Otro triste regalo del Athletic

He perdido la cuenta. No tengo dedos para enumerarlos, ni aunque utilice también los de los pies.

Otra vez Unai (Foto: Borja Guerrero)

Estoy harta y cabreada. Lo que podía haber sido ayer un pequeño chute de moral de cara a la final, debido a un error impropio en el minuto 89, se convirtió en un solo punto. La enésima cantada que nos volvió a dejar con cara de tontos. Sí, el fútbol es un juego y en él se dan los errores, pero… ¿ESTOS ERRORES? No. Fallos así, tan escandalosos y tan continuos todos, un partido sí, y al siguiente también, solo ocurren en el Athletic. Ayer el desastre lo provocó, otra vez, Unai Simón. Y no es ni su primer error, ni el segundo, ni el tercero, ni el cuarto,… Incontables han sido. ¡Vaya año lleva! Madre mía. Un globo aerostático al que llegó perfectamente, incluso para blocarlo y… supongo que pensó que iba fuera, lo dejó pasar y gol. ALUCINANTE. Y todo el trabajo del equipo se fue por el desagüe.

Si yo estoy de mal humor, Marcelino también, de hecho su frase fue: «No es normal encajar un gol así en el fútbol profesional». No, pero nosotros lo encajamos. Sin palabras.

El entrenador no sé muy bien el motivo pero salió ayer a jugar en el Reale Arena, con los mismos jugadores que tan mal lo hicieron en la final de Copa. ¿Para darles confianza? Ni idea, pero sí que lo hicieron un poquito mejor, aunque no para echar cohetes. Y algunos jugadores siguieron estando muy mal, muy mal. A esto hay que añadir que dos de ellos se lesionaron… ¿Carga excesiva de partidos? ¿Era necesario sacar a los mismos? El haber dejado descansando a algunos ¿podía haber evitado las lesiones? Yeray, en el primer tiempo y Yuri, en el segundo, se retiraron con dolores musculares. ¿Les habremos perdido para la final? Preocupación. En mi caso, sobre todo con la baja del central, porque Núñez ayer solo en el primer tiempo ya cometió 3 errores de bulto. Y no es algo nuevo. En el segundo tiempo mejoró. Yuri, por su parte, estuvo desconocido en la final y ayer, también, desaparecido. Está fatal. Balenziaga nada más salir, ya hizo un par de jugadas de ataque, mejorando la producción de nuestro lateral titular, en 5 minutos.

En el primer tiempo, el Athletic fue de más a menos. Empezó mejor y atacando bien, pero finalizando mal, y poco a poco volvió a estar cada vez más impreciso con el balón, regalando más de lo normal. Pero la Real, como en la final, tampoco estaba haciendo prácticamente nada.

El segundo tiempo, similar, más presencia en ataque nuestra hasta que Imanol realizó los cambios y sacó a Januzaj y a Portu, que volvieron loca a la defensa y a punto estuvo de marcar, el segundo citado.

A pesar de ello, Villalibre, al que Marcelino volvió a dar poquísimos minutos, consiguió rematar un balón de cabeza a la red, teniendo colgado a un defensor. Impresionante. ¿Cómo es posible que Íñaki lo esté jugando todo, en el estado de forma en el que está? Sobre todo viendo cómo Asier aporta siempre, siempre más. Incomprensible. Gol en el 85, que ingenuos de nosotros, pensábamos que ya suponía la victoria definitiva. Pero no. Imposible. Regalo a la Real y, de nuevo, un solo punto, habiendo merecido los 3. Los vecinos solo tiraron a puerta el goblo mencionado de Roberto López, que se convirtió en gol. ¡Vaya potra!

El mejor, Berenguer, sin ser maravilloso su juego, lo intentó, estuvo a punto de marcar a pase de Balenziaga y encima, puso una nueva asistencia. También me gustó Vencedor. Unai nos va a dar muchas alegrías, estoy segura.

