La desvergüenza de LaLiga

Esta semana no salgo de mi asombro con la actuación de LaLiga. Siempre he pensado mal sobre ellos pero lo de estos días pasa de castaño oscuro.

Así lo primero que recuerdo (seguro que se me ha pasado algo) es que el Mirandés les solicitó adelantar su partido contra el Girona, de la semana anterior a jugar la semifinal contra la Real Sociedad, ya que sólo van a tener 3 días de descanso , mientras que la Real va a tener 5. Hay que tener en cuenta también que el Mirandés hasta dicho partido ha disputado partidos entre semana. La Real, por su parte, ha jugado menos, y el partido aplazado por el tema del vertedero de Zaldibar, lo han trasladado a después de la semifinal. Explico todo esto para que se mire por donde se mire se vea la petición, no solo como lógica, sino también como de justicia. Pues bien, supongo que habréis adivinado… Pues sí, LaLiga ha contestado que NO. Que su partido no se puede adelantar. Iraola, como entrenador del equipo burgalés ha estallado y ha dicho, entre líneas, lo que pensamos todos… que como el Mirandés es un Segunda, cuántas más trabas tenga para pasar a la final, mejor que mejor. Por supuesto, que quede claro que la Real no tiene ninguna culpa de nada. Es LaLiga la que le favorece dándole dos días más de descanso que al otro equipo. A veces es imposible satisfacer a todos, pero… ¿cuál es el problema? ¿Por qué no se adelanta? ¿Hay que perjudicar al de la liga menor? Parece que la respuesta a esta última pregunta es que sí.

El segundo capítulo de este tema, tampoco está mal. Días después el Real Madrid pide que le adelanten un partido porque tiene Champions, y…¡¡¡TACHÁN!!!! Sorpresa enorme… al Real Madrid sí se lo adelantan. Claro.

No sé lo que os parecerá a vosotros, pero a mí me parece una vergüenza. Está genial que se lo adelanten al Madrid, pero… ¿Por qué al Mirandés no? Otro ejemplo de cómo funcionan aquí las cosas y cómo y a quién se le favorece… Gracias LaLiga.

Fichaje vergonzoso (Foto: EFE)

Por si esto fuera poco, «la mejor Liga del mundo» (lo entrecomillo y podéis añadir risas de fondo), fuera del plazo de fichajes de invierno, permite a un equipo, por lesión larga de un jugador, fichar a otro jugador de un equipo de la misma Liga. Y al equipo, damnificado, que se queda sin el jugador, no se le permite poder fichar a alguien para solucionar el desaguisado. Los equipos afectados, son el Barcelona y el Leganés. ¿A qué adivináis cuál es el papel que juega cada uno en este problema? SÍÍÍÍÍ. ¡Impresionante lo espabilados que sois! Claro. El Barcelona es el que… sabiendo que Dembélé estaba lesionado ya durante el mercado de invierno (el 30 de noviembre se lesionó), ahora… fuera de plazo… puede contratar a alguien y lo ha hecho. No han debido de tener tiempo suficiente para pensarlo… Y se lleva de esta manera a Braithwaite del equipo madrileño. Es decir, el «pobre Leganés» (dicho con cariño), se queda sin su delantero goleador. Un equipo que está en puestos de descenso, pierde a su referencia ofensiva. Y, lo más gordo, y grave, es que ellos no pueden solucionarlo a base de fichajes porque lo prohibe LaLiga. Plas, plas, plas, plas, plas,… Fenomenal. La ética de LaLiga, queda a la altura del barro… por decir algo amable. El Barcelona,… tampoco es que salga muy bien parado, pero… ¡qué más da! Se supone que es uno de los grandes. Aunque visto de otra forma el considerarlo un grande es algo… que le queda muy grande. Lamentable, también. Dentro de la legalidad, pero… reprobable, por dejar al Lega en esa situación.

Y así estamos, en una Liga que siempre va a favorecer, a los poderosos, a los millonarios, a los dos de siempre, mientras al resto se les ningunea de una manera escandalosa. Ni tienen vergüenza ni se la espera. ¡Qué asco!

