El Athletic muere en la orilla contra el Real Madrid

Muy buen partido del Athletic contra el equipo blanco pero al final, como casi siempre, pierde y, por supuesto, condicionado por el árbitro.

Penalti claro (Foto: AFP/EFE)

Esta vez Gil Manzano, pero da igual, porque se llamen como se llamen siempre la lían a favor del Real Madrid. Ayer en forma de penalti claro sobre Williams, por empujón evidente de Carvajal, que no tenía ninguna opción de llegar al balón y desplaza a nuestro delantero con el cuerpo, pero también con el brazo. Por supuesto, la jugada no le planteó ninguna duda al colegiado, de hecho, nosotros tampoco teníamos ninguna duda, pero en nuestro caso, de que no lo iba a pitar. Como tampoco teníamos ninguna duda de que el VAR no lo iba a revisar. Y añado, que como tampoco teníamos ninguna duda de que la realización de la televisión no iba a repetir la jugada más que una vez y rápido. Esta película ya la hemos visto muchas veces y no nos pilla de sorpresa, pero… me sigue cabreando profundamente que ocurra una vez sí y otra también y que no pase nada. Seguido, uno de los «jóvenes» de nuestro equipo, Raúl García (perdonadme la ironía), cometió una falta clara y de tarjeta, que por supuesto recibió. Con el agravante de que ya tenía otra. Minuto 13 y con 10 ante el Madrid. Para estrangular a Raúl por cometer semejante atropello. Parece nuevo. Jamás se puede hacer eso teniendo tarjeta… y contra el Madrid, muchísimo menos. Horrible. ¿Peaje de juventud, Gaizka? (Perdonadme otra vez) Por cierto, la primera tarjeta no me pareció porque no le tocó al jugador, eso sí, venía precedida de otra jugada que sí fue falta y fuerte. Vamos, que nuestro jugador mal.

Pero esto es condicionar el partido, porque con el penalti, que no pitó, cambiaba todo. En fin.

Voy a destacar lo positivo. Gaizka volvió a dar una oportunidad a Unai Vencedor, esta vez como pareja de Dani García. Y el Athletic en los primeros 13 minutos estuvo más en campo rival atacando, que en el suyo propio. Muy bien, hasta las jugadas desafortunadas.

A partir de ahí, los rojiblancos hicieron lo que pudieron. Aguantaron bien el empuje de los contrarios, durante todo el primer tiempo. Pena, que Kroos enganchó un tiro impresionante desde el borde del área ante el que nada pudo hacer Unai Simón. ¡Qué ya es mala suerte! porque fue en el minuto 46, en el descuento.

El segundo tiempo a pesar de la inferioridad, el Athletic salió a atacar. Por cierto, enorme partido de la sorpresa en la alineación, De Marcos. Fue de los mejores, o el mejor, y fruto de una contra llevada a cabo entre Capa y él, el primero consiguió el gol del empate. Óscar no dejó de correr de arriba a abajo, hasta que Gaizka lo sustituyó. Me alegré infinito por él porque qué gusto dio verle como capitán del equipo. Y que sean muchas más.

Tras el empate vino otro asedio del Madrid hasta que obtuvieron el gol, pero los nuestros no se achantaron, y el Madrid empezó a sufrir un poco. Tanto es así, que en el descuento Vesga que salió del banquillo tuvo el empate, en una extraordinaria jugada de Yeray que sacó el balón desde la defensa, para hacer un pase a Mikel, dejándolo solo frente a Courtois. Paradón de éste y contra que culmina Benzemá, que, madre mía, ¡qué jugadorazo es!

Así acabó, con un 3 a 1 súper injusto y otra vez en el descuento, cuando podía haber sido un 2 a 2 si llega a empatar Vesga. Una pena. Una pena enorme pero… es lo que tiene jugar contra éstos.

