Sentimiento Athletic a flor de piel

Ha pasado ya un mes desde que el Athletic volvió a ser Campeón de Copa tras 40 largos años.

Imagen Athletic Club

Podría decir que a partir de ese momento he tenido el sentimiento Athletic a flor de piel, pero no sería sincera, ya que desde bastante antes estaba ahí, y no solo en mi caso, sino imagino en el caso de todos los Athleticzales. Os voy a poner un ejemplo que me parece ilustrativo. El día antes de vacaciones de Semana Santa, les pedí a mis alumnos que si querían podían participar en una actividad promovida por el Club: hacer un dibujo que se entregaría a los jugadores tras la final en la Cartuja, y que yo me encargaría de llevarlo al lugar indicado. Al llegar a casa y ver los dibujos que habían hecho no pude evitar emocionarme. E imagino que ellos al hacerlos les pasaría lo mismo, si no, no me parece posible hacer los dibujos que hicieron. De verdad, todos una maravilla. De hecho, fui incapaz de entregarlos sin más en el Club, e hice fotocopias en color, para tras la final darle a cada uno el suyo, por si lo querían guardar, e incluso para quedarme yo con copias. Ejemplos: en uno, le decían a Iñaki que era su ídolo, en otro, en relieve con plastilina, aparecía una garra de león y encima ponía que había que aplastar, antes del partido, para tener buena suerte. En otro, una cara de león con sombras rojas, blancas, que… madre mía, ¡qué maravilla! Varios con el escudo, con todo lujo de detalles. Los nombres de los jugadores al lado cada uno de un corazón. Otro dos, totalmente premonitorios, uno que decía: «Bilbotik Mundu osora, lehenengo geltokia, Sevilla» (De Bilbao al mundo, primera parada, Sevilla),… y otro recogiendo la Copa de Campeones. ¡Y tanto que premonitorios! Vamos… que empecé la Semana Santa, pensando que ¡qué maravilla sería para todos estos alumnos que el Athletic fuese campeón!

Todo lo vivido posteriormente ha sido una acumulación de sensaciones, sufrimientos, confraternización, alegrías, lloros, abrazos, sentimientos de todo tipo, muchos de ellos indescriptibles, que cada aficionado seguro los habrá pasado en distintos lugares geográficos. En mi caso, como ya os dije, en Sevilla. Un fin de semana, extraordinario en familia, que terminó de la mejor manera posible, siendo campeones.

A base de multitud de vídeos, hemos visto cómo se ha celebrado en un montón de lugares del mundo: Santiago de Chile, New York, California, México, Venezuela, Londres,…. por supuesto, Bilbao, multitud de municipios de Bizkaia, y un montón de provincias españolas. Un sentimiento compartido, que ha hecho que me emocione cada vez que veo algo relacionado con el tema. Sentimiento que empieza viendo a los jugadores en La Cartuja: a Simón dándole consejos a Julen y cómo vivió la tanda de penaltis; a Iñaki, separado de todos, sin casi poder mirar; a Yuri con la toalla tapándose la cabeza; cada vez que veo a Álex metiendo el penalti definitivo, de nuevo; Álex, tras marcarlo corrió los 50 metros que le separaban de la grada de animación batiendo records de velocidad; a Muniain tirándose a llorar en el suelo; a Óscar tirándose encima de Iker; a Valverde agarrándose la cabeza tras abrazar al Vasco Aguirre; a Unai Gómez llorando encima de los espectadores de la grada, encima de los cuales saltó; a Adu, llorando solo y después abrazado a compañeros; a los Williams llorando juntos; a Guruzeta, agarrándole la cabeza a Julen que estaba roto; a Lekue, inconsolable, seguramente acordándose de su aita, arrodillado, medio echado sobre el suelo; a Raúl y a Vivían, saltando como locos; a Dani llevando a hombros a Iker con la Copa; a Villalibre llorando con Dani, con Julen; a Vesga con los puños al viento; a Oihan gritando: «Vamos, carajo»; a Imanol abrazado a Jauregizar y a Egiluz; a Prados, y a Yeray, en un corro enorme abrazados saltando; Raúl abrazando De Marcos; la sonrisa de satisfacción plena de Paredes; y la de Íñigo Ruiz de Galarreta que no le cabía en la cara; a Yuri llorando y agitando el puño en alto,… ; incluso Gorka Iraizoz abrazándose con Ander Herrera (la Copa también es suya); un Iribar entre lágrimas abrazando al capitán tras recibir la Copa; todos, jugadores, cuerpo técnico, etc… todos en torno a la trompeta de Villalibre…. La Cartuja entera cantando al unísono el «txoriak txori», con un enorme nudo en la garganta y una alegría inmensa en el corazón. Cada uno a su modo, todos sintiendo ese sentimiento y, ahora, hoy, un mes después, haciéndome llorar cada vez que lo vuelvo a ver. Como lloro cuando veo las celebraciones del público en la Cartuja, en la Athletic hiria, en San Mamés, el la Plaza Nueva,…