Y por supuesto,…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic por corazón en semis

Nueva machada del Athletic en la Copa, que elimina al Barcelona y se sitúa semifinales.

Iñaki goleador (Foto: AFP/EFE)

¡Felicidad absoluta!

En una noche mágica en la que el público de La Catedral empujó a sus leones hasta el triunfo, conseguido in extremis (minuto 92), frente al todopoderoso Barça del enorme Leo Messi (¡qué calidad tiene), el Athletic fue muy grande. La fe mueve montañas y empuja a equipos a conseguir estas gestas. Los blaugranas son un equipazo que jugó un muy buen partido, y que tuvo unas cuantas ocasiones para habernos derrotado, pero… Ahí estaban los defensas para rechazar todos los tiros de Ansu Fati, y ahí estaba un enorme Unai Simón para amargarles la noche a Griezman y Messi que tuvieron las más claras ocasiones… pero… ¡no sólo ellos van a ser buenos! Nosotros también. Messi se llegó incluso a desesperar. ¡Vaya entrada que hace cuando el juego estaba parado!, tarjeta amarilla, que podía haber sido incluso roja.

Duro Messi (Foto: AFP/EFE)

Él ponía además el juego de su equipo, distrubuyendo y creando ocasiones. Es un espectáculo verlo pero… no fue suficiente. Simón le sacó con el pie su tiro. De 100 le entran 99 pero, Simón es mucho portero…

Y de ahí, pasamos al minuto 92… cuando Ibai, recien salido al campo, pone desde la derecha un balón con su pierna izquierda (¡qué maravilla de pase!), y ahí, que aparece Williams para poner la cabeza lo justo y que el balón pase por encima de la defensa y sobrepase a Ter Stegen. Igual el Barça, tuvo más oportunidades, igual nosotros estábamos muertos fisicamente y por eso en los últimos 20 minutos del segundo tiempo, estábamos sufriendo muchísimo, frente a un Barça que a partir de ese momento empezó a dominar totalmente el partido… Igual… Pero la fe y el corazón de este equipo hace cosas que igual no hacen las piernas. Como por ejemplo, el gol en el descuento. El Barcelona nos dejó vivos, el león estaba herido, y así es muy peligroso. Capaz incluso de dar el zarpazo definitivo, por medio de su pantera (¡no todo van a ser leones!) Y… el delirio, el júbilo, la alegría, las lágrimas,… Lágrimas, no solo las del Barcelona por su derrota, sino también las nuestras por la alegría de pasar a semifinales y sobretodo, eliminando a este equipo, que nos lleva amargando una década, eso sí con el intervalo de alegría de haberles quitado una Supercopa, dándoles un repasito. Pero ayer, alegría, por que los leones volvieron a ser muy grandes como lo están siendo durante toda la Copa. Esfuerzo enorme. Físicamente estaban fundidos y si llegamos a ir a la prorroga hubiese sido la crónica de una muerte anunciada. Así que, gracias chicos por vuestro corazón, por vuestra fe, vuestro trabajo,… por todo… porque nos habéis vuelto a llevar a semifinales y nos permitís seguir montados en la ilusión de que…

AURTEN, BAI!!!!!

¡ESTE AÑO, SÍ!

Ilusión que hay que seguir trabajando porque nada está conseguido. Esto ha sido solo un pasito. A ver el sorteo qué nos depara hoy a la una. Pero sea el equipo que sea, seguro que no es fácil. A seguir luchando Athletic y que sepas, que no estás sólo. Estamos todos detrás, o al lado, o delante. ¡Todos juntos a por ello, a por el mismo objetivo!

Aurten, bai! Koparen bila!

¡Aupa Athletic!

Getafe superior al Athletic

Sin hacer grandes alardes el Getafe se ha llevado los 3 puntos de San Mamés con una tranquilidad pasmosa.

