El Athletic no puede con el Barcelona

Imposible. Llevamos 20 años sin ganar en el Camp Nou y ayer no fue distinto. Estuvimos cerca del empate pero no lo logramos.

El mejor (Foto: AFP)

Un Barça muy superior en el primer tiempo, que jugó frente a un Athletic, desconocido hasta ahora con Marcelino, nos pudo hacer un roto, pero la vuelta del mejor Unai Simón lo impidió, ya que desbarató varias de las ocasiones culés. Ya tenía ganas de volver a ver a este Unai, que esta Liga parecía que lo habíamos perdido. La semana pasada contra el Getafe ya estuvo providencial deteniéndole el penalti a Mata, y ayer estuvo igual unas cuantas veces. Seguramente ésta es con diferencia la mejor noticia de ayer. Muy bien.

Repito que el Barcelona fue muy superior en la primera parte pero, curiosamente, si no es gracias al amigo Mateu Lahoz, no hubiesen conseguido su único gol. Ya sabíamos todos antes del partido que esto podía ocurrir. No era una premonición, era una certeza. Sus estadísticas con los rojiblancos son casi imposibles, por los horrorosos números que tiene. De 36 partidos, 23 derrotas, 7 empates y 6 victorias. Con la de ayer 24 derrotas. Y para seguir en su línea de «derribo» al equipo se inventó una falta al borde del área, medida perfecta para Messi, cuando el balón ya estaba en otra punta del campo, porque vio un contacto entre Vencedor y Leo. Vamos… la falta la traía preparada ya desde casa. Lugar perfecto para el mejor jugador del mundo, que volvió a hacer una maravilla, colocando el balón donde no llega nadie. Gracias Mateu, no esperaba menos de ti. Teniendo en cuenta que éste fue el único gol del Barcelona en el primer tiempo, podíamos haber llegado al descanso con empate. Es indecente lo de este trencilla con el equipo. Tiene peores números que Undiano Mallenco, con eso lo digo todo. Y encima se oye por ahí, que probablemente arbitre la final de Copa. ¡Qué horror!

Así llegamos al descanso, y en el segundo tiempo si «compareció» el Athletic de Marcelino, el descarado que solo piensa en ir hacia arriba. Y conseguimos no solo meterles miedo, sino también empatar, en una de las aproximaciones. Fue gol en propia de Jordi Alba, pero estaba ahí De Marcos, si no para meterlo él. Perfecto Raúl García en la asistencia. A partir de ahí fue un toma y daca. Unai nos seguía manteniendo en el partido y nosotros le metíamos más miedo al rival. Pena que a alguna de las muchas internadas de Yuri, con pases atrás, no consiguiera llegar Williams. Pena. Ellos con una gran jugada, consiguieron, otra vez por medio de Griezmann, ponerse de nuevo por delante. Lo seguimos intentando pero no fue posible. Repito una pena, porque en el segundo tiempo se hizo un trabajo enorme. El Barça pudo matar más, pero no lo hizo, gracias a Simón.

Así perdemos otra vez, en Barcelona, pero nos quedamos con la buena imagen del segundo tiempo y con que podemos competir con cualquiera por bueno que sea. Y con esta idea iremos a Sevilla a jugar el importantísimo partido de este jueves en Copa, contra el Betis. Partido fundamental, primordial,… en el que hay que ir con todo para intentar meternos en semifinales de Copa. Ahí es nada. Así que… ¡A por el Betis! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.D.: Poco os he dicho de lo que pienso de Mateu Lahoz, pero ha sido porque puede ser hasta delito. Pero si queréis conocer sus datos horrorosos con el Athletic no tenéis más que ver las estadísticas que estos días ha publicado la cuenta de Twitter Adurizpedia (es un artista), cuyo enlace os lo pongo aquí para que clickéis y lo consultéis.

Villalibre dinamita al Betis

Y que le hayamos tenido que escuchar a Garitano que no sacaba a Asier Villalibre de inicio para no quedarse sin delantero centro en el banquillo… o que no teníamos delantero centro… En fin. Sin palabras.

Grande Bufalue. (Foto: Pablo Viñas)

Pues sí Gaizka sí, sí tenemos delantero centro y bien que te lo demostró el jugador. ¡Cuánto tiempo llevábamos pidiéndolo! Y, por fin, ayer jugó de titular, haciendo un enorme partido y mejorando a sus compañeros, que creo que es algo que hace grande a un delantero. Mejoró a Williams, que con él al lado, estuvo más libre, con más espacios y más descargado de responsabilidad. Así como que tienen más espacio el resto de compañeros porque obliga a dos defensas a estar pendientes de él. Se dice pronto, pero ayer Asier participó en la mayoría de jugadas de peligro del equipo y en los 3 primeros goles, y Le faltó la guinda del gol pero supongo que habrá dormido a pierna suelta por su gran trabajo. Gaizka, así sí. Pero que hayamos tenido que esperar nada menos que nueve jornadas para verlo de inicio, la verdad es que me cabrea. Supongo que el puesto será ya para él. Esperemos.

