Eskerrik asko, Marcelino

Ya sé que voy con un día de retraso pero… no podía dejar de dar las gracias a Marcelino.

Muchísimas gracias

Su estancia aquí ni siquiera ha llegado a 2 años pero su trabajo ha dejado huella y me da la sensación de que muchos Athleticzales, nos quedamos con la impresión, de que debería haber seguido, por lo menos, un año más. Ha construido cosas, ha hecho que los jugadores sean un poco mejores y de una temporada a otra el equipo ha mejorado. Pena que no vamos a poder ver lo que hubiese dado de sí, estando un año más entre nosotros.

Entró en el equipo con el pie derecho y nada más aterrizar el Athletic consiguió la Supercopa. Sí, los críticos me dirán que ninguno de los dos años se ha conseguido llegar a Europa, lo cual es una evidencia. Y también lo es, que hemos estado bastante cerca de conseguirlo. Se logró también llegar a otra final de Copa. Aunque… aquí podemos poner muchos lloros… se perdieron las dos de muy mala manera. Se volvió a llegar a otra final de la Supercopa, pero… ahí se volvió a caer. Como caímos, en semifinales de Copa este año, contra el desagradable Valencia. Pero a esa semi se llegó ganando al Barcelona y al Real Madrid, momentazos del año, que disfrutamos como sabemos hacerlo los zurigorris.

Ha habido momentos gloriosos, también malos, pero por mi carácter me voy a quedar con los buenos. Marcelino me ha parecido un muy buen entrenador, que ha sabido integrarse en el grupo, que por lo que ha dicho en su despedida, es el mejor grupo de jugadores que ha tenido nunca, en sus 20 años de carrera. ¡Ahí es nada! Que había tenido equipos o grupos muy buenos, pero que éste era otra cosa. El mejor.

Y no ha habido más que escuchar a los jugadores hablar sobre él y su continuidad, para entender que el feeling ha sido mutuo. Todos los que han hablado han solicitado su continuidad. Hombre Capa, no. Normal. Además éste se ha soltado la lengua y no le ha dejado en muy buen lugar. Yo estoy convencida que este misterio ha sido una decisión del Club y que Marcelino se ha comido el marrón. Y pienso esto porque me parece imposible que viese a Ander como el cuarto lateral derecho. Imposible. De Marcos no ha andado bien, Lekue una época muy buena pero luego flojo… No podía ver a Ander peor. Pero eso solo lo saben el Club y Marcelino.

Una pena que los dos candidatos que tuvieron la oportunidad de que continuase, no lo hayan conseguido. Imagino que no les interesaba, porque si les interesaba lo han hecho realmente mal. A ver con qué nos sorprenden…

Otra de las virtudes que le he visto ha sido que ha intercalado veteranía con juventud y que ha introducido a unos cuantos cachorros. Con él se estaba dando esa renovación del equipo que es tan necesaria. La podía haber acabado si hubiese continuado pero…. ahora, dependeremos de otro nuevo que venga. Miedo me da sólo de pensarlo. Espero que los candidatos al elegir el entrenador miren por el Athletic, y no solo por cuántos votos les pueda dar ese nombre que elijan.

Marcelino, mucha suerte allá donde vayas y ya sabes que ésta, es tu casa. Es más, estoy convencida de que más adelante, nos volverás a entrenar, así que no te digo adiós, sino hasta pronto.

¡Aúpa Marce! Y…

¡Aúpa Athletic!

Un eficaz Valencia elimina al Athletic

Se esfumó el sueño copero, esta vez antes de llegar a la final.

Tristeza (Foto: Borja Guerrero)

Una pena, pero quizá desde San Mamés se vio que el equipo no lo iba a conseguir. La oportunidad perdida de llevar un buen resultado a Mestalla ha sido demasiado lastre.

