Un Athletic incapaz en la Catedral

El partido contra el Barcelona no lo pude ver y por eso la semana pasada no escribí.

Celebrando lo único posible (Foto: EFE)
Por contra, el pasado viernes sí que estuve en San Mamés viendo el derbi contra la Real. Otro batacazo como lo fue el partido contra el Villarreal de hace dos semanas. De hecho he vuelto a leer el comentario que escribí sobre dicho partido y toda la primera parte del mismo la podría volver a introducir ahora para decir lo que pienso sobre este nuestro Athletic en casa. El Athletic tiene un problema, o peor todavía, dos o tres. Los equipos contrarios parece que nos han tomado la matrícula, saben cuáles son nuestras debilidades y simplemente esperan a que caigamos de maduros. Los partidos jugados hasta ahora han demostrado que con que el equipo contrario se cierre y juegue de una manera ordenada, los problemas que nos crean son tan grandes que el equipo es incapaz de solucionarlos. La lentitud en el juego, la falta de ideas, la falta de profundidad, la carencia de un 9 de referencia que sea letal cara puerta… esto último claro, mientras Aduriz no esté en disposición de jugar los 90 minutos completos. Y quizá nuestro mayor problema, los errores de bulto que cometemos, y lo peor de todo la cantidad de ellos que hacemos. Errores de los que parece no se libra ningún jugador, errores muy repartidos entre todos. No sé si eso les consolará… a mí me deprime profundamente. La Real más pobre, triste y escasa que viene a San Mamés en muchos años, con siete u ocho bajas, que tuvo suficiente con jugar ordenadita y con hacer una sola jugada y un solo tiro a puerta, en todo el partido, para hacernos TRES GOLES. Sí. Increíble pero cierto. Sin hacer nada les regalamos los 3 puntos con una generosidad preocupante. Y no hubo ni desidia ni dejadez por parte de los nuestros, al revés, se dejaron el alma, corrieron muchísimo, lo intentaron de todas las formas,… pero todo muy previsible, e improductivo. Con diferencia lo mejor del partido fue Aduriz y sus 22 minutos sobre el cesped. Metió un gol que anularon por… milímetros… o porque es el Athletic, remató un córner que obligó a Moyá a hacer acto de presencia, le incordió en otra jugada… lo poco que estuvo creó más peligro que ningún otro. Pena que no es incombustible, que tiene muchos años, y sobre todo, que no tiene recambio. Enorme problema que habrá que solucionar. Como habrá que arreglar la incapacidad que tenemos en casa y todos estos problemas que he mencionado, y ahí es donde entra el entrenador. Berizzo algo tendrá que pensar. O introducir cambios en las posiciones de los jugadores, o introducir caras nuevas (Guruceta, Vicente,…), o cambiar de sistema, o lo que sea… pero así, no se puede seguir porque nos vamos al hoyo.
Si son fichajes es el club el que tiene que trabajar o pensar,… y quizá olvidarse de orgullos tontos y absurdos, y si deportivamente nos viene bien un jugador que se quiso ir, Fernando Llorente… pues traerlo. Ya sé que es totalmente impopular lo que estoy diciendo pero si viene bien deportivamente, y si está en forma, es del género tonto no intentarlo. Porque algo necesitamos y es urgente. El precipicio está demasiado cerca como para andarnos con remilgos. Hablo del bien deportivo. Que no está bien y no iba a aportar nada, pues nos olvidamos de él, pero si pudiese aportar… yo lo traia sin pensar.
Y ahora tenemos dos semanas por delante para que el entrenador y los jugadores trabajen a tope en la búsqueda de soluciones. El Eibar espera y aunque fuera estamos jugando mejor, nada es fácil. A seguir trabajando.
¡Aúpa Athletic!

San Mamés ovaciona a Puyol y a Joaquín

La catedral este fin de semana ha vuelto a demostrar que está con los buenos jugadores.

