Entre derrotas… ¿renovamos a Muniain?

Sí, pero no a cualquier precio.

Iker golpeado (Foto: EFE)
Me explico y para ello empiezo comentando el partido del sábado.
A perro flaco todo son pulgas. Es increíble que el Athletic perdiese en el Wanda Metropolitano. Jugó mejor, mereció más, tiró más veces a puerta,… pero el refrán se cumplió a rajatabla, y con la ayuda del árbitro los colchoneros metieron el gol de la victoria, el dos a tres, en el descuento. Demasiado castigo para un equipo que mereció mucho más.
Es más que probable que nadie en su sano juicio esperase que el Athletic hiciese semejante partido en Madrid, los antecedentes eran muy negativos y el Atlético no era precisamente el equipo más propicio para conseguir algo positivo. A pesar de todo el Athletic lavó esa imagen paupérrima que ha ofrecido los partidos anteriores y nos brindó seguramente el mejor partido de la temporada hasta ahora. Eso sí, se siguen cometiendo los mismos errores que te penalizan y que hacen precisamente que vuelvas con las manos vacías. Errores en forma de pérdidas de balones absurdas, como la del primer gol colchonero. Muniain, otra vez, pierde la pelota y no continúa para intentar recuperar. Williams sí retrocede pero no todo el rato… debió pensar que ya había seguido demasiado a Thomas, que ahora fuese otro. Beñat y San José cerca del borde del área pero esperando, sin decidirse a salir para incomodarle… Conclusión: tiro de Thomas sin ningún tipo de oposición, trallazo y golazo (¿quizá Iago podía haber estado un poco más cerca del palo corto… y haber hecho algo más?)
El primer protagonista negativo de este gol es Iker que perdió la pelota, como otras muchas a lo largo del partido, por retenerla en exceso, por caracolear sin mucho resultado provechoso. ¿No sería mejor soltar antes el balón? Sus perdidas son casi siempre peligrosísimas. No me olvido de su asistencia en el segundo gol de Iñaki, muy buen pase, perfecto, pero le pido más de esto último y menos conducción y caracoleo improductivo. Esto lo uno a su renovación, que parece que no acaba de firmarse. Dicen que quiere ser de los mejores pagados, o el mejor. Pues si es así no estaría de más que empezase a jugar mucho mejor que hasta ahora. Iker no ha demostrado todo lo que se esperaba de él, más que con cuentagotas. Ha tenido dos lesiones graves en las dos rodillas, lo que lógicamente le ha lastrado, le ha impedido que su nivel sea alto con continuidad. Su rendimiento está siendo normal. Y desde luego, no como para ser el mejor pagado de la plantilla. Seguro que es totalmente impopular lo que digo, pero estoy cansada de que nos sableen en las renovaciones y contrataciones. No sé si los mejores pagados son Iñigo Martínez e Iñaki Williams, ni cuánto cobran… se comenta que están por los 4,5 ó 5… pero a saber. A mí me parece una barbaridad. Una sobrada, que encarece el resto de contratos y renovaciones. También se dice que él quiere cobrar más que eso… Yo a Muni no le daba ni medio euro más del sueldo más alto. Incluso, le ofrecería menos. ¿Que tiene calidad? Claro que sí, pero hay que demostrarlo más a menudo. ¿Que se pone triste y no renueva?… pues que se vaya a otro equipo donde le paguen más… que no sé si lo va a encontrar. Estos sueldos no hay equipo que los aguante. Nos vamos a acabar asfixiando económicamente. En algún momento hay que poner el límite. Y este me parece tan buen momento como otro cualquiera. Repito, quiero renovar a Iker, me parece importante, pero no a cualquier precio.
Y sobre el equipo, a pesar del mazazo del sábado habrá que quedarse con lo positivo, que fue mucho, y seguir puliendo los errores que también los hubo. Va a costar salir de ahí, pero se puede si se sigue el camino iniciado en el Wanda.
¡Aúpa Athletic!

¿Hizo bien Berizzo rectificando?

El sábado en el partido del Athletic contra el Valencia en la Catedral asistimos a un cambio de timón en la dirección del equipo por parte de nuestro entrenador.

