El empate contra el Valencia sabe a poco

Tras clasificarnos para la semifinal de Copa pedí que en Liga, no jugasen los titulares contra el Valencia. Dicho y hecho. Me alegro que fuese así, a pesar del resultado, empate a uno.

Vencedor cada vez mejor (Foto: O.M. Bernal)

Creo que hay que priorizar y lo fundamental es intentar estar lo mejor posible físicamente para la eliminatoria de Copa de este jueves. Muchos de nuestros jugadores tras la prórroga tenían que estar fundidos. ¡Qué mejor que refrescar el equipo! 7 cambios introdujo ayer Marcelino. Fenomenal. Además, de esta manera tienes en forma a toda la plantilla, das oportunidades y ves quién puede ser en otras ocasiones titular.

Ayer, algunos, quizá, no aprovecharon del todo la ocasión, pero… la próxima, seguro que lo hacen mejor. Álex fue uno de ellos. No acaba de arrancar, tras unos primeros partidos ilusionantes en algunos minutos, ahora casi no participa. ¿Le pesará lo que pagamos por él? Ni idea, pero ya puede espabilar si no quiere perder que Marcelino le siga sacando en los segundos tiempos, por delante de Morcillo. Ayer éste, Jon, salió de inicio y aunque tampoco hizo un partido muy completo, sí participó más que Álex. Gracias a él llegó el único gol del Athletic, ya que suyo fue el pase desde la izquierda, que metió Guillamón en propia puerta. Puso también un balón buenísimo desde la banda contraria en la cabeza de Vencedor. A veces se precipita, pero está aportando más que Berenguer.

Sancet no acaba de despuntar, y ayer, encima, desaprovechó la mejor ocasión de todo el partido, para haber conseguido marcar el segundo gol, que casi seguro nos hubiese dado el triunfo, porque hubiese sido la puntilla para el Valencia. Pero, con todo a favor tiró al centro, parando el tiro Domenech. Una pena. También falló en un contrataque, pasándole el balón al contrario. Se le ve incómodo arriba. Quizá debería jugar más atrás y, eso sí, utilizar más y mejor ese cuerpo que tiene, porque se va con facilidad al suelo. Marcelino sobre él y sobre Morcillo dijo que habían hecho buen partido, que son jovenes y necesitan tiempo. Por supuesto, y se lo damos.

Y voy a hacer una pregunta que quizá también os la hacéis vosotros: ¿qué pasa con Ibai? Como crítica al Club decir, que fue una auténtica barbaridad no dejarle salir el año pasado, en el mercado de invierno, cedido al Alavés. Una faena, porque luego no jugó absolutamente nada. Y supongo, que toda esa inactividad la está pagando ahora el jugador y el Athletic también. Ayer Marcelino dijo que se habló con él y se fue claro, pero que está aquí y «que es un jugador más de la plantilla, y que está entrenando muy bien y mejorando su puesta a punto». Es decir, de momento no le ve a punto. Espero que lo consiga porque es un jugador que tiene tiro, muy buen toque de balón, además de visión de juego. Siempre le ha faltado dar más a nivel defensivo, pero arriba sí que aportaba. ¡Ánimo Ibai!

Sobre el partido en sí, el primero no, pero el segundo tiempo fue un poco mejor y el Athletic tuvo más oportunidades. Ninguna fructificó y, sin embargo, el Valencia consiguió empatar, en un saque de corner, en un fallo de marcaje de Dani García. Le dio mucha rabia al entrenador porque todavía, con él, no han conseguido dejar ninguna vez la portería a cero. Pero está contento con el trabajo hecho porque le hacen al equipo muy pocas oportunidades y, considera, que si siguen trabajando así, van a lograrlo y, además, muchas veces. Y, por mí parte espero, que la primera vez que lo consigan sea este jueves contra el Levante en Copa, porque sería importantísimo.

