A lomos de Ander Capa

Ya sé que el fútbol es fútbol, pero si llegamos a perder ayer hubiese sido como para creer en brujas.

Aitor Fernández porterazo (Foto: El País)

Seguramente ayer presenciamos el mejor partido de los rojiblancos de esta temporada. Por juego, por intensidad, por presión, por oportunidades,… el Athletic hizo lo que no suele hacer mucho, combinó y creó con fluidez. El primer tiempo fue entretenidísimo con un montón de oportunidades y tiros a puerta, que tuvieron la mala suerte de encontrarse con un ex del Athletic, el portero Aitor Fernández, que sacó todas las manos habidas y por haber para amargarnos el mediodía. A Muniain, a Unai López, a Raúl García,… a Córdoba,… todo tipo de oportunidades, que hacen difícil de entender que al llegar al descanso el partido fuese con el resultado de 0 a 1. De hecho, el Levante se acercó a puerta solo una vez, en el minuto 44. Suficiente para hacernos un gol, gracias a un fallo de Íñigo Córdoba que fue incapaz de molestar en su salto al contrario, facilitándole el dejar el balón a un compañero casi casi para que empujara. Ver para creer. Podría decir que la falta de gol que tienen nuestros chicos es increíble. Pero en este caso casi prefiero darle más mérito a Aitor, que demerito a nuestros jugadores. Partidazo del portero.

En el segundo tiempo el Athletic siguió de arrebato. Hasta que en el 57 una jugada de enorme fe y fuerza de Capa, le hizo llegar a un balón que parecía que salía, llegar hasta la línea de fondo y pasar el balón sobrepasando a Aitor, para que Muniain también muy rápido consiguiese adelantarse al defensa que se queda mirando. Gol de cabeza. Empate. Pero tal como estaba jugando el equipo nadie se conformaba con ese resultado. Hubo otra de Capa que despeja Aitor, ¡qué pesadilla! Y por fin, Ander de nuevo pilla un balón al borde del área que fusila. Golazo para hacer justicia a lo que se había visto en el campo. Un Athletic inspirado y combinativo que creaba muchas ocasiones de gol. Mientras el Levante no metía ningún miedo. Poco peligro, poca profundidad y pocas ocasiones (solo otra en el segundo tiempo). Lo increíble es que se hubiesen llevado algo positivo pero… el fútbol es fútbol y a veces te vas con cara de tonto a casa. Menos mal que no fue el caso y seguramente todo ello gracias a Capa uno de los mayores artífices ayer del resultado positivo. También podemos destacar a Muniain que volvió a jugar en la posición que más le gusta y en la que más rinde y ya van unos cuantos partidos seguidos. Parece que el míster se ha dado cuenta que Williams, Raúl García e Iker se pueden intercambiar las posiciones, para mejorar el juego del equipo. Y así volvemos a la media inglesa del principio de Liga que tantos puntos nos dio. Triunfo que nos lleva al parón de la Liga, en la sexta posición de la tabla. Bien

Por cierto, alegría también por ver a Villalibre aunque solo hayan sido 5 minutos. Por algo se empieza.

Y dentro de 15 días a Pamplona, a intentar romper esa racha positiva terrorífica del Osasuna en su estadio. Más de un año sin perder.

¡Aúpa Athletic!

El Athletic mejora en el Madrigal

Unai Simón protagonista (Foto: El Mundo)

El punto conseguido por los pupilos de Gaizka Garitano en el Estadio de la Cerámica sabe a gloria, sobre todo, teniendo en cuenta el rival. Más de un año llevan sin perder allí. Además llevaban 24 partidos seguidos marcando algún gol. Tienen al máximo goleador de la categoría, Gerard Moreno. Así que aunque nos encante flagelarnos diciendo que el equipo no ha hecho gran cosa, estos datos que acabo de escribir hay que tenerlos en cuenta.

En el primer tiempo el equipo durante los primeros 20 ó 25 minutos ya tuvo suficiente con detener las acometidas del rival. Poco a poco fue entrando en juego, saliendo algo de acoso del submarino amarillo, sobre todo a través del balón parado que también les metió a ellos en problemas. Llevamos más o menos 215 corners sin conseguir un gol, pero ayer se sacaron mejor y si llega a estar un poco espabilado Iñaki Williams de un cabezazo en el segundo palo podía haber puesto fin a esta estadística horrorosa. San José (en su primera titularidad) puso en aprietos a Sergio Asenjo con un tiro raso a dejada de Muni que volvía a jugar por segundo partido consecutivo de media punta, su verdadera ubicación. Nunca es tarde si la dicha es buena. El miércoles lo fue. Hoy no se ha notado tanto. Espero seguir viéndolo ahí. En el primer tiempo otro par de balones peligrosos a balón parado y una volea de Ibai que Sergio detuvo sin grandes problemas. Por parte de ellos un tiro de Cazorla bien rechazado por Unai ( que ya se empezó a distinguir como protagonista). Un Unai que en el segundo tiempo dio un recital. El Villarreal en esta segunda parte tuvo más oportunidades pero se encontró en la mayoría de ellas con un Unai muy sólido. Una parada con la cara, una mano de reflejos inmensos, un balón raso detenido… fue la pesadilla de los castellonenses. ¡Grande Simón!