Otro comentario que ya sabréis es lo de las tarjetas. ¡Qué cara! Tras la expulsión, Vinicius se tiró por la cara en el área, y hasta los comentaristas, !oh! dijeron que era tarjeta clara. Nada. Carvajal con el penalti ¿debería haber tenido tarjeta? Aquí dudo. Pero luego le dio patada en el tobillo a Yeray, ¡ah, claro!, las patadas blancas, todos sabemos que no cuentan, por ello, tampoco tarjeta. Kroos en un salto golpeó a Iñaki con el brazo, codo, tampoco cuenta. ¡Ah! Y la tarjeta a Lucas Vázquez podía haber sido hasta naranja. Sin más. Que me da la misma rabia de siempre.

Pero me vuelvo a quedar con el buen partido del equipo. Eso sí, perdimos y la situación es súper preocupante. Al Huesca hay que ganarle sí o sí, y sino también sí. Es imprescindible. ¡A por el Huesca! Y…

¡Aúpa Athletic!

Puntazo del Athletic en el Bernabéu

¡Qué mejor manera de acabar el año que puntuando en el Santiago Bernabéu!

Enorme Unai (Foto: AFP/EFE)

Chapeau por el Athletic, que con una alineación novedosa, consiguió ayer rescatar un empate contra un muy buen Real Madrid, que no dejó de asediar la portería de un más enorme todavía Unai Simón.

Gaizka Garitano puso cemento armado en su alineación, por medio de tres centrales y dos carrileros, y acompañando a Dani García con Vesga. Sorprendente, sobre todo la titularidad de este último citado, pero Mikel no dejó en mal lugar a su entrenador, porque hizo seguramente su mejor partido desde que está con nosotros. Muy bien, Vesga.

Los 3 centrales parecía una posibilidad clara al no estar disponible Capa y para darle más consistencia al equipo frente a un Real Madrid que ya sabíamos que iba a salir al ataque con enorme calidad. Iñigo estuvo sobresaliente y Yeray y Núñez notables. Los carrileros Yuri y Lekue también muy bien. Iñigo Lekue no solo en la faceta defensiva, también tuvo la suficiente fuerza a lo largo de todo el partido de subir y en los minutos finales para hacer dos internadas importantes. Pena que en la primera Carvajal le quita de las botas el gol a Williams y en la segunda que no le cogió la rosca el efecto deseado. Pero muy muy bien Lekue.

Kodro también fue titular y solo tuvo una pero la enchufó a gol. Pena que era fuera de juego por un par de centimetros. Kenan la que tiene parece que la mete. Da la sensación de que no está pero… tiene una eficacia rematadora que llama la atención.

Iñaki en el primer tiempo estuvo muy bien jugando de espaldas y bajando los balones y dándolos a los compañeros para seguir en ataque. Algo que me llamó la atención. Me encantó su primer tiempo. Esa falta que le pitan cortándole un contraataque… en fin…

En la parte negativa un par de frivolidades de Dani que nos pudieron costar dos goles, pero no puedo poner más peros al equipo porque no creo que los hubo.

Y de Unai, no sé ni qué decir. Impresionante. Amargó la vida al Real Madrid y alegró la nuestra. Este portero da muchos puntos y es nuestro. ¡Genial! Y encima ayer nos recordó a «mari postes» Juanjo Valencia. Ayer dos largueros y un palo. Para sacar algo de Madrid necesitas jugar muy bien y encima tener suerte y ayer la tuvimos, y mucha. Bienvenida sea y ya era hora de tenerla allí.

El Madrid tuvo muchas ocasiones, pero nosotros tampoco renunciamos al ataque. Paradón de Courtois frente a Iñaki, un mas que posible penalti a Yuri, el gol bien anulado a Kodro, y en el segundo tiempo, otra de Iñaki, la de Lekue, la de Villalibre. Vamos, que no renunciamos al ataque. Es más, en esos vergonzosos 6 minutos de descuento que se inventa el árbitro con una desvergüenza flagrante, tuvimos más ocasiones nosotros que ellos. Si en esos 6 minutos de prolongación (hasta que el Madrid marque) decretados por el árbitro (¡es asqueroso como se les ve el plumero!), hubiésemos marcado nosotros el gol de la victoria (no estuvimos lejos), hubiese sido el extasis total. Justicia poética se le llama. ¿Que eres un caradura que no sabes cómo ayudar al Madrid…? pues toma gol. Una pena que no ocurriese.