A partir de ahí, la semana posterior con la Gabarra de protagonista principal, fue de nota. Alguno comentaba que era imposible que estuviesen viendo el paso de los campeones por la ría más de un millón de personas, que casi no hay esos habitantes aquí. Ya… , pero es que no estábamos solo los de aquí… Que me diga alguien, que no conoce a alguna persona de fuera, que vino el jueves a ver la Gabarra. En mi caso puedo decir, más de un nombre, Janire, mi sobri, de Madrid, para verlo con sus hermanas y sus sobris, Gorka, un amigo de Madrid, que llegó con la lengua fuera después de trabajar, otra amiga, Miren, que vino,… desde DUBAI,… y todo ese montón de personas que han salido en otro buen montón de vídeos, de Cáceres, de Badajoz, de Segovia, de Tenerife, de Cantabria, Asturias, Barcelona, Venezuela… Los márgenes de la ría eran una locura de felicidad. O como dijo al día siguiente Angels Barceló, «Había tanta felicidad por metro cuadrado que los que lo contemplábamos a través del televisor solo podíamos sentir envidia». ¡Qué bonito todo su comentario! Os lo pongo aquí por si lo queréis escuchar entero. Pero dejadme que os diga otra frase suya preciosa: «¿Por qué la vida no es más veces así? Buscar, acompañados de otros, lo que nos hace felices y esto también lo puede hacer el fútbol, con una filosofía como la del Athletic.» Eso es, todos juntos, todos también distintos, todos diferentes, pero todos de la mano de algo tan comercial como el fútbol actual, pero que al aferrarnos a esa filosofía que nos hace distintos, le da un toque de locura, utopía, que cuando te lleva a una alegría, esa alegría se multiplica, por todo lo que queráis. Angels acaba con una frase de Eduardo Madina, que también suscribo: «Con los abuelos en la memoria, agarremos a nuestros hijos de la mano, en dirección a la ría de Bilbao». (Aquí yo añado a los padres y a cantidad de amigos que ya no están entre nosotros, aunque sí sigue en nuestros corazones). Y termina con un… «En esa ría de Bilbao estábamos todos.» Igual todos no, pero seguramente todos los románticos sí. Cualquiera de las fotos que se han hecho de esa subida de la ría en Gabarra, cualquiera, refleja lo que estoy comentando, mucho mejor que mis palabras. Me viene a la cabeza la del edificio en el que está la palabra Soñar, pero cualquier otra es válida.

Foto: David Herranz @DDherranzfoto

Pero también lo evocan otras situaciones que se han dado ese día, como por ejemplo, los campeones anteriores, los de 1984, que ya tienen relevo, acompañando en otro barco , los Clemente, Salinas, Urquiaga, Dani, Zubi, Urtubi, De Andrés, Goiko, Liceranzu, Gallego, Noriega, Endika, Sola, Núñez, Argote, etc… : Jon Aspiazu, segundo de Valverde, llevando puesta la camisa que llevó hace 40 años en la otra Gabarra, como integrante del Bilbao Athletic; o Mikel González, Director Deportivo, con una camiseta de Gorka Garai, del Sestao River, acordándose de todos los clubes convenidos del Athletic, de los jugadores/as que pasaron por Lezama y no llegaron al Primer Equipo, de los trabajadores del club y de sus compañeros de Dirección Deportiva. Gorka Garai representaba los 4 puntos. Y por su Aita y su Sestao; o Mikel Jauregizar con la camiseta de Hugo Rincón. Y sobre todo, la Gabarra detenida debajo de La Catedral, y los en ella subidos, jugadores, cuerpo técnico,el presidente, Jon Uriarte, directivos,… tirando a la ría pétalos de rosas, rojas y blancas, y flores, en recuerdo de todos los que no están. Detalles todos, que demuestran que esto es más que fútbol.