Ayer fue la confirmación. Estoy de acuerdo con lo dijo Marcelino en rueda de prensa, sin ser literal, de que el Athletic no lo hizo mal, sobre todo en el primer tiempo, que lo hizo bastante bien, teniendo más y mejores oportunidades que el Valencia, pero… como ya nos ha pasado otras veces, esas oportunidades hay que materializarlas, y no se pudo lograr. Era el día del NO. Y lo que cambió el choque y diría que hasta el resultado definitivo fue el error de Iñaki, en ese pase al hueco que le hizo Muniain, en el que se fue en velocidad, pero remató de la peor forma posible. Sigo sin entender cómo teniendo el balón para chutar con su pierna buena, recortó para dejárselo en la mala. Incomprensible. Falló. Si llega a meterla podíamos haber visto otro partido pero…. No fue así y, para colmo de males, en la siguiente jugada Guedes sí demostró su calidad. Golazo desde fuera del área y adiós. Mazazo al equipo que había tenido también otras oportunidades para adelantarse, pero por malos pases últimos, decisiones erróneas, o fallos de cálculo, sólo el gol del portugués subió al marcador.

El segundo tiempo, fue de ataque descontrolado y poco eficaz de los nuestros y control sin agobios del Valencia, que estaba en su salsa. Desarboló nuestro juego casi sin despeinarse. Impotencia es la palabra que mejor define el segundo tiempo. O incluso incapacidad. El Athletic del primer tiempo, no asomó. No pudo. El Valencia no le dejó, o su mismo nerviosismo e inoperancia se lo impidieron. Los cambios tampoco ayudaron mucho. Quizá Petxa mejoró a Lekue y atacó más, pero poca cosa. Vencedor no se notó, y Sancet tampoco. Muniain no fue ni determinante ni presente casi. Iñaki desapareció. El mejor que me estaba pareciendo. Vesga, fue sustituido por Zárraga, que tampoco aportó. Nada. El segundo tiempo fue un morir en la orilla rezando para que se diese el milagro, que podía haber llegado con el tiro de Yuri en el descuento, pero ni siquiera fue a puerta. Una pena.

El Valencia nos superó con sus armas, sin ser excesivamente superiores, pero un toque de calidad, les fue suficiente. Y en el escenario de intentar remontar la suficiencia valenciana no nos dejó ni una mínima opción.

Nuestro gozo en un pozo. Eliminamos a Barcelona y a Real Madrid, pero… al Valencia no. Nos ahorramos la final en La Cartuja, un dineral, y la posibilidad de tener esa alegría de ganar una final de Copa después de tanto tiempo. Pero… el año siguiente lo intentaremos. 3 finales seguidas hubiese sido una pasada. Nos quedamos en dos. Pero volveremos. Mimbres tenemos, así como jóvenes y calidad y un futuro más que prometedor. Seguro que volveremos. Y por supuesto…

¡AÚPA ATHLETIC!

El Athletic golea a la Real

Muy buen partido del Athletic que consigue hacer desaparecer a un equipo txuriurdin, que no dio señales de vida en los 90 minutos.

Vivían abrió la lata (Foto: Pablo Viñas)

El primer tiempo, empezó como ya nos tienen acostumbrados, con una presión altísima, para intentar robar el balón cerca del área contraria. Lo que consiguieron, ya que la Real no estaba cómoda y no lograron salir de su mitad de campo. Remiro acababa soltando el balón y dándoselo a los nuestros. Pero nuestros últimos pases no estaban siendo buenos. Llegó un tiro de fuera del área de Iñaki, que despejó Silva a córner. La sorpresa es que fue con las manos, el VAR avisó y el arbitró tras ver las imágenes pitó el penalti. Era el minuto 30 y nos las prometíamos muy felices. Pena que Remiro, foco de los silbidos del público, acertó el lado y se lo paró a Muniain. Seguido, el portero volvió a sacar otra buenísima mano ante Berchiche, pero su guardameta era el único jugador que se dejaba ver. La Real era incapaz de crear absolutamente nada. Más inofensiva no podía ser. Sobaba el balón pero en su campo y casi no conseguía pasar a nuestra parte del terreno de juego. Pobre, pobrísima. A pesar de eso, se llegó al descanso con empate a cero. Vamos, lo que vienen siendo los derbis.

