Voy tarde pero,… ¡bienvenido, Marcelino!

El otro día despedí a Gaizka dándole las gracias por lo ofrecido, aunque repetí que yo hubiera deseado su marcha mucho antes.

Marcelino en la presentación (Foto: Athletic Club)

Flaco favor se le ha hecho a Marcelino trayéndolo con solo dos días para preparar su primer partido, encima contra el Barcelona, y para acometer este mes de enero que parece planeado por un malvado de cómic, pero muy malvado. Con lo bien que hubiese podido preparar su entrada en el Club en cualquiera de los parones que ha habido por selecciones, cuando ya se veía que lo de Gaizka era como crónica de una muerte anunciada. Pero… esta Junta Directiva y su presidente están por hacer las cosas así… a la remanguillé. Mal, muy mal. (Por cierto, ¿renovar 3 años a Vesga no es muchísimo tiempo?) Vuelvo a Marce… Así que con dos días, dos entrenos se enfrentó el miércoles a los culés. Utilizó su sistema 4-4-2, pero prácticamente con los mismos jugadores que utilizaba Garitano, aunque en distintas posiciones. Tampoco ha tenido mucho tiempo para innovar mucho. Veremos más adelante cómo va situando al equipo, qué nombres se convierten en protagonistas y si su sistema de adapta a ellos o ellos al sistema. La derrota contra, casualidad, el mejor Barça de toda la Liga, nos dejó 12 minutos iniciales de ilusión. Un gol de Williams y dos contras más, que cogieron un poco desprevenidos a los catalanes, y a lo que se agarró en rueda de prensa el nuevo Míster, como el reflejo de lo que quiere conseguir. Pero… hasta ahí llegó la alegría, ya que otro fallo colectivo repartido, entre Simón, Íñigo y Núñez, regaló el empate. Y casi seguido otro error, de Simón otra vez, unido al acierto de Pedri y Leo, puso el tema más complicado con un 1 a 2. A partir de ahí, vinieron minutos muy malos en los que nos podían haber hecho un destrozo pero solo subió otro gol más. Messi en plan estelar tuvo el detalle de tirar dos al palo y otro rozando…

Casi al acabar el segundo tiempo, un fallo de Leo, que pasó directo a Álex, éste dejó para Muni que sin pensar batió a Ter Stegen y consiguió el 2 a 3 que maquilló un poco el resultado. Queda mucho por hacer. El nuevo entrenador tiene mucho trabajo, pero quiero ser optimista. Pena que nos toque contra el Atlético de Madrid mañana mismo. Sin tiempo, ante un Atlético muy líder, a pesar de tener algún partido menos, que encima, vendrá dolido porque este mismo miércoles ha sido eliminado de la Copa por el Cornellá. A ver si hay suerte y no pagamos los platos rotos. Y que entre partido y partido, Marcelino siga trasladando a sus muchachos lo que quiere. Espero que haya tomado nota del buen hacer de Vencedor, que parece que lleva toda la vida en Primera, y de Morcillo, que a pesar de disponer solo de 15 minutos, se dejó ver provocando peligro insistentemente. Aunque supongo que el entrenador y su cuerpo técnico habrán visto ya muchos o todos los partidos de su nuevo equipo.

Bienvenido Marcelino y mucha suerte, porque tú suerte será la nuestra.

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Me gustó lo claras que tiene las ideas el entrenador y lo bien que sabe a qué equipo ha venido. Espero que no sean solo palabras, a mí no me lo parecieron. Me gustó escucharle en la rueda de prensa de presentación. Os pongo aquí el enlace para que clickéis, si tenéis curiosidad.

Buen partido del Athletic en Villarreal

Otra vez nos tenemos que lamentar por haber perdido dos puntitos en el dificilísimo estadio de La Cerámica, en donde un muy buen Villarreal conseguió rescatar un punto, ante también un muy buen Athletic.

Gaizka come el turrón (Foto: LaLiga)

Precioso partido el jugado ayer en Villarreal en el que los dos equipos se repartieron los dos tiempos, ya que el primero fue de dominio nuestro y, no solo conseguimos marcar un gol, sino que estuvimos a punto de conseguir otros dos más. Pena que el cabezazo de Vesga en el minuto 44, y el tiro de Jon en el 91, quizá, los detuviese Sergio Asenjo . Pena.

