Triunfo solvente del Athletic en Almería

Hace tiempo que no veía una superioridad tan manifiesta de un equipo sobre otro en el campo.

Don Óscar De Marcos (Foto: Athletic Club)

Cosa que me sorprendió, porque cuando al mediodía vi que Osasuna le había ganado al Betis, y que nos podíamos poner si ganábamos a dos puntos de distancia, me dio un poco de miedo. Solemos desaprovechar esas situaciones. Ese poder dar un paso adelante que te da solidez y te permite avanzar en la clasificación. En momentos así, el Athletic, bastantes veces, ha soltado petardazos buenos. De ahí mi cautela. Pero nada más lejos de la realidad. Ayer, salvo en los 5 últimos minutos de partido, el dominio del encuentro por parte de los nuestros fue impresionante. Quizá también, por ser un poco generosos, podemos excluir los 5 primeros minutos. Pero el resto, lo controlaron nuestros rojiblancos de cabo a rabo. Pena que no se materializara alguna otra de las múltiples ocasiones que se tuvieron, porque el marcador podía haber sido de escándalo.

El primer tiempo, se vio favorecido por el gol tempranero, de Nico, con la pequeña ayuda de Fernando su portero. Un gol casi en frío siempre facilita las cosas. El Almería nervioso para el minuto 8. Estando cerca del descenso no es fácil jugar con el marcador en contra. Además teniendo en cuenta que no eran capaces de liberarse de la presión alta, ni de sacar el balón, sufrían continuas pérdidas, que hicieron que casi todo el juego se desarrollará en su campo. Perfecto.

El segundo tiempo, más de lo anterior, e incluso bastantes más oportunidades. En el minuto 11 De Marcos y Sancet, partiendo del saque de banda hicieron una pared y Óscar definió como un killer. Don Óscar, que en rueda de prensa dijo que todavía no sabía si iba a seguir otro año o no. Francamente, teniendo en cuenta que será uno de los jugadores con más minutos de este año y que por dinero no va a ser, supongo que renovará. Lo cual a mí me parecería genial, porque se lo está ganando en el campo, cada día, a pulso.

Uno que esta semana ha declarado que no sigue es Mikel Balenziaga, son casos diferentes porque Mikel ha jugado este año muy poco. Eso sí todo mi respeto y cariño para un jugador de Club que lo ha dado todo y que desde mi punto de vista siempre ha cumplido. 12 temporadas. 321 partidos. Dos títulos. Así que, permitidme que le ponga también el Don delante, Don Mikel Balenziaga. Gran profesional y por lo que dicen gran persona. No hay más que verle llorar en su despedida a Óscar, para saber que tiene que ser un gran tipo. Sus palabras en la despedida me hicieron llorar, me emocionaron porque se veía que le salía el sentimiento rojiblanco por todos los poros. Siendo importante en el campo en temporadas anteriores, seguro que ahora que juega poco lo es en el vestuario. Su gesto de aplaudir a sus compañeros en el campo o a sí mismo, lo tomo ahora yo prestado para darle mi mayor aplauso. Eskerrik asko, Mikel! Claramente, ¡Uno de los nuestros! Os dejo el enlace de su rueda de prensa aquí. Mila esker, berriro, Mikel!

Volviendo al partido decir que me alegré por la titularidad de Ander Herrera. Jugó 60 minutos y su calidad se nota, diría que casi en cada pase, en su colocación y en cómo ve el juego. Sin ser un escándalo, sí que hizo un buen partido. A ver si puede tener continuidad.

El caso de Guruzeta es otro. Cada vez más asentado, aunque no está metiendo goles, la sensación es que Valverde está encantado con él porque está casi acabando todos los partidos. Baja bastante a surtirse de balones y deja huecos a sus compañeros que posibilitan ocasiones de gol. De hecho, el gol de Óscar, así lo vi yo. Encontró el espacio porque Gorka salió hasta el borde del área, llevándose con él a los defensas. Muy buen trabajo el suyo.

