Marcelino se deja partir por el Rayo

Ayer a la noche en San Mamés Marcelino, en un ataque de entrenador, hizo una rotación masiva que dejó al equipo bastante tocado.

Desastre (Foto: Deia)

¿Es necesario tantos cambios a la vez? ¿Todos los titulares sustituidos estaban tan agotados como para no poder jugar este partido? Y quizá sobre todo mi mayor duda es… ¿Era necesario cambiar la defensa que tan buenos resultados había dado? El Athletic ha perdido 1 a 2 contra el Rayo Vallecano. ¿Vivían no podía haber jugado? Antes de jugarse el partido, era el cambio que más me chirriaba. Y visto lo visto no iba desencaminada. Núñez su sustituto estuvo bastante desafortunado. Tampoco salió muy bien parado con el partido hecho Mikel Vesga, que ya para el minuto 4 se durmió, incomprensiblemente en una jugada, perdiendo el balón y propiciando la contra, que Núñez no consiguió defender, y que se convirtió en una vaselina del jugador contrario, que definió como hay que hacer. ¡Cuánto tenemos que aprender!

En el minuto 4 y con el marcador en contra. A partir de ahí, más o menos 30 minutos de impotencia en los que los de Andoni Iraola campaban a sus anchas dirigidos, por curiosamente Unai López, jugador que les hemos cedido o ¿regalado?, e «Isi», que como ha comentado un amigo, parecía el Messi calvo. Unai se habrá quedado encantado. No me extraña.

Luego llegó el gol en propia de ellos. Y solo en el final del primer tiempo parece que el Athletic jugó a algo.

El segundo tiempo, más de lo mismo, y todos esperando que los cambios obraran el milagro, pero quizá fue peor el remedio que la enfermedad. No se mejoró nada. Dani García, de refresco, estuvo especialmente desafortunado. Iñaki, también… Buf… Y si os digo la verdad, yo estaba esperando más la puntilla de ellos que nuestro triunfo. Sin tirar a puerta es difícil marcar. Y llegó el desastre con el segundo gol de ellos. Preguntas que me hago sobre él. ¿Un solo jugador en la barrera no facilita enormemente al contrario el tirar un balonazo y que lo puedo meter en portería cualquiera? ¿Es normal que Falcao te remate solo en esa jugada? ¿Quién le tenía que cubrir? Y última… ¿No nos torturó este jugador lo suficiente en Bucarest para dejarle así de solo, otra vez?

Los dos destacados (Foto: Pablo Viñas)

Y por decir algo positivo, solo puedo hablar bien de Asier y de Nico, que fueron dos de los titulares. Sobre todo el primero, volvió a demostrar que es el delantero centro del equipo. En el primer tiempo hizo muchas cosas bien. Y en el segundo, aunque menos, también. Pide a gritos más minutos, pero… La mala suerte ha hecho que notase un pinchazo, o eso es lo que dijo Marcelino en rueda de prensa al acabar el partido, y que seguramente no estará contra el Valencia. ¡Que rabia! Aunque he de decir, que es probable que no le hubiese puesto de inicio. Nico también bien. Pena que no culminó la buena jugada que creó junto a Raúl García. Pero se siguen viendo cosas en él, lo que se llaman brotes verdes.

Y así, repetimos lo que tan bien hacemos. Dar el petardazo contra un equipo que no es de los tops y, encima, en La Catedral. Buen regalo para Andoni Iraola, al que le deseo lo mejor, salvo cuando juegue contra nosotros. Y nosotros 3 puntos menos. En fin,… Espero que saquen conclusiones.

El fin de semana contra los «ches» a intentar recuperar lo perdido. !A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic empata contra el Betis

Partido que nos vuelve a dejar fríos, a pesar de haber conseguido un empate a domicilio, contra un Betis, que probablemente llegue a Europa.

Estos tampoco ganaron (Foto: EFE/Athletic Club)

Pero, también hay que decir, que se jugó contra 10 jugadores, más de 80 minutos, ya que Fekir, casi parte en dos la pierna de Unai Vencedor. Roja clara. Así mismo, en el 2, a Morcillo se le hizo un penalti de libro, que parecía que le había incluso lesionado, por cómo se le dobló el tobillo. Ni el árbitro ni el VAR lo vieron punible. Por cierto, de la roja avisó el VAR, ¡Gracias!

Al Athletic le costó darse cuenta que estaban uno más y hasta casi, el último cuarto de hora del primer tiempo, no adquirió el control y dominio del juego. Destacando Vencedor que era el que llevaba la manija. Un par de oportunidades y al descanso.