Y éste es nuestro nuevo reto, jugar el jueves la ida de la semifinal de Copa, contra el Levante, en San Mamés. Esperemos poder recuperar a los lesionados, ya que, en concreto, la falta de Muniain se notó muchísimo. Asier también es fundamental, por no hablar de Raúl. Pero a este último lo recuperamos seguro, ya que no jugó ayer debido a que había cumplido el ciclo de tarjetas. El jueves, los jugadores estarán más frescos porque ayer bastante de los titulares pudieron descansar. Seguro que se nota. De todas formas, se note o no, tienen que darlo otra vez todo e ir… ¡a por el Levante! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Qué le pasa a Iñaki Williams?

Buena pregunta y me gustaría que alguien me la contestara.

Mal Iñaki (Foto: EFE)

Lo está jugando todo. Se ha perdido en esta Liga muy pocos minutos y es con diferencia el jugador que menos está aportando. Lo increíble es que casi siempre acaba los partidos y si le quitan, es a falta de pocos minutos. Está claro que es el ojito derecho de Gaizka y que va a seguir jugando, lo haga como lo hago. Y esto para mí es un enorme error. Si un jugador no está bien, no pasa nada, o no debería pasar nada, por pasar por el banquillo, para dar entrada a alguien que pueda aportar y para, véase: descansar, mejorar, ver mejor las cosas, incluso para cabrearse y volver con mayores ganas. No sé, algo. Para mí es inconcebible que siendo uno de los que menos aporta esté siempre en el campo. Además creo que es contraproducente para él. Tiene que tener clarísimo que es titular indiscutible y eso no le hace ningún favor. Ayer otra vez perdió muchos de los balones que tocó y no hizo casi nada productivo. Tuvo tres jugadas que me enfadaron sobremanera. Las tres en el segundo tiempo. Una nada más empezar, en la que un balón parado del Athletic, fue rechazado por la defensa hacia atrás y salieron todos los jugadores corriendo en dirección contraria a la portería, tanto del Athletic como del Valencia, excepto Iñaki, que se quedó tranquilamente mirando la jugada, cerca del portero, como un espectador más. Sus compañeros recuperaron el balón y lo metieron otra vez hacia la portería, consiguiendo un «superfuera» de juego (así lo han llamado en Radio Nervión y me ha gustado), porque, claro, lo estaba a 3 metros. Y esta jugada la repite muchas veces. Parece que tiene desconexiones o en otros casos, que vuelve de los ataques andando, de paseo, impidiendo o destrozando algún posible contrataque, por su situación en el campo. Mal. Muy mal. La segunda jugada era en defensa de una falta en ataque de los valencianistas. Se ha retrasó tanto en el golpeo de balón que habilitó a 3 contrarios, que si no hubiese sido por él, hubiesen estado en fuera de juego, pero él mismo rompió la línea defensiva de sus compañeros. Y la última, y más incomprensible, en un ataque nuestro Yuri se estaba internando por la banda y ya iba hacía el área, e Iñaki corrió como loco hacia Yuri, dejando la portería totalmente hacia su derecha, es decir, imposibilitándole el pase a su compañero, que si le pasaba, su remate a gol hubiese sido, completa y absolutamente imposible. Yo le estaba viendo y estaba pensando pero… ¡¡¡a dónde vas!!! Y estos son solo 3 ejemplos en el partido de ayer, pero hay muchas más cosas. La cantidad de balones que pierde por hacer controles malos es también preocupante. El último pase que da en cualquier contrataque es… Buf… Los pases no los suele dar en ventaja o adelantados. Y de cabeza va como va… Todos lo vemos. Gaizka lo tienen que ver también. La pregunta es ¿por qué lo juega casi todo? Debe haber alguna razón que se me escapa. La única que se me ocurre es que como es bueno el entrenador está esperando que en algún momento empiece a rendir según sus posibilidades. Pero… ¿hasta cuando vamos a tener que seguir esperando? Otros compañeros que podrían jugar en su lugar tienen que estar desesperados. Viendo cómo lo hace, si ellos, a pesar de eso no juegan… No van a jugar nunca. Y esto es malo para el jugador, para los compañeros y para el equipo.