El segundo tiempo, empezó similar, aunque quizá con más acercamientos peligrosos rojiblancos. Una media vuelta de Iñaki, un tiro de Raúl, un cabezazo de Berenguer,… Y en el minuto 62, se produce el cambio de Raúl, que quizá condicionado por una tarjeta en el minuto 5 se dejó ver menos que otros partidos, aunque sí que desgastó a los donostiarras con su presión incansable. Salió Raúl y entró Sancet, que jugó 30 minutos excepcionales. La lata de todas formas la abrió Vivían (que no hace más que crecer partido a partido), rematando de forma magistral de cabeza un córner sacado por Berenguer, en el minuto 68. Y de ahí al final, el delirio nuestro, por un juego combinativo, rápido y encima, con final feliz en muchas jugadas. La Real, si estuvo desaparecida en el primer tiempo, en el segundo, fue un aperitivo en manos de un grupo de leones desmelenados. Su primer tiro entre los 3 palos fue en el minuto 78 . Para ser un equipo de enorme calidad, lo disimuló enormemente. Supongo que fue más mérito del Athletic que los anuló, que demérito de ellos, porque sí que tienen jugadores buenos. Y también influiría que tuvieron partido el jueves. La cuestión es que del gol en adelante el baño fue todavía mayor. Otro saque de esquina, está vez de Muniain, acabó en la red tras volea de Sancet, que se adelanta a los dos de la Real que estaban con él. 2 a 0, tranquilidad en el público y locura en el césped porque los rojiblancos se estaban gustando y no era suficiente lo que habían conseguido hasta ese momento. Contrataque precioso dirigido magistralmente por Oihan, que abrió a Berenguer y este pasó paralelo para que Iñaki empujase a la red. Buf… ¡Qué jugadón! Cómo faltaba el gol de Iker, Vencedor, cuya salida al campo también en el 62, en vez de Vesga, se notó mucho, le puso un balón interior maravilloso, dejándolo solo, frente a Remiro, que le había amargado con el penalti. Iker, esta vez, tiró cruzado, perfecto y así consiguió el cuarto bacalao. Y el quinto no llegó en el descuento por unos centímetros, ya que el remate de Berenguer salió por muy poco.

Perfecto el equipo, por levantarse tras el desastre de Mallorca, por el juego desarrollado, por recuperarse tras fallar el penalti, por el hambre demostrada, porque hay un montón de jugadores que aportan mucho o muchísimo, por la insistencia, y por la efectividad. Sí que se tiró mucho a puerta, pero meter 4 goles son palabras mayores. Muy bien. Aunque ya los he citado, repito, mención especial para Berenguer, que en el primer tiempo fue el mejor, y en el segundo siguió luchando y vio recompensado su esfuerzo con dos asistencias. Sancet, gol, asistencia y participó en otro gol. Impresionante. Los dos centrales, Íñigo y Dani, que están a un nivel espectacular. Iker, asistencia y gol… Y los demás también, muy bien. Así da gusto.

Encima nos acercamos otra vez a Europa, a dos de la Europa League, y porque no, a cinco de la Champions. Aunque para ello habría que pelear también por el partido del próximo domingo contra el Barça, pero…. ¿qué queréis que os diga? Ese partido yo lo jugaría pensando total y absolutamente en el de la semifinal de Copa, contra el Valencia, 3 días más tarde. En Barcelona, sacaría a los que no vayan a jugar de inicio en Valencia. Sin dudarlo. Además creo que se puede sacar un equipo muy competitivo, como lo está demostrando a lo largo de toda la temporada Marcelino con las rotaciones que está llevando a cabo, cambiando 7 u 8 jugadores de una sola vez y consiguiendo resultados. No nos arriesguemos a perder algún jugador decisivo para lo realmente importante, que es conseguir llegar a una final de Copa, por tercer año consecutivo. De todas formas, haga lo que haga Marcelino, ¡ a por el Barcelona! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Tengo que reconocer que no me gustó mucho lo de los cantos a Remiro. Cada uno elige lo que quiere, él se fue y ya está, y aunque también haya tenido alguna salida de tono contra el Athletic, que, en verdad, le dejó retratado, prefiero ignorarlo.

