic es algo que se pasa de generación en generación y normalmente de padres a hijos, como fue en mi caso. Mi abuelo se lo pasó a mi padre y mis padres me lo pasaron a mí. ¿Cuándo? Pues os diría que antes de nacer. Pero para explicar esto os voy a comentar una anécdota, increíble, que le pasó a mi madre hace un mes. Os pongo en antecedentes. Mi ama tiene 90 años. El domingo 1 de marzo salió de casa por la mañana, y nada más salir vio en la calle a tres matrimonios que iban con críos pequeños, todos vestidos con distintivos, bufandas , camisetas del Athletic. No les conocía, pero les preguntó si jugaba el Athletic esa mañana. Ellos le dijeron que sí, que jugaba a las dos contra el Villarreal. Mi ama, con ganas de hablar, les dijo que su hija también iría al campo porque era una gran forofa y que como ellos (en ese momento se dirigió a los niños) iba a San Mamés desde chiquitina. Mi ama se iba ya, pero cuando se estaba alejando, se le ocurrió darse la vuelta y les dijo… (ahora dirigiéndose a los mayores), que se fijasen si era forofa su hija que sus padrinos de bautizo habían sido Eneko Arieta y su mujer. Entonces, una de las mujeres de las tres parejas, le preguntó a mi ama que a ver qué apellido había dicho, que a ver si había dicho Arrieta, Arteta… Y mi ama, que no, que Arieta, pero Eneko, Eneko Arieta y su mujer Begoña. Y de repente, la mujer, supongo que asustada o sorprendida, le dijo… ¡¡¡Pero si eran mis abuelos!!!

¿Casualidad? Pues más que eso. ¡Impresionante!… Mi ama luego me dijo que casi se quedó sin palabras, que no sabía ni qué decirles, y ellos también que no hacían otra cosa más que repetir entre ellos: «¡Qué casualidad!, ¡que casualidad!». La mujer que habló, resultó ser hija de Begoña, la hija mayor de Eneko y de Begoña, todo según mi ama. Mi ama, por último les dijo, que yo me llamaba Itziar, pero que en el Registro Civil constaba como Begoña Icíar, y que el Begoña me lo pusieron por mi madrina, es decir, por su abuela. Vamos, que la anécdota demuestra eso de que el mundo es un pañuelo, y Bilbao un Kleenex. Mi ama no les dijo más, porque se quedó, como dice ella, flaseada… No me extraña. Yo no salgo de mi asombro y por más que le pregunto a ama que cómo se le ocurrió decir quiénes eran mis padrinos. Me dice que ni idea, que es algo que no recordaba haber dicho nunca, pero… que en ese momento se le ocurrió.

Increíble, ¿verdad?

Os he comentado esta anécdota, para unirlo a que creo que soy del Athletic, ya antes de nacer, como mis padres tenían una gran amistad con Eneko y Begoña, ya eligieron que ellos serían mis padrinos. Es decir, Eneko, uno de los grandes del Athletic, mi padrino, para un Athleticzale,… ¡ahí es nada! 15 temporadas en el club, 302 partidos y 170 goles... (Datos en la web del club) Teniendo semejante padrino, como para ser de otro equipo. Para los jóvenes que no saben quién es, decirles que seguro que tienen en mente una fotografía del equipo en la que aparece él. La famosa foto de Piru Gaínza llevando la Copa del Rey del 58, Piru va sobre los hombros de Eneko, que en esa final metió el primer gol, para ganar al Real Madrid en su campo. Lo dicho, ¡ahí es nada!

Eneko llevando a Piru (Foto: El País)

De todas formas he de decir, que aunque mis padrinos hubiesen sido otros… también hubiese dado igual porque mis padres no me hubiesen permitido otra opción… Jejeje… Como mis abuelos a mis padres tampoco… Eso es algo que va de generación en generación, en la sangre. Por lo menos,… en los «locos» del Athletic como yo.

¡Aúpa Athletic!

P.d.: ¿Y en vuestro caso?

¡Grande Iago y a octavos!

Siempre me alegro cuando un jugador suplente hace un buen partido.

Enorme (Foto: Athletic)

Pero en este caso es algo más que un buen partido ya que podríamos decir que Iago ha clasificado al Athletic para octavos en la Copa. En el primer tiempo salvó un remate a bocajarro (que resultó ser fuera de juego, pero la parada ahí queda) y poco después despejó un tiro alto y fuerte cerca de la escuadra que sacó con una mano tras estirada de mérito. Muy difícil. En el gol del Elche no pudo hacer nada porque fue un remate inapelable (a pesar de que la tocó) por la cercanía y la fuerza. También sacó algún otro balón de puños. No tuvo más trabajo…

Mientras, sus compañeros, tras meter el gol Williams en el minuto 5, se relajaron de forma preocupante. De hecho, el peso del partido a partir del minuto 15 fue de los ilicitanos, que consiguieron el gol tras internada por la banda derecha, facilitado por Balenziaga, que reculó en exceso dejando al defensa que realizase un pase sin oposición. El rematador se encontró el regalo en el centro del área pequeña sin que nadie del Athletic le cubriese o le molestase lo más mínimo. ¡Qué fácil! Y a partir de ahí, las prisas y, de nuevo, la incapacidad.

