Derbi en el Reale perdido

El mejor Isak (Foto: EFE)

Enhorabuena a la Real Sociedad por haber ganado ayer el derbi en el Reale Arena.
No seré yo quien critique a Garitano por la alineación que sacó. Es más, yo hubiese sacado algo muy parecido. Incluso hubiese dejado a Yeray y a Capa en el banquillo. Tengo claro que en este momento el partido más importante es el que el Athletic va a disputar el miércoles en San Mamés contra el Granada por semifinal de Copa. Ello convirtió el partido de ayer en secundario. ¿Que lo queríamos ganar?
Por supuesto. Pero no cansando ni medio minuto a los que fuesen a jugar el miércoles. La apuesta estaba saliendo bien hasta que salió al terreno de juego Isak en el segundo tiempo, que podemos decir que él solito derrotó al Athletic. Una asistencia y un gol. Y además de los goles, creó muchísimo peligro. El primer gol donostiarra lo igualamos con un soberbio pase de Muni a Iñaki, que resolvió perfectamente el delantero. Pero de ahí en adelante, todas las decisiones de Iker fueron incorrectas. Primero estropeando un contraataque haciendo un pase complicadísimo entre líneas a Williams, que le dio a éste en el talón, cuando podía haber pasado a Ibai a la izquierda, que estaba totalmente solo. Tras perder el balón, la siguiente jugada fue el gol de Isak. Por si fuera poco, volvió a desaprovechar un contraataque no pasándole a Iñaki en la izquierda, que estando solo se podía haber ido a encarar a Remiro. Pero Iker prefirió girar sobre sí mismo, con el balón, como tantas veces… pero perdiéndolo. Para seguido… hacer la entrada que le supuso la roja. Lo único bueno, de todo, fue que se quedó en el campo disculpándose y viendo cómo estaba Oyarzabal, hasta que éste se levantó. Error de entrada pero por lo menos, disculpas inmediatas… Una pena todo lo demás, porque el Athletic podía haber conseguido algo más. El empate hubiese estado muy bien. Pero no fue posible y ahora ya hay que pensar en la Copa.
Como positivo, otra vez, el primer tiempo de Asier y tres detalles de Kodro, dos a modo de pase atrás que crearon algo de peligro y un tiro a puerta. Pueden aportar si se les sigue dando minutos.
Y el miércoles a recibir al Granada que va a ser un hueso duro de roer pero… hay que ir… ¡a por ellos! Y…
¡Aúpa Athletic!

El Athletic por corazón en semis

Nueva machada del Athletic en la Copa, que elimina al Barcelona y se sitúa semifinales.

Iñaki goleador (Foto: AFP/EFE)

¡Felicidad absoluta!

En una noche mágica en la que el público de La Catedral empujó a sus leones hasta el triunfo, conseguido in extremis (minuto 92), frente al todopoderoso Barça del enorme Leo Messi (¡qué calidad tiene), el Athletic fue muy grande. La fe mueve montañas y empuja a equipos a conseguir estas gestas. Los blaugranas son un equipazo que jugó un muy buen partido, y que tuvo unas cuantas ocasiones para habernos derrotado, pero… Ahí estaban los defensas para rechazar todos los tiros de Ansu Fati, y ahí estaba un enorme Unai Simón para amargarles la noche a Griezman y Messi que tuvieron las más claras ocasiones… pero… ¡no sólo ellos van a ser buenos! Nosotros también. Messi se llegó incluso a desesperar. ¡Vaya entrada que hace cuando el juego estaba parado!, tarjeta amarilla, que podía haber sido incluso roja.

Duro Messi (Foto: AFP/EFE)

Él ponía además el juego de su equipo, distrubuyendo y creando ocasiones. Es un espectáculo verlo pero… no fue suficiente. Simón le sacó con el pie su tiro. De 100 le entran 99 pero, Simón es mucho portero…

Y de ahí, pasamos al minuto 92… cuando Ibai, recien salido al campo, pone desde la derecha un balón con su pierna izquierda (¡qué maravilla de pase!), y ahí, que aparece Williams para poner la cabeza lo justo y que el balón pase por encima de la defensa y sobrepase a Ter Stegen. Igual el Barça, tuvo más oportunidades, igual nosotros estábamos muertos fisicamente y por eso en los últimos 20 minutos del segundo tiempo, estábamos sufriendo muchísimo, frente a un Barça que a partir de ese momento empezó a dominar totalmente el partido… Igual… Pero la fe y el corazón de este equipo hace cosas que igual no hacen las piernas. Como por ejemplo, el gol en el descuento. El Barcelona nos dejó vivos, el león estaba herido, y así es muy peligroso. Capaz incluso de dar el zarpazo definitivo, por medio de su pantera (¡no todo van a ser leones!) Y… el delirio, el júbilo, la alegría, las lágrimas,… Lágrimas, no solo las del Barcelona por su derrota, sino también las nuestras por la alegría de pasar a semifinales y sobretodo, eliminando a este equipo, que nos lleva amargando una década, eso sí con el intervalo de alegría de haberles quitado una Supercopa, dándoles un repasito. Pero ayer, alegría, por que los leones volvieron a ser muy grandes como lo están siendo durante toda la Copa. Esfuerzo enorme. Físicamente estaban fundidos y si llegamos a ir a la prorroga hubiese sido la crónica de una muerte anunciada. Así que, gracias chicos por vuestro corazón, por vuestra fe, vuestro trabajo,… por todo… porque nos habéis vuelto a llevar a semifinales y nos permitís seguir montados en la ilusión de que…

AURTEN, BAI!!!!!

