Importantísimo triunfo del Athletic femenino

Quinto partido de la liga Femenina de este año y primera victoria cosechada por el Athletic.

Celebrando uno de los goles de Lucía (Foto: La Liga)
Las casualidades del calendario han hecho que ya nos hayamos enfrentado al Barcelona y al Atlético de Madrid, los dos cocos de la categoría. Perdiendo ambos partidos a pesar de haber dado una buena imagen. Unido a dos empates, suponía que las neskas hacían su peor inicio de Liga en muchisimos años. Encima tocaba derbi contra la Real sutuada en los puestos altos de la tabla. Una derrota hubiese sido un golpe muy duro, no por el contrario, sino por la situación clasificatoria.
En esto que las guipuzcoanas meten un gol en los últimos minutos del primer tiempo. El Athletic lo estaba haciendo mejor pero el mazazo fue grande. Un empate para acabar el primer tiempo hubiese sido más justo pero…
El segundo comenzó con los nervios lógicos de las rojiblancas que tenían urgencia de ganar y con la tranquilidad de las blanquiazules que tenían el partido donde querían. El Athletic no conseguía crear peligro. Pero apareció Lucia García y en 3 minutos dio la vuelta al marcador, de tiro raso y potente y con una disputa que sale mordida sobrepasando por alto a la guardameta txuriurdin. 2 a 1, casi inesperado pero basado además de en la calidad de Lucía, en la fe y en la fuerza de este equipo, un equipo que nunca se rinde.
De ahí al final del partido la Real achuchó mucho y metió miedo pero sobre todo por la incertidumbre del resultado, pero las rojiblancas aguantaron bien, teniendo incluso otro par de oportunidades que no prosperaron.
Final y 3 puntos buenisimos que impiden que durmamos en puestos de descenso y que inician la ascensión en la clasificación hacia los puestos que queremos. Que queremos pero ya hemos visto que aquí nadie regala nada y cada vez es más difícil, porque cada vez hay más fichajes, los equipos se refuerzan muchísimo, y no sólo los cocos, también todos los demás, y nosotros ya sabemos que contamos fundamentalmente con la cantera y alguna otra incorporación puntual. Como siempre y sobre todo por esto último citado…
¡Aupa Athletic femenino!

Un Athletic incapaz en la Catedral

El partido contra el Barcelona no lo pude ver y por eso la semana pasada no escribí.

Celebrando lo único posible (Foto: EFE)
Por contra, el pasado viernes sí que estuve en San Mamés viendo el derbi contra la Real. Otro batacazo como lo fue el partido contra el Villarreal de hace dos semanas. De hecho he vuelto a leer el comentario que escribí sobre dicho partido y toda la primera parte del mismo la podría volver a introducir ahora para decir lo que pienso sobre este nuestro Athletic en casa. El Athletic tiene un problema, o peor todavía, dos o tres. Los equipos contrarios parece que nos han tomado la matrícula, saben cuáles son nuestras debilidades y simplemente esperan a que caigamos de maduros. Los partidos jugados hasta ahora han demostrado que con que el equipo contrario se cierre y juegue de una manera ordenada, los problemas que nos crean son tan grandes que el equipo es incapaz de solucionarlos. La lentitud en el juego, la falta de ideas, la falta de profundidad, la carencia de un 9 de referencia que sea letal cara puerta… esto último claro, mientras Aduriz no esté en disposición de jugar los 90 minutos completos. Y quizá nuestro mayor problema, los errores de bulto que cometemos, y lo peor de todo la cantidad de ellos que hacemos. Errores de los que parece no se libra ningún jugador, errores muy repartidos entre todos. No sé si eso les consolará… a mí me deprime profundamente. La Real más pobre, triste y escasa que viene a San Mamés en muchos años, con siete u ocho bajas, que tuvo suficiente con jugar ordenadita y con hacer una sola jugada y un solo tiro a puerta, en todo el partido, para hacernos TRES GOLES. Sí. Increíble pero cierto. Sin hacer nada les regalamos los 3 puntos con una generosidad preocupante. Y no hubo ni desidia ni dejadez por parte de los nuestros, al revés, se dejaron el alma, corrieron muchísimo, lo intentaron de todas las formas,… pero todo muy previsible, e improductivo. Con diferencia lo mejor del partido fue Aduriz y sus 22 minutos sobre el cesped. Metió un gol que anularon por… milímetros… o porque es el Athletic, remató un córner que obligó a Moyá a hacer acto de presencia, le incordió en otra jugada… lo poco que estuvo creó más peligro que ningún otro. Pena que no es incombustible, que tiene muchos años, y sobre todo, que no tiene recambio. Enorme problema que habrá que solucionar. Como habrá que arreglar la incapacidad que tenemos en casa y todos estos problemas que he mencionado, y ahí es donde entra el entrenador. Berizzo algo tendrá que pensar. O introducir cambios en las posiciones de los jugadores, o introducir caras nuevas (Guruceta, Vicente,…), o cambiar de sistema, o lo que sea… pero así, no se puede seguir porque nos vamos al hoyo.
Si son fichajes es el club el que tiene que trabajar o pensar,… y quizá olvidarse de orgullos tontos y absurdos, y si deportivamente nos viene bien un jugador que se quiso ir, Fernando Llorente… pues traerlo. Ya sé que es totalmente impopular lo que estoy diciendo pero si viene bien deportivamente, y si está en forma, es del género tonto no intentarlo. Porque algo necesitamos y es urgente. El precipicio está demasiado cerca como para andarnos con remilgos. Hablo del bien deportivo. Que no está bien y no iba a aportar nada, pues nos olvidamos de él, pero si pudiese aportar… yo lo traia sin pensar.
Y ahora tenemos dos semanas por delante para que el entrenador y los jugadores trabajen a tope en la búsqueda de soluciones. El Eibar espera y aunque fuera estamos jugando mejor, nada es fácil. A seguir trabajando.
¡Aúpa Athletic!

