Difíciles 3 puntos ante el Valencia

Si el punto de la semana pasada contra el Mallorca nos dejó sabor agridulce, estos 3 puntos conseguidos ante el Valencia, también en la Catedral, nos dejan muy buenas sensaciones.

Golazo de Álex (Foto: Athletic Club)

1 a 0 y a pesar de que otra vez vemos que no andamos sobrados de gol, el Valencia nos mostró que es un muy buen equipo, que tuvo la posesión del balón y que no se dedicó precisamente a especular, sino que fueron decididamente a por el partido, igual que los nuestros. De ahí que el triunfo tenga doble valor. En el primer tiempo, a pesar de ser un poco de ida y vuelta, las mejores oportunidades las tuvo el Athletic. Pero los rivales, aunque sin peligro, salvo una jugada, se acercaron al área repetidas veces. Samu Castillejo tuvo la única clara de los Ches, pero tiró elevado. Los rojiblancos tuvieron varias claras que no supieron acertar, Berenguer, Nico Williams, un gol anulado por fuera de juego a Iñaki,… Por cierto, sobre esto último habría que trabajar. Habría que recordarle a Iñaki que no se puede quedar mirando el balón o la jugada cuando él no participa, porque es frecuente que haya una segunda jugada y se pueda quedar en fuera de juego, de manera repetitiva, como en realidad le ocurre.Otras veces es porque se mete demasiado rápido al desmarque, como en el segundo tiempo, en el que hubo un contraataque dirigido por Zárraga, que tuvo que retener el balón porque el mayor de los Williams se había metido donde no debía. Tiene que trabajar ambas cosas. Vuelvo al hilo del partido. En el que llegamos a los últimos minutos del primer tiempo, cuando Berenguer se inventó un tiro desde el borde del área, con la zurda, que se coló pegado a la cepa del poste. Mamardashvili, portero que nos amargó la temporada pasada, igual pudo hacer algo más. No sé. 1 a 0 y al descanso.

Sobre el segundo tiempo, Valverde comentó que el Athletic mejoró porque no le dejó tan suelto al Valencia. Tuvimos varias oportunidades de meter el segundo. Varias contras que se deberían matar bien, pero nos falta ese buen hacer rematador y también ese último pase adecuado que facilita la labor a los delanteros. Además tuvimos otro gol anulado, esta vez a Nico, también por fuera de juego. El Valencia seguía dando miedo, por la insistencia, pero sin gran peligro. Salvo en el descuento, que se nos heló la sangre. En los últimos segundos estuvimos a punto de perder dos puntos. De no creer, pero nuestro corazón volvió a su sitio cuando el balón salió rozando el poste. Buf… Hubiese sido un mazazo de difícil digestión, porque 30 segundos antes podían haber metido los nuestros el 2 a 0, pero… Menos mal.

Destacar a los dos centrales, Yeray y Vivían, Vivían y Yeray. Vaya dos partidos que han hecho. Están a un nivel altísimo y que sigan. Vesga otra vez ocupó mucho campo, recuperó bastante, aunque a veces está demasiado solo y se le multiplica el trabajo. No me olvido que él dio el pase a Álex, antes del gol.

A Sancet y a Muniain les pido más velocidad en la circulación de balón. Iker hizo lo que debía haber sido una asistencia, pase excelente, pero el uno contra uno contra el portero, Alex no lo convirtió en gol. Pena.

Los Williams corrieron lo que no está escrito y entraron por bandas bastante, pero a ambos les fallo quizá la pausa en el último pase.

Por supuesto, eché de menos a Villalibre, fue mi disgusto particular de ayer por la tarde. Encima, como me comentó mi vecino de localidad, casualidad, no estaba Asier y ayer metieron muchos más balones al área desde las bandas que contra el Mallorca. En fin. Ahí que darle partidos al Búfalo.

Zárraga y Raúl García, saliendo desde el banquillo los dos, muy bien.

Y así tenemos 4 puntos y moral, porque estos 3 últimos se han conseguido ante, repito, un muy buen equipo. Moral que siempre te da más alegría para ir a Cádiz a por otros 3 puntos más.