Y lo comento porque sé que lo puede hacer muchísimo mejor y lo debe hacer muchísimo mejor. Tiene que mejorar sus carencias a base de entrenamientos y debería tener que luchar por un puesto en el equipo. No jugar por llamarse como se llama o por tener el contrato que tiene, sino por méritos propios y rendimiento actual, no rendimiento pasado.

Asier Villalibre ayer volvió a marcar, enseñando un movimiento de delantero centro, que es el que me hubiera gustado ver a Williams en la jugada que he comentado anteriormente. El Búfalo de Gernika debe jugar de titular. El otro día contra el Celta fue sacrificado, y no por hacerlo mal el partido anterior (que fue de los mejores), sino por ¡vete tú a saber que razón!Me desconcierta Garitano con sus alineaciones y con sus cambios o no cambios, incluso me desespera. Ayer fue otra más, cuando quitó a Asier para sacar a Raúl, cuando podía haber quitado al mismo Iñaki, o a Muniain. Pero… Y ya en el colmo del despropósito, cuando nos empataron a dos y sacó a Núñez por Iker,… Inexplicable, incomprensible, alucinante,… Vamos… Así como la titularidad de Dani García y Mikel Vesga, que está más que demostrado que no dan buen resultado juntos. Unai López, mejoró al equipo en el segundo tiempo al sustituir a Mikel. El equipo empezó a ser mucho mejor que los ches. Dejamos vivo, otra vez, a un grupo que parecía, un cadáver futbolístico. Otra vez dos puntos a la basura. En fin… una pena.

Y ahora contra el Real Madrid renacido. ¡Qué bien! Pero… ¡A por los blancos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Garitano, deja de dar ruedas de prensa, por favor.

Si no es suficiente castigo aguantar este tipo de partidos del Athletic, tener que escuchar después , o incluso antes, a Gaizka en las ruedas de prensa, es como para morirse.

No acierta (Foto: Pablo Viñas)

Escribo este titular, a modo de pataleta, y para desahogarme. Pero no creáis que es duro, no. Y no es duro porque no tienen un pase algunas de las frases que soltó ayer. Frases que exigirían quitarle inmediatamente del cargo que ocupa, porque semana tras semana con sus declaraciones está demostrando que él es incapaz de salir de esta situación, o de llevar al equipo hacia arriba, porque no confía en lo que tiene y porque lo menosprecia. Y claro, como sé que esta junta directiva no va a tomar decisiones, me rebelo y protesto de este modo. Sé que el título es absurdo y que no puede ocurrir pero…. No estaría mal que dejase de decir esas cosas, por el bien del equipo.

Comento las frases y luego me decís si tengo razón o no.

Primera perla: «Hemos jugado con gente joven y es el peaje que tenemos que pagar»

A ver Gaizka, que estás en un equipo de cantera, que estás en el Athletic, que tienes que vivir de los jóvenes, que no puedes decir eso. Pensarlo, pues igual, está mal, pero ¿decirlo? Va a ser que no. En tu mano estará el combinar la juventud con la veteranía con un poco de criterio. Pero si dices esa frase demuestras a todo el que te escucha, incluidos los jugadores, la poca confianza que estás teniendo en los jóvenes y, que además, les estás cargando de culpa. ¿O quizás es una forma de disculparte tú?

Sobre la posibilidad de que este partido supusiese un punto de inflexión que llevase al equipo hacia arriba ha dicho «que no tenemos ese potencial para conseguirlo» Y con ese lo (pronombre personal), de conseguirlo, quería decir conseguir, varias victorias seguidas. Si considera que el equipo no tiene ese potencial y encima lo dice, no va a espolear mucho a sus jugadores. Esto es algo de primero de psicología. Habrá que decirles que son buenos, que pueden, y… así… igual se autoconvencen y consigues que puedan hacerlo mejor. Pero diciendo en una rueda de prensa sí, y en la siguiente, también y en la otra, de nuevo, que te falta esto, y lo otro… demuestras que tienes confianza cero en tu equipo.

