¡Madre mía, el Athletic a la final!

¡Estamos en la final de Copa!

¡Nos vamos a Sevilla!

¡Gracias, Yuri! (Foto: EFE)

He pensado que el título y el inicio de mi comentario tenían que ser éstos, y sobre todo, no hablar de fútbol, porque si lo hago igual me deprimo a pesar del subidón que tengo. Ha sido increíble. Y encima lo he visto en los Cármenes, in situ, pero pasando por todos los estados de ánimo que habréis pasado vosotros, seguro. Ilusión, nervios, apuros, tristeza, cabreo, alegría indescriptible, agobios horrorosos y por último, júbilo absoluto (sigo sin hablar de fútbol, prefiero). Nuestros jugadores son jugadores a los que mueve la fe, y aunque esté todo perdido e imposible, siguen luchando y siguen luchando hasta el segundo final. Fe. Fuerza. Confianza en ellos mismos. Ímpetu para resurgir, o incluso renacer, porque hoy, otra vez estábamos muertos. El periodista Ramón Orosa lo explica muy bien en su artículo del Deia titulado El cuarto milagro copero del Athletic, segundo de Yuri Berchiche, porque ha sido eso… sin quitarle una coma. Un milagro de difícil explicación, salvo por volver a constatar que nuestros rojiblancos son indestructibles. Estando como un boxeador sonado en la lona (así estábamos), se levantan y se vuelven a levantar, y son ellos, los que al final, y contra pronóstico, dan el último zarpazo… ¡Y qué zarpazo! Y en esta Copa ya llevamos unos cuantos. Hoy ha vuelto a ser Yuri. ¡Yuri de mi vida! Ha dicho él, que es el gol más importante de su carrera, hasta ahora… Quizá el 18 de abril haya otro. ¿Quién sabe? El gol que ha sido fabricado entre 3 jugadores. Vesga, con su maravillosa asistencia, pasando al hueco; hueco, que se ha hecho porque Córdoba (¡vaya bien los pocos minutos que ha jugado!) con su movimiento hacia adentro se ha llevado a los dos defensa de la zona; y Yuri… Que casi sin ángulo, pero con arrobas y arrobas de fe, mucha fe, ha chutado para que los chalados que estábamos en Granada (digo por el viaje que nos hemos cascado) estallásemos; para que los de Bilbao y toda Bizkaia, se muriesen de la emoción; para que los peñistas y no peñistas, seguidores de todos los rincones del planeta se volviesen locos; y para que los que están y se han ido para allá arriba, que últimamente han sido muchos, fuesen corriendo a dar las gracias a la Amatxu de Begoña, a San Mamés, a San Valentín de Berriotxoa,… Y seguro que me olvidó de alguno de los santos que han participado porque han tenido que ser muchos (¡qué me perdonen, que no quiero represalias y menos en la final!).

Y así… supongo que mis alumnos y compañeros del colegio Ikasbide, que ayer protagonizaron un precioso de video de ánimo previo al partido (Ikasbide Athleticekin), (merece la pena que lo veáis), podrán seguir con sus ánimos celebrándolo en las clases, aunque yo no esté. Eso sí, ya lo celebraré el lunes con ellos. Aunque igual alguno se sorprende de verme porque ya me han dicho que alguno piensa que he cogido el coronavirus y que estoy en cuarentena. Jejeje. Y sí, un poco enferma sí que estoy, pero por la enfermedad zurigorri, que afecta a tantos y tantos.

Aprovecho para mandar un abrazo enorme a todos los athleticzales, que se han alegrado conmigo, o sea, a todos.

Por cierto, enhorabuena también a la Real Sociedad, por su paso también a la final. Nos vemos en Sevilla. Una final vasca que igual va a escocer bastante a muchos pero…

Y ahora, podría decir que más que nunca, pero no… prefiero decir como siempre, … me despido como siempre, diciendo…

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Perdonadme que siga escribiendo, pero cuando alguien expresa mejor que tú, en este caso que yo, lo que ha vivido, creo que hay que compartirlo. Y acabo de leer la siguiente reflexión, de un amigo malagueño, «Vamoaveee» (publicada en la página web aupaathletic.com), al que sólo he visto un día en mi vida, pero como ya os he dicho más veces, el Athletic tiene estás cosas maravillosas. Repito, de un amigo, que merece la pena también que leáis. Expresa lo que sintió anoche y siente con el Athletic. Coincidiréis en muchas cosas de las que dice. Un abrazo, Ozelito, desde esta distancia tan cercana.

Y otra vez…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic respira ante el Villarreal

El Athletic necesitaba ganar este domingo en San Mamés fuese como fuese y lo consiguió.