Protagonista por el cambio de rumbo (Foto: EFE)
Algunos le han criticado fuertemente por ello, cuando a mí la lógica me dice que es lo que tenía que hacer, ya que todo lo anterior no le había dado resultado.
Cuando llegó el Toto al Athletic, allá por mayo, comentó que quería hacer del equipo un grupo protagonista que quisiese el balón y el buen juego, basándose sobre todo en la combinación, pero teniendo como meta el ataque.
De las intenciones a los hechos va un trecho y el bueno de Berizzo todavía no ha encontrado el camino, más bien se ha dado con el muro de la realidad. Estos jugadores rojiblancos quizá no son los ideales para hacer lo que él pretendía. Los dos últimos partidos contra el Eibar y contra el Rayo Vallecano así lo han vuelto a demostrar. Sobre estos encuentros no escribí ya que mis comentarios se centraron en la Asamblea de compromisarios. Pero casi mejor, porque fueron tan horrorosos que yo creo que han sido la razón por la cual el entrenador le ha dado la vuelta a su concepción del fútbol para el Athletic, por lo menos hasta que encuentre una solución para la sangría que estábamos sufriendo.
Me parece perfecto. El equipo defensivamente era un coladero. El tiki taka se estrellaba continuamente en los pases erróneos o en las pérdidas absurdas. Si en Eibar no perdimos fue porque los milagros existen. En Vallecas fue por la vergüenza torera de Raúl García, que con su trabajo e intensidad, contagiò a todos en el segundo tiempo. Vistos los goles encajados, los resultados, y los jugadores que tenemos el sábado Berizzo pensaría en proteger o fortalezar al equipo desde el centro del campo, al que dotó de muchísimo músculo. San José y Mikel Rico junto a Dani García. Bien. Pierdes creación pero de momento ya se consiguió que el Athletic acabase el partido sin encajar un gol, algo que no ocurría en toda la temporada. Es un paso. Yo le agradezco el cambio al entrenador. Si su idea inicial no prospera, habrá que probar otras cosas, sobre todo en esta situación de premuras clasificatorias. Hubiera sido mejor sacar lo 3 puntos contra los valencianos, pero había un equipo delante que quería lo mismo que tú, ganar el partido. En este caso el Valencia, con Marcelino al mando, y con sus necesidades apremiantes también. Otro rey del empate y con pocos puntos en el casillero, como nosotros. Un buen equipo con buenos jugadores ante los que si tienes perdidas absurdas te pueden hacer un lío. El blindaje del centro del campo hizo que los ches no estuviesen cómodos en todo el partido. Nosotros no hicimos muchas oportunidades pero ellos tampoco. Así que empate merecido, por mucho que Marcelino dijese que merecieron más. Pues no. También Raúl García tuvo en el último segundo una ocasion que pudo hacer que el partido acabase con 1 a 0. No fue así. Iago también, se encargó, con un paradón de evitar poco antes el 0 a 1. Tablas merecidas. También quiero destacar a los “nuevos” San José y Rico, que cumplieron de sobra y con buena nota a pesar de estar, sobre todo Rico, casi inédito en esta Liga.
Ahora esperemos que a partir de esa solidez se pueda empezar a crear y a hacer alguna ocasión de gol, porque el pobre Aduriz se tuvo que ir desesperado a casa. No tuvo nada que echarse ni al pie ni a la cabeza para rematar. Así no se puede. Pero volviendo a los partidos anteriores en los que el centro del campo era más creativo y con menos músculo, pregunto… ¿se crearon más oportunidades de gol? No. NO rotundo con mayúsculas. Bueno, entonces parecido a lo del sábado. Así que, para mí, bien Berizzo. Primero solidez y ya irá volviendo a su idea de creación y protagonismo atacante. Necesitamos puntos y no nos podemos poner exquisitos. Mejor un punto que nada.
En los próximos partidos nos enfrentaremos a dos de los gallos actuales, el Espaynol y el Atlético… más difícil no se puede poner. Pero tranquilos que hay tiempo.
¡Aúpa Toto y aúpa Athletic!

Tras los líos, triste empate contra el Huesca

Reparto de puntos con el Huesca tras desperdiciar un dos a cero de la manera más tonta. Y gracias a que el segundo gol de ellos ha llegado a falta de 3 minutos para el 90, si no, somos capaces incluso de perder.