Puyol junto a Iribar (Foto: Athletic Club)
En este caso los ovacionados han sido Puyol y Joaquín. El primero de ellos al recibir el premio One Club Man que por cuarto año consecutivo entrega el Athletic a un jugador qe haya destacado y pertenecido siempre a un mismo club. Premio que es un acierto de esta Directiva porque sirve también además de para premiar una fidelidad, algo fundamental en nuestra filosofía, para extender o ampliar el radio de acción en el que se nombra a nuestro club. Los anteriores premiados han sido Matt Le Tissier, Sepp Maier y Paolo Maldini. Esta vez el elegido ha sido un catalán Carles Puyol que lo tenía bien merecido y así lo demostró el público de San Mamés con su enorme ovación. Además de aplaudirle muchísimo, me emocioné. Me gustó que en el vídeo que pusieron al inicio del homenaje, (vídeo de Athletic TV) apareciese el momento en que Xavi y él, al dar la vuelta de honor tras ganarnos la Copa del Rey en Valencia, sacaron la ikurriña y la bandera del Athletic, mientras nos aplaudían. Gran detalle por su parte. Algunos que discutían el darle el premio a él decían que es más fácil quedarse en un club como el Barça en donde se ganan títulos. Que era más genuino el premio a Le Tissier… Pues igual sí pero… es muy difícil siempre encontrar alguien como Matt, asi que a mí dárselo a Puyol me parece perfecto. Y tampoco me importaría dárselo a Xabi Prieto, que este año se retira tras pasar toda su carrera en la Real, porque lo merece igual que los otros.

Joaquín devuelve los aplausos al público (Foto: la Liga)
Sobre Joaquín decir que en el descanso del partido me preguntó mi hija que por qué se le tiene cariño a este jugador bético. Le contesté que supongo que será por su calidad, por su simpatía y por los años que lleva en la élite. Además de porque siempre ha sido un jugador noble en el campo y nada marrullero. Añadí que si le cambiaban en el segundo tiempo seguramente saldría ovacionado. Y, efectivamente, así fue. Una ovación casi tan grande como la que se llevó Puyol. Grande y merecida. Él salió encantado y así lo ha dicho, tras el partido, en las redes sociales. Siempre ha hablado bien de San Mamés y en esta situación no podía ser menos. San Mamés dictó sentencia como muchas otras veces. Y seguro que ahora alguien me salta con la coletilla esa de que a Iniesta le pitamos. Sí, sí se le pita. Es un excelente jugador pero aquí no se olvida aquella vez en que simulo más de la cuenta y consiguió que expulsasen a Amorebieta. ¿Que somos un poco rencorosillos? Pues sí. ¿Que el jugador también lo es? También… y lo digo por sus posteriores declaraciones menospreciando San Mamés, lo que supongo que también echó más leña al fuego y más motivos para pitarle. Sí, a Iniesta se le pita, ¡a ver si no vamos a poder hacerlo!… Como hacemos lo contrario y aplaudimos a su compañero Xavi, incluso en un mismo partido, y así lo demostramos el año pasado que la pitada a uno y la ovación al otro fueron consecutivas ya que Xavi sustituyó a Iniesta en el segundo tiempo. Quizá a mí en el caso de Iniesta me hubiese gustado más la indiferencia, pero… San Mamés es así. Aquí se ha aplaudido también a jugadores del Madrid, y lo destaco porque es un equipo, al que no hace falta ni que lo diga, que aquí se le tiene bastante “paquete”… por ejemplo a Raúl, y muchos años antes a Juanito… y a muchos más. Se seguirá haciendo. Y estaré orgullosa de que así sea. Porque sí, porque es La Catedral.
¡Aúpa Athletic!

¡Así, así, así empata el Madrid!

Esta película ya la hemos visto muchas otras veces con el Real Madrid.

