¡Ozú, Joaquín!

Me caía mejor Joaquín cuando no se dedicaba a meternos tres goles (es broma), pero… la vida es así.

Joaquín en modo arte (Foto: Deia)

El Athletic también es así, y de todos es sabido el afán o la suerte que nos acompaña de dar datos impactantes en el fútbol, como que un jugador que lleva mil años en activo y jamás ha metido un gol, nos lo meta a nosotros, o que venga el jugador más pequeñito de la Liga y el gol te lo meta de cabeza (su primer gol de ese modo), o un equipo que nunca gana fuera de casa y lo hace en San Mamés, o… o… o… podía seguir, pero prefiero ahorraros el trago… Fue así, ha sido así y lo seguirá siendo. Aunque todo hay que decirlo, también tenemos estadísticas de las buenas, si no que se lo pregunten a Osasuna, que el otro día les fastidiamos un récord histórico, 31 partidos seguidos sin perder en el Sadar (1 a 2), habiendo sido también los que hace mil años (en 1979, con un 1 a 8) les rompimos también el anterior mismo récord. No todo va a ser malo, jejeje… y menos con el Athletic.

La verdad es que el domingo a mí me extrañó que Joaquín no hubiese conseguido nunca un hat trick. Y aunque me da rabia que sea contra nosotros, tengo que decir que siempre me ha caído fenomenal, y me sigue cayendo. Es más, hasta creo que a él le encantará que su éxito haya sido contra nosotros y no contra otro equipo, por lo del nombre y eso. Además, hay que ver los goles… la verdad, muy muy buenos. El primero, parar con el pecho y voleón inapelable. El segundo, con una rosca perfecta para salvar a Unai y tirar a la cepa del poste, y el tercero, con velocidad y tranquilidad absoluta para tirar a donde no llega el arquero. Vamos, lo que viene siendo un máster en finalización. Menos mal que el cuarto no lo consiguió, y no llegó poker porque Unai le hizo un paradón en el segundo tiempo. Durante todo el partido estuvo de diez. Retuvo el balón lo necesario para dar pausa en los momentos finales de agobio. No había forma de quitarle el balón. Supongo que para nuestros chicos no sería «agradable» tenerle delante, porque varias veces les dejó en evidencia. Buenillo que es. Por cierto, he leído en las redes sociales que los aficionados del Athletic, que estuvieron en el campo, con su tercer gol se pusieron de pie y aplaudieron, lo que a los aficionados béticos les encantó y lo agradecieron allí, y en las redes. A lo que yo digo… ¡Cómo para no aplaudirle! Yo también le hubiese aplaudido, como creo recordar que se la aplaudido en La Catedral alguna vez al ser sustituido. Algo tendrá. Y no me refiero solo a los 38 añitos que tiene el prenda. También a que como es un buen tipo (o eso le parece a todo el mundo), tras el partido tuvo un recuerdo para nuestro crack, Aduriz, que es cinco meses mayor que el bético, al que dijo que quería mucho porque coincidieron en el Valencia (dos lujos de jugadores). ¡Felicidades, mi «arma»! o como diríamos por aquí… Zorionak, txo!

Sobre el resto del partido, decir que es muy difícil que regalando 20 minutos y 3 goles en ese tiempo, puedas llevarte algo positivo. 20 minutos horribles nuestros, pero también 20 minutos increíbles de ellos. El rival también juega y lo bordó. No supimos pararles. Pero… después, nuestros chicos estuvieron a punto de lograr la machada, lo que ya tiene mérito. El cambio de sistema en el segundo tiempo ayudó. El jugar con 3 centrales y dejar a los carrileros subir más libremente, hizo que el Betis pasase momentos de agobio. Sobre todo, con el 3 a 2. Hubo ahí una jugada definitiva que corta el árbitro (que no me gustó nada), que podía haber supuesto el empate. Me refiero a ese balón que se lleva Williams, desde mi punto de vista no era plancha, y que había dejado a Yuri solo encarando área. Una pena. Una pena de arbitraje. ¿Fue penalti a Iñaki el del minuto 5? Ahí dejo la pregunta. Vuelvo al juego. Mejoró, lo cual no era difícil, pero bien Gaizka por el cambio de sistema. Pena que nos faltasen unos minutillos para conseguir algo. Dejadme que me quede con lo bueno, con la reacción del equipo y ahora… ¡A por el Eibar! Eso sí, a otra hora distinta… ¿sabrán jugar los chicos si no es al mediodía? Y como siempre…

¡Aúpa Athletic!