Y, este sábado, sin tiempo de nada, otro derbi, en este caso contra el Alavés, que no puede hacer otra cosa que ir a ganar a muerte ya que su situación es delicadísima. Esperemos no resucitarlos. ¡A por el glorioso! Y…

¡Aúpa Athletic!

Tristeza tras el derbi contra el Eibar

Tristeza fue la primera palabra de Marcelino en la rueda de prensa tras el partido.

Yuri y Marcelino protagonistas (Foto: Borja Guerrero)

Y tristeza la sensación que nos quedó a todos. Hablando con algunos amigos me preguntaban si lo que vimos ayer no era lo mismo que veíamos con Garitano. Ya sé que siempre tenemos la mala costumbre de hacer comparaciones, pero es inevitable. Yo les contesté que no. No sé si más por mis ganas de que no sea así, o por ser verdad. Hay una realidad que lo está mediatizando todo y que Marcelino, que no se esconde en las comparecencias ante los medios, habló de ella. Es la presencia inminente de las finales, que hace que muchas cosas se hagan distinto. De hecho, yo con el encuentro de ayer, en otras circunstancias hubiese tenido un cabreo sordo, pero no sentí, curiosamente, más que tristeza. Pensé en la oportunidad perdida de ir a la final con más moral. Como veis mi pensamiento está, de nuevo, mediatizado por el próximo partido. Cualquier cosa que comentemos nos lleva a lo mismo.

Marcelino dijo que son dos competiciones distintas y que en este momento parece que la Liga está molestando. Seguramente él, además de triste estaría cabreado porque pensará que unos profesionales no pueden hacer el encuentro que hicieron ante el Eibar. O que un profesional no puede cometer el error que cometió Unai López. No sé ni cómo calificarlo. Error enorme, monumental, gigantesco, impropio,… Incalificable. ¿En que estaría pensando para hacer semejante bobada? No sé. Este año los «Unai»s se están llevando la palma con el tema de errores groseros. Cuando no es Simón, es Núñez, cuando no, es Vencedor, cuando no vuelve a ser el portero, u otra vez Núñez, y ayer, López. Y con ese error, los armeros consiguieron empatar a 1, poco después de que Yuri metiese un auténtico golazo. Kike García, tras el regalo, con su definición, metió a los de Mendilibar en el partido y dejó noqueados a los nuestros.

Marcelino reaccionó en el descanso dejando en la caseta a los dos medios centros, el propio Unai y Vesga, que no consiguieron dominar su parcela ni crear juego. ¿Quizá con ello perdieron también su puesto en la cita del 3 de abril? Salieron Vencedor y Dani García y la creación mejoró, hasta el último pase de sus compañeros, que siguió siendo horroroso. Hubo contrataques varios, incluso abundantes, pero… todos acababan igual. Estropeados por una última decisión incomprensible o por un remate pobre.

Vuelvo al principio. Y, seguramente mucho mediatizado por las finales. Algo, que no es la primera vez que nos pasa. Os recuerdo en la época de Bielsa, en que la Liga paso a un tercer o cuarto puesto de prioridades, se quisiera o no. Mentalmente, aquellos jugadores y hoy éstos, priorizan lo importante. Así fue con Marcelo y así está siendo con Marcelino. ¿Se tiene más cuidado para intentar no lesionarse? Quizá si vemos el número de faltas del encuentro nos confirme está idea. Pues sí. 5 faltas, nada más, frente a las 15 de los guipuzcoanos. ¿Es coincidencia? Igual sí, pero ahí queda el dato. Si se mete la pierna, una jugada tonta puede hacer que te pierdas lo que todos quieren jugar. No será conscientemente, pero,… la duda queda.

Si a eso le unimos que no tenemos un killer en el área, la ecuación te da lo que te da. Empate a uno que no sabe a nada y que te lleva a pensar que, por favor, semejantes errores no se repitan en abril. Añado que me quedo tranquila porque el entrenador dijo que está seguro que en la Copa esto no va a ocurrir, que es otra competición distinta, y que no tiene dudas. No va a ocurrir. Aprovecho para introducir la viñeta de hoy de Antón, publicada en El Correo, resumen perfecto de lo que digo.