Un primer tiempo, que comenzó mandando el Villarreal pero con algún susto dado por los leones, pero que a partir del penalti pitado, en nuestra contra, que el VAR echó para atrás, el Athletic pasó a dominar, desplegando, seguramente, nuestros chicos, los mejores minutos jugados en esta liga fuera de casa. Y en esos minutos destacaron tanto Muniain como Iñaki, dos de los jugadores más criticados por mi parte. Iñaki también jugó el mejor primer tiempo de toda la liga. Puso en muchas problemas a los defensas y consiguió el primer gol definiendo, como hay que hacerlo, tras maravilloso pase de Yuri. También fue importante en el primer tiempo la labor De Marcos, incansable otra vez. Por contra Álex estuvo más fallón, y a veces pecó de individualista. En el segundo tiempo tuvo una clarísima cuando más estaba atacando el submarino amarillo, que hubiese supuesto el 0-2 y quizá la puntilla pero… No estuvo fino. Sigo pensando que Morcillo ofrece más que él, pero… Supongo que el dinero es el dinero y con el pastizal que nos ha costado va a seguir en el campo, por delante que Jon, sí o sí.

El decorado del segundo tiempo cambió, ya que el Villarreal no podía dejar las cosas como estaban y se lanzó descaradamente la ataque. Gaizka en el 57 tuvo que hacer el cambio de Dani García por Vesga, que parecía tenía algún problema. Emery metió a Yéremi, que nos volvió literalmente locos, gracias también a la magia de Gerard Moreno, que … ¡Vaya manera de repartir juego! El Athletic necesitaba a alguien de refresco para aguantar el vendaval, pero está claro, que antes del minuto 70 Gaizka no hace los cambios, a no ser que sean obligados como el de Vesga. Me sorprende que no lo viese, en los distintos chats que ley posteriormente, en todos lo veían. Él no. Por supuesto, llegó el anunciado gol de Yéremi y ahí sí, ahí ya Garitano hizo los cambios. Dos en el minuto 78 y dos en el 83. ¡Cómo se notó! ¡Cómo lo notó el equipo! A partir de ahí, se pudo sacudir un poco el agobio al que le estaba sometiendo el equipo castellonense. Y no solo eso, sino que incluso tuvieron alguna oportunidad de deshacer el empate. Una de Morcillo, que ya he comentado y repito, que siempre aporta, porque el balón lo robó él. Una pena que no lo elevase. Mi pregunta es, ¿qué hubiese pasado si hubiese hecho antes los cambios? Nos quedaremos con las ganas de saber la respuesta. Emery refrescó antes al equipo y se notó, de hecho nos empataron… ¿Por qué tarda tanto Gaizka? Porque no es una cuestión solo de este partido, sino prácticamente de todos. Pero… ni idea. Es una manera absurda de desaprovechar los 5 cambios. En fin…

A pesar de ello, el Villarreal me pareció un equipazo, por lo que el punto tiene mucho más merito. Bueno, de hecho, solo han perdido hasta ahora contra el Barcelona, así que, por algo será… Por eso, y por lo demás, me quiero quedar sobre todo, cómo acabó el Athletic el partido, y que a pesar del mazazo del gol supo reponerse e ir a por los tres puntos una manera decidida. Muy bien. Desde luego este es el camino.

Antes de acabar, quiero destacar a Unai Vencedor, cuya presencia se notó y repito, como la semana pasada, que mejora a Vesga. Y mención especial para Unai Simón, que hizo dos o tres paradas de mérito. Creo que necesitaba un partido así. A ver si de aquí en adelante son todos parecidos.

¡Enhorabuena Athletic! Y ahora el día de Nochevieja último partido del año, éste, horribilis, contra la Real Sociedad, en La Catedral. Acabemos bien el año. ¡A por ellos! y …

¡Aúpa Athletic!

