A lomos de Ander Capa

Ya sé que el fútbol es fútbol, pero si llegamos a perder ayer hubiese sido como para creer en brujas.

Aitor Fernández porterazo (Foto: El País)

Seguramente ayer presenciamos el mejor partido de los rojiblancos de esta temporada. Por juego, por intensidad, por presión, por oportunidades,… el Athletic hizo lo que no suele hacer mucho, combinó y creó con fluidez. El primer tiempo fue entretenidísimo con un montón de oportunidades y tiros a puerta, que tuvieron la mala suerte de encontrarse con un ex del Athletic, el portero Aitor Fernández, que sacó todas las manos habidas y por haber para amargarnos el mediodía. A Muniain, a Unai López, a Raúl García,… a Córdoba,… todo tipo de oportunidades, que hacen difícil de entender que al llegar al descanso el partido fuese con el resultado de 0 a 1. De hecho, el Levante se acercó a puerta solo una vez, en el minuto 44. Suficiente para hacernos un gol, gracias a un fallo de Íñigo Córdoba que fue incapaz de molestar en su salto al contrario, facilitándole el dejar el balón a un compañero casi casi para que empujara. Ver para creer. Podría decir que la falta de gol que tienen nuestros chicos es increíble. Pero en este caso casi prefiero darle más mérito a Aitor, que demerito a nuestros jugadores. Partidazo del portero.

En el segundo tiempo el Athletic siguió de arrebato. Hasta que en el 57 una jugada de enorme fe y fuerza de Capa, le hizo llegar a un balón que parecía que salía, llegar hasta la línea de fondo y pasar el balón sobrepasando a Aitor, para que Muniain también muy rápido consiguiese adelantarse al defensa que se queda mirando. Gol de cabeza. Empate. Pero tal como estaba jugando el equipo nadie se conformaba con ese resultado. Hubo otra de Capa que despeja Aitor, ¡qué pesadilla! Y por fin, Ander de nuevo pilla un balón al borde del área que fusila. Golazo para hacer justicia a lo que se había visto en el campo. Un Athletic inspirado y combinativo que creaba muchas ocasiones de gol. Mientras el Levante no metía ningún miedo. Poco peligro, poca profundidad y pocas ocasiones (solo otra en el segundo tiempo). Lo increíble es que se hubiesen llevado algo positivo pero… el fútbol es fútbol y a veces te vas con cara de tonto a casa. Menos mal que no fue el caso y seguramente todo ello gracias a Capa uno de los mayores artífices ayer del resultado positivo. También podemos destacar a Muniain que volvió a jugar en la posición que más le gusta y en la que más rinde y ya van unos cuantos partidos seguidos. Parece que el míster se ha dado cuenta que Williams, Raúl García e Iker se pueden intercambiar las posiciones, para mejorar el juego del equipo. Y así volvemos a la media inglesa del principio de Liga que tantos puntos nos dio. Triunfo que nos lleva al parón de la Liga, en la sexta posición de la tabla. Bien

Por cierto, alegría también por ver a Villalibre aunque solo hayan sido 5 minutos. Por algo se empieza.

Y dentro de 15 días a Pamplona, a intentar romper esa racha positiva terrorífica del Osasuna en su estadio. Más de un año sin perder.

¡Aúpa Athletic!

El Athletic mejora en el Madrigal

Unai Simón protagonista (Foto: El Mundo)

El punto conseguido por los pupilos de Gaizka Garitano en el Estadio de la Cerámica sabe a gloria, sobre todo, teniendo en cuenta el rival. Más de un año llevan sin perder allí. Además llevaban 24 partidos seguidos marcando algún gol. Tienen al máximo goleador de la categoría, Gerard Moreno. Así que aunque nos encante flagelarnos diciendo que el equipo no ha hecho gran cosa, estos datos que acabo de escribir hay que tenerlos en cuenta.

En el primer tiempo el equipo durante los primeros 20 ó 25 minutos ya tuvo suficiente con detener las acometidas del rival. Poco a poco fue entrando en juego, saliendo algo de acoso del submarino amarillo, sobre todo a través del balón parado que también les metió a ellos en problemas. Llevamos más o menos 215 corners sin conseguir un gol, pero ayer se sacaron mejor y si llega a estar un poco espabilado Iñaki Williams de un cabezazo en el segundo palo podía haber puesto fin a esta estadística horrorosa. San José (en su primera titularidad) puso en aprietos a Sergio Asenjo con un tiro raso a dejada de Muni que volvía a jugar por segundo partido consecutivo de media punta, su verdadera ubicación. Nunca es tarde si la dicha es buena. El miércoles lo fue. Hoy no se ha notado tanto. Espero seguir viéndolo ahí. En el primer tiempo otro par de balones peligrosos a balón parado y una volea de Ibai que Sergio detuvo sin grandes problemas. Por parte de ellos un tiro de Cazorla bien rechazado por Unai ( que ya se empezó a distinguir como protagonista). Un Unai que en el segundo tiempo dio un recital. El Villarreal en esta segunda parte tuvo más oportunidades pero se encontró en la mayoría de ellas con un Unai muy sólido. Una parada con la cara, una mano de reflejos inmensos, un balón raso detenido… fue la pesadilla de los castellonenses. ¡Grande Simón!