Y todavia me ha gustado menos lo de los oles… No comparto para nada hacer eso en un campo. Y el argumento que ellos nos lo hicieron una vez, no me vale. Me da igual. No me gusta porque no me quiero poner a su nivel. Una pena.

Carta abierta a Iker Muniain

A pesar de que no suele ser lo habitual en este tipo de cartas, voy a empezar por la conclusión: Muniain no debería ser el capitán del Athletic.

¿Se ríe de nosotros? (Foto: Athletic Club)

Su rueda de prensa de ayer es otra muestra clara de ello. 23 minutos de los cuales la mayoría demuestran una soberbia y un estar por encima del bien y del mal, y un me da igual lo que piensen la mayoría de los socios de este Club, que dan hasta vértigo, aunque es algo que ya sabíamos, por la reincidencia, digo.

Estoy de acuerdo con él en que me da igual la camisa y los pantalones que lleve, el color de su coche y sus gustos musicales, y añado, su pelo,… Me pueden gustar o no, pero me da igual lo que vista, lo que lleve, lo que escuche.

Con lo que no puedo estar de acuerdo, ni yo, ni creo que nadie, es que no importe que se encienda un puro, porque eso ya va a afectar a su físico y a su rendimiento deportivo, por mucho que él diga que no. Fumar mata. Y él se enciende un puro. Además de que afecta a su rendimiento…. ¿ es buen ejemplo para los seguidores más jóvenes? No.

Se le olvida que en esas imágenes se les ve en grupo, sin mascarillas, sin distancia, en tiempo de pandemia. ¿Malo para la salud? Arriesgado, peligroso, irresponsable,… si no no tenemos más que ver las consecuencias en la temporada pasada con todos los jugadores que volvieron con COVid de sus vacaciones y cómo les afectó físicamente y en su rendimiento. Además, otra vez, del ejemplo horrible, que supone para todos.

No, Muniain no debería ser el capitán del Athletic.

Y lo más grave de todo, es el tema deportivo y que influyó gravemente en los resultados que consiguió, o más bien, no consiguió, el Athletic la temporada pasada. Lo que todos ya sabíamos, que jugó lesionado la final contra el Barcelona, lo aclaró. Efectivamente se lesionó dos días antes. Y dijo que hicieron lo posible para que llegase en condiciones óptimas porque, cito literal «el equipo le necesitaba». «Yo quería estar en el campo ayudando a mis compañeros», «… considero que el equipo en un momento tan importante me necesitaba». «Puse en riesgo mi integridad física por estar con mis compañeros y al final, estuve y, por otra parte, lo pagué»

Si os fijáis predomina la primera persona en todo lo dicho, yo, yo, yo. El problema es que el fútbol es un juego de equipo, al que hay que tener en cuenta. Quizá sería mejor… nosotros, nosotros, nosotros. Y que un jugador considere que puede jugar lesionado, antes que cualquiera de sus compañeros que están bien físicamente, dice muy poco de él, así como dice muy, muy poco del cuerpo técnico que lo permite. El resultado fue el que fue. Que salió los primeros 45 minutos a arrastrarse por el campo, ya que no podía ni correr. Jugar una final con un jugador menos 45 minutos. Y encima el capitán, el que debería dar ejemplo y apartarse si ve que no está al 100% , algo que sabía cuando saltó al césped,… Ello dice muy poco de él. Pero… «Yo quería…» dice Iker. ¿Y el Club?

«Puse en riego mi integridad física… y lo pagué». Ya. Muy bien. Y estarás súper orgulloso por ello. El problema es que lo pagaste tú y lo pagó el Athletic, ese Athletic al que tan bien crees representar. ¡Cómo se puede estar tan confundido!. Ya no volviste a jugar los partidos de Liga que quedaban. Si tan importante te consideras… ¿esa irresponsabilidad de agravar tu lesión no habrá sido perjudicial para el equipo en conseguir los demás logros? Si no sabes la respuesta, que parece que no, te la doy yo. Sí, por supuesto que fue perjudicial, muy perjudicial.