El segundo tiempo fue completo de los rojiblancos que dominaron el balón, se acercaron hasta el área, pero no hicieron prácticamente ninguna ocasión de gol. De hecho, la única ocasión clara del segundo tiempo fue en el minuto 85 y del Elche, que prácticamente a puerta vacía, nos hizo el favor de tirarla fuera. Primer milagro.

La prórroga dominada por el Athletic y con alguna oportunidad de Raúl, Núñez y sobre todo Villalibre,… pero con pólvora mojada y paradón del cancerbero contrario. Y de ahí al sufrimiento de los penaltis.

Raúl e Unai López fallan los suyos (los para el portero, San Román), y el Elche se pone 3 a 1. Todos, incluido Herrerín lo vimos perdido, pero aquí surgió el segundo, e incluso el tercer milagro. Nosotros los metemos todos y dos de ellos que tiraban para meter y ya ganar la eliminatoria, uno lo tira fuera y el segundo… es parado por Iago que lo hace perfecto. Parar lo convierte en perfecto. Sobre todo porque no lo mandó repetir el árbitro que al no haber VAR no debió ver que Iago se adelantó. ¡Genial! Tampoco mandó repetir el de Raúl… lo digo porque en el primer penalti el portero ilicitano también se adelanta. De hecho, se podían haber repetido unos cuantos. Pero esta vez la suerte nos ha sonreído… ¡Ya era hora! Además del trabajo de nuestro portero. A partir de ahí, nosotros metimos los dos siguientes y Tekio falló el suyo lanzándolo fuera. Iago adivinó el lado y cubrió muy bien el palo. ¡Perfecto! Así Iago se convirtió en el héroe de la noche. Me alegro porque según reconoció al final del partido lo debe estar pasando mal porque debe estar recibiendo insultos de aficionados… A lo que digo yo… ¡Pues vaya aficionados! No voy a poner calificativo porque se califican o descalifican solos. Una pena. Aunque también sé que esto no lo hace mucha afición y espero que él sepa distinguir. Supongo que será cosa de las redes sociales, que las carga el diablo.

Para acabar decir, que el partido me dio una doble alegría porque el Athletic pasó la eliminatoria, y por el muy bien partido de Herrerín. ¡Ànimo Iago!

Ahora a recuperarse, que el sábado a la una ya estamos otra vez en juego en Cornella. ¡A por el Espaynol! Y…

¡Aúpa Athletic!

Gran Yuri Berchiche en Sestao

No escribía desde el 23 de diciembre del año pasado, así que permitidme que primero os felicite el año. Un año que espero nos dé una alegría y si es en la Copa, mejor que mejor.

Primer gol de Yuri (Foto: Pablo Viñas)

Garitano parece que quiere lo mismo que yo ya que el sábado ante el Sestao, a pesar de la diferencia de categoría, no dejó ninguna posibilidad a las sorpresas, poniendo en el campo la alineación casi titular. Perfecto, ya que a partido único no te la puedes jugar. Si no que se lo pregunten al Alavés o al Getafe.

Lo mismo debió pensar Yuri Berchiche que desde el minuto uno se puso en modo apisonadora, mientras subía y bajaba la banda sin descanso. Está claro que el rival era el Sestao, pero la exhibición del jugador fue impresionante. Daba la sensación que era la primera oportunidad que le daba el entrenador y se tenía que dejar el alma y todo lo demás en el intento, para no defraudarle. Demostró ser un portento físico, ya que acabó el partido rematando un balón a la red casi desde el área pequeña, en su enésima subida atacando. También hizo la asistencia del primer gol, desmarcándose, viendo que Ibai sacaba rápido una falta, pillando desprevenida a la defensa, y haciendo un pase atrás que Villalibre fusiló a la red. Además, metió el segundo gol de la noche, desmarcándose de nuevo y compenetrándose perfectamente con Íñigo Martínez, que le pasó al hueco, dejándolo solo frente al portero, al que pudo batir, centrando el balón a la red por encima de él. No solo hizo esto en ataque, sino que hizo otro buen montón de subidas… sin descuidar para nada las tareas defensivas, a pesar de que el Sestao tampoco le exigió mucho en estas lides, pero bajar siempre hay que bajar y él desde luego lo hizo. Impresionante. El mismo Yuri al acabar la Liga pasada comentó que no estaba del todo contento ya que no habíamos visto al verdadero jugador que era, y que en otros equipos también le había pasado el rendir más en su segunda temporada. Razón tenía, porque esta temporada está brillando mucho más. Que siga mejorando y el equipo se lo agradecerá doblemente.

