Enorme Athletic vence al Girona

Si la semana pasada nos echábamos las manos a la cabeza por haber perdido dos puntos contra el Almería, ayer volvimos a ver al equipo potente que tantas alegrías nos está dando esta temporada.

Álex celebrando el segundo de su cuenta (Foto: Borja Guerrero)

Se venció 3 a 2, resultado muy corto para los méritos de unos y otros, pero victoria al fin y al cabo, además contra el gran Girona, que sólo había perdido antes contra el Real Madrid, dos veces. Si ya en Montilivi en la ida se jugó un partidazo, digno de ver, ayer tampoco le fue a la zaga. Segundo clasificado contra quinto, y dos equipos que van a por los partidos, sin especular. Se presuponía al inicio un buen espectáculo y no defraudó. Eso sí, para estar donde está el Girona me sorprendió la cantidad de fallos que cometió, en la salida de balón. Fallos que le penalizaron con dos de los goles de los rojiblancos, y con otro montón de jugadas que deberían habernos permitido acabar mas tranquilos el partido de lo que lo hicimos. Y uno de los «culpables» de ello, fue Iñaki Williams, que sí, marcó un golazo en el segundo tiempo, difícil de lograr, con suspense, dando primero al palo y luego adentro, pero que en el primer tiempo si hubiese estado un poco acertado, solo un poco, podía haber metido 4 goles, o hacer que los metiesen sus compañeros. Las falló de todos los colores y formas. Unos amigos me dicen que ayer mejoró mucho sus prestaciones con respecto a sus últimos partidos. Solo coincido en si se refieren a que se le vio más y participó en todas las jugadas de peligro, porque, efectivamente, fue así. Pero claro, es que las falló todas y cada una. Una fue al palo, pero es que en esa, en concreto, tenía fenomenal colocado a Guru para hacerle el pase de gol. En la primera que tuvo, en una pared con Unai, éste le bordó el pase, pero lo remató mal; como en varias más, remates erróneos, o pases atrás defectuosos. Una pena porque se podía haber acabado el partido, en ese primer tiempo, con 6 o 7 ocasiones clarísimas. Ellos tuvieron 3. Una de ellas sacada con una buena mano de Simón. Perfecto. Del primer tiempo, también destacar el gol de Berenguer (está de dulce) a los 88 segundos de partido y el mal arbitraje de Sánchez Martínez. Un desastre con las tarjetas. Herrera del Girona pisó a Ruiz de Galarreta, y nada. Aleix García, derribó a Unai Gómez que se iba en contraataque, y tampoco. Plantillazo a Yuri y nada. Eso sí, el pisotón de Lekue a un contrario, tarjeta. Que claro que era, pero también las otras. Además, está la jugada en la que el portero salió del área con el balón agarrado. Clarísimo en el campo y clara también en la tele. Nada. Sigan, sigan.

En el segundo tiempo, se empezó de la peor forma posible. Iñaki hizo un pase «bueno’, pero al contrario, y en esa perdida, casi marcan, y si no lo hicieron fue porque Unai sacó el pie, pero en la continuación de la jugada, sí que llegó el empate. Para desesperación de todos, ya que no era en absoluto merecido. Pero si algo tiene el Girona es pegada. Les dejas media oportunidad y te meten uno. Una pena.

Menos mal que al de poco, y tras 5 minutos nuestros de inspiración voltearon el resultado, con un 3 a 1. Otro de Berenguer (doblete), tras robo y maravillosa asistencia de Guruzeta. ¡Vaya trabajo está haciendo Gorka! Extraordinario. También hizo un jugadón en el primer tiempo que debería haber acabado en gol sí Iñaki, hubiese estado medianamente acertado. Eso sí, Iñaki, a pase de Yeray, con un balón largo, controló, se deshizo del defensa y bacalao. Perfecto, ahí sí, perfecto. Por otro lado, repito que sorprendente la endeblez defensiva de los catalanes, porque en este periodo, les podía haber caído alguno más. Así como horroroso el trencilla con su inexistencia de tarjetas para ellos. Eric García debió ver la segunda por derribar a Unai Gómez, impidiendo otro contraataque. Pero nada, nada.