Y por si no te has dado cuenta, todos los argumentos que estoy diciendo son de tipo deportivo. Ni sobre tus camisas, ni tus pantalones, ni tus chancletas, ni tu pelo, ni tus coches… que me dan igual. Hablo de cuestiones deportivas. Y sí, te juzgo y te critico y, ya he repetido unas cuantas veces, y lo vuelvo a decir, que claro que considero que no representas bien a nuestro club y que no deberías ser el capitán. Pero por temas deportivos.

También añades que «…no acepto que nadie me venga a dar lecciones de lo que es defender a este club, de representar a este club, de llevar el brazalete…». Éste es el gran problema. Que no aceptas eso. Y yo no soy nadie para darte lecciones, solo soy una socia que da su opinión. No te tengo que dar lecciones, no. Pero el Club sí. El Athletic es el que te debería dar lecciones. El que como en todos estos años no lo has aprendido, debe decirte qué es ser capitán de este equipo. No yo. Pero el Club sí. Y a mí club, a nuestro club es al que le pido que dejes de ser capitán, ya que hay muchos jugadores dentro de la caseta que lo pueden hacer infinitamente mejor.

Añado una cosa más. Estás declaraciones no están hechas en caliente, en un momento de ofuscación después de un partido y con las revoluciones a mil. Estas declaraciones han sido muy pensadas durante todo el verano. Lo que agrava todavía más el tema, porque está completamente convencido de lo que dice, es algo meditado y pensado. Y… así nos va como nos va.

Por cierto, todo este comentario no es fruto de la rabia de la gente por no ganar las dos o una de las finales de Copa, como has dicho, también. No. Mi valoración de la temporada pasada es parecida a la tuya, buena porque ganamos la Supercopa, un título de un gran valor, por cómo se consiguió. También se llegó a otra final de Copa, aunque luego se perdieran las dos. No, no es rabia por eso, es pena por saberte capitán cuando no lo mereces. Pena por pensar que tras las imágenes del puro y el pasar, otra vez, de la pandemia, el Athletic no os diría nada. Pena por ver que estás convencido en tu error. Pena por pensar que el Club no te va a contestar a semejantes declaraciones. Pena por verte por encima del bien y del mal y de que no te importe lo que piense tu público, tus aficionados, tus socios,… de temas deportivos…. una gran pena.

Y, por si alguien duda de mis palabras, no hay más que escuchar la rueda de prensa integra que os introduzco en este link. Si no os queréis enfadar como yo, no lo escuchéis. Quizá es mejor vivir en el desconocimiento. El pagar y callar, por el que alguno abogó en su día.

Mientras, aquí me quedo, esperando volver a recuperar un Athletic en el que el capitán sea el reflejo de lo que es este equipo, mucho más que un equipo de fútbol.

¡Aúpa Athletic!

«Parte» del Athletic en Ibiza

En la época estival y con las redes sociales tenemos que pasar por el trago de ver las fotos de algunos de nuestros jugadores de vacaciones.

¡Qué desastre!

Ayer vino el «parte de guerra» de Ibiza. Y de nuevo vemos a Muniain, Williams, Yuri e Íñigo Martínez. Ya pasó el año pasado y aunque algunos nos enfadamos, está claro que desde el club no habría consecuencias, o si las hubo les dio igual, ya que las nuevas fotos así lo indican. Me da lo mismo que sean fotos robadas… Los jugadores tienen que saber que fotos al día les van a hacer mil y si la están liando, dos mil. Recuerdo que estamos en pandemia y ellos vuelven a estar juntos y sin mascarilla. En las mesas se ven copas, muy bien, pero también se deberían ver las medidas de protección, las obligatorias mascarillas, porque aunque estén bebiendo, entre trago y trago hay que ponérsela y no se ve ninguna. ¡Ya está bien! Supongo que les pareció poco el año pasado volver de las vacaciones con 6 infectados y que a lo largo de toda la temporada «sólo» 12 jugadores del equipo tuviesen la enfermedad. ¿Igual quieren batir otro récord? Ya sé que están de vacaciones y que se lo tienen que pasar muy bien. No es incompatible con lo que les pido. Les pido responsabilidad. Que se cuiden.