El segundo tiempo llegó, con la caraja típica tras pasar por el vestuario y el gol en contra. Gracias, VAR. Fuera de juego y suspirando todos. A la hora, llegaron los cambios y el Athletic, mejoró. Sancet, que sigue extrañando el puesto de segundo delantero, y sigue desaprovechando oportunidades, le dejó el sitio a Raúl, y Vesga, bastante desaparecido, a Unai López. En el tiempo que jugaron de refresco fueron los mejores, dando el segundo más velocidad al juego y chutando un misil, repelido por el portero Bravo; y el primero, metiendo un gol, anulado por claro fuera de juego, tirando otro misil que de nuevo Claudio (el mejor de su equipo), despejó, e hizo dos dejadas a Ibai, muy buenas. Muy bien Raúl, y muy bien Unai López. También salió Ibai que estuvo mejor que otras veces, puso algún centro aprovechable y un disparo suyo, pasó cerca de la cepa del poste. Una pena.

Asier, que jugó todo el partido,demostró que efectivamente, tiene que jugar más. Da mucho trabajo a los defensas y es un auténtico búfalo. Siempre saca algo. Lo que es una faena es que le pitan muchas faltas y da la sensación que muchas de ellos no lo son, pero cuando los contrarios chocan con él salen despedidos. Es todo potencia. Un tiro suyo fue al travesaño, pero si llega a entrar, casi seguro lo hubiesen anulado porque parecía que estaba, también, en posición adelantada.

Una pena, pero en este partido nos ha vuelto a penalizar la falta de gol. Williams salió los últimos minutos, pero, aunque poco pudo hacer, sigue sin estar. Perdió en nuestro campo, un balón incomprensible que pudo traer mucho peligro. Y sigue con su record, ayer empató con Arconada, como segundo jugador con más partidos de Liga consecutivos. Record sí, pero… Por cierto, no me olvidó que en la última jugada del partido, fuera del tiempo de descuento, Unai Simón hizo un paradón, así que podía haber sido peor. Mazazo si se pierde. Menos mal.

Otra cosa, en el banquillo estaba Julen Bernaola, como tercer central, cuando los centrales que suelen jugar en el Bilbao Athletic, son otros. De hecho, en la página web del Club consta como centrocampista. No acabo de entender estas cosas muy bien. O sea, fue de viaje a Sevilla. Unido a esto me pregunto… ¿no vamos a utilizar estos partidos de final de Liga para probar a jugadores del equipo filial? ¿No sería mejor preparar ya la temporada que viene? No sé. Habría que planificar, pensar de cara al próximo año y al siguiente, o más a largo plazo, ver lo que hay, lo que puede servir, lo que hay que ceder, las bajas que hay que dar,… Y para ello… ¿no es mejor probar a algunos en partidos como éstos? Y sí, ya sé que los cachorros van a ir al play off de ascenso a Segunda División, pero… Yo primaría los intereses del primer equipo. No sé. La pregunta es… ¿En este club se planifica algo de cara a largo plazo, o incluso a corto? Mi respuesta es que no, y a las pruebas me remito… que este año solo hayamos tenido 3 centrales en plantilla… Aunwue supongo que Nokaskoain se contaba como central. En fin… O puestos a planificar… Quizá consideran mejor planificar, el llevar a familiares a las finales de Copa, ya que como directivos que son, también tienen derecho de disfrutar las cosas buenas del cargo. El que vayan en contra de la lógica o de la responsabilidad, en medio de una pandemia, eso es lo de menos. Muy mal, en esto la directiva. Muy mal. Eso sí, aplaudo desde aquí a los 5 directivos que estaban en contra de ello, y que fueron solos a Sevilla. ¡Ah! Y en distintos medios nos han informado que la mujer del presidente Elizegi, desempeña labores de representación del Club. ¡Qué bien! ¿Desde cuándo? ¿Es remunerado? ¿No tenemos a nadie que represente mejor al Club? En fin. Perdonad que me hsys desviado un poco del tema, pero hay que aguantar cada cosa… Vuelvo a lo que estaba…

Y así, aunque merecimos más, otro empate, otro puntito, que poco nos alegra y nos sigue planteando dudas. Repito, de todas formas, que quiero que se hagan probaturas, así que si siguen jugando los menos habituales me parecerá bien, y si son del filial, mejor,… se consigan los resultados que se consigan. Todo de cara a mejorar, con vistas a la temporada que viene.

El siguiente partido será contra el Atlético de Madrid. ¡Ojalá les demos un disgusto enorme! Y encima, con jóvenes. ¡A por los colchoneros! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic en bucle

Me ha costado escribir más de lo habitual pero aquí va mi comentario, tras el nuevo fiasco contra el Alavés en casa.

