Gran derbi del Athletic

Así sí Athletic. Así sí.

Raúl en estado puro (Foto: Marca)

Así se juega un derbi. Saliendo a comerte a los rivales a los que no les dejas ni respirar y mucho menos sacar el balón con un poquito de criterio. Asfixiados pasaron los blanquiazules todo el primer tiempo. La Real era un muñeco ante los rojiblancos. Y esto que estoy diciendo se puede ver claramente demostrado en las estadísticas. 10 tiros del Athletic frente a ninguno de la Real. Ahí es nada. La Real parecía una mera comparsa que se tenía que limitar a conseguir un penalti inventado por el árbitro de turno, que pitan facilísimo siempre en nuestra contra, pero que esta vez el VAR echó por tierra. Falta fuera del área. Y seguido otra parada del VAR para ver si es penalti una posible mano de Íñigo Córdoba. ¿Por qué revisan esa jugada y no revisaron la semana pasada la mano en el área del Getafe? Vaya usted a saber.

La Real no hizo más y nosotros sí. dos goles como dos soles. Un Capa en estado de gracia que, de nuevo en un saque de banda, tras una internada, pone un perfecto balón que Iñaki se limita a empujar a la red. Y Raúl García, que no quiere que Aduriz sea el único que hace maravillosos goles, se inventa un tiro medio vaselina desde el borde del área, que es una pasada. Un grande, Raúl es un grande.

Y en el segundo tiempo, aunque los rojiblancos no pudieron mantener el ritmo de la primera parte, no sufrieron tampoco mucho ya que la Real su primer tiro a puerta lo hizo en el minuto 83 y el segundo, en el minuto 97. Nada más. Bueno, entre medio hubo un gol anulado por claro fuera de juego. El Athletic tuvo más oportunidades que la Real también en este segundo tiempo, con otros cinco tiros a puerta. Pena, que alguna de las jugadas no estuviesen bien finalizadas porque les podían haber caído unos cuantos goles más. Pero tampoco hay que pasarse. Un dos a cero está fenomenal. Sobre todo porque leyendo la prensa donostiarra esta semana pasada parecía que el partido lo tenían ganado ellos sin jugar, por la enorme calidad de sus jugadores, que… nuestros jugadores, con un buen partido, no les han dejado demostrar. Calidad que sí hemos visto en Capa, Yuri, Dani y Raúl García, que han estado inmensos los cuatro.

Bien Athletic, muy bien. Y ahora llegamos al parón plenos de moral, que siempre viene bien.

¡Aúpa Athletic!

Mateu,… ¡¡¡jubílate, por favor!!!

Cada vez que escucho que un partido del Athletic va a ser arbitrado por Mateu Lahoz, como diría el gran Forges, se me abren las carnes.

Mateu, protagonista (Foto: Pere Punti)

Las estadísticas que tenemos con este colegiado son aterradoras. En 30 partidos de Liga 20 derrotas, más del 66%, y sólo 6 victorias, el 20%. Un desastre se mire por donde se mire. Y cada año que pasa, aunque parezca imposible, las estadísticas se van empeorando.

Contra el Getafe el sábado, como es normal y era previsible, nos volvió a perjudicar. Son tantos los detalles que es descarado.

Nada más comenzar el partido le sacó una tarjeta amarilla a Capa, que si bien es tarjeta porque es un agarrón, la jugada viene precedida de un agarrón inicial de Cucurella, que por supuesto no pitó. En un par de jugadas dudosas sobre si eran córner o saque de puerta, él no dudó en ningún momento. Como era en el área del Athletic, por supuesto decretó córner. Y la jugada que fue en el área del Getafe, por supuesto designó saque de puerta. Sin dudarlo. Claro, luego ves las repeticiones y, casualidad, son al revés.

Al final del primer tiempo los jugadores del Athletic pidieron penalti por mano. Lahoz, no dudó. Ni siquiera consultó con el VAR. Mateu nunca duda con nosotros. De nuevo, las repeticiones demuestraron que el remate de cabeza de Unai Núñez que va hacia puerta es cortado por el brazo del defensor que está totalmente separado del cuerpo. Si hubiese sido en el área contraria, sin duda, hubiese consultado con la sala de máquinas , y hubiese sido penalti, pero en el área del Getafe no, ¿para qué va a consultar?… déjate… no vaya a tener que pitar penalti a nuestro favor y le salga un sarpullido…

En el segundo tiempo tras un salto Williams queda doliéndose en el suelo, Mateo pasa por al lado de él, le mira, pero no detiene el partido porque el que estaba atacando era el equipo contrario. Cuando se detiene el juego no pasa absolutamente nada. La repetición nos muestra como el jugador azulón, después de saltar, en el aire, mete una coz en las costillas a Iñaki. El VAR no lo revisa, o si lo revisa, le da igual. Os recuerdo que el año pasado en un partido nuestro el VAR revisó una jugada que el árbitro no había visto y sacaron una tarjeta amarilla a Unai Núñez. El sábado tuvo que ser roja, pero, ¡qué va!… no se quiso sacar.