Unai López coge galones

Unai, el mejor contra el Granada (Foto: Pablo Viñas)

Nunca es tarde si la dicha es buena y en este caso lo es. Unai López a base de partidos jugados de manera consecutiva como titular está demostrando el fútbol que tiene en sus botas. Seguramente el partido del domingo pasado ha sido el más completo de este jugador desde que está en la plantilla. Se habla siempre de la importancia que tiene la cantera y de lo difícil que es que salgan jugadores de Lezama. La frase es discutible, pero lo que es indiscutible es que si la gente no tiene oportunidades de manera continuada es muy difícil poder llegar a triunfar. Este año esa continuidad se la está dando a Unai López y bien que lo estamos notando en su juego. El domingo acabó el partido, lo cual no suele ser muy habitual, ya que Garitano en el minuto 70 suele elegirlo como uno de los primeros cambios que hace. Pero el domingo era casi imposible quitarlo porque estaba siendo el mejor del partido. Me alegré muchísimo por él. Es de los jugadores que se ha tenido que ganar las alubias también fuera y eso seguramente le ha curtido. Perfecto, pero si esta temporada no se le hubiese dado bolilla… Ahora está demostrando que vale, que tiene sitio, pero porque se le está dando continuidad. Si no es dificilísimo. Gaizka ha dicho este fin de semana en rueda de prensa que Unai ha aprendido otras cosas como robar balones, defender, bascular,… Sí, claro. Pero lo ha podido hacer porque lleva muchos partidos en el equipo titular. El domingo hizo su mejor partido con nosotros y no solo por dar un maravilloso pase de gol a Yuri, u otros pases similares a Córdoba o a Raúl, sino también por recuperar bastantes balones, por ofrecerse a sus compañeros, por bajar hasta la defensa a buscar el balón y luego subirlo, por dar cobertura a sus compañeros cuando salen de su sitio,… Todo esto lo hizo y durante 90 minutos. ¡Enhorabuena Unai!

Pero estas oportunidades que le está dando a Unai o incluso al mismo Córdoba también las pido para otros jugadores. Así se crece y así se sabe si alguien vale o no. El mismo Oihan Sancet puede demostrar lo que vale, si sigue jugando aprovechando que Muniain está lesionado. Lleva ya dos partidos como titular y aunque este último ha cometido bastantes más fallos, no pasa nada, es lo normal, están aprendiendo. También demostró que tiene juego y desparpajo. Errores y aciertos. Lo normal. Pero por mejorar a base de jugar, espero que vuelva a hacerlo el domingo contra el Betis en Sevilla.

Y a ver a quién le toca la oportunidad para sustituir a Raúl García. Por supuesto no me alegro de su sanción, de hecho creo que Raúl García es uno de los jugadores más insustituibles de este equipo, pero sí que quiero ver a otro de los jóvenes de titular. Llámese Villalibre, llámese Kodro, llámese Lekue, o no tan jóvenes, llámese Ganea , o llámese Ibai. Con todos estos nombres no me refiero a que pueden sustituir a Raúl , sino a cualquier otro cambio que se dé en el equipo. Vamos, que quiero oportunidades para todo el mundo, no solo para Unai y para Íñigo Córdoba. Y si se dan tendremos un equipo seguramente más potente, porque el banquillo también lo será, al estar preparado a base de minutos. Es muy difícil conseguir algo importante en la Liga si solo cuentas con 12 ó 13 jugadores. Estoy convencida que tenemos muchos jugadores de calidad en la plantilla, y no sólo los que están jugando ¡Aprovechémoslos!

Y a la vez vamos a disfrutar del puesto que ocupamos en la clasificacion. Los quintos empatados a puntos con el cuarto. 13 puntos de los últimos 15 posibles. Una barbaridad. Y que siga el domingo, otra vez, a la hora de comer… ¡A por el Betis! Y…

¡Aúpa Athletic!

Gaizka Garitano, un crack

Gaizka le ha dado la vuelta al Athletic como a un calcetín.