Unai Simón sigue titular (Foto: EFE)
Tirón de orejas para Berizzo y su cambio en un corner quitando a Córdoba y sacando a Iturraspe. Error claro, y encima Ander participa en la jugada para mal dejando suelto al que estaba cubriendo, inexplicable. Y la jugada en la que le sacan tarjeta es para ponérsela repetida 500 veces. Si quiere recuperar la titularidad así… en fin…
Del partido no voy a decir más porque esta última semana y media ha venido cargadita de noticias y no precisamente buenas y habiendo dejado pasar un tiempo prudencial, quiero comentarlas.
Empiezo con la rueda de prensa que dio Josu Urrutia el jueves antes de comenzar la Liga, en la que soltó una carga de profundidad contra Remiro y su no renovación, dejando en mal lugar al jugador. Frase que se entendió perfectamente el lunes de partido cuando vimos que Remiro no estaba ni siquiera convocado. Decisión del Club se supone y no decisión del entrenador que es el que debe hacer las alineaciones. De este modo, tras el partido el marrón de actuar como portavoz del Athletic fue para el entrenador recien llegado. Lo cual me pareció fatal. ¿Si lo sabían ya el jueves no podía haberlo dicho Urrutia en la rueda de prensa? Para eso son las ruedas de prensa, para dar noticias… ¿no? ¿O soy muy ingenua? El marrón para el entrenador… No me parece de recibo. Mientras, el jugador por segunda vez no ha sido convocado. Mensaje superclaro. O renuevas o no juegas. Apuesta fuerte de la que poco se puede decir sin conocer las cantidades que barajan ambas partes. Por parte del jugador se quejan por oferta ridícula y desde el Club por petición desmesurada de un jugador que ni siquiera ha debutado en Primera. Supongo y espero que cederán las dos partes, o si no… desastre al canto. Como crítica a la planificacion del Club decir que debería estar firmado ya. Que antes de ponerle en el escaparate de Segunda División ya se le podía haber renovado aunque fuese sólo por un año más, porque que ahora se pueda ir gratis, sabiendo la calidad que tiene, es muy doloroso. Tampoco se me olvida una queja recurrente por parte de algunos jugadores que son cedidos, que se sienten olvidados… como si saliesen de casa sin que les siguiesen, sin ser acompañados. No sé si será verdad o no. Pero si es verdad resulta cuanto menos desesperante que una cuestion que no parece muy difícil de realizar bien, no se haga. Que haya un seguimiento. Sobre todo cuando para nosotros es fundamental el tema de las cesiones ya que algunos jugadores explotan más tarde que otros y no hay sitio en el Club para todos los canteranos. Un dato que hace pensar que esta queja es real es que esta misma semana ha aparecido en prensa la noticia que Roberto Martínez “Tiko” ha sido nombrado encargado de controlar a los jugadores cedidos. ¿Antes no se hacía? En fin… De todas formas, rectificar es de sabios y más vale tarde que nunca así que… si se empieza a hacer ahora ni tan mal.
El presidente también tocó el tema de la renovacion de Muniain y dijo que había tiempo. Que estaban tranquilos… pero ¡si su contrato acaba este año como el del portero! ¿Tranquilos? Muy bien, pero tranquilidad haciendo algo, espero.
Más líos de esta semana los de Aduriz y Williams. Que salgan si tienen al día siguiente libre me parece perfecto siempre que sea dentro de un orden y se cuiden. Y que se mezclen con el público también. Pero que Aduriz esté saltando estando lesionado no me parece lo mejor para su recuperación. Y la escenita de pareja de Iñaki y su novia es todo menos bonita. Error y gordo, ha quedado retratado y siendo como debería ser un ejemplo… pues francamente… verlo ha sido lamentable. Esas discusiones, algunos dicen que se deben dar en privado, pero francamente, no estoy de acuerdo ya que ni en privado estaría bien, porque insultos, tortas y escupitajos… demuestran que el respeto brilla por su ausencia. Y sin respeto ya me diras que pareja vas a formar. Penoso. Espero que el Club en ambos casos haya tomado cartas en el asunto.
Y todo esto dentro de un Athletic que nos gustaría que fuese ejemplar… pero… habrá que seguir trabajando para conseguirlo. Como tiene que trabajar el entrenador para conseguir que el equipo no sea tan plano, que cree juego con más facilidad y sobre todo que no nos metan goles haciendo tan poco como han hecho Leganés y Huesca. Y como siempre…
¡Aúpa Athletic!

La mala suerte de Cuco Ziganda

No me quiero erigir en la defensora a ultranza de nuestro entrenador Cuco Ziganda. Simplemente quiero comentar una serie de cosas que me llegan a concluir que la mala suerte que está teniendo es muy real.

¿Mala suerte? (Foto: Athletic Club)

Para empezar comentar que el equipo que tiene Ziganda es el mismo que tiene el Club desde hace 2 años, no ha habido ni una mísera incorporación. Es decir, son los mismos jugadores, pero claro, con 2 años más, lo que en el caso de algunos y visto su DNI puede suponer un problema. Supongo que al coger el equipo solicitaría refuerzos a la Junta Directiva. Pero por todos es conocida la habilidad de nuestros dirigentes en este tema. Perdón, he dicho habilidad y quería decir, extrema torpeza.