Todos aplaudiendo una idea. Todos unidos junto al equipo de nuestro corazón, un grupo distinto, y comprobando que con la filosofía actual es posible tocar el cielo con los nuestros, como lo hemos hecho, de modo que todos los niños, todos los alumnos puedan abrazar esta misma idea, que nos ha llevado a un triunfo tan deseado, como importante para todos, pero sobre todo para los más jóvenes, que todavía no lo habían vivido, y para nuestros mayores, que pensaban que igual no lo volvían a vivir. Ahí lo tenemos. Disfrutémoslo, todo lo que podamos y, ahora, a seguir soñando con más.

¡Aúpa Athletic!

Triunfo del Athletic contra el Celta pero…

Acabar el partido en San Mamés como acabó ayer, con el triunfo en el último suspiro es una auténtica gozada. 3 puntos como 3 soles que te afianzan en el 5° puesto y te permiten ir al parón con la tranquilidad que te dan los deberes hechos.

Dos de los goleadores (Foto: Luis Tenido)

24 puntos ya, tras dos triunfos consecutivos de los que dan moral. A Pacheta, entrenador del Villarreal, tras la derrota del fin de semana pasado, ya le han dado boleto. Y con el triunfo por 4 a 3 contra al Celta, que Rafa Benítez se ande con cuidado porque igual sigue el mismo camino que su compañero de profesión. Aunque si yo fuese del equipo gallego no le echaba, ya que seguramente será de los mejores equipos que ha pasado por La Catedral. Eso sí, al igual que el Athletic, tiene un problema en la defensa. Pero si lo soluciona lo lógico es que vaya hacia arriba en la clasificación.

Paso a preocuparme de mi equipo que tiene precisamente el mismo problema que los gallegos. Ayer defensivamente fue una auténtica verbena. Hace tiempo que no veía a un equipo tan sobrepasado. Nos metieron 3 goles, pero hubo otros dos anulados, y un penalti parado por Unai. Vamos… y otro montón de jugadas peligrosas de ellos. Larsen, Iago Aspas y Bamba, dejaron en evidencia bastantes veces a nuestros jugadores. Por supuesto, Iago, que llevaba 8 meses sin marcar un gol, nadie en San Mamés tuvo ninguna duda, antes del partido incluso, que iba a marcar, como por supuesto así fue. El primero del partido, un golazo en el que dejó en paños menores a Paredes, con el que hizo lo que quiso, para chutar un tiro imparable, que dio en la base del poste, antes de entrar a gol. Golazo. Lo increíble es que no haya marcado desde marzo. También hizo otro pero bien anulado por fuera de juego, y gracias a Don Unai Simón, no pudo meter el penalti, por paradón de nuestro cancerbero. Aspas que es buenísimo, perdió un poco la cabeza en un par de ocasiones. En la primera vio la amarilla y podía haber visto incluso la roja, por la reiteración de las protestas y los gestos ostensibles que tanto cabrean a los árbitros. Y ya en la segunda, no hay duda que debió ver la roja. Pero supongo que estaría tranquilo sabiendo que no le iban a echar, ya que como esta semana ha quedado claro que el Celta es un equipo perjudicado por lo árbitros, alguna faena nos iba a caer de rebote. Ésta: Aspas no fue expulsado. Un jugador, que por cierto no debería haber jugado el partido, porque el Comité debería haber entrado de oficio para castigarle con algún partido por derribar el monitor del VAR, en el partido anterior… pero … lo de siempre. Por cierto, en la segunda protesta, los jugadores del Celta lo separan del árbitro, normal, pero es que también lo separó Iñaki, lo cual ya no es tan normal. Muy deportivo por su parte, pero nada práctico para los intereses del Athletic. En fin…