Viñeta de Antón en El Correo

¡Qué así sea! Y…

¡Aúpa Athletic!


Pleno de triunfos rojiblancos

Teniendo en cuenta que hoy es 8 de marzo y es el día internacional de la mujer quiero empezar mi comentario alegrándome infinito por el triunfo de ayer del Athletic femenino en Vallecas.

Triunfo vital (Imagen: Primera Iberdrola)

Segunda victoria del equipo desde que Iraia Iturregi las entrena. Hasta ahora se le había acumulado la mala suerte en forma de goles en contra en los descuentos, tres nada menos, que le habían hecho perder 5 puntos. Ayer no y gracias, porque la situación podía convertirse en preocupante al estar a solo dos puntos del descenso. Consiguieron los 3 puntos gracias a 3 goles como 3 soles de Lucía García, que seguro le vendrán fenomenal ya que en los 9 partidos anteriores, sólo había metido un gol. Así que, Zorionak! ¡De aquí en adelante más y mejor, Lucía y más y mejor el equipo! El dos a tres, contra el siempre difícil Rayo Vallecano, les permite dejar el descenso a 5 puntos. Podéis ver el resumen clicando aquí. El siguiente partido, será contra el Sporting de Huelva, que tiene un punto menos que las leonas. Sería fundamental seguir por la senda de la victoria. Aúpa neskak!

El Bilbao Athletic también ganó, el sábado al Laredo por la mínima, 2 a 1, con goles de penalti de Nico Williams y de Juan Artola de cabeza, para seguir en segunda posición tras el Amorebieta, a un punto de ellos, pero con dos partidos menos. Bien por los cachorros. Si queréis ver el resumen aquí lo tenéis.

Y para culminar el pleno rojiblanco del fin de semana, ayer el Athletic se deshizo del Granada por 2 a 1, con una alineación revolucionaria, con 9 cambios.

Asier delantero centro (Foto: Juan Lazkano)

Chapeau por Marcelino por repartir los minutos así entre sus jugadores. Los suplentes se tuvieron que quedar encantados, así como el entrenador por el rendimiento que le dieron la mayoría de ellos. Me sorprende que Asier Villalibre con la calidad que tiene tenga tan pocos minutos. De hecho, ayer solo necesito tres, para demostrar su acierto cara a puerta, en un movimiento de delantero centro puro. Recibió el pase de Sancet de espaldas y se dio la vuelta, dejando al defensa a 2 metros, encaró escorado y gol, cruzándo el balón al palo largo. Perfecto. Oihan, también, muy bien. Se dejó ver mucho, al igual que Lekue y Morcillo, que hicieron muy buen primer tiempo. Balenziaga, ayer capitán y defensa central zurdo, no desentonó, para el marrón que le tocaba, e Ibai fue quizá el que menos participó. También hay que tener en cuenta que llevaba un año sin ser titular y jugando nada. Así que, normal. Además, como positivo decir que le dio un buen pase a Asier que posibilitó una de sus internadas por banda derecha.

Así, todos los meritorios en el primer tiempo tuvieron varias contras que cogieron un poco despistado a los granadinos. Pena que no pudieron culminar ninguna. Poco a poco, los nazaríes fueron teniendo el dominio del juego pero sin crear mayores peligros.

En el segundo tiempo, comenzaron los cambios, como estaría planeado por Marcelino y uno de ellos, Raúl García, nada más salir puso un balón extraordinario a Asier, que no pudo culminarlo. Seguido le hicieron un penalti claro a Vencedor que sorpresivamente Raúl no lo transformó. Más por acierto del portero Rui Silva, que le hizo un paradón. El Granada se sobrepuso y obtuvo, encima, el premio del gol. Fallo de Capa, que se quedó sentado en el área, permitiendo al delantero centrar sin oposición. Tampoco sé si Simón estuvo muy fino, ¿podía haber interceptado el pase? (ni siquiera sacó los brazos). De ese modo, el balón llegó mansamente a la cabeza de Jorge Molina.