Zorionak guztioi! ¡Pasadlo todos muy bien en estas Navidades tan atípicas! ¡Y por favor, cuidaos mucho, siendo responsables! Yo haré lo mismo.

Agur bero bat eta berriro… ZORIONAK eta…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic gana aburriendo soberanamente

Si Garitano se permite el lujo de ser Don Erre que erre un partido sí y otro también, voy a imitarle y voy a seguir su camino siendo Doña Erre que erre repitiendo mi cantinela: ¡Hay que echar a Garitano!

Kodro lo mejor (Foto: Athletic Club)

Es francamente difícil jugar menos al fútbol que el Athletic. Ayer volvió a salir con la dupla en el centro del campo de Dani García y Mikel Vesga, cuyas estadísticas son terroríficas. De once partidos solo uno ganado hasta ayer, que se ganó, por lo que pasan a ser dos. Pero si se ganó, desde luego no fue gracias a ese centro del campo, que crear, lo que se dice crear, no son muy capaces, salvo el aburrimiento más absoluto. Son los dos muy defensivos, sólidos, pero hacía arriba no miran mucho. Lo sabemos todos. Todos menos Gaizka. O ¿si lo sabe y lo que quería era mantener el 0 a 0 en el primer tiempo? No sé pero ver eso… es cuando menos desesperante. Nuestros defensas conscientes de que Dani y Vesga no son capaces de subir el balón se dedicaron a tirar pedradas que sobrevolaron el centro del campo y no llegaron a ningún sitio. Ni sé los balones que desperdiciaron así.

Hay que echar a Garitano.

Todo ello contra el Huesca, un equipo recién ascendido que está en puestos de descenso. En el que destaca Mikel Rico, ¡cuánto me alegro por él!, que fue el que movía el juego. Estuvo a punto de pillar un remate en el área. Menos mal que el balón no le llegó. Según Gaizka en rueda de prensa… No hemos visto sus partidos (los del Huesca), que es un equipo muy difícil. Pues sí, Gaizka, será muy difícil pero está en descenso.

Hay que echar a Garitano.

En el segundo tiempo la cosa cambió solo por el hecho de que el entrenador, ahora sí, se decidió a sacar a Unai Vencedor por Dani. Cambió fundamental porque Unai mira hacia arriba, y porque con su juego, más rápido, además, mejora a Vesga, que parece otro. 15 minutos buenos de los nuestros con alguna internada, pero… sin culminar y sin tirar un simple balón entre los 3 palos. El Huesca reaccionó y se igualó otra vez el match, pero igualarse a nada, poco juego, triste, jugadores desaparecidos, y lo mejor, que vinieron los cambios. Hete aqui que el pobre Asier, recibió una nueva tarascada que lo lesionó y tuvo que dejar el campo. Ya anteriormente, en un salto impresionante en el área, se dio un cabezazo con un contrario que le hinchó el pómulo. Es un bravo y a mí me da gusto verle en el campo. Nos va a dar muchas alegrías. Decía, que al dejar el campo Villalibre, sorpresón porque salió a jugar uno de los defenestrados, Kenan Kodro, que llevaba jugados 14 minutos en toda la Liga. Y que os recuerdo, que según Garitano, no es delantero centro. Pues para no ser delantero centro, no lo hizo nada mal. Salió en el 65 y en el 83 consiguió bajar con el pecho un balón en el área, que no era fácil, por como venía y porque tenía a un defensa encima, a pesar de eso, se dio la vuelta, para encarar al portero obligando al defensor a agarrarle y a hacer penalti. Perfecto. Y más perfecto después porque cogió él el balón para tirarlo. Es decir, no sólo habilidad técnica para hacer lo que hizo, sino que encima, valentía y sangre fría, para no jugando nunca, ser capaz de tomar esa responsabilidad. Chapeau. ¡Y además gol! Me alegro infinito por él. Se lo merece, porque aguantar ese menosprecio (decir que no es delantero centro) por parte del entrenador no tiene que ser agradable. Zorionak Kenan!!! Poco después se animó a tirar a puerta y sin contar el penalti, fue el primer tiro entre los tres palos de todo el partido, de un buen partido según el entrenador, y era… ¡el minuto 90! Por cierto, muy buen tiro. Está claro que los defenestrados son los que este año le están salvando el pellejo. Pero… no Gaizka, no, no fue un buen segundo tiempo, no.