Mi último comentario es para la grada de animación, que varios de los lectores de este blog y amigos me preguntaron la semana pasada que qué me pareció. No contesté porque quería ver un partido desde mi localidad de siempre, ya que contra el Mallorca estuve en otro sitio, y para hacer una comparación me parecía que debía estar en mi sitio. Pues bien, ayer estuve en él, y vi a la grada increíble durante todo el partido. Contra los insulares, en el segundo tiempo, igual decayeron un poco, pero ayer fue impresionante. Muy bien. Ambientazo, que llamó la atención incluso del entrenador contrario, Gennaro Gattuso, alguien acostumbrado a jugar en campos caldeados, y que dijo que con ese ambiente era complicado jugar, que muy bien la afición. Pero también debo decir que de la semana pasada no me gustó nada que la grada le hiciese un homenaje a Iker por sus 500 partidos. No entiendo por qué lo tuvieron que hacer ellos solos. Mucho más lógico, me pareció lo de ayer, que el aplauso y el homenaje viniese de todo el campo, no solo de una parte, y antes de comenzar el partido, con todo el público. Encima entregado por Iribar y Susaeta (¡Ahí es nada!). Y, por último, repitiendo que ayer la grada me encantó, no me olvido que no solo ellos animan, que también muchísimos en todo el campo no paramos de hacerlo, y hay momentos que incluso todo el campo al unísono lo hace, lo cual es una gozada. Y eso sí que da puntos, todos al unísono.

Y la semana que viene, sin el apoyo de los incondicionales de casa, pero supongo que con la presencia de muchísimos peñistas, por supuesto, también incondicionales, ante los que los nuestros deberán seguir dando el do de pecho para conseguir otros 3 nuevos puntos. ¡A por el Cádiz! Y…

¡Aúpa Athletic!

Empate agridulce contra el Mallorca

Inicio liguero en la Catedral y empate a cero contra un equipo el Mallorca que vino, como es lógico, a hacer su partido, poniendo un autobús en su parcela de campo.

500 partidos de Iker, ya. (Foto: Athletic Club)

El Athletic, por un lado, demostró que sigue con su problema de los años anteriores, la falta de gol. Sin gol no hay premio y será difícil conseguir el objetivo, que el otro día en rueda de prensa presidente, capitán y entrenador establecieron, el clasificarse para Europa. Pero por otro, quiero ser optimista y me agarró a que ayer vi más cosas, más variantes que los años anteriores, y sé que esta temporada este equipo va a tener unos números goleadores más a la par con un equipo de esta categoría. Convencida estoy y así lo digo. Para empezar, me encantó ver de inicio a Asier Villalibre. Espero que siga de titular muchos partidos más. Si tiene suerte con las lesiones, debería jugar mucho más que hasta ahora. Para el minuto dos, ya disparó entre los tres palos un balón muy complicado, por su situación en el campo, teniendo la portería detrás, y por hacerlo al primer toque y con el exterior. Para mí, un puro delantero centro. Sin pensar, al primer toque y con calidad. La misma calidad, que por desgracia, demostró ya, en dicho minuto dos, el portero mallorquinista, Rajkovic, que consiguió sacar el balón. No sé qué tiene San Mamés, pero se las pinta solo para sacar jugadores internacionales de entre los contrarios. Está vez ha sido el portero. Sacó todo lo que le llegó y en la única que hizo la estatua, un tiro de Vesga, impresionante, el balón se fue al palo.

Tanto en el primer como en el segundo tiempo, hubo un buen montón de oportunidades. 16 tiros nada menos, de los que 8 fueron a puerta, otro más al palo, a parte del citado, en este caso de Yuri, tras paradón del portero serbio, a un muy buen tiro, tras pase de Asier. También le sacó a contrapié una muy difícil a Guruzeta, que jugó unos minutos.