Hablando de grandes, y aunque es del rival, nadie más grande que Cazorla. ¡Qué pequeño gran jugadorazo!

El Athletic también tuvo algún acercamiento peligroso sobre todo un pase de Ibai a la cabeza de Raúl que esta vez no estuvo tan certero como suele estar normalmente. Pena. Aunque hubiese sido demasiado premio.

El reparto de puntos es un resultado justo. Punto, que como siempre decimos, hay que hacer bueno en San Mamés el próximo domingo al mediodía (¡gracias Tebas!) contra el Levante, un equipo que está en estado de gracia. A ver si nos dan otra alegría como contra el Espanyol. ¡A por el Levante! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Por qué Herrerín de titular?

Esta fue ayer la pregunta del millón antes y después del partido.

Alineación en Butarque (Fpto: Athletic Club)

Desconozco la respuesta. Lo que está claro es que fue una gran sorpresa. Cuando se habla de hacer rotaciones en un equipo porque hay varios partidos en poco tiempo, nunca suelen entrar en esas rotaciones los porteros. Pero a mí no me pareció mal porque considero que el nivel de los dos porteros que tenemos es muy similar y me gustan los dos. Puede que nuestro entrenador considere lo mismo. Otra posibilidad es que a Gaizka le parezca una buena forma de gestionar la plantilla. De este modo, los dos porteros pueden estar contentos. O quizá, por lo menos, uno de los dos no va a estar enfadado. Cuando Valverde hizo la rotación entre los tres porteros (Iraizoz, Iago y Kepa), a mí me quedó la sensación de que el motivo era el comentado de gestionar la plantilla y evitar problemas. Raro sí que es, porque en las primeras jornadas de Liga Unai solo había encajado un gol en 5 partidos. Y quitar la titularidad a alguien que lo está haciendo bien llama la atención. Pero… dónde manda capitán, no manda marinero.

Y sobre el partido que ha hecho Iago decir que aunque el gol del Leganés entra casi por el medio de la portería, el saque de la falta de Óscar es perfecto, y al saltar sus compañeros en la barrera, para cuando Iago ve el balón, prácticamente, lo tiene dentro de la portería. Muy difícil.

Golazo de Óscar (Foto: Athletic Club)

El resto del partido ha estado muy seguro y a destacar que al final del primer tiempo ha hecho una buena parada a tiro raso y potente de En-Nesyri.

No sé si se la criticará a Gaizka por esto, yo desde luego no. Creo que la portería del Athletic está bien cubierta salga quien salga de los dos.

Y sobre el partido , habrá que conformarse con el puntito a domicilio ya que tampoco hemos hecho méritos para mucho más. Fuera nos cuesta un mundo crear algo, así que… ni tan mal cuando conseguimos el empate, porque seguimos en media inglesa. Pena haber perdido el liderato. Ahora a hacer bueno el puntito en San Mamés ganando al Valencia de los líos. ¡A por ellos! Y…

¡Aupa Athletic!

Ibai tiene sitio

Mi titular en este comentario está puesto en contraposición a uno que leí la semana pasada, algo así como, Ibai sin sitio en el Athletic.

Ibai protagonista positivo (Foto: AFP)

Cuando lo leí ya estaba en desacuerdo, y el domingo en el partido el mismo jugador demostró que ese titular no tenía validez. Si Muniain la semana pasada se enfadó con El Correo y un titular similar, no creo que el de Santutxu estuviese tampoco muy contento. Así que su partido yo lo tomé como un zasca en toda la boca para el que escribió el artículo.

El del domingo fue su primer partido de titular en la temporada. Partido que jugó completo, algo que ocurre por primera vez desde que vino el año pasado del Alavés. Jugar contra sus ex compañeros también le puede dar quizá un valor añadido al hecho de haber jugado bien, porque podía haber estado más nervioso. Ibai tuvo que salir presionado, ya que al no haber jugado más que 17 minutos hasta ese momento, podía dar la sensación de que tenía que demostrar más que el resto de jugadores. Él mismo comentaba esta semana que estaba esperando su oportunidad para demostrar que tenía sitio. Presión propia y presión del público que parece que a otros jugadores les perdona más si fallan.

