El Athletic termina la tortura

Me ha costado mucho escribir esta semana. De hecho pasan cuatro días desde el último partido oficial de esta temporada, pero como iba a escribir casi lo mismo que el partido anterior he esperado, por lo menos, hasta que hubiesen finalizado toda la labor.

Despedida contra el Santutxu (Foto: Athletic Club)
Ayer ganaron al Santutxu 4 a 0 en la fiesta del centenario del equipo bilbaino. Un resultado positivo… estamos en racha.
Perdonadme la coña pero es que este año ha sido muy duro. Y más duro que hubiese sido si no hubiese habido esos tres últimos equipos de la clasificación que se han empeñado en hacerlo rematadamente mal. Mucho peor que nuestros chicos rojiblancos. Gracias de verdad a ellos.
La segunda peor clasificación de la historia. Ahí es nada.
Esta misma semana hemos conocido al primer damnificado… Saborit al que no se le renueva el contrato. De Kike Sola ni digo nada.
Creo que mañana van a presentar al nuevo entrenador. Espero que siga con las bajas, aunque éstas nos salgan más caras. De este terrible año yo solo salvaría a los porteros (otra vez digo: gracias Kepa por quedarte), a los centrales, a Rico, a Córdoba, a Muni y en algún momento a Raúl, a Aritz y a Markel. Los demás… buf…
Eso sí, en cuanto digan el nuevo entrenador y empiecen a incorporar alguna cara nueva (por favor, por favor, que sean varias e importantes), me ilusionaré como siempre y esperaré lo mejor de éstos y de los nuevos jugadores. En su mano está conseguirlo… y lo espero sin excusas de… es que este entrenador no ha sabido sacar lo mejor de mí. No. No. Tú eres el que tiene que dar lo mejor por estos colores. Tú.
Agur, Cuco (Foto: Athletic Club)
Y sobre Cuco Ziganda despedirle y decirle que le deseo lo mejor. Aquí ha tenido además de muy mala suerte con las lesiones, una clara desconexión con los jugadores que creo ha derivado en lo que hemos sufrido todos. Un Athletic sin alma, sentido de equipo o juego definido. Un desastre vamos. Pero culpas… compartidas desde luego, con los ya mencionados jugadores y con esta directiva que no ha hecho los años anteriores ninguna incorporación, abocando al equipo a lo que ya intuimos que iba a pasar viendo el último año de Txingurri Valverde. Lo dicho Ziganda, mucha suerte, y gracias por todo, porque aunque nada ha acompañado eres Athletic 100 × 100, y un señor que se ha callado mucho. Mila esker por tu dedicación en todos estos años, tanto de jugador, como de entrenador.
Ahora el Club a ponerse las pilas y a levantar esto, que falta hace.
¡Aúpa Athletic!

Un Athletic sin rumbo

Gracias Messi por asegurar con tus goles que el Athletic matemáticamente mantenga la categoría.

Íñigo de los mejores (Foto: Athletic Club)
Penoso pero tal como está el equipo no le veía ni sacando un punto en las jornadas que quedaban. Pero ya no importa porque nos han hecho el trabajo y ya no bajamos. Lamentable ¿verdad? Pues sí.
El sábado nos volvimos a sonrojar, esta vez contra la Real, en Anoeta, para deleite de los vecinos. 3 a 1 y podían haber sido más porque de nuevo Kepa volvió a realizar algunas paradas de mucho mérito. Los rojiblancos por su parte solo reaccionaron a partir de ir perdiendo 3 a 0 y con unos pocos minutos, en los que tuvieron alguna ocasión de gol, pero también Moyá estuvo acertado.
Por no hablar de lo negativo y volver a repetir que el centro del campo es un agujero negro, sólo voy a destacar el lado positivo que fue más bien escaso pero algo hubo. Para empezar Íñigo Martínez que con la que le estaba cayendo, fue capaz de soportarlo y participar en lo poco positivo que ofreció su equipo. De hecho, fue el que provocó el penalti con su remate de cabeza, el cual no era el primero. Le sobra casta. Gran fichaje y lo demuestra partido a partido. Así mismo, Córdoba en el primer tiempo, en el que todo era un desastre, fue de los pocos que le pusieron un poco de mordiente al tema. Y Raúl García en su línea. A parte del gol de penalti, varias de las demás ocasiones fueron de él. A Kepa ya le he mencionado. Y se acabó. Nada más.
Triunfo para los donostiarras a quienes hicimos felices y a quienes les doy la enhorabuena, además de decirles que me disculpo por la parte que me toca, en nombre del Club, por el lamentable tweet de la cuenta oficial, de esta semana recordando el partido de la Liga en la que nuestro equipo les ganó y en el mismo año ellos se fueron a Segunda División. Lo siento de verdad. ¡Qué triste que alguien desde el club sea capaz de hacer eso! Lo malo es que el que lo escribe nos representa a todos… y yo no quiero un Athletic así. ¿Dónde queda el señorío? ¿Dónde queda la deportividad? Luego nos quejamos por su rabia y porque nos miren mal. Pero con acciones como éstas es más que merecido. Ha sido lamentable. De hecho, el titulo elegido para este comentario es por todo lo comentado… un Athletic sin rumbo… o lo que es peor… un Athletic con un rumbo que no me gusta absolutamente nada. Hay que reaccionar. Athletic, por favor, no hagas que me siga avergonzando, ni en lo deportivo, ni en lo institucional, ni en ninguna otra faceta. Por favor…
Y, para acabar como siempre,…
¡Aúpa Athletic!

