El Athletic termina la tortura

Me ha costado mucho escribir esta semana. De hecho pasan cuatro días desde el último partido oficial de esta temporada, pero como iba a escribir casi lo mismo que el partido anterior he esperado, por lo menos, hasta que hubiesen finalizado toda la labor.

Despedida contra el Santutxu (Foto: Athletic Club)
Ayer ganaron al Santutxu 4 a 0 en la fiesta del centenario del equipo bilbaino. Un resultado positivo… estamos en racha.
Perdonadme la coña pero es que este año ha sido muy duro. Y más duro que hubiese sido si no hubiese habido esos tres últimos equipos de la clasificación que se han empeñado en hacerlo rematadamente mal. Mucho peor que nuestros chicos rojiblancos. Gracias de verdad a ellos.
La segunda peor clasificación de la historia. Ahí es nada.
Esta misma semana hemos conocido al primer damnificado… Saborit al que no se le renueva el contrato. De Kike Sola ni digo nada.
Creo que mañana van a presentar al nuevo entrenador. Espero que siga con las bajas, aunque éstas nos salgan más caras. De este terrible año yo solo salvaría a los porteros (otra vez digo: gracias Kepa por quedarte), a los centrales, a Rico, a Córdoba, a Muni y en algún momento a Raúl, a Aritz y a Markel. Los demás… buf…
Eso sí, en cuanto digan el nuevo entrenador y empiecen a incorporar alguna cara nueva (por favor, por favor, que sean varias e importantes), me ilusionaré como siempre y esperaré lo mejor de éstos y de los nuevos jugadores. En su mano está conseguirlo… y lo espero sin excusas de… es que este entrenador no ha sabido sacar lo mejor de mí. No. No. Tú eres el que tiene que dar lo mejor por estos colores. Tú.
Agur, Cuco (Foto: Athletic Club)
Y sobre Cuco Ziganda despedirle y decirle que le deseo lo mejor. Aquí ha tenido además de muy mala suerte con las lesiones, una clara desconexión con los jugadores que creo ha derivado en lo que hemos sufrido todos. Un Athletic sin alma, sentido de equipo o juego definido. Un desastre vamos. Pero culpas… compartidas desde luego, con los ya mencionados jugadores y con esta directiva que no ha hecho los años anteriores ninguna incorporación, abocando al equipo a lo que ya intuimos que iba a pasar viendo el último año de Txingurri Valverde. Lo dicho Ziganda, mucha suerte, y gracias por todo, porque aunque nada ha acompañado eres Athletic 100 × 100, y un señor que se ha callado mucho. Mila esker por tu dedicación en todos estos años, tanto de jugador, como de entrenador.
Ahora el Club a ponerse las pilas y a levantar esto, que falta hace.
¡Aúpa Athletic!

¿Y los jugadores del Athletic y el club van a irse de rositas?

En el título estoy mezclando churras con merinas pero dejad que me explique.