La alineación, primera de Txingurri en su tercer periplo por Bilbao, fue muy arriesgada por el marcado corte ofensivo. Me sorprendió muchísimo ver juntos a Oihan y a Iker. Este último cumplió su partido 500 en el Athletic. Zorionak por el logro, porque es impresionante. Eso sí, no estuvo muy afortunado, aunque dio un pase buenísimo a Berenguer (cuyo chut a puerta, de nuevo, lo sacó el meta). Muni también hizo un tiró forzado en el 44, que todos cantamos gol, pero que el portero blocó sentado en el suelo. Una pena. Sancet tampoco estuvo muy afortunado. De todas formas mi confianza absoluta en él. De hecho, para mí no hubiese sido el primer cambio. Hubiese quitado antes a Iker, que estaba ralentizando mucho el juego. O incluso a Iñaki, que tampoco tuvo su día. Me queda la duda de si quitó a Sancet porque le están cuidando, para que la pubalgia no le vuelva a molestar. Tampoco hubiese quitado a Asier. Y eso que Raúl me encanta, pero quiero verle más minutos al Búfalo. Tiene que convertirse en nuestro delantero centro.

Destaco el debut a Malcón Adu Ares. 4 minutos, que le sabrían a gloria a él y que al resto nos ilusionó, porque vemos que hay futuro, o presente, de calidad.

Y para destacar a alguien, debo hablar de nuestro guardameta. ¡Vaya parada que hizo a remate de cabeza bermellón! ¡Qué maravilla! Y también en el primer tiempo, tras error de Vesga, eso sí, propiciado por un pase muy comprometido de De Marcos, Unai solucionó un marrón con solvencia. Además tuvo una salida rápida anterior en la que estuvo muy atento. Es un seguro. Como lo son Yeray y Vivían. Muy buen partido el de ambos.

Y para ir acabando, comentar, que vi juego suficiente de ataque y de calidad, para afirmar que vamos a meter más goles que el año pasado.

Y por último, no sé si el rumor de Ander Herrera es cierto o no. Pero no me gustaría que viniese a cerrar puertas algún jugador que debería explotar este año en el campo, pero que si traen a Ander lo que explotará será en el banquillo, porque después de pagar un dineral por un jugador de 33 años, al que le darás una ficha alta, no podrán dejarle sin jugar. Vamos a confiar en los canteranos. Además, ¿no queríamos intentar reducir costes? Meter otro sueldazo, para un jugador que está ya de vuelta… No me parece. Quiero que este año sea el de Sancet, el de Zárraga, el de Vencedor,… ¡Ojalá no venga!

Y la semana que viene, también en casa contra el Valencia. Equipo que se nos atragantó el año pasado, sobre todo por ese juego desagradable y marrullero que proponía su entrenador, Bordalás, y que los Ches lo desarrollaban a las mil maravillas. A ver cómo es el equipo de Gennaro Gattuso, su nuevo mister. Sea como sea, ¡a por el Valencia! Y…

¡Aúpa Athletic!

Asier Villalibre merece más minutos

Llevaba un año sin marcar gol, desde el 7 de abril del año pasado que hizo uno en Anoeta.

Asier, nuestro dela tero centro (Foto: Pablo Viñas)