Sigo, Bamba metió un gol tras despeje horroroso de Vesga al centro del área, que supuso para ellos volver a adelantarse en el marcador. ¡Que horror defensivo! Además de las muchísimas entregas de balones sencillos regalados al rival. El primer tiempo podía haber acabado así, con el 1 a 2, pero en el último minuto de los cinco que prolongó el árbitro, Nico Williams se metió hasta la cocina poniéndole un pase atrás y el gol a Guruceta. Gol psicológico e importantísimo para nosotros.

Al reanudarse el segundo tiempo, nos adelantamos, otra vez gracias a Gorka, pitxitxi del equipo con 6 tantos, adelantando a Iñaki (partido más flojo el suyo ayer), que lleva 5. Pero ahí estaba Larsen para amargarnos. Primero metió uno, pero en fuera de juego, y luego otro perfecto a pase de Iago. Preciosa jugada pero que tuvo la inestimable colaboración de Paredes, protagonista principal del desastre, y de Vivian. Por si fuera poco, el Celta se pudo adelantar con el penalti, pero ya he dicho que Iago no lo logró. Hay que decir que merecieron más pero… ya sabemos que en el fútbol no gana siempre el que lo merece, sino el que mete más goles. Y un, curiosamente desafortunado Berenguer, que en los minutos que le dio Valverde no estaba consiguiendo nada, provocó el penalti de ellos, por mano de Mingueza, y lo transformó en gol, para darnos los puntos que mejor saben, los que no son merecidos y encima en el descuento, otra vez. Este equipo tiene alma, genio, raza, no se rinde y eso vale su peso en oro. La garra te da estas cosas. Álex muy valiente por tirarlo. Chapeau por él. Le va a dar más moral, porque está jugando muy poco. Ayer salió sustituyendo a Iñaki, que ya he comentado que estuvo más flojo de lo normal, en el minuto 80. A Nico no podía sustituirlo porque estaba impresionante y permaneció en campo. Raúl también salió y le puso un balón de oro a Dani, otro de los que salió, en este caso sustituyendo a Vesga, que también paso fases del partido bastante malas, con pérdidas continuas.

Además de Simón, Nico, Guru, habrá que mencionar a Lekue, que realizó ataques bien llevados a cabo. Y fue de los que menos sufrió en defensa. Óscar, que igualó a Iraola en el número de partidos, fue alguna vez superado, pero también se le vio en ataque. De hecho, Núñez quizá le hizo un penalti , al clavarle los tacos en el muslo.

Pero como no pitaron el de Dani a Iago, después de chutar, supongo que el de Óscar tampoco. ¡Qué malos son los árbitros!

Para acabar, además de repetir la necesidad de mejorar muchísimo a nivel defensivo, espero que vayamos recuperando lesionados, y que tras el parón de selecciones sigamos sumando puntos. Y el siguiente el líder, el Girona máximo goleador… Ya podemos ajustar la defensa, si no… ¡A por el Girona! Y…

¡Aúpa Athletic!

La importancia de Ruiz de Galarreta y el Villarreal

Hace tiempo que un fichaje no nos daba tanto.

Euforia tras su gol (Foto: EFE)