La única pega que encuentro a lo de ayer es que no hubiesen metido algún gol más para que no nos pasase lo que vivimos en el descuento. ¡Qué agobio! Álex Centelles, metió, cómo no, su primer gol en Primera división contra nosotros. Minuto 91. ¡Ay, madre! Y tuvieron, en esos 3 minutos que quedaban, y que el árbitro por ciencia infusa convirtió en 4 y algo, una oportunidad, que Íñigo sacó. Siendo un partido como fue de dominio absoluto, pasar esos apuros al final, es para desesperarse. Hay que afinar la puntería y también mejorar el último pase, por ejemplo, Zárraga no metió gol porque Nico le hizo un pase un poco atrasado. Una pena.

Por último, mención especial para el sinvergüenza de amarillo. En este caso, el señor Pizarro Gómez. ¡Vaya recital dio con las faltas y las tarjetas a los nuestros! Nada más empezar el partido la amarilla a Oihan Sancet es de risa, por ser, no es ni falta. Y la de Vesga, alucinante. Encima acarrea suspensión. Y al pobre Berenguer lo asaron a patadas y eso que solo estuvo en el segundo tiempo, y dos de ellas escandalosas, no es que no sacase tarjeta, es que ni siquiera pitó falta. ¿Y el minuto que prolonga el descuento por su cara bonita?… Un jeta. Un amigo me dice que cada vez son más malos. Yo le he contestado que en este caso es malvado, no malo. Porque es solo hacia un lado, o contra un solo equipo. Malvado. Pero que se fastidie porque hemos ganado. Por cierto, tercer triunfo consecutivo. 13 puntos de los últimos 15 posibles, y los 3 últimos partidos jugados fuera de casa, 3 triunfos como 3 soles. Muy bien encaminados hacia Europa, pero hay que seguir partido a partido. Y esta semana y media que viene es de pegolete, con 3 encuentros, también importantísimos. Empieza el Sevilla el jueves, a esa mierda de horario (perdón, pero es que…), 10 de la noche. Así que…¡a por los hispalenses! Y…

¡Aúpa Athletic!

3 puntos de derbi para el Athletic

Nos acercamos a Europa a costa de una Real, que metía más miedo del que en realidad dio.

Grande Iñaki (Foto: Pablo Viñas)

El Athletic estuvo, si solo puedo utilizar una palabra para definirlo, sobre todo, sólido. Tras unos 10 primeros minutos de tanteo en los que parecía que ellos habían entrado mejor al partido, el primer tiempo completo fue rojiblanco. De hecho, su mejor hombre fue Remiro, con dos paradas de mucho mérito, sobre todo, la primera mano a tiro de Nico. Hay que reconocer que es muy buen portero. Y también tengo que decir, que no me gustó nada el ensañamiento de parte del público (una parte muy grande) con nuestro ex portero. Es cierto que unas cuantas veces ha estado bastante torpe en sus respuestas, reacciones, comentarios con respecto a su ex equipo, pero… No hay mayor desprecio que no hacer aprecio. No me gusta que se insulte y menos con el insulto que se hizo. Una pena. Espero que se regule eso de la grada de animación y que se intente evitar. Quizá pido peras al olmo pero… por pedir que no quede.

Volviendo al juego, el dominio rojiblanco se plasmó en el marcador con el primer gol de Iñaki, el ayer flamante capitán de su equipo por primera vez. Zorionak! ¿Qué mejor forma de estrenar ese honor que con un golito? Jejeje… Pues con dos, pero eso lo cuento luego. Me han corregido el dato. Su primera capitanía fue en 2019. Y como me lo han mandado con mención a Adurizpedia os introduzco el link del tweet aquí. (Mil gracias, Fernando)

En este primer tiempo, quiero destacar a Capa, porque no sólo no desentonó, sino es que encima lo hizo bien.

Bien Capa (Foto: Pablo Viñas)

Llevaba dos años sin ser titular en un partido. Y sin liarse mucho hizo lo que había que hacer y encima, también se atrevió a subir y con peligro. Me alegro por él porque seguramente se volvió a sentir futbolista.

En el segundo tiempo, Imanol visto que el equipo no le funcionaba, introdujo cambios y la presencia de Barrenetxea se notó bastante. Fue uno de los mejores. Se emparejó con Capa y la falta de rodaje de nuestro jugador, le hizo sufrir mucho Se ganó tarjeta y Valverde con muy buen criterio le sustituyó por Vivian. De todas formas le pongo buena nota a Ander.