Parecía que el partido acababa así pero Berenguer, empeñado en dejarnos mal a los que le hemos criticado en la primera parte de la temporada, prácticamente nada más salir al campo, agarró un zurdazo (misil tierra aire), que se metió pegado al poste, imposible para el portero. La relación que tiene este chico con el gol está siendo sorprendente. 7 goles lleva ya en Liga. Más el del otro día en Copa, que nos ha metido en la final, 8 goles. ¡Ahí es nada! De hecho, ha batido su propio récord goleador. Ninguna temporada anterior había conseguido tantos. Que no pare, que estamos encantados.

Así, dos a uno, tres puntos más, conseguidos con los meritorios y preparados para jugar este mismo miércoles contra el Atlético de Madrid, teniendo a los titulares un poco más descansados. ¿Que más se puede pedir? Pues,… Jejeje… que no nos metan gol con tan poco y que el equipo gane dos partidos seguidos en Liga, ganando a los colchoneros. ¡A por el Atlético! Y…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic se deja otros dos puntos, en Levante

Es desesperante con qué poco consiguen los contrarios empatar o ganar a nuestro equipo.

Raúl, gol 100 en Liga (Foto: EFE)

Quinto empate a 1 en el mes de febrero y como dijo Marcelino, en la rueda de prensa posterior al encuentro, hemos perdido 6 puntos en los últimos partidos, que debían haber sido nuestros, y que nos hubiesen colocado en la parte alta de la tabla. Pero… el que regala lo que no está escrito, no puede pedir más. De nuevo el equipo rival se ha adelantado en el marcador y van… ni sé las veces. los rojiblancos estaban dominando el partido y mucho mejor situados en el campo, a pesar de lo cual, un error de Unai Vencedor (pase paralelo interceptado), viene acompañado de otro de Unai Núñez, penalti y 1 a 0. Por supuesto, nosotros con cara de tontos porque ya habíamos tenido cuatro ocasiones claras y ninguna materializada.

Así el Levante llegó al descanso, por delante en el marcador, sin prácticamente hacer nada. Todos los acercamientos que tuvieron al área fueran todos ellos por errores gruesos nuestros, pases sin oposición hechos directamente al contrario. No se puede regalar tanto porque te lastra y no siempre es posible remontar.

El segundo tiempo, casi se inicia con el penalti a favor nuestro, hecho por un jugador que entra con fuerza desmedida pero que no toca a Berenguer. En el reglamento pone que es falta: «Dar o intentar dar una patada a un adversario de forma que el árbitro considere imprudente o temeraría o con el uso de una fuerza excesiva» Si esto es así es penalti, aunque tocar no le toca. Sea como fuere Raúl García se encargó de transformarlo y conseguir así, su gol número 55 con el Athletic, y 100 en La Liga. A partir de ahí, comenzaron los cambios y supongo que el intento por parte de Marcelino de no cargar de minutos a jugadores importantes. Fuera Muni, Álex e Iñaki (preocupante lo flojo que está). Minutillos entre otros para Zárraga que relevó a Vencedor. El primero, se dejó ver y el segundo, tras el descanso mejoró notablemente. Vamos que el error no le descentró. Bien por él. También jugó Asier y nada más salir ya hizo un remate de cabeza. Debería jugar más minutos, y teniendo en cuenta cómo está Williams, deberían ser muchos más.

El Athletic siguió intentándolo, pero la falta de acierto le impidió conseguir más. Ya he dicho antes que no siempre es posible remontar.

