Williams, ¡te esperábamos en La Catedral!

¡Cómo es posible que un solo partido nos deje tan contentos a todos los aficionados del Athletic!

Celebrando su primer gol (Foto: AFP/EFE)
Alegría que nos va a durar toda la semana por muchos motivos.
Por fin Williams ha marcado en San Mamés, tras 770 días y 41 partidos sin hacerlo. Encima lo ha hecho por partida doble y a lo grande marcándose dos golazos, y dejándonos a todos otra vez con la boca abierta, por la exhibición en su segundo tanto. Control, velocidad, esquinar al portero y definición. Perfecto. ¡Cuánto lo echábamos de menos! Y ¡qué mal lo habrá pasado él durante todo este tiempo! Hoy incluso ha conseguido llevarse un par de balones por alto emulando a Aduriz. Ha sido sin duda su mejor partido en La Catedral. Y encima todo ello teniendo como rival al Sevilla, tercero en Liga y que venía sin perder desde octubre, nada menos que 16 partidos. Lo que, por supuesto, aumenta el mérito.
Pero Williams no ha sido el único destacado. Al contrario, ha sido acompañado por el gran nivel que han demostrado también muchos de sus compañeros. Dani García, Capa, Iñigo Martínez, Íñigo Córdoba, Yuri,… y también Iago, que ha tenido dos buenas intervenciones, Muni,…
Debut de Ibai en el minuto 65, que ha sustituido a De Marcos y ha recibido una enorme ovación, Ha vuelto a casa y va a aportar muchísimo. Hoy ya ha dejado unos cuantos detalles. ¡Qué bien!
Hoy el Athletic ha dado un gran paso, pero el camino es largo. Gran paso, por la moral que supone, por el rival, porque vemos que saben jugar y definir, porque son más consistentes y porque hay más equipos en la pomada, lo que da tranquilidad. Muchos motivos para estar contentos. Garitano lleva poco tiempo pero ha dado con un montón de teclas bien afinadas. ¡Perfecto!
El partido del próximo domingo en Villarreal fundamental, no se nos da muy bien ese estadio pero… hay que romper maleficios y empezar bien la segunda vuelta. No me olvido de la Copa… pero… lo del miércoles está casi imposible. De todas formas…
¡Aúpa Athletic!

P.D.: Del… “Y Llorente ¿qué?, y Llorente ¿qué?,…” hablaré mañana y no será en contra del jugador, sino a favor del Athletic.

Punto de Mendizorroza merecido, pero escaso

El partido de ayer a la noche fue soporifero, pero teniendo en cuenta la situación en la que nos encontramos no nos podemos poner muy exquisitos y hay que ir a lo importante, que por supuesto es que conseguimos un punto, y sobre todo, en un campo en el que el Alavés lleva, nada menos, que 8 meses sin perder.