Hablando de grandes, y aunque es del rival, nadie más grande que Cazorla. ¡Qué pequeño gran jugadorazo!

El Athletic también tuvo algún acercamiento peligroso sobre todo un pase de Ibai a la cabeza de Raúl que esta vez no estuvo tan certero como suele estar normalmente. Pena. Aunque hubiese sido demasiado premio.

El reparto de puntos es un resultado justo. Punto, que como siempre decimos, hay que hacer bueno en San Mamés el próximo domingo al mediodía (¡gracias Tebas!) contra el Levante, un equipo que está en estado de gracia. A ver si nos dan otra alegría como contra el Espanyol. ¡A por el Levante! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Núñez demasiado presionado?

Quiero empezar este comentario dejando claro que Unai Núñez me parece muy buen jugador. El domingo disputó su cuarto partido de la temporada y desconozco si el nivel que demostró en el Wanda Metropolitano fue debido a la presión o a qué otro motivo, pero sí creo que ha sido con diferencia su peor partido en el Athletic.

Unai disputando un balón (Foto: Área 11)

Una faena para él ya que se está jugando el puesto con Yeray, y con actuaciones así… Unai está viviendo una temporada rara, ya que la ha iniciado como flamante campeón del Europeo sub 21, pero sin conseguir la titularidad como rojiblanco. De hecho, además, se dio la paradoja que a principios de septiembre fue seleccionado por primera vez con la selección española absoluta, por delante de Yeray e Íñigo, pero sin conseguir adelantar a éstos en la carrera por ser titular.

A todo esto hay que añadirle el hecho de que el club está intentando renovar su contrato, que acaba en el 2023, pero que de momento Unai no está por la labor de hacerlo. Lo entiendo perfectamente ya que lo lógico es que el jugador quiera jugar y no ser suplente de nadie. Por otro lado, Rafa Alkorta, nuestro director deportivo, cometió una gran torpeza con unas declaraciones en las que decía que la cláusula de rescisión que tiene Unai es de 30 millones y que ese dinero no se paga por jugadores como él. Bien Rafa, bien. Para decir eso, mucho mejor que te estés callado. No sé a Unai, pero a mí me parece una declaración totalmente despectiva. A todo este conjunto hay que añadirle que el jugador ha cambiado de representante. A saber por qué. Mientras, en prensa no hace más que salir que si le quiere este equipo o le quiere el otro equipo. Hablan incluso del Bayer… ¿Será cosa del representante? O ¿será verdad? Vaya usted a saber. Con todo, muy tranquilo no creo que esté el jugador. De ahí viene el titular de este comentario. ¿Estaba el domingo excesivamente presionado? Igual sí o igual no. La cosa es que estuvo bastante desafortunado, iniciando su penar por el campo con una jugada de patio de colegio. En el minuto 8 cogió el balón con las dos manos tranquilamente, sin darse cuenta que estaba en juego, concediendo así una falta bastante peligrosa al equipo contrario. Jugada increible. No sé si eso le desconcentró o simplemente que Correa es mucho Correa, pero la cuestión es que el jugador colchonero le superó en varias ocasiones. Una fue en el gol y otra al final del primer tiempo, que no acabó en gol de chiripa. En el segundo tiempo también sufrió muchísimo y en la última jugada del partido de nuevo se vio superado no pudiendo despejar un balón que cabeceó tranquilamente un colchonero, pero no fue a puerta.

Mal. Mal partido de Unai, que repito, es un jugador que me gusta, pero que no tuvo su día. Por supuesto, es un solo partido. Y ni dudo de su capacidad, ni nada por el estilo. Un mal día lo tiene cualquiera. Igual que Yeray no estuvo fino en el partido contra el Valladolid, o que Iñaki Williams estuvo missing en el Wanda también. Ahora la labor es para Garitano que es el que debe elegir entre los centrales que tiene, que vuelvo a decir, me parecen los 3 de calidad. Quizá como solución, para desbloquear la situación con Unai, podía ser que Gaizka alternara a los 3 según el partido, o a los dos. Por supuesto, esto es un pensar en alto, porque no sé la opinión que tiene el entrenador de ellos.