Superados (Foto: Marca)

Un golazo en el primer tiempo de Damián les ha servido prácticamente para finiquitar el partido. Y por si había dudas Lekue ha cometido (supuestamente, y según Mateu Lahoz, disfrutando, a los mandos en el VAR) el segundo penalti en una semana, lo que ha supuesto la puntilla. El Athletic no ha inquietado a los azulones, que han jugado un partido bastante plácido. Como equipo hay que reconocer que son bastante desagradables, protestones, marrulleros, hacen mil faltas,… pero ese juego lo hacen de maravilla y es lo que les funciona y como los jugadores tienen calidad, ponen intensidad y van a por todas, pues muy bien. De hecho, ahí están en la tercera posición. A nosotros nos han ganado con total merecimiento. Nada que objetar.

Por extraer algo positivo, el primer tiempo de Villalibre, me ha vuelto a gustar. Juega muy bien se espaldas y es difícil quitarle el balón. Además la que ha tenido la ha rematado sin pensar dando problemas al portero, que la ha podido despejar pero con dificultades. La reaparición de Aduriz invita al optimismo. Pocos minutos en el campo pero con cercanía al gol hasta en 3 oportunidades. A ver si nos da más alegrías, porque nos sigue faltando gol. Y gol es lo que necesitamos.

Y el jueves la Copa en San Mamés contra el Barça a partido único. Difícil pero no imposible. Peor sería en su casa o a doble partido. Así que a por el Barcelona y

¡Aúpa Athletic!

Don ARITZ ADURIZ

Este comentario que voy a escribir podía estar única y exclusivamente compuesto por las tres palabras que he puesto en el título y por la siguiente foto.

Grande Aritz (Foto: EFE)

No sería necesario más. Todos lo entenderíais. !Qué mejor forma de comenzar la temporada que como lo ha hecho el gran Pichichi rojiblanco! Este hombre nos deja sin palabras. No se le puede pedir más. Ha salido al campo en el minuto 85, cuando el Barcelona llevaba achuchándonos y agobiándonos todo el segundo tiempo. No conseguíamos salir de nuestra área. Pero el primer balón que le llega a nuestro ariete lo convierte en una maravilla visual, estética y plástica que no nos vamos a cansar de ver. ¡GOLAZO!. Un balón que viene de Capa, fortísimo y que se le queda atrás. Nada, no importa. Aduriz se saca de la chistera una media chilena ante la que Ter Stegen sólo puede quitarse el sombrero y aplaudir. ¡EXTRAORDINARIO! Y si la comunión entre los aficionados y los jugadores había sido durante todo el partido impresionante, a partir de ahí se convierte en la locura. Que el público estaba rendido a Aritz, antes de este partido, es evidente y lo demuestra el hecho de que ayer también desde que salió se le estaba cantando su canción. Y él como agradecimiento nos regaló un gol que seguro que a ninguno de los que estábamos ayer en San Mamés se nos olvidará. Ni a los que estábamos ni a los que no estaban.

Aritz Aduriz, grande y único.

Tres puntos que conseguimos en el inicio liguero contra el Barça de Ernesto Valverde, sin Messi, pero plagado de grandes jugadores. Primer tiempo muy bueno del equipo con dominio claro rojiblanco y buenas oportunidades que no se materializan. El Barcelona tuvo dos palos, uno de ellos tras una excepcional parada de Unai Simón, una de las sorpresas de la jornada.

Como bien comentó Gaizka Garitano en rueda de prensa tras el partido, en el segundo tiempo el dominio fue absoluto del Barcelona, ya que el Athletic no pudo mantener esa presión tan alta inicial durante los segundos 45 minutos. Por ello, se sufrió y se sufrió mucho, pero tampoco el Barcelona hizo grandes oportunidades (algunas de Rafhina y de Rakitic, los mejores blaugranas). El equipo supo estar muy ordenado y bien cerrado, y ya teníamos el arma secreta final preparada, para dinamitar y decantar el partido a nuestro favor. Aritz al campo, golazo y 3 puntos que saben a gloria, por ser casi siempre imposibles de obtener contra el Barceñona.

¡Aúpa Aritz eta aúpa Athletic!

