El Athletic en caída libre

La deriva que ha tomado nuestro equipo en las últimas jornadas de Liga es más que preocupante.

Su gol no fue suficiente (Foto: Pablo Viñas)

Diez jornadas sin ganar y las últimas cuatro perdiendo. Esto se empieza a parecer peligrosamente a la temporada de Gaizka Garitano en el Eibar, cuando no bajó a Segunda no por méritos propios, sino por una carambola, ya que quedó el tercero por la cola pero la suerte impidió que bajase. Allí hizo una primera vuelta muy buena, como aquí, pero… a partir de ahí fue cuesta abajo. El paralelismo me pone los pelos de punta la verdad, pero es lo que hay.

El primer tiempo no ha estado mal. Pero el segundo poco a poco ha ido cada vez a peor. La sensación es que hay unos jugadores que están muy muy justos de gasolina. Yuri, Raúl García, Capa,… necesitan descanso y no se entiende muy bien la gestión de la plantilla que está haciendo Gaizka. Los segundos tiempos están siendo bastante malos y en parte es por los bajones físicos que sufrimos. Está claro que la liga está ya prácticamente tiraba a la basura y que nos debemos centrar en la Copa. Pero,… como estamos jugando prácticamente con los mismos jugadores todos los partidos, no tengo muy claro como van a llegar al decisivo partido de Granada. Al haber perdido contra el Alavés se da la circunstancia que el partido del próximo domingo contra el Villarreal en San Mamés es muy importante porque no se puede seguir perdiendo. Y esa semana hay que ir a los Cármenes a jugarnos el llegar a la final de Copa o no. Vamos… que no estamos en la mejor situación. A esto se une que los cambios que realiza el entrenador a lo largo del partido no tienen el efecto deseado. Además los hace casi siempre en el minuto 70 más o menos… Ayer yo mucho antes hubiese quitado a Vesga y hubiese puesto a Unai López. Necesitábamos creación y Mikel no la da. Sacó a Aduriz pero no a alguien que le pudiese surtir de balones, como Ibai. Sacó a Larrazabal, que estaba desaparecido y tampoco aportó nada en los poquísimos minutos que le dio. Además, lo primero que hizo fue hacer una disputa aérea por un balón,… !con Aduriz! Madre mía. Mantuvo el sistema de 3 centrales hasta el final y yo me pregunto… ¿queríamos ganar? No me gusta la falta de capacidad de reacción de nuestro entrenador. Y para colmo de males… a pesar de mantener la defensa de tres centrales en el último suspiro dejas que un hombre entre solo al remate en el segundo palo tras el saque de una falta. Lamentable. Gol y para casa con cara de gilipollas.

Y ahora, tras criticar al equipo y al entrenador, mi ración para Mateu Lahoz, ya que sus actuaciones con el Athletic acaban siendo siempre lamentables. Es un protagonista y todas las decisiones las tiene siempre claras, sobre todo si son perjudiciales a los rojiblancos, como casi siempre con él. A Muniain lo asaron a faltas por detrás. Patadas a los tobillos, y por supuesto la primera tarjeta fue para nosotros. La falta a Williams sin posibilidad de jugar el balón por detrás cuando encaraba solo al portero es tarjeta roja. Por supuesto, sacó amarilla y la acompañó con varios a los nuestros por protestar. Por cierto, los nuestros tampoco estuvieron muy listos porque es evidente que en cuanto te acerques a decirle algo te va sacar la tarjeta porque ¡lo está deseando! Capa tampoco puede hacer el gesto que hizo tras recibir su tarjeta. Ni Unai Núñez pegar un manotazo al balón pudiendo haber recibido la segunda. Vamos que sigo criticando a los nuestros. Vuelvo a la ocasión manifiesta de gol, siendo el último defensor… pero… no. A Iago sí le echaron a pesar de que Núñez estaba más atrás… A Iago sí, pero al de Alavés no. El penalti de Yeray me parece penalti vista a repetición, pero Mateu no la necesitó. Ni consultó. Tampoco quiso consultar el agarrón a Muniain en el área… Agarrón claro, pequeño, pero agarrón, lo suficiente para detener su carrera. Penalti, pero no. Ni siquiera lo miró en el VAR. Es un escándalo. Pero… no pasa nada. De 32 partidos de Liga con él hemos perdido en 21 y hemos ganado 6. Casi es imposible estadísticamente. Pero por desgracia nos volverá a arbitrar. Desespera a los jugadores y se convierte en un infierno porque nos masacra a tarjetas. Vamos… que es mi árbitro preferido.

Y así, a sufrir toda la semana pensando en el partido contra el Villarreal… pero… Es lo que toca… ¡A por el submarino amarillo! Y…

¡Aúpa Athletic!

Victoria corta contra el Granada

Muy buen partido el jugado ayer por el Athletic en Copa contra el Granada en San Mamés.

Grande Muniain (Foto: EFE)

Pena que el resultado 1 a 0 se queda muy corto y te impide ir con más tranquilidad al partido de vuelta. Ellos han hecho su partido y supongo que vuelven a Andalucía encantados con el resultado. A mí me queda un sabor agridulce. El Athletic mereció más, pero no pudo ser, sobre todo gracias a la excelente labor de su portero Rui Silva, al que le recuerdo cuatro paradas de mucho mérito. Dos a Williams, una a Vesga y otra a Capa. Nuestro cancerbero también muy bien. Participó poco, pero también realizó dos paradas de mérito. Quiero tener una mención especial para Iago Herrerín al que le envío desde aquí todo mi apoyo. Garitano se decantó por Unai pero Iago debe saber, y si no se lo recuerdo yo, que el Athletic está en semifinales gracias a su labor en los partidos anteriores, sobre todo en Elche.

Partidazo a destacar el de Muniain, que se multiplicó para estar en todas las jugadas de ataque de su equipo. Despliegue impresionante. Si contra la Real critiqué su labor, ahora es obligado destacarlo.

El arbitraje merece capítulo aparte. Lo de las tarjetas y el Athletic es de hacérselo mirar. A los equipos contrarios como ayer al Granada se le avisa, y a nosotros directamente se nos sanciona con tarjeta. El Athletic en el primer tiempo cometió dos faltas y tuvo dos tarjetas. La de Williams es una auténtica vergüenza. Le empujan y le zarandean en una jugada en la que los del Granada no tenían razón y le saca tarjeta. Increíble. La de Aduriz en su primer salto… Sólo por ser Aduriz. Soldado se podía haber ido a la caseta porque tras tener tarjeta amarilla cortó con la mano desde el suelo una jugada que podía ser contraataque. Tarjeta como una casa. Es increíble el doble rasero. Arbitraje sibilino y desesperante. Un córner clarísimo también en el primer tiempo… Ni el árbitro ni el linier lo ven. Horrible.

Ahora a esperar 3 semanas para la vuelta. Todo se decidirá en Los Cármenes. Espero que el arbitraje allí sea mejor y que Mateu no esté ni en el campo ni en el VAR. Y a seguir luchando que no hay nada conseguido.

Y el domingo a las 18:30 en San Mamés vuelve la liga contra el Osasuna. Hay que volver a la senda del triunfo y ellos no lo va a poner nada fácil. Además sin Dani García. ¿Se atreverá Garitano a sacar a Unai Vencedor? Ánimo también para Unai López, que lo que ha jugado lo ha hecho bastante bien pero… Unai, a seguir luchando para volver a convencer a Gaizka. ¡A por el Osasuna! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Ayer nos dejó también, mucho antes de tiempo, otro Athleticzale, compromisario, y mejor persona, Gonzalo Martín-Marquina. Un abrazo enorme a su mujer, Mónica, a su hija, Nora, a sus hermanos Alberto, Txema y Silvia, y a todos sus familiares y amigos. Allá donde esté seguro que está sonriéndonos.

Derbi en el Reale perdido

El mejor Isak (Foto: EFE)

Enhorabuena a la Real Sociedad por haber ganado ayer el derbi en el Reale Arena.
No seré yo quien critique a Garitano por la alineación que sacó. Es más, yo hubiese sacado algo muy parecido. Incluso hubiese dejado a Yeray y a Capa en el banquillo. Tengo claro que en este momento el partido más importante es el que el Athletic va a disputar el miércoles en San Mamés contra el Granada por semifinal de Copa. Ello convirtió el partido de ayer en secundario. ¿Que lo queríamos ganar?
Por supuesto. Pero no cansando ni medio minuto a los que fuesen a jugar el miércoles. La apuesta estaba saliendo bien hasta que salió al terreno de juego Isak en el segundo tiempo, que podemos decir que él solito derrotó al Athletic. Una asistencia y un gol. Y además de los goles, creó muchísimo peligro. El primer gol donostiarra lo igualamos con un soberbio pase de Muni a Iñaki, que resolvió perfectamente el delantero. Pero de ahí en adelante, todas las decisiones de Iker fueron incorrectas. Primero estropeando un contraataque haciendo un pase complicadísimo entre líneas a Williams, que le dio a éste en el talón, cuando podía haber pasado a Ibai a la izquierda, que estaba totalmente solo. Tras perder el balón, la siguiente jugada fue el gol de Isak. Por si fuera poco, volvió a desaprovechar un contraataque no pasándole a Iñaki en la izquierda, que estando solo se podía haber ido a encarar a Remiro. Pero Iker prefirió girar sobre sí mismo, con el balón, como tantas veces… pero perdiéndolo. Para seguido… hacer la entrada que le supuso la roja. Lo único bueno, de todo, fue que se quedó en el campo disculpándose y viendo cómo estaba Oyarzabal, hasta que éste se levantó. Error de entrada pero por lo menos, disculpas inmediatas… Una pena todo lo demás, porque el Athletic podía haber conseguido algo más. El empate hubiese estado muy bien. Pero no fue posible y ahora ya hay que pensar en la Copa.
Como positivo, otra vez, el primer tiempo de Asier y tres detalles de Kodro, dos a modo de pase atrás que crearon algo de peligro y un tiro a puerta. Pueden aportar si se les sigue dando minutos.
Y el miércoles a recibir al Granada que va a ser un hueso duro de roer pero… hay que ir… ¡a por ellos! Y…
¡Aúpa Athletic!

La falta de gol impide al Athletic ganar al Celta

Si el resultado del partido se decidiese a los puntos el Athletic contra el Celta ayer, hubiese salido claro vencedor de San Mamés.

Raúl celebra el penalti transformado (Foto: Deia)

Pero los goles son los que cuentan y el Athletic tiene un grave problema en esta faceta. Tenemos que crear muchas oportunidades para conseguir el gol y anoche ni así lo logramos. El partido de los rojiblancos no fue nada malo pero sin gol no hay paraíso. Se generaron muchas ocasiones pero la definición este año no es lo nuestro. Ni Raúl, ni Íñigo Martínez, ni Yeray, ni Muniain, ni Yuri,… en el primer tiempo, no hubo manera. Y en el segundo, más de lo mismo… sobre todo Iñaki, ¡qué dos ocasiones tuvo! Pero, tampoco. Nada, que no hubo manera. Para colmo de males se adelantó el Celta en el marcador, lo que multiplicó por 8 sus perdidas de tiempo, eso sí, con la connivencia del árbitro. ¡Cómo le tomaron el pelo! Nuestro gol del empate tuvo que venir de penalti (gracias a una mano de un defensor celtiña). Raúl se encargó de meterlo. Se siguió intentando los últimos 15 minutos, pero cuando es que no, es que no.

Otra ocasión desaprovechada de encaramarnos en la clasificación. Con esos dos puntos estaríamos en puestos europeos y cerca de la Champions, pero sin gol… nada que hacer, salvo meter a Williams triple ración de remates a puerta en los entrenamientos, y clases particulares de Aduriz a todos.. A Aritz parece que le queda poco para poder reincorporarse. ¡Cómo echamos de menos sus goles!

La semana que viene nos toca contra el renacido Espaynol, que ha sido capaz de ganar al Villarreal en su feudo. A ver… si no le seguimos dando alas. ¡A por el Espaynol! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Aprovecho para despedir desde estas líneas a un gran Athleticzale y mejor persona, al que gracias al Athletic conocí hace muchos años, y del que puedo decir que era mi amigo. Pako, el gran Pistongorri, que estará ahora viendo desde ahí arriba, cómo le lloramos, pero también cómo le queremos. Y supongo que aprovechará el tiempo para acabar de escribir su crónica inconclusa de El gran gol de Uriarte. Ten por seguro que todos tus amigos la esperamos impacientes porque era un placer leerte. Y si alguien tiene curiosidad por ver cómo escribías no tiene más que entrar en el blog el Ambigú Zurigorri y releer tus entradas antiguas; o simplemente leer lo que escribiste, con el corazón, este pasado abril cuando otro zurigorri, amigo común (el Tron) falleció, también muy prematuramente. Os pongo el enlace. Él escribe, el primer comentario de la entrada Va por ti Tron, de este mismo blog.

El gran Zar de Guriezo que nos abría siempre, y de par en par, las puertas de su casa (gracias a ti también, Begoña), incluso cuando la enfermedad le tenía muy mermado, dándolo todo, dándonoslo todo con una generosidad y una fortaleza encomiables, y siempre, con una sonrisa en los labios. Un abrazo enorme a Begoña, a Fran y a Sara y, por supuesto, al resto de familiares y amigos, a los que seguro les cuesta llenar este enorme hueco que nos deja a todos en el corazón. Y para acabar, Piston, debo decirte, como siempre… ¡ A sus órdenes mi Almirante!

Goian bego!

Unai López coge galones

Unai, el mejor contra el Granada (Foto: Pablo Viñas)

Nunca es tarde si la dicha es buena y en este caso lo es. Unai López a base de partidos jugados de manera consecutiva como titular está demostrando el fútbol que tiene en sus botas. Seguramente el partido del domingo pasado ha sido el más completo de este jugador desde que está en la plantilla. Se habla siempre de la importancia que tiene la cantera y de lo difícil que es que salgan jugadores de Lezama. La frase es discutible, pero lo que es indiscutible es que si la gente no tiene oportunidades de manera continuada es muy difícil poder llegar a triunfar. Este año esa continuidad se la está dando a Unai López y bien que lo estamos notando en su juego. El domingo acabó el partido, lo cual no suele ser muy habitual, ya que Garitano en el minuto 70 suele elegirlo como uno de los primeros cambios que hace. Pero el domingo era casi imposible quitarlo porque estaba siendo el mejor del partido. Me alegré muchísimo por él. Es de los jugadores que se ha tenido que ganar las alubias también fuera y eso seguramente le ha curtido. Perfecto, pero si esta temporada no se le hubiese dado bolilla… Ahora está demostrando que vale, que tiene sitio, pero porque se le está dando continuidad. Si no es dificilísimo. Gaizka ha dicho este fin de semana en rueda de prensa que Unai ha aprendido otras cosas como robar balones, defender, bascular,… Sí, claro. Pero lo ha podido hacer porque lleva muchos partidos en el equipo titular. El domingo hizo su mejor partido con nosotros y no solo por dar un maravilloso pase de gol a Yuri, u otros pases similares a Córdoba o a Raúl, sino también por recuperar bastantes balones, por ofrecerse a sus compañeros, por bajar hasta la defensa a buscar el balón y luego subirlo, por dar cobertura a sus compañeros cuando salen de su sitio,… Todo esto lo hizo y durante 90 minutos. ¡Enhorabuena Unai!

Pero estas oportunidades que le está dando a Unai o incluso al mismo Córdoba también las pido para otros jugadores. Así se crece y así se sabe si alguien vale o no. El mismo Oihan Sancet puede demostrar lo que vale, si sigue jugando aprovechando que Muniain está lesionado. Lleva ya dos partidos como titular y aunque este último ha cometido bastantes más fallos, no pasa nada, es lo normal, están aprendiendo. También demostró que tiene juego y desparpajo. Errores y aciertos. Lo normal. Pero por mejorar a base de jugar, espero que vuelva a hacerlo el domingo contra el Betis en Sevilla.

Y a ver a quién le toca la oportunidad para sustituir a Raúl García. Por supuesto no me alegro de su sanción, de hecho creo que Raúl García es uno de los jugadores más insustituibles de este equipo, pero sí que quiero ver a otro de los jóvenes de titular. Llámese Villalibre, llámese Kodro, llámese Lekue, o no tan jóvenes, llámese Ganea , o llámese Ibai. Con todos estos nombres no me refiero a que pueden sustituir a Raúl , sino a cualquier otro cambio que se dé en el equipo. Vamos, que quiero oportunidades para todo el mundo, no solo para Unai y para Íñigo Córdoba. Y si se dan tendremos un equipo seguramente más potente, porque el banquillo también lo será, al estar preparado a base de minutos. Es muy difícil conseguir algo importante en la Liga si solo cuentas con 12 ó 13 jugadores. Estoy convencida que tenemos muchos jugadores de calidad en la plantilla, y no sólo los que están jugando ¡Aprovechémoslos!

Y a la vez vamos a disfrutar del puesto que ocupamos en la clasificacion. Los quintos empatados a puntos con el cuarto. 13 puntos de los últimos 15 posibles. Una barbaridad. Y que siga el domingo, otra vez, a la hora de comer… ¡A por el Betis! Y…

¡Aúpa Athletic!