Hay que echar a Garitano.

Otro de los desaparecidos era Jon Morcillo, cuya participación ayer fue de nuevo primordial. Salió al campo en el minuto 75, y fue él que recuperó el balón (posiblemente en falta), e inició la jugada del penalti. Él le pasó a Álex y éste metió por alto el balón a Kodro. Y además, puso el córner del 2 a 0 de Núñez, balón perfecto, tocado, una joya para cualquiera porque facilita el gol. Es increíble que no esté de titular. Increíble. Llegó a pensar que Gaizka igual se quiere inmolar, sino no me lo explico.

Hay que echar a Gaizka.

El Huesca no mereció tanto castigo. Pero tras el penalti se hundieron un poco y el Athletic encontró más huecos… Pero en los 7 minutos que quedaban. ¿Por esto dice Gaizka que jugaron buen 2° tiempo? ¡Qué horror!

Relacionado con esto comentaros que este lunes asistí en San Mamés a una de las reuniones previas de la Asamblea de Compromisarios, en la que nos comentaron (creo que fue el contador Jon Ander de las Fuentes el que lo dijo), que habíamos recibido dos millones menos de euros a causa de las últimas clasificaciones ligueras del equipo. Un compromisario, con muy buen criterio, le preguntó al presidente que a ver si eran conscientes que sus actuaciones o inacción en el tema deportivo con respecto a Garitano, estaba teniendo repercusiones económicas. A lo que yo añado, graves repercusiones económicas. Por supuesto, la respuesta fue muy larga, pero… manzanas traigo.

No podemos esperar, no hay juego y no hay plan. Estos jugadores pueden dar más. Señor presidente, y señores de la Junta Directiva, ¡hay que echar a Gaizka! Ya no lo repito más.

Y a disfrutar todos con los 3 puntos y del fin de semana, que siempre, a pesar de los pesares, se ve mejor todo sí ha ganado nuestro equipo.

¡Aúpa Athletic!

P. D.: Perdonad que haya sido tan repetitiva pero ya os había avisado que yo también soy Doña Erre que erre.

Hay que echar a Garitano.

¡Aúpa Athletic!

El Athletic muere en la orilla contra el Real Madrid

Muy buen partido del Athletic contra el equipo blanco pero al final, como casi siempre, pierde y, por supuesto, condicionado por el árbitro.

Penalti claro (Foto: AFP/EFE)

Esta vez Gil Manzano, pero da igual, porque se llamen como se llamen siempre la lían a favor del Real Madrid. Ayer en forma de penalti claro sobre Williams, por empujón evidente de Carvajal, que no tenía ninguna opción de llegar al balón y desplaza a nuestro delantero con el cuerpo, pero también con el brazo. Por supuesto, la jugada no le planteó ninguna duda al colegiado, de hecho, nosotros tampoco teníamos ninguna duda, pero en nuestro caso, de que no lo iba a pitar. Como tampoco teníamos ninguna duda de que el VAR no lo iba a revisar. Y añado, que como tampoco teníamos ninguna duda de que la realización de la televisión no iba a repetir la jugada más que una vez y rápido. Esta película ya la hemos visto muchas veces y no nos pilla de sorpresa, pero… me sigue cabreando profundamente que ocurra una vez sí y otra también y que no pase nada. Seguido, uno de los «jóvenes» de nuestro equipo, Raúl García (perdonadme la ironía), cometió una falta clara y de tarjeta, que por supuesto recibió. Con el agravante de que ya tenía otra. Minuto 13 y con 10 ante el Madrid. Para estrangular a Raúl por cometer semejante atropello. Parece nuevo. Jamás se puede hacer eso teniendo tarjeta… y contra el Madrid, muchísimo menos. Horrible. ¿Peaje de juventud, Gaizka? (Perdonadme otra vez) Por cierto, la primera tarjeta no me pareció porque no le tocó al jugador, eso sí, venía precedida de otra jugada que sí fue falta y fuerte. Vamos, que nuestro jugador mal.