Jugó todo el primer tiempo por la banda izquierda. Pero curiosamente en los primeros 30 minutos casi todo el juego del Athletic estaba pasando precisamente por la banda contraria. Eso sí, juego sin casi peligro. Lo que son las cosas, la primera jugada que se hace por la izquierda y Yuri ve muy bien el desmarque de Ibai, que se interna hasta la línea de córner, y le hace un pase atrás perfecto a Williams, al que hacen penalti. Genial. Además, en ese primer tiempo, puso algún saque de esquina complicado para Pacheco, el portero del Alavés.

En el segundo tiempo Garitano le cambio de banda y le puso por la derecha, intercambiando su puesto con Muniain. Desde aquí puso un par de balones buenísimos que a punto estuvieron de rematar, uno Williams y otro Iker. También participó en la jugada del segundo gol, ya que su fortísima volea fue rechazada por Pacheco, cosa que aprovechó Iker para empujar a la red. Así mismo, y como nos tiene acostumbrados Ibai tiro dos veces a puerta, algo que les está pidiendo el entrenador , pero que pocos jugadores del Athletic hacen.

Conclusión: buen partido del de Santutxu, que espero le sirva para coger confianza y para que Gaizka le dé más minutos. Cuanto más difícil lo tenga Gaizka para elegir a los jugadores, mejor para el Athletic. Y está claro, que Ibai SÍ TIENE SITIO.

También me alegro por la vuelta de Íñigo Lekue a los terrenos de juego. Jugó los últimos minutos del partido, reapareciendo tras una sucesión de lesiones que lo han maltratado. Esperemos que hayan sido las últimas, y que pueda volver a disfrutar en el campo y a demostrar lo que puede dar. ¡Suerte, Iñigo!

Por último, y que no menos importante, recordar que estamos líderes. ¡LÍDERES! Ahí es nada. Ni más ni menos. Líderes. ¡Enhorabuena! A disfrutarlo. Pero también… a seguir peleándolo mañana en Leganés. Y… por supuesto…

¡Aúpa Athletic!

Triste final para el Athletic

Ayer titulaba mi comentario en el blog diciendo que este partido era una final para el Athletic.

Penoso (Foto: Deia)

No podía estar más confundida. El partido ha sido todo lo que no tiene que ser una final. Jugar otra vez, un primer tiempo completo sin tensión y sin ambición te puede costar muy caro, como de hecho ha pasado. El Sevilla tampoco estaba haciendo absolutamente nada. Pero un gol de Ben Yedder (aunque casi podíamos decir que era de Dani García) a falta de 2 minutos para acabar el primer tiempo ha sido suficiente.

En el segundo tiempo el Athletic ha estado mejor pero de nuevo ha sido insuficiente. La impotencia, la escasez de ideas y también la falta de pericia de cara a gol nos han penalizado. La ha tenido Raúl, la ha tenido Aritz, y, sobre todo, en el anteúltimo minuto la ha tenido Íñigo Martínez, pero el palo ha evitado su primer gol en el Athletic y, de paso, nuestra clasificación a la Europa League. En la misma jugada en Sevilla nos ha rematado, 2 a 0.

Quizá no hemos merecido ir a Europa. Los partidos de los últimos meses han sido bastante flojos. Y haber dejado los deberes para el final, contra el Sevilla y encima en el Sánchez Pizjuán, que nunca es una plaza propicia, a mí no me invitaba al optimismo. De hecho, con este pobre encuentro, nos quedamos con cara de tontos, ya que el Espanyol sí que ha hecho los deberes, ganando en su campo a la Real, y consiguiendo esa séptima plaza que podía haber sido nuestra.

De todas formas y viendo de dónde veníamos, dónde estábamos en Navidades, es imposible que critique a Garitano. Gaizka ha conseguido un auténtico milagro. Sacar al Athletic de la más absoluta de las miserias futbolísticas, puesto de descenso incluido, y llevarle hasta este último partido en el que incluso podíamos haber conseguido un puesto en Europa. Y aunque nos cueste decirlo porque este último partido te deja muy mal sabor de boca, creo que es obligado decir bien alto y claro un:

¡Enhorabuena buena, Gaizka!

Tienes que ser muy buen entrenador para haber resucitado a este equipo tal y como estaba. A ver si el año que viene lo redondeas con una gran temporada entera, desde el principio, y no quitándole 14 partidos como en ésta.

¡Aúpa Athletic!