En segundo lugar, la elección del entrenador en muchos foros no fue bien acogida, por lo que prácticamente desde el minuto uno, hiciese lo que hiciese, tenía críticas, lo que supongo tampoco habrá ayudado mucho, porque la sensación de estar jugándote el puesto cada poco, no debe ser sencilla de llevar.

A ello hay que unirle el que el equipo tuvo que empezar a competir muy pronto jugándose desde los primeros partidos las habichuelas pues de ellos dependía que estuviésemos en Europa League o no. Partidos en los que se jugaba sin alguno de los supuestos titulares por enfermedad, como Yeray, o por estar lesionados, cómo es el caso de De Marcos o de Iturraspe,  o de Rico.

Bastantes jugadores estaban flojos con respecto a lo que nos tienen acostumbrados: Laporte, Williams, Aduriz, Raúl García, San José, Beñat… Vamos lo que viene siendo casi un equipo completo. La sala de máquinas del equipo, los mediocentros no funcionaban. Uno de los más utilizados el año pasado, Beñat, empezó flojo y perdió la titularidad, hasta que sorpresivamente nos enteramos que tenía problemas de pubis, por lo que tuvo que ir a Alemania a que le metiesen la tijera. “Espectacular y acertada” política de comunicación del Club que no había dicho absolutamente nada… de modo que unos criticaban a Ziganda por no sacarle y otros criticaban a Beñat cuando salía porque estaba bastante mal. Pero… Lo que estaba era lesionado. Alucinante. ¿Por qué no dijeron nada? ¿Por qué no se operó en verano?

Otro enorme problema añadido. El jugador con mucha diferencia que mejor estaba jugando y que en muchos partidos se estaba echando el equipo a la espalda, Iker Muniain, se vuelve a romper los ligamentos de la rodilla, de modo que nos tenemos que olvidar de él hasta la temporada siguiente.

Durante todo ese tiempo Cuco hace todo tipo de variables, con sus jugadores en el centro del campo, para conseguir algo que funcione. Los más utilizados, Mikel San José y Mikel Vesga, demuestran una y otra vez que con ellos no funciona el equipo. Se recuperan Itu y Rico, y empiezan a tener más presencia, mejorándose así la creación y la contención.

A Iñaki no se la reconoce, no se sabe lo que le ocurre, pero no es ni sombra del jugador que fue el año pasado. Ha metido algún gol que nos ha venido muy bien pero han sido como oasis dentro del mal hacer. Esto hace también que a Aduriz no se le pueda dar mucho descanso.

Laporte tampoco es ni de lejos el jugador que fue antes de lesionarse de gravedad hace dos veranos. Sigue cometiendo errores de bulto con muchísima frecuencia. Errores impropios para la calidad que tiene. Y su compañero de baile el año pasado, con el que se compenetró de maravilla, Yeray, estaba recuperándose de su grave enfermedad. Ahora ya recuperado se tiene que poner bien físicamente.

Además de recuperarse Iturraspe de la lesión, también lo hace De Marcos, pero en su primer partido, partido más que notable, recibe un golpe que le vuelve a lesionar.

Supongo que Cuco estará buscando a ver quién es el que le está haciendo vudú, porque la mala suerte que estamos teniendo este año es evidente, con las lesiones y con los muchos jugadores que no están bien. Bueno, y con alguna brillante mente pensante, que visualizó, intuyó en verano, que Mikel Merino no era necesario. En fin,…

Y así que llegamos al partido contra el Real Madrid tras el total y absoluto desastre de la eliminación contra el Formentera, un Segunda B,  que ha supuesto un golpe a la moral enorme y el que los cuchillos estuviesen enormemente afilados rozando el cuello del entrenador. Hete aquí que el equipo hace un primer tiempo más que aseado dominando por momentos a los madridistas y teniendo oportunidades para ponernos por delante en el marcador, aunque ellos también gozasen de algunas. Pero… la mala suerte del Cuco otra vez que se disfraza con una nueva lesión de Iturraspe. Salta al campo San José en el minuto 40 y el partido cambia. El segundo tiempo, tras un par de ocasiones nuestras y un más que posible penalti a Raúl, no pitado, se convierte en un casi monólogo blanco, pasando por algunos momentos de agobio auténtico, pero la defensa estaba resistiendo el asedio muy bien gracias sobre todo a la pareja de centrales Núñez y Etxeita, que hicieron que no echásemos nada de menos a Aymeric. Pero, el mal fario hace que se vuelva a lesionar De Marcos, en el colmo del despropósito, chocándose con Núñez. ¡Qué mala suerte! Así y todo, el Athletic se liberó de la presión y de los ataques continuos del Real Madrid gracias a la expulsión de Sergio Ramos, que hace que esos últimos minutos se diese un cambio de papeles siendo el Athletic el que estuvo rondando la puerta de Keylor Navas. A pesar de ello, se mantuvo el empate a cero. Punto valiosísimo teniendo en cuenta de dónde veníamos y quién era el rival.