Seguro que se me está olvidando alguna jugada, pero lo dejo ya. Esto es para demostrar que lo de este árbitro con el Athletic no es casualidad. NO. NO ES CASUALIDAD. IMPOSIBLE

Así que, si el año pasado una de las mayores alegrías de toda la liga y para TODOS los aficionados rojiblancos fue la jubilación de Undiano Mallenco (otro árbitro absolutamente nefasto para nuestros intereses), ahora rogamos, todos juntos… por favor, Mateu,… POR FAVOR ¡¡JUBÍLATE YA!!

Don ARITZ ADURIZ

Este comentario que voy a escribir podía estar única y exclusivamente compuesto por las tres palabras que he puesto en el título y por la siguiente foto.

Grande Aritz (Foto: EFE)

No sería necesario más. Todos lo entenderíais. !Qué mejor forma de comenzar la temporada que como lo ha hecho el gran Pichichi rojiblanco! Este hombre nos deja sin palabras. No se le puede pedir más. Ha salido al campo en el minuto 85, cuando el Barcelona llevaba achuchándonos y agobiándonos todo el segundo tiempo. No conseguíamos salir de nuestra área. Pero el primer balón que le llega a nuestro ariete lo convierte en una maravilla visual, estética y plástica que no nos vamos a cansar de ver. ¡GOLAZO!. Un balón que viene de Capa, fortísimo y que se le queda atrás. Nada, no importa. Aduriz se saca de la chistera una media chilena ante la que Ter Stegen sólo puede quitarse el sombrero y aplaudir. ¡EXTRAORDINARIO! Y si la comunión entre los aficionados y los jugadores había sido durante todo el partido impresionante, a partir de ahí se convierte en la locura. Que el público estaba rendido a Aritz, antes de este partido, es evidente y lo demuestra el hecho de que ayer también desde que salió se le estaba cantando su canción. Y él como agradecimiento nos regaló un gol que seguro que a ninguno de los que estábamos ayer en San Mamés se nos olvidará. Ni a los que estábamos ni a los que no estaban.

Aritz Aduriz, grande y único.

Tres puntos que conseguimos en el inicio liguero contra el Barça de Ernesto Valverde, sin Messi, pero plagado de grandes jugadores. Primer tiempo muy bueno del equipo con dominio claro rojiblanco y buenas oportunidades que no se materializan. El Barcelona tuvo dos palos, uno de ellos tras una excepcional parada de Unai Simón, una de las sorpresas de la jornada.

Como bien comentó Gaizka Garitano en rueda de prensa tras el partido, en el segundo tiempo el dominio fue absoluto del Barcelona, ya que el Athletic no pudo mantener esa presión tan alta inicial durante los segundos 45 minutos. Por ello, se sufrió y se sufrió mucho, pero tampoco el Barcelona hizo grandes oportunidades (algunas de Rafhina y de Rakitic, los mejores blaugranas). El equipo supo estar muy ordenado y bien cerrado, y ya teníamos el arma secreta final preparada, para dinamitar y decantar el partido a nuestro favor. Aritz al campo, golazo y 3 puntos que saben a gloria, por ser casi siempre imposibles de obtener contra el Barceñona.

¡Aúpa Aritz eta aúpa Athletic!

Tercera victoria consecutiva del Athletic

El milagro Garitano sigue su curso y continúa dando los puntos de tres en tres.

Como dijo él ayer ya hemos conseguido la permanencia con estos 43 maravillosos puntos que en enero nadie pensaba que los íbamos a tener tan pronto. Estamos de dulce. Seguramente este partido con Berizzo se hubiese perdido, o seguro empatado. Pero con Gaizka se está teniendo también esa suerte que nos faltó anteriormente. Penalti claro en el descuento sobre Muniain al que pisan de manera clara. Pueden protestar los jugadores, el presidente y el entrenador del Levante lo que quieran, pero el penalti es clarísimo. Penalti que nos da los 3 puntos.

Volviendo al inicio decir que en el primer tiempo el Athletic jugó francamente bien y dominó de arriba abajo a los levantinos, que peligro sólo generaron con la falta que iba a gol pero que Iago se encargó de sacar con una buena parada. Córdoba fue en este periodo un vendaval, que dio dos asistencias como dos soles para que los rojiblancos se pusieran dos a cero, y viviesen un tiempo plácido, con otras tantas oportunidades generadas. Pena que no se materializase otra. Bueno, se me ha olvidado comentar que al Levante le anulan un gol al final del primer tiempo. Pero la falta sobre Herrerín en el remate del córner es clara. Bien anulado.