Insisto además en que por el hecho de sacar a Asier, Williams estuvo más participativo y mejor, aunque sigue fallando cosas increíbles. Pero mucho mejor. Muniain por dentro que es donde aporta más. Golito incluido. Y la pregunta puñetera, que diría el Mundo Deportivo, ¿Vio Garitano el partido de la Selección de Euskadi dirigido por Clemente? Pues eso, que creo que sí, porque salvo Morcillo, por Berenguer, todo era igual. Por cierto, me volvió a parecer mal que no jugarse de inicio Morcillo, porque en este principio de Liga está siendo, seguramente, uno de los mejores del equipo. Pero hay que reconocer que Álex Berenguer estuvo muy bien. Peligroso, haciendo un roto por su banda, y encima participando con un gol. Muy bien.

Más cosas, también, por fin, pudimos ver a Unai Vencedor de titular. Supongo que favorecido por el hecho de que Dani García estaba confinado por el Coronavirus. Prefiero no pensar en la razón, pero sí que espero, que el próximo partido vuelva a jugar de inicio ya que se dejó ver, no perdió el sitio, tomó la responsabilidad de crear,…. Nos va a dar muchas alegrías, si le deja Gaizka, claro. Su pareja en el medio fue Mikel Vesga que jugó mucho mejor que otros partidos y seguramente, gracias a la compañía de Unai. Se entendieron bien.

Así que … 4 a 0 balsámico que sí se dio (está vez sí, lo vimos todos), con un dominio abrumador frente a un Betis, que estuvo desaparecido. Defensivamente, los centrales no habían jugado juntos ningún partido antes y lo demostraron, y las bandas eran un coladero. Gracias. Y hacia adelante muy flojitos, aunque la única que se acercaron nos hicieron gol… Anulado por fuera de juego, pero… lo que vamos diciendo toda la Liga, con muy poco los contrarios nos la lían. Hay que seguir trabajando eso. Como hay que insistir en todas las virtudes conseguidas gracias a la sorprendente alineación.

Está bien. Bueno no, está genial. Nunca es tarde, Gaizka. Pero, por favor, no vuelvas a tus errores.

Así si.

Y la próxima semana contra un miura, como es el Getafe en su campo. Será otra historia pero… Se puede. ¡A por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

Garitano vive una realidad paralela.

Ayer escuché la rueda de prensa de Garitano previa al partido de hoy contra el Betis y no salgo de mi asombro.

Garitano en el filo de la navaja (Foto: Athletic Club)

De ahí el título de mi comentario. Es imposible que Gaizka se crea lo que dice en rueda de prensa y si se lo cree, es todavía peor. Ayer dijo: «El equipo está bien, está vivo, en la mayoría de los que hemos jugado, hemos sido mejores que el contrario en la mayoría de las fases de los partidos». ¿Alguien en su sano juicio puede decir eso? Llevamos 8 partidos, en los que el Athletic ha dado bastante pena, durante muchas fases de los mismos. No hay más ciego que el que no quiere ver. Y si Gaizka no quiere ver los errores va a ser muy difícil que los corrija. De hecho, eso creo que es lo que le está pasando. Insiste en sus ideas y se confunde repetidamente. Se escuda en la falta de suerte, dice que los equipos contrarios con muy poco nos ganan, y esa frase le debe parecer que le exime de pecado. A mí me parece lamentable que, efectivamente, algunos equipos con muy poco te ganen, porque dice muy poquito de la capacidad de tu equipo y de su capacidad como entrenador. Y agarrarte siempre a la suerte es una disculpa bastante pobre.

También dijo ayer que teníamos un equipo competitivo. ¿Cuándo lo ha demostrado? ¿En los 20 últimos minutos que sí fuimos superiores al Sevilla, pero que ellos nos regalaron tras darnos un baño durante los 70 minutos iniciales?