Unida a esto de arriba, también dijo que «ellos tienen jugadores mucho más experimentados, jugadores internacionales». Ok. Te hemos entendido. No valemos para esto. Así que lo lógico es que nos ganen. ¿Éste es el espíritu? Mal vamos así.

Estas frases son las de ayer, pero es que en otros partidos nos ha regalado otras parecidas o, incluso, peores. Hay que actuar.

Y, como siempre, por si alguien tiene dudas, o creéis que exagero, os pongo el link de la rueda de prensa para que lo podáis comprobar.

Y aunque con pocas ganas, comentaré algún detalle del partido. Gaizka volvió a confiar en los mismos que en los dos últimos partidos, con la excepción de Íñigo Martínez, que era cambio obligado por sanción. Me pareció bien. De hecho, empezaron bien, combinando y haciendo una llegada con peligro, gracias a un pase muy bueno de Vencedor, que permitió la internada de Iñaki. El remate de Muni se fue por poco. Los dos equipos estaban midiéndose y ninguno consiguió tener el control del partido durante el primer tiempo. Aunque el Celta ya dio algún susto.

El segundo fue otro cantar. Gaizka dijo que fue superior el Celta, pero repitió muchas veces que se había impuesto los primeros 15 minutos… Añado yo que el resto del segundo tiempo nos pasó por encima, aunque sin grandes alardes, porque no lo necesitó. Pero nosotros fuimos incapaces de tirar a puerta ni una sola vez, bueno, un remate desviado de Álex. Nada más. El gol se veía venir, y claro, vino, primero uno, anulado por fuera de juego, y seguido, otro válido, en el minuto 60. La reacción de Garitano fue inmediata, cortar la cuerda por los cabos más débiles, esos jóvenes,… Vencedor y Villalibre fuera. Increíble, porque estábamos perdiendo y quitó del campo al único delantero centro que dice que tiene. Increíble. Y junto a él a Unai Vencedor, que es uno de los capaces de organizar el juego y llevar al equipo hacia delante. Y dejó en el campo a Williams, que de verdad, parece que tengo fijación con él, pero es que no aportó absolutamente nada, salvo el pase ya citado, perdió y malogró varios contrataque y jugadas de peligro, con sus pases o malos controles. Y volvió a un esquema de juego, con Raúl en banda e Iñaki, de delantero centro, que sabes, por repetido, que no te ha dado resultado con anterioridad. A ver si suena la flauta de casualidad. Pero no sonó.

Y en el 79, cuando ya nos metieron el segundo gol, hizo los otros dos cambios. Intentó hacerlos antes del gol pero… Bueno, un minuto antes. Nada. Y con más pena que gloria acabó una nueva demostración de impotencia de nuestro equipo y, sobre todo, demostración de incapacidad de reacción mediante los cambios por parte del entrenador. Teníamos oportunidad de ponernos en quinta posición, en puestos europeos y hemos conseguido que el Celta salga de puestos de descenso y tenga los mismos puntos que nosotros. Jugada «perfecta».

No digo más. Lo institucional ya lo comentaré otro día, porque vaya sainete lo de la Asamblea, lo de la devolución de cuotas, las cuentas de cuánto va a devolver el club,… O cuánto toca pagar,… ¡Ah no! ¡Que se han confundido! y ¡que vamos a pagar otra cosa distinta! Madre mía. Un nuevo error. Otro error, todo errores. Así nos luce el pelo.

Bueno, y ahora llegan los miuras… Valencia, Real Madrid,… En fin. ¡A por ellos! Y… aunque Gaizka no confíe yo sí confío en los jugadores, se puede, podéis,…

¡Aúpa Athletic!