Por cierto, sin que nadie nos enterásemos Íñigo Martínez fue expulsado pon roja directa, tras tener que visionar el árbitro el VAR. El acta indica que finalizado «el encuentro y estando todavía en el terreno de juego, golpeó con su mano en la cara a un adversario con uso de fuerza excesiva. Este hecho fue comunicado a ambos delegados en el túnel de vestuarios…»

¿Se puede saber en qué estaba pensando Íñigo para hacer semejante tontería? De verdad, que son profesionales, que no pueden hacer eso, que nos sale carísimo,… Espero que el Athletic le meta un multazo impresionante. Pero de los de no olvidar. Estoy enfadadísima. Ahora a esperar la sanción porque si es de más de 3 partidos no podría jugar la semifinal de Copa. No tiene un pase. Habrá habido provocación o lo que sea. A Sergio León le han sacado solo amarilla… , ¿Le ha provocado? Ha caído en la trampa como un panchito.

Pierdes dos puntos, pierdes a uno de tus mejores jugadores para saber cuánto tiempo y quizá para la semifinal de Copa… No aprendemos. ¡Qué desastre!

Y ahora el jueves lo definitivo,… Fundamental. Importantísimo. Ayer el Athletic fue mejor, pero… empezaron ganando ellos y no conseguimos ganarles y en San Mamés tampoco. Es decir, en Copa hay que hacer mucho más. Hay que meter las que se tienen y sobre todo, ¡qué tontería voy a decir!, no hay que regalar nada… Sea lo que sea,… ¡A por la final de Copa! ¡A por el Levante! Y, como siempre,…

¡Aúpa Athletic!

Pena el empate contra el Villarreal

Demasiado premio se lleva el equipo castellonense a su tierra, porque el empate a uno no refleja lo que se vio en el campo.

Berenguer goleador (Foto: Borja Guerrero)

Una pena que el dominio y las oportunidades no se materializasen.

Ellos se adelantaron pronto en el marcador, ya que en su primer acercamiento, Gerard Moreno, con un poco de suerte (desvió el tiro Yeray), batió a Unai Simón. Un tiro a puerta, un gol. Los rojiblancos en el primer tiempo tuvieron alguna oportunidad pero el submarino amarillo estaba muy tranquilo combinando el balón, mayoritariamente, en defensa, mientras los nuestros llegaban siempre tarde en la presión. Pocas ocasiones de peligro. Y poco antes de acabar la primera mitad, Berenguer empujó un balón, para certificarse como el máximo goleador en Liga del equipo. Ya lleva seis.

En el segundo tiempo, el dominio casi absoluto fue nuestro, teniendo unas oportunidades claras, pero ni De Marcos, ni Iñaki, ni Iker pudieron materializarlas. Pena. Muniain sigue siendo fundamental, trabajó a destajo, buscando siempre el balón para intentar aportar, dando el mejor pase a sus compañeros. Pena que ayer en el balón parado no estuvo fino. Iñaki asfixiado al final y muy fallón durante todo el encuentro. Me extraña que Marcelino no lo sustituyese. Como también me extraña que no hiciese más cambios e incluso que a Asier, que sí jugó (9 minutos), no lo sacase antes. De hecho, el Villarreal acabó mejor y, en los últimos 10 minutos, casi todas las aproximaciones fueron de ellos. Raro, raro lo de los cambios. No sé, los veía claros, Morcillo por Óscar, Vencedor por Unai López e incluso Íñigo Vicente por Iker. Pero… a Marcelino no le pareció necesario, aunque algunos estaban un poco cansados. La siguiente será mejor.

Y la próxima, por cierto, que rápido ha llegado, es el maratón Levante. El próximo viernes en Liga y el jueves en Copa. Tengo clara cual es mi prioridad. No hace falta que ni os la diga. La Copa. Para empezar, a Muniain no le sacaba el viernes. Vencedor y Vesga jugarán seguro porque Dani y Unai López vieron la quinta amarilla ayer. Iñaki descanso también, y Raúl García también. Incluso Yuri. Jejeje. Ya sé que no me va a hacer ni caso pero… por pedir que no quede. Sea lo que sea, ¡a por el Levante! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Mañana o pasado hablaré sobre la Asamblea, y no es una amenaza… O sí. Jejeje