Encima vino gratis, y por lo que dicen, perdiendo algo de dinero, ya que el Mallorca no se quería desprender de él ni bien ni mal y debió ser generoso en la oferta. Así que… gracias Íñigo por querer volver a tu casa. Es de Eibar pero del Athletic a muerte. Ayer tuvo la fortuna, más que merecida, de meter su primer gol en Primera división, con 30 años y, como han mencionado en Adurizpedia, 12 años después de debutar en el equipo rojiblanco. Curioso cuando menos el dato. Gol que fue un golazo, misil que tras tocar el travesaño llegó a la red, y en el minuto 2. A eso se le llama abrir la lata, pero con estilo. Igual que Iñaki, que lo comentó tras el partido, me alegro infinito por él. El gol importantísimo, pero no por ello lo destaco, de hecho es la segunda vez que sale en el título de mi comentario, cuando solo llevamos 12 partidos de Liga. El 19 de septiembre, ya titulé Don Íñigo Ruiz de Galarreta, una de mis entradas en el blog, que leído hoy, me confirma que lo que ya vi en los primeros 5 partidos de Liga, no era un espejismo. A pesar de haber estado lesionado, ha recuperado su sitio, y su importancia en el equipo. Está en todos los lados. En la presión, cortando balones, recuperando, repartiendo juego, apoyando, haciendo desplazamientos largos o cortos, según sea mejor en el momento, y… no sé cómo lo hace, pero acierta siempre. Él mismo se ha alegrado muchísimo por su gol y, repito, que no es el único. Jejeje. Todos los athleticzaleak también, y seguro que los aficionados de todos los equipos por los que ha pasado. Zorionak, Íñigo! Y a seguir currando como lo haces.

Y su importancia también se demuestra, por el hecho, que no creo que fue casualidad, que cuando dejó el terreno de juego, sustituido por Dani García, íbamos ganando 0 a 3, y al final quedamos 2 a 3, para susto de todo el mundo. Una pena porque el equipo estaba haciendo un partido muy muy bueno, ayudado por un Villarreal irreconocible, al que le metieron el 0 a 3 en 30 minutos, de un primer tiempo que aún siendo muy bueno de los rojiblancos, se dieron cosas que hay que evitar, como entregas fáciles a los rivales. Dos de ellas vinieron de Iñaki y de Nico, ambas en el primer tiempo y que no fueron gol de milagro. En el caso de Nico no es ni la primera ni la segunda que lo hace, de hecho ayer ya hizo tres. Estaba en labores defensivas, que no es lo que más le gusta, sino lo que más le cuesta, y despejó hacia el área propia. Error de principiante, que es enormemente peligroso, como así ocurrió. A pesar de eso, los del submarino amarillo no acertaron, por ellos, y por Unai Simón, que siguió dejando destellos de enorme calidad, tanto en el primero como en el segundo tiempo.

Nico en ataque es otra cosa. Participó en el gol de Íñigo, dándole el pase, y metió el segundo tras recuperación (regalo de Parejo) y pared con Sancet, tras internarse ambos en el área. Precioso gol.

Sancet también destacado, aunque no metió gol, a punto estuvo de lograrlo. Eso sí, dio dos asistencias. Además de la ya mencionada, otra al otro Williams, Iñaki, que se marcó una delicatessen desde el borde del área. Conclusión: o les falla la efectividad, o se salen a base de goles. El término medio no está siendo lo de este año.

En el segundo tiempo, los rojiblancos quizá retrasaron un poco más la presión, y el Villarreal pudo salir más. Hasta que en dos fatídicos minutos metieron dos goles ellos, y los 4 últimos minutos y el descuento (otros 4), sufrimos lo nuestro. Pero el árbitro pitó y nos llevamos los 3 puntos, de un campo que es un desastre para el equipo. Se nos da horrible, por lo que, ganar allí sabe mucho mejor.

Estamos quintos en la tabla y las sensaciones son buenas. Ahora nos llega el viernes a San Mamés el Celta, que viene de un humor de perros, desde mi punto de vista con razón, porque les «birlaron» un penalti en el último segundo del descuento. Lo del VAR es un auténtico cachondeo. Este mismo fin de semana en dos jugadas similares, en una el VAR entra, y en la otra no. ¿Por qué? Vaya usted a saber, por distintos criterios, por incompetencia, por maldad, porque a pesar del dineral que cobran, no son «profesionales», no trabajan bien,… O, lo que es peor, por… en muchos casos …, ser unos sinvergüenzas. Espero que los platos rotos del cabreo del Celta, no los paguemos nosotros. En fin… Sea como sea ¡a por los celestes! Y…

¡Aúpa Athletic!

Triunfo incontestable del Athletic ante el Almería

Dice Ernesto que ningún partido es fácil en Primera División, y no le quitó la razón, aunque viendo ayer al Almería me entran dudas, porque no recuerdo haber visto un equipo peor en La Catedral.