Le preguntaron si considera necesario cambiar algo y dijo que siempre piensan en mejorar pero que los cambios drásticos de esquema se hacen cuando un equipo no tiene una buena estructura, o cuando un equipo no es capaz de mandar en los partidos y que no cree que sea nuestro caso. ¿No? Madre mía. Añadió que quitando el primer tiempo de Sevilla y 10 minutos de Granada y otros 10 minutos contra el Alavés, prácticamente todo lo demás ha sido de dominio del Athletic. ¿De verdad? ¿Lo estás diciendo en serio? Pensando esto que piensa está claro que Gaizka no ve que este equipo no es capaz de crear juego. Hay un problemón de creación, que es evidente. No hacemos ocasiones. Los últimos pases son lamentables y las pedradas desde la defensa te pueden salir un día bien, pero como táctica única es un poco limitada. Pero… como todo esto no lo ve, no considera que hay que cambiarlo. Es decir, supongo que contra el Betis volveremos a ver a los mismos jugadores, cometiendo los mismos errores que en el resto de los partidos,…

Y estos problemas que vemos en cada partido y no se reconocen en las ruedas de prensa, ¿no los ven los que dirigen el club? ¿No se dan cuenta que estamos alargando la agonía para nada? Parece ser que no. O es que quizá, algo que ya vengo repitiendo en bastantes comentarios, ¿no hay nadie dirigiendo al Athletic? Da la sensación que no.

Por cierto, aquí os pongo el enlace de la rueda de prensa de ayer para que clickéis en él y comprobéis que no me invento nada.

Y hoy a jugar contra el Betis, al que deseo con todas mis fuerzas ganar. Sí, por supuesto que quiero ganar. Y ojalá sea el principio de una etapa exitosa de Gaizka. ¡Ojalá! Pero para eso Gaizka tiene que cambiar cosas, porque si no, vamos a tropezar con la misma piedra y vamos a cometer los mismos errores. ¡Ánimo Gaizka, que puedes! ¡A por el Betis! Y, como siempre…

¡Aúpa Athletic!

Empate de difícil digestión en Eibar

Que en Eibar es difícil jugar al fútbol lo sabemos todos. Que la presión del Eibar es asfixiante, también. Que los equipos de Mendilibar son super correosos es como el ABC del fútbol. Sí, todo eso lo sabemos. Pero luego va tu equipo allí y cuando les estás viendo en el campo jugar, te preguntas si eso es fútbol, cómo es posible ser aficionada. Pues ni idea. No sé ni qué responder porque el bodrio fue de tal calibre que casi es mejor y más divertido comer cerillas.

Lo mejor el gol de Asier (Foto: Athletic Club)

Garitano en las declaraciones posteriores dijo «Hemos entrado muy bien al partido». Pero yo le añadiría que igual que entraron bien, también salieron de él. Todo el segundo tiempo fue del Eibar, a los que hay que reconocerles el trabajo incansable. No digo que el Athletic no lo hiciera, no trabajara, de hecho, es de los partidos que como espectadora, acabas agotada, de la sensación de que están corriendo unos y otros muchísimo. Corriendo, eso sí, siguiendo a un balón que era continuamente maltratado. Lo que se viene llamando un «patapum parriba». De esos partidos que si estás en el campo sales con tortícolis porque ninguno de los dos equipos consigue bajar el balón al suelo, y ya no hablamos de dar cinco pases seguidos… Una quimera. Así da igual qué centro del campo saques porque ayer ni olió el balón . Todos los balones iban de un área a otra por el aire. La presión del Eibar impedía a los centrocampistas recibir el balón, así que o Unai Simón o la defensa tiraba balones largos, sin puntería y sin especial criterio. Vamos, un desastre.

En favor de Gaizka decir que me pareció buena idea dejar en el banquillo a Williams para que saliese de refresco en el segundo tiempo. No sirvió de nada, pero como idea era estupenda, para poder pillar más cansados a los blaugranas. Pero sin un pase decente es muy complicado, sobre todo porque todos los pases eran aéreos y ahí Iñaki tiene más problemas.

Se empezó ganando gracias a un penalti claro, pero de nuevo la alegría volvió a durar poco. En otro error por falta de contundencia de Yeray, en el inicio de la jugada, y de Íñigo Martínez en la marca, llegó el empate de los armeros. Del Athletic poca más noticia hubo, hasta que el Eibar, que era el que más lo intentaba, se puso por delante en el marcador, por medio de un churri penalti, pero penalti por agarrón de Dani García. La verdad es que pensaba que iba a acabar así el partido, pero la nota positiva vino de parte de Asier Villalibre que nada más salir al campo consiguió el gol del empate. Me alegro por él.

Empate y gracias, pero que sabe a poco y que para poco sirve si queremos ir a Europa pero… Menos es nada.

Tampoco me voy a extender mucho más, porque poco hay que decir. Sólo que si no vamos a ir a Europa quizá mejor aprovechar estos partidos para dar muchísimos minutos a los cachorros. Pero muchos son muchos. Lo que se dicen auténticas oportunidades. Mejor que jueguen ellos e ir viéndoles, para ver lo que pueden dar de sí o no, aunque pierdas más partidos, que ver a los de siempre y quedar en medio de la tabla.