Mañana mismo contra el Espanyol veremos por quién opta. Sea quien sea, que lo haga bien porque necesitamos revertir esta racha negativa con un triunfo. ¡A por el Espanyol! Y…

¡Aúpa Athletic!

Asamblea del Athletic, chapuzas mil

La semana pasada me preguntaba cómo transcurría la Asamblea ordinaria del Athletic.

Ridiculo (Foto: Miguel Toña)

Lo que no esperaba es que fuese así de chapucera, y ridícula. No me sirve de mucho que al día siguiente el presidente Aitor Elizegi saliese en rueda de prensa pidiendo disculpas (se agradece que lo hiciera pero…). No se puede hacer el ridículo de semejante manera. Pongo en antecedentes por si todavía hay alguien que no sabe lo que ocurrió. En las reuniones previas a la Asamblea la directiva y el presidente comentaron que debido al artículo 33 de los Estatutos del Club se veían obligados a abrir las urnas nada más constituida la Asamblea. Quitándole, al igual que las directivas anteriores, a la Asamblea todo su valor como órgano máximo de decisión, pero tras deliberar, debatir, escuchando a unos y a otros. Ya en el Euskalduna, un compromisario, Mikel Uria, explicó cuál era el artículo 33, poniendo un ejemplo claro de cómo era la mayoría simple y lo que podía ocurrir. El secretario Fernando San José afirmó y dijo que efectivamente tenía razón. Que para ser aprobados los puntos que se votasen se debía conseguir la mayoría simple, pero al ser de los asistentes, que debía ser la mitad más uno de los que habían entrado en el palacio.

En la votación de los presupuestos ocurrió que solo se obtuvieron a favor 284 votos, y en contra 276, pero que al ser los asistentes 600, el secretario dijo que los presupuestos no eran aceptados, porque los síes no eran la mitad más uno.

Posteriormente, se pasó al tema de la reforma de estatutos, se votó a los candidatos a conformar dicha Comisión y se volvió a la sala para saber los resultados. Pero, aquí comenzó el circo. El secretario dijo que se había consultado a los servicios jurídicos del club (que esa semana debían estar de vacaciones) y que habían dicho que los presupuestos estaban aprobados.

Se montó un pequeño lío. Algún silbido, algún grito, alguno que se fue,… y en mi caso perplejidad. Perplejidad absoluta. ¿Dónde estaban los servicios jurídicos hasta ese momento? ¿San José no es abogado? Increíble pero cierto. Conclusión: aunque parezca de chiste en una misma asamblea utilizaron una interpretación del artículo 33 para evitar que las urnas se abriesen cuando se tienen que abrir, es decir, después de todas las intervenciones de los compromisarios; pero, a la vez, utilizaron la interpretación contraria, para aprobar los presupuestos. De no creer. Un compromisario, con muy bueno criterio, en una participación posterior, comentó que la situación le recordaba a Groucho Marx, que decía: «Estos son mis principios, si no le gustan, TENGO OTROS» Lamentable. Eso sí, espero que en una próxima asamblea las urnas no se abran al principio, ya que si fuese así sería el colmo de la desvergüenza. Tampoco me extrañaría. Y si es necesario… ya se inventarán otra interpretación de cualquier artículo.

Otro número circense fue cuando presentaron para que se aprobase el Comité de Apelación… y aparecieron en pantalla los nombres de 5 socios que no sabíamos quiénes eran, ni por qué les habían elegido a ellos,… ni nada. Que votásemos. Unos que no, otros que a mano alzada, otros que se aprobaba sin más,… para cabreo mayor del personal. Al final se votó a mano alzada… y comprobamos que el secretario sabe contar hasta el 80 por lo menos ( lo hizo en alto), hasta que apareció alguien por detrás y le dijo que había noventa y algo. No se preguntó por abstenciones… total… qué mas daba si era un paripé. En fin, cosas así son las que dan mucha pena y dañan la imagen del Club. Un Club que se supone serio y dirigido por gente válida. Pero… ¿por quién estamos dirigidos? No lo sé. La sensación de que están continuamente improvisando no me la quita nadie. Y es horrible.