Pero ¡cómo nos gusta sufrir!,… de la nada otra vez ellos, en este caso en una falta lateral, consiguieron el 3 a 2, con muchísimo tiempo por delante, para ahondar en el disgusto, lo que probó la fortaleza de los corazones más aguerridos. Menos mal que no pudieron aguarnos la fiesta, otra vez gracias a Unai, que tras una media salida, lo solucionó sacando el pie, para evitar el gol. Y seguido, Vivían sacó la cabeza para evitar un gol ya cantado. ¡Qué agobio! Hubiese sido injustísimo y nos hubiéramos quedado con cara de tontos. Menos mal que no. Así que todos a disfrutar de la victoria y de los 3 puntos importantísimos, tanto a nivel de moral, como de puntuación. Zorionak chavales!

A destacar, además de a los mencionados Gorka y Álex, otra vez al centro del campo, a la sala de máquinas, porque de nuevo estupendo Prados y muy bien Galarreta y Gómez. Yeray (que se fue tocado) y Vivian también muy bien. Trabajo coral, y el esfuerzo se vio recomponsado.

Todos a disfrutar de lo logrado, pero a seguir trabajando. El domingo que viene nos toca ir al Benito Villamarín, donde nos tienen tanto cariño y que no se nos suele dar muy bien. Además es uno de los equipos perseguidores en la tabla. Sería fundamental puntuar. Pero recuerdo que es 4 días antes de la vuelta de Semifinales de Copa. A ver cómo lo gestiona Ernesto. Complicado. ¿Hará rotaciones? Yo de hacerlos tengo una muy clara en la cabeza y es sacar a Julen en Liga y poner a Simón en Copa. Pero, no creo que lo haga. Sea como sea,… ¡a por los béticos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Decepcionante Athletic empata en Almería

Viendo los resultados de la jornada liguera, enormemente favorables al Athletic; teniendo en cuenta que nos enfrentábamos al peor colista, creo, de la historia de la liga, 6 puntos y ni una sola victoria; añadiendo que los nuestros si ganaban se podían aupar a un puesto Champions,… se cumplió ayer, la peor previsión que todos hemos tenido esta semana.

Titulares en Almería (Foto: Athletic Club)

Que el equipo soltase el petardazo de turno y que volviésemos de allí con cara de tontos. Para acabar de culminar la tristeza, encima el Almería se quedó con 10 en el minuto 50, por doble amarilla a Ramazani. A pesar de ello, no se consiguió ganar. No sólo eso, hay que añadir, que no se perdió de churro, porque ellos tuvieron dos contraataques de última hora que no acabaron en gol porque eran ellos. Un palo y un desastre de contraataque. Menos mal. Porque como mal menor hay que decir que casi debemos estar contentos con el punto obtenido. Con la boca pequeña habíamos hecho el cuento de la lechera, de ganar al colista. Con más miedo que vergüenza a pesar de jugar, repito contra un conjunto que tenía 6 puntos. Pero una cosa son los cuentos y otra la realidad. Es curioso, porque pensábamos que este año podía no darse el que la previsión pesimista se cumpliese, por la consistencia que llevan mostrando toda la temporada, pero… tampoco podemos olvidar que contra los otros dos equipos que están también en descenso, y en sus casas, Cádiz y Granada, solo conseguimos empatar. Así que no sé si es porque se nos dan mal los colistas, porque se nos da mal Andalucía, o porque se nos da mal tener oportunidades de acercarnos a puestos mas altos de lo normal, o por las 3 cosas a la vez. Sea como fuere, anoche lo volvimos a hacer.