Como conclusión un gran punto que pone el broche de plata, o mejor de oro a un año sorprendente del equipo, y de Gaizka Garitano, que cogió el grupo en descenso y ha conseguido nada menos que 65 puntos, 5° en el ranking hipotético de este año (dato sacado de Adurizpedia). Impresionante. ZORIONAK, Athletic!

Y ya aprovecho para desearos a todos los athleticzales, y a los que no lo sois también, unas felices navidades y un gran año 2020 lleno de salud, alegrías, triunfos, y… ya puestos, de algún alegrón deportivo, léase la Copa (esto solo a los athleticzales).

Lo dicho… ZORIONAK, URTE BERRI ON ETA BIZI AMETSA!!!

Y… por supuesto… ¡AÚPA ATHLETIC!

¡Así, así, así empata el Madrid!

Esta película ya la hemos visto muchas otras veces con el Real Madrid.

Vaya arbitraje… (Foto: Athletic Club)
Lamentable pero es así. El Athletic le va ganando en su casa 0 a 1. Minuto 87 y gol del Real Madrid en claro fuera de juego de Sergio Ramos, que hace intención de tocar el balón. Por supuesto, el línea no lo ve. Así como tampoco ven una mano como un sol de Carvajal en el primer tiempo en su área. E incluso en el segundo tiempo otro brazo de Carvajal rechazando un tiro que entraba,… En fin… esto es el fútbol, así es el Madrid y así actúan los árbitros favoreciéndolo. Esta vez incluso no me he enfadado tanto… triste pero creo que me he acostumbrado… ya me parece hasta casi normal que nos roben. Si le roban al Bayern, si le roban a la Juve… pues será normal que nos roben también a nosotros. Esta vez el fenómeno trencilla era Martínez Munuera… pero ¡qué más da! Se llame como se llame siempre pasa lo mismo. No me olvido de los linieres que la mayor parte de las veces la culpa es de ellos. De estos no sabemos los nombres, pero… ¡ni falta que hace! Por cierto, Cristiano, ¡deja de tirarte en las áreas! Menos mal que el árbitro no ha picado (hubiese sido la guinda), pero eso sí, te ha perdonado la tarjeta que te merecías por tirarte.
Y no se me olvida el nuevo detallito de «señorío y deportividad» de los blancos no tirando el balón fuera con Íñigo Lekue en el suelo, cuando en el primer tiempo Córdoba ha frenado un contrataque al dolerse Carvajal. Lamentables.
Y ahora, hablando de fútbol (lo otro es asqueroso), decir que de nuevo Kepa ha estado excepcional. Supongo que se estarán comiendo los higadillos en Madrid por la pifia de dejar escapar a este porterazo… ¡qué se lamenten lo que quieran! Él ha conseguido mantener al Athletic en el partido con sus intervenciones.
Mucho nivel también en Íñigo Martínez y en Unai Núñez. No echo de menos a Aymeric absolutamente nada.
Iñaki Williams definiendo cara a puerta como le pedimos… perfecto, tras pase maravilloso de Íñigo Córdoba que lo deja solo frente al portero.
En general todo el equipo ha estado muy bien. Es dificilísimo aguantar al Madrid en su campo y a su ataque continuo, pero lo han conseguido, de nuevo, como en Villarreal, con un trabajo coral de todo el equipo.
La pregunta otra vez es la misma ¿por qué son capaces de jugar así, en el estadio de la Cerámica y en el Bernabeu y luego hacerlo tan mal en San Mamés? Ni idea. ¿Cúal será la versión contra el Levante el lunes? A saber…
¡A por el Levante y aúpa Athletic!