Vaya arbitraje… (Foto: Athletic Club)
Lamentable pero es así. El Athletic le va ganando en su casa 0 a 1. Minuto 87 y gol del Real Madrid en claro fuera de juego de Sergio Ramos, que hace intención de tocar el balón. Por supuesto, el línea no lo ve. Así como tampoco ven una mano como un sol de Carvajal en el primer tiempo en su área. E incluso en el segundo tiempo otro brazo de Carvajal rechazando un tiro que entraba,… En fin… esto es el fútbol, así es el Madrid y así actúan los árbitros favoreciéndolo. Esta vez incluso no me he enfadado tanto… triste pero creo que me he acostumbrado… ya me parece hasta casi normal que nos roben. Si le roban al Bayern, si le roban a la Juve… pues será normal que nos roben también a nosotros. Esta vez el fenómeno trencilla era Martínez Munuera… pero ¡qué más da! Se llame como se llame siempre pasa lo mismo. No me olvido de los linieres que la mayor parte de las veces la culpa es de ellos. De estos no sabemos los nombres, pero… ¡ni falta que hace! Por cierto, Cristiano, ¡deja de tirarte en las áreas! Menos mal que el árbitro no ha picado (hubiese sido la guinda), pero eso sí, te ha perdonado la tarjeta que te merecías por tirarte.
Y no se me olvida el nuevo detallito de “señorío y deportividad” de los blancos no tirando el balón fuera con Íñigo Lekue en el suelo, cuando en el primer tiempo Córdoba ha frenado un contrataque al dolerse Carvajal. Lamentables.
Y ahora, hablando de fútbol (lo otro es asqueroso), decir que de nuevo Kepa ha estado excepcional. Supongo que se estarán comiendo los higadillos en Madrid por la pifia de dejar escapar a este porterazo… ¡qué se lamenten lo que quieran! Él ha conseguido mantener al Athletic en el partido con sus intervenciones.
Mucho nivel también en Íñigo Martínez y en Unai Núñez. No echo de menos a Aymeric absolutamente nada.
Iñaki Williams definiendo cara a puerta como le pedimos… perfecto, tras pase maravilloso de Íñigo Córdoba que lo deja solo frente al portero.
En general todo el equipo ha estado muy bien. Es dificilísimo aguantar al Madrid en su campo y a su ataque continuo, pero lo han conseguido, de nuevo, como en Villarreal, con un trabajo coral de todo el equipo.
La pregunta otra vez es la misma ¿por qué son capaces de jugar así, en el estadio de la Cerámica y en el Bernabeu y luego hacerlo tan mal en San Mamés? Ni idea. ¿Cúal será la versión contra el Levante el lunes? A saber…
¡A por el Levante y aúpa Athletic!

Triste despedida del Athletic de la Europa League

No por ser lo esperado ha sido menos doloroso.