Dani celebrando su gol (Foto: Pablo Viñas)

Ya sé que el Athletic tuvo parte de culpa por esa presión alta, pero desde los primeros minutos se vio que ellos no eran capaces de sacar el balón, con un poco de criterio, o de dar 3 pases seguidos, sin rifar la bola o directamente regalarla. Muy mal futuro les auguro a no ser que cambien de arriba a abajo. El Athletic empezó mandón y pronto llegó el gol de Guruzeta. Cuarto gol el suyo, y por cierto, el 6.500 del Athletic en competición oficial. Otra vez muy listo en el remate robándole la cartera al defensa y, en este caso, con la zurda y de toque sutil, a pase de Yuri. Este último que empieza a recordarnos al lateral que era hace 3 años. Bienvenido sea y que dure. Estuvo a punto de marcar tras precioso pase de Ander Herrera. Pena que la sacó el portero contrario.

Hablando de Herrera decir que sigue, no solo asentándose, sino que empieza a marcar diferencias. Seguramente ayer, junto con Dani García de lo mejor. Es curioso, el equipo ha perdido por lesión tanto a Ruiz de Galarreta como a Vesga, ambos titularísimos para Ernesto en este principio de Liga. En el caso de Íñigo era el alma diferencial del equipo, con respecto al año pasado, por lo que su lesión se vio como un contratiempo enorme y muy inoportuno. Estaba a un nivel muy alto porque hacía jugar al equipo como sin darse importancia, estando en todas partes, y repartiendo juego con muchísimo criterio. Vesga era su pareja, se complementaban y parecía difícil que les quitasen el puesto, salvo lesión, como así ha sido. Pero tanto Ander como Dani están a muy buen nivel. Ayer Herrera sí que tuvo 3 pérdidas de balones que deben ser evitadas, porque con otro equipo enfrente te pueden hacer un lío. Pero todo lo demás, lo hizo bien. Incluso remató un córner al palo, un balón que prolongó y casi se cuela. Pena. Y Dani, que tampoco era considerado titular, está aprovechando estas oportunidades que las desgraciadas lesiones le han proporcionado. Ayer incluso metió un gol, su primero en el Athletic y tercero en Primera División, los dos anteriores con el Eibar, y justo, el anterior, hace nada menos que seis años. Lo curioso del caso es que si un profano ve su gol podría pensar que es algo habitual en este jugador, porque casi comenzó él la jugada, pasando a Sancet, que prolongó a banda, para que Óscar entrase y centrase como él sabe. Y mientras ocurría esto, Dani se adentraba en el área, como si lo hiciese siempre, como lo más normal, y se dirigió al segundo palo, entrando como un obús para rematar el caramelito de Don Óscar, de cabeza. El portero tocó el balón pero los misiles son difíciles de parar. Cualquiera diría que es algo que hace siempre. Muy buen gol, por la fe con la que entra en zona de remate, y por la finalización. Perfecto. Me alegro infinito por él ya que me parece un currela de mucho cuidado, jugador de equipo y que suele recibir bastantes palos. Zorionak, Dani! Y como te ha debido decir Ernesto, no tardes otros 6 años en volver a marcar otro. Y bueno,… a lo que iba, que me pierdo por el camino. Quería decir, que Íñigo y Vesga estaban funcionando genial. Se lesionan y cogen sus posiciones, Ander y Dani y también lo hacen muy bien. Y por si fuera poco, los últimos minutos del partido pudimos ver otro centro del campo mucho más joven con Beñat Prados y Unai Gómez (éste no de media punta, ya que ese puesto lo cogió Muni al sustituir a Sancet). La única pega que pongo es que fue una pena que no salieran antes. Con el 2 a 0, que fue en el minuto 63, yo les hubiese puesto a trabajar. Prados salió en el 75 y Unai en el 82. A Prados le vi mejor que otros días, con un poquito más de agresividad y contundencia a la hora de luchar por los balones. Buenos minutos los suyos. Unai esa lucha la lleva innata. ¡Qué gozada que vayan entrando y cogiendo minutos!, Aunque repito que yo les hubiese dado más.