Toquero, agur al futbol de un grande

Un crack, Gaizka (Foto: Zaragoza)

Ayer amanecimos con la noticia de que Gaizka Toquero deja el fútbol, debido a una lesión que le ha tenido retirado por obligación todo el año y que no le va a permitir seguir jugando. Gaizka, nuestro Lehendakari, pero con mayúsculas. Otro de los futbolistas de los que se puede asegurar sin ninguna duda que ha sido un auténtico profesional. En Bilbao dejó una huella enorme y en mi caso más. Era, soy y seré de Toquero. Y no de esos que dicen que era muy trabajador pero que calidad técnica justita. De eso nada. Tècnica sí tenía, de hecho, pases en carrera y centrar con las dos piernas como él, últimamente, a pocos he visto en el Athletic. Trabajador hasta la extenuación. Jugase lo que jugase se mataba y se dejaba el alma. Y… a ver quién ha conseguido que se cante el «Ari, ari, ari, Toquero Lehendakari»… y no digo en Bilbao, sino en ZARAGOZA, SÍ, EN ZARAGOZA. Pues el bueno de Gaizka, al poco de llegar a la capital aragonesa, lo consiguió. ¡Los maños cantando en euskara! Tipico jugador que se ha hecho con el corazón de los aficionados allá donde ha ido.

Todavía le estoy viendo llevándose un balón, pasándoselo por la espalda y haciéndole al defensa un sombrero mientras se iba por la banda en la semifinal contra el Sevilla. O el tercer gol que metió en dicha semifinal de Copa, en el 2009. O cuando volvió a San Mamés jugando con el Alavés, y en una jugada se fue hasta el córner llevándose detrás a dos jugadores del Athletic, a los que dejó petroficados con un taconazo que dejó sólo a un compañero suyo en la esquina del área. ¿Que no era técnico? ¡Y un jamón! ¡Qué recuerdos!

Y permitidme que os cuente una anécdota relacionada con la final de Copa de Valencia y con Toquero. Anécdota que mis conocidos y amigos estarán hartos de escucharme, pero que nunca la he compartido por escrito.

Antes de la Final que acabo de mencionar, una vez que estábamos ya clasificados para jugarla, fui con mis alumnos de 5º de Primaria a visitar el Museo del Athletic. Los pobres tras escucharme las batallitas que les conté, que fueron muchas, salieron antes que yo del museo y la casualidad hizo que me encontrase con Gaizka (pena que ellos no le vieron). No soy muy de autógrafos pero le pedí uno para mis alumnos. Me lo firmó encantado, tal cual es. Y yo le deseé toda la suerte del mundo para la final. Cuando les di el autógrafo a mis alumnos les dije que Gaizka había dicho que si metía un gol en la final se iba a acordar de ellos. Puf… pues hete aquí, que eso fue precisamente lo que hizo en la final, meter un gol. Aquel gol que nos dio un poco de esperanza. Esa esperanza casi imposible de ganar a aquel inaccesible Barcelona, que efectivamente al final nos derrotó… Gol que os pongo en vídeo y que está narrado por el gran Jose Iragorri (aprovecho para homenajearle, a Hoss, porque ayer hicieron 5 años de su fallecimiento. Otro grande)

Pues bien… cuando volví de Valencia, en clase les pedí a mis alumnos que me contasen en una redacción cómo y dónde habían vivido la final del Athletic. La verdad es que no esperaba lo que leí… ¡madre mía lo que lloré corrigiendo esas redacciones! Prácticamente todos habían vivido la final con una emoción increíble y el gol de Gaizka lo contaban como lo más… un gol que era para ellos, de ellos, porque Gaizka se lo había dedicado… Increíble la alegría que sintieron, mezclada con la pena posterior. Ahora que lo pienso me da pena no haber guardado aquellas redacciones, aunque sigan en mi memoria. Eso sí, estoy totalmente segura, que por esa dedicatoria de Gaizka y por ese partido muchos de esos críos (si no lo eran ya) se convirtieron a la fe zurigorri. Así que Gaizka dejas el fútbol, pero que sepas que también dejaste huella en esos críos que soñaron por un momento que el Athletic iba a levantar esa Copa. No pudo ser, pero la emoción vivida junto a ti no nos la quita nadie, ni a ellos, ni a mí.

¡Gracias por todo Gaizka! Suerte en lo que te depare el futuro y otra vez, Mila esker! Y… para acabar como siempre…

¡Aúpa Athletic!