El dominio pasó a manos de la Real, y tengo que destacar a Unai Simón, que desbarató con 3 ó 4 paradas muy buenas las acometidas de los txuriurdins. Muy bien, Unai, a pesar de ese lunar que casi nos amarga el final del partido, con una entrega a Sorloth, bastante difícil de entender, pero éste pasó a Barrenetxea, que más incomprensiblemente, todavía, tiró fuera. Gracias.

Antes de eso, y cuando mejor estaban jugando ellos, vino el contraataque, Nico, Oihan, y con otra maravilla de Raúl García, que había salido de refresco, y que con la izquierda atravesó el campo con su pase, para la carrera de Iñaki, que de nuevo celebró su capitanía con un tiro estratosférico, que el pobre Remiro ni olió. Impresionante el gol. Jugada rápida y terminación perfecta. 2 a 0. Y a disfrutar de los últimos minutos, en los que nos llevamos algún susto, como el ya mencionado, pero en los que la Real no consiguió meter gol. Así como tampoco consiguió demostrar, en el cómputo general del encuentro, el porqué de su tan buena clasificación, mérito que se lo doy al buen hacer de nuestros jugadores, que no les dejaron ni respirar, sin olvidarse de su vocación ofensiva, porque por mucho que Imanol diga, nosotros también fallamos oportunidades. No sólo fallaron ellos. El Athletic fue mejor.

Comentario aparte me merece el árbitro y su reparto de tarjetas. Algunas de las nuestras fueron claras, otras más que discutibles, pero y ¿a ellos?. Me quedó la misma sensación de cuando jugamos contra el Real Madrid, que da igual lo que hagan , que los árbitros no les sacan tarjeta. Y protestan casi tanto como los blancos. En fin.

Para acabar, recordar que Iñaki lleva marcando en los 3 últimos partidos, y desear que se prolongue su racha, que tampoco se nos ha olvidado que antes de esto llevaba 5 meses sin meter una. Su vuelta al extremo la está agradeciendo a base de goles, y que siga. ¡Aúpa Iñaki!

Y ahora a pensar en el Almería, próximo rival, uno de los más asequibles del calendario complicado que nos queda. No nos van a regalar nada, ni va a ser fácil, pero es la siguiente final que nos toca.. Así que… ¡a por el Almería! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Me.lo recuerdan y lo añado, aunque ya lo he puesto antes en otro comentario, única vez que creo que pasó. Los oles, o oes, no me gusta nada, Nada de nada.

Rock and gol en La Catedral

¿De dónde ha salido este equipo?

Alegría (Foto: Pablo Viñas)

Ayer tardé, en hacerme esa pregunta 37 segundos. Lo que tardó el Athletic en realizar su primer ataque eléctrico. El Almería sacó de centro para iniciar el partido y trenzó una buena jugada llegando al borde de nuestra área, donde Lekue recuperó, pasó a Dani, éste a Álex, que le devolvió a Íñigo, y otra vez a Dani, que pasó a Iker, que combinó con Iñaki, para otra vez tocarla Álex, y de nuevo Iñaki, pero ahora, en el borde del área, túnel al defensa, se interna y chuta fuera. De esos balones al menos 5 al primer toque. En 9 pases, repito, y participando 5 jugadores. Una preciosidad de jugada que si podéis, os recomiendo que veáis. Rock and roll, en estado puro. Y tranquilos porque no os voy a narrar todas las jugadas, pero hubo otras muchas igual de bonitas. Ello me lleva a preguntar de nuevo: ¿de dónde ha salido este equipo? El año pasado sí que hubo algunos, incluso unos cuantos partidos muy buenos, pero este ritmo, este hambre, este juego, no se vio de una manera tan continuada, ni disfrutamos tanto ni tan seguido. Yo estuve encantada con Marcelino, aunque siempre me quejaba de algunas titularidades por decreto y de algunas veces que había conformismo. Pero a la vez, también quería que siguiese en el cargo. Madre mía. ¡Vaya ojo clínico el mío! Y ahora… encantada con la transformación, «Ernesto de mi vida», ¡lo que estás consiguiendo! y que siga así.