Tambien muy buen partido de Sancet, con gol incluido. Hizo lo que quiso, volviendo locos a los del Almería, que si sabían por dónde andaba, no consiguieron pararle. Con este buen partido pudo celebrar el que Luis De La Fuente le haya seleccionado. Y ahora voy a decir una cosa que seguro que es impopular, pero tengo que reconocer que si por mí fuera Oihan no hubiese jugado de titular, ya que le hubiese tirado de este modo de las orejas, por sus dos expulsiones de este comienzo de temporada, algo que considero que debe ser inadmisible. Tengo claro que es uno de los mejores jugadores del equipo, pero también tengo igual de claro que debe aprender a no hacer lo que hizo. Y si no le sacan de titular igual se lo piensa más. Hubiese puesto a Unai Gómez, que seguro lo hubiese hecho genial y encima, le mandas un mensaje de que hay otros que lo pueden hacer como él y que se debe poner las pilas y dejarse de niñerías.

Aprovecho el 3 a 0 para pegar otro tirón de orejas. Los últimos minutos fueron como para meterle 6 a los andaluces, pero si no fue así, fue debido a que cada jugador quiso marcar su gol por su cuenta. Me dio un poco de pena. Y, además, me cabreó bastante que Nico hiciese mal gesto cuando Asier no marcó, supongo que no por no marcar, sino por no pasársela a él, cuando segundos antes él tampoco levantó la cabeza, chutando a puerta y poco después igual. Está bien que quieran marcar cada uno, pero… ser generoso y que marque otro les debería servir también, sobre todo a jugadores que lo juegan todo. Para la próxima.

Y, por último, para no perder la costumbre voy a hablar del arbitraje y del VAR. ¿Nos estarán tomando el pelo por algo que se nos escapa? ¿Por qué siempre la primera tarjeta es para el Athletic? No pongo pegas a las dos que nos sacaron, pero ¿y las que tuvieron que sacar a ellos, o bien por reiteración, o bien por parar contraataques con agarrones claros? Qué me lo expliquen porque no lo entiendo. Bueno, y ya lo de no pitar penalti a Nico en el segundo tiempo, fue un auténtico pitorreo. Que el árbitro no lo vea o no lo quiera ver, pase. Pero que desde el VAR no lo quieran ver tampoco es un escándalo. Me pareció clarísimo en directo en el campo, porque fue un placaje en toda regla. Por si acaso, lo volví a ver en la televisión y los comentaristas no daban crédito, y comentaron que era muy difícil de entender lo del VAR, porque primero le agarra de la camiseta y luego lo placa. En este caso el «fenómeno» de la sala era Iglesias Villanueva, y el del campo García Verdura. Ya he dicho más veces que da igual porque son todos iguales. Malos y malvados a partes iguales. En fin… Una vergüenza.

Y ahora llega el parón por selecciones, dos semanitas en las que se van a ver mejor las cosas con estos 3 puntos. A seguir trabajando que esto es muy largo. Después vamos a Barcelona, a enfrentarnos a ese club que debería estar en Segunda División por los chanchullos que ya están reconocidos como probados en alguna sentencia, pero que … imagino quedarán impunes y se seguirán riendo a nuestra cara y a la de todos. ¡A por el Barcelona! Y…

¡Aúpa Athletic!

Sin alardes 3 puntos más contra el Celta

Lo importante eran los tres puntos y se consiguieron.

Álex hizo el segundo (Foto: Athletic Club)

No fue una tarde de buen fútbol pero a estas alturas es lo de menos. Salir del agujero en que se habían metido en los últimos partidos y mirar hacia Europa, a través de una victoria, era lo que necesitaban y lo lograron. El Celta no opuso mucha resistencia pero el miedo hasta el último minuto se mantuvo, como siempre, a pesar de empezar de la mejor forma posible, con gol en el minuto 4. O más bien golazo de Iñaki de cabeza, adelantándose al defensa y cabeceando con un buen giro de cuello, marcando los tiempos. Muy bonito y más, por lo poco que se prodiga en estas lides. A partir de ahí, el Athletic a intentar conseguir más pero sin posibilidades, y sin estar tan creador como otras veces.