Para un delantero es un dato duro, pero a pesar de ello sigo convencida de que es nuestro delantero centro. Por ello, no me canso de pedir más minutos para él. El dato de un solo gol es significativo pero es que es imposible que tenga más porque en Liga ha jugado 14 partidos, saliendo de ellos, solo dos como titular. Lo normal ha sido que le hayan dado 10, 15, o 20 minutos en cada una de las 12 veces que ha comparecido. desde el banquillo . Es decir, una miseria. Sé que para él ha sido, o está siendo un año muy duro debido a las lesiones musculares. La lesión inicial en el bíceps femoral y luego las dos o tres recaídas… Mucho tiempo parado, sí. Pero, también tenemos que decir que cuando está disponible Marcelino no cuenta con el más que de manera residual. De hecho, aquí arriba, ya he escrito los datos fríos que confirman lo que digo. Números que me llaman la atención, porque si en algo estamos todos de acuerdo es, en que al Athletic le falta gol, mucho gol. Que se hacen ocasiones, pero que no se materializan. Si a eso le unimos que el delantero centro que más minutos juega en el equipo es Iñaki, siempre titular, y muchas veces acabando los partidos completos, y que lleva 7 goles… Solo 7,… pues, no acabo de entender que a Villalibre no se le den más minutos e incluso más titularidades. Lo tenemos en casa, vamos a aprovecharlo con oportunidades de calidad, no con 15 minutos al acabar los partidos. Ayer salió en el 75, precisamente sustituyendo a Williams que las había fallado de todos los colores. En el primer tiempo, dos manos a mano contra el portero, maravillosas asistencias de Sancet, y un caramelo para la cabeza que le vino desde la banda… que tampoco acertó. En el segundo, también otra clara, y tampoco. Sí, ya sé que es el máximo goleador del equipo con 7 goles, pero debería llevar 17, a nada que hubiese metido la mitad o un tercio de las oportunidades de las que ha gozado. Ya meterá. Esa es nuestra frase mantra. Ya meterá más. Tranquilos que ya meterá más Mi petición es que… ya que no lo hace, y mientras lo consiga… que repartan minutos, y que juegue Asier mucho más que ahora. Muchos suspiran por Karrikaburu, que cuesta un dineral, pero si vieniese aquí, igual tampoco jugaba, porque Iñaki es intocable. Y sí, Iñaki, tiene una velocidad endiablada y cada vez se busca mejor las jugadas, sí. Pero no las mete. Ayer salió Asier y al de 10 minutos aprovechó un muy buen pase de Raúl García, para deshacerse del defensa y quedarse mano a mano contra el portero, pero con muy poco ángulo. Y la metió de manera perfecta. Además remató dos veces de cabeza, aunque ambas fueron alto. Se faja con los defensas, pero tiene intuición y está a menudo donde van los balones. APROVECHÉMOSLO, por favor, Marcelino, aprovéchalo más, mucho más.

Sobre el partido, todo comentario que haga va a ser repetir lo que he dicho muchos comentarios de partidos anteriores. La falta de gol lo mediatiza todo. Un primer tiempo muy bueno en el que el Athletic no le dejó al Elche opción a nada, y en el que las ocasiones de peligro a nuestro favor se sucedían una tras otra. Pero sin premio, hasta la medio chilena, tijera, de Berenguer (muy bonito), que hizo un poco de justicia. Pero ir al descanso solo con un 1 a 0, era de nuevo frustrante.

En el segundo tiempo, despertó el Elche, pero sin llegar a tener oportunidades claras, y en el 86 llegó el gol de Asier que pareció finiquitar el partido. Pero, nos encanta sufrir y ni siquiera se pudo respirar esos pocos minutos, porque un fallo, despiste de Yuri, provocó el gol, 2 a 1 de los ilicitanos. No lo merecían pero… Ahí subió al marcador y a sufrir los 3 minutos que quedaban.

A destacar, Sancet muy bien, pero otra vez sustituido. Vencedor vuelve a ser el de antes de la lesión, y también muy bien. Vivían me da seguridad. Núñez, aprobó el examen, tras el desastre de Mallorca, lo cual no es poco, y le ha tenido que venir muy bien. Me alegro un montón por él.

Y ahora, estamos a un punto del Villarreal, próximo rival y obstáculo para conseguir lograr el séptimo puesto que nos podría llevar a Europa, si el Betis gana la Copa. Así que, a preparar a tope la semana que el sábado tenemos examen. !A por ellos! Y…

¡Aúpa ATHLETIC!

El Athletic golea a la Real

Muy buen partido del Athletic que consigue hacer desaparecer a un equipo txuriurdin, que no dio señales de vida en los 90 minutos.

Vivían abrió la lata (Foto: Pablo Viñas)

El primer tiempo, empezó como ya nos tienen acostumbrados, con una presión altísima, para intentar robar el balón cerca del área contraria. Lo que consiguieron, ya que la Real no estaba cómoda y no lograron salir de su mitad de campo. Remiro acababa soltando el balón y dándoselo a los nuestros. Pero nuestros últimos pases no estaban siendo buenos. Llegó un tiro de fuera del área de Iñaki, que despejó Silva a córner. La sorpresa es que fue con las manos, el VAR avisó y el arbitró tras ver las imágenes pitó el penalti. Era el minuto 30 y nos las prometíamos muy felices. Pena que Remiro, foco de los silbidos del público, acertó el lado y se lo paró a Muniain. Seguido, el portero volvió a sacar otra buenísima mano ante Berchiche, pero su guardameta era el único jugador que se dejaba ver. La Real era incapaz de crear absolutamente nada. Más inofensiva no podía ser. Sobaba el balón pero en su campo y casi no conseguía pasar a nuestra parte del terreno de juego. Pobre, pobrísima. A pesar de eso, se llegó al descanso con empate a cero. Vamos, lo que vienen siendo los derbis.