Agur a Ziganda (Foto: Athletic Club)
El jueves pasado en una rueda de prensa Josu Urrutia anunció el cese de Cuco Ziganda, que no será el entrenador el año que viene, a pesar de tener contrato. Era la crónica de un cese anunciado, algo que para muchos debería haber ocurrido hace muchísimo tiempo, incluso sitúan la fecha en la eliminación de Copa por parte del Formentera. Otros más pacientes lo hubiesen echado tras la eliminación por parte del Olympique de Marsella. Pero el Athletic y su idiosincrasia han hecho que se le mantenga hasta el final de Liga, pese a sus horribles números y al poco juego, por ser generoso, que estaba ofreciendo su equipo. En algo sí que coincidimos todos, en que la temporada ha sido un auténtico desastre, en que es casi imposible jugar menos al fútbol o hacerlo peor. El Athletic ha ido batiendo todos los récords negativos, sobre todo en San Mamés, en donde los jugadores nos han ido torturando, uno tras otro partido a partido. El primer damnificado de semejante desaguisado ha sido el entrenador, que como siempre es el que primero paga los platos rotos. Pero aquí es donde entra mi primera parte del título ¿se van a ir los jugadores de rositas? Porque me parece perfecto que le hayan destituido a Cuco, pero lo que no me parecería bien es que no se tomen más cartas en el asunto. Las miradas también hay que dirigirlas hacia los jugadores que han sido los protagonistas de los bodrios. Como llevo diciendo toda la temporada es evidente que Cuco ha tenido culpa en todo lo que hemos vivido, pero los protagonistas principales han sido los jugadores, los que han sido incapaces de hacer un pase al compañero a un metro de distancia, de hacer dos jugadas seguidas, de mantener la concentración durante los 90 minutos… de todo eso han sido actores principales, de eso y de mucho más. Así que a mí no me vale con que echen a Ziganda. No. Pido más cosas. Pido que a estos jugadores se las deje claro que no pueden pasarse una temporada como la que se han pasado este año, y si lo hacen que sepan que tiene consecuencias. No sé si están acomodados, si nuestra filosofía hace que la competencia que tienen sea escasa, por lo que no tienen presión, o algo que les indique que se pueden quedar sin puesto. No sé las razones, pero alguno tendrá que “pagar” por su año horrible. Espero que haya bajas, no serán tantas como las que deberían pero sí que sean varias y sonadas. No cesiones como la que se comentan de Vesga, lo cual me parece perfecto. ¿No rindes?, pues se te cede. Eres joven y todavía puedes aprender o coger más tablas fuera. Es por tu bien. Pero, habría que dar la baja a alguna de las vacas sagradas. ¿No rindes?, o ¿llevas sin rendir unos cuantas temporadas?… pues agur. Ya me gustaría poder venderlos pero seguro que es casi imposible. Nos saldrá caro pero… no se puede permitir. Tiene que haber consecuencias.
Y ahora voy a la segunda parte del título y ¿el club, la directiva se van a ir de rositas? La situación a la que hemos llegado este año ha sido en parte debida a lo que no ha hecho el Club, a esos fichajes que no se han producido, a esa renovacion de la plantilla que no se ha dado. Y ahí los únicos culpables son los dirigentes o los elegidos por éstos para que las cosas funcionen. Errores claros y alguien tendría que responder por ellos. Soy ilusa, ¿verdad? Imagino que sí.
Y hablando también sobre el club, comentar lo último que ha ocurrido que me tiene perpleja. Un presidente y una junta directiva que llevan prácticamente todo su mandato diciendo que no hay que desmentir las noticias que aparecen en la prensa, que sería una labor muy ardua e imposible de llevar a cabo, son capaces de enviar un SMS a todos los socios del club desmintiendo una noticia dada por 2 medios de comunicación, a los que no deja en muy buen lugar, debido al tono del mensaje. Desmienten algo que no tiene ninguna importancia, una reunión de alguien del Club con Berizzo. Noticia que todos imaginamos que se debe estar dando, si no es con Berizzo, con otro entrenador, ya que si se le destituye a Cuco, a alguien habrá que contratar. No sólo eso… desmienten un hecho que todos los indicios indican que ha ocurrido y que es verdad, ya que hay testigos de mucha fiabilidad, compromisarios, con nombres y apellidos, además de otras personas que así lo corroboran. ¿No es absurdo? Primero… no tiene sentido desmentir si siempre has dicho que no hay que hacerlo, y segundo, el colmo, es desmentir algo (que es una tontería) pero que ha ocurrido y es verdad (así lo aseguran los medios y sus fuentes)… francamente… que alguien me lo explique porque no alcanzo a comprenderlo. Supera mi imaginación, y por más que le doy vueltas no sé ni por dónde cogerlo. ¿Y nos mandan un SMS a todos los socios? ¿Nos van a seguir mandando desmentidos? ¿para cuándo el desmentido que el Athletic va a comprar el Bilbao Basket? Ya está tardando. En fin,… y no pasa nada. Y todo sigue igual. A nadie se le cae la cara de vergüenza… Será normal. Y como socia y como aficionada, supongo que esperarán que lo que haga sólo sea animar a mi equipo. Sí, eso también lo voy a hacer, pero tampoco está mal de vez en cuando pedir cuentas, ¿no? Y ya si alguien las paga… miel sobre hojuelas.
Y por supuesto…
¡Aúpa Athletic y a por el Espaynol!