Le quiero recordar a Yuri Berchiche, que ha sido uno de los que tuvo el COvid, que este año ha rendido muy por debajo de su nivel y seguramente ha sido debido al bicho. Todas esas secuelas físicas que le han impedido hacer su trabajo en condiciones es posible que hayan sido consecuencia de no protegerse frente a la enfermedad. Y al que le ha salido caro es al Athletic.

Voy a personalizar más en el capitán del equipo, que aparece encantado de la vida encendiendo un puro. ¡Fenomenal! Ni me representa, ni debería representar a nadie. Pero… por desgracia lo hace. Desde luego me parece lamentable que éste sea el que porte el brazalete. ¿Éste es el ejemplo para los chavales que están en Lezama, para sus compañeros, para cualquier joven que quiera ser futbolista? No lo quiero. Como tampoco quiero como capitán a un jugador que cree que lesionado puede jugar una final de Copa, por delante de alguno de sus compañeros, que no estaban lesionados. Así nos lució el pelo.

¿No se deben cuidar? La respuesta es sí, pero que la dé yo no tiene ningún valor. Siempre he pensado que el Athletic como club tiene un código ético que los jugadores deben cumplir. Pero estas situaciones hacen que dude de ello. La verdad es que estoy harta. Su falta de prudencia me crispa porque demuestra una superioridad y un pensar que el resto somos unos pringados, que no podemos hacer lo que hacen ellos porque son ricos, guays y porque todo les importa un comino. Y recuerdo las palabras de Bielsa y su «millonarios prematuros». Tal cual.

Su imagen es referente para muchos jóvenes, y siendo como es una imagen penosa, todo esto hace daño a la imagen del Club y, parece que a ellos les importará un rábano.

Cuando discuto esto con alguien, oigo que anteriormente los jugadores también hacían cosas similares, pero que no nos enterábamos. Igual sí, seguro que sí, y me parece mal, pero en este caso estamos en pandemia, lo que agrava más el tema. Y antes, por lo menos no les veíamos. No eran ejemplo negativo para nadie, ya que ojos que no ven, corazón que no siente.

Cobran un dineral, unas cantidades de dinero asquerosas, inmorales, indecentes,… ¡Qué menos que cuidarse! ¡Qué menos que cuidar a los que están a su lado! ¡Qué menos que representar al Athletic como debieran!

Unido a esto os informo que este verano a ver si aprendo a silbar, y a silbar muy fuerte, porque me voy a dejar los pulmones cuando vuelva a San Mamés, y no precísamente para jalearles, sino para dejarles claro que… ¡Ya está bien de tomarnos el pelo!

Y para acabar con la nota positiva, en el lado contrario se encuentra Asier Villalibre, al que le han sacado este verano dos fotos, a cada cual mejor. Una jugando al fútbol, con unos críos en una plaza de Gernika (hace un par de semanas). Y ayer, jugando en el campo de Iparralde, de portero, en un entrenamiento de un equipo cadete del Basurto (debe jugar su hermano en él).

Esto sí lo queremos ver (Foto: AS)

Asier así, sí representa al Athletic, y sí me siento orgullosa. Me gusta, hace que parezca uno de los nuestros. Y habrá más como Asier, sé que están De Marcos, Raúl,… Y habrá más. Por supuesto, lo aplaudo, pero… no me puedo olvidar de los otros, y el Club tampoco debería hacerlo, y debería tener consecuencias. Código ético, multas,… tirón de orejas, reprobar dichas conductas,… Algo. Y que se haga público, para que veamos que en el Club hay cordura y que todo lo negativo se intenta erradicar. Y no que pensemos que vamos a la deriva de manos de unos niñatos que nos exprimen económicamente, pero que con ellos no van unas exigencias que para cualquier mortal son lo normal, como responsabilidad y profesionalidad. Ambas deberían ir unidas al sueldo. Tampoco pido tanto.

¡Aúpa Athletic!