Pero esto es condicionar el partido, porque con el penalti, que no pitó, cambiaba todo. En fin.

Voy a destacar lo positivo. Gaizka volvió a dar una oportunidad a Unai Vencedor, esta vez como pareja de Dani García. Y el Athletic en los primeros 13 minutos estuvo más en campo rival atacando, que en el suyo propio. Muy bien, hasta las jugadas desafortunadas.

A partir de ahí, los rojiblancos hicieron lo que pudieron. Aguantaron bien el empuje de los contrarios, durante todo el primer tiempo. Pena, que Kroos enganchó un tiro impresionante desde el borde del área ante el que nada pudo hacer Unai Simón. ¡Qué ya es mala suerte! porque fue en el minuto 46, en el descuento.

El segundo tiempo a pesar de la inferioridad, el Athletic salió a atacar. Por cierto, enorme partido de la sorpresa en la alineación, De Marcos. Fue de los mejores, o el mejor, y fruto de una contra llevada a cabo entre Capa y él, el primero consiguió el gol del empate. Óscar no dejó de correr de arriba a abajo, hasta que Gaizka lo sustituyó. Me alegré infinito por él porque qué gusto dio verle como capitán del equipo. Y que sean muchas más.

Tras el empate vino otro asedio del Madrid hasta que obtuvieron el gol, pero los nuestros no se achantaron, y el Madrid empezó a sufrir un poco. Tanto es así, que en el descuento Vesga que salió del banquillo tuvo el empate, en una extraordinaria jugada de Yeray que sacó el balón desde la defensa, para hacer un pase a Mikel, dejándolo solo frente a Courtois. Paradón de éste y contra que culmina Benzemá, que, madre mía, ¡qué jugadorazo es!

Así acabó, con un 3 a 1 súper injusto y otra vez en el descuento, cuando podía haber sido un 2 a 2 si llega a empatar Vesga. Una pena. Una pena enorme pero… es lo que tiene jugar contra éstos.

Otro comentario que ya sabréis es lo de las tarjetas. ¡Qué cara! Tras la expulsión, Vinicius se tiró por la cara en el área, y hasta los comentaristas, !oh! dijeron que era tarjeta clara. Nada. Carvajal con el penalti ¿debería haber tenido tarjeta? Aquí dudo. Pero luego le dio patada en el tobillo a Yeray, ¡ah, claro!, las patadas blancas, todos sabemos que no cuentan, por ello, tampoco tarjeta. Kroos en un salto golpeó a Iñaki con el brazo, codo, tampoco cuenta. ¡Ah! Y la tarjeta a Lucas Vázquez podía haber sido hasta naranja. Sin más. Que me da la misma rabia de siempre.

Pero me vuelvo a quedar con el buen partido del equipo. Eso sí, perdimos y la situación es súper preocupante. Al Huesca hay que ganarle sí o sí, y sino también sí. Es imprescindible. ¡A por el Huesca! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Qué le pasa a Iñaki Williams?

Buena pregunta y me gustaría que alguien me la contestara.

Mal Iñaki (Foto: EFE)