Íñigo Córdoba sigue de titular (Foto: EFE)
Es decir, que tan mal no lo debimos hacer, cuando los babazorros sólo consiguieron hacer una ocasión de gol durante los 90 minutos. Nosotros alguna más sí, pero no como para echar cohetes. Conseguimos arañar un punto, y como dijo el mismo Gaizka, tras el partido, así es como se sale de los puestos de abajo: luchando, sufriendo y punto a punto.
En el primer tiempo los rojiblancos tuvieron más control y alguna llegada más, pero se fallaron los últimos pases y las entregas. Beñat estuvo especialmente desafortunado en el pase. Hubo internadas por banda, sobre todo por la izquierda, en la que Córdoba le sigue dando la razón a Gaizka por darle la oportunidad. Pena que también falló en el último pase, así como Yuri. Íñigo le ha quitado el puesto a Muniain y yo de momento no se lo devolvía. En el segundo tiempo su incidencia fue menor y ahí sí que Garitano lo sustituyó por Muni pero Iker tampoco funcionó.
En el segundo tiempo, las imprecisiones de ambos equipos fueron más notorias y ninguno controló el partido en ningún momento. Oportunidades pocas y pases errados muchos. También Beñat muy mal en las entregas, asi como Susaeta. Ambos también sacando los balones parados realmente mal. Williams sustituyó a Adu y no aportó nada salvo una internada que desbarató él mismo en un último pase errado. Supongo que Aritz estaría cansado y por la edad que tiene lo querrá cuidar el entrenador, porque el cambio era difícil de entender desde otra perspectiva, ya que mantener a Markel tal y como estaba… en fin. Pero es Gaizka el que tiene todos los datos. Confianza plena en él, sobre todo porque está demostrando que sabe de qué va esto.
3 partidos lleva con dos victorias y un empate. En los 3 partidos han mantenido la portería a cero. Algo impensable hace dos semanas. El Alavés en su campo genera muchas oportunidades y ayer fue incapaz, así que algo se hizo bien. El juego fue basto y burdo, con globos y patadones a tutiplén pero… igual es que el derby lo exigía. Un punto que puede servir sobre todo si el próximo sábado ganamos al Valladolid. Poco a poco, pero con paso firme. ¡A por el Valladolid! Y…
¡Aúpa Athletic!
P.d.: Me encantaría que Ibai viniese en el mercado de invierno. Poner balones con criterio da puntos y él los pone. (No creo que venga pero… )
¡Ah… y no me olvido de Mateu Lahoz! Para nosotros siempre es una tortura. ¡Qué tarjeta le saca a Dani García en el minuto 14, para tenerlo condicionado todo el encuentro! Y ellos haciendo lo mismo, seguido a la tarjeta, y más cerca del área… y peligrosa… nada nada. Aviso verbal.
¿Y qué me decís de la patada que le dan por detrás a Yeray? Falta sí, pero tarjeta… ¡Qué va! Mateu, como siempre que nos toca, HORROROSO. Siempre igual.

Merecido y agónico triunfo contra el Girona

Empezaba a creer en brujas y hados en nuestra contra, cuando Aritz metió el gol de penalti a lo Panenka en el minuto 91.

Aritz salvador (Foto: EFE)
¡Qué tensión y qué injusto me estaba pareciendo que estuviésemos todavía empatando a cero el partido! Aritz hizo justicia y ¿quién sino él podía hacerlo? Vaya temple, cuando toda la grada, todos los aficionados e incluso muchos de sus compañeros estábamos aterrorizados (Iker, protagonista del penalti, no quiso ni mirar). Gol y la comunión con la grada de todo el partido que estalla en un grito único. ¡Athletic! Y de premio: ¡3 PUNTOS!
Un muy buen partido de los rojiblancos, con un equipo saliendo a morder, jugando por bandas, centrando al área y rematando a puerta,… algo que parece sencillo pero que habíamos hecho muy poco con Berizzo. Su sistema no les iba a los jugadores y se ve que Gaizka Garitano en lo poco que lleva aquí, ya ha dado más con la tecla que el argentino. Faltan cosas, claro, sobre todo defensivamente, pero así jugando vamos a ganar muchos partidos. Nuestros chicos hicieron 25 remates, de los que 10 fueron entre los 3 palos, cosa impensable hace 7 días. Además, todo, teniendo delante al Girona, equipo muy rocoso, que llevaba toda esta Liga sin perder un solo partido fuera de su casa. Dato importantísimo que da mucho más mérito a lo logrado. Un soplo de moral que tiene que animar a los jugadores y que debe ser definitivo. Se puede.
Gorka Iraizoz estuvo tremendo y mucha culpa de llegar con estos sufrimientos al último minuto fue suya. Vaya paradones hizo, en el primero y el segundo tiempo. Gracias a Aritz, con el penalti no pudo, ¡menos mal!
De los nuestros puedo destacar a muchos, pero sobre todos a dos, a Capa y a Córdoba. Han hecho que las bandas fuesen protagonistas y que el Girona sufriese con sus internadas. Además no podemos olvidar que casi no jugaban con el Totto. Muy bien, dos jugadores recuperados.
Dani García también tremendo junto con Beñat muy bien (hasta que le duró la gasolina, y le sustituyó Gaizka por San José).
Aritz muy incisivo e incluso le hicieron un penalti en el último suspiro del primer tiempo. Le dieron en la rodilla y lo derribaron. Al árbitro no le pareció. Iraizoz impidió que metiese gol antes de meter el penalti.
Ahora, seguimos en descenso, pero empatados a puntos con el Villarreal, y a 3 puntos del Leganés, hay que seguir trabajando y pensar que se puede también golpear a domicilio, aunque sea en Mendizorroza contra un Alavés muy fuerte. Se puede y hay que ir a por ellos.
¡Aupa Athletic!
P.D.: La Catedral y su publico ayer de 10. Comunión total entre grada y jugadores. A seguir así.

Entre derrotas… ¿renovamos a Muniain?

Sí, pero no a cualquier precio.

Iker golpeado (Foto: EFE)
Me explico y para ello empiezo comentando el partido del sábado.
A perro flaco todo son pulgas. Es increíble que el Athletic perdiese en el Wanda Metropolitano. Jugó mejor, mereció más, tiró más veces a puerta,… pero el refrán se cumplió a rajatabla, y con la ayuda del árbitro los colchoneros metieron el gol de la victoria, el dos a tres, en el descuento. Demasiado castigo para un equipo que mereció mucho más.
Es más que probable que nadie en su sano juicio esperase que el Athletic hiciese semejante partido en Madrid, los antecedentes eran muy negativos y el Atlético no era precisamente el equipo más propicio para conseguir algo positivo. A pesar de todo el Athletic lavó esa imagen paupérrima que ha ofrecido los partidos anteriores y nos brindó seguramente el mejor partido de la temporada hasta ahora. Eso sí, se siguen cometiendo los mismos errores que te penalizan y que hacen precisamente que vuelvas con las manos vacías. Errores en forma de pérdidas de balones absurdas, como la del primer gol colchonero. Muniain, otra vez, pierde la pelota y no continúa para intentar recuperar. Williams sí retrocede pero no todo el rato… debió pensar que ya había seguido demasiado a Thomas, que ahora fuese otro. Beñat y San José cerca del borde del área pero esperando, sin decidirse a salir para incomodarle… Conclusión: tiro de Thomas sin ningún tipo de oposición, trallazo y golazo (¿quizá Iago podía haber estado un poco más cerca del palo corto… y haber hecho algo más?)
El primer protagonista negativo de este gol es Iker que perdió la pelota, como otras muchas a lo largo del partido, por retenerla en exceso, por caracolear sin mucho resultado provechoso. ¿No sería mejor soltar antes el balón? Sus perdidas son casi siempre peligrosísimas. No me olvido de su asistencia en el segundo gol de Iñaki, muy buen pase, perfecto, pero le pido más de esto último y menos conducción y caracoleo improductivo. Esto lo uno a su renovación, que parece que no acaba de firmarse. Dicen que quiere ser de los mejores pagados, o el mejor. Pues si es así no estaría de más que empezase a jugar mucho mejor que hasta ahora. Iker no ha demostrado todo lo que se esperaba de él, más que con cuentagotas. Ha tenido dos lesiones graves en las dos rodillas, lo que lógicamente le ha lastrado, le ha impedido que su nivel sea alto con continuidad. Su rendimiento está siendo normal. Y desde luego, no como para ser el mejor pagado de la plantilla. Seguro que es totalmente impopular lo que digo, pero estoy cansada de que nos sableen en las renovaciones y contrataciones. No sé si los mejores pagados son Iñigo Martínez e Iñaki Williams, ni cuánto cobran… se comenta que están por los 4,5 ó 5… pero a saber. A mí me parece una barbaridad. Una sobrada, que encarece el resto de contratos y renovaciones. También se dice que él quiere cobrar más que eso… Yo a Muni no le daba ni medio euro más del sueldo más alto. Incluso, le ofrecería menos. ¿Que tiene calidad? Claro que sí, pero hay que demostrarlo más a menudo. ¿Que se pone triste y no renueva?… pues que se vaya a otro equipo donde le paguen más… que no sé si lo va a encontrar. Estos sueldos no hay equipo que los aguante. Nos vamos a acabar asfixiando económicamente. En algún momento hay que poner el límite. Y este me parece tan buen momento como otro cualquiera. Repito, quiero renovar a Iker, me parece importante, pero no a cualquier precio.
Y sobre el equipo, a pesar del mazazo del sábado habrá que quedarse con lo positivo, que fue mucho, y seguir puliendo los errores que también los hubo. Va a costar salir de ahí, pero se puede si se sigue el camino iniciado en el Wanda.
¡Aúpa Athletic!

¿Hizo bien Berizzo rectificando?

El sábado en el partido del Athletic contra el Valencia en la Catedral asistimos a un cambio de timón en la dirección del equipo por parte de nuestro entrenador.

Protagonista por el cambio de rumbo (Foto: EFE)
Algunos le han criticado fuertemente por ello, cuando a mí la lógica me dice que es lo que tenía que hacer, ya que todo lo anterior no le había dado resultado.
Cuando llegó el Toto al Athletic, allá por mayo, comentó que quería hacer del equipo un grupo protagonista que quisiese el balón y el buen juego, basándose sobre todo en la combinación, pero teniendo como meta el ataque.
De las intenciones a los hechos va un trecho y el bueno de Berizzo todavía no ha encontrado el camino, más bien se ha dado con el muro de la realidad. Estos jugadores rojiblancos quizá no son los ideales para hacer lo que él pretendía. Los dos últimos partidos contra el Eibar y contra el Rayo Vallecano así lo han vuelto a demostrar. Sobre estos encuentros no escribí ya que mis comentarios se centraron en la Asamblea de compromisarios. Pero casi mejor, porque fueron tan horrorosos que yo creo que han sido la razón por la cual el entrenador le ha dado la vuelta a su concepción del fútbol para el Athletic, por lo menos hasta que encuentre una solución para la sangría que estábamos sufriendo.
Me parece perfecto. El equipo defensivamente era un coladero. El tiki taka se estrellaba continuamente en los pases erróneos o en las pérdidas absurdas. Si en Eibar no perdimos fue porque los milagros existen. En Vallecas fue por la vergüenza torera de Raúl García, que con su trabajo e intensidad, contagiò a todos en el segundo tiempo. Vistos los goles encajados, los resultados, y los jugadores que tenemos el sábado Berizzo pensaría en proteger o fortalezar al equipo desde el centro del campo, al que dotó de muchísimo músculo. San José y Mikel Rico junto a Dani García. Bien. Pierdes creación pero de momento ya se consiguió que el Athletic acabase el partido sin encajar un gol, algo que no ocurría en toda la temporada. Es un paso. Yo le agradezco el cambio al entrenador. Si su idea inicial no prospera, habrá que probar otras cosas, sobre todo en esta situación de premuras clasificatorias. Hubiera sido mejor sacar lo 3 puntos contra los valencianos, pero había un equipo delante que quería lo mismo que tú, ganar el partido. En este caso el Valencia, con Marcelino al mando, y con sus necesidades apremiantes también. Otro rey del empate y con pocos puntos en el casillero, como nosotros. Un buen equipo con buenos jugadores ante los que si tienes perdidas absurdas te pueden hacer un lío. El blindaje del centro del campo hizo que los ches no estuviesen cómodos en todo el partido. Nosotros no hicimos muchas oportunidades pero ellos tampoco. Así que empate merecido, por mucho que Marcelino dijese que merecieron más. Pues no. También Raúl García tuvo en el último segundo una ocasion que pudo hacer que el partido acabase con 1 a 0. No fue así. Iago también, se encargó, con un paradón de evitar poco antes el 0 a 1. Tablas merecidas. También quiero destacar a los “nuevos” San José y Rico, que cumplieron de sobra y con buena nota a pesar de estar, sobre todo Rico, casi inédito en esta Liga.
Ahora esperemos que a partir de esa solidez se pueda empezar a crear y a hacer alguna ocasión de gol, porque el pobre Aduriz se tuvo que ir desesperado a casa. No tuvo nada que echarse ni al pie ni a la cabeza para rematar. Así no se puede. Pero volviendo a los partidos anteriores en los que el centro del campo era más creativo y con menos músculo, pregunto… ¿se crearon más oportunidades de gol? No. NO rotundo con mayúsculas. Bueno, entonces parecido a lo del sábado. Así que, para mí, bien Berizzo. Primero solidez y ya irá volviendo a su idea de creación y protagonismo atacante. Necesitamos puntos y no nos podemos poner exquisitos. Mejor un punto que nada.
En los próximos partidos nos enfrentaremos a dos de los gallos actuales, el Espaynol y el Atlético… más difícil no se puede poner. Pero tranquilos que hay tiempo.
¡Aúpa Toto y aúpa Athletic!