¡ESTE AÑO, SÍ!

Ilusión que hay que seguir trabajando porque nada está conseguido. Esto ha sido solo un pasito. A ver el sorteo qué nos depara hoy a la una. Pero sea el equipo que sea, seguro que no es fácil. A seguir luchando Athletic y que sepas, que no estás sólo. Estamos todos detrás, o al lado, o delante. ¡Todos juntos a por ello, a por el mismo objetivo!

Aurten, bai! Koparen bila!

¡Aupa Athletic!

Gran Yuri Berchiche en Sestao

No escribía desde el 23 de diciembre del año pasado, así que permitidme que primero os felicite el año. Un año que espero nos dé una alegría y si es en la Copa, mejor que mejor.

Primer gol de Yuri (Foto: Pablo Viñas)

Garitano parece que quiere lo mismo que yo ya que el sábado ante el Sestao, a pesar de la diferencia de categoría, no dejó ninguna posibilidad a las sorpresas, poniendo en el campo la alineación casi titular. Perfecto, ya que a partido único no te la puedes jugar. Si no que se lo pregunten al Alavés o al Getafe.

Lo mismo debió pensar Yuri Berchiche que desde el minuto uno se puso en modo apisonadora, mientras subía y bajaba la banda sin descanso. Está claro que el rival era el Sestao, pero la exhibición del jugador fue impresionante. Daba la sensación que era la primera oportunidad que le daba el entrenador y se tenía que dejar el alma y todo lo demás en el intento, para no defraudarle. Demostró ser un portento físico, ya que acabó el partido rematando un balón a la red casi desde el área pequeña, en su enésima subida atacando. También hizo la asistencia del primer gol, desmarcándose, viendo que Ibai sacaba rápido una falta, pillando desprevenida a la defensa, y haciendo un pase atrás que Villalibre fusiló a la red. Además, metió el segundo gol de la noche, desmarcándose de nuevo y compenetrándose perfectamente con Íñigo Martínez, que le pasó al hueco, dejándolo solo frente al portero, al que pudo batir, centrando el balón a la red por encima de él. No solo hizo esto en ataque, sino que hizo otro buen montón de subidas… sin descuidar para nada las tareas defensivas, a pesar de que el Sestao tampoco le exigió mucho en estas lides, pero bajar siempre hay que bajar y él desde luego lo hizo. Impresionante. El mismo Yuri al acabar la Liga pasada comentó que no estaba del todo contento ya que no habíamos visto al verdadero jugador que era, y que en otros equipos también le había pasado el rendir más en su segunda temporada. Razón tenía, porque esta temporada está brillando mucho más. Que siga mejorando y el equipo se lo agradecerá doblemente.

Otro jugador al que tengo que destacar en este partido es a Asier Villalibre, el cual consiguió quitarse un enorme peso de encima, por haber podido marcar su primer gol en partido oficial con el Athletic desde que ha vuelto a la primera plantilla. Encima marcó por partida doble. Me alegro muchísimo por él ya que seguramente eso le quitará mucha presión. El delantero siempre vive de goles y si estos no se dan se pone en tela de juicio su trabajo, incluso en este caso, en el que las oportunidades que le ha dado Garitano tampoco han sido tantas. De hecho, la del sábado fue su segunda titularidad en 14 participaciones. Lo demás han sido minutos sueltos. Su otra titularidad fue en la Copa también. No está nada fácil participar en el equipo y encima, en su caso, tiene que competir con Kenan Kodro, que parecía que le había tomado la delantera, en los últimos partidos, ya que fue titular tanto en el Bernabéu como en el Sánchez Pizjuán. Yo les veo a los dos posibilidades. Se mueven muy bien, son rápidos y fuertes y protegen bien el balón, dan opciones de pase a sus compañeros con sus desmarques y ni uno ni otro se lo piensan cuando hay que tirar a puerta. Si tienen minutos van a acabar cuajando. ¡Suerte a los dos!

Y ahora el próximo domingo a por el Celta, con el que tampoco hay que confiarse. De hecho, ya nos la armó en la primera vuelta. En San Mamés no nos puede pasar lo mismo. ¡A por el Celta! Y…

¡Aúpa Athletic!

Marrón copero solventado por el Athletic

Ibai marca en el primer minuto (Foto: Athletic Club)

Estas eliminatorias de Copa a partido único son muy complicadas y si no que se lo pregunten al Alavés, eliminado por el Jaén, o al Malaga derrotado por el Escobedo, o al Extremadura eliminado por el Portugalete. Portu al que desde estas líneas aplaudo encantada, sabiendo que desde «más allá» hay un aficionado portugalujo que se ha alegrado más que nadie (Txema Garaizabal, fallecido recientemente y muy querido en el Club y en el pueblo).