Athletic, de Valencia a Europa

Hace tres partidos pensaba que Europa era una quimera y mira por dónde… hoy amanecemos en el 7° puesto que te clasifica. Tiene que jugar todavía la Real para acabar la jornada pero la presión, ahora la tienen ellos.

Dos bacalaos, 13 ya (Foto: Athletic Club)

El Athletic jugó ayer un partido súper serio en el que dio pocas posibilidades al Valencia, un equipo que llevaba sin perder en Liga en Mestalla desde el 19 de abril del año pasado. Esto da mayor mérito al 0-2 conseguido por los rojiblancos. Gaizka salió con sus pesos pesados y no le defraudaron. Empezó bien el Valencia pero una oportunidad que tuvieron la solventó con una buena parada de Unai. La presión asfixiante del Athletic fue uno de los elementos determinantes. El Valencia no solo no conseguía sacar el balón, sino que encima en el minuto 13 cometió un error que aprovechó Muniain para iniciar la jugada del gol. Pase a Iñaki y éste pase atrás al centro del área, donde Raúl es muy difícil que falle. Así, gol y mazazo para el equipo ché que se quedó noqueado. Y no hubo noticias de los blancos hasta casi el final del primer tiempo, cuando tuvo oportunidad de empatar, pero gracias a un remate muy malo del delantero Maxi Gómez, no lo consiguieron. Los nuestros pudieron meter algún gol más antes del descanso pero hubo que esperar hasta los primeros minutos del segundo tiemoo en el que, de nuevo un error en el pase del Valencia, hizo que el balón llegase, tras pasar por Córdoba, a nuestro Pitxitxi de este año, Don Raúl García, que con la zurda, y de larga distancia, puso un balón imposible para Cillessen. Grande Raúl. Este año ya ha superado su récord anterior de número de goles en una Liga, que era 11, llegando a 13. Y acercándose al trofeo Zarra (de momento, Gerard Moreno con 15). Además, también, máximo goleador del equipo.

Así, 0 a 2 con un Athletic muy bien plantado en el campo y un Valencia impreciso, que aunque tuvo oportunidades no estuvo nada fino en el remate. Fenomenal para nosotros. Y aunque no pudimos culminar ninguno de los contraataques, tampoco ellos hicieron más. Fue suficiente con mantener el control y, así, poder dar descanso a Unai López y Williams, saliendo Vesga y Villalibre. Por cierto, me encanta el Búfalo de Gernika. Impone y se impone. Crea peligro y es un incordio para los defensas. Con lo poco que ha jugado lleva ya 3 goles en Liga, y no me olvido de los dos de Copa. 5 goles en muy pocos minutos. Tenemos delantero centro.

Gaizka, también dio algo de descanso a Raúl, que si hemos dicho maravillas de Aritz Aduriz, también podemos hablar de Raúl largo y tendido… Para mí, el mejor fichaje del Club en muchísimos años. ¡Un crack! Está jugando muchísimos minutos y a muy buen nivel. Quizá podemos hablar de una segunda juventud. Y por él salió Oihan Sancet al que da gusto ver… Todo lo que tocó fue con sentido y bien. Tenemos futuro… o, mejor, tenemos presente.

Y ahora a por el Madrid, y por favor, que no influyan los árbitros en el partido. ¡Por favor! Y, por supuesto,…

¡Aúpa Athletic!

¡Ozú, Joaquín!

Me caía mejor Joaquín cuando no se dedicaba a meternos tres goles (es broma), pero… la vida es así.