La respuesta el sábado contra el Betis, a las 17:00 en una triste Catedral vacía. Pena.

¡Aúpa Athletic!

¡Ozú, Joaquín!

Me caía mejor Joaquín cuando no se dedicaba a meternos tres goles (es broma), pero… la vida es así.

Joaquín en modo arte (Foto: Deia)

El Athletic también es así, y de todos es sabido el afán o la suerte que nos acompaña de dar datos impactantes en el fútbol, como que un jugador que lleva mil años en activo y jamás ha metido un gol, nos lo meta a nosotros, o que venga el jugador más pequeñito de la Liga y el gol te lo meta de cabeza (su primer gol de ese modo), o un equipo que nunca gana fuera de casa y lo hace en San Mamés, o… o… o… podía seguir, pero prefiero ahorraros el trago… Fue así, ha sido así y lo seguirá siendo. Aunque todo hay que decirlo, también tenemos estadísticas de las buenas, si no que se lo pregunten a Osasuna, que el otro día les fastidiamos un récord histórico, 31 partidos seguidos sin perder en el Sadar (1 a 2), habiendo sido también los que hace mil años (en 1979, con un 1 a 8) les rompimos también el anterior mismo récord. No todo va a ser malo, jejeje… y menos con el Athletic.

La verdad es que el domingo a mí me extrañó que Joaquín no hubiese conseguido nunca un hat trick. Y aunque me da rabia que sea contra nosotros, tengo que decir que siempre me ha caído fenomenal, y me sigue cayendo. Es más, hasta creo que a él le encantará que su éxito haya sido contra nosotros y no contra otro equipo, por lo del nombre y eso. Además, hay que ver los goles… la verdad, muy muy buenos. El primero, parar con el pecho y voleón inapelable. El segundo, con una rosca perfecta para salvar a Unai y tirar a la cepa del poste, y el tercero, con velocidad y tranquilidad absoluta para tirar a donde no llega el arquero. Vamos, lo que viene siendo un máster en finalización. Menos mal que el cuarto no lo consiguió, y no llegó poker porque Unai le hizo un paradón en el segundo tiempo. Durante todo el partido estuvo de diez. Retuvo el balón lo necesario para dar pausa en los momentos finales de agobio. No había forma de quitarle el balón. Supongo que para nuestros chicos no sería «agradable» tenerle delante, porque varias veces les dejó en evidencia. Buenillo que es. Por cierto, he leído en las redes sociales que los aficionados del Athletic, que estuvieron en el campo, con su tercer gol se pusieron de pie y aplaudieron, lo que a los aficionados béticos les encantó y lo agradecieron allí, y en las redes. A lo que yo digo… ¡Cómo para no aplaudirle! Yo también le hubiese aplaudido, como creo recordar que se la aplaudido en La Catedral alguna vez al ser sustituido. Algo tendrá. Y no me refiero solo a los 38 añitos que tiene el prenda. También a que como es un buen tipo (o eso le parece a todo el mundo), tras el partido tuvo un recuerdo para nuestro crack, Aduriz, que es cinco meses mayor que el bético, al que dijo que quería mucho porque coincidieron en el Valencia (dos lujos de jugadores). ¡Felicidades, mi «arma»! o como diríamos por aquí… Zorionak, txo!

Sobre el resto del partido, decir que es muy difícil que regalando 20 minutos y 3 goles en ese tiempo, puedas llevarte algo positivo. 20 minutos horribles nuestros, pero también 20 minutos increíbles de ellos. El rival también juega y lo bordó. No supimos pararles. Pero… después, nuestros chicos estuvieron a punto de lograr la machada, lo que ya tiene mérito. El cambio de sistema en el segundo tiempo ayudó. El jugar con 3 centrales y dejar a los carrileros subir más libremente, hizo que el Betis pasase momentos de agobio. Sobre todo, con el 3 a 2. Hubo ahí una jugada definitiva que corta el árbitro (que no me gustó nada), que podía haber supuesto el empate. Me refiero a ese balón que se lleva Williams, desde mi punto de vista no era plancha, y que había dejado a Yuri solo encarando área. Una pena. Una pena de arbitraje. ¿Fue penalti a Iñaki el del minuto 5? Ahí dejo la pregunta. Vuelvo al juego. Mejoró, lo cual no era difícil, pero bien Gaizka por el cambio de sistema. Pena que nos faltasen unos minutillos para conseguir algo. Dejadme que me quede con lo bueno, con la reacción del equipo y ahora… ¡A por el Eibar! Eso sí, a otra hora distinta… ¿sabrán jugar los chicos si no es al mediodía? Y como siempre…

¡Aúpa Athletic!