P.D. Y una pitadita al acabar el partido… tampoco estaría mal, aunque no se oiga porque esté el himno a tope… pero… y por supuesto…

¡Aúpa Athletic!

La mala suerte de Cuco Ziganda

No me quiero erigir en la defensora a ultranza de nuestro entrenador Cuco Ziganda. Simplemente quiero comentar una serie de cosas que me llegan a concluir que la mala suerte que está teniendo es muy real.

¿Mala suerte? (Foto: Athletic Club)

Para empezar comentar que el equipo que tiene Ziganda es el mismo que tiene el Club desde hace 2 años, no ha habido ni una mísera incorporación. Es decir, son los mismos jugadores, pero claro, con 2 años más, lo que en el caso de algunos y visto su DNI puede suponer un problema. Supongo que al coger el equipo solicitaría refuerzos a la Junta Directiva. Pero por todos es conocida la habilidad de nuestros dirigentes en este tema. Perdón, he dicho habilidad y quería decir, extrema torpeza.

En segundo lugar, la elección del entrenador en muchos foros no fue bien acogida, por lo que prácticamente desde el minuto uno, hiciese lo que hiciese, tenía críticas, lo que supongo tampoco habrá ayudado mucho, porque la sensación de estar jugándote el puesto cada poco, no debe ser sencilla de llevar.

A ello hay que unirle el que el equipo tuvo que empezar a competir muy pronto jugándose desde los primeros partidos las habichuelas pues de ellos dependía que estuviésemos en Europa League o no. Partidos en los que se jugaba sin alguno de los supuestos titulares por enfermedad, como Yeray, o por estar lesionados, cómo es el caso de De Marcos o de Iturraspe,  o de Rico.

Bastantes jugadores estaban flojos con respecto a lo que nos tienen acostumbrados: Laporte, Williams, Aduriz, Raúl García, San José, Beñat… Vamos lo que viene siendo casi un equipo completo. La sala de máquinas del equipo, los mediocentros no funcionaban. Uno de los más utilizados el año pasado, Beñat, empezó flojo y perdió la titularidad, hasta que sorpresivamente nos enteramos que tenía problemas de pubis, por lo que tuvo que ir a Alemania a que le metiesen la tijera. “Espectacular y acertada” política de comunicación del Club que no había dicho absolutamente nada… de modo que unos criticaban a Ziganda por no sacarle y otros criticaban a Beñat cuando salía porque estaba bastante mal. Pero… Lo que estaba era lesionado. Alucinante. ¿Por qué no dijeron nada? ¿Por qué no se operó en verano?

Otro enorme problema añadido. El jugador con mucha diferencia que mejor estaba jugando y que en muchos partidos se estaba echando el equipo a la espalda, Iker Muniain, se vuelve a romper los ligamentos de la rodilla, de modo que nos tenemos que olvidar de él hasta la temporada siguiente.

Durante todo ese tiempo Cuco hace todo tipo de variables, con sus jugadores en el centro del campo, para conseguir algo que funcione. Los más utilizados, Mikel San José y Mikel Vesga, demuestran una y otra vez que con ellos no funciona el equipo. Se recuperan Itu y Rico, y empiezan a tener más presencia, mejorándose así la creación y la contención.

A Iñaki no se la reconoce, no se sabe lo que le ocurre, pero no es ni sombra del jugador que fue el año pasado. Ha metido algún gol que nos ha venido muy bien pero han sido como oasis dentro del mal hacer. Esto hace también que a Aduriz no se le pueda dar mucho descanso.