El segundo tiempo tuvo una cosa mala y otra buena. La mala es que el Celta empató nada más empezar en una jugada de calidad, a la que ayudó que Nico se desentendiese de las labores defensivas. Gol y miedo en el cuerpo. Lo bueno fue que les duró poco la alegría a los gallegos porque Álex se inventó un golazo, el cuarto de este año, que lo celebró con rabia, imagino porque sabe que no está siendo una temporada para él. Se le ha echado mucho de menos. Luego tuvo un tiro al travesaño precioso que casi nos da la tranquilidad pero… No andamos sobrados y lo nuestro es sufrir. El partido, menos mal, acabó con ese 2 a 1. Hubo otras dos malas noticias, en forma de lesiones, de dos que ya han dicho adiós a la temporada. Herrera, una nueva lesión muscular, después de llevar 15 minutos en el verde (salió de suplente), y Dani García, un esguince del ligamento lateral de su rodilla. Problemas para el centro del campo, sobre todo por Dani, ya que a Ander, entre lesión y lesión, no lo hemos visto casi este año. Pero Dani, sobre todo, en este final de temporada, lo estaba jugando todo. Le había tomado la delantera a Vesga, que es el que más partidos tiene. Ahora, habrá que ver qué hace Ernesto, porque… los otros dos que quedan no están entre sus favoritos. Sobre todo Vencedor que ha jugado 191 minutos en Liga, repartidos en 9 partidos. A eso le llamo yo pasar del todo, del año pasado (34 partidos), al nada de éste. Y Zárraga, algo mejor. Ha jugado 23 en Liga, pero sólo 5 de titular. Los que jugó lo hizo bien, pero parece que se cruzó por medio el tema de su renovación y, a partir de ahí, ya no ha sido el mismo, por menos minutos y porque cada vez que sale, algo le pasa, y falla más de la cuenta. El sábado, sin ir más lejos, el primer balón que tocó se lo regaló a un contrario que inició una contra. ¿Nervioso?, ¿falto de confianza?,…. Ni idea, pero es un problema. La pareja Dani y Mikel que tenía todas las papeletas de saltar el jueves al césped de El Sadar, no va a ser posible así que a ver con qué nos sorprende «Txingurri», que a priori parece que va a tener que alinear a alguien que no le gusta mucho y para un de partido de enorme trascendencia, porque en Pamplona nos vamos a jugar muchas de las papeletas para Europa. Muchísimas. Veremos. El jueves, salgamos con quién salgamos… ¡a por Osasuna! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: No quiero acabar el comentario sin criticar con dureza a esa parte de la Grada de animación que hizo «huelga» el sábado y decidió no animar, como medida de protesta, por las multas recibidas y por una propuesta de expulsión de uno de ellos como socio. Multas que no son por animar, sino por insultar. Me da exactamente igual que haga mucho ruido y animé a lo bestia, si el precio a pagar es que se enreden en otras causas que nada tienen que ver con el fútbol, y sobre todo, que anden insultando. Queremos una grada que anime, no una que insulte. ”Inteligente» decisión, en el momento más importante de la temporada, no animar. Y no solo eso, sino que como ellos no ocupan toda la grada, cuando algunos, que no son ellos, se pusieron a animar, recibieron críticas y exhortaciones para que se callaran. ¡Qué bien! ¡Qué consecuentes! Precisamente lo que ellos critican es lo que hacen. ¿Coartar la libertad de los demás para animar? Igual habría que explicárselo… Así como que igual hay que recordarles que si están ahí es para que animen y que, por eso mismo, están pagando mucho menos, a costa del Club y a costa de los demás socios, que igual animamos tanto como ellos, o más, algunos, aunque eso sí, lo que no tenemos es, ni un megáfono, ni un tambor. Y de paso, pido a la Junta Directiva, que tenga en cuenta todo esto, y si hay que echarles (por coaccionar a otros socios para que no animen) o cobrarles lo mismo que al resto porque no animan, que lo hagan. Y para que quede claro, la Grada de animación es importante. Muy importante, pero no a cualquier precio.