El segundo tiempo, empezó similar, aunque quizá con más acercamientos peligrosos rojiblancos. Una media vuelta de Iñaki, un tiro de Raúl, un cabezazo de Berenguer,… Y en el minuto 62, se produce el cambio de Raúl, que quizá condicionado por una tarjeta en el minuto 5 se dejó ver menos que otros partidos, aunque sí que desgastó a los donostiarras con su presión incansable. Salió Raúl y entró Sancet, que jugó 30 minutos excepcionales. La lata de todas formas la abrió Vivían (que no hace más que crecer partido a partido), rematando de forma magistral de cabeza un córner sacado por Berenguer, en el minuto 68. Y de ahí al final, el delirio nuestro, por un juego combinativo, rápido y encima, con final feliz en muchas jugadas. La Real, si estuvo desaparecida en el primer tiempo, en el segundo, fue un aperitivo en manos de un grupo de leones desmelenados. Su primer tiro entre los 3 palos fue en el minuto 78 . Para ser un equipo de enorme calidad, lo disimuló enormemente. Supongo que fue más mérito del Athletic que los anuló, que demérito de ellos, porque sí que tienen jugadores buenos. Y también influiría que tuvieron partido el jueves. La cuestión es que del gol en adelante el baño fue todavía mayor. Otro saque de esquina, está vez de Muniain, acabó en la red tras volea de Sancet, que se adelanta a los dos de la Real que estaban con él. 2 a 0, tranquilidad en el público y locura en el césped porque los rojiblancos se estaban gustando y no era suficiente lo que habían conseguido hasta ese momento. Contrataque precioso dirigido magistralmente por Oihan, que abrió a Berenguer y este pasó paralelo para que Iñaki empujase a la red. Buf… ¡Qué jugadón! Cómo faltaba el gol de Iker, Vencedor, cuya salida al campo también en el 62, en vez de Vesga, se notó mucho, le puso un balón interior maravilloso, dejándolo solo, frente a Remiro, que le había amargado con el penalti. Iker, esta vez, tiró cruzado, perfecto y así consiguió el cuarto bacalao. Y el quinto no llegó en el descuento por unos centímetros, ya que el remate de Berenguer salió por muy poco.

Perfecto el equipo, por levantarse tras el desastre de Mallorca, por el juego desarrollado, por recuperarse tras fallar el penalti, por el hambre demostrada, porque hay un montón de jugadores que aportan mucho o muchísimo, por la insistencia, y por la efectividad. Sí que se tiró mucho a puerta, pero meter 4 goles son palabras mayores. Muy bien. Aunque ya los he citado, repito, mención especial para Berenguer, que en el primer tiempo fue el mejor, y en el segundo siguió luchando y vio recompensado su esfuerzo con dos asistencias. Sancet, gol, asistencia y participó en otro gol. Impresionante. Los dos centrales, Íñigo y Dani, que están a un nivel espectacular. Iker, asistencia y gol… Y los demás también, muy bien. Así da gusto.

Encima nos acercamos otra vez a Europa, a dos de la Europa League, y porque no, a cinco de la Champions. Aunque para ello habría que pelear también por el partido del próximo domingo contra el Barça, pero…. ¿qué queréis que os diga? Ese partido yo lo jugaría pensando total y absolutamente en el de la semifinal de Copa, contra el Valencia, 3 días más tarde. En Barcelona, sacaría a los que no vayan a jugar de inicio en Valencia. Sin dudarlo. Además creo que se puede sacar un equipo muy competitivo, como lo está demostrando a lo largo de toda la temporada Marcelino con las rotaciones que está llevando a cabo, cambiando 7 u 8 jugadores de una sola vez y consiguiendo resultados. No nos arriesguemos a perder algún jugador decisivo para lo realmente importante, que es conseguir llegar a una final de Copa, por tercer año consecutivo. De todas formas, haga lo que haga Marcelino, ¡ a por el Barcelona! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Tengo que reconocer que no me gustó mucho lo de los cantos a Remiro. Cada uno elige lo que quiere, él se fue y ya está, y aunque también haya tenido alguna salida de tono contra el Athletic, que, en verdad, le dejó retratado, prefiero ignorarlo.