Otro jugador al que tengo que destacar en este partido es a Asier Villalibre, el cual consiguió quitarse un enorme peso de encima, por haber podido marcar su primer gol en partido oficial con el Athletic desde que ha vuelto a la primera plantilla. Encima marcó por partida doble. Me alegro muchísimo por él ya que seguramente eso le quitará mucha presión. El delantero siempre vive de goles y si estos no se dan se pone en tela de juicio su trabajo, incluso en este caso, en el que las oportunidades que le ha dado Garitano tampoco han sido tantas. De hecho, la del sábado fue su segunda titularidad en 14 participaciones. Lo demás han sido minutos sueltos. Su otra titularidad fue en la Copa también. No está nada fácil participar en el equipo y encima, en su caso, tiene que competir con Kenan Kodro, que parecía que le había tomado la delantera, en los últimos partidos, ya que fue titular tanto en el Bernabéu como en el Sánchez Pizjuán. Yo les veo a los dos posibilidades. Se mueven muy bien, son rápidos y fuertes y protegen bien el balón, dan opciones de pase a sus compañeros con sus desmarques y ni uno ni otro se lo piensan cuando hay que tirar a puerta. Si tienen minutos van a acabar cuajando. ¡Suerte a los dos!

Y ahora el próximo domingo a por el Celta, con el que tampoco hay que confiarse. De hecho, ya nos la armó en la primera vuelta. En San Mamés no nos puede pasar lo mismo. ¡A por el Celta! Y…

¡Aúpa Athletic!

Florentino, ¡deja de hacer el ridículo!

Vaya añito que se están pegando.

No sabía nada... (Foto P Hanna, Reuters)
No sabía nada… (Foto P Hanna, Reuters)
No dan una que se dice y si el ridículo que hicieron con el tema de De Gea no nos pareció poco, llega el nuevo capítulo, ahora titulado Cheryshev. Lo de De Gea, y lo de que pierdan con el Barcelona 0 a 4 en su propia casa, no me importa. Pero este último tema ya preocupa un poco más porque afecta a todos, al fútbol en general. Inquietud que viene provocada por el poder que tiene el club blanco. Poder que sería el colmo que fuese tan grande como para que a pesar de cometer de manera clara una alineación indebida, no les expulsen de la competición, cosa que se ha hecho esta misma temporada con el Osasuna, que ha sido expulsjado por dicho motivo. Pero claro, Osasuna es (ya me pueden perdonar los aficionados rojillos) un mindundi. Osasuna no importa que sea expulsado, pero echar al Real Madrid son palabras mayores… Todo lo que comento, que podría considerarse absurdo, no lo es porque el mismo Florentino ayer tuvo el valor de salir en rueda de prensa, y decir sin sonrojarse que la sanción no es real porque nadie aviso al jugador. «Ni el Villarreal ni el jugador se lo advirtieron». ¡Qué malvados!
Dice eso y se queda tan ancho. Supongo que la presencia de los fax que demuestran que la FEF envió a los clubs quiénes eran los sancionados, no tiene relevancia para él. Ya sabemos que la relación del Real Madrid este año con los faxes es un poco caótica (sino que se lo pregunten a De Gea) ¿Cómo es posible que un presidente de un club que se supone que es serio haga semejantes declaraciones? Además se diría que casi amenaza con enviarlo todo al Tribunal Administrativo del Deporte. La única explicación que encuentro a tanto desatino está en la prepotencia, en la chuleria, de alguien que sabe que la mayoría de las veces le dejan hacer y deshacer lo que le da la gana.
Lo peor de todo es que como sabemos que efectivamente es lo que hacen, lo que les da la gana, nadie las tiene todas consigo. Todas las personas con las que comentas el tema acaban diciendo… que quizá no les sancionen. Nadie lo tiene claro. Por supuesto, yo tampoco. Pero es lo normal. Son tantos años y tantas las barbaridades vistas, que al final no te fías de nadie, ni de la Federación, ni de los tribunales, ni de nadie. Y yo soy de las personas que necesitan ver para creer, soy como Tomás, pero no Tomás un amigo mío del Real Madrid, que el pobre ya me ha dicho que cree que se va a pasar al voley playa femenino, que le va a dar menos disgustos; yo soy como Tomás, el de la Biblia, y hasta que no vea la sanción en firme, no lo creeré. Le tienen que sancionar porque las reglas están para todos, no sólo para los de segunda fila. Y si no le sancionan, como dice otro amigo, el resto de clubs se deberían plantar y no jugar. Que se queden con la Copa, que les aproveche. Que la jueguen solos. Igual no les importaba. Igual Florentino se quedaba encantado con este título. La cosa es conseguir algo, aunque sea regalado. A mí en este caso el que me da pena es mi amigo Tomás. Aficionado del Real Madrid, que ve como su equipo hace el ridículo, cometiendo otro error de bulto. Y no sólo eso, también ve como su presidente, ni siquiera es capaz de reconocerlo. En la rueda de prensa el señor Pérez dijo que: «No es un acto negligente. Nadie lo sabia». Lo que se llama vulgarmente tirar balones fuera. La suficiencia y la chulería es lo que tiene… que no se es capaz ni de reconocer que se ha cometido un error. Algo muy normal. De hecho, hasta los de Bilbao nos confundimos. Para acabar, otro problema añadido es que luego en las televisiones hay que ver a tertulianos e incluso a periodistas (mas bien forofos) que apoyan a su presidente y que dicen que no se puede expulsar al Madrid, con el único y pobre argumento de que el afectado es el Real Madrid. Patético el argumento y patéticos ellos.
Y como últimas palabras…
Florentino, ¡Qué pena!