El portero Pacheco el mejor (Foto: Borja Guerrero y Juan Lazkano)

Empate a cero frente al colista. Ya sé que jugaron de titulares todos los suplentes, excepto Simón, pero… parece que el partido ya lo habíamos visto antes. Los suplentes tuvieron unos 30 ó 35 minutos iniciales lo suficientemente buenos como para dejar el partido sentenciado, pero nuestra falta de pegada nos volvió a penalizar. Luego el Alavés se quitó el agobio y sin hacer prácticamente nada marcó un gol, que por suerte y por el VAR, anularon.

El inicio del segundo tiempo fue similar y de nuevo nos volvieron a meter otro gol, que se volvió a anular, en este caso por mano. Los suplentes habían dejado buenas sensaciones en esos 30 minutos iniciales pero no tuvieron continuidad. Mal endémico en el equipo, sean titulares o suplentes. Morcillo quizá fue el que mejor aprovechó la oportunidad, pena de travesaño. Ibai, algunos centros buenos. Balenziaga cumpliendo de nuevo de central. Sancet, volvió a disparar solo frente al portero pero Pacheco se lució (no tiene suerte con los remates). Villalibre no recibió mucho. Lekue, en algunos momentos, estuvo muy impreciso. Y entre los que ya tienen más minutos esta temporada, Unai López, pasó muy desapercibido (le pido mucho más) y Vesga, destacable, hizo el pase perfecto a Oihan.

La falta de control del partido hizo que Marcelino recurrirse a los titulares enseguida, saliendo prácticamente los cinco, en dos ventanas, en un lapso de 6 minutos. Se mejoró y se tuvieron otras dos oportunidades claras pero ni Núñez ni Berenguer acertaron. Y otra vez, un empate insulso que nos deja fríos y preocupados para la final de Copa del próximo sábado. Me alegra saber que en Barcelona los mismos jugadores tampoco están muy confiados, por lo menos eso se deduce de las palabras de Jordi Alba en una conversación con Piqué. Bien.

Marcelino tiene una semana para insuflar ánimos a los nuestros y buscar el mejor sistema para intentar evitar todos los errores que estamos repitiendo en bucle, desde la vuelta de semifinales contra el Levante. Errores en los pases, en las entregas, errores en los acercamientos, en las terminaciones, errores de defensas, de medios, de delanteros, del portero,… Bastantes, demasiados. Los suficientes como para que estemos intranquilos. Hay que encontrar la versión de la Supercopa y olvidarse de lo demás. Son capaces, muy capaces de lograr competir, que dijo el sábado el entrenador, que es lo que se necesita para ganar la final. Que sabe que lo van a hacer. Sólo hace falta que los jugadores se lo crean y lo lleven a cabo. Los claros favoritos serán los culés, así que nuestros chicos no deberían tener esa presión que parece que les pudo la final anterior. Se puede. ¡Claro, que se puede! ¡A por el Barcelona! Y…

¡Aúpa Athletic!

Tristeza tras el derbi contra el Eibar

Tristeza fue la primera palabra de Marcelino en la rueda de prensa tras el partido.

Yuri y Marcelino protagonistas (Foto: Borja Guerrero)

Y tristeza la sensación que nos quedó a todos. Hablando con algunos amigos me preguntaban si lo que vimos ayer no era lo mismo que veíamos con Garitano. Ya sé que siempre tenemos la mala costumbre de hacer comparaciones, pero es inevitable. Yo les contesté que no. No sé si más por mis ganas de que no sea así, o por ser verdad. Hay una realidad que lo está mediatizando todo y que Marcelino, que no se esconde en las comparecencias ante los medios, habló de ella. Es la presencia inminente de las finales, que hace que muchas cosas se hagan distinto. De hecho, yo con el encuentro de ayer, en otras circunstancias hubiese tenido un cabreo sordo, pero no sentí, curiosamente, más que tristeza. Pensé en la oportunidad perdida de ir a la final con más moral. Como veis mi pensamiento está, de nuevo, mediatizado por el próximo partido. Cualquier cosa que comentemos nos lleva a lo mismo.

Marcelino dijo que son dos competiciones distintas y que en este momento parece que la Liga está molestando. Seguramente él, además de triste estaría cabreado porque pensará que unos profesionales no pueden hacer el encuentro que hicieron ante el Eibar. O que un profesional no puede cometer el error que cometió Unai López. No sé ni cómo calificarlo. Error enorme, monumental, gigantesco, impropio,… Incalificable. ¿En que estaría pensando para hacer semejante bobada? No sé. Este año los «Unai»s se están llevando la palma con el tema de errores groseros. Cuando no es Simón, es Núñez, cuando no, es Vencedor, cuando no vuelve a ser el portero, u otra vez Núñez, y ayer, López. Y con ese error, los armeros consiguieron empatar a 1, poco después de que Yuri metiese un auténtico golazo. Kike García, tras el regalo, con su definición, metió a los de Mendilibar en el partido y dejó noqueados a los nuestros.