Lo dicho, son eliminatorias difíciles lo que se demuestra con los datos aportados por Adurizpedia en Twitter, donde nos recuerda que de las 12 eliminatorias que ha jugado el Athletic contra equipos de categoría inferior es la primera vez que golea. Además se fue eliminado dos veces y otras dos paso pero con los agobios de la prórroga. Vamos… que no son ningún chollo.

Asi que ayer nuestros chicos empezaron de la mejor forma posible que fue meter un gol en el primer minuto por medio de Ibai. Además se dieron oportunidades a jugadores a los que vemos poco o nada. Larra que acabaría contento con sus dos asistencias. Lekue que destacó en el segundo tiempo poniendo muy buenos balones y que seguramente será el que juegue en el Bernabeu, ya que Capa está sancionado. Villalibre al que, a pesar de no tener mucha fortuna ayer, le sigo viendo algo. Kodro que estará encantado con su efectividad. Salir desde el banquillo, ser objeto de penalti y transformarlo. Efectividad total para los pocos minutos que ha disputado. Balenziaga que se hartó de subir la banda. Beñat, el más participativo en el centro del campo. Vesga que seguramente fue el que más desaprovechó la oportunidad. Pasó desapercibido participando poco en el juego, igual porque los galones nos quiso asumir Beñat. Los asumió y bien. Dejándose ver, incluso en remates a puerta, que llego a hacer 3 (un palo y el gol incluidos). De Núñez y de Iago Herrerín poco puedo decir porque el Intercity no achuchó prácticamente nada. Oihan Sancet pocos minutos pero se dejó ver con alguna internada peligrosa.

Al final 0 a 3, eliminatoria solventada sin sobresaltos y diversas pruebas realizadas, viendo qué pueden ofrecer otros jugadores y, a la vez, dando descanso a jugadores que seguramente lo necesitaban. Todo perfecto.

Y ahora a preparar el partido del domingo contra el Real Madrid, contra el que habrá que hacer fenomenal las cosas si queremos sacar algo positivo. Se puede. Así que… ¡a por el Real Madrid! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Y en la Copa qué… tras el fiasco contra el Eibar?

No he sido capaz de escribir hasta ahora, porque tampoco tenía muy claro qué poner.

Jon Rahm en La Catedral (Foto: EFE)

Lo único salvable del sábado en San Mamés fue el homenaje que se hizo en el inicio a nuestro golfista Jon Rahm. Luego, en el partido, casi casi, la nada más absoluta. No recuerdo haberme aburrido tanto en un partido de fútbol nunca jamás. La pregunta es ¿cómo es posible jugar tan mal al fútbol contra un equipo que estaba bajo mínimos? La respuesta quizá la dio Gaizka Garitano en rueda de prensa tras el partido al decir que había sacado a San José debido a que el juego el Eibar era fundamentalmente por alto y pretendía fortalecer al equipo. Es decir, viene un equipo que últimamente no sacaba ningún punto, a San Mamés ¿y tú te adaptas a su juego? Pues así nos fue. El Eibar encantado con el cambio y nosotros sin crear una sola jugada con criterio. Mal muy mal. Si el contrario no quiere jugar el balón, no hagas lo mismo. No sé. Deja a Unai López donde lleva toda la Liga y sigue dando minutos a Sancet, porque se supone que estás tú en tu campo y quieres y debes mandar en el partido y crear ocasiones de gol. Pero bueno no quiero centrar solo la crítica en el entrenador, ya que los jugadores son los que están en el campo y los que deben hacer también algo parecido al fútbol, pases con criterio, sin ser maravillosos pero que lleguen a tu compañero que está a dos metros. Hubo una jugada (digo jugada por llamarla algo), que seguro os acordáis. Dos jugadores nuestros pegados ambos a la banda de la Tribuna Este, separados entre ellos unos 8 u 10 metros, y un tercer jugador, que tenía el balón, unos 3 metros más hacia el centro del campo. Les hace un pase… no se sabe a cuál de ellos, pero el balón va justo a la mitad del espacio entre ambos, (imposible para los dos), es decir, directamente a fuera de banda. MADRE MÍA. Esa jugada es el resumen del partido. Un desaguisado. Conseguimos un punto por el empate, pero porque el Eibar tampoco hizo nada.

Por buscar algo positivo, Ibai, pone el balón parado infinitamente mejor que cualquier otro compañero y el equipo mejoró algo en el segundo tiempo con él. Y Villalibre, pocos minutos pero se notó también. Tuvo una disposición distinta. Más participativo y con muchas ganas. Pide más minutos y un poco de continuidad. Que apueste por uno u por otro, Kodro o Villalibre, pero que les dé verdaderas oportunidades.

Y luego a las 21:00 al lío contra el Intercity en Copa. Miedo me da. Miedo nos da. O mejor… ¿quién dijo miedo? A ver qué cara nos enseñan hoy. Sea cual sea ¡a por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!