Los jugadores que salieron de titulares me parecieron muy bien teniendo en cuenta que teníamos las bajas de Nico, Guruzeta y Vivian. Pero nada más iniciarse el partido se vio que se estaba desafortunado en los pases, que algunos jugadores sin oposición perdían el balón, dándoselo a los otros o a fuera de banda directamente. Prácticamente no se generaba y el partido trascurría en zona de nadie. Hubo una internada de Unai Gómez con pase atrás, un par de tiros sin peligro, otro de Asier, un córner, también de Unai, que remató Aitor Paredes y que su portero sacó con una parada impresionante, y poco o nada más.

Se ve que a Ernesto no le gustó lo que vio e introdujo dos cambios en el descanso, quitando a Asier y a Unai. Ni me gustaron los cambios, ni creo que los introducidos aportaron gran cosa, salvo claro está, el cabezazo al palo de Rulo. Por cierto, aunque solo es un dato, Zorionak a Raúl, por tu partido 600 de ayer en Liga. ¡Qué barbaridad! Pena que no lo celebrase con gol. Luego salieron Sancet, que no hizo nada, y Herrera, que puso el balón a Rulo en el cabezazo citado y poco más Y, por último, Adu Ares, que tampoco aportó gran cosa. No sólo ellos. Había muchas cosas que no estaban funcionando. Eso sí, todos se mataron a trabajar aunque sin fortuna. Vesga perdió muchísimos balones. Iñaki no es el mismo desde que se fue a jugar con Ghana. Íñigo Ruiz de Galarreta tampoco está como antes de las lesiones. A Muniain el ritmo de los partidos le sobrepasa e hizo un saque de falta, que convirtió en un contraataque para ellos, una cosa escandalosa. Y cuando es que no, es que no. Así que bienvenido sea el punto obtenido, y a esperar, que el próximo lunes contra el Girona en San Mamés se vea otra versión. Como son la revelación de la Liga, y no son colistas, suponemos que los nuestros sacarán a relucir su mejor versión. ¡Ojalá! ¡A por el Girona! Y…

¡Aúpa Athletic!

Un punto del Athletic en Cádiz con resaca

No me voy a quejar porque la paliza que se pegaron el miércoles en la Copa para eliminar al Barcelona fue de las grandes.

Yeray, la mejor noticia (Foto: EFE)

Resaca física y resaca emocional. No es la primera vez que nos pasa, pero espero que sea la última, aunque es difícil. Como el mismo Ernesto ha reconocido al finalizar el partido, el año pasado se bajó mucho en Liga en estos partidos que iban entre partidos de Copa. Él como yo, espera que no se repita. A ver si es verdad. Supongo que cambiar el chip tampoco será fácil, por muy profesional que seas.

Los once elegidos por el mister para iniciar el encuentro me parecieron muy bien. Introdujo 7 cambios con respecto a la Copa pero todos son más que capaces de ser titulares y había que repartir minutos. El problema no fueron los elegidos, sino lo rápido que perdían el balón. Estaban muy desafortunados y eso hizo que la iniciativa la llevara el Cádiz. De hecho, dominaron toda la primera parte. Tengo que destacar la mejor noticia de ayer que fue la vuelta de Yeray a los terrenos de juego, casi 4 meses después. Jugó todos los minutos, formando pareja con Vivian. No me dio sensación de inactividad, lo cual es mucho decir para estar tanto tiempo parado y tras dos operaciones. Es nuestro fichaje estrella del mercado de invierno. Me alegro infinito por él, y por supuesto, por el Athletic. Adu Ares repitió titularidad y fue uno de los destacados. Quizá el que más lo intentó. Así mismo, el de siempre, Unai Simón, porque aunque tampoco el Cádiz estaba para muchos trotes, algo de miedo metieron con un tiro de falta de Alcaraz, excelentemente abortada por él. Por contra, Iñaki estuvo irreconocible, pero todo el mundo puede tener un día malo.