Laporte tampoco es ni de lejos el jugador que fue antes de lesionarse de gravedad hace dos veranos. Sigue cometiendo errores de bulto con muchísima frecuencia. Errores impropios para la calidad que tiene. Y su compañero de baile el año pasado, con el que se compenetró de maravilla, Yeray, estaba recuperándose de su grave enfermedad. Ahora ya recuperado se tiene que poner bien físicamente.

Además de recuperarse Iturraspe de la lesión, también lo hace De Marcos, pero en su primer partido, partido más que notable, recibe un golpe que le vuelve a lesionar.

Supongo que Cuco estará buscando a ver quién es el que le está haciendo vudú, porque la mala suerte que estamos teniendo este año es evidente, con las lesiones y con los muchos jugadores que no están bien. Bueno, y con alguna brillante mente pensante, que visualizó, intuyó en verano, que Mikel Merino no era necesario. En fin,…

Y así que llegamos al partido contra el Real Madrid tras el total y absoluto desastre de la eliminación contra el Formentera, un Segunda B,  que ha supuesto un golpe a la moral enorme y el que los cuchillos estuviesen enormemente afilados rozando el cuello del entrenador. Hete aquí que el equipo hace un primer tiempo más que aseado dominando por momentos a los madridistas y teniendo oportunidades para ponernos por delante en el marcador, aunque ellos también gozasen de algunas. Pero… la mala suerte del Cuco otra vez que se disfraza con una nueva lesión de Iturraspe. Salta al campo San José en el minuto 40 y el partido cambia. El segundo tiempo, tras un par de ocasiones nuestras y un más que posible penalti a Raúl, no pitado, se convierte en un casi monólogo blanco, pasando por algunos momentos de agobio auténtico, pero la defensa estaba resistiendo el asedio muy bien gracias sobre todo a la pareja de centrales Núñez y Etxeita, que hicieron que no echásemos nada de menos a Aymeric. Pero, el mal fario hace que se vuelva a lesionar De Marcos, en el colmo del despropósito, chocándose con Núñez. ¡Qué mala suerte! Así y todo, el Athletic se liberó de la presión y de los ataques continuos del Real Madrid gracias a la expulsión de Sergio Ramos, que hace que esos últimos minutos se diese un cambio de papeles siendo el Athletic el que estuvo rondando la puerta de Keylor Navas. A pesar de ello, se mantuvo el empate a cero. Punto valiosísimo teniendo en cuenta de dónde veníamos y quién era el rival.

Tras el éxito, la frase  de todo el mundo es la misma. Con los rivales grandes el Athletic se crece y hace buenos partidos pero ¿qué va a ocurrir ahora contra el Zorya y el Levante? Y por supuesto, me pregunto lo mismo, pero claro, también tengo en cuenta que en estos partidos no vamos a tener los mismos jugadores porque De Marcos e Iturraspe se han lesionado otra vez. Por lo tanto, vamos a tener que contar con algún jugador que hasta ahora no lo está haciendo muy bien. Es decir, nuevo problema para Ziganda. A ver cómo lo soluciona, ya que se le tienen muchísimas ganas. Esto último que comento me da bastante pena porque estoy llegando a pensar que mucha gente quiere que el Athletic pierda los siguientes partidos para que echen al entrenador de una vez. Una pena. Bueno, más que una pena, lamentable.

Pensando en todo lo que comento os pregunto… ¿no os parece que Ziganda y de rebote, el Athletic, esta temporada, están teniendo malísima suerte? Yo estoy convencida de que sí. Y que en cuanto cambie un poco el viento vamos a ir hacia arriba.

¡A por el Zorya y aúpa Athletic!

¿Hasta cuándo va a alargar el Correo el tema de la escuela de Oion?

Voy a comenzar el comentario contestando a la pregunta y diciendo que por supuesto lo alargarán hasta que les dé la gana, ya que son muy libres de hacerlo, como yo soy muy libre también de comentar aquí lo que quiero.