El Mister animando a los suyos (Foto: Deia)
Que Berizzo no dio con la tecla es una realidad, vista claramente, pero cada nuevo partido con Garitano como entrenador, queda más patente todavía. Lleva 15 puntos de 21 posibles. Todavía no ha perdido en Liga ningún partido, donde su bagaje es de 4 victorias y 3 empates. Nadie dábamos un duro porque el equipo estuviese así de bien tan rápido y tantos partidos seguidos. Ha sabido sacar lo mejor de los jugadores y sobre todo ha conseguido formar un equipo que actúa de forma coral, como grupo compacto muy difícil de superar. Antes nos hacían goles con una facilidad pasmosa y era casi imposible acabar con la portería a cero. Ahora, al revés, a los equipos contrarios les cuesta mucho hacernos ocasiones y ya no digamos goles. Somos un equipo rocoso y difícil de batir.
El cambio en la forma de jugar, además de la fortaleza defensiva está marcado por una alegría y rapidez atacante que antes no teníamos. Hemos pasado de los mil toques a la rapidez, al juego por bandas, y más directo que con el Totto. Y… ¡qué más quiere el público de La Catedral! El partido de ayer fue reflejo de ello. El equipo en el primer tiempo fue una máquina de atacar por bandas. Tanto por la izquierda como por la derecha, aunque esta última se llevó la palma, con un Óscar De Marcos y un Ander Capa estelares. Al primero le conté 5 internadas de muchísimo peligro y a Capa, secundándole por detrás, algunas también. Óscar completó su mejor partido de la temporada, aunque se vio empañada su labor por la expulsión debido a esa entrada a destiempo, aunque más que roja pudo ser amarilla, porque se vio que no va a hacer daño sino a derribar al contrario. Esta temporada Óscar está un poco más flojo que las anteriores así que seguramente este partido le habrá venido muy bien para coger confianza. El pase de gol fue suyo y si sus compañeros hubiesen estado un poco más acertados podría haber dado más asistencias.
Capa, por su parte, está tremendo. Ha recuperado la titularidad perdida con Berizzo y bien que se lo está agradeciendo a Garitano. Todo fuerza y empuje. Es difícil pararle, defensivamente es un seguro y atacando es incisivo y peligroso.
Por la otra banda, Yuri y Córdoba se entienden muy bien y fruto de ello fueron otras 3 internadas que acabaron con otros tantos tiros de Yuri a puerta. Muy bien ambos.
Juego por bandas que sobre todo en el primer tiempo desarboló al Betis que no era capaz de parar el vendaval. El Betis un buen equipo que sólo tuvo control del partido en la parte final del mismo, aunque sin crear grandes oportunidades. Sólo una maravilla de falta de Canales, que desbarató Herrerín con una intervención soberbia cuando el balón ya se colaba en la red. Iago también sacó una muy buena mano a tiro de Láinez en el primer tiempo.
También se puede destacar a los dos medio centros. Esta vez no sólo Dani García, barriendo todo, así mismo, San José hizo un gran partido. También lo necesitaba.
Lo único que nos falta es pegada. Ayer sólo Iker consiguió meter (gran gol, por cierto). Oportunidades hubo bastante pero goles no. Nos cuesta cerrar los partidos. Ayer hubo 7 u 8 jugadas muy peligrosas pero que no conseguimos materializar. Eso da vida a los contrarios porque con un sola jugada te pueden tirar todo el buen trabajo por tierra. Ayer el Betis no lo logró pero sí pasamos 15 minutos malos. Aunque al final los 3 puntos se quedaron aquí. Si conseguimos afinar la puntería los resultados van a ser todavía mejores. Así que Gaizka, sigue utilizando tu varita mágica y de ahí, hacia arriba en la clasificación. ¡Qué así sea!
Y si empezamos por el siguiente partido mejor que mejor, porque es contra la Real en Anoeta. ¡ A por la Real! Y…
¡Aúpa Athletic!

Undiano lamentable con el Athletic

Algunos hablan de mala suerte con este árbitro, yo hablo simplemente de robo.