Pero, sí que les quiero dar un voto de confianza, aunque me cueste mucho, pero… por supuesto, quiero que lo hagan bien. Algo ya ha sido positivo… han abierto el proceso de cambio de estatutos, han tomado como suyas dos propuestas de distintos grupos de socios, están abiertos al diálogo (todavía no tengo muy claro si escuchan), y dan algo de voz al socio. Bueno… la capacidad de trabajo que tiene el presidente me tiene alucinada pero… A ver… le pido más cosas, pero… algo es algo. Eso sí, criticar si me parece, lo voy a seguir haciendo, por mucho que les haga rabiar o incomode a algunos periodistas, que desde que está Elizegi sólo abrazan el pensamiento único. Piden el estar todos unidos y a favor del Athletic, curiosamente ahora… cuando el año pasado sacudían a todo lo que se movía. Curioso. Bueno… mejor que curioso lamentable. Es increíble lo que para algunos medios puede hacer una política de comunicación que gusta a los periodistas. Ha sido como el milagro de los panes y los peces, no… incluso más… como la resurección de Lázaro. Milagro. Todo lo que antes era horrible en el Club ahora es maravilloso. Elizegi es Dios reencarnado en presidente. ¿Y todo por unas exclusivas? ¿porque les da información? Me dirán que no es así. No. Igual no. Pero… es lo que parece. Y no sólo a mí.

Un ejemplo: varios periodistas dicen que no recuerdan otra cosa igual que ver a toda la directiva saliente en el Euskalduna… ¿No? ¿No os acordáis de vuestro amigo García Macua haciendo lo mismo tras perder las elecciones? Muchos compromisarios sí se acuerdan,… Bueno, será memoria selectiva.

Y lo último sobre la prensa, se ha puesto de moda despellejar a algún compromisario, porque sale a criticar a su presidente, o a algo hecho en el club. ¿Es obligatorio pensar lo mismo? ¿Es delito discrepar? Para algunos periodistas sí. Y, uno en concreto utiliza su medio incluso para amenazar… ¡en antena! Como en las películas del oeste. Madre mía, ¡qué poder tiene la prensa y qué daño hace a veces!

Para acabar, no me olvido del partido del Wanda, que miedo me da, pero también confío en el equipo, que lo puede hacer muy bien. ¡A por los colchoneros! Y

¡Aúpa Athletic!

¡Qué fácil pierde el Athletic dos puntos!

Podría empezar hablando de la Asamblea de compromisarios de ayer pero necesito tiempo para digerir tanta chapuza. Así que paso a comentar el partido, aunque tampoco me muero de ilusión por hacerlo.

Yeray desafortunado ayer (Foto: EFE)

Es increíble lo poco que tiene que hacer el equipo contrario para llevarse dos puntos de San Mamés. Hemos pasado de ser una defensa súper solvente a cometer errores de bulto que ayer hicieron otra vez que el Valladolid se llevase algo positivo. En el primer tiempo el fallo clamoroso es de Yeray y gracias a que Unai está muy fino y logró salvar el uno contra uno, porque si no hubiésemos tenido que jugar con el marcador en contra.

A parte de ese fallo, el primer tiempo fue de claro dominio nuestro pero no conseguimos rematar las jugadas. De cara a puerta no estamos finos y lo que se crea, que tampoco es mucho, no se materializa. De hecho el gol nuestro… de Williams cuenta con un mucho de fortuna porque el tiro iba abajo, precisamente donde estaba el portero, y gracias a que el balón toca en el pie del defensa y se eleva pasando por encima del portero. Ģol que no sé muy bien por qué, hace que nuestros jugadores reculen un poco en el segundo tiempo dándole campo al Valladolid para que empiecen a dominar el encuentro. Hasta que llega otro fallo de Yeray y de ahí, en el pase al área, entre Unai e Íñigo Martínez el balón acaba en gol. Un horror que no se soluciona después por incapacidad. Sí hay empuje, pero… ideas pocas o ninguna.

Muniain tira una vez a puerta pero sin fruto, sobre todo por la buena parada de Masip. Pero me pregunto… ¿en un contrataque de 3 contra 1… la mejor opción es tirar a puerta? Francamente, perdonad que lo dude. Nada más.

¿Los cambios? No me han gustado ¿Quitar a Córdoba (muy flojo todo el partido) para sacar a Beñat poniendo a Unai Lopez en banda? Buf… la banda un coladero. Desorganización total. ¿Quitar a Raúl? Me parece uno de los pocos que te puede hacer un gol de la nada. ¿Para sacar a Larra? No sé.. No lo veo. Ya sé que no lo va a hacer Garitano, pero me encantaría ver a Ganea de interior izquierdo. Córdoba no está teniendo mucho éxito… pues ¡pruébale! ¿Qué se pierde? No lo entiendo.

Y la semana que viene contra el Atlético de Madrid ante los que mucho tendremos que cambiar para conseguir algo. ¡ A por los colchoneros! Y…

¡Aúpa Athletic!