Rueda de prensa de Urrutia (Foto: Athletic Club)

También decir que mi experiencia me dice que lo alargarán todo lo que puedan para hacer el mayor daño posible al Athletic. Eso sí contando las cosas a medias u ocultando algún dato importante para teledirigir a su antojo a los lectores.

Supongo que la semana que viene entrevistarán a las madres de los pobres niños riojanos “expulsados” de la escuela. Y así hasta que encuentren otro filón… como comentó el otro día Josu Urrutia., aunque sea, por ejemplo el que les parezca fatal que haya algún jugador riojano que esté en Lezama, eso sí, sin saber de dónde viene o por qué está en la cantera. Vamos que critican una cosa y la contraria. Muy bien, muy coherente. E imagino que seguirán así hasta que consigan que el Athletic les dé las exclusivas periodisticas únicamente a ellos, olvidándose de todos los demás medios de comunicación, como parece que hacía la anterior Junta Directiva, la de Fernando García Macua. Servidumbres que se llaman.

Vuelvo al tema de la famosa escuela. La filosofía del Athletic, guste o no, dice que pueden jugar en sus filas los nacidos en Euskalherria o aquellos jugadores que han sido formados en ella. Es decir, los jugadores que han nacido en Oion (Araba) o que estén jugando en su equipo de fútbol (la SD Oyonesa) sí que podrían jugar en el Athletic. No así los jugadores que no habiendo nacido aquí jueguen en el Berceo o en el Comillas, puesto que son equipos riojanos. Y sus jugadores, por mucho convenio que tengan con la Oyonesa, por mucha tecnificación que hagan en la escuela de Oion, a la que por cierto solo iban un domingo cada 15 días, no entran en la filosofía. Sí que entran los que juegan en la Oyonesa. Los otros no y se acabó. No hay más que hablar. Si había un error anterior nunca es tarde para solucionarlo. ¿Se ha hecho ahora? Pues bienvenido sea. Aunque eso sí, tampoco sabemos muy bien que es lo que se hacía antes. Por otro lado, las formas de enterarse los críos tampoco parecen las más adecuadas y eso sí que puede ser un error, pero también Urrutia ha comentado que se les permite seguir haciendo la tecnificación hasta que acabe el año. Y si quieren jugar en el futuro en el Athletic,… pues que vayan a formarse a un equipo vasco, pero compitiendo y formándose durante todo el año, no 45 minutos cada 15 días. Conclusión: que no es tanto que se eche a 150 niños. Es mas bien,  que esos 150 niños no entran en la filosofía.

Por otro lado, y teniendo en cuenta el daño mediático que hace esto a nuestro Athletic, me gustaría que desde el Club alguien hiciese una defensa encendida, de este tema, por tierra mar y aire. No sólo con la rueda de prensa del otro día del presidente (entre los minutos 27 y 31), porque entre tanto tema y tan poca cosa que cuenta se pierde. Una noticia para todos los medios, un comunicado de prensa… tampoco es tanto pedir. No me gusta oír que somos xenofobos, racistas y demás insultos igual de desagradables, de boca de aquellos a los que les da muchísima rabia que tengamos una filosofía distinta. El no explicarlo es como dar argumentos al enemigo. Estoy harta de oír hablar mal de nuestro Athletic, cuando sé que estamos orgullosísimos de él, aunque nos dé tardes tan horrorosas como la de ayer en Vigo, haciendo que el Celta gane su primer partido desde primeros de septiembre en casa, por 3 a 1 y casi sin despeinarse. Pero, a pesar de ello, acabo como siempre diciendo, o más bien, gritando…

¡AÚPA ATHLETIC!

 

3 enormes puntos ante el Sevilla pero… ¿y Kepa?

Leyendo ayer la prensa sobre el partido del sábado del Athletic, todo el mundo incidía en la importancia del triunfo ante el Sevilla y en cómo se logró, sobre todo viendo de donde veníamos, de esos últimos resultados sin triunfos, que pesaban como una losa.