Bonita presentación pero poco fúlbol (Foto: Athletic Club)
Nadie dábamos un duro porque el Athletic pasase está eliminatoria y ayer se confirmaron todos los negros augurios. Con la boca pequeña decíamos que se podía conseguir un 2 a 0, pero nada en el juego del equipo de esta temporada nos llevaba a pensar que eso fuese posible. Una quimera. El Olympique de Marsella nos ha pasado por encima en los dos partidos. Han sido lo que se llama vulgarmente dos paseos militares. Ayer casi sin despeinarse nos ganaron 1 a 2, pero quedó la sensación de que si hubiesen necesitado meternos 3 o 4 goles lo podían haber conseguido sin grandes problemas, con que hubiesen apretado un poquito más. La cantidad de rondos que nos hicieron, acompañados por los olés cantados por la gentuza que vino de Marsella, alargó el bochorno hasta que el árbitro nos alegró pitando el final del partido.
No como resumen, pero sí como ejemplo del desaguisado que pudimos ver anoche en la Catedral, voy a comentar una jugada. Un balón, enésima pedrada lanzada por Iturraspe, que por supuesto no llega a su destinatario, De Marcos, el cual queda totalmente fuera de sitio; para evitar el contrataque del Olympique, Aduriz hace una falta clarísima y le sacan la segunda tarjeta amarilla, por tanto, expulsión. Triste que Aduriz salga de esta competición, de la que es el tercer máximo realizador, con una expulsión. Pero… es lo que pasa cuando se protesta tanto… te toman la matrícula… y… por otra falta te pueden expulsar. Impotencia quizá. No estoy cargando las tintas en Aritz… ni mucho menos. Lucha, lo intenta, pelea,… pero… también se confunde.
A todo esto, encima hay que unirle la mala suerte… ayer dos lesiones más. Rico… uno de ellos. ¿Se ha precipitado la vuelta? Parece que sí. Como con Balenziaga… pero como el centro del campo está hecho unos zorros… igual todos hubiésemos adelantado su vuelta. Si no estuviese para jugar no lo habría hecho así que… mala suerte. Yeray… más mala suerte… Dos menos contra el Barça… buf… ¡qué no nos pase nada! ¡qué no salgamos de Barcelona muy damnificados! No pretendo deprimir a nadie pero la situación es la que es. Eso sí, por supuesto,…
¡Aúpa Athletic!
P.D.: ¿Cuánto van a tardar los dirigentes de la Europa League o de la FIFA o del órgano competente en impedir viajar por Europa a los ultras violentos? ¿Cuántas desgracias más tienen que ocurrir? ¿Al familiar de qué dirigente le tiene que pasar algo para que se intente solucionar toda esta vergüenza? ¡YA ESTÁ BIEN!

Kepa, ¡qué gran renovación!

Ayer el Athletic nos regaló un partido plácido, algo inusual en esta temporada que llevamos tan aciaga.

Grande Raúl (Foto: EFE)
2 a 0 frente al Leganés (resumen del partido) pero obtenidos desde el minuto 17 gracias a un Raúl García inspiradísimo. El cabreo que ha expresado al marcar el primer gol, demuestra toda la rabia que tenía dentro contenida, supongo que por su falta de acierto de este año, o incluso quizá por su desacuerdo con todas las criticas que está recibiendo el equipo. Sea lo que fuere, seguido ha conseguido su segundo gol. De listo. Rematando sin dar tiempo a pensar ni a los defensas ni al portero. Es un crack.
A partir de ahí el Athletic ha vivido de las rentas. Pero no puedo decir que tranquilo porque se siguen cometiendo los errores de siempre, errores que dan oportunidades claras al equipo contrario y que le pueden volver a meter en el partido, si es que Kepa les hubiese dejado, claro. Pero ahí tenemos a la mejor renovación del año, del lustro, incluso diría que de la última década, ahí tenemos a Kepa para hacer esas paradas increíbles. Como la primera sacando una mano impresionante a un despeje de Íñigo Martínez de cabeza que se colaba en la portería por bajo. Increíble. La segunda ha sido ante Amrabat, también muy buena, pero ésta ya más terrenal. Kepa en este equipo marca la diferencia. Pensar que se ha conseguido la renovación, teniendo como rival al Real Madrid, es un éxito enorme, aunque nos haya salido cara. Es un porterazo. San Mamés ya se rindió ante él el anterior partido, coreando su nombre, cuando paró el penalti. Da la sensación de que en todos los encuentros nos va a regalar algún paradón. Bienvenidos sean. ¡Grande Kepa!
Entre Raul y Kepa nos han dado los 3 puntos que dan un poco de tranquilidad en Liga ante el gran reto que nos llega el jueves, en forma de partido de la Europa League, contra el Olympique de Marsella, al que le tenemos que remontar un 3 a 1. Ahí es nada. Dificilísimo pero sé positivamente que no se van a dejar ni una gota de sudor en el empeño. Debemos estar igual de certeros de cara puerta y mucho más concentrados a nivel defensivo, sin dar tantas facilidades como ayer al Leganés, porque el Olympique, con la calidad que tienen sus jugadores, si haces eso te puede hacer un ocho.
¡A por los franceses y aúpa Athletic!