Lo está jugando todo. Se ha perdido en esta Liga muy pocos minutos y es con diferencia el jugador que menos está aportando. Lo increíble es que casi siempre acaba los partidos y si le quitan, es a falta de pocos minutos. Está claro que es el ojito derecho de Gaizka y que va a seguir jugando, lo haga como lo hago. Y esto para mí es un enorme error. Si un jugador no está bien, no pasa nada, o no debería pasar nada, por pasar por el banquillo, para dar entrada a alguien que pueda aportar y para, véase: descansar, mejorar, ver mejor las cosas, incluso para cabrearse y volver con mayores ganas. No sé, algo. Para mí es inconcebible que siendo uno de los que menos aporta esté siempre en el campo. Además creo que es contraproducente para él. Tiene que tener clarísimo que es titular indiscutible y eso no le hace ningún favor. Ayer otra vez perdió muchos de los balones que tocó y no hizo casi nada productivo. Tuvo tres jugadas que me enfadaron sobremanera. Las tres en el segundo tiempo. Una nada más empezar, en la que un balón parado del Athletic, fue rechazado por la defensa hacia atrás y salieron todos los jugadores corriendo en dirección contraria a la portería, tanto del Athletic como del Valencia, excepto Iñaki, que se quedó tranquilamente mirando la jugada, cerca del portero, como un espectador más. Sus compañeros recuperaron el balón y lo metieron otra vez hacia la portería, consiguiendo un «superfuera» de juego (así lo han llamado en Radio Nervión y me ha gustado), porque, claro, lo estaba a 3 metros. Y esta jugada la repite muchas veces. Parece que tiene desconexiones o en otros casos, que vuelve de los ataques andando, de paseo, impidiendo o destrozando algún posible contrataque, por su situación en el campo. Mal. Muy mal. La segunda jugada era en defensa de una falta en ataque de los valencianistas. Se ha retrasó tanto en el golpeo de balón que habilitó a 3 contrarios, que si no hubiese sido por él, hubiesen estado en fuera de juego, pero él mismo rompió la línea defensiva de sus compañeros. Y la última, y más incomprensible, en un ataque nuestro Yuri se estaba internando por la banda y ya iba hacía el área, e Iñaki corrió como loco hacia Yuri, dejando la portería totalmente hacia su derecha, es decir, imposibilitándole el pase a su compañero, que si le pasaba, su remate a gol hubiese sido, completa y absolutamente imposible. Yo le estaba viendo y estaba pensando pero… ¡¡¡a dónde vas!!! Y estos son solo 3 ejemplos en el partido de ayer, pero hay muchas más cosas. La cantidad de balones que pierde por hacer controles malos es también preocupante. El último pase que da en cualquier contrataque es… Buf… Los pases no los suele dar en ventaja o adelantados. Y de cabeza va como va… Todos lo vemos. Gaizka lo tienen que ver también. La pregunta es ¿por qué lo juega casi todo? Debe haber alguna razón que se me escapa. La única que se me ocurre es que como es bueno el entrenador está esperando que en algún momento empiece a rendir según sus posibilidades. Pero… ¿hasta cuando vamos a tener que seguir esperando? Otros compañeros que podrían jugar en su lugar tienen que estar desesperados. Viendo cómo lo hace, si ellos, a pesar de eso no juegan… No van a jugar nunca. Y esto es malo para el jugador, para los compañeros y para el equipo.

Y lo comento porque sé que lo puede hacer muchísimo mejor y lo debe hacer muchísimo mejor. Tiene que mejorar sus carencias a base de entrenamientos y debería tener que luchar por un puesto en el equipo. No jugar por llamarse como se llama o por tener el contrato que tiene, sino por méritos propios y rendimiento actual, no rendimiento pasado.

Asier Villalibre ayer volvió a marcar, enseñando un movimiento de delantero centro, que es el que me hubiera gustado ver a Williams en la jugada que he comentado anteriormente. El Búfalo de Gernika debe jugar de titular. El otro día contra el Celta fue sacrificado, y no por hacerlo mal el partido anterior (que fue de los mejores), sino por ¡vete tú a saber que razón!Me desconcierta Garitano con sus alineaciones y con sus cambios o no cambios, incluso me desespera. Ayer fue otra más, cuando quitó a Asier para sacar a Raúl, cuando podía haber quitado al mismo Iñaki, o a Muniain. Pero… Y ya en el colmo del despropósito, cuando nos empataron a dos y sacó a Núñez por Iker,… Inexplicable, incomprensible, alucinante,… Vamos… Así como la titularidad de Dani García y Mikel Vesga, que está más que demostrado que no dan buen resultado juntos. Unai López, mejoró al equipo en el segundo tiempo al sustituir a Mikel. El equipo empezó a ser mucho mejor que los ches. Dejamos vivo, otra vez, a un grupo que parecía, un cadáver futbolístico. Otra vez dos puntos a la basura. En fin… una pena.

Y ahora contra el Real Madrid renacido. ¡Qué bien! Pero… ¡A por los blancos! Y…

¡Aúpa Athletic!