Visto el primer tiempo daba la sensación que el equipo dejaba los deberes para el segundo, y al de 15 minutos, Txingurri introdujo a Oihan, Jauregizar y Yuri, y al de poco a Nico por un Adu que recibió una tarascada importante de Alejo, que incomprensiblemente, no supuso amarilla. Con Oihan en el campo el Athletic se puso a dominar y pareció que se iba a por los 3 puntos. La alegría duró poco ya que seguían igual de imprecisos pero con otros protagonistas, supuestamente, más titulares.

Cuando no se puede no se puede, y ayer era evidente que estábamos de que no. Por tanto, conseguir un punto es un mal menor. Si queremos aspirar a cotas mayores, no se pueden hacer estos partidos, pero nadie dijo que iba a ser fácil. Y menos si al que hay que quitar la plaza es al Barcelona, porque aunque no juegues contra ellos, siempre queda la sombra de la duda, de que influyen. Y si no, que alguien me explique una de las ultimas jugadas, que nos podía haber dado el triunfo, o más bien nos debería haber dado el triunfo. Por supuesto, hablo del penalti que le hace a Nico, Fali, dándole un codazo sin balón, en el área. Una jugada que, como comentó Ernesto era absurda, porque el pequeño de los Williams, ya había perdido toda oportunidad de jugar el balón. Pero la falta existió y era penalti. El árbitro pudo no verla, pero Del Cerro Grande en el VAR tendría hasta 3 o 4 tomas distintas. Por si tenéis dudas os dejo las imágenes de Dazn en este enlace. ¿Por qué no avisó? Todos sabemos la respuesta. Asqueroso. Y como yo no puedo hacer nada para evitarlo, si le pido al Athletic que proteste. Que lo diga bien alto, con alguna nota institucional. Y a la prensa que lo repita y repita, por tierra, mar y aire. ¡Ya está bien está tomadura de pelo del VAR, de la Federación, del Comité de árbitros,… !

Y el viernes, tenemos que convertir este punto en bueno, ganando al Mallorca en San Mamés. Olvidarse de la Copa e ir a por los mallorquines. ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Golpe de autoridad del Athletic contra la Real

¡Qué gozada es ver este año al Athletic!

Grande Álex (Foto: Borja Guerrero )

Lo que estamos disfrutando no nos lo quita nadie. La Real es un muy buen equipo, que llevaba un montón de partidos sin perder, creo que 13, y al que no le metían dos goles en un solo partido desde el 19 de octubre, siendo uno de los menos goleados. Y ayer, prácticamente no tuvimos noticias de ellos hasta los últimos momentos. La capacidad que tiene nuestro equipo para minimizar a unos muy buenos equipos es una maravilla. El primer tiempo fue una muestra clara de lo que estoy diciendo. La Real parecía un equipo menor que no sabía cómo quitarse el agobio de no poder generar, de no tener el balón, de no ser el equipo que gusta en Donosti. Estuvieron irreconocibles. Su centro del campo de mucho nivel, con Merino, Zubimendi y Brais, no se imponía y no podían realizar su juego rápido, que ha puesto en tantos problemas a los rivales. Su velocidad no apareció, porque la presión y la intensidad rojiblanca no les dejó jugar. Una gozada. Y si encima por momentos se juega con muchísima calidad, combinaciones, transiciones rápidas, y culminas con gol… ¡Qué más se puede pedir! Bueno sí, pedimos que un jugador que es muy suplente, juegue y marque dos goles. Álex, que ha jugado muy poco con anterioridad, ahora, al no estar Iñaki Williams, está aprovechando la oportunidad de la titularidad, con creces. Chapeau por él. Me alegro infinito. En el primer gol está donde debe, para empujar, una preciosa jugada entre Nico y Yuri, con pase atrás. Y el segundo, muy bonito, porque centró a la red con la izquierda un balón que quedó suelto en el área, tras un rechace. 4 goles lleva ya, a pesar de sus pocos minutos. Y esto es lo que está pasando este año, que el que sale del banquillo aporta. El ideal que desea cualquier entrenador. Una gozada. Como maravilla fue otra vez ayer el partido de Ruiz de Galarreta. Buff… empieza a no poder haber palabras para alabar su juego. El equipo va a su son y no solo crea, sino que también corta y barre lo que no está escrito. ¡Qué listo es! Está donde debe y cortó ayer unos cuantos balones peligrosos y otro par de veces hizo las faltas que se necesitaban y encima, sin que le sacasen tarjeta. Pena que una de las tarascadas de Merino le tocó, parece que la cadera, y se tuvo que retirar renqueante. Esperemos que no sea nada porque está en un momento sensacional, bueno momento no, temporada, una temporada espléndida.