Batacazo contra el Villarreal

0 a 3 en La Catedral contra un equipo que todavía no habia conseguido ganar.

Capa de lo mejor (Foto: EFE)
El Villarreal que a falta de no conseguir ser superior a nosotros en el primer tiempo se limitó a esperar el error, ese o esos que siempre cometemos para contento de los rivales, y una vez aprovechado, en el caso de ayer, darnos la puntilla y rematarnos vilmente, ante la incapacidad de reacción de los nuestros.
Ha sido como una vuelta al pasado reciente y al mísero juego de nuestros chicos, no por falta de ganas ni de trabajo, sino por simple incapacidad. Incapacidad sobre todo de mover con un minimo de velocidad el balón, la suficiente como para que no seamos tan previsibles. Antes de que den el pase ya sabemos a quién y a qué posición va a ir. Lo sabemos nosotros y lo que es peor, lo sabe el contrario. A esa velocidad es imposible sorprender.
Otro problema es la falta de un nueve específico. ¿Williams lo es? En principio, no parece. La paciencia que para Job es infinita a mí se me está acabando hace mucho. Sigo esperando pero… cada vez me cuesta más. Sus carencias me parecen más que sus habilidades. Pero paciencia. Más paciencia necesitamos, porque va a ser un buen jugador y las prisas no nos pueden hacer perderlo. Pero mientras nosotros somos pacientes, espero que todas sus carencias se estén trabajando en Lezama. ESPERO.
Hay que destacar el golazo de Fornals casi de medio campo. Imparable.
Destacar también a Unai Simón otra vez, que nos ha mantenido en el partido en el primer tiempo con un paradón. En el segundo, ha hecho otras dos paradas de mérito. Lo está haciendo muy bien.
Al último que destaco es a Capa. Sus internadas han sido de lo mejor del partido, junto con una internada y tiro de Yuri, por la banda contraria.
Berizzo no ha acertado con los cambios. Y preguntas para el mister, visto lo visto hasta ahora:
¿Era necesario dar descanso a Dani García? ¿No hubiese sido mejor ganar al Villarrreal y dar descanso a Dani contra el Barça?
Llevamos 5 partidos y es pronto para decirlo pero parece que Dani es insustituible.
Y ahora… contra un Barcelona herido en su casa. Hay que volver a dar la imagen de los anteriores partidos contra el Madrid y el Betis. Se puede.
¡A por el Barça y aúpa Athletic!

El Betis le agradece a Markel el regalo

Partidazo del Athletic en el primer tiempo en Sevilla en el que pasó por encima del Betis. La presión alta de los rojiblancos asfixió a los béticos que no conseguían sacar el balón jugado y perdían la pelota con mucha facilidad. Dos de esas pérdidas, o recuperaciones nuestras, supusieron que para el minuto 18 el Athletic ya fuese ganando por 0 a 2.