El segundo tiempo por el contrario es claramente del Levante que se metió en el partido gracias a un penalti nada más empezar. Penalti raro y dudoso pero penalti. Además, empezamos a tener problemas físicos y Raúl y Capa tuvieron que abandonar el terreno de juego. Beñat con la reserva también fue cambiado y entró un Iturraspe que parece que está más fuera que dentro. Da la sensación de que salió a jugar porque no había más remedio. Digo esto porque supongo que Gaizka Garitano no confía mucho en él. Lo extraño, desde mi punto de vista es que en la convocatoria no estuviese Nolaskoain. Pero ahí tuvo que salir Ander. El dominio era ya del Levante y aunque sin mucho peligro… ahí llegó otro córner en el ultimo minuto, y esta vez sí le roban la cartera, a Yeray, que hasta ese momento había estado imperial. Inmenso el central pero… con este lunar final. Menos mal que Muniain se encargó de que no nos acordemos más de ese fallo, ya que metió el penalti en el descuento para dar los tres puntos a su equipo. 3 puntazos que hacen que vayamos a Getafe con un objetivo claro, acercarnos a los madrileños en la clasificación. ¡Quién nos iba a decir que ibamos a estar así!

¡A por el Getafe! Y…

¡Aupa Athletic!

Gaizka Garitano, un crack

Gaizka le ha dado la vuelta al Athletic como a un calcetín.

El Mister animando a los suyos (Foto: Deia)
Que Berizzo no dio con la tecla es una realidad, vista claramente, pero cada nuevo partido con Garitano como entrenador, queda más patente todavía. Lleva 15 puntos de 21 posibles. Todavía no ha perdido en Liga ningún partido, donde su bagaje es de 4 victorias y 3 empates. Nadie dábamos un duro porque el equipo estuviese así de bien tan rápido y tantos partidos seguidos. Ha sabido sacar lo mejor de los jugadores y sobre todo ha conseguido formar un equipo que actúa de forma coral, como grupo compacto muy difícil de superar. Antes nos hacían goles con una facilidad pasmosa y era casi imposible acabar con la portería a cero. Ahora, al revés, a los equipos contrarios les cuesta mucho hacernos ocasiones y ya no digamos goles. Somos un equipo rocoso y difícil de batir.
El cambio en la forma de jugar, además de la fortaleza defensiva está marcado por una alegría y rapidez atacante que antes no teníamos. Hemos pasado de los mil toques a la rapidez, al juego por bandas, y más directo que con el Totto. Y… ¡qué más quiere el público de La Catedral! El partido de ayer fue reflejo de ello. El equipo en el primer tiempo fue una máquina de atacar por bandas. Tanto por la izquierda como por la derecha, aunque esta última se llevó la palma, con un Óscar De Marcos y un Ander Capa estelares. Al primero le conté 5 internadas de muchísimo peligro y a Capa, secundándole por detrás, algunas también. Óscar completó su mejor partido de la temporada, aunque se vio empañada su labor por la expulsión debido a esa entrada a destiempo, aunque más que roja pudo ser amarilla, porque se vio que no va a hacer daño sino a derribar al contrario. Esta temporada Óscar está un poco más flojo que las anteriores así que seguramente este partido le habrá venido muy bien para coger confianza. El pase de gol fue suyo y si sus compañeros hubiesen estado un poco más acertados podría haber dado más asistencias.
Capa, por su parte, está tremendo. Ha recuperado la titularidad perdida con Berizzo y bien que se lo está agradeciendo a Garitano. Todo fuerza y empuje. Es difícil pararle, defensivamente es un seguro y atacando es incisivo y peligroso.
Por la otra banda, Yuri y Córdoba se entienden muy bien y fruto de ello fueron otras 3 internadas que acabaron con otros tantos tiros de Yuri a puerta. Muy bien ambos.
Juego por bandas que sobre todo en el primer tiempo desarboló al Betis que no era capaz de parar el vendaval. El Betis un buen equipo que sólo tuvo control del partido en la parte final del mismo, aunque sin crear grandes oportunidades. Sólo una maravilla de falta de Canales, que desbarató Herrerín con una intervención soberbia cuando el balón ya se colaba en la red. Iago también sacó una muy buena mano a tiro de Láinez en el primer tiempo.
También se puede destacar a los dos medio centros. Esta vez no sólo Dani García, barriendo todo, así mismo, San José hizo un gran partido. También lo necesitaba.
Lo único que nos falta es pegada. Ayer sólo Iker consiguió meter (gran gol, por cierto). Oportunidades hubo bastante pero goles no. Nos cuesta cerrar los partidos. Ayer hubo 7 u 8 jugadas muy peligrosas pero que no conseguimos materializar. Eso da vida a los contrarios porque con un sola jugada te pueden tirar todo el buen trabajo por tierra. Ayer el Betis no lo logró pero sí pasamos 15 minutos malos. Aunque al final los 3 puntos se quedaron aquí. Si conseguimos afinar la puntería los resultados van a ser todavía mejores. Así que Gaizka, sigue utilizando tu varita mágica y de ahí, hacia arriba en la clasificación. ¡Qué así sea!
Y si empezamos por el siguiente partido mejor que mejor, porque es contra la Real en Anoeta. ¡ A por la Real! Y…
¡Aúpa Athletic!