Alegría tras el gol (Foto: Oskar M. Bernal)

10 semanas sin conseguir la victoria eran demasiadas y los cuatro últimos partidos perdidos consecutivamente pesaban como una losa en el equipo. A pesar de no hacer muchas oportunidades en los anteriores partidos, si se mereció en varios de ellos bastante mejor resultado, pero los goles son los que dan puntos y no estamos muy sobrados, y además, las decisiones arbitrales tampoco estaban ayudando mucho. Ayer en el primer tiempo el árbitro también consiguió desquiciar al público, por no pitar un más que probable penalti a Muniain. El linier, uniéndose a la fiesta levantó el banderín pitando un fuera de juego alucinante en el minuto 41, con Capa 4 ó 5 metros por detrás del defensor… y cortando un contraataque de libro. En la siguiente jugada Ander quizá propiciado por lo anterior, entró fuerte y tarde ante Cazorla, al que pisó. Entrada fea. Los del Villarreal pidieron algo más que la amarilla que le sacó el árbitro.

En el segundo tiempo el colegiado en dos ocasiones, también ayudado por el VAR, consideró mano de los jugadores del Villarreal en el área, por lo que señaló sendos penaltis. Ya era hora que nos pitasen una mano a favor. ¡Ya era hora! Raúl transformó el primero, pero Williams, el segundo, lo tiró rematadamente mal, impidiendo así al equipo y al público estar más tranquilos con un resultado más holgado. El Athletic tuvo también más oportunidades pero un Asenjo espectacular impidió que el marcador cambiese. El Villarreal también dispuso de algunas, pero no estuvieron finos. Pidieron un penalti de Núñez, pero aunque nuestro defensa no tocó el balón, tampoco contactó con Alcácer, así que no fue penalti.

De esta manera, sumamos los tres puntos que nos saben a gloria y nos dan la suficiente moral, para ir esta semana a Granada a tope a disputar el partido más importante, hasta ahora, de esta temporada. La Copa es primordial y hay que ir a por todas para conseguir estar en la final. Como dijo ayer Íñigo Martínez al acabar el partido, hay que ir a ganar porque aunque vamos desde aquí con un 1 a 0 a favor, hacer otra cosa sería un suicidio. Así que… ¡a por el Granada! Y… como siempre, pero más que nunca…

¡Aúpa Athletic!

Victoria corta contra el Granada

Muy buen partido el jugado ayer por el Athletic en Copa contra el Granada en San Mamés.

Grande Muniain (Foto: EFE)

Pena que el resultado 1 a 0 se queda muy corto y te impide ir con más tranquilidad al partido de vuelta. Ellos han hecho su partido y supongo que vuelven a Andalucía encantados con el resultado. A mí me queda un sabor agridulce. El Athletic mereció más, pero no pudo ser, sobre todo gracias a la excelente labor de su portero Rui Silva, al que le recuerdo cuatro paradas de mucho mérito. Dos a Williams, una a Vesga y otra a Capa. Nuestro cancerbero también muy bien. Participó poco, pero también realizó dos paradas de mérito. Quiero tener una mención especial para Iago Herrerín al que le envío desde aquí todo mi apoyo. Garitano se decantó por Unai pero Iago debe saber, y si no se lo recuerdo yo, que el Athletic está en semifinales gracias a su labor en los partidos anteriores, sobre todo en Elche.

Partidazo a destacar el de Muniain, que se multiplicó para estar en todas las jugadas de ataque de su equipo. Despliegue impresionante. Si contra la Real critiqué su labor, ahora es obligado destacarlo.

El arbitraje merece capítulo aparte. Lo de las tarjetas y el Athletic es de hacérselo mirar. A los equipos contrarios como ayer al Granada se le avisa, y a nosotros directamente se nos sanciona con tarjeta. El Athletic en el primer tiempo cometió dos faltas y tuvo dos tarjetas. La de Williams es una auténtica vergüenza. Le empujan y le zarandean en una jugada en la que los del Granada no tenían razón y le saca tarjeta. Increíble. La de Aduriz en su primer salto… Sólo por ser Aduriz. Soldado se podía haber ido a la caseta porque tras tener tarjeta amarilla cortó con la mano desde el suelo una jugada que podía ser contraataque. Tarjeta como una casa. Es increíble el doble rasero. Arbitraje sibilino y desesperante. Un córner clarísimo también en el primer tiempo… Ni el árbitro ni el linier lo ven. Horrible.

Ahora a esperar 3 semanas para la vuelta. Todo se decidirá en Los Cármenes. Espero que el arbitraje allí sea mejor y que Mateu no esté ni en el campo ni en el VAR. Y a seguir luchando que no hay nada conseguido.