Sí Markel, escóndete (Foto: EFE)
El control era absoluto y ellos no creaban muchas ocasiones de peligro. Todo perfecto, hasta que en el minuto 43, un jugador con 485 partidos en Primera, es decir, totalmente experimentado, como Susaeta, comete una acción de benjamín… o de alevín… haciendo una entrada de tarjeta amarilla cuando ya tenía otra. Imposible no echarle. Markel, ¿en qué demonios estabas pensando?
Por contra, a destacar el enorme primer tiempo de Raúl García. Asistencia soberbia, gol y demás maravillas.
Raúl es un crack (Foto: AFE)
Y a partir de ahí, a sufrir muchísimo, ante un equipo que tiene mucha calidad en sus jugadores y que se volcaron al ataque. Pena que su primer gol llegase tan rápido (minuto 5 de la reanudación), y pena también, sobre todo porque dio la sensación que Unai Simón podía haber hecho algo más ante el tiro de Bartra, ya que estaba ahí. Y ya que hablo del portero voy a decirlo todo, con el 2 a 2 ya en el marcador, hay que destacar que hizo un paradón, sacando una mano baja muy complicada, ante un gran tiro de Loren. Así que una de cal y otra de arena.
El Athletic consiguió salir vivo del arrebato de un Betis, en el que Canales y Joaquín tuvieron mucha incidencia en el juego. Una gran internada del sevillano puso un balón de gol a Sanabria pero… gracias a su horrible cabezazo podemos decir que el mal no fue mayor. Así, punto conseguido que sabe a gloria. Pero mejor todavía es, el ver que este equipo de Berizzo empieza a tener buena pinta.
Ahora sin tiempo para nada nos toca recibir el miércoles a un Villarreal que no acaba de ir como ellos quieren.
¡A por el Villarreal y aúpa Athletic!

Unai Simón se consolida

Curiosamente de mis últimos cuatro comentarios escritos en este blog, tres tienen como protagonista a porteros del Athletic. Y no siempre es el mismo, sino que han sido tres porteros distintos.

Unai parando (Foto: Javier Zorrilla, EFE)
Desde que Valverde decidió alternar en la portería a los tres cancerberos de los que disponía, ¡enorme sorpresa para todos!, no hemos salido de una, para inmediatamente entrar en otra. Eso sí, en todas con un factor común, que el que se planta en la portería rojiblanca lo hace realmente bien, por lo que podemos concluir que Lezama es una gran factoría de porteros. De todas formas, no estaría nada mal que se acabasen los sobresaltos.
Mi amigo Miguel Ángel Puente comentó ayer en un tweet qué Unai Simón debería invitar a comer a Remiro y a sus representantes, como agradecimiemto, y estoy totalmente de acuerdo con la broma, porque el favor que le han hecho ha sido monumental. Nada menos que la oportunidad de debutar en Primera… , después de pensar que su sitio estaba en Elche de cedido. Eso sí, una vez recibido el favor, él ha sido el que se lo ha currado y ha demostrado que puede ser su puesto en propiedad, a base de paradas. Muy buenas paradas. Pocas, pero convincentes y encima en el mejor escenario posible, la Catedral, y contra el Real Madrid. Les avinagró el sábado haciendo que perdieran dos puntos. No sabían ni que teníamos portero y ahora resulta que todos saben hasta su nombre.
Ay… Remiro, Remiro,… has tenido un poquito de mala suerte, como también ha tenido mala suerte Iago, con su lesión. Seguramente hubiese sido titular… pero… toda la buena suerte ha sido para Unai.
Ahora sólo falta ver cómo discurre todo. Aunque tal y como está jugando el cachorro, y aunque renueve Alex (¡ojalá!), a ver quién es el guapo que le quita el puesto.
De nuevo puedo acabar diciendo… que… ¡bendito problema el tener unos porteros tan buenos!
Y para acabar, tengo que alabar el trabajo coral de todo el equipo el sábado ante un Real Madrid, superado por momentos pero con una calidad enorme individual, que jugador por jugador dan sopas con honda a los nuestros. Pero… no pudieron mas que empatar… ni siquiera con la labor de zapa del árbitro, sobre todo en el segundo tiempo. ¡Grandes, leones! Y…
¡Aupa Athletic!