Tras el éxito, la frase  de todo el mundo es la misma. Con los rivales grandes el Athletic se crece y hace buenos partidos pero ¿qué va a ocurrir ahora contra el Zorya y el Levante? Y por supuesto, me pregunto lo mismo, pero claro, también tengo en cuenta que en estos partidos no vamos a tener los mismos jugadores porque De Marcos e Iturraspe se han lesionado otra vez. Por lo tanto, vamos a tener que contar con algún jugador que hasta ahora no lo está haciendo muy bien. Es decir, nuevo problema para Ziganda. A ver cómo lo soluciona, ya que se le tienen muchísimas ganas. Esto último que comento me da bastante pena porque estoy llegando a pensar que mucha gente quiere que el Athletic pierda los siguientes partidos para que echen al entrenador de una vez. Una pena. Bueno, más que una pena, lamentable.

Pensando en todo lo que comento os pregunto… ¿no os parece que Ziganda y de rebote, el Athletic, esta temporada, están teniendo malísima suerte? Yo estoy convencida de que sí. Y que en cuanto cambie un poco el viento vamos a ir hacia arriba.

¡A por el Zorya y aúpa Athletic!

Un Athletic desastroso en Málaga

Nunca antes un punto conseguido por el Athletic jugando fuera de casa me había dejado un sabor de boca tan horroroso e incluso un cabreo monumental. He dejado pasar más de 24 horas para escribir porque el sábado me salían espumarajos por la boca y podía haber escrito cualquier barbaridad.

Rolan nos volvió locos (Foto: Jorge Zapata/EFE)

Jugando contra el Málaga, un equipo que en 5 partidos no había conseguido arañar ni un solo punto,  que tenían que estar hechos un manojo de nervios, algo que quizá quedó demostrado con la absurda expulsión de Kuzmanovic, ganada a pulso por protestar como sólo se les permite al Real Madrid y al Barça. A partir del minuto 80, el Málaga empató a 3 goles después de que el Athletic fuese ganando por 2 goles de diferencia. Inexplicable, incomprensible, triste, lamentable,… podía seguir poniendo adjetivos negativos pero me lo voy a ahorrar. Por si fuera poco desaguisado, en el descuento Laporte hizo una de las suyas… es decir, ceder el balón “amablemente” al delantero para que tuviese un mano a mano con Kepa, que éste solventó perfectamente. Se podía haber perdido, pero el empate es como una derrota.

Y si hay que señalar a alguien, el mayor culpable me parecen los jugadores por su poca consistencia ante un cadaver futbolístico en inferioridad numérica. Williams a pesar de sus dos goles no me gustó porque no ayudó absolutamente nada a Iñigo Lekue en tareas defensivas y de ahí vinieron todos los males. Iñigo sufrió muchísimo pero no es el único culpable. Si veis repetido el primer gol de ellos se ve que Iñaki baja corriendo pero tranquilamente. No ayuda y le deja su trabajo a San José, que tampoco está muy afortunado porque da a Rolan el espacio suficiente para que chute con tranquilidad. Cuando Rolan dispara Iñaki está cerca y le podía haber encimado para molestar pero, no, tampoco. Y esto es un ejemplo. Si queremos un lateral que suba, el extremo tiene que cumplir labores defensivas también.

Por otro lado, los medioscentros no funcionan y así es muy complicado. No da Cuco con la tecla. Ha probado muchas variedades de parejas, pero nada. ¿Qué le pasa a Beñat? ¿Rico no podría hacerlo mejor?

Por buscar algo positivo del partido me quedo con detalles de Córdoba, con Iker, que sigue a muy buen nivel (participó en los 3 goles), y algunas paradas de Kepa, al que se le acumuló el trabajo, aunque en el segundo gol podía haber hecho algo más.

Cuco tiene mucho trabajo. Mucho  trabajo y poco tiempo para ello porque el jueves ya están aquí, en La Catedral, el Zorya y la Europa League. ¡A por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!