Para el minuto 6 le hicieron un penalti escandaloso a Nico, que no pitaron. Lo del VAR, empieza a parecer un chiste malo. Y para el 17, ¡ya teníamos dos goles! El primero, vía conexión Williams, que «virgencita, virgencita se conserven cómo están». Y el segundo de Oihan, a pase de De Marcos. Y yo seguía frotándome los ojos. No sé si os pasó lo mismo. ¡Qué gozada!

Rubi, el entrenador del Almería, dijo que veía al Athletic como un conjunto al que le encantaría parecerse y que estaba siendo el tercer mejor equipo de la Liga en este arranque. Razón tiene. Siete partidos llevamos y tenemos 16 puntos. Y hemos pasado de ser un equipo con problemas de cara a puerta, a ser un ciclón goleador.

El segundo tiempo nos trajo algo similar, aunque aquí sí que vi un poco de desbarajuste defensivo en varias jugadas que podían haber salido caras. Unai hizo dos buenas paradas (en el primer tiempo también hizo otra). A pesar de ello, vimos dos goles más, los Williams en otra conexión, ahora al revés. Centra Iñaki, y por insistencia Nico, bacalao. El cuarto de penalti, que hicieron a un Vesga recién saltado al campo. Hambre de todos jugadores porque que el penalti se lo hagan a Vesga es un dato llamativo. Las ganas son de todos y el hambre de gol, de participar, de meter gol es una gozada. Y como en el colegio, a mí me hacen el penalti, entonces lo tiró yo. Mikel Vesga cogió el balón y puso el 4 a 0 definitivo. Ver para creer.

Por cierto, 3 partidos seguidos ganados. Algo que no conseguíamos desde el año 2019. Nada menos que hace 3 años. Así que…. No quiero echar las campanas al vuelo, porque esto no ha hecho más que empezar, pero como ya creo que dije la semana pasada, ¡qué nos quiten lo bailado! Ver presionar a los jugadores en el minuto 90 como lo hacen,… Buf…

Destacar a los jugadores es complicado por la cantidad de nombres que hay que decir. Oihan descomunal, igual que los hermanos, Iker, también creo que hizo su mejor partido hasta ahora. Lekue, De Marcos, Unai Simón, Álex,… Dani García,… El que haya tantos jugadores te da un plus que te hace difícil tener los pies en el suelo, pero lo voy a intentar.

Y la semana que viene vamos a Sevilla, plaza siempre dificilísima, pero visto el nivel, optimismo no nos va a faltar. ¡A por los hispalenses! Y…

¡Aúpa Athletic!

Partidazo y triunfo frente al Rayo

En Gol TV dijeron que hasta ahora ha sido el mejor partido de la temporada. No he visto el resto, pero estoy segura de que tienen razón, porque al montón de goles, 3 a 2, a favor del Athletic, hay que añadir 4 goles anulados, dos por equipo, y un buen montón de oportunidades. Un gustazo de ver si eres aficionado al fútbol, aunque si eres del Athletic o del Rayo, igual se puede poner alguna peguita, jejeje.. Al tiempo, pero vamos a disfrutar de lo visto y sobre todo de los 3 puntos que nos apuntalan en los puestos nobles de la clasificación.

Los Williams on fire (Foto: Oskar M. Bernal y Juan Lazkano)

El primer tiempo del Athletic, o por lo menos, desde el minuto 5 en adelante, fue un escándalo. De disfrutar de lo lindo. Salvo ese error de Iñigo, impropio de él, ya que la confianza excesiva hizo que le comiese la tostada el delantero y les pusiese el gol en bandeja. Mal Iñigo, muy mal. Hasta ese momento, los únicos 3 goles recibidos por el Athletic en Liga venían de errores garrafales de nuestros centrales. Comenzó Yeray, al siguiente partido continuó Vivían, y ayer Iñigo. Los dos primeros, curiosamente partiendo de ser, seguramente, unos de los mejores jugadores del equipo del inicio del campeonato, pero… hasta el mejor escribano echa un borrón. A partir de ahí, el Athletic fue un vendaval de juego, llegadas, goles, oportunidades. Una auténtica maravilla, seguramente, propiciada por la forma de jugar del Rayo de nuestro querido jugador, Andoni Iraola, que es valiente en su juego, especula poco y siempre va a proponer, pero yendo hacia arriba. Quizá esa presión tan adelantada dejó más huecos de los apetecidos por ellos, y fue una gozada para la velocidad de los Williams, que lo aprovecharon a las mil maravillas. Bueno, los hermanos y también Sancet, Yeray, Dani,… Estos 2 últimos protagonistas principales, por sus asistencias, con sendos pases al espacio a los dos hermanos. El primero, Dani, para Iñaki, que consiguió igualar el partido, con control y definición perfecta (no voy a decir solo cuando lo hace mal), y el segundo, Yeray, para Nico, que ya lleva dos goles en dos partidos seguidos. Y que no pare. Buena forma de celebrar el ser seleccionado por Luis Enrique (un poco exagerado, creo, pero me alegro infinito por él). Espero que no se le suba a la cabeza. Ayer volvió a jugar un muy buen partido y se entendió a las mil maravillas con su hermano. Se intercambiaron posiciones, Iñaki caía a banda, y ambos fueron casi indetectables para los defensas vallecanos. Fueron una pesadilla difícil de parar. ¡Y que sigan!