El segundo tiempo no fue como el primero. Los donostiarras dieron un paso adelante, como no podía ser de otra manera, y el Athletic se dedicó a contenerlos. Echó mano de oficio y tampoco le permitió a los blanquiazules muchas alegrías. De hecho, los tiros a puerta fueron inexistentes, dos tiros al cielo, y un par flojos cerca de los palos. El más peligroso fue en el minuto 85, y el gol, en el 87, que hizo que el marcador fuese engañoso, fue un tiro horrible de Aihen, que dio en el pecho a Oyarzabal y fue a puerta. Un churro, vamos. Nervios para los últimos minutos pero, en teoría, nada más, y sobre todo, para el público. Los nuestros a lo suyo. Final y 3 puntos más, ya llevamos 12 seguidos, que hacen que el siguiente clasificado, es decir, nuestro rival ayer (sin contar a Barcelona y Atlético), se quede a 9 puntos de distancia. Tercero en la clasificación provisional. No hay más que disfrutar de lo que estamos viendo. Y de los buenos partidos que hacen un montón de nuestros jugadores, porque además de los mencionados, Sancet hizo un primer tiempo, muy bueno, los centrales, Dani y Aitor, los laterales, Yuri e Íñigo Lekue, Guruzeta, Vesga, Unai, que como novedad ayer tuvo un fallo,… Todos están impresionantes. Así da gusto.

Sobre la Real comentar que en el primer tiempo me sorprendió que salieron a que no pasara nada, y a perder el tiempo. Lo de los saques de banda fue enormemente llamativo, lo que provocó los silbidos de La Catedral. Y algunas de las faltas que hacen son de roja, por ejemplo la de Barrenetxea. ¡Vaya cerdada, por detrás, sin posibilidad de llegar al balón! Pero ayer el nivel de las tarjetas… y aunque un amigo me dijo que no comentase lo de las que nos perdonó a nosotros (jejeje), que las hubo, tengo que decir que a ellos también les perdonó bastantes. Increíble que Brais se fuese sin tarjeta.

Y el martes, sin tiempo para pensar, nos viene el Alavés, para disputarnos la Copa, así que , ¡a por los babazorros! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Y no me olvido que mañana las chicas se juegan, también en San Mamés, el paso a cuartos de la Copa de la Reina contra el Madrid. Así que muy fuerte… ¡Aúpa neskak!

Un baño de realidad frente al Real Madrid

A pesar de mi optimismo previo, entre el Athletic y el Real Madrid hay un abismo.

Iñaki y Unai con Militao (Foto: Borja Guerrero)

El equipo blanco está a otro nivel y no hay nada que objetar a su apabullante dominio, en un partido en el que dio la sensación de que si hubiesen necesitado más lo podían haber logrado. 0 a 2 y para casa. Otra derrota más en San Mamés, que espero que sea porque es contra galácticos y que de aquí en adelante impongamos más, no como la temporada pasada. El público apretó, a pesar de la huelga de parte de la grada de animación, menos mal que dentro de dicha grada no todos son iguales. Mi aplauso más enérgico a los que ayer animaron en ella. A los que no, ya dije antes del partido, que les cobraba esa entrada al precio del resto, sin descuento

El primer tiempo le bastó al equipo de Ancelotti para dejar patente su calidad y subir al marcador el 0 a 2 final. Como no quiero empezar la Liga criticando, voy a hacer el ejercicio contrario, es decir, comentar lo que me pareció bien.