Undiano liándola (Foto: EFE)
La estadística indica que no se puede tener tan mala suerte con nadie. Es imposible. Como imposibles son los números de Undiano con el Athletic. De 16 partidos que ha arbitrado fuera de Euskadi a los rojiblancos, tenemos la friolera de cero victorias. Cero. Redondo. Y supongo que ayer no era cuestión de estropear semejante estadística impecable. No.
Lo increíble de este árbitro es que ve cosas que nadie ve. Es un «visionario». Como cuando ayer en el minuto 68 Iborra salta con Capa dándole un codazo en la cara. Bien. Él trencilla con buen criterio pitó falta, pero… falta… ¡¡DE CAPA!! Ahí es nada. Claro. No sólo no ve lo que ocurre, sino que se inventa algo que no existe. Pero la explicación es fácil… Iborra ya tenía tarjeta y hubiese sido la segunda. Tarjeta roja.
Tampoco ve una manos del mismo jugador al borde del área propia defendiendo un tiro de Ibai que iba a gol. Tarjeta que sería la segunda (otra vez). Jugada que es previa al gol de ellos. Para colmo de males el VAR lo revisa pero tampoco ve nada. Esto es increíble.
Además hay una entrada bastante fuerte de Trigueros que podía o debería haber sido tarjeta. Se pita, pero de tarjeta olvídate. ¡Con lo fácil que Undiano se las sacaba a Gurpegi!
Si todo esto fuese poco, Williams metió un gol, que por supuesto anuló… pero se hizo revisión de VAR. Las imágenes de la tele no dejan duda. NO HAY FUERA DE JUEGO. Tardan muchísimo, y no sé por qué, pero al árbitro no las revisa directamente como se hace otras veces, y tras mucho tiempo, desde la sala de vídeo, la jugada queda anulada. En Carrusel Deportivo explican que las imágenes que se ven en la tele no son las que utilizan en las revisiones de VAR. Genial. Que son otras. Las de la tele muestran que no es fuera de juego pero ellos ven otras imágenes. ¿Sí? ¿Y por qué no lo sabíamos? Da la sensación que dicen cosas sobre la marcha para salir de marrones como éste. Y si no… que enseñen las imágenes en las que es fuera de juego y que dejen de marearnos.
Sea como fuere al Athletic hoy le han hecho perder dos puntos. Hoy tendríamos 25 y no 23. Es una vergüenza y lo malo es que da igual. Te estás jugando las alubias y aquí ni con VAR ni sin VAR si te la quieren liar te la lían y Undiano es un maestro en ello, cuando nos pilla nos la arma.
A seguir luchando y a intentar que Undiano no nos arbitre ni en un amistoso. Este año se jubila, y seguro que pide arbitrar el último partido en La Catedral… para seguir redondeando sus numeros. Madre mía.
Y ahora a por el Betis… y
¡Aúpa Athletic!

El Athletic a la deriva

He vuelto a dejar pasar un día para hablar sobre el partido del Athletic contra el Espanyol.

Otro desastre rojiblanco (Foto: Borja Guerrero)
No sé si ha sido por salud mental o por intentar verlo con un poco más de perspectiva (no es la primera vez que me pasa). Me gustaría ser más optimista pero… la situación da un poco de miedo. Los números del equipo son horrorosos pero creo que todavía es peor la imagen que estamos dando partido tras partido. Al principio me agarraba a los buenos momentos que se jugaron contra el Barcelona, contra el Real Madrid, e incluso, la primera parte contra el Betis,… pero los últimos varapalos nos han dejado a los aficionados un poco tocados.
Berizzo continuó con su cambio de táctica, poniendo otra vez en Barcelona cemento armado en el centro del campo. Cemento muy sólido pero poco o nada creador. Ello hizo que el Espaynol estuviese acogotado el primer tiempo. No jugábamos nosotros a nada, pero ellos tampoco. Todo hasta que llegó un nuevo regalo en forma de autopista libre por la banda izquierda, que aprovecharon los pericos para centrar a placer, y que otra vez, se le tomase la delantera a Íñigo Martínez, recibiendo un nuevo gol mazazo al final del primer tiempo. El Athletic tuvo una reacción y en 3 minutos tuvo las dos únicas oportunidades del primer tiempo, pero sin suerte, ya que el palo y el portero, se interpusieron entre los tiros de Williams y Raúl García y el gol. Y así al descanso, con cara de tontos otra vez, porque tampoco ellos merecían ir por delante en el marcador.
El segundo tiempo de nuevo un quiero y no puedo, una incapacidad absoluta por crear juego u ocasiones de peligro. Ellos volvieron a disponer de unas cuantas pero el marcador ahí quedó. 1 a 0. Más que de sobra para ellos y un desastre para nosotros. Encima con daños colaterales, en forma de lesión de Raúl García, el cual todavía no me explico cómo fue capaz de acabar el partido tal y como se le dobló el tobillo; en forma de lesión de Yeray, dicen que tiene para un mes; y por una inoportuna quinta tarjeta que nos deja sin Dani García, para el sábado.
Conclusión: vamos al Wanda Metropolitano a jugar contra un equipazo y encima faltándonos 3 de los titulares y con otros jugadores que salen de inicio, que no están para muchos trotes.
Pinta mal. Muy mal.
Encima tenemos unas elecciones por ahí que acechan… y que igual hoy mismo Josu Urrutia anuncia cuándo van a tener lugar. Tal y como estamos quizá cuanto antes mejor… porque si seguimos así, que sean en marzo puede ser un desastre absoluto.
Espero también que en rueda de prensa se le pregunte al presidente si están pensando en un plan B, por si esto no remonta. Yo daría como plazo el partido del Getafe. Por lo menos que lo piensen… y si no es necesario, mejor que mejor, porque eso querría decir que el Athletic ha dado la campanada contra el Atlético de Madrid. ¡Ojalá!

¡Aúpa Athletic!