Gran parada de Kepa (Foto: Oskar Martínez)

La victoria se veía como innegociable y a eso salieron los rojiblancos desde el minuto uno. El Sevilla un equipo plagado de extranjeros pero que Berizzo ha conseguido ensamblar muy pronto y muy bien, no era el rival que hubiésemos deseado a priori, pero por eso mismo, por la calidad que atesoran los hispalenses, el triunfo tiene un valor doble. Un 1 a 0 fue suficiente para alegrarnos el fin de semana.

El juego del equipo fue lo suficientemente consistente como para concluir que salvo 20 minutos que fueron claramente de dominio visitante, el resto fue zurigorri. De todas formas, en esos 20 minutos volvió a emerger la figura de Kepa, que de nuevo, el solito, nos mantuvo dentro del partido sacando tres balones, o, sobre todo, dos dificilísimos. Y me lleva de nuevo a centrar mi comentario en la preocupación clara de todos los aficionados rojiblancos. POR FAVOR,  SR URRUTIA, JUNTA DIRECTIVA, O ENCARGADOS DE LA RENOVACIÓN DEL PORTERO… ¡RENUÉÉÉÉVENLO YAAAAAAAAAA! ¡¡¡¡YAAAAAAA!!!!

¡¡¡¡YAAAA!!!!

Y digo esto otra vez, y no sé las veces que lo he dicho ya… pero… por favor… Renuévenlo ya. Y quizá lo repita esta semana, no por el gran partido que ha vuelto a hacer nuestro cancerbero, sino por cómo hemos visto que ha acabado lo de Mikel Merino. Por si alguien no lo sabe, esta semana el Newcastle ha pagado la opción de compra definitiva del jugador por 6 millones de euros. Cuando en verano se incorporó a las filas del equipo inglés, aunque sabíamos que el Athletic había mostrado su interés, pensamos que quizá era que el Athletic no quería una cesión sólo, sino que quería al jugador en propiedad. Nadie suponía que  en realidad era una cesión con opción de compra. Pues bien, así ha sido. Conclusión, el Athletic se deja escapar al jugador, un jugador en el que supuestamente estábamos interesados por sólo seis millones…  y … nos hemos quedado sin él. Teniendo un mercado tan enormemente reducido como el que tenemos, ¡¡cómo es posible que se puede negociar tan mal!! Supongo que el club le pediría algún “gesto” al jugador. El padre de Mikel esta semana ha dicho que la oferta del Athletic fue baja, antes de ir al Dormunt. Si no hace falta que nos lo diga, si ya lo sabemos. El presidente Josu Urrutia no hace más que repetírnoslo. Pide “gestos”. Como siga pidiendo gestos nos vamos a quedar sin jugadores. Hemos perdido a Mikel Merino que sólo costaba 6 millones de €. Pues muy bien, sigamos pidiendo gestos. Mientras, el tiempo corre, y el jugador, Kepa sigue sin renovar, y… poco a poco, se acerca el momento en el que puede negociar con quien quiera y se puede ir GRATIS. Ya se nos fue uno así… ¿Vamos a cometer la misma torpeza con éste también? Sr Urrutia, no quiero gestos de los jugadores quiero resultados del club, quiero la renovación.

Otro de los destacados del partido fue Córdoba y ya que digo lo negativo, aquí tengo que aplaudir al presi o a los negociadores, porque Iñigo está recientemente renovado, hasta creo el 2020. Bien, aplauso por ello. Asi como aplaudo la renovación de Beñat, jugador que nos ha dado mucho y nos va a seguir dando. Bien también.

Destaco también a Susaeta que se volvió a dejar el alma y a Raúl García que volvió a carburar como nos tiene acostumbrados, en su partido 100 con la camiseta del Athletic. Por cierto, enorme acierto también su fichaje.

Y volviendo al equipo, y retomada la senda del triunfo, este jueves en Suecia contra el Östersund y en Europa League, no cabe mas que la victoria.  ¡A por ellos! y…

¡Áúpa Athletic!