Marcelino reaccionó en el descanso dejando en la caseta a los dos medios centros, el propio Unai y Vesga, que no consiguieron dominar su parcela ni crear juego. ¿Quizá con ello perdieron también su puesto en la cita del 3 de abril? Salieron Vencedor y Dani García y la creación mejoró, hasta el último pase de sus compañeros, que siguió siendo horroroso. Hubo contrataques varios, incluso abundantes, pero… todos acababan igual. Estropeados por una última decisión incomprensible o por un remate pobre.

Vuelvo al principio. Y, seguramente mucho mediatizado por las finales. Algo, que no es la primera vez que nos pasa. Os recuerdo en la época de Bielsa, en que la Liga paso a un tercer o cuarto puesto de prioridades, se quisiera o no. Mentalmente, aquellos jugadores y hoy éstos, priorizan lo importante. Así fue con Marcelo y así está siendo con Marcelino. ¿Se tiene más cuidado para intentar no lesionarse? Quizá si vemos el número de faltas del encuentro nos confirme está idea. Pues sí. 5 faltas, nada más, frente a las 15 de los guipuzcoanos. ¿Es coincidencia? Igual sí, pero ahí queda el dato. Si se mete la pierna, una jugada tonta puede hacer que te pierdas lo que todos quieren jugar. No será conscientemente, pero,… la duda queda.

Si a eso le unimos que no tenemos un killer en el área, la ecuación te da lo que te da. Empate a uno que no sabe a nada y que te lleva a pensar que, por favor, semejantes errores no se repitan en abril. Añado que me quedo tranquila porque el entrenador dijo que está seguro que en la Copa esto no va a ocurrir, que es otra competición distinta, y que no tiene dudas. No va a ocurrir. Aprovecho para introducir la viñeta de hoy de Antón, publicada en El Correo, resumen perfecto de lo que digo.

Viñeta de Antón en El Correo

¡Qué así sea! Y…

¡Aúpa Athletic!


Pena el empate contra el Villarreal

Demasiado premio se lleva el equipo castellonense a su tierra, porque el empate a uno no refleja lo que se vio en el campo.

Berenguer goleador (Foto: Borja Guerrero)

Una pena que el dominio y las oportunidades no se materializasen.

Ellos se adelantaron pronto en el marcador, ya que en su primer acercamiento, Gerard Moreno, con un poco de suerte (desvió el tiro Yeray), batió a Unai Simón. Un tiro a puerta, un gol. Los rojiblancos en el primer tiempo tuvieron alguna oportunidad pero el submarino amarillo estaba muy tranquilo combinando el balón, mayoritariamente, en defensa, mientras los nuestros llegaban siempre tarde en la presión. Pocas ocasiones de peligro. Y poco antes de acabar la primera mitad, Berenguer empujó un balón, para certificarse como el máximo goleador en Liga del equipo. Ya lleva seis.

En el segundo tiempo, el dominio casi absoluto fue nuestro, teniendo unas oportunidades claras, pero ni De Marcos, ni Iñaki, ni Iker pudieron materializarlas. Pena. Muniain sigue siendo fundamental, trabajó a destajo, buscando siempre el balón para intentar aportar, dando el mejor pase a sus compañeros. Pena que ayer en el balón parado no estuvo fino. Iñaki asfixiado al final y muy fallón durante todo el encuentro. Me extraña que Marcelino no lo sustituyese. Como también me extraña que no hiciese más cambios e incluso que a Asier, que sí jugó (9 minutos), no lo sacase antes. De hecho, el Villarreal acabó mejor y, en los últimos 10 minutos, casi todas las aproximaciones fueron de ellos. Raro, raro lo de los cambios. No sé, los veía claros, Morcillo por Óscar, Vencedor por Unai López e incluso Íñigo Vicente por Iker. Pero… a Marcelino no le pareció necesario, aunque algunos estaban un poco cansados. La siguiente será mejor.

Y la próxima, por cierto, que rápido ha llegado, es el maratón Levante. El próximo viernes en Liga y el jueves en Copa. Tengo clara cual es mi prioridad. No hace falta que ni os la diga. La Copa. Para empezar, a Muniain no le sacaba el viernes. Vencedor y Vesga jugarán seguro porque Dani y Unai López vieron la quinta amarilla ayer. Iñaki descanso también, y Raúl García también. Incluso Yuri. Jejeje. Ya sé que no me va a hacer ni caso pero… por pedir que no quede. Sea lo que sea, ¡a por el Levante! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Mañana o pasado hablaré sobre la Asamblea, y no es una amenaza… O sí. Jejeje