En primer lugar, el debut como león, con titularidad de Unai Gómez. A Valverde se le suele tachar de conservador y de que le cuesta mucho apostar por los canteranos. Pues aquí demostró que quizá con Unai no es así. Ojalá no sea un espejismo. Sancet había jugado muy pocos minutos en pretemporada y Unai, los que jugó se dejó ver, tuvo desparpajo y participó activamente en la creación de juego del equipo, no solo por el gol que le metió al Celtic, sino también por una asistencia de gol en otro partido y cantidad de pases en franquicia a los compañeros, creando peligro. Imagino que de ahí la apuesta de «Txingurri». Sólo jugó 45 minutos pero de nuevo mostró pinceladas más que interesantes. Entre otras cosas, robó un balón arriba y se metió solo en el área, chutó entre los 3 palos, pena que fue suave. Tras el disparo, Militao se lo llevó por delante, en una entrada bastante sucia, porque no solo va con los tacos de la pierna izquierda por delante, sino que con la derecha le barre.

Entrada peligrosa (Foto: Borja Guerrero)

¡Vaya susto, porque pensaba que lo había roto! Una tarjeta como una casa. Para el ex árbitro Pérez Burrull, penalti. Y para Gil Manzano, colegiado del encuentro, seguramente sí hubiese sido en la otra área, también. A favor del Athletic, no. Ni tarjeta, ni penalti. Ya sabemos cómo funciona esto. Además, Militao, es del ”equipo más deportivo» del campeonato, así que nada. Y gracias que Unai pudo seguir, aunque no sé cómo tendrá el tobillo. En el descanso fue sustituido por Oihan. Se notó también su presencia, por lo menos hasta que recibió una entrada que lo dejó algo renqueante. Eso sí, me da la sensación que Unai va a tener participación este año. Me encanta que haya competencia por los puestos, que los jugadores, todos, tengan que estar con las orejas tiesas, para luchar por los minutos de juego. Zorionak Unai!

Unai Simón también muy bien. Hizo unas cuantas paradas de mérito. Bellingham, como dijo Ancelotti, es un fuera de serie, físicamente un portento, pero en el gol no se puede tener más suerte. Le salió mordida, botó en el suelo y pasó por encima de Unai, haciendo imposible el pararla. ¡Vaya suerte! En la celebración del gol, nos demostró a todos que ya está plenamente integrado en el Real Madrid, encarándose dos veces con la grada de animación. En fin. Dios los crea y ellos se juntan.

Vivian también solventó muy bien todo el trabajo que le dio Vinicius, que fue mucho, pero éste sólo consiguió chutar una vez a puerta. Sacó balones muy complicados.

El otro debutante de la noche fue Imanol García de Albéniz, en el que también hay puestas muchas esperanzas, pero que habrá que tener más paciencia con él porque sale de una lesión grave que le ha tenido apartado de los terrenos de juego muchos meses. Así y todo ayer ya puso dos balones desde la banda bastante buenos, sobre todo uno de ellos. Zorionak, Imanol!

La vuelta de Íñigo Ruiz de Galarreta también me ilusiona. Le vi mejor en el segundo que en el primer tiempo, pero como a todo el equipo, así que mi confianza en él sigue a tope.

También vi mejor a Herrera que el año pasado, así que también confío en que mejore y pueda dar al equipo lo que se esperaba cuando se le volvió a traer a Bilbao.

Por supuesto, no me olvido de De Marcos, que ayer jugó su partido 500 con el Athletic. Honor a Óscar, que para mí debería ser el primer capitán del equipo,… aunque creo que en el corazón de muchísimos athleticzales ya lo es. Ayer sufrió, como el resto de sus compañeros, pero cumplió en defensa y en ataque lo intentó una y otra vez, aunque sus pases no tuvieron rematador. Ya llegarán. Muy grande Óscar. Enorme. ¡Zorionak a ti también!

Y el sábado que viene empieza nuestra Liga, en Pamplona, así que ¡a por Osasuna! Y…

¡Aúpa Athletic!