¡Qué tristeza de Athletic!

Ayer el Levante, cuarto por la cola y suspirando conseguir puntos para librarse de la quema, vino a la Catedral y se llevó los tres prácticamente sin despeinarse, metiéndonos un 1 a 3.

Impotencia (Foto: Athletic Club)
Lamentable. Esperpento. Y lo que es peor seguimos sin tener conseguida la salvación matemática. Este año porque ha habido tres equipos horribles atrás, si no las estaríamos pasando canutas también clasificatoriamente hablando. El juego es un despropósito pero hay un colchón grande de puntos. ¡Menos mal!
De todas formas el análisis por parte del Club debe ser profundo. Y no solo análisis, también debe haber acción. No se puede seguir en este inmovilismo que reflejamos y que da mucho miedo. 2 años completos sin fichar a nadie, y quedándote con lógicamente, los mismos jugadores 2 años más mayores y, seguramente, tan acomodados como para no ver peligrar sus puestos. Enorme error en un equipo como el nuestro. Si no hay competencia no hay tensión y es muy fácil relajarse. ¿Quizá ha pasado esto? No lo sé seguro, pero lo que sí sé es que no se puede volver a repetir. Hay que fichar a alguien más que esos dos fichajes en diferido (tan graciosos) que ha hecho el Club. Dicen que Dani García está hecho. Necesitamos más. Así como necesitamos quitar jugadores que llevan mucho tiempo sin aportar nada. ¿Se va a hacer? Esperemos que sí. Porque la gente parece que está bastante harta, y lo que es peor, desencantada. Es muy complicado ir a La Catedral casi sabiendo que vas a ver… un bodrio. Ayer 25.000 personas más o menos. Y me libraré muy mucho de criticar a los que no van. Más bien debería aplaudir a los que van… pero como yo estoy incluida quedaría feo… Además vivo en Bilbao… así que tiene menos mérito ir.
Sobre el partido poco o nada que decir. Golazo de Raúl y nuestro, nada más. Tras los tortazos en forma de faltas magistrales de Bardhi y barreras de chiste rojiblancas, el Athletic, fue un ejercicio de impotencia, querer y no poder. Y para rematar el sonrojo, el golazo de Morales dejando en evidencia otra vez a Unai Núñez para poner el 1 a 3. ¡Qué horror!
Y así… de esta guisa… el sábado que tenemos que ir a Anoeta. ¡Cuánto mejor estaríamos de vacaciones ya! Y ¿qué versión vamos a dar? ¿La buena, que sólo ha aparecido 2 o 3 veces esta temporada, la peor o la paupérrima? Se me acaba el optimismo, me lo han quitado a base de sopapos pero…
¡A por la Real y aúpa Athletic!

Zorionak, Muniain! Y… ¿por qué ayer sí, Athletic?

¡Grande Iker!