Y el domingo a las 18:30 en San Mamés vuelve la liga contra el Osasuna. Hay que volver a la senda del triunfo y ellos no lo va a poner nada fácil. Además sin Dani García. ¿Se atreverá Garitano a sacar a Unai Vencedor? Ánimo también para Unai López, que lo que ha jugado lo ha hecho bastante bien pero… Unai, a seguir luchando para volver a convencer a Gaizka. ¡A por el Osasuna! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Ayer nos dejó también, mucho antes de tiempo, otro Athleticzale, compromisario, y mejor persona, Gonzalo Martín-Marquina. Un abrazo enorme a su mujer, Mónica, a su hija, Nora, a sus hermanos Alberto, Txema y Silvia, y a todos sus familiares y amigos. Allá donde esté seguro que está sonriéndonos.

Derbi en el Reale perdido

El mejor Isak (Foto: EFE)

Enhorabuena a la Real Sociedad por haber ganado ayer el derbi en el Reale Arena.
No seré yo quien critique a Garitano por la alineación que sacó. Es más, yo hubiese sacado algo muy parecido. Incluso hubiese dejado a Yeray y a Capa en el banquillo. Tengo claro que en este momento el partido más importante es el que el Athletic va a disputar el miércoles en San Mamés contra el Granada por semifinal de Copa. Ello convirtió el partido de ayer en secundario. ¿Que lo queríamos ganar?
Por supuesto. Pero no cansando ni medio minuto a los que fuesen a jugar el miércoles. La apuesta estaba saliendo bien hasta que salió al terreno de juego Isak en el segundo tiempo, que podemos decir que él solito derrotó al Athletic. Una asistencia y un gol. Y además de los goles, creó muchísimo peligro. El primer gol donostiarra lo igualamos con un soberbio pase de Muni a Iñaki, que resolvió perfectamente el delantero. Pero de ahí en adelante, todas las decisiones de Iker fueron incorrectas. Primero estropeando un contraataque haciendo un pase complicadísimo entre líneas a Williams, que le dio a éste en el talón, cuando podía haber pasado a Ibai a la izquierda, que estaba totalmente solo. Tras perder el balón, la siguiente jugada fue el gol de Isak. Por si fuera poco, volvió a desaprovechar un contraataque no pasándole a Iñaki en la izquierda, que estando solo se podía haber ido a encarar a Remiro. Pero Iker prefirió girar sobre sí mismo, con el balón, como tantas veces… pero perdiéndolo. Para seguido… hacer la entrada que le supuso la roja. Lo único bueno, de todo, fue que se quedó en el campo disculpándose y viendo cómo estaba Oyarzabal, hasta que éste se levantó. Error de entrada pero por lo menos, disculpas inmediatas… Una pena todo lo demás, porque el Athletic podía haber conseguido algo más. El empate hubiese estado muy bien. Pero no fue posible y ahora ya hay que pensar en la Copa.
Como positivo, otra vez, el primer tiempo de Asier y tres detalles de Kodro, dos a modo de pase atrás que crearon algo de peligro y un tiro a puerta. Pueden aportar si se les sigue dando minutos.
Y el miércoles a recibir al Granada que va a ser un hueso duro de roer pero… hay que ir… ¡a por ellos! Y…
¡Aúpa Athletic!

Getafe superior al Athletic

Sin hacer grandes alardes el Getafe se ha llevado los 3 puntos de San Mamés con una tranquilidad pasmosa.

Superados (Foto: Marca)

Un golazo en el primer tiempo de Damián les ha servido prácticamente para finiquitar el partido. Y por si había dudas Lekue ha cometido (supuestamente, y según Mateu Lahoz, disfrutando, a los mandos en el VAR) el segundo penalti en una semana, lo que ha supuesto la puntilla. El Athletic no ha inquietado a los azulones, que han jugado un partido bastante plácido. Como equipo hay que reconocer que son bastante desagradables, protestones, marrulleros, hacen mil faltas,… pero ese juego lo hacen de maravilla y es lo que les funciona y como los jugadores tienen calidad, ponen intensidad y van a por todas, pues muy bien. De hecho, ahí están en la tercera posición. A nosotros nos han ganado con total merecimiento. Nada que objetar.

Por extraer algo positivo, el primer tiempo de Villalibre, me ha vuelto a gustar. Juega muy bien se espaldas y es difícil quitarle el balón. Además la que ha tenido la ha rematado sin pensar dando problemas al portero, que la ha podido despejar pero con dificultades. La reaparición de Aduriz invita al optimismo. Pocos minutos en el campo pero con cercanía al gol hasta en 3 oportunidades. A ver si nos da más alegrías, porque nos sigue faltando gol. Y gol es lo que necesitamos.

Y el jueves la Copa en San Mamés contra el Barça a partido único. Difícil pero no imposible. Peor sería en su casa o a doble partido. Así que a por el Barcelona y

¡Aúpa Athletic!