El Athletic pierde la oportunidad de matar la eliminatoria

Título largo pero creo que muy conciso y apropiado para lo que vimos el sábado a la noche en Vigo. Nuestros chicos se empeñaron desde los primeros minutos en desaprovechar una y otra oportunidad.

Muy bien Toquero, otra vez
Muy bien Toquero, otra vez

Oportunidades varias y de distintas facturas, pero… no hubo manera. El primer tiempo fue clarísimo del Athletic, y daba la sensación que el Celta era un equipo menor por lo fácil que llegaban nuestros jugadores. Eso sí, faltaba la guinda, que no hubo manera de  que la pusieran. Y mira que se empeñó Toquero en ponerles a los compañeros balones buenísimos. En el primer tiempo lo hizo dos veces. La primera por la izquierda, con pase atrás a Muniain, que increíblemente no acertó a rematar. Y la otra por la derecha, de nuevo, medida y al hueco, y sobre todo al pie, que Herrera se encargó de chutar, al muñeco. Bueno para ser justos aquí el portero celtiña se lució sacando una mano bastante difícil. Para los que dicen que si Toquero sólo corre, que no es válido mas que como revulsivo, que no es técnico… en fin, que repasen las dos internadas mencionadas porque merecen la pena. Y si no les convencen esas dos, también pueden añadir la del segundo tiempo, pasando de nuevo hacia atrás, ahora no tan al interior del área sino al borde de la misma, otra vez a donde estaban sus compañeros. Muy bien Toquero. En otras situaciones cualquiera de esas oportunidades debería haber sido gol pero… se ve que ayer no era el día. De todas formas, aprovecho la ocasión para decir que Toquero, otra vez, ¡Chapeau!

En el segundo tiempo el panorama cambió y el Celta vio que el Athletic no estaba por la labor de marcar y que… quizá podían hacer algo más. Se sacudieron el dominio absoluto rojiblanco y empezaron a mandar, pero con apariciones de los nuestros que tampoco querían perder el control. Al final, el partido se convirtió en un correcalles, peligroso. Seguíamos teniendo oportunidades pero… Llegó el fallo clamoroso de Gurpe y gol del Celta que no era el que más lo merecía pero «el fútbol es así» (¡Qué horror de frase!).

Yo veía a algún jugadores fundido, sobre todo a Ander Herrera pero Valverde no lo debió ver igual. Los cambios para mí tarde, sobre todo los dos últimos. A Aduriz reapareció con ganas y otras dos oportunidades. Una sacada excepcionalmente bien por el portero (voy a ponerle nombre) Sergio Álvarez (hay partidos en los que el Athletic se empeña en hacer internacionales a los porteros contrarios…). Y la otra por un defensa cuando también iba a gol.

No hubo manera y no hubo manera. Lo malo de este partido es que me recordó horrores a una eliminatoria de Copa con Caparrós contra el Rayo Vallecano (año 2009), que el Athletic jugó fenomenal, la ida en Vallecas (2-0), pero que como el sábado no se perforó la puerta a pesar de las también muchísimas oportunidades que tuvieron. Y la vuelta en San Mamés, bueno… mejor que no os cuente como fue la vuelta en San Mamés porque seguro que os acordáis… Ni pensarlo quiero.

Para acabar decir que el resultado de 1-0 es muy muy malo y peligroso. Así que… a olvidarse de fracasos pasados (por muy parecidos que sean…) y ¡A remontar toca!