Joaquín en modo arte (Foto: Deia)

El Athletic también es así, y de todos es sabido el afán o la suerte que nos acompaña de dar datos impactantes en el fútbol, como que un jugador que lleva mil años en activo y jamás ha metido un gol, nos lo meta a nosotros, o que venga el jugador más pequeñito de la Liga y el gol te lo meta de cabeza (su primer gol de ese modo), o un equipo que nunca gana fuera de casa y lo hace en San Mamés, o… o… o… podía seguir, pero prefiero ahorraros el trago… Fue así, ha sido así y lo seguirá siendo. Aunque todo hay que decirlo, también tenemos estadísticas de las buenas, si no que se lo pregunten a Osasuna, que el otro día les fastidiamos un récord histórico, 31 partidos seguidos sin perder en el Sadar (1 a 2), habiendo sido también los que hace mil años (en 1979, con un 1 a 8) les rompimos también el anterior mismo récord. No todo va a ser malo, jejeje… y menos con el Athletic.

La verdad es que el domingo a mí me extrañó que Joaquín no hubiese conseguido nunca un hat trick. Y aunque me da rabia que sea contra nosotros, tengo que decir que siempre me ha caído fenomenal, y me sigue cayendo. Es más, hasta creo que a él le encantará que su éxito haya sido contra nosotros y no contra otro equipo, por lo del nombre y eso. Además, hay que ver los goles… la verdad, muy muy buenos. El primero, parar con el pecho y voleón inapelable. El segundo, con una rosca perfecta para salvar a Unai y tirar a la cepa del poste, y el tercero, con velocidad y tranquilidad absoluta para tirar a donde no llega el arquero. Vamos, lo que viene siendo un máster en finalización. Menos mal que el cuarto no lo consiguió, y no llegó poker porque Unai le hizo un paradón en el segundo tiempo. Durante todo el partido estuvo de diez. Retuvo el balón lo necesario para dar pausa en los momentos finales de agobio. No había forma de quitarle el balón. Supongo que para nuestros chicos no sería «agradable» tenerle delante, porque varias veces les dejó en evidencia. Buenillo que es. Por cierto, he leído en las redes sociales que los aficionados del Athletic, que estuvieron en el campo, con su tercer gol se pusieron de pie y aplaudieron, lo que a los aficionados béticos les encantó y lo agradecieron allí, y en las redes. A lo que yo digo… ¡Cómo para no aplaudirle! Yo también le hubiese aplaudido, como creo recordar que se la aplaudido en La Catedral alguna vez al ser sustituido. Algo tendrá. Y no me refiero solo a los 38 añitos que tiene el prenda. También a que como es un buen tipo (o eso le parece a todo el mundo), tras el partido tuvo un recuerdo para nuestro crack, Aduriz, que es cinco meses mayor que el bético, al que dijo que quería mucho porque coincidieron en el Valencia (dos lujos de jugadores). ¡Felicidades, mi «arma»! o como diríamos por aquí… Zorionak, txo!

Sobre el resto del partido, decir que es muy difícil que regalando 20 minutos y 3 goles en ese tiempo, puedas llevarte algo positivo. 20 minutos horribles nuestros, pero también 20 minutos increíbles de ellos. El rival también juega y lo bordó. No supimos pararles. Pero… después, nuestros chicos estuvieron a punto de lograr la machada, lo que ya tiene mérito. El cambio de sistema en el segundo tiempo ayudó. El jugar con 3 centrales y dejar a los carrileros subir más libremente, hizo que el Betis pasase momentos de agobio. Sobre todo, con el 3 a 2. Hubo ahí una jugada definitiva que corta el árbitro (que no me gustó nada), que podía haber supuesto el empate. Me refiero a ese balón que se lleva Williams, desde mi punto de vista no era plancha, y que había dejado a Yuri solo encarando área. Una pena. Una pena de arbitraje. ¿Fue penalti a Iñaki el del minuto 5? Ahí dejo la pregunta. Vuelvo al juego. Mejoró, lo cual no era difícil, pero bien Gaizka por el cambio de sistema. Pena que nos faltasen unos minutillos para conseguir algo. Dejadme que me quede con lo bueno, con la reacción del equipo y ahora… ¡A por el Eibar! Eso sí, a otra hora distinta… ¿sabrán jugar los chicos si no es al mediodía? Y como siempre…

¡Aúpa Athletic!