Y todavia me ha gustado menos lo de los oles… No comparto para nada hacer eso en un campo. Y el argumento que ellos nos lo hicieron una vez, no me vale. Me da igual. No me gusta porque no me quiero poner a su nivel. Una pena.

El Athletic decepciona en Mallorca

Peor creo que es imposible hacerlo.

Horroroso (Foto: EFE)

El Athletic rozó el ridículo, o como bien dijo Marcelino en rueda de prensa posterior hizo un primer tiempo penoso. La verdad es que el entrenador no se escondió ante los micrófonos y fue enormemente claro, diciendo que estaba profundamente decepcionado e incluso que tenían que pedir disculpas a la afición. Os recomiendo escuchar su comparecencia, que me recordó un poco a las de Bielsa. Y se presentó como máximo responsable del desastre. Os introduzco aquí el enlace, no tenéis más que clicar.

La alineación obligada de Núñez, por las circunstancias, Íñigo sancionado y Yeray renqueante de la rodilla, fue el principio del fin. Se podría decir que su error en el penalti le marcó para todo el encuentro, pero es que no sería real, ya que para cuando hizo ese incomprensible penalti, en el minuto 20, ya había hecho otros 3 errores escandalosos. Dos entregas al contrario y un dejar escapar a su par, con un balón que le pasa por encima, con una facilidad increíble. Este último fuego mencionado, lo apagó Vivían. Pero Dani no pudo solucionar todo y menos el penalti alucinante. A partir de ahí, supongo que estaría más nervioso, por lo que siguió dando el balón al contrario. También participó en el segundo gol Mallorquín, pues en la disputa la torre Muriqi, le ganó la partida y alargó el balón, para que Ángel marcara, habilitado por Vivían (mal) que se quedó descolgado rompiendo el fuera de juego. 2 a 0 a favor de un equipo casi en puestos de descenso, que ya sabemos que es nuestra especialidad, regalar los partidos a los equipos de abajo. Pero no por sabido hace que me cabree menos. Un despropósito.

El entrenador rectificó en el descanso, poniendo a Balenziaga de central, a Zárraga de medio centro, y a Yuri de lateral. Dani García y Núñez a la caseta. Supongo que Dani para descansar, porque Vesga tampoco es que estuviera muy acertado. De hecho, Marcelino dijo que si le dejan hubiese cambiado a seis u a ocho. Sorpresivamente el equipo consiguió reaccionar en dos minutos gloriosos y empataron a 2, gracias a Raúl y a Berenguer, que salió en el descanso. Pero, curiosamente, permitieron que un Mallorca que acusó el golpe del empate resucitase y nos volviese a meter en nuestra área. Muy mal. Encima la fortuna hizo que Unai Simón, por un rechace se metiera un gol en propia puerta. 3 a 2, y la posibilidad de acercarse a puestos europeos, no solo de Europa League, sino incluso de Champion League, se fue por el desagüe.

Eso sí, no es justo señalar solo a Núñez. Mikel de lateral estuvo bastante desacertado, aunque luego mejoró de central. Lekue superado todo el partido. Vesga perdió también muchísimos balones. Raúl malgastó la posibilidad de hacer el 0 a 1, en jugada de Oihan, con pase atrás. Única cosa que hizo Sancet en el partido. Iñaki que salió los últimos minutos tuvo dos, pero… sigue fallando y fallando. Muniain, lo intentó y lo intentó pero tampoco estuvo bien. A Zárraga le pido mucho más… Villalibre tuvo poquísimos minutos pero de acelerado que sale, hizo unas faltas incomprensibles. Vamos… que el culpable no fue solo Unai Núñez.

Mal, muy mal. Y ahora a descansar, tienen una semana para recomponerse y volver a tope siendo lo que son, que el siguiente partido que nos llega es contra la Real Sociedad. ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!