Así mismo, quiero destacar a Dani García, que empezó la temporada como suplente, pero que ha sabido aprovechar muy bien los problemas físicos de otro destacado en los partidos iniciales, Vesga. Ambos sospechosos habituales para los aficionados del Athletic, sospechosos en general, y como diría un amigo, en tribuna, también. Ambos están cerrando bocas y me alegro por ellos y por el equipo. Otro problema para Ernesto, cuando vuelva Vesga, que debe elegir entre ambos. Ayer Dani soltaba el balón más rápido de lo que yo le recuerdo y con más acierto. El equipo lo agradeció.

Berenguer sigue en estado de gracia y además de asistir a Sancet, para el segundo gol, internada y pase perfecto atrás, también le dio un pase maravilloso a Iker, que solo el paradón de Dimitrievski, impidió que se convirtiera en el cuarto gol de la noche. Pena. Pena enorme, porque en el segundo tiempo el Rayo nos metió en más problemas de los deseados. Se hizo con el balón y los nuestros empezaron a sufrir más. Muni falló otro tiro a puerta. Y para colmo de males salió al campo Falcao. ¡Qué tortura! Tardó dos minutos en hacer una obra de arte, con la ayuda de Iñigo al que se le adelantó demasiado fácil. ¡Vaya Killer! Íñigo, dos borrones en un partido son muchos. Pero sé que van a ser los últimos. Repito, golazo y a sufrir. Un muy buen equipo este Rayo, pero no consiguió empatar. Hubiese sido injusto, pero… también es injusto que siendo el mejor equipo que ha pasado por La Catedral no se lleve ningún premio, y que el Espanyol, que no jugó casi nada, se llevase los 3 puntos. Así que… nosotros a disfrutar con lo nuestro. Aunque, me gustaría sufrir un poco menos. El resultado con un poco más de acierto podía haber sido de escándalo, pero perdonamos y luego viene Paco con las rebajas. Menos mal, que en este caso se quedó en 3 a 2.

Por último, aunque suelo hablar poco de los rivales, en este caso, no pudo dejar de comentar el partidazo que me pareció que hizo Isi Palazón. Hasta pesadillas he tenido con él. Estaba en todos los lados. Y ¡vaya tiro al travesaño que hizo! Todavía está temblando. También tuvo otros dos muy buenos, uno de ellos despejado por Unai, aunque iba a fuera, y el otro, arriba, por muy poco. Además, de todo el juego que repartió, se ofrecía continuamente a los compañeros y distribuía con criterio. Muy bien.

Y ahora, a coger estos 15 días sin Liga, desde la tranquilidad de tener 13 puntazos, de 18 posibles. El siguiente partido el Almería el 30 de septiembre (otra vez en La Catedral), a las 21:00. ¡Queda mucho! Pero como siempre…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Mateu Lahoz, no te aguanto.

Un Athletic de récord gana al Almería

Con una nueva exhibición en el primer tiempo el Athletic se lleva los tres puntos en juego ante un Almería muy flojo. Se puede decir que este partido y el de Vigo han sido casi un calco, aunque los protagonistas no eran los mismos. Sin Aduriz también hay vida y sobre todo goles.

Los goleadores de la noche, Etxeita y Rico (Foto: Deia)
Los goleadores de la noche, Etxeita y Rico (Foto: Deia)
Los rojiblancos lo bordaron en el primer tiempo, para en el segundo bajar en su nivel y limitarse a mantener el resultado sin grandes agobios. Igual, igual que en Galicia. Tanto allí como en San Mamés, se jugaron primeros tiempos buenísimos, en los que si el resultado no fue de escándalo fue por falta de fortuna y de acierto de cara a puerta. Las llegadas se multiplicaron contra los celestes y contra el Almería quiza incluso se aumentaron. Williams en banda derecha volvió locos a los defensas andaluces, convirtiendo en peligro prácticamente todos los balones que tocó. Demostró que su convocatoria para la sub 21 es más que merecida. Su movilidad le da al equipo un arma que ningún otro jugador ofrece. Su velocidad y su capacidad de desborde dan muchísimas posibilidades. El famoso balón arriba a seguir, estando él, adquiere otra dimensión porque lo más probable es que llegue y consiga algo. Ayer lo volvió a demostrar. Puso balones a casi todos sus compañeros y cerca estuvieron los goles. Consiguió un montón de corners y ya sabemos lo que eso supone para nuestro equipo. Sin San José pero con Etxeita, que para el caso es lo mismo. Perfecto remate de cabeza tras saque de corner de Beñat y la lata se abrió para el minuto nueve, lo que siempre facilita el juego. El Almería estuvo desaparecido por incapacidad propia y porque el Athletic se estaba multiplicando a la hora de atacar. El segundo gol, en este caso de Rico fue otra delicatessen. Despeje de puños del portero que dejó el balón al borde del área, donde Mikel con una tranquilidad pasmosa lo paró y, sabiendo que el portero estaba desplazado, tiró una vaselina que casi entró por la escuadra. Perfecto. A partir de ahí, los nuestros siguieron a lo suyo, atacando y atacando. Larguero de Ibai, otro tiro de Rico que sacó abajo muy bien Julián, un nuevo pase de Inaki Williams que cabeceó Ibai picado para que otra vez se luciera el portero. ¡Qué faena porque creo que Ibai necesita el gol! Así como lo necesita Guillermo, que en un par de ellas estuvo cerca, pero otra vez será. Otra de Muniain que quizá más que intentar buscar su gol debió haber pasado atrás, ya que tenía dos compañeros mejor situados. Pero… Iker también necesita el gol y como ya estaban con dos a cero, supongo que prefirió intentarlo él. Lo dicho, otra vez será.
El segundo tiempo empezó con la jugada tonta del partido. Ataque y pase del Almería que dio en Balenziaga y se metió a gol. Faena porque metió al Almería de golpe en el partido. Lo siguió intentando el resto de los 45 minutos pero no es que estén muy sobrados. De hecho no hubo una jugada de peligro en todo ese tiempo. Acercamientos que te tienen intranquilo pero nada más. El Athletic tuvo alguna otra oportunidad, como un buen pase de Ibai desde la izquierda, al que llegó Iñaki muy forzado. pero no hubo más goles.
Quiero destacar a la pareja de medios centros. Al no estar San José se podía pensar que lo íbamos a echar en falta, pero ya comenté la semana pasada que Beñat está inmenso en su posición y ayer lo volvió a demostrar. Rico también jugó un partidazo. Si todavía vamos a tener un problema porque nos sobran medios centros… ¡Bendito problema!. Lo que tengo claro es que a Beñat lo seguía manteniendo de titular. Está muy bien. Un amigo me comenta que la diferencia es que ahora Beñat está bien físicamente. Yo no estoy de acuerdo. Lo único que ocurre es que ahora juega en su sitio, no como antes. Él debe ver el futbol desde atrás, con perspectiva, no de media punta como se empeñaba en ponerle Valverde. Sigue así Beñat.
Para acabar, partido jugado sin San José y sin Aduriz, los goleadores de este año, pero que se solventó sin grandes agobios, consiguiendo esos tres nuevos puntos que nos permiten acercarnos más al Málaga, al que tenemos ahora a cinco puntos. Es muy difícil lograr esa séptima plaza pero… tal y como está el equipo… ¿por qué no? Ahora toca parón, descanso y después … aunque es muy difícil …
¡A por el Sevilla! Y ¡Aúpa Athletic!