Iker celebrando el gol (Foto: La Liga)
Zorionak por tu reaparición tras 6 meses y medio después de tu nueva rotura de ligamentos cruzados, en esta misma temporada. Gran trabajo el realizado durante la recuperación para reaparecer tan pronto. Grande porque los pocos minutos que has jugado has demostrado tu hambre de fútbol y tus ganas de hacerlo bien. Encima, si lo anterior no fuese poco, has puesto la guinda al pastel con el tercer gol que al Athletic le ha dado la tranquilidad definitiva, pues el partido ya estaba ganado con esa diferencia de dos goles, uno a tres. Encima en Villarreal. La alegría de tus compañeros al felicitarte emocionante. Se han alegrado tanto o más que tú. Así como seguro que nos hemos alegrado todos los aficionados del Athletic. ¡Enhorabuena, Bart!
¿Y qué decir del partido? No sé. Que estoy alucinada por el partidazo realizado. ¿Cómo es posible que estos mismos jugadores que han perpetrado partidos horribles durante toda la temporada, sean capaces de pasar por la piedra al Villareal? ¡Y encima de qué manera! Si no llega a ser por su portero Sergio Asenjo, el mejor del partido de largo, los castellonenses se llevan un carro de goles. El Athletic ha hecho 15 remates a puerta de los que 13 han ido entre los tres palos. Impresionante estadística si lo comparamos con los anteriores partidos. E insisto, esto lo han hecho los mismos jugadores que no han sido capaces de dar dos pases seguidos en la mayoría de los partidos de esta temporada. ¿Por qué? Ni idea. El entrenador es el mismo. Que me lo explique alguien, por favor, porque no lo entiendo.
Íñigo Córdoba ha estado fenomenal y no solo por meter el gol, su primero en Liga, sino también por el enorme trabajo, tanto atacando, como defendiendo.
Gran partido de Íñigo Córdoba (Foto: La Liga)
Es un incordio para los defensas y su movilidad crea muchos problemas a los contrarios y nos da muchas opciones a nosotros. Muy bien.
Williams también hoy ha vuelto loca a la defensa, asistiendo y goleando (más podía haber metido pero… todo llegará).
Raúl también muy bien. Asistiendo y rondando el gol repetidamente. Pero un Asenjo en estado de gracia no le ha dado esa alegría.
Todo el equipo a muy buen nivel y jugando de forma coral… lo que necesitábamos, y un gustazo verlo. Genial.
Pero… ahora que sabemos que lo saben hacer muy bien… de aquí en adelante no les vamos a pedir menos.
¡Aúpa Athletic y a por el Depor!

No despega el Athletic a pesar de mejorar

Seguramente el de ayer en San Mamés ha sido el mejor partido del Athletic en toda la temporada. Por lo menos si nos referimos a los 80 primeros minutos, los últimos 10 ya son otro tema.

Del Cerro Grande confundiéndose (Foto: Athletic Club)
En general, el Athletic fue mejor, tuvo más oportunidades y si no llega a ser por el árbitro del Cerro Grande seguramente el resultado hubiese sido más abultado que el 1 a 0 con el que se llegó al minuto 80. El árbitro estuvo desastroso, birlándonos un par de penaltis, sino 3. Eso, unido a que de cara a puerta estamos negados, hizo que los gallegos llegasen con vida al final del partido.
El Celta mejoró con sus cambios, pero el Athletic curiosamente empeoró. El pobre Beñat no tenía ni idea lo que tenía que hacer en la posición de Raúl García… Raro.
El Celta olvidó su conformismo de los 80 primeros minutos y fue a por el partido consiguiendo empatar a uno y estando a punto de llevarse el triunfo. En los 10 últimos el Athletic naufragó. Miedo a perder seguramente. O quizá que… ¿físicamente estaban mal? No sé la razón pero… como toda la temporada los aficionados salimos con cara de tontos.
Unai Nuñez se estrenó como goleador después de estar merodeando toda la temporada.
Kepa de nuevo el mejor del partido. ¡Qué porterazo tenemos! Alucinante la mano que saca para detener el remate de Íñigo Martínez en propia puerta. Impresionante. Y también su vuelo para desviar el tiro de los últimos segundos. Menos mal que tenemos a Kepa.
Y ahora quedan 8 partidos para seguir buscando mejores sensaciones. Y si son